pastor samuel acevedo

Transformados A Través de Jesús

san lucas capítulo 9 comenzando con el

versículo 28

lucas capítulo 9

comenzando con el siglo 28 mientras

abran sus biblias

ah

[Música]

mal en ese podemos mostrar ese primer

deslave

el dispositivo

qué creen de esto yo sé que es en

español que digan en inglés es un dicho

por el autor cristiano y del autor ser

en esta tarde ustedes van a oír de parte

de varios de mis favoritos puestos

tenemos grandes de varios de mis

a autores favoritos

este es un dicho por el autor del autor

que me ha tocado mucho en inglés le

un árbol vivo

este monte por tanto nada

lo que hice compartir en el original del

inglés

porque no quería disminuir de su efecto

su poder pero una traducción de esa

declaración puede ser lo que creo acerca

de dios es la cosa más importante acerca

de mí

o la cosa más importante acerca de mi

vida

lo que creo acerca de dios

cuando volví a pagar

es la cosa más importante acerca de mí

eso es lo que creen

de esa declaración estamos viviendo en

unos tiempos interesantes como nunca

antes estamos bombardeados con las

opiniones de la gente no no le parece

estamos es o sea por facebook o whatsapp

por como sea a su timbre a su

notificación en su teléfono a un especio

del mensaje él no tiene nadie te deje en

paz estamos expuestos a una dieta

constante de opiniones que corren desde

bochinches políticos el último disparate

que salió de la casa blanca

a su amiga en en guatemala o el chelsea

este mira cómo me queda este traje que

compré en marcha

a sus 3400 amigas

y como nunca antes

perdemos sueño pensando en las opiniones

de otros

el qué dirán

de otra gente

como nunca antes

bolívar

estamos tan importante para mí sabe lo

que yo creo que está diciendo otro ser

lo que dice es que podemos reducir las

opiniones más importantes del universo

a estas 2

preocúpese usted de estas dos opiniones

y despreocúpese de toda otra opinión en

su vida número uno

qué opina jesús

qué opinas de jesús

qué opina usted de jesús

quién es el para usted

al invocar su nombre que imagen viene a

tu corazón y a tu mente a oír el nombre

de jesús

la primera la primera opinión

de importancia universal es que opinas

qué opina de jesús número uno número dos

ahora qué opina jesús

de ti

quién eres tú para él

que de jesús quiere el cielo cuando te

dé a ti

cuando te contemplan a ti

las dos opiniones que más importan en el

universo

preocúpese de esto y se puede

despreocuparse todas las demás porque de

eso depende todo

todo esa declaración de tous eres la

primera oración de su libro el

conocimiento del dios santo de nalecz el

do sul y la primera oración del capítulo

titulado porque tenemos que pensar

correctamente

cuerda mente

acerca de dios

de eso depende cada decisión que tomará

cualquier otra opinión que tendrás y la

persona que serás aquí y por la

eternidad

no podemos correr el riesgo

de equivocarnos aquí

el sueño lo sabe

el señor lo sabe

es tan importante que dios sea seguro

que tuviéramos una vislumbre de lo que

el cielo ve

cuando ve a jesús y lo que el cielo ve

cuando contempla a aquellos que confían

en jesús como su salvador

por un momento sobrenatural fue visto

por lo sobrenatural fue visto por lo

natural

lo invisible el señor quitó el velo y

fue visible esa vislumbre tras el velo

hacia el reino de dios se conoce como la

transfiguración

la transfiguración por un momento el

señor quita el velo

y podemos nos permite ver

lo que acontece en el mundo espiritual

en el mundo invisible

podemos

señor jesus rebélate

muestra nuestra gloria

y al mostrarte

con toda su belleza y autoridad

tal vez a corazones esta tarde y hasta

hoy no se han dado cuenta

de quién eres en verdad

que caigamos señor

sobre nuestros rostros

y tenemos la gloria que tú mereces

en el nombre de jesús amén

lucas capítulo 9 comenzando con el del

siglo 28

y aconteció como ocho días después de

estas palabras que tomo que jesús tomó a

pedro a juan ya jacobo y subió al monte

a orar

y entre tanto que oraba la apariencia de

su rostro

se hizo otra y su vestido blanco

y resplandeciente

y he aquí dos varones que hablaban con

él los cuales eran moisés y elías

quienes aparecieron rodeados de gloria

y hablaban de su partida que iba a jesús

a cumplir en jerusalén

y pedro y lo que estaban con él estaban

rendidos de sueño más permaneciendo

despiertos vieron la gloria de jesús y a

los dos varones que estaban con él y

sucedió que apartándose ellos de él

pedro dijo a jesús maestro bueno es para

nosotros que estemos aquí y hagamos 13 y

ramadas una para ti una para moisés y

una para elías no sabiendo lo que decía

mientras él decía esto vino una nube que

los cubrió y tuvieron temor a entrar en

la nube y vino una voz desde la nube que

decía este es mi hijo amado

el oído

y cuando se sola voz eso fue hallado

solo

y ellos callaron y por aquellos días no

dijeron nada a nadie de lo que habían

visto la transfiguración

porque está necesario la transfiguración

porque el señor por qué dios toma este

paso para que veamos la gloria de jesús

de esta manera de una forma tan

dramática dice el evangelio de lucas que

esto aconteció como ocho días dice

después de estas palabras cuál es

palabras

fíjense mis hermanos en cada uno de los

primeros tres evangelios el evangelio de

mateo marcos y lucas lo que llamamos los

evangelios sinópticos el relato de la

transfiguración es presidido por la

encuesta más importante de toda la

historia

la encuesta más importante de toda la

historia jesús le pregunta a sus

discípulos quién dice la gente

que soy yo

qué opina la gente

de mí

y los discípulos le compartieron

opiniones

de la gente que eran muy positivos muy

halagüeños y al parecer muy bíblicos

acerca de jesús

pero completamente equivocados

uno puede tener una opinión positivo y

pensar pensamientos lindos acerca de

jesús decir palabras lindas acerca de

jesús y están completamente equivocados

acerca de quién es jesús

ellos respondieron unos juan el bautista

otros

elías y otros que algún profeta de los

antiguos años ha resucitado

entonces jesús se dirigió a ellos

ahora la encuesta le pide a ellos su

opinión

y vosotros quién decís que soy

y pedro respondió el cristo de dios

mateo registra que pedro declara bajo la

unción del espíritu santo tú eres el

cristo tú eres el mesías el hijo del

dios viviente eso impresionó a jesús de

tal manera estudio pedro eso no fue

carne eso no fue sangre eso fue la

unción del espíritu santo que produce

esas palabras y sobre esa declaración

estableceré mi iglesia y las puertas del

infierno no prevalecerán contra esa

declaración sobre una iglesia

aferrado sobre eso y ha oído declaración

de pedro jesús comienza a compartirles

abiertamente

acerca de la cruz y su muerte y

resurrección

y los discípulos y el mismo pedro

protesta dios libre dijo pedro maestro a

más que esto que acontezca y el señor

que hace lo reprende fuertemente

apártate de mí satanás y añade y no es

a propósito aunque fueron dirigidos a

pedro esa vez fue esa fue la opinión

pedro estaba hablando por todos los

discípulos

él estaba corrigiendo a todos los

discípulos en ese momento y les dice a

ellos por qué no pones la mira en las

cosas de dios

si no en las de los hombres

pensemos en esto de nuevo opiniones

opiniones opiniones que en su opinión de

jesús cuál es la opinión de jesús de ti

podemos declarar las palabras correctas

pero tener una imagen de cristo y el

reino de dios en nuestros corazones

totalmente equivocadas

literalmente viviendo por años

declarando palabras que al oír son

correctas pero nuestros corazones

tenemos una imagen de dios que no es

no es estás estás declarando que sirves

al dios de los ejércitos sergio vas a

volar pero tienes un idea de lo que es

la autoridad detrás de eso

en sus mentes por ejemplo que como se

manifiesta aquí como sabemos que ese es

el problema aquí en sus mentes no cabía

la idea de un mesías que sufre

y que recibe victoria sobre la muerte y

ese pulcro como lo iban a entender

ellos esperaban que jesús llegaría con

su sabes como el zorro consumen un

caballo blanco y listo

disparando al aire y rescatando a medio

mundo

una cruz

su plan no incluía eso su imaginación lo

que había eso como

dios les tenía que mostrar

por un momento

el reino de dios

manifestado

y esa es la transfiguración

ahora

qué es lo que la transfiguración nos

muestra acerca de jesús

vamos al versículo 28 de nuevo de lucas

9

aconteció como ocho días después de

estas palabras que tomó a pedro a juani

a jacobo y subió al monte a orar y entre

tanto que oraba la apariencia de su

rostro se hizo otra y su vestido blanco

y responde siguiente

ellos vieron algo

así valen así podemos proyectar la

próxima dispositiva

ahora

usamos este y claro es alto se queda

corto pero está bien si estuviera allí

aún hoy estuvieron que usted se queda

corto de describir lo que ellos vieron

los evangelios luchan uno al leer los

evangelios uno ve que los escritores los

evangelistas luchaban con describir esto

las las palabras le faltaban marcos dice

sus vestidos se volvieron

resplandecientes pero muy blancos como

la nieve tanto que ningún lavador en la

tierra lo puede hacer tan blancos

ustedes ven un adjetivo sobre otro

adjetivo sobre el adjetivo tratando de

explicar lo inexplicable material dice y

resplandeció su rostro como el sol

su rostro como el sol en el servicio de

inglés un hermano recién convertido

comentó pastor si la palabra dice que su

rostro resplandeció como el sol eso

quiere decir que no le podían fijar la

mirada por mucho tiempo era tanto la

gloria del señor que tuvieron que

apartar su vista de su rostro

que están mirando de ellos que están

viendo esto bueno lo que sí podemos

hacer es quitar de una vez varias

opiniones acerca de jesús inmediatamente

jesús no era un mero profeta

jesús no era una vino un maestro común y

corriente o yo quieren jesús tampoco es

un espíritu en corpóreo ahí él está en

hueso y calde delante de ellos

vivo

entonces que está mirando ellos

ellos estaban recibiendo un vistazo de

la gloria sempiterna de jesús la gloria

de jesús que existía aún antes de la

creación declara el libro de la carta a

los colosenses jesús es la imagen del

dios invisible el primogénito de toda la

creación

eso es esto quiere decir antes de que la

luz fue separada de las tinieblas antes

que el sol fue puesto en su lugar antes

que el primer relámpago estalló de una

nube antes del que antes que se

inventaron las cosas a los cuales están

tratando de comparar jesús ya jesús

existiría

con su gloria

antes de todo

sobre todo

creando todo sosteniéndolo todo

jesús

y nunca se olvidaron de lo que vieron

nunca se olvidan

cerca de su propia muerte pedro le

amonesta a la iglesia que ya está siendo

ley aún en la era de pedro ya está

haciendo la iglesia contaminada por

doctrinas locas acerca de jesús y él

escribe en segunda de pedro porque no

nos hemos dado a conocer el poder y la

venida de nuestro señor jesucristo

siguiendo fábulas artificiosas

no los disparates acerca de jesús que

ponen en facebook no los las metidas de

patas acerca de jesús que ha oído por

aquí y allá

no nosotros no no estuvimos siguiendo

fábulas artificiosas sino como habiendo

visto

con nuestros propios ojos su majestad

pues cuando él recibió de dios padre o

una gloria le fue enviada desde la

magnífica gloria una voz que decía este

es mi hijo amado en el cual tengo

complacencia y nosotros oímos esta voz

enviada del cielo cuando estábamos con

él

[Música]

en el monte santo

y nervios locales

nunca se olvide o

lo que él vio sobre ese monte cualquiera

que ver eso y ver a jesús ros resucitado

fácil daba su vida por él

no es cualquier rabino cualquier maestro

cualquier filósofo barato

él es el cristo

rodeado de gloria

lo que él opina de nosotros

tiene mucho valor

eso es lo que la transfiguración nos

muestra acerca de jesús ahora

qué será lo que la transfiguración nos

muestra acerca de nosotros

sabe yo creo que uno esperaría

verdad que la transfiguración

amplificaría nos mostraría la gloria de

jesús especial y esperaríamos un jesús

rodeado de gloria

pero lo tal pero lo que la

transfiguración muestra acerca de los

ceros

eso sí es espantoso

eso sí es espantoso en manos

si en este momento

el señor quitara el velo como hizo en la

transfiguración entre lo sobrenatural y

lo natural

y usted

fuera a mirar a su vecino en este

momento la persona sentado al lado de

usted no usted

porque lo que estaría aconteciendo

contigo estaría asustando a su vecino

espantaría a su vecino pero que debía

usted

si el señor te permitiera ver

por un momento lo invisible y como

medios estos niños de swann

como ves dios esa persona la paz

qué vería usted

que veríamos nosotros

porque no estaban solos

entre el brillo de la gloria de jesús

aparecen dos

es

del siglo 30 de lucas 9 y aquí dos

varones digan varones

una palabra importante veremos

hablemos de eso ahorita he aquí dos

varones que hablaban con él los cuales

eran moisés y elías quienes aparecieron

rodeados de gloria ahora primeramente

porque moisés y elías definitivamente

hay una importancia profética

acerca de estos dos una razón profética

por el cual jesús escogiera a estos dos

para llamarlos de entre la eternidad

hacia la eternidad

hacia lo natural pues ellos

representaban que la cruz de cristo

cumplía los requisitos de la ley

representado por moisés y que la cruz de

cristo da lugar al poder del espíritu

representado por exacto por el días

pero hay más y yo creo algo más aún yo

creo que lo más magnífico es la cosa más

obvio aquí

miren aquí

lucas dice aparecieron rodeados de

gloria usted se da cuenta que en la

reina valera la palabra gloria está en

letra mayúscula

mi versión no tienen letra mayúscula

reina valera 1960

aparecieron rodeados de gloria porque

esta palabra es el mismo lenguaje que

usa la palabra para describir a jesús y

su gloria

esa misma gloria

pero la palabra es muy específico que

estos son andros es la palabra

varones

o sea hombres

no eran ángeles y la palabra griega

angelos no eran espíritus ahí sería

pneuma eran meros hombres

seres humanos tan falibles como tú y yo

que sangraban igual que tú y yo they

were you men

eran humanos

pero aquí están vivos

vivos después de cientos de años y

reflejando la gloria de jesús

no eran súper hombres moisés era un ser

humano que hasta cometió un homicidio

pero les ruego a dios aún en vida

muéstrame tu gloria y el señor se lo

concede elías se acuerda lo que escribe

santiago

acerca de elías y el día será hombre

sujeto a pasiones era hombre era hombre

sujeto a pasiones semejante a las

nuestras y oro fervientemente para que

no lloviese y no llovió sobre la tierra

por tres años y seis meses

seres humanos

y el cielo está poblado de ellos

hombres

eres

imperfectos y falibles pero viviendo

vidas eternas y reflexión y reflejando y

reflexionando la gloria del señor y eso

es lo que dios tiene en mente para ti

si lo dejas

si pedro no se olvidó de lo que él vio

tampoco se olvidó juan

y nsué van y en su primera carta el

capítulo 3 de su primera carta

juan escribe mira cual amor nos ha dado

el padre para que seamos llamados hijos

de dios

claro jesús era el hijo unigénito de

dios

su hijo natural

[Música]

era era era era él y él el hijo de dios

pero la idea la idea de la

transfiguración y la idea de jesús

llegar a la tierra y la idea de jesús

confrontar la muerte vencer la muerte

pisar sec sobre la muerte al llegar a la

tumba y salir de la tumba resucitado es

para crear digamos una nueva raza por

así decir

de seres humanos

una nueva especie de seres humanos en

otra manera lo que él llamaría una

familia

una el buscaba una familia que busca que

buscaba jesús en esta tierra una familia

a ser hijos e hijas adoptadas de jesus y

es la cosa más fácil y lo hace tan fácil

él dice solo pídeme jesús permíteme a tu

familia eterna y en ese momento tú me

dice señor yo quiero ser parte de lo

tuyo y parte de la familia celestial

en ese momento tú pasas a ser hijo hija

de dios

hijo hija de dios por esto el mundo no

nos conoce

te has sentido un poco grado entre tus

amigos y tus amigas después de haberte

entregado a jesús no nos conoce porque

no lo conoció a él

si no lo conocen a él aún en estos

tiempos tampoco nos van a conocer a

nosotros pero vale la pena porque sigue

juan amados

ahora

somos hijos de dios

ahora somos hijos de dios no después que

muera no en el más allá si tú ha

depositado tu fe en jesús en este

momento ya eres hijo hija de dios

y aún no se ha manifestado lo que hemos

de ser pero sabemos que cuando él se

manifieste seremos semejantes a él

porque le veremos

tal como él

todos tendremos nuestro momento de

transfiguración es más en este momento

el proceso ahora de una forma invisible

a nuestros ojos naturales pero desde

ella el señor está transformando los

dedos desde lo interior y ya el proceso

de la transfiguración ha comenzado en tu

vida

se está llevando a cabo ahorita mismo

invisiblemente porque si lo viéramos nos

volvería la tapa del ser

pero glorificado

siendo más y más como él

y dice

y todo aquel que tiene este esta

esperanza en él

se purifica a sí mismo

así como él es puro pero

paremos aquí

porque dice juan se purifica a sí mismo

no acabamos de decir que ahora ya de una

vez somos hijos de dios

la clara implicación de eso

el que tiene esta esperanza de ser tan

figurado se purifica a sí mismo no es no

es la implicación

que lo que nosotros hacemos ahora en lo

natural

nuestras acciones nuestras palabras aún

nuestros pensamientos tendrá impacto

sobre lo que seremos en lo sobrenatural

lo que hacemos ahora en lo natural

tiene un impacto de lo sobre lo que

nosotros nos a lo largo nos nos

transformaremos en lo sobrenatural y si

eso no te asusta no me entendiste

nada comunica

s aterrorizante implicación mejor que

esas palabras del autor cristiano si es

luz

no sé si logran ver

el fondo pero se lo voy a escribir y es

el raro que yo cité una cita tan larga

pero creo que al verlo ustedes

entenderán por qué dice el cielo es

largo es algo serio vivir en una

sociedad de posibles dioses y diosas

y recordar que la persona más vulgar y

menos interesante con la que charlas

podría ser un día una criatura que si la

vieras ahora nos veríamos fuertemente

tentados a adorarlo

o por el contrario un horror y una

corrupción tal como uno encontraría si

acaso

solo en una pesadilla

todo el día

incluyendo voy

nos ayudamos de algún modo los unos a

los otros a encaminarnos hacia uno de

esos dos destinos la gloria

o la pesadilla

próximo

es la luz es a la luz de estas posibles

posibilidades abrumadoras con el temor y

la reverencia apropiados a ellos que

deberíamos conducir todo nuestro trato

del uno con el otro todas las amistades

todos los amores todo juego toda

política no hay gente ordinaria

usted nunca ha hablado con un mero

multar

naciones culturas altas civilizaciones

estos sí son mortales y comparado a la

nueva la nuestra su vida es como la vida

de un mosquito

pero son los mortales los inmortales

perdón pero son los inmortales con

quienes premiamos con quienes trabajamos

con quienes nos casamos quiénes

menospreciamos y quiénes explotamos

horrores y mortales o explendor es

eterno

y eso es lo que está en juego

toda la humanidad

está en una encrucijada

literal

listos para ganarlo todo

o perderlo todo

porque importa esto

porque importa la transfiguración porque

importa esta revelación sabe por qué

y disculpen si esto

es refleja una memoria del culto más

pentecostal que usted ha vivido en su

vida

pero es una verdad

tu destino eterno depende de jesús

y solo de jesús

su destino eterno depende de jesús y

solo de jesús visitando el versículo 31

de nuevo dicen que elías y moisés

hablaban de su partida literalmente del

éxodo de jesús su victoria sobre la

muerte y el pecado a través de la cruz y

su resurrección trayendo liberación a la

humanidad y pedro viendo que moisés y

elías estaban a punto de irse tuvo una

sugerencia no se vayan por favor tan

temprano

le invitamos a un cafecito un pancito

unas galletitas un quesito un salami

pero no se vayan tan temprano él tuvo

una sugerencia maestro bueno es para

nosotros que estemos aquí y hagamos tres

llamadas una para ti una para moisés y

una para días no sabiendo lo que decía

qué problema hay en esta sugerencia por

supuesto que era bueno que subieran allí

quien no quiere mantenerse en la gloria

de jesús su vecino ateo o agnóstico no

quiere despertar en el infierno

ellos no quieren perder sus almas que a

quien no le gusta eso

a quien no le gusta estar en la

presencia del señor y tal vez al parecer

tenía sentido porque no las enramadas

pero este es el problema

a nosotros no nos toca inventar

nuestros propios caminos a la eternidad

no era el camino que dios había ordenado

no era la manera

que dios había escogido

y dios no pudo haber explicado más

claramente el camino que él escogió para

que fuésemos salvados versículo 34

mientras el pedro

decía esto

vino una nube que los cubrió

en el griego original es la misma

palabra que usan para la gloria se quina

en el antiguo testamento eso

descendió sobre ellos

[Música]

y tuvieron temor a entrar en la nube

y una voz desde la nube que decir y un

vino una voz desde la nube que decía

este

este es mi hijo amado

a él with

a el wii

ahora

ok dios william s

gracias por no achicarnos

a él oír ok que dice jesús

qué dice jesús yelo y que dice jesús que

declara el bueno ha leído juan capítulo

10 comenzando con el del siglo 28 y

estoy seguro que conocen este versículo

jesús declara digo esto y yo les doy

vida eterna se acuerdan que jesús dijo

eso

yo les doy vida eterna y no perecerán

jamás esto explica por qué moisés está

vivito y coleando

porque el días todavía está reprendiendo

demonios y están allí juntitos con jesús

ellos no puede serán jamás

ni nadie los arrebatará de mi mano mi

padre que me las dije me los dio es

mayor que todos y nadie las puede

arrebatar de la mano de mi padre

hola a todos y que espera yo y el padre

somos uno

ahora cuáles son nuestras alternativas 1

jesús nos dijo eso

soy al bolívar está en la escritura

jesús nos dijo eso 2 jesús

jesús está estaba mintiendo o jesús era

un loco ha rematado

y si es así no es esas tres cosas la

única alternativa que nos queda es que

él es el único modo de la salvación

qué otra alternativa tenemos

y antes de ascender al monte con sus

discípulos jesús declaró en el siglo 23

de lucas 9

antes de subir a este monte

él le dice a sus discípulos

y decía a todos

si alguno quiere venir en pos de mí

niéguese a sí mismo tome su cruz cada

día y sígame porque todo el que quiera

salvar su vida

la perderá

sergio takes hay mucho hay hay mucho en

juego aquí

y todo el que pierda su vida por causa

de mí este la salvará pues que aproveche

el hombre llegar a todo el mundo y se

destruye o sí o si se pierde a sí mismo

si pierde eso

si perdemos esta oportunidad si perdemos

la transfiguración porque el que se

avergonzaría de mí y de mis palabras de

este se avergonzará el hijo del hombre

cuando venga en su gloria y en el del y

en la del padre y de los santos ángeles

nadie fue más obvio más claro que jesús

es decir

lo mucho que está en juego aquí

pero el momento que cualquiera se acerca

a él

recibimos libertad del poder del pecado

y la trans y la transfiguración en ese

momento comienza en nuestras vidas y

concluimos con este versículo segunda de

corintios esta decreta decoración

segunda de carencias capítulo 3 en el

momento que decimos señor

quiero la vida eterna

acercarme a ti

del siglo 16 y segunda de corrientes

declara pero cuando se conviertan al

señor

señor te tengo en mi vida

te entrego a ti

todo lo que soy el velo

el velo se quitará

el velo separando lo natural de lo

sobrenatural es rasgado el velo

separando lo visible de lo invisible es

rasgado el velo separando te de la vida

eterna es destruido porque el señor es

el espíritu y dónde está el espíritu del

señor allí hay libertad

y en el momento gloria a dios en el

momento que uno declara señor jesús dame

tu vida señor jesus pro escribe mi

nombre entre los entre entre aquellos

que tu reconoce como los tuyos

señor adóptame a tu familia en ese

momento el pecado pierde su autoridad

y somos libres y la transfiguración

comienza desde ese momento a esa misma

hora por tanto nosotros todos mirando a

cara descubierta como un espejo la

gloria del señor somos transformados de

gloria en gloria en la misma imagen como

por el espíritu del señor

invito a los músicos que nos acompañen

en este momento

en este momento

este día 10 y 27 de marzo

mayo

el pastor se ame y tal vez conocerá la

palabra pero no saben ni siquiera qué

día es

por eso me alegro que oraron por mí

en este día el 10 y 27 de mayo

aquí invisiblemente

hay gente que mientras nosotros estamos

hablando están siendo transformados

tal vez son la gente que menos uno

espera la gente que tal vez uno

esperaría mucho de ellos pero encerrado

dentro de ti encerrado dentro de ellos

hay una gloria que nunca será quitado es

más que con cada día cada día que pasa

vamos de gloria ahora entienden este

versículo de gloria en gloria

vamos de gloria en gloria

siendo acercándonos más y más a la

imagen de jesús

con cada día que pasa

gente entre nosotros

que están siendo reflejando más y más y

más la gloria de jesús

como también

entre nosotros

hay gente que con cada día que pasa

una parte de ellos

con cada día que pasa está muriendo

con cada día con cada hora

que ellos viven que vivimos

sin pasar este pelo

es el transformado por el fuego de jesús

de alguna manera mis hermanos todo este

mensaje ha sido un llamado

la idea no es

asustar a nadie

pero sabe lo que pienso lo que pienso lo

que pensamos

[Música]

si hay un mensaje si hay una prioridad

el señor ha puesto sobre la iglesia de

jesucristo y yo creo especialmente sobre

la congregación de dónde ciudad es que

este mensaje se ha predicado

y que cada alma que está aquí cada alma

que no me está escuchando cada alma del

míster de word mehir de word ones han de

ser veterinaria ones on line

también de

recuerda que cada alma que esté aquí en

este lado de la fertilidad en la tierra

de los vivientes

haya oído este mensaje

por lo menos una vez

ahora este es el llamado

[Música]

la semana pasada entiendo que el

evangelista

a jones y james e diarias trabajo la

palabra yo aprecio mucho

a mi hermano james y en el servicio de

inglés hace mucho el cuando él predicó

allí él dijo una cosa muy interesante

él dijo mira nosotros ahora vivimos como

digo opiniones están por donde quieras

en orillas

y ahora ni siquiera las palabras

no representan lo que representaban

no le estoy preguntando si eres

cristiano porque ahora en estos días

pocos ni siquiera sabemos qué es lo que

le queremos decir con esa palabra

si eres cristiano

sí cuántos años he estado llegando a la

congregación en un de judá o cualquier

iglesia a qué edad te bautizaron si

hablas en lenguas si diez más

eso no es la pregunta

la pregunta es esta

se acuerda usted un momento

en que públicamente

tú ha dicho jesús

yo quiero pasar

de muerte a vida

jesus adóptame en tu familia y hazme

bajemos nuestros rostros por un momento

cerramos nuestros

[Música]

se puede usar la col dades

y sí no

tenemos nuestros ojos cerrados y

nuestros rostros bajados por una razón

en el nombre de jesús pido que el señor

te muestre lo que de él por uno

que el señor muestre

a tu corazón

[Música]

tu imagen invisible

pídele a horas en espíritu de dios a

beso

revelarnos tu corazón por nosotros

qué ves tú cuando nos ve

qué imagen de esto

qué vas tú

en qué se está haciendo transformado en

este momento

y si no se acuerda de un momento en qué

dice la palabra si confesados con

vuestra boca que jesucristo es el señor

eso es algo público y creyentes en tu

corazón

que el resucitó de entre los muertos

será salvo si no se acuerda de un

momento en que tú ha dicho que sos

no importando lo demás que ocurre en mi

vida no importando mis subidas no

importando mis bajadas no importando mis

luchas no importando mis lágrimas venga

lo que venga en mi vida en este momento

yo te pido quiero tu vida eterna

en este momento yo quiero asegurarme que

el proceso de transformación que tú ha

prometido a cada ser humano que esa

promesa no solamente me llegue a mí pero

a la generación de aquellos que me

seguirán

que yo me convierta en una de unas ramas

de vida

y es que disfruto

2

y vida

despierta vida eterna

díaz me tuyo

si usted está haciendo esa oración hoy

y que te quieres asegurarles en este

momento yo le invito a levantar su mano

en alto

yo la bendiga yo me bendiga una nana por

favor mantenga su mano en alto los que

tienen sus manos en alto

[Música]

yo la bendiga

yo lo bendiga en el balcón yo puede

bendiga

[Música]

por favor si usted tiene su mano en alto

le voy a pedir que se pongan de pie

[Música]

no tengas pena

estás rascando el velo

está rascando el reloj está rascando

estaba rascando el velo

se está rascando el velo

yo solo sabe el misterio precioso que

está aconteciendo en este momento pero

yo les voy a invitar a mis hermanos si

estás de pie porque por favor pasen al

frente si alguien usa como acompaño a

mis hermanos incluyendo mi hermana que

nos visita hoy mi hermano yo le bendiga

hermano

amén si podemos acompañar estos hermanos

al altar

[Música]

si un día naciste

[Música]

en un hospital

y fuistes recibido por enfermeros y

médicos

hoy

está siendo recibido por ángeles

con sus espadas desenvainadas

haciendo el ruego por ti dios los

bendiga

live

mais

vida vida vida vida vida a la derrota

del temor

la derrota de las tinieblas la derrota

de la duda

la derrota de satanás y sus estrategias

Dios recompensa a los que Lo buscan

TRANSCRIPT

La Carta a los Hebreos capitulo 11 versículo 6. Si hay un tema, una declaración “ancla” en esta Congregación y tal vez una motivación común que tal vez nos inspiró a llegar aquí, algo que todos tal vez tenemos en común en un nivel u otro y esto es lo que vamos a explorar es que aquí creemos que Dios sobre todo existe, Él es, y que Él es galardonador, Él recompensa a aquéllos que lo buscan.

Es un texto que conocemos muchos de memoria de la Reina Valera “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y es galardonador de los que le buscan”. En otra versión, la nueva versión internacional lee así, lo uso por la gramática y tal vez aclarará ciertos temas en ese versículo: “En realidad” dice la versión internacional, “sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios” cualquiera, cualquiera sin excepción, “el que se acerca a Dios tiene que creer que Él existe, y que recompensa a quienes lo buscan.”

El propósito de este mensaje mis hermanos hoy no es establecer si Dios existe o no, no porque le tengo temor a eso y no porque tenga cuarenta, cuarenta minutos me quedan para desarrollar eso, pero hay y han habido grandes escritores y predicadores apologéticos que se han dirigido muy efectivamente al tema de la existencia de Dios que recomiendo. Sean Lewis escribió un libro famoso “Mere Christianity” Mero Cristianismo se lo recomiendo a todos, también Josh McDowell en los años setenta y ochenta, “Evidencia que demanda un veredicto” Robby Zacharias, léanlo, búsquenlo, Lee Strobel y su libro “El caso de Cristo”, es más, se convirtió en una película que ahora está en Amazon ¿okay? si vas a ver una película en Amazon Prime ve a esa, invite a sus amigos porque vale la pena ver esta película.

El propósito de hoy entonces no es determinar si Dios existe sino considerar por qué importa si creemos si Dios existe o no, por qué importa si buscamos a Dios o lo dejamos de buscar. Le confieso, la verdad y esto viene de alguien entrenado en argumentos y en lógica, y yo estoy convencido de que de verdad ni siquiera por argumentos intelectuales y lógicos si Dios existe, no hay ni siquiera, por puros argumentos intelectuales y lógicos podemos comprobar si Dios existe o ha dejado de existir, para aquéllos determinados a negar Su existencia, déjeme aclarar eso.

Si alguien está, por mi experiencia y ustedes tal vez lo vieron entre sus familiares, los vieron en las calles, es un peñón de duda y resistencia a la Palabra de Dios, compenetrar ese muro yo creo que requiere armas más poderosas que meramente argumentos lógicos, y esto es translógico lo que estamos hablando ahora, esto es transintelectual, va mucho más allá de la mente humana.

O sea, vean por ejemplo Hebreos capítulo 11 versículo 1 que también lo conocemos mucho: “Es pues” dice este texto, “la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Ahora, el que conoce, el que cree que Dios existe y que se ha dedicado a buscarlo lee eso y dice: ¡amén! lo entiende lo más bien, los niños de I Wanna entienden ese versículo perfectamente bien, pero léelo con una mente completamente entenebrecida en la fe, una mente puramente lógica y leyendo a Hebreos 11:1 solamente usando los lentes de la lógica no tiene sentido, hablando lógicamente nada más, esto es lo que ve, el que se limita a la lógica ve esto, okay.

Si algo solamente se espera se supone que no hay ninguna certeza de recibirlo, lógico, si se espera no hay certeza. Pastor: si algo no se ve y la Palabra aquí invita, o sea es algo imperceptible, no se puede medir o pesar, o contar, entonces no hay ninguna convicción, o sea, no hay ninguna evidencia, ¿que evidencia tienes? no lo puedes contar, no lo puedes medir, no es lógico. Es más, ese versículo es un paquete de contradicciones inherentes y ahí se quedó el pensante, el que está limitado a la lógica.

No será lógico pero, a pesar de la falta de lógica, óyeme, montones seguimos diciendo que Dios existe en los Estados Unidos. Para aquéllos determinados en negar Su existencia no conciben cómo es que todavía hay gente seguros de que Dios existe y que más aún recompensa a los que se dedican a buscarlo.

Es más, en su tomo de septiembre la respetada revista Atlantic Monthly salió un artículo que titularon: cómo América perdió su mente y yo lo recogí en el aeropuerto en Nashville porque me interesaba saber cómo fue que América perdió su mente, es muy curioso, y parte del argumento del autor es: bueno Samuel, América perdón su mente en parte por culpa de ti y estos locos de León de Judá que siguen creyendo en un Dios y que es un galardonador de los que le buscan.

Traduciendo esa porción del artículo él escribe: “dos terceras partes de los americanos aún creen en que ángeles y demonios siguen activos en el mundo” wow, nos conocen, nos conocen, “y más de la mitad están convencidos que el cielo existe” y esa misma cantidad, parece la gente que llegaron hoy, “y esa misma cantidad dicen estar seguros de la existencia de un Dios personal, no una fuerza, un espíritu inmaterial, un poder, sino some guy, un tipo con quien podemos dialogar”. I love it, guilty, guilty. No hay nada nuevo en que la creación niegue la existencia de su Creador.

Dice el escritor de Salmos 14, creo que David, “dice el necio en su corazón:” ¿qué dice él? “no hay Dios.” El apóstol Pablo siendo alguien muy efectivo en argumentos, un hombre con una mente demasiado desarrollada le dice a los Corintios: jamás te explicaremos con argumentos el Poder de Dios o el Evangelio. Él les escribe y les dice: “porque la Palabra de Dios es locura a los que se pierden, pero a los que se salvan, esto es a nosotros, esto es el Poder de Dios.” A lo más básico esta Palabra de Dios se puede reducir en estas dos verdades que se encuentran en Hebreos 11:6, estas dos verdades son el ADN de la fe. Dios vive, uno, Él existe, y dos, Él recompensa a aquéllos que lo buscan. Dios existe y recompensa a aquéllos que lo buscan.

Si llegaste hoy o si sintonizaste a nuestra página web ya, te tengo buenas noticias, aunque llegaste por primera vez, si te levantaste esta mañana y dijiste: caramba no me va tan bien, voy a la Iglesia, voy a ver cómo me va, al decir eso tú estás diciendo: Dios existe porque ¿a qué viniste? un chiste de nuestra familia, ¿a qué viniste entonces?

Dios existe y recompensa a aquéllos que lo buscan. Y usted diría: pero Pastor Samuel eso jamás se me ocurriría, nunca he dicho esas palabras, pero tal vez usted sí ha declarado estas palabras en un momento de desesperación, en un momento de crisis y si usted se encuentra en ese momento este día no se sienta mal, ya verá, eso es precisamente tal vez lo mejor que pudo haber pasado en su vida.

Y la razón por la que Dios está tratando contigo. Tal vez usted no ha dicho: Dios existe, tal vez usted no ha dicho: Él recompensa a aquéllos que lo buscan, pero quizás en un momento dado usted sí ha dicho: Dios ayúdame, Dios mío, tal vez, ayúdame, y al decir eso ya usted declaró esto, al decir eso usted dijo: Él existe, Dios, Elohim, Dios, Él recompensa a aquéllos que lo buscan, ayúdame. Ahí en ese: Dios, se encierra “Él existe”. Al decir “ayúdame” se encierra: “Él tal vez recompensa a aquéllos que le buscan, tal vez hasta a mí”.

Y aquí estás tú, tal vez derramando lágrimas en la Presencia de un Dios invisible, abrazando y siendo abrazado por un Dios que usted ni ve ni se supone que siente pero algo sentiste tú, con alguien dialogaste, alguien estás tú buscando hoy.

Y nuestro propósito en este día, nuestro propósito como Iglesia, la meta de este mensaje es que reconozca la semillita de fe que ya está dentro de usted, reconózcalo, desarróllelo de una forma ya consistente, ya consciente e intencional.

Como ha declarado el apóstol en uno de sus versículos claves: “Aviva el fuego del don de Dios que ya está en ti” esa llamita, avívalo, Él existe. ¿Qué significa esto? Él recompensa a aquéllos quienes lo buscan, ¿qué significa eso?

Significa por lo menos que Dios es un ser, Él es una Persona y Su existencia, Él existe ¿verdad? si es así Su existencia no depende de nuestra opinión de Él o aún de si nosotros lo conocemos o lo dejamos de conocer.

Usted le puede explicar al guardia que te paró por comerte la luz roja “yo no creo en tu existencia, es más yo dudo de que algo de esto sea real” y el guardia escribe el ticket de todos modos, se va en su camino, usted le puede explicar entonces al juez que tampoco él existe (risas). Lo que existe no necesita tu opinión de él para que exista, existe ya. En otras palabras: Dios no es una idea. Dios no es una idea que puedes moldear a tu gusto o conveniencia, o intercambiar con otras ideas, con sus propias ideas añadiéndo esto aquí, dejando esto por allá.

Es importante que lo hagas con ideas, así crecemos, así desarrollamos nuestra mente, pero eso no se hace con una persona. If He is a person you don’t do that. En otras palabras, Dios no es una idea. Uno desarrolla e intercambia ideas pero entender una persona requiere que la conozcamos, que nos comuniquemos con Él, que entremos en relación con Él, que busquemos Su amistad.

¿Qué hace usted para conocer una persona? ¿verdad, no es lógico? ¿Sabe? como cualquier persona Dios tiene Su propia personalidad, Él tiene una divina personalidad, y Dios se aseguró que podamos descubrir Su personalidad a través de la Palabra, a través de la Biblia, y si quieres conocer a Dios las preguntas clave son estas: ¿quién es Él? ¿cómo es Él? como con cualquier otra persona esas son las preguntas que hacen falta para conocer Su divina personalidad, porque hay cosas que Dios ama y hay cosas que Dios detesta. Hay cosas que lo alejan las cuales Él considera abominables, y hay otras.

¿Ustedes oyeron los primeros veinte minutos de este mensaje? okay (ríe). Hay cosas que ama, gloria a Dios, hay cosas que Dios detesta, hay cosas que lo alejan las cuales Él considera abominables, y hay cosas que para Él son irresistibles, un corazón contrito y humillado Él jamás lo rechazará, Él es adicto a eso.

Si Dios existe conózcalo, conózcalo, estudie Su Palabra, lo que Dios ha dicho de Sí mismo, aprenda de Él de parte de Él, inscríbase en una clase de discipulado. Rodéate de otros que igual que usted están buscando conocer mejor a Dios.

¿Sabe? en la versión Reina Valera traduce Hebreos 11:6 literalmente del original y me encanta, “es necesario” dice ahí “que le hay” ¿ven eso? Ahora un poco raro porque nosotros no usamos esa gramática moderna. En sí lo que está diciendo es que es necesario que uno crea que Él es, traducido, que Él existe; traducido tiene mucho más sentido que la gramática moderna, pero al oído hebreo, y fue para los hebreos que se escribió esta carta, al oído hebreo reconocería: “Él es” como un reflejo objetivo de la declaración: “Yo soy, Yo soy”.

Los labios de Dios dicen: “Yo soy”, la Palabra de Dios dice: “Él es” y tú dices: Dios ¿cómo eres? Pregúntale y Él te dirá: Yo soy un Dios celoso, no adorarás otro dios sino a Mí, “Yo soy el buen pastor, Mi vida doy por mis ovejas”, “Yo soy”, dijo Jesús, “el pan de vida, el que viene a Mí nunca tendrá hambre y el que en Mí cree”, Dios existe y recompensa a aquéllos que lo buscan, “el que en Mí cree no tendrá sed jamás”.

Jesús declara a Marta: “Yo soy la resurrección y la vida” “Yo soy”, “el que cree en Mí” tú insistes, tu recompensa es lo que buscas, “el que cree en Mí aunque esté muerto vivirá, y todo aquél que cree en Mí” tu insistes, tu recompensa es lo que buscas, “no morirá eternamente” y termina con esta pregunta a Marta y esta pregunta a ti: “¿crees esto?” gloria a Dios.

Y como adoradores a Dios le encanta que le declaremos la segunda persona como hicimos hoy. La Palabra dice: “Él es”, los labios de Él dicen: “Yo soy” y el adorador dice: ¡Tú eres, Tú eres sin igual! ¡Tú eres digno, Tú eres poderoso, Tú eres mi respuesta, Tú eres Dios sin rival! ¡a Él le encanta oir eso de ti! Él es una persona, ¿a quién no le encanta oir eso? Eso es adoración, eso es alabanza, y ya con eso estás tomando los primeros pasos para convertirte en un buscador de Dios, uno que busca a Dios ¿qué significa eso?

Significa que vale la pena invertir nuestro tiempo, nuestra energía, nuestro todo acercándonos a Dios, buscando Su lado, abriéndonos a Él, enamorándolo, vale la pena. “Creemos” es creer que de alguna manera nuestras vidas serán bendecidas por el hecho de buscar a Dios y acercarnos a Él, esto es buscar a Dios en su esencial.

Digamos, separemos esas dos ideas si fuera posible, Él existe, Él recompensa a quien lo busca, sepáralas por un momento nada más y quédate meramente con el Dios existe ¿qué tienes tú? no tienes gran cosa. Una fe capaz de transformarnos requiere más que creer pasivamente en Dios o creer pasivamente que Dios existe.

En las calles hubieron muchísimos corazones receptivos al Evangelio pero también muchos que tienen su respuesta, ven alguien con la Biblia y ya tienen su respuesta automática: yo creo en Dios, yo creo que Dios existe.

Me encanta cómo Santiago, a Santiago hubiese sido difícil traerlo en trabajo personal por temor de lo que él le diría a esta gente en la calle. Santiago sería capaz de decirles: ¡oh! ¿tú crees que Dios existe? ¡ay qué lindo, qué lindo, sí! ¡aún los demonios creen y tiemblan! ¡great, gran cosa! ¿sabe?

Lo que sí no son capaces de hacer los demonios es buscar a Dios, lo que sí no son capaces de hacer es anhelar a Dios. La Palabra que usa el autor de Hebreos aquí no se refiere a una búsqueda pasiva, blanda cualquiera, esas palabras, sino una búsqueda seria, diligente, de todo corazón. Es más, es la misma palabra que usan para traducir Amós 5:4 al griego, ustedes conocen ese versículo: “Dice el Señor: Buscadme y viviréis.” Es buscar a Dios como si tu vida dependiera de hallarlo. ¿Y cómo es eso Pastor, cómo es buscarlo así?

Para esto tenemos que ver la trayectoria bíblica y aprender de aquéllos que han aprendido a buscar a Dios de esta manera. Ese es el propósito de Hebreos capítulo 11, un catálogo de gente perdida e imperfecta, pecadores que tienen un encuentro con un Dios soberano y santo, y tienen la fe suficiente para que Dios convierta a esa persona en un Enoc, en un Noé, en una Raab, en un Moisés, eso es, aprendamos de estos santos.

Buscarlo es la mujer con cierta reputación en su ciudad que se interpuso a la fiesta en casa de Simón el fariseo que de hecho recibió a Jesús con un saludo tibio, adecuado: bienvenido rabí, tenemos un lugar, ¿prefiere vino blanco o rojo? tal vez un quesito, gracias, ¿me permite saludar a los otros huéspedes? quede en su casa.

En contraste, esta mujer entra en la casa: ¿dónde está Jesús? ¿dónde está? muéstrame tu invitación, sal de mi camino, ¿dónde está Jesús? ¿dónde está Jesús? ¿dónde lo tienen? Ve a Jesús esta mujer con toda su, y antes que la botaran de allí se tira de largo a los pies de Jesús, agarra Sus pies, comienza a lavar los pies de lodo de Jesús con sus lágrimas, los seca con sus cabellos allí derramando su corazón derritiendo sus cadenas y recibiendo gracia de parte de Jesús, y Jesús en vez de reprenderla le dice a Simón más o menos en estas palabras: Simón así es que se le busca a Dios, así es que se le saluda, así es la cosa, ¿entiendes?

Buscarlo es la mujer de flujo de sangre que lo perdió todo buscando sanidad y sin más opciones, sin más remedio, sin más respuestas desesperada se mete entre la multitud ¡y también! ¿qué es esto con esta mujer echándose a los pies de Él? ¡fum! se lanza a los pies de Jesús luchando por tocar tan sólo el talid, su manto, sabiendo que eso era suficiente.

Buscarlo es el ciego Bartimeo que al oir que Jesús pasaba cerca de él gritaba a todo pulmón: ¡Jesús, hijo de Leví, por acá, ten misericordia de! muchacho que estás formando un escándalo, ¿para qué le dicen eso? ¡Jesús, Jesús! tuvo una audiencia personal con Jesús y fue sanado, ¡sanado! porque él sabía.

Quizás para ti, quizás para muchos aquí, buscar a Dios así no es algo que nos viene por naturaleza ¿verdad? ¿Qué tiene esta gente en común? la mujer en la fiesta de Simón, la mujer con el flujo de sangre, Bartimeo, estaban desesperados, estaban desesperados. A veces este Dios que nos ama, que nos ama, permite circunstancias que nos inspiran a buscarlo, que nos impulsa a buscarlo, un Dios invisible que nos ama por amor impone Su existencia sobre nosotros, y si tú estás aquí viviendo esto te abrazo, te doy la bienvenida, te felicito incluso.

En esos momentos Dios está estremeciendo nuestro mundo y mostrando lo frágiles que somos en realidad, lo que sentimos al ver edificios temblar en México y ser reducidos a polvo, lo que sentimos al ver viento y agua arrasar con islas enteras dejando a miles y millones sin luz, sin techo, sin nada, en esos momentos ya no nos da lo mismo si Dios existe o deja de existir. En esos momentos, un diagnóstico negativo en la clínica, una nota que te dejó tu esposa informándote que se fue y se lleva a los niños, un trabajo que estás a punto de perder, en ese momento nos urge que Dios existe, en ese momento nos urge buscarlo.

Esa búsqueda muchas veces comienza con esa sencilla exclamación: Dios, Dios mío, ayúdame, Dios mío ayúdame. Sepa, en el momento en que esa exclamación salió de sus labios Dios inclinó Su oído a ti, el Señor ya te, es más, el Señor te ha estado esperando, y ya las reglas espirituales; Satanás pierde autoridad. Ya la maquinaria del cielo se compromete: búscamelo, tráeme ese Bartimeo, tráeme la mujer que acaba de besar mis pies, Yo quiero una audiencia con ella. En vez de rechazarte Dios te está acercando y de eso sí sé, y de eso sí sé. Invito a los músicos a que me acompañen mientras termino aquí con un testimonio que tal vez pondrá en contexto toda esta teología.

Una noche en febrero de 1989 el Pastor Samuel aprendió lo que era buscar a Dios en estas circunstancias. Para que sepas, yo soy de buena familia. Claro, me crié en un hogar cristiano conociendo el temor de Dios, sin duda creyendo en Dios, aún sirviendo a Dios, pero aún así tratando a Dios como una idea, admito, usándolo, moldeándolo a mis gustos y conveniencias y de repente, a los 25 años me encontré con lo que era mi vida en ese entonces hecha pedazos, refugiado en el departamento de mi abuela en el barrio en Nueva York quien partió con el Señor sólo unos seis meses después de este momento, que me recibió solamente con la bolsita que quedaba de mis bienes.

Declara el Salmo 139: “Si en el sol hiciere mi estrado he aquí allí tú estás.” El Señor me trajo ese versículo a la mente, aquí estoy Señor, estoy en el Seol, Él estaba allí conmigo cuando ya no tenía a nadie más, Él estaba allí buscándome, esperándome. Esa noche yo me arrodillé al lado de la camita que me habían preparado mi tía y mi prima, esa noche Samuel Acevedo aprendió a buscarlo.

Mi oración fue más o menos así: Dios, tú ganas, You win, no soy nada especial, pero si tú deseas esta vida, lo que queda de ella, te la entrego. Por lo menos lo que queda de ella. Eres mi única opción, mi única esperanza. Mi vida depende de que Tú existes y recompensas a aquéllos que te buscan, no porque te merezco Dios, sino porque eres quien eres.

En ese momento es como si escamas cayeran de mis ojos instantáneamente. En ese momento comencé a ver mi vida con claridad. Fue como si estuviera en un túnel oscuro y de repente alguien prendiera la luz, y de repente por primera vez pude contemplar mi vida con cordura.

Era la luz de Cristo lo que me había visitado, era la Mano de Dios sobre mí. Yo no era capaz de ver el valor de mi vida o lo que iba a suceder por delante después de esa noche, jamás, hermano, jamás tú puedes concebir lo que Dios tiene en mente para ti, no tienes idea, trust me. Cuando la Palabra dice: recompensa, estamos hablando de ganar la lotería. No estamos hablando de un arreglito, estamos hablando de una vida que no puedes imaginar.

Esa noche, yo nunca había visitado Boston en mi vida, esa noche ya Dios vió a Boston, esa noche ya Dios vió a León de Judá que ni siquiera se llamaba León de Judá, ya Dios vió a Marina, ya Dios vió la carrera, ya Dios vió el ministerio, y esa noche comenzó una trayectoria de: Dios mío, ayúdame que me trajo al 24 de septiembre del 2017, hoy, pero comenzó en ese momento de desesperación a donde aprendí a buscarlo.

¿Sabe? desde eso a mí me encanta y tal vez ahora ya saben por qué Samuel es como es. Me encanta, mira, cuando el enemigo me dice: ¿podrá tu Dios librarte de esta, podrá tu Dios Samuel? ¿are you kidding me? you have no clue who my God is, you have no idea (aplausos).

Él recompensa, créele, créele, créele, Él recompensa a los que lo buscan, Él recompensa a los que claman a Él. En eso yo ya sí, doy mi cuello y te prometo que es así. Cerremos nuestros ojos un momento.

Este mensaje entero yo admito, lo pueden considerar un largo llamado al altar. No es un llamado a convertirte a una religión, es un llamado a vivir por primera vez en tu vida, vivir como se debiera vivir, vivir como un ser humano que conoce a su Creador, vivir conociendo al Dios que abre las puertas de las cárceles, vivir conociendo al Dios que levanta a los muertos y los resucita, vivir conociendo al Dios que toma a los locos, los locos, recompone nuestra mente y nos hace reyes, sacerdotes.

Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios

TRANSCRIPT

Salmo 46, mientras abren ese Salmo y vamos a considerar casi el Salmo en su totalidad hoy, bienvenidos al Domingo de Ramos aquí, Domingo de Palmas, y mientras abrimos el Salmo 46 el texto clave del Domingo de Ramos creo que es Zacarías 9:9 ¿verdad? “Alégrate mucho hija de Sión, da voces de júbilo, hija de Jerusalén, he aquí tu Rey vendrá a ti justo y salvador, humilde y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.”

Ahora, no creo que se requiere gran, mientras estoy desarrollando este mensaje verán dónde encaja la Palabra profética que pronunció mi hermana Ibelice, pero me imagino que muchos estamos aquí esperando. El Señor te trajo a la Congregación León de Judá hoy y si es así bienvenido, esperando, rogando que nuestro Rey aparezca de una vez y nos rescate. Puede ser que nos rescate de una crisis financiera o tal vez una situación de salud, un ser querido luchando con cáncer u otra enfermedad terrible, como puede ser una relación, tu matrimonio tal vez, unos hermanos o unos amigos que ya no se hablen, un hermano en una tierra lejana que no devuelve su texto, su whatsapp ¿verdad? eso pasa en las familias, una hija o un hijo que tal vez te tiene desvelado por un tiempo ya y estás orando que tu Redentor llegue ya y que venga a tu rescate, si estás en eso bienvenido al club.

Ahora una pregunta: si Él llegar, tu Rey, tu Redentor ¿lo reconocerías, lo esperarías? y aquí voy a desarrollar una lección personal y ustedes van a tener el lujo de vivir esa lección conmigo. Un poco antes de la Navidad entré al servicio un miércoles en la noche en el santuario original con un corazón cargado y tal vez, no se escandalicen, tal vez a punto de perder la esperanza de que mi Redentor llegaría a tiempo ese día.

A propósito, noten: los Pastores que sirven en León de Judá asisten a León de Judá, Pastor Samuel ¿a cuál Iglesia tú asistes? yo voy a León de Judá, esta es mi Iglesia, el Pastor Roberto es mi Pastor, aquí lucho con mis dramas, aquí traigo mis cargas al Señor, soy un cliente más en León de Judá con mi propio drama delante del Señor y este es uno de ellos.

Y la carga era algo relacionado con el ministerio sin fin de lucro que tengo el privilegio de dirigir, el centro de recursos académicos, pero con raíces profundas tocando casi todo aspecto de mi vida. Muchos han vivido como un problema ¿verdad? digamos un problema financiero puede afectar sus relaciones, su salud también, etc., o tal vez un problema de su salud afecte igual sus relaciones y sus finanzas, era un problema con raíces ¿cuántos saben de lo que estoy hablando?

Y en 16 años ya estoy curado en salud, ya estoy acostumbrado a que el Señor llegue justo a tiempo con una solución milagrosa, yo vivo a la espera de la caballería, ya estoy acostumbrado a eso, pero esa tarde la situación parecía quizás más difícil que nunca y aunque no lo dije quizás en voz alta, ya estaba perdiendo la esperanza en mi corazón, es más, en lo recóndito de mi corazón tal vez sin yo mismo darme cuenta ya estaba elaborando un plan B culminante como el piloto de un avión buscando dónde es el escape aquí.

Son cosas que son difíciles de admitir y más compartir, especialmente como Pastor. Otro detalle, me tocaba predicar esa noche. Entré al santuario original poco antes de comenzar el servicio saludando a la gente, y mientras saludaba a la gente al acercarme a una hermana que de hecho agradezco al Señor por ella, dedico este mensaje al Señor Jesús y a esa hermana con ese don profético que no tuvo temor de compartirme esa noche.

Esa hermana me tomó de las dos manos con una intensidad y me sentó a su lado, si la vieran pareciera que eso de por sí es un milagro, okay, me sentó a su lado, tenía algo urgente que compartirme, Samuel ¿cómo estás? ¿cómo está Marina? parece que se me ve en la cara ¿verdad? lo que estoy pasando. Entonces me contó, me anunció: hace un par de noches el Señor me despertó con una carga para orar por ti y por Marina, y me dijo que te dijera: estad quietos y conoced que Yo soy Dios, estad quietos. Eso viene del Salmo 46 ¿verdad? lo conocemos, “Estad quietos y conoced que Yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Jehová de los Ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah”, gloria a Dios.

Esa Palabra hermano no se lo que le hace a usted pero esa Palabra me sostuvo, me sirvió de estímulo no solamente esa noche, pero esas dos palabras “estad quietos” me ha servido como una bandera en estas semanas, en esta época. Es como si el Señor me dijera en esa noche: envié esa hermana en ese momento preciso para que me dijera: Samuel no te he pasado de vista, te oigo, te veo y vengo por ti, vengo en tu rescate, mientras tanto estad quietos. Mientras tanto necesito que estés quieto.

Como decía mi mamá muchas veces: “estáte quieto muchacho” diga a su vecino: estáte quieto, hace mucho tiempo que usted quería decirle eso a su vecino ¿verdad? estáte quieto (risas). Y en las siguientes semanas he estado tropezando con esas palabras por donde quiera incluyendo hasta el termo de nuestro violinista, pero él trabajo como nuestro director de inglés como segundo idioma, y en una reunión él llega con su termo con este mensaje, okay God I get it, I get it, entiendo. Como dices hasta en la sopa salía, be still Sam, entiendo.

En el momento que recibí esa Palabra reconocí sin duda que era de Dios, no problem, I get it God, pero me fue y sigue siendo una lucha conocer cómo se hace eso. Piénsalo: ¿cómo espera Dios que estemos quietos?

Estar quieto es más difícil de lo que tal vez parece. Los padres aquí parecen muy familiarizados con la expresión: estáte quieto. Lo han dicho quizás en un viaje al asiento de atrás en un viaje quizás de aquí a Nueva York, ¿cuánto dura eso, verdad? nosotros somos iguales, se nos hace difícil estar quietos, es interesante.

Una de las Palabras que he recibido en este tiempo vino de la hermana María Fernanda Alzamora, esposa del Evangelista Juan Carlos Alzamora, ella le compartió una Palabra al Pastor Roberto, yo no sé cuántos de ustedes se acuerdan, y ella le dijo al Pastor de parte del Señor que el Señor lo estaba llamando a luchar por estar quietos.

Interesante, una traducción de este texto lee en vez de decir: “estad quietos y conoced que Yo soy Dios” dice: “Para de luchar y conoced que Yo soy Dios”, o sea, tomando la Palabra de esa hermana Maria Fernanda y esta Palabra suena así: luchad para parar de luchar, ¿los confundí?

El Señor lo estaba llamando: “Tienes que parar para parar de luchar y conoced que Yo soy Dios.” Parece una contradicción pero no lo es, ¿sabe por qué? gramaticalmente estad quietos es una frase verbo, es algo que hacemos; más bien es algo que somos, un estado al que el Señor quiere que lleguemos como cristianos, cristianos que hemos entendido cómo estar quietos delante del Señor y conocer que Él es Dios, pero, ¿cómo se hace eso?

Tuve que venir ante el Señor y admitir: Padre, a la verdad, pensándolo bien no sé cómo estar quieto como Tú lo esperas, múestrame, enséñame. Yo les invito a ustedes a que hagan lo mismo, muéstrame Señor cómo estar quieto delante de Ti.

Y primero Dios me tuvo que mostrar lo que no era estar quieto, lo opuesto a estar quietos. O sea, la Palabra me tuvo que mostrar cosas que tuve que dejar de hacer que Yo estaba haciendo que eran lo opuesto a estar quieto, por lo menos tres cosas que Él me está llamando a dejar de hacer para estar quietos comenzando con la número uno: No te afanes, no temas, no te afanes.

¿Sabe? muchas veces en lugar de llamarnos a estar quieto encontrarán que la Palabra nos llama a no temer o no afanarnos, es lo mismo, es la misma declaración. Si no dice estad quietos te dice lo opuesto, no temas, pero es el mismo mensaje viniendo de parte del Espíritu Santo, como esta declaración en el versículo 2 del Salmo 46 que estamos leyendo juntos ahora. Declara el versículo 2 del Salmo 46: “Por tanto, no temeremos; aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su bravura.”

En otras palabras Samuel, no temas, no te desesperes ¿por qué? versículo 1: “Dios es un nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”, versículo 5: “Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana.” Versículo 7: “Jehová de los Ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.”

Selah, casi nunca pronunciamos esa palabra. Los cantantes aquí saben lo que es esa palabra, es una indicación hebrea a los cantantes para que aquí guarden silencio y pausen, a eso es a lo que nos está llamando el Señor. Se oye bello ¿verdad? gloria a Dios.

Pero lo difícil es estar consciente: una cosa es declarar: “Dios está conmigo, Dios está conmigo” confesarlo, (cantando) “Dios es nuestro amparo, nuestra fortaleza”, lo difícil no es declararlo, sino estar consciente que Dios, ese Dios, el Dios de lo invisible está con nosotros y como quiera tememos, por más que nosotros lo declaramos, tememos.

¿Se acuerdan cómo Jesús se echó a tomar una siesta en la popa del barco mientras una tormenta violenta azotaba la cubierta del barco, cómo ellos reaccionaron? Jesús se está echando su siestita en la popa, el viento está destruyendo las velas, despiertan a Jesús y Jesús se levanta, yo me lo imagino con esa calma ¿y cuál es el problema? cuál es el problema, el problema hermano nos va a tragar, nos vamos a ahogar, ¿no te importa? literalmente dicen, ¿no te importa? nos va a tragar el mar Jesús, dicen, hello (sonidos del viento soplando). Calla, enmudece, estáte quieto, hubo gran bonanza.

El versículo 40 de Marcos 4 tiene a Jesús mirando a los Discípulos y preguntándoles: ¿por qué estáis así de amedrentados? ¿cómo no tenéis fe? “Entonces temieron con gran” ahora sí, si no tenían miedo, “con gran temor se decían el uno al otro: ¿quién es este que aún el viento y el mar le obedecen?” y la respuesta es que Él, el mismo Señor, el mismo Dios que se estaba su chopita en la popa del barco es el mismo Dios del Salmo 46: “Bramaron las naciones, titubearon los reinos, dió Él Su Voz y se derritió la tierra” es el mismo Dios, está con nosotros, y nos tenemos que entrenar a condicionarnos al hecho de que Él está cerca, Él está cerca y no temer.

Primero, no temas, no te afanes. La segunda cosa que tenemos que dejar de hacer si queremos conocer de estar quietos es: no hagas nada apresuradamente, no hagas nada apresudaramente, no te adelantes tomando el asunto en tus propias manos ¿qué quiere decir con esto? hoy está Dios diciéndote: Te veo, vengo por ti, dices: gloria a Dios, pero no sé si es que no le creemos o lo encontramos un poco lento, o perezoso, ¿por qué no le damos la mano? le damos la mano y lo ayudamos.

¿Te acuerdas cómo nació Ismael el hijo de Abraham? Dios le prometió a Abraham y a Sara un hijo a pesar de su edad avanzada, cerca de cien años tenía Abraham pero Dios se tardó en cumplir la promesa. Tal vez muchos de nosotros tenemos aquí una promesa que Dios nos dió hace años y nosotros estamos todavía esperándola.

Y Sara y Abraham decidieron darle a Dios una mano con la promesa. Abraham tuvo un hijo con Agar, Sara le dice a Abraham: mira, mete mano (risas) Dios entiende, tal vez esté en la Voluntad de Dios, gloria a Dios, mete mano y que Dios vaya contigo, y de ahí salió Ismael, Ismael.

Y hermanos como estaba declarando la hermana Ibelice: hasta el sol de hoy eso es un desastre la relación entre la descendencia de Ismael y la descendencia de Isaac. Tal vez Dios se puede glorificar en el asunto y lo hará porque nos ama y no nos abandona pero yo les puedo asegurar que no era el plan de Dios para Abraham y Sara, y un Ismael no es lo que Dios tiene en mente para ti tampoco.

En nuestra desesperación somos capaces de crear, tengan cuidado con esto mis hermanos, en nuestra desesperación somos capaces de crear un Ismael, un Ismael hermanos. Tal vez dejar la Iglesia o tal vez dejar tus estudios, o dejar tu trabajo, mandar un mensaje enojados en facebook y regarla por los cuatro vientos, y para salir uno de uno estiramos la verdad un poco ¿verdad? o las reglas del trabajo, o más peligrosamente la ley para salir de una prueba.

Consecuencias a veces graves acompañan nuestros Ismaeles. Dios en Su Amor y Su Gracia recoge los pedazos, limpia los baches que dejamos, no se aparta de ti, se compromete a trabajar contigo a pesar de ser cabeciduro pero no es lo que Él tenía en mente para ti. Estoy seguro que muchos de los planes que yo estaba fraguando en ese momento esa noche hubiesen dado a luz a un Ismael, quién sabe si hoy día yo estuviera aquí, Satanás hubiera impedido que hoy en este día usted oyera este mensaje si hubiera elaborado mi plan B y no esperado a quien llegó, gloria a Dios, al tiempo de Él y de la manera de Él.

Pero imagínate: un día en la gloria explicando al Señor, el Señor preguntando: Samuel ¿qué estabas tú pensando, por qué hiciste eso? ¿no te dije Yo que venía por ti? ¿por qué no me esperaste?

No te apures, yo estoy seguro que ahí ya corriendo por el patio tengo un par de Ismaeles ya que Dios en Su soberanía me ha visitado con Su Gracia, pero yo lo que quiero es la perfecta Voluntad de Dios para mi vida y eso es lo que quiere usted.

Número tres, la tercera cosa que tenemos que dejar: no guardes pensamientos negativos, no guardes pensamientos negativos. Ira, rencores, resentimientos, etc. Tal vez tus temores no te llevarán a hacer algo apresurado, es más, quizás ni siquiera estás en posición de hacer nada, pero en lugar de eso internalizas tu temor, internalizas tu estrés y te envenenas tú mismo guardando rencores contra gente que quizás no ve las cosas como tú o que estás convencido que te han hecho daño, o que te han quitado algo, o negado algo que tú piensas que mereces, un patrón, un ex amigo, un ex esposo, una ex esposa, un Pastor, ese rencor al pasar el tiempo se convierte en resentimiento, dale al resentimiento un tiempo y viene a ser amargura, amargura contra el mundo entero en tu corazón y a la larga convirtiendo tu corazón en un basurero, tu corazón, el templo del Espíritu Santo, contristándolo dentro de ti.

Eso nos advierte Efesios capítulo 4, eso es como tomar un dumpster y regarlo aquí en frente al altar y convertir eso en tu corazón. Estar quietos requiere que quitemos como dice Efesios capítulo 4 versículo 31: “Quitad toda amargura, enojo, gritería y maledicencia, y toda malicia; antes, sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.” Oigan el mensaje del Pastor la semana pasada acerca de la gracia, es la misma idea.

Aquí estad quietos y conoced que Yo soy Dios es un llamado a dejar que Dios pelee nuestra batalla con las armaduras de Él y no las nuestras, las armas de Dios no son de este mundo pero son más efectivas. Es más, uno de mis textos favoritos en este Salmo glorioso para mí es el versículo 9: “Nuestro Dios es el Dios que hace cesar las guerras hasta los fines de la Tierra, que corta el arco, que quiebra la lanza, que quema los carros en el fuego” el método de Dios tal vez no es el método que usted prefiere porque el método de Dios es exterminar guerras y contiendas de una vez y establecer Su paz, Su bienestar.

No ganas tú, no gana ella, no gana el otro, el que ganó fue Dios y si nosotros somos Su criatura, si tú eres la niña de Sus ojos y Dios gana, hey, ganaste tú también, más hubieses tal vez tú perdido en ese embrollo. No te preocupes por intentar amoldar los corazones de otros, estáte quieto. No te preocupes por los corazones de otros, eso no se toca, eso no nos toca a nosotros.

El corazón del Rey dice la Palabra y de todo el mundo está dice ¿dónde? en la Mano de Jehová, y si de algo te tienes que preocupar usa esa energía para ocuparte de tu propio corazón, tu propio corazón, en serio, ¿qué ve Dios al ver tu corazón?

Cuando estés a solas delante del Señor trae eso y muchos de estos resentimientos, rencor, amargura, cuando se antojan visitarnos es precisamente en nuestros momentos de oración, un bombardeo en ese momento. Abrimos la Palabra, nos estamos quietos y Satanás lo menos que quiere es que usted tenga comunión con el Espíritu Santo. “A ti te encanta la amargura, a ti te encanta el rencor, ¿te acuerdas lo que te hicieron?” mire y usted desgasta ese tiempo precioso en veneno cuando debes decirle al Señor: hazme un hombre de amor, que tú veas amor, benignidad, misericordioso, una práctica de perdonar ofensas, que Dios no encuentre nada que limite Su Gracia en ti y de eso se trata.

Yo quiero que mi corazón sea un canal limpio por el cual corra la Gracia de Dios y me alcance Su Gracia y Su revelación, de eso se trata, y deja que Dios se encargue de los corazones de otros. Entrégaselos a Dios, trae tu lista de enemigos, Nixon parece que tenía en una caja fuerte (ríe), mira trae tu lista de enemigos, sácala y no salgas de aquí sin traerla a los pies del Señor, mejor dicho, clávala en la cruz y déjala allí; es más, especialmente si tú eres uno de esos enemigos.

Muchos de nosotros cargamos resentimientos contra nosotros mismos redargüidos por Ismael, deja eso, la sangre de Cristo cubre multitud de pecados, el Señor te perdonó. Si Dios te dice: Te amo tú le dices: gracias, si Dios te dice: Te perdono tú le dices: gracias, si Dios te dice: Borrón y cuenta nueva tú le dices: gracias Jesús; clávalo a la cruz y no dejes que eso te cargue tampoco.

Mis hermanos: si eso es lo que tenemos que dejar de hacer ¿cómo es estar quietos Pastor? ¿cómo dice el versículo 10, de nuevo? estad quietos ¿y qué? y conoced que Yo soy Dios. Otra traducción: para de luchar y conoced que Yo soy Dios. Para de luchar por ser el jefe de tu propia vida, de tu propio mundo y conoced que Yo soy Dios, y no tú.

Otra manera en que ese texto ha sido traducido es esta: “Estad quietos y conoced el Yo soy.” Eso es una manera legítima de traducir esa frase hebrea, estad quietos y conozcan. Llegas a conocer el gran Yo soy y eso es lo que Dios quiere a través de eso. Usted ve una lucha, usted ve un problema, usted ve un reto, usted ve su peor pesadilla desarrollándose delante de usted, usted ve un león que lo quiere tragar vivo, Dios ve una oportunidad de mostrarte Su gloria, Dios ve una oportunidad para que usted de una vez sepa quién es verdaderamente, usted ha cantado del Dios Todopoderoso, del Dios invencible en batalla, el Dios que provee, el Dios que sana, el Dios vivo, el Dios que resucitó de entre los muertos, pero hasta que usted no esté en un buen aprieto no lo va a conocer, no lo vas a conocer, y si estás luchando, y estás tratando de maquinar y salirte con la tuya, yo voy a resolver esto, confieso que Dios es mi Salvador, mi rescatador, pero sigues luchando el Señor en Su amor paternal te agarra y te dice: Oye muchacho estáte quieto, déjame eso, déjame trabajar aquí, déjame aquí y mostrarte Mi gloria.

Yo te oigo dice Tu Redentor, vengo por ti. De nuevo ese texto en Zacarías lee: “Alégrate mucho hija de Sión, da voces de júbilo hija de Jerusalén; he aquí tu Rey vendrá a ti” y hasta aquí nosotros todos decimos: gloria a Dios, pero luego sigue: “justo y salvador, humilde y cabalgando sobre un asno” no un caballo de guerra, “sobre un pollino” además, “hijo de una asna”, entra el Señor cabalgando sobre un pollino de una asna, aquí llegué a tu rescate.

Y tú no dices nada pero tú lo miras un poco raro y el Señor dice: ¿No soy lo que esperabas? no Señor yo esperaba Tú sabes como en las películas mexicanas esas con todos Tus powers, y revólveres por donde quiera, y rodeado de una caballería, no sé, como el héroe del Señor de los Anillos, algo así, pero ¿ni siquiera encontraste la mamá, tenía que ser el pollino?

¿Sabe? Él no tiene que llamar la atención cuando llega, Él es el Rey de gloria, de gloria, la gloria del Señor le sale por los poros. Su Presencia es gloria suficiente.

Puede ser que resuelva tus asuntos precisamente como esperas que Él lo haga o puede ser que tenga otro plan, un plan que tal vez usted no entiende pero un plan que le traerá a él gloria y que te llevará a entenderlo mucho más profundamente que antes. Lo importante es que llegó tu Rey, llegó tu Rey y Dios nos libre de que Él no nos encuentre esperándolo.

¿Por qué importa la Segunda Venida de Cristo?

TRANSCRIPT

Primera de Tesalonicenses, capítulo 4, mis hermanos, comenzando con el versículo 13. El viernes en la noche en el santuario original despedimos al hermano Gustavo Ortiz, hemos despedido a varios hermanos y hermanas, algunos ancianos, otros jóvenes, hasta bebés hemos velado en ese santuario. El Pastor Gregory abrió el servicio fúnebre leyendo este mismo texto. Declara la palabra de Dios:

“…Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza, porque si creemos que Jesús murió y resucitó así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él, por lo cual os decimos esto, en palabra del Señor que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor no precederemos a los que durmieron, porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios descenderá del cielo y los muertos en Cristo resucitará primero, luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor, por tanto alentaos los unos a los otros con estas palabra.”

El capítulo 5 sigue, “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones no tenéis necesidad hermanos de que yo os escriba porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche, que cuando digan, paz y seguridad entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Más vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas para que aquel día os sorprenda como ladrón porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas.”

¿Por qué nos importa en el siglo XXI, en el año 2016, por qué es importante que prediquemos, que creamos, que a cada rato nos recordemos que Cristo viene? Creen en el rapto. Y acaso qué sabemos, qué deberíamos saber y qué no se sabe acerca del rapto, acerca de la segunda venida de Cristo.

La tercera pregunta que vamos a indagar en esta mañana es a la luz de esta doctrina, a la luz de la venida de Cristo, ¿cómo pues viviremos? ¿Cómo se espera que nosotros esperemos a Jesús? ¿Por qué nos importa el rapto? ¿Por qué aún hoy nos importa la segunda venida?

Saben, mis hermanos, es raro, en verdad no me acuerdo la última vez que oí aparte de unos contextos muy específicos, muy pentecostales, usted se puede imaginar. Pero aparte de ese contexto no me acuerdo de la última vez que oí un mensaje dedicado al rapto, dedicado a la segunda venida de Cristo. Yo no creo que eso es un accidente. Es raro que se oigan mensajes estos días acerca del rapto.

¿Por qué? Bueno, primero, como el tema de la prosperidad, el rapto y la segunda venida de Cristo es una de esas verdades bíblicas que han sido abusadas y maltratadas, e incluso algunos han llegado a anunciar fechas finales para el rapto. O sea, a las 10 de la noche, el día 24 de julio, en medio de la barbacoa en mi casa celebraremos el rapto. Y dejando a algunos decepcionados cuando el rapto no llega en ese momento, y han hecho que la iglesia evangélica en sí se vea ridícula.

Y también, hey, han pasado más de 2000 años entonces dónde está el rapto? Esa pregunta no es única original al siglo XXI, 20 siglos atrás, en el primer siglo aún en ese entonces estaban preguntando, ¿y dónde está el rapto? El Apóstol Pedro escribe en Segunda de Pedro, capítulo 3, “sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores – ¿habrán burladores en nuestra comunidad – andando según sus propias concupiscencias y diciendo, ¿dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron todas las cosas permanecen así, como desde el principio de la creación.”

O sea, como no ha acontecido en 2000 años, este sentir, esta actitud no es única al mundo. Muchos en la iglesia, es más, en el secreto de sus corazones, muchos predicadores nos hemos enfriado y atemorizado. Yo mismo luché francamente, se lo confieso al Señor y a ustedes, luché con el Espíritu Santo antes de traer esta palabra. No era la palabra que yo tenía en mente para esta congregación en esta mañana. Tenía algo mucho más seguro, un mensaje acerca de diezmos y ofrendas. Esa se la tengo guardada.

Pero fíjate, qué pasa. Hagamos este experimento. Quita de un momento, imagínate que la doctrina del Evangelio de Jesucristo es una casa, quitemos la viga de la doctrina del rapto, imagínese de la casa del Evangelio de Jesucristo que podamos quitar una de las vigas de esa doctrina, que eso sea la segunda venida de Cristo. ¿Con qué nos deja? Nos deja, primero, con una iglesia, que primero que se enfoca solo en este mundo. ¿Qué pasa cuando dejamos por alto este mensaje? ¿Cuál es el impacto? ¿Por qué nos importa? Porque nos deja con una iglesia, primero, que se enfoca solo en este mundo, solo en lo de aquí y lo de ahora. No quiero tomar al pobre hermano Joe Losting de punto a cada rato, pero él está acostumbrado a esto.

Uno de los libros que más ha vendido el título es, “Your best life now.” “Tu mejor vida ahora.” Yo creo que el Señor nos prospera ahora, pero yo no creo que mi mejor vida es aquí y ahora. Y si es así el Evangelio es indistinguible de incontables programas de auto mejoramiento, indistinguible… para eso tenemos un programa de 12 pasos o yogo o budismo o lo que sea, es un programa más.

Segundo, sin la doctrina de la segunda venida nos deja una iglesia sin un sentido de una responsabilidad, accountability, sin un sentido de una responsabilidad a Dios, sin un sano temor nacido de la realidad que un día lo veremos, sin la realidad que un día le rendiremos cuentas al Señor. No hay nada que nos anime a una pureza personal interna.

¿Por qué importa lo que pienso? ¿Por qué importa lo que hago con mi corazón si nadie me va a juzgar a ese nivel? No hay nada que llame a pastores y predicadores a respetar la doctrina bíblica. ¿Qué importa lo que predique siempre y cuando le caiga bien a la gente y que vengan y que diezmen? No hay un sentido de responsabilidad a Dios.

Tercero, una iglesia sin esta doctrina es una iglesia con un Evangelio endeble. ¿Para qué? ¿Por qué recibir a Cristo como tu salvador? Bueno, para que vivas una vida mejor, para que te vaya mejor, para que se incrementen tus notas en la universidad o se mejore un poco la relación con tu cónyuge, pero eso lo puedo sacar de este programa o de este otro libro. ¿Qué importa el Evangelio?

Cuarto, nosotros comenzamos a creer eso también en nuestro secreto. Nosotros comenzamos a compartir la depresión y el desespero de este mundo. Nos olvidamos de la razón de nuestro gozo. Nos olvidamos de la fuente de nuestra esperanza, como abre aquí Pablo, “tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de lo que duerme para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.”

Y nosotros hemos llegado al punto en que la iglesia y el mundo son prácticamente indistinguibles en su aspecto y su relación con Dios. Y creo que mucho de eso tiene que ver con el adormecer y el ignorar esta doctrina, porque su parte Pablo, y de hecho la iglesia, por siglos creía en el rapto hasta sus huesos. En este pasaje léalo como usted leería un periódico, léelo en castellano, léelo en portugués, léalo en su idioma, léalo en el griego original y usted verá que Pablo es incontrovertiblemente claro en como él describe este evento. Él lo describe como un hecho, no una teoría como tantos más para él, era un hecho, era una cita, era una fecha.

Cristo viene por su iglesia. Punto. Y luego él escribe, “por tanto alentaos los unos a los otros con estas palabras,” se espera no solo que creamos esta doctrina sino que nos recordemos a cada rato que Cristo viene, animarnos con esas palabras, clavarlas a nuestros corazones y hacerlas nuestra esperanza. Eso es lo que se espera.

Pablo aquí está siendo insistente, mis hermanos, compartan a cada rato esta palabra los unos a los otros, aliéntense, animen a los que están quebrantados y entristecidos. Si no encuentra otra cosa que decir, a esa vida quebrantada, que esa vida sin esperanza, dile por lo menos, Cristo vive, te conoce y viene por ti. Aliéntense los unos a otros con estas palabras. Es una de las doctrinas más consistentes y coherentes de las escrituras.

Es increíble lo mucho que se habla de esto en la palabra y lo consistente que es la doctrina de la segunda venida de Cristo por toda la palabra. Nace de Jesús mismo, por ejemplo, como Pablo dice, “por lo cual os decimos, esto en palabra del Señor,” lo creemos porque Jesús lo predicó y lo prometió en cada uno de los Evangelios, como nosotros vamos a explorar ahorita. Igual, los profetas del Antiguo Testamento, Daniel, Jeremías, Isaías, Amos, etc. todos señalaron a este día.

Hechos, capítulo 1, el certificado de nacimiento de la iglesia. Ángeles les anunciaron a los discípulos que acababan de ver a Cristo ascender al cielo, que de esa misma manera Cristo volvería por ellos. Les dice, “varones galileos, por qué estáis mirando al cielo? Se nos fue nuestro héroe, nuestro Mesías, lo vimos desaparecer entre las nubes. ¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.”

Pablo, por cierto, Pedro, especialmente en su segunda carta y en Apocalipsis Jesús promete, “he aquí, vengo pronto y mi galardón conmigo,” es más, las escrituras concluye con estas palabras, “el que da testimonio de estas cosas ciertamente vengo en breve, amén. Sí, ven Señor Jesús.”

El último suspiro de la palabra del Señor es ven Señor Jesús. Y hasta el siglo XXI la segundo venida de Cristo era una de las verdades incontrovertibles de la doctrina de la iglesia. ¿Ustedes han oído de la celebración del advenimiento? La iglesia católica, la iglesia anglicana celebran el advenimiento, no tan solo en nacimiento de Jesús, su primera venida, la encarnación en el tiempo de la Navidad, pero muchos no conocen esto. A la vez el advenimiento celebraba la promesa de la segunda venida de Cristo. Los cristianos de antaño concluían el año diciendo, ven Señor Jesús. Qué lindo, al llegar la medianoche y al anunciar un nuevo año, nuestros hermanos y hermanas de antaño invitaban que el Señor regresara.

Satanás nos ha robado este tesoro. Y es tiempo de reclamárselo. Es tiempo de volverlo al pueblo de Dios. ¿Qué sabemos y qué no se sabe acerca del rapto? En esta carta de Pablo a los tesalonicenses aprendemos por lo menos 5 principios claves acerca de la segunda venida.

Primero, comenzando con el versículo 14, sabemos que los muertos en Cristo resucitarán, despertarán primero. Uno los primeros principios claves acerca de esta doctrina. Este es un recordatorio de esta doctrina para muchos de nosotros que no lo hemos oído un buen tiempo. Escribe Pablo, “porque si creemos que Jesús murió y resucitó así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él,” o sea, vendrán de algún lugar, “por lo cual os decimos esto en palabra del Señor, que nosotros que vivimos que habremos quedado hasta la venida del Señor no precederemos a los que durmieron.”

O sea, la resurrección de Jesús de entre los muertos es el precedente para nuestra propia resurrección. Es la esperanza que nosotros también seremos levantados entre los muertos. Pablo explica que los muertos en Cristo, como mi hermano Gustavo, como mi mamá, como mi papá, como nuestros seres queridos, como cada funeral de cada creyente que usted ha asistido, duerme. Mami duerme. Papi duerme. Nosotros lloramos porque los extrañamos pero en este momento hay una separación por el momento entre sus espíritus y sus cuerpos. Por ahora sus espíritus están en la presencia del Señor, en el paraíso como Jesús le prometió al ladrón en la cruz.

Ahora, no voy a entrar en detalles si era el cielo u otro lugar, lo que importa es que estamos con el Señor. A mí no me importa si estoy en el sótano de la casa estatal si Jesús está ahí. Yo puedo pasar una eternidad en el baño, siempre y cuando él esté ahí. Estar con el Señor es lo que importa. Sus cuerpos inertes mientras tanto duermen esperando otro cuerpo, un cuerpo, como declara la palabra en otro lugar, incorruptible.

A la venida del Señor los que duermen recibirán el gran despertador eterno, porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios descenderá del cielo y los muertos en Cristo son los primeros en despertar.

Segundo principio, entonces nosotros, o seas, los que aún vivimos nos reuniremos con Jesús y con ellos en las nubes. Nosotros que los sobrevivimos, que llegamos a vivir hasta el momento de ese despertamiento, nos reuniremos con ellos en las nubes.

Versículo 17, “luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado seremos arrebatados – diga arrebatado – juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire y así estaremos siempre con el Señor.”

Un nuevo capítulo comienza. Nuestra eternidad comienza en ese momento. La palabra que aquí es traducida arrebatar, también puede ser traducida como agarrar, arrancar como arrancar de raíces, o sacar a alguien a la fuerza salvándole su vida. Ven, muchacho cabeza duro, ven. Todavía estoy en fila para el pastelito. Ven, muchacho. Agarrarlo en ese momento. También se usaba en este contexto, reclamando algo o alguien para uno, eso es mío, ese es mi mulito. Este es mi hijo. Esta es mi hija. Esta es mi iglesia. En latín esta palabra es traducida raptus. La palabra que se usa para arrebatar aquí se traduce raptus y de ahí sacamos la palabra rapto.

Y cómo será eso? tal vez el que mejor lo explica es el mismo Jesús. Él describe en Mateo 24, “entonces estarán dos en el campo, el uno será agarrado, tomado, y el otro será dejado; dos mujeres estarán moliendo en un molino, la una será tomada y la otra será dejada.”

¿Cómo dejaste la telenovela anoche? Bueno, fíjate, en ese momento… ¿Y dónde se fue Josefa, dónde se fue? Tomada. “Por eso velad pues porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir velaría y no dejaría minar a su casa.”

Interesantemente Pedro escribe “pero el día del Señor vendrá como un ladrón.” Pablo usa también precisamente la misma ilustración que Jesús – hay una consistencia increíble en la palabra – “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, versículo 1, capítulo 5, no tenéis necesidad hermanos de que os escriba porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche.”

Ese es el tercer principio, no sabemos el día. No sabemos la hora y esa es la idea. Esa es precisamente la idea. Como ladrón en la noche, es lo que la palabra una y otra vez dice. Ningún ladrón deja una nota en su puerta avisando, “mañana a las 3 de la tarde me voy a subir a la ventana del sótano de su casa y le voy a llevar hasta el perro.” Ningún ladrón hace eso. Allí estaríamos esperando tal vez con un guardia al lado o la pala de la escoba esperándolo, bienvenido! Pero no anuncian. No sabemos el día, no sabemos la hora.

Es el secreto mejor guardado del universo. Yo creo que esa fecha está escrita en un papel con tinta invisible encerrado en una caja fuerte al lado del trono del Padre y solo él conoce la combinación. Dijo Jesús en Marcos, capítulo 13, “porque de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aún los ángeles que están en el cielo.“ Ni el Hijo sabe esa hora, sino el Padre. Lo más que sabemos es que puede acontecer en cualquier instante, que sería mejor que veláramos.

Por cierto, mis hermanos, las iglesias atraen ladrones como moscas a un asado. Por eso usamos cámaras y atalayas como Luis Campo y Frances Devaris, por qué? Sabemos cuándo llegará alguien para… sabe que una vez nos llevaron hasta las cámaras. Velando. No es chiste, es cierto.

Cuarto principio, por qué velar. Porque las cosas se pondrán peor, antes se pondrán mejor. Esto sí sabemos, esto sí nos advierte que las cosas se pondrán peor before they get better. Dice la palabra, sigue Pablo en Primera de Tesalonicenses, capítulo 5, versículo 3, “que cuando digan paz y seguridad entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina como los dolores a la mujer encinta y no escaparán.”

Paz y seguridad. Tengo suficiente edad para recordar que 20 años atrás al derrumbarse la Unión Soviética se esperaba un mundo de paz y seguridad, el fin de las guerras. Pero nunca nos hemos sentido menos seguros que ahora, nunca nos ha faltado más la paz. La muerte nos puede sorprender en el día de hoy dondequiera aún en unas vacaciones en Francia. Francia, who would have ever thought? Orlando, Disney, y te puedes pegar la muerte. Dondequiera.

A veces yo temo pensar cómo será ser un joven de 12, 13, 14 años criándose en este ambiente. Cómo procesar 50 murieron acá, 80 murieron acá, 120 murieron acá. En la ciudad de Somerville tenemos una bandera que desciende a mitad en símbolo de duelo en momentos de desastre y se me ocurrió la semana pasada al ver esa bandera a la mitad que ni siquiera sé cuál desastre estaban ellos velando. Cuál de las tantas? Baton Rouge, Dallas, Minneapolis, cuál? Nice, Turkey, Munich? Esa bandera por semanas se ha mantenido semana tras semana a mitad anunciando un desastre más, un duelo más. Ese es el mundo de 2016.

¿Cuándo es la última vez que usted se ha sentido allá afuera totalmente seguro o en paz? Y por eso el Señor nos recuerda, “oiréis de guerras y rumores de guerra – Mateo 24 – mirad que no os turbéis, pueblo de Dios, porque es necesario que todo esto acontezca pero aún no es el fin.” Y eso nos trae al quinto principio que exploramos acerca de la venida del Señor.

No os turbéis. Veamos lo que veamos, los que esperan a Jesús y anhelan su venida son hijos de luz. Ustedes oigan, nación contra nación, pueblo contra pueblo, cuando ustedes oigan de desastres y guerras y rumores de guerra, acuérdate, respira hondo, primeramente sobre ti declaro, yo soy hijo de Dios, cubierto por la sangre de Cristo, mi Mesías me advirtió. Vea la cuna de sus hijos, pon manos sobre ellos dondequiera, eres hijo de luz, en esta casa estamos cubiertos por la sangre de Cristo. Si es ya un adulto, ya tiene su familia, tiene su hogar, tiene sus hijos, saque su celular, en el tiempo de intercesión, mira esas fotos de ellos, de sus nietos y en el en el nombre de Jesús, Señor, los cubro con la sangre del cordero, los cubro, son hijos de luz. No nos turbaremos. No somos de este mundo.

En vez de turbarnos nos emociona porque sabemos que nuestra redención se aproxima. Sino como hijos de luz velamos y seamos sobrios. Sigue el versículo 6, “… por tanto no durmamos como los demás – este es otro tipo de sueño, esto es un sueño de falta de velar. El sueño de la iglesia en muchas maneras es no buscar, anhelar la venida del Hijo, eso es un tipo de sueño. El no anhelar, la iglesia al no anunciar la venida de Jesús, la iglesia no anhelar la venida de Jesús es un tipo de la iglesia durmiendo y la palabra nos dice, “no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios pues los que duermen de noche duermen, y los que se embriagan de noche se embriagan, pero nosotros que somos del día seamos sobrios y habiéndonos vestido con la coraza de fe y del amor y con la esperanza de la salvación como yelmo.”

Armémonos con la palabra del Señor. Armémonos con esta fe. Armémonos con el amor. ¿Qué es lo que Pablo está diciendo aquí? en vez de turbarte cuando oiga estas cosas, haga esto tu instinto. Ah, gracias por recordarme Señor, tu vienes, tu vienes pronto. La próxima vez que CNN te mande un anuncio de un desastre más, o veas otra demostración o vea a los políticos quitándose los cantos y una falta de liderazgo… un desierto de liderazgo en este país, recuérdate, Samuel, that’s right, es cierto, Cristo viene. E importa cómo vivimos. Si es así cómo velamos? ¿Cómo debemos vivir a la luz de la venida de Cristo?

Concluimos este mensaje con por lo menos 3 maneras en que Pablo y las escrituras sugiere que nosotros vivamos si es que estamos velando por la venida de Cristo ¿qué debes hacer? ¿Cómo deberíamos vivir?

Primero, vivir en santidad. Vivir para agradar a Dios. Vivir para complacer a Dios. Haga eso su obsesión. Primera de Tesalonicenses, capítulo 4, versículo 1, “Que sigan progresando en el modo de vivir que agrada a Dios,” y luego en versículo 3, “la voluntad de Dios es que sean santificados.” Esa es la traducción de la Nueva Versión internacional.

Me emociona lo que escribe el Apóstol Pedro en Segunda de Pedro, y esto es usando la traducción de Dios habla hoy, en Segunda de Pedro, capítulo 3, versículo 11, él escribe, “puesto que todo va a ser destruido de esa manera, ¿con cuánta santidad y devoción deben vivir ustedes? Esperen la llegada del día de Dios y hagan lo posible para apresurarla.”

Interesante. Nosotros tal vez no conozcamos el día ni la hora pero aquí implica Pedro que la iglesia de una forma misteriosamente tiene la capacidad de apresurar la venida del Señor, viviendo en santidad, dedicándonos a santidad. Ciertamente en Primera de Tesalonicenses Pablo escribe al principio en el contexto de cuidarnos de la fornicación e impureza sexual, eso lo vemos en versículo 3 y 5, pero también nos exhorta en el versículo 6 “que ninguno agravie ni engañe en nada,” dice ahí, en nada, o sea, estafar, mentir, apoderarte de, salir con la suya a su hermano. “Porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado.”

Vivir sabiendo, un día de estos… la idea de Apocalipsis de la iglesia sin mancha, sin arrugas, purificándose, preparándose para el día en que nosotros veamos a Jesús ojo a ojo, cara a cara y rindiéndole cuentas de cómo nos tratamos los unos a los otros, y a la luz de eso esta segunda sugerencia, cómo velamos.

Amémonos los unos a los otros. Primeramente, vivamos en santidad, traducción, respete a Dios, respete su palabra, viva para agradarlo. Sal de tu zona de confort para complacer a tu Dios, número 1. Número 2, ama tu hermano, ama a tu hermana, amémonos los unos a los otros.

Versículo 9, “pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba porque vosotros mismo habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros.” Como dice Pablo, debe ser obvio, ¿verdad? Pero él no está hablando de un sentir amor como una emoción, esto se trata de vivir esperando la venida del Señor. El amor es nuestra misión en la vida, es una obsesión. No es algo que sentimos, es algo que usted se ha dedicado a hacer. Yo me voy a dedicar, mientras esté yo sobre esta tierra, mientras yo tenga la oportunidad de expandir el Reino de Dios me ocuparé de amar activamente, notablemente, con palabras, con hechos, con generosidad. Me conocerán por uno que amaba, que ama. Es una obsesión.

¿Cómo puedo ser luz e izar a aquellos alrededor de mí? Piensen entonces, hermanos, en círculos concéntricos, primero su familia, su esposa, su cónyuge, ámalos. ¿Cuál es el lenguaje de amor de su esposa? ¿Cuál es el lenguaje de amor de sus hijos? ¿Cómo puedes ser tu un representante del amor de Jesucristo, una conducta del amor de Jesucristo a ellos? De ahí el círculo expande ya a la iglesia, a tus hermanos, a tus pastores, ¿cómo puedo amar más? En vez de ser meramente un receptor, alguien con grandes necesidades, ¿Cómo puedo yo amar a aquellos que están a mi alrededor?

Y eso se expande, hermanos, ya al trabajo, ya a su vecindario. Entre poco, ya la ciudad entera se convierte… el que no ha experimentado esto está perdiendo su vida. Esto es como un hilo que uno lo jala y jala y cuando uno se da cuenta tiene una mano de misericordia que comienza amando, simplemente amando a esos niños, amando a esos jóvenes, se convierten en lazos de amor que comenzó meramente orando, corazones quebrantados por ellos. Y uno los ama y los ama y Dios te da más, y Dios te da más, y Dios te bendice más y por más que usted ama, y por más que usted sirve más Dios te da la capacidad para amar, más Dios expande tu horizonte. Jurc, comenzando con 40 jóvenes en 1999 y ahora llegando casi a 2000 y nuevas escuelas públicas. ¿Pero cuál es el secreto? Son misioneros que enviamos allí para amar esas escuelas. El Señor expande.

Agencia Alfa, hermanos, el secreto de estos ministerios es el amor, entonces el rey dirá a los de su derecha, venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me recogisteis, estuve desnudo y me cubristeis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a mí. Nunca te cansarás de amar.

Y por último, no nos aferremos a este mundo, mis hermanos. Primera de Tesalonicenses, capítulo 11 y aquí lo leeré en la Biblia Latinoamericana. “Y a qué tengáis por vuestra ambición el llevar una vida tranquila – en inglés se traduce, live a quiet life – y os ocupéis en vuestros propios asuntos – en inglés, mind your own business – y trabajéis con vuestras manos tal como os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera y no tengáis necesidad de nada.”

Ahora, esto parece una contradicción. Una vida tranquila no parece una ambición, ¿verdad? Y ese es el punto, mientras estemos sobre esta tierra, hermanos, no te afanes, no pierdas tiempo por si te reconocieron o si te dieron el aumento o si se hicieron tu amigo, o si se recordaron de ti antes de partir de este mundo. Si eso ocurre, amén, pero ama la tranquilidad, lo que Dios ya te ha dada, los que Dios ya te ha confiado. Aprovecha mejor este tiempo amándolos y lo radical es esto, si usted dice, “Sabe, yo no soy de este mundo, mis tesoros están en otro lugar,” y usted se dedica a eso, a vivir tranquilamente lo que Dios dio Dios quitó, bendito sea el nombre del Señor. Si hoy tenemos tortillas y huevos, amén, si mañana pasteles y mondongo amén, si el próximo día tenemos que llamar a los chinos, amén. Cada día Dios provee. Ser diligente, ser confiable.

Sabe lo que te conviertes en ese momento? Te conviertes en un imán. La gente aunque no conocen a Cristo se acercarán a ti. Quieren estar alrededor de este tipo que siempre lo ven tranquilo, este bombazo explotó por ahí, esta otra cosa explota por allá, pero tu siempre tienes una palabra de amor, tus ojos se parecen a los ojos de Cristo y si a nadie más pueden confiarle esa tarea te lo pueden confiar a ti porque te conocen como alguien sobrio, serio, confiable, una persona de integridad y quieren estar cerca de ti.

Y te preguntarán, pero ven acá, David, why are you different? Y le puedes responder, “Mira, si vivo estoy bien, si duermo estoy bien, al fin del día yo gano, al fin de mis historia estoy con Jesús para siempre.” Eso es imborrable. Isis no puede borrar eso. Ningún político puede borrar eso. La cuenta de valores no puede borrar eso. El Boston Globe no puede borrar eso. Me puedes matar, me pueden partir en mil pedazos, más pronto estoy con el Señor. O sea, no me pueden quitar esta vida, esta esperanza.

¿Qué acontece con una vida que vive así? Una mente que hace eso su enfoque, alguien que sale a su trabajo sea con su mochila o sea con sus herramientas o sea con sus cachivaches, para subir al tren, mira los cielos por un momento antes de comenzar el día, mira a los cielos buscando la señal del Hijo del hombre, te espero Señor. Yo tengo mi agenda para este día pero tienes todo el permiso de venir a buscarme en este día, Señor.

Ven Señor Jesús. Bajen sus rostros. Si esto tiene sentido para ti, te acuerdas del día que entregaste tu vida al Señor y le pediste, “Señor, cúbreme con tu sangre.” Hoy en el en el nombre de Jesús te recuerdo de por qué lo hiciste y qué es lo que esperamos y qué es lo que está en juego. Ahora en tu espíritu tal vez como no lo has hecho en un buen tiempo, mira al Señor y dile, ven, ven Señor. Ven Señor.

Yo te espero como siempre te espero todos los días, espero tu presencia, espero que me guardes, espero que me prosperes, espero que me protejas, espero que me sanes, espero que me acompañes, espero que me des sabiduría cuando me vea turbado, me de la paz, Señor, cuando me vea retado. Tu sabes lo que quiero decir, Señor, te invito Jesús en la forma que te de la gana en este día, ven, ven a mí. Ven Señor. Ven Señor. Esta iglesia dice, ven. En este momento en Boston te necesitamos más que nunca, en este país, en este mundo, ven Señor.

Sobre todo el Señor nos está llamando a ser santos

TRANSCRIPT

El pastor Roberto Miranda ha estado transmitiendo una serie de mensajes escudriñando cómo vivir conforme a los tiempos que estamos viviendo. Y una respuesta inescapable que oímos de parte del Señor es esta, seamos santos. Dios nos está llamando, esto es inescapable, sobre todo lo demás que tal vez el Señor pida de su pueblo, sobre todo el Señor nos está llamando a ser santos.

En esta mañana mis hermanos, vamos a explorar dos preguntas. Primero, ¿qué quiere decir eso? a la verdad a qué nos está retando Dios cuando nos llama a ser santos. Segundo, ¿cómo se hace eso? cómo hacemos, si algo, para ser santos. Solo esas dos preguntas vamos a explorar en esta mañana y nos vamos de aquí.

Está proyectado el Reina Valera pero les voy a leer esta escritura en la versión Nueva Versión Internacional, para aclarar cierto idioma.

“Yo soy el Señor su Dios, así que santifíquense y manténganse santos porque yo soy santo. No se hagan impuros por causa de los animales que se arrastran. Yo soy el Señor que los sacó de la tierra de Egipto, para ser su Dios. Sean pues, santos porque yo soy santo.”

Mis hermanos, honestamente cómo usted reacciona a esa palabra ‘santo’, santidad. ¿Cómo reaccionas cuando lees eso? yo sé cómo yo reacciono y eso fue lo que me llevó, esa confrontación en mi espíritu, cuando el Señor me reveló esta palabra, en mi tiempo a solas con Dios y tuve que honestamente admitir al Señor, sabe, tal vez, Señor, si fuéramos honestos desearía pasar esta escritura por alto. ¿Cuántos no hacemos eso? vemos algo en la escritura, nos cae un poco pesado y preferimos pasar por alto esa escritura y tal vez imaginarnos que ya no se aplica a nosotros.

Si las leyes judías que es el énfasis de Levíticos, capítulo 11, es un estudio de las leyes judías gobernando lo que se come y lo que se deja de comer. Y si eso ya no se aplica a gentiles, a la alta mayoría de nosotros, bueno, tal vez tampoco esto, ¿verdad? Pero este mandamiento nunca se ha borrado, sigue en pie, aún en el Nuevo Testamento, aún después de la cruz.

Pedro, el Apóstol Pedro, cita este pasaje en Levíticos cuando él escribe en su primera carta, Primera de Pedro, “sino como aquél que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, porque escrito está aquí, citando este mismo versículo, sed santos porque yo soy santo.”

Y si algo, Jesús va aún más lejos llamándonos a ser perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Si algo, mis hermanos, el libro de Levíticos con su énfasis sobre nuestro comportamiento externo, lo que se oye, lo que se ve, lo que se habla, lo que se come, cómo andamos, cómo nos vestimos, Levíticos con su énfasis sobre lo externo, representa lo que yo llamaría una ruedita de entrenamiento en la bicicleta de la santidad. That’s good!

¿Cuántos le han enseñado a un niño? Padres han tenido el trauma y el privilegio de enseñarle a un niño cómo manejar una bicicleta. Y comienzan con unas rueditas, unas barras, para que dominan la capacidad mecánica de montarse sobre una bicicleta. Y es algo así con el libro de Levítico, y su énfasis sobre lo externo. Pero Jesús va más allá de las rueditas de entrenamiento. Fue como si el Señor dijera, ya eres grande Samuel, y te voy a quitar las rueditas. Ya es tiempo de quitarnos las rueditas.

Él va más allá de la santidad de lo externo. Él va más allá de lo que vemos y oímos a la condición de nuestro corazón, y para entender la santidad como lo ve Dios tenemos que comenzar allí. Tenemos que comenzar con la condición de nuestros corazones.

¿Sabe cómo llamamos santidad que no pasa de lo externo? Hay una palabra para describirlo. Una santidad que se queda en lo externo, ¿sabe cómo se llama? Religión. ¿Han oído esa palabra? Es más, yo voy más allá. Aquí secretamente tenemos varios refugiados de la religión buscando una amnistía de la religión.

Yo le voy a confesar, la gran preocupación del mundo legalista en que me crié fue esta preocupación externa. Yo tal vez mi español es un reto pero yo sé hablar pentecostal. Dios lo bendiga, varón, que la gracia del Señor siga sobre su vida. Aleluya! Amén. Lo hablo muy bien y con convicción. ¿Por qué? There’s nothing wrong with that. Pero el asunto es que nos pasamos mucho tiempo, oigo muchos hermanos decir, “Pastor, me entrenaron en cómo se viste la gente de la iglesia, cómo habla la gente de la iglesia, cómo se saluda la gente de la iglesia, cómo camina la gente de la iglesia. Yo estaba en la iglesia muy bien, el problema es que la iglesia no estaba en mí y lo sabía.”

Igual, mis hermanos, de trasfondo católico, huyendo también, refugiados también. ¿Por qué? Viendo ellos, la gente celebrando sus misas pero viviendo como si Dios ni siquiera existiera, la mayoría del tiempo. Tenían su vida compartimentada, tenían su misa, su domingo, tenían sus eras, tenías sus tiempos, pero la mayoría del tiempo Dios no era parte de su vivir. I know, isn’t that sad?

Es más, vamos más allá, la religión puede servir de estorbo para la verdadera santidad. Voy más lejos, tal vez es el engaño más peligroso y efectivo de Satanás. El engaño más efectivo de Satanás es convencerte que puedes ser religioso sin ser santo. ¿Ven la distinción? El convencerte que puedes ser religioso sin ser santo.

Cuántos hermanos he oído diciendo, “Pastor, quiero ser libre.” Vienen y pasan y buscan tantas experiencias buscando… es la misma oración, “Pastor, quiero ser libre.” Y Dios te escucha, hermano, y cuando Dios te escucha él entiende la verdadera oración de su corazón, la verdadera petición es, “Dios quiero ser santo.” Cuando él escucha, ‘quiero ser libre’ su corazón, que Dios creó a su imagen y semejanza, está rogándole ‘quiero ser santo.’ Porque una vida de religión sin santidad nos lleva a vivir vidas que yo llamaría huecas, por fuera magnífico, por fuera una obra de arte pero vacío por dentro, huecas, vidas huecas.

¿Usted no cree que un Dios que nos ama le parte el corazón al ver su creación divina así? Si Dios se enterara verdaderamente de su creación ¿cómo tu crees que Dios reacciona a eso? De tal manera Dios nos amó, porque nos ama Jesús nos llama a una santidad que va más allá de lo externo, nos llama a una santidad que llega a lo profundo de nuestro corazón y nuestro ser, lo que nos identifica, nos llama a santidad en lo escondido de nuestro corazón.

Y mucho del mensaje de Jesús fue dirigido a esto. El sermón del monte, mis hermanos, ustedes al leer el sermón del monte ustedes oyen al Señor una y otra vez usar esta frase, “oíste que fue dicho,” o sea, la ley declara esto, “pero yo os digo,” lo dice varias veces, “pero yo os digo” dice Jesús que ve nuestro corazón. Pero yo os digo no matarás, dice la palabra, pero su verdadero blanco es el odio y el rencor que mora en nuestro corazón. No cometerás adulterio, pero su verdadero blanco es la inmoralidad escondida en los rincones de nuestro corazón.

Una tarde un grupo de líderes religiosos, énfasis sobre ‘religiosos’, que se acercaron a Jesús para reclamar que sus discípulos no estaban guardando sus tradiciones religiosas, no es que no estaban guardando la ley de Dios, no estaban guardando tradiciones religiosas inventadas por los hombres. Y cuando ellos se acercaron a Jesús reclamándole, Jesús les instruye, en Marcos capítulo 7, “Todo lo que fuera que entra en el hombre no le puede contaminar porque no entra en su corazón, sino en el vientre y sale a la letrina – esto decía – haciendo limpios todos los alimentos.”

O sea, ahora usted se puede comer su langosta y su lechón asado con total libertad. Gloria a Dios. Pero eso no te hace más santo. Eso no nos hace cosher, pero no nos hace más santos. Y sigue Jesús, “Pero decía que lo que del hombre sale eso contamina al hombre,” porque de dentro, del corazón de los hombres salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, etc. todas estas maldades de dentro salen y contaminan al hombre.

Dios exige en otras maneras, mis hermanos, Dios exige que le entreguemos nuestros corazones. Nunca sabrás lo que es ser libre hasta que lo hagas. La verdadera santidad es mucho más bella que un enfoque de lo externo, pero a la vez es mucho más difícil. Y vale la pena mucho más. El entregar el corazón a Dios siempre ha sido su propósito. Siempre ha sido su propósito que le entreguemos nuestros corazones y que allí seamos santos.

El Señor declaró citando al libro de Deuteronomio, “y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón,” esto es el Antiguo Testamento y ese es el blanco ya de Dios. Porque Dios es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos, “amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón y de toda tu alma y con todas tus fuerzas.”

La idea no es cambiar cómo nos comportamos, sino transformar quiénes somos. La idea no es actuar santo, la idea es ser santo. La idea no es cambiar su manera de actuar, la idea es totalmente recalibrar quién es usted, quiénes somos, nuestra manera de ser, entregando al Señor nuestro corazón.

Pastor, ¿cómo se hace eso? piénsalo. ¿Cómo hacemos para ser santos? Por cierto, mis hermanos, sepan esto, hay un papel en esto que le toca a Dios y solo a Dios y hay un papel que te toca a ti y solo a ti. Primero, ¿cuál es el papel de Dios en esto, el rol de Dios en hacernos santos?

Levíticos 11:45 comienza con esta declaración: “Yo soy el Señor que los sacó de la tierra de Egipto para ser su Dios.” Primero Dios nos rescata de nuestra esclavitud al pecado, de nuestro Egipto. ¿Cuántos aquí se acuerdan de su Egipto? Para algunos de nosotros nuestro Egipto fue anteayer, para otros tal vez, ustedes no pueden imaginar un mundo que no incluya a su Egipto. Si ese concepto es un poco difícil, para mí yo prefiero pensar en esta imagen.

Imagínense, mis hermanos, estar encerrado, yo lo veo así, la obra de Dios, lo que hizo Dios por mí, imaginar estar encerrado en las tinieblas de un edificio en medio de un incendio. A través del humo y las tinieblas Dios te ve, entra al edificio, te escoge, te llama por nombre, te toma de la mano, te encamina, es más, te carga afuera a la luz, al aire, a la seguridad, a la vida, fuera, libre. Él nos rescata, él nos salva. ¿Entienden esa palabra? Él nos salva, nosotros no éramos capaces de salir de allí. Si nos quedamos en el edificio nos asfixiamos, los quemamos, nos morimos, él entra como el bombero divino y nos rescata. Eso lo hace la sangre de Cristo, nos saca de allí, nos saca de Egipto.

¿Por qué? Mis hermanos, en el cielo nos vamos a dar cuenta verdaderamente de qué es lo que ha hecho Dios por nosotros. Verdaderamente de qué nos ha rescatado y a qué nos ha rescatado. Y si el Señor me da la oportunidad en el cielo, me imagino preguntándole a Dios, “Why did you do this? Why me? ¿Por qué lo hiciste? Dios, ¿por qué ser tan bueno conmigo? ¿Por qué tanto amor? ¿Por qué tanta misericordia? ¿Por qué?” y él responderá, “Para ser tu Dios, Samuel, para ser tu Dios, para ir delante de ti, para pelear tus batallas, para perdonar tus pecados, para sanar tus heridas, para sacarte del odio, para limpiarte el lodo, para rejuvenecerte como el águila. Te saqué de Egipto para ser tu Dios.”

Y ahora tu y las generaciones que te siguen son libres. Libres para vivir libres, libres para vivir en libertad. Estamos en la acera, gloria que Dios, estamos vivos. Puede ir dondequiera que quiera Dios te ha hecho libre y él te mira y dice, “Sígueme.”

En Colosenses así de clara, “el cual los ha librado de la potestad de las tinieblas y trasladado al reino de su amado Hijo en quien tenemos redención por su sangre.” El perdón de pecados. De Egipto ya Dios nos sacó, gloria a Dios. Pero ¿ahora qué? ¿Ahora qué quiere él? Samuel, este mundo está en tinieblas, quiero que vea mi luz en ti, quiero que distingas lo puro de lo impuro, quiero que distingas lo santo de lo inmundo. Mis hermanos, no podemos hablar de santidad sin hablar de evangelismo, ni podemos hablar de evangelismo sin hablar de santidad.

¿Sabe el plan de Dios para Boston, el plan de Dios para Nueva Inglaterra? No hay un plan B este es el plan, no hay de huestes de ángeles listos con su caballería para salvar esta tierra si no funciona el plan A, este es plan A al plan Z, este es el plan, el plan es este. Este mundo en tinieblas descubrirá a este Dios a través de ti. ¿Qué es tener un Dios que te ama? Un Dios que te conoce, un Dios que toma interés en ti y te considera de él, un Dios que escucha tus oraciones, un Dios que te bendice, que te sana, que te incorpora a sus planes divinos ¿cómo es eso?

Y esta gente tal vez, ellos no le harán una Biblia pero pelearán a ti, le harán tu vida y se asombrarán en el en el nombre de Jesús de la manera en que Dios te transformará, la manera en que comienzas a pensar como él piensa, hablar como él habla y hacer las obras de Dios, y por que más cercanos que ellos sean a ti, más se asombrarán y más el en el nombre de Jesús será exaltado. Él nos sacó de Egipto para ser nuestro Dios. Él nos sacó de Egipto para que fuésemos linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios para que anunciéis las virtudes de aquél que os llamó de las tinieblas a su luz admirable. Ese es el plan.

Él nos sacó del infierno, nos rescató de las llamas, nos liberó de una muerte segura. Si eso no fuera suficiente delegar sobre nosotros su unción y apartarnos para que fuéramos sus sacerdotes. Increíble.

Pero pastor, ¿cómo nos convertimos en eso, en esa gente, en ese pueblo, en ese sacerdocio? ¿Cómo se hace eso? hay un papel como dijimos, que le toca a Dios y solo a Dios, solo Dios pudo hacer por nosotros lo que él hizo. Ahora hay un papel que te toca a ti y solamente a ti.

Dice Levíticos 11:44, “Yo soy el Señor su Dios, así que santifíquense y manténganse santos porque yo soy santo.”

Una parte de la santidad ocurre al instante, la mano de Dios rescatándonos, eso se llama, los teólogos lo llaman justificación. Nuestro papel es consagrarnos o santificarnos, o sea, santificación. Déjenme explicarles, el consagrarnos o santificarnos es un proceso. ¿Y cómo es eso, pastor? El consagrarse es apartarnos y prepararnos para, es apartarnos en anticipación para quién, digamos. Cuando uno estudia la palabra que aparece en el Antiguo Testamento para esto, santifíquense, aparece en las distintas versiones cuando aparece esta palabra, y esta idea de consagrémonos o santifiquémonos, se traduce de distintas maneras. Se traduce conságrense, santifíquense, purifíquense, otra versión de estos mismos textos lee prepárense, interesante. Segundo, muchas veces cuando uno encuentra esta palabra, consagraos, dentro del mismo versículo o muy cerca dice, ¿por qué? Consagraos y luego declara por qué. Hay un por qué, hay una anticipación, la consagración es una sala de preparación.

Mi hermano Domínguez es médico y antes de una operación hay todo un proceso de esterilidad y preparación para entrar en ese proceso delicado. Es igual con la idea de consagración, por ejemplo, y ahora estoy leyendo de la Biblia Latinoamericana, en Éxodo 19, antes de que el Señor le rebele los 10 mandamientos al pueblo de Israel él le instruye a Moisés, “Ve al pueblo y conságralos hoy y mañana porque – oyeron – porque al tercer día el Señor descenderá a la vista de todo el pueblo.”

Luego en el libro de Josué el Señor igual se revela a Josué, ahora tomando el liderazgo del pueblo de Israel, el Señor le dice a Josué, “Entonces, Josué dijo al pueblo, consagraos porque mañana el Señor hará maravillas entre vosotros.”

Congreguémonos, preparémonos, purifiquémonos porque la gloria de Jehová descenderá a la vista de todo el pueblo. Consagrémonos, preparémonos, purifiquémonos porque el Señor hará maravillas mañana entre nosotros. Consagrémonos porque algo precioso, algo divino, algo maravilloso, algo extraordinario, algo santo, algo bello, algo del otro mundo se nos va a revelar. Entonces vale la pena que nos consagremos porque ¿la santidad sabe lo que es? La santidad se trata de intimidad con un Dios santo. Es el mero hecho, es el ticket, el boleto que nosotros pagamos para entrar y mantenernos en la presencia de un Dios santo. Y eso ha sido el deseo de Dios.

Él nos inventó, nos creó para esto, creando al principio un jardín para estar en comunión, en comunicación con esta creación. El polvo de la tierra, él sopla hálito en sus pulmones y luego lo aparta y a cierta hora del día descendía la gloria de Dios. Y me imagino que era la hora favorita de Dios, estar en medio del jardín, intimidad con Adán. Y la historia bíblica termina con una gran boda y la palabra compara esta iglesia y la iglesia de Jesucristo a una gran novia. Y ahora, mis hermanos, nos estamos haciendo el moño, nos estamos maquillando, nos estamos perfumando, hemos buscado el traje más bello porque viene el novio y nos queremos presentar sin manchas, sin arrugas, perfectos porque vamos a entrar en intimidad con él.

Y entonces podemos entender cómo en Hebreos declara, sin santidad, ¿lo han oído, verdad? Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor. Hemos oído, muchos hemos citado ese versículo, sin santidad nadie verá al Señor. ¿Qué quiere decir eso? nadie verá, nadie entrará en la presencia de él. Nadie conocerá la intimidad de, nadie oirá, nadie sentirá al Señor. Es imposible sin la santidad experimentar este Dios. La santidad no es para otros, la santidad no es para los sacerdotes, la santidad no es para los pastores. Si tu quieres sentir a Dios, oír a Dios, experimentar a Dios, estar en la presencia de Dios, necesitas pedirle al Señor santidad.

Y saben, mis hermanos, gracias a Dios como he dicho, el Señor ha abierto la puerta para eso.

Primeramente él te buscó, no dejas que Satanás te borre eso, él quiere esto contigo, él te llama por nombre, te saca de las llamas, él metió su mano y te sacó de allí como tizón entre las llamas, él quiere esto. Él lo desea, él lo anhela, para esto fuiste creado, él desea intimidad contigo y la consagración nos prepara para eso. El consagrarnos nos prepara para intimidad con un Dios santo.

Pero como he dicho, esto es un proceso. Yo quisiera mis hermanos, que administramos una pastilla o un remedio dominicano, una pastillita, que de momento, pastor, bébase uno de estos cada mañana y guau, eres consagrado. Compraríamos, volaríamos allá, llegaríamos con cajas de eso, pero no es así. Esto es un proceso. ¿Y pastor, cómo es este proceso? ¿Es fácil? Es fácil y a la vez es lo más difícil que ha hecho en su vida.

Es el resultado de miles de decisiones que nos forman. El 90% de ellos en el secreto de nuestro corazón. Una decisión de preferir lo puro en lugar de lo inmundo. Una decisión de obedecer, cuando sería mucho menos costoso desobedecer, Señor, por lo menos esta vez, para salir de este lío, una decisión de perdonar en lugar de guardar rencores. La santidad vale la pena, que te cueste eso.

Una decisión de preferir a Dios tal vez sobre un poco más dinero pero alcanzado a precio de su integridad y su tiempo con Dios. O de preferir a Dios tal vez sobre una relación que te satisface por ahora pero sabes bien que Dios jamás la podrá de bendición [00:41:42]. Con cada decisión que usted hace y lo haces prefiriendo a Dios, cada decisión que tu haces a favor de Dios en vez de nuestros apetitos o las cuales nuestros corazones se aferran, el Señor de una forma misteriosa expande los horizontes de la santidad en tu mente y en tu corazón.

Y no se apure, usted no está solo en esto. Puedes contar con el Espíritu Santo. El Espíritu Santo susurrándote, el Espíritu Santo diciéndote, decide esto y no esto. El Espíritu Santo diciéndote, escoge esto y no eso. El Espíritu Santo dirigiéndote, sí, paga el precio, obedece y te irá bien y vivirás. El Espíritu Santo aconsejándote, el Espíritu Santo animándote, y cuando usted vea qué es lo que está haciendo el Espíritu Santo, el Espíritu Santo está haciendo más y más lugar para él en ti y esto se está llevando a cabo en tu mente y en tu corazón. Esta es la diferencia de la religión donde nadie lo ve, donde es imposible que un ojo, aparte del ojo de Dios, lo vea, y aunque nadie te aplaude y aunque nadie diga bien hecho, y que aunque nadie te de un hi five, tu Dios te dice y te dirá un día, “Fue buen siervo y fiel. Te conozco, sé lo que hiciste, vi lo que hiciste, oí lo que hiciste.”

Él lo sabe por eso, mis hermanos, como los sacerdotes de antaña el Señor escribirá sobre su frente en ese día, santidad a Jehová, sobre esa mente que ha entregado al Señor, santidad a Jehová sobre ese corazón que tu estás entregando al Señor. Y ¿sabes lo que vas a descubrir? Como la santidad es entrar y preferir la presencia de Dios, entrar y preferir comunión con Dios, usted mismo se sorprenderá de todo lo que será derramado sobre ti comenzando con la paz, el shalom de Dios.

Con la santidad viene la paz, con la santidad viene sabiduría, el temor de Dios es el comienzo de la sabiduría dice Proverbios. Al usted buscar la santidad el Señor derramará sabiduría sobre su mente. Pero yo diría más precioso todavía, con la santidad viene su identidad, porque no se trata de lo que hagas, se trata de lo que eres, quién eres. Con santidad el Señor comenzará a tomar el mármol de tu vida y con su cincel crear la obra de arte que eres tu, que él sabe que hay en ti, la grandeza encerrada en ti, los dones encerrados en ti, la nobleza que hay en ti, lo que eres proféticamente y lo declaramos sobre usted ya, lo que eres.

Al usted santificarse, usted se está acercando a lo máximo de la creación de Dios en ti y ese es su deseo. En otras palabras, la santidad es libertad. Te ama Dios tanto que él no pudo contener, ver desperdiciada la preciosa obra que él ha visto en ti, ver desperdiciada la belleza de su creación, aunque le cueste su Hijo y aunque le cueste su sangre. Vale la pena.

Bajemos nuestras cabezas. Voy a hacer un llamado en obediencia al espíritu de Dios. Si hay alguien en esta tarde que diga, pastor, yo quiero eso, pero yo necesito que Dios me saque de Egipto, me rescate, yo quiero recibir ese regalo, yo quiero recibir a Cristo en esta tarde. Si hay alguien aquí que desea hacer esa decisión, yo le invito a levantar su mano en el nombre de Jesús. Alguien que diga, quiero recibir al Señor en esta tarde, quiero ser rescatado.

God is with you y tiene grandes propósitos en cambiar al mundo a través de ti. Yo invito, tal vez mi hermana Blanca, si hay alguien más. Mi hermana te invito a orar esta oración conmigo.

Señor Jesús, yo he oído tu voz, yo he oído que me ha llamado por nombre, tómame de la mano y éntrame a tus propósitos y los propósitos de tu Reino. Hoy te declaro mi Dios y mi Señor. Escribe mi nombre en el libro de la vida, borra mis pecados con la sangre del cordero, lléname con tu espíritu y hazme tuya desde ahora y hasta que te vea en gloria en el en el nombre de Jesús. Te bendigo.

Oren; con ganas o sin ganas, ¡Oren!

TRANSCRIPT

La semana pasada el Pastor Roberto predicó un mensaje poderoso declarando que a pesar de lo que oigamos en las noticias el Evangelio de Jesucristo está avanzando, el Evangelio de Jesucristo está penetrando aún las barreras que el enemigo levanta para detenerlas. Y yo diría que no es solamente alrededor del mundo, pero podemos certificar con autoridad que aún en Boston el Evangelio de Jesucristo, el Poder de Dios está penetrando el sistema escolar de Boston, está penetrando las oficinas de gobierno. El lunes pasado tuvimos un tiempo de oración a invitación de la Alcaldía de la ciudad en el Parque Jim Rise, allí estuvieron unas cuarenta almas, más o menos cincuenta y unos oficiales de la ciudad, el director del departamento de policía de la ciudad estaba ahí, los líderes del sistema escolar, y yo diría que la mayoría de aquéllos que estaban allí en ese calor de 90 °F eran miembros de esta Congregación, Congregación León de Judá intercediendo por Boston y entregando las oficinas gubernamentales de esta ciudad a Jesucristo.

Está penetrando aún los caseríos vecinos de León de Judá como testificaba el Pastor Roberto Miranda esta mañana, nuestros vecinos están enviando sus niños a I Wanna. A pesar de todo lo que el enemigo ha intentado para detener la ola del Reino de Dios, Dios está avanzando, Dios está ganando, el Reino de Dios sigue.

Les tengo una pregunta: si pudieras hacer una cosa para que el Reino de Dios siga avanzando ¿lo harías? okay, supongamos que es una cosa que a la vez avanzaría la Obra de Dios en tu propia vida, una cosa que simultáneamente incrementaría su nivel de unción y a la vez bajaría su nivel de ansiedad, mejoraría su relación con su familia y sus colegas de trabajo, y ofrece un sinnúmero de otros beneficios y ventajas; ¿qué producto estará vendiendo el Pastor Samuel esta mañana?

Si pudieras hacer una cosa capaz de lograr todo eso ¿lo harías? amén, esta mañana algunos me miraron como ¿esa cosa existe? se llama oración. Les invitamos a Colosenses capítulo 4 versículo 2, 11 palabras pero le vamos a sacar el jugo a este versículo esta mañana, Colosenses 4 versículo 2.

Espíritu de Dios: enséñanos a orar, incomódanos para que oremos, úngenos y envíanos a orar te suplicamos en el Nombre de Jesús. La Palabra declara: “Perseverad en la oración velando por ella con acción de gracias” 11 palabras pero detrás de este versículo está encerrado un código para el avance del Reino de Dios y el papel insustituible de la oración en el avance del Reino de Dios.

En este versículo Pablo llama a los Colosenses a orar y por qué la prioridad sobre la oración, y aquí hay un detalle interesante acerca de cómo es que se extiende el Evangelio al mundo, un detalle que nos describe, es como si fuera un estudio de la manera en que el Espíritu Santo escoge esparcir el Reino de Dios, el Evangelio de Jesucristo a lo largo del mundo.

¿Sabe? los apóstoles no tenían un plan estratégico para expandir el Reino. El Espíritu de Dios obraba de una forma orgánica, espontánea, los apóstoles eran pastoreados en este proceso, los equipaban en este proceso y no controlaban este proceso, el que estaba encargado de este proceso de expandir el Evangelio de Jesucristo a través del mundo era el Espíritu Santo y así era en este caso.

La Iglesia de los Colosenses no fue fundada por Pablo, por lo menos no directamente ¿sabían eso? En el primer siglo como hoy el Evangelio tenía vida propia y se extendía donde el Espíritu Santo lo enviaba. Vamos al primer capítulo de Colosenses por un momento comenzando con el versículo 6 del 6 al 8 como un ejemplo de esto.

Tomando parte del versículo anterior: “Este Evangelio ha llegado hasta vosotros así como a todo el mundo, y lleva fruto, y crece también en vosotros desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad como lo habéis aprendido de Epafras, nuestro consiervo amado que es un fiel ministro de Cristo para vosotros, que también nos ha declarado vuestro amor en el espíritu.”

Lo más probable hermanos es que este hermano Epafras oyó el mensaje del Evangelio tal vez en Éfeso que era un centro comercial y cultural de esa región y quedaba muy cerca de la comunidad de donde sí venía Epafras, Colose muy cercano. Epafras oye este mensaje en Éfeso, se convirtió a Jesucristo, regresó a su comunidad Colose y allí comenzó a compartir el Evangelio trayendo sus vecinos al Señor fundando esta Iglesia, la Iglesia de los Colosenses.

Y le viene Palabra a Pablo de esta Iglesia, preciosa, una Iglesia lindísima pero amenazada por Satanás que la quiere confundir y desanimar apenas en la cuna. Satanás no pierde tiempo y desde el principio está atacando a esta Iglesia, y Pablo quisiera llegar a ellos pero no puede por lo menos por el momento porque está confinado, preso por el Evangelio. Pues le envía esta carta, esta Carta a los Colosenses con varios consejos, pero ninguno es más importante que este consejo sencillo: oren, oren, o como él insiste en este capítulo 4 versículo 2: “Perseverad en la oración velando en ella”.

Interesantemente Pablo en sus cartas a la Iglesia de Jesucristo hace decenas de menciones a la oración pero sólo usa la expresión que usa en este versículo de Colosenses en este instante. Él usa esta expresión «proscaltereo» él la usa en otros contextos. Por ejemplo es una expresión que Pablo utiliza en otro lugar en Romanos 13 para describir fíjate, funcionarios civiles que son diligentes en su labor no obstante como se sientan o los obstáculos que confronten, así lo usa él en Romanos 13, y la idea aquí que él está comunicando a los Colosenses es: hagan ustedes igual con referencia a la oración: do your job, sean proscatereo en la oración, se puede traducir: sean persistentes en la oración o sean diligentes en la oración.

Con ganas o sin ganas, siéntelo o no, llueva, nieve, ventee, relampaguee, oiga usted ángeles o no, sean consistentes en la oración ¿por qué? ¿por qué tanta insistencia sobre la oración? Porque confinado enviando esta Carta a los Colosenses él sabe que si le hacen caso, si oran ellos recibirán prácticamente todo lo que necesitan para ser una Iglesia victoriosa. “Si oran recibirán sabiduría y revelación de parte del Espíritu Santo y sabrán cómo conducir los negocios del Reino de Dios en su comunidad. Si oran el Señor derramará Su unción y respaldará su mensaje con gracia, con favor, con señales, con milagros, con prodigios, con evidencia de Su Presencia. Si oran el Espíritu Santo despertará dones encerrados dentro de ellos y se levantarán líderes, profetas, maestros, pastores, intercesores. Si oran el Señor enviaría Su provisión y nada de lo que verdaderamente necesitan les faltará.”

“Si oran, conflictos que nacieren entre ellos” inevitable, somos humanos, “conflictos que nacieren entre ellos pierden los resentimientos y el rencor que los alimentan dando lugar a la armonía, al amor, a la hermandad.” Entonces él los insta: Colosenses siéntanlo o no sean consistentes en la oración, perseverad en la oración.

El enemigo es muy estratégico ¿oyó? el enemigo es muy económico en el uso de sus armas. ¿Por qué usar? el miércoles pasado una hermana compartió, no sé si está aquí, yo creo que está aquí pero me prendí con su testimonio, que ella aprendió mucho cómo es que Satanás, cómo es que la guerra espiritual funciona y que no todo es como las películas de horror que las cabezas dan vueltas y que uno corre como una culebra sobre el piso. Satanás quiere usar un rótulo de neón que dice: aquí estoy, cuando él prefiere usar armas menos dramáticas.

¿Para qué usar un arma llamativa como un cáncer, una crisis financiera si es mucho más efectivo simplemente atacar su vida de oración? el 90% de los ataques que usted recibirá en su vida como cristiano de parte del enemigo van dirigidos a su vida de oración, sepa. Por eso es que Pablo añade: “velando en ellos”. Para él la idea es despegarte de la oración, distraerte, ocuparte, acusarte, asustarte, deprimirte, desanimarte, lo que sea siempre y cuando dejes de orar ¿oyeron?

Pastor: es que fíjate, tengo ese bendito pecado y vuelvo y caigo otra vez, y me da vergüenza venir ante el Señor y orar. Hermano: precisamente por eso urge que usted vaya a Su Presencia, urge que usted le hable, la pena es que usted no ore en esa instancia. Pastor: mi mujer y yo tuvimos una de esas de nuevo, no estoy ni de humor. Pastor: ese hombre con el que me pegaste de nuevo tuvimos, oren, aunque sea usted en el segundo piso y ella en el primero pero oren.

Pastor: yo voy de una a otra, de una crisis a otra, vivo Pastor, no salgo más de una situación dramática y deprimente que entro a otra, yo sé que esto no es una frase muy dominguera, en mi iglesia pentecostal puertorriqueña diríamos que el enemigo te tiene del tingo al tango, del tingo al tango corriendo detrás de tu rabo sí, tan distraido, siempre deprimido, siempre demasiado deprimido para orar Pastor. Hermana, hermano, ¿quiere romper ese círculo vicioso? oren anyway, de todos modos.

Y tal vez este es mi favorito: Pastor es tan difícil orar y a veces ni siquiera estoy seguro si Dios me oye, dedico días y horas a la oración, semanas enteras y no siento que Dios me oye, un consejo radical, no obstante que el Pastor Roberto está aquí, si lo tiene que arreglar él sube dentro de poco y me corta, pero de parte de mí un consejo radical: oren aunque no oigan nada de Dios. Oren aunque se tarde Su respuesta, oren aunque los ángeles no canten, oren aunque las puertas del cielo no se abran, ¿por qué?

Hay cosas maravillosas transformadoras que acontecen a través de la oración conteste el Señor o no, el mero hecho de usted orar hace una obra de transformación en nuestras vidas que vale la pena. Aquí anoto por lo menos cuatro de estas maravillas que acontecen en nuestras vidas de oración venga el Señor a Su respuesta o no. Primero, están anotando: el mero hecho de apartar esos minutos, esa media hora, esa hora dedicada a la búsqueda de Dios es un holocausto de tiempo que dedicamos al Señor.

Así como en el Antiguo Testamento se amarraba un becerro o una oveja al altar y se quemaba como una ofrenda al Señor hasta que no quedaba nada de ella, sólo cenizas, ahora en esta era moderna, ahora el sacrificio más costoso que podemos ofrecer al Señor es nuestro tiempo, ese es nuestro becerro, para muchos el becerro gordo, nuestro tiempo.

En la oración es incinerar esos minutos, esa hora, uno no lo vuelve a ver más o usarlo para nada más, lo quema, lo reduce a cenizas, se lo ofrece al Señor y declaramos de esta manera al Señor: Tú eres el jefe, Tú eres mi prioridad, Tú eres mi Dios, eres digno de mi tiempo, eres digno de este sacrificio, siéntalo o no, ocurra lo que ocurra estás comunicando al Señor: mereces este tiempo conmigo y te estás recordando a ti mismo que Él es tu Dios, que la verdad nos lleva ya al segundo punto.

Segundo: ese tiempo con Dios nos humilla, nos permite ver quiénes somos nosotros a la luz de Su deidad y Su Gloria ajustando la sintonía entre el Creador y Su creación. Ayer tuve el privilegio de compartir un devocional con la junta de una institución de la cual yo soy miembro, muchos de ellos son negociantes y usé una frase en este punto que ellos entendían muy bien pero es difícil traducirlo al español: right size, to right size, es una frase moderna corporativa que quiere decir que estás corrigiendo la perspectiva sabiendo, meditando con cordura quiénes verdaderamente somos nosotros y verdaderamente quién es Él y la oración es súper efectiva para esto especialmente cuando oras a solas.

Mis hermanos: especialmente ustedes que se están graduando de las jornadas y son nuevos a toda esta experiencia quizás al principio esto es lo más difícil, quizás al principio usted a orar, aparta su tiempo de oración y dice: bueno ¿qué voy a decir Pastor? hey here we are, Señor sé que estoy sentado en esta sala vacía, estoy aquí por fe, estoy porque te necesito y no puedo vivir sin Ti, y tu mente te dirá: muchacho qué chiflado tú estás ¿con quién hablas tú con la pared? ¿con quién estás tú hablando Acevedo?

¿Sabes qué? eso es bueno, eso es bueno porque la oración está quebrantando nuestro orgullo, eso es necesario, y permitiendo que conozcamos nuestra pequeñez para que así conozcamos la grandeza de Dios. Dale tiempo, sigue hablando a esa silla, sigue hablando a ese cuadro, sigue hablando a esa pared porque de momento y no hay manera de explicarles eso, solamente tú lo puedes experimentar, porque de momento usted sabrá que esa sala no está tan vacía, de momento usted se va a dar cuenta que hay alguien ahí contigo.

Esto no es un juego de psicología, usted sentirá que el Señor está llenando su vacío, no estoy hablando de la sala, este vacío (el cuerpo) con Su Presencia. Él aparece y a medida que usted se dedique a esto más y más usted se pondrá más en sintonía con Él, usted conocerá la sintonía de Dios. Es más ni siquiera se preocupe demasiado por las palabras, Él lo que quiere es que llegues, que aparezcas, el Espíritu de Dios intercede con nuestro espíritu con gemidos indecibles, aparece usted y Él aparecerá y nos abrazará en Su grandeza, nos acaricia con Su Presencia y tú lo oyes diciéndote: ¿Sabes qué pequeñito? bástate Mi Gracia, te dice el Señor, bástate Mi Gracia porque Mi Poder se perfecciona en la debilidad, y por fin en esos momentos a solas con el Señor entiendes esa Palabra y todas las demás.

Y tercero: hablando de right sizing comenzamos a ver nuestros quehaceres y problemas a la luz de la gloria de Dios, ¿cómo ocurre esto? al orar los sacamos de sus cuevas, les ponemos nombres, les traemos a los pies del Señor y comienzan a perder su poder sobre nosotros, solamente al confrontarlas, al nombrarlas, a verlas por lo que son, a entregarlas al Señor y comienzas a pensar: ¿sabes? esto no es tan horrible, esto no es el fin del mundo como pensé, no es tan importante, no es tan indispensable como pensé y yo no sé si esto le ha pasado a usted pero tal vez aún antes de que terminemos de orar, aún ya estamos viendo una solución, aún antes de usted decir amén los destellos de una estrategia para vencerlos se te revelará por el mero proceso de comunicárselo al Señor.

La idea es convertir nuestros afanes en oraciones y muchos de nosotros tenemos Filipenses capítulo 4 versículo 6 y 7 memorizados: “Por nada estéis afanosos sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego” y añade “con acción de gracias” pongan un asterisco porque vamos a volver a eso dentro de poco, “y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento” vean esto. Esto sobrepasa nuestro entendimiento, va más allá de nuestra mente. Su mente es parte del problema, tu mente te llevó hasta este punto y nada más. Tu capacidad de analizar, tu capacidad de resolver tus líos, tu capacidad de buscar un escape sólo te lleva hasta un punto. La idea es entregar esa mente a Dios, que Él la edifique, que Él la sane y que Él la use para Sus propósitos, y que nosotros tengamos la mente de Cristo, y en ese proceso esta paz que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y guardará vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Padre: guarda mi mente, guarda mi corazón, guarda mis pensamientos y por último, queda esa idea de en toda oración y ruego con acción de gracias o como Pablo le escribe a los Colosenses: “Perseverad en la oración velando en ella con acción de gracias.”

Mis hermanos yo les sugiero: orar con acción de gracias es la manera más efectiva de desarrollar nuestra fe. ¿Quiere usted crecer en su fe, quiere usted crecer en su manera de creer a Dios en Su Palabra? asegúrese de que nunca falte en sus oraciones la expresión: Señor gracias por ______ (llenen el renglón).

Para mí esto ese ha convertido en una aventura, un scavenger espiritual que tengo con el Espíritu Santo y Dios, buscando las huellas de Dios en al parecer las cosas más mínimas, Señor: gracias por ese estacionamiento que prohibiste frente a mi cita en el South End, eso me lo enseñó el Pastor Roberto, él se estaciona en lugares locos. Inténtalo, vas a encontrar mejores estacionamientos si lo haces.

Padre: gracias por ese pastelito que me sostuvo entre los servicios (risas), seriously, gracias Señor por pies que me sostienen, gracias por manos que agarran, gracias por una mente que funciona, gracias y a menudo usted comienza con eso y luego asciende a cosas mucho más serias. Señor: gracias por librar a mi hermano de cáncer, gracias por padres que me hablaron de Ti, que me trajeron a Ti, gracias por una Iglesia donde Tu Nombre es exaltado como hoy y por permitirme trabajar en los atrios del Señor. Yo no he inventado ninguna de esas cosas, son verdaderas en mi vida.

Adorar con acción de gracias, varias cosas, sólo hacer eso, varias cosas aparecen en su vida. Primeramente nos atrevemos a creer: si Dios pudo hacer eso ¿qué no puede hacer Dios por mí? parece que no estoy solo; veo la silueta de Dios donde quiera en mi vida. Cinco minutos atrás mira lo que Dios hizo conmigo, mira lo que está haciendo. No vago solo por este mundo, estoy acompañado por un Dios poderoso que me ama, que me ama, que escucha mis oraciones, pero no tan solo eso. Además cuando llenamos ese espacio con los nombres de aquéllos que Dios ha puesto en nuestro camino.

Señor: gracias por mi hermano, gracias por mi hermana, gracias por mi vecino, gracias por mi colega, gracias por patrón, gracias por mi maestro, gracias por mi pastor, gracias por mi cónyugue, gracias por mis hijos, Señor gracia. En esos momentos algo mágico acontece, el Señor nos revela Su Corazón por ellos y despierta en nosotros un amor por ellos. Por eso es que la Biblia dice: oren los unos por los otros, sus enemigos, oren por sus enemigos, sus pastores oren por sus pastores, su familia, oren por ellos, es precioso.

Algo acontece, comienzas a dar gracias por aquéllos a tu alrededor y a través de esos canales de relación bendición comienza a fluir. Usted cambia y ni siquiera se da cuenta que usted está cambiando y la gente que te ve tampoco sabe que estás cambiando pero te conviertes en un agente de bendición a tu constelación, y aquéllos que el Señor ha confiado en tu camino, es maravilloso.

Mis hermanos al concluir, ¿qué creen que sucedería si cada uno de nosotros, cuántos somos, 500, 600, si cada uno de nosotros le ofreciéramos las primicias, las primeras horas del día al Señor? pongámonos de pie. Imagínese ¿de qué estoy hablando? si esta semana usted identificara un espacio sin distracciones, apague su teléfono, mejor si estás en la sala que el teléfono esté en la cocina o en el dormitorio, apague su teléfono, o mejor todavía, ore donde no hay televisión y nos acercamos al Señor con el cafecito en la mano, ese primer cafecito del día.

Lo compartía con los hermanos a las doce: en su día usted sólo tiene un primer cafecito, imagínese, ofrecer su primer cafecito al Señor ¿ah? con una musiquita cristiana puesta al fondo, una Biblia en la falda buscando el Rostro del Señor y ya oigo a las amas de casa diciendo: eso es muy romántico Pastor (muchas risas) pero yo tengo un esposo inconverso y cuatro hijos incontrolables, y no hay salita donde yo me pueda esconder.

¿Sabe? nosotros hemos conocido a amas de casa que literalmente han entrado a su ropero, a su clóset y ahí buscaban el Rostro de Dios, yo no sé si ya sus hijos son grandes, son casados, yo me sorprendo si todavía están en el ropero buscando la Presencia del Señor porque ahí es donde debes buscar la Presencia del Señor y yo te prometo esto: Él te espera, Él te espera, Él es tanto o más deseoso de estar contigo que tú con Él, tanto o más deseoso de estar contigo que Tú con Él, es lo menos que quiere Satanás que usted descubra. Él tirará todo lo que él puede inventar solamente para despegarte de Él.

Pero a veces mira, muchas veces mis hermanos, hace muy poco supe que me tocaba este privilegio de traer la Palabra, y vine de una lucha. Hermanos son cuarenta años que estoy sirviendo al Señor, hasta el sol de hoy peleo por cada minuto que tengo con el Señor Jesús, tengo que luchar por cada minuto, el enemigo no cesa de inventar.

Yo me puse a pensar: ¿estará el Señor esperándome en la sala esta mañana? mirando su reloj. ¿Llegará Samuel hoy? él no sabe del correo electrónico que le va a llegar a las 10, él no tiene de la llamada desanimante que él va a recibir a las 4; él me necesita hoy, ¿llegará Samuel? y así Él nos espera con la unción, con la revelación, con el ánimo que usted espera.

Obedece, y te irá bien, y vivirás

TRANSCRIPT

Les invito a abrir sus Biblias en el Libro de Jeremías capítulo 38. La semana pasada mis hermanos, el Pastor trajo un mensaje poderoso, un mensaje clave sobre la obediencia basado en Jeremías 35, el relato de los recabitas, una gente que Dios alabó y bendijo por su obediencia radical en contraste triste con el pueblo de Jerusalén que estaba a punto de sufrir un terrible juicio por causa de su desobediencia.

¿Cómo termina esta historia? En el capítulo 38 encontramos la última conversación entre el profeta Jeremías y Sedequías, el último rey de Judá antes del exilio a Babilonia y poco antes de que descendiera el juicio del Señor. Podemos aprender mucho mis hermanos de este intercambio.

Tal vez nunca ha leído este pasaje pero para muchos de nosotros esta conversación, aunque jamás hemos leído este pasaje, nos va a parecer muy reconocible, nos vamos a ver, yo me veo reflejado en esta conversación.

A propósito, este comentario no está en mis notas. Tal vez este mensaje le va a parecer un poco fuerte, y lo es, pero les animo mis hermanos, oigan bien la voz de amor, escuchen atentamente la Voz suave del amor de Dios entretejida en esta Palabra.

Jesús: yo me cubro con tu sangre en este momento, soy el primero que me someto a esta Palabra postrándome delante de Ti declarándote Rey, pidiendo Tu misericordia y pidiendo que tengas misericordia de todos nosotros que anhelamos amarte como Tú deseas ser amado. Sopla Espíritu de Dios sobre esta Palabra, vivifica nuestras almas a través de ella en el Nombre de Jesús. Thank you brother.

Versículo 14, Jeremías 38 versículo 14: "Después envió el rey Sedequías e hizo traer al profeta Jeremías a su presencia en la tercera entrada de la Casa de Jehová; Y Dijo el rey a Jeremías: te haré una pregunta, ¿no me encubres ninguna cosa?"

Se cree que la tercera entrada del templo, mis hermanos, era una entrada dedicada al uso del rey, su propio conector entre el palacio del rey y el templo, tal vez hasta un lugar extremadamente privado donde se reunía con los sacerdotes, tal vez en un tiempo, su propia recámara, su propio lugar a donde el rey, diseñado para que el propio rey de Judá estuviera a solas con Dios, un lugar especial. Esta es una de las últimas conversaciones que se lleva a cabo en ese lugar.

Allí el rey Sedequías tuvo su tercera y última conversación con Jeremías. Versículo 15: "Y Jeremías dijo a Sedequías: Si te lo declarare ¿no es verdad que me matarás? y si te diere consejo, no me escucharás. Y juró el rey Sedequías en secreto a Jeremías diciendo: Vive Jehová que nos hizo esta alma" un juramento fuerte, "que no te mataré ni te entregaré en mano de estos varones que buscan tu vida."

La primera vez que Jeremías le trajo a este rey una Palabra de Jehová lo azotaron y lo metieron preso en la casa de Jonatán, y por poco muere. La segunda vez lo echaron en una cisterna llena de lodo y por poco muere. Se entiende si el pobre Jeremías dice: ya bueno, aquí vamos otra vez, ¿ahora qué? ¿me ahorcarán, la silla eléctrica? you gotta be kidding me, here we go again. Pero el rey insiste: te juro, nadie te hará mal, ¿qué dice el Señor? dice el rey, ¿qué quiere Él de mí?

Hermanos: ¿no se ponen a pensar por qué insiste el rey en oír Palabra de Dios de parte de Su profeta si ya lo ha oído dos veces? ha oído el mismo mensaje y no le cayó bien, y aún preguntándole, ustedes quizás son mejores teólogos y comentaristas, ustedes sabrán muy bien por qué él insiste en preguntar lo mismo una y otra vez, porque nosotros muchas veces le preguntamos lo mismo a Dios una y otra vez.

Y yo diría dos razones muy importantes. Primeramente, porque las cosas no le van bien a Sedequías. Él no encuentra solución a pesar de todos los consejos baratos a su alrededor que le dicen lo que quiere oír. Él reconoce que hay poder, hay vida en la Palabra de Dios y en sus huesos reconoce que la única esperanza viene de allí. Como que no tiene otra alternativa, tengo que oír lo que Dios desea aunque no me guste.

Pero, dos: él espera que tal vez Dios ha cambiado de idea, tal vez Dios dirá: just kidding! fue broma; le dirá algo más cómodo, algo que le cueste menos. Pero Dios no ha cambiado de idea. (Tomando agua) No sé de quién es el agua pero gloria a Dios para siempre (risas). Dios no ha cambiado de idea, no ha cambiado de mensaje, Él recibe la misma Palabra.

Versículo 17: "Entonces Jeremías dijo a Sedequías: así ha dicho Jehová, Dios de los Ejércitos, Dios de Israel: Si te entregas en seguida a los príncipes del rey de Babilonia tu alma vivirá, y esta ciudad no será puesta a fuego, y vivirás tú y tu casa. Pero si no te entregas a los príncipes del rey de Babilonia, esta ciudad será entregada en mano de los caldeos y le pondrán a fuego, y tú no escaparás de sus manos."

Como ha hecho con muchos de nosotros, tarde o temprano como hará el Señor con todos nosotros, Dios le dió a Sedequías a escoger, le dió a escoger. Dios le dice esto, tal vez usted lo ha oído: Sedequías tiene que hacer algo difícil, quizás la cosa más difícil que haz hecho en tu vida, algo que tal vez no tiene sentido para ti, es contra todo lo que sientes, es contra todo lo que deseas pero si lo haces, estaré contigo. Si lo haces vivirás, salvarás tu familia y a toda esta ciudad, pero si no me crees, si no me haces caso, si no me obedeces lo perderás todo. Tarde o temprano a la larga Dios nos da a escoger.

Tal vez usted conoce este momento ya, tal vez usted está viviendo este momento ya. ¿Qué escogió Sedequías? Versículo 19: "Y dijo el rey Sedequías a Jeremías: tengo temor de los judíos que se han pasado a los caldeos, no sea que me entreguen en sus manos y me escarnezcan." Aah, por fin, después de tres conversaciones. Por fin el corazón de Sedequías a la luz del día.

Y ¿sabe mi hermano? a la larga se revelará lo que habita en cada corazón y al fondo del corazón de Sedequías encontramos temor. Si no obedecemos, yo sugiero, no es por falta de información o falta de revelación, sino por temor.

Sedequías temía que los caldeos lo entregarían a estos judíos que ya se habían pasado a ellos, tal vez hasta colaborando con los caldeos, y estos judíos tomarían como solía pasar en estas guerras, represalias contra él. A pesar del hecho de que Dios le da Su Palabra, Dios le da Su Palabra de todo lo contrario.

Versículo 20, y si este mensaje tiene un versículo clave es el versículo 20 de este capítulo, "Y dijo Jeremías: no te entregarán, oye ahora la Voz de Jehová." Esa Palabra que usted ve ahí "oye ahora" me llama la atención que al traducirla es "shemá", shemá, oye ahora. ¿Por qué me llama la atención? porque sé que es la primera palabra de la oración más sagrada en todo el mundo, en toda la cultura judía, la primera palabra que aparece en Deuteronomio 6:4: "Shemá Israel, Adonai Eloeinu, Adonai Ejad, Oye oh Israel, el Señor es Dios, el Señor uno es" Shemá, oye, otra palabra: presta atención, o en otras palabras: haz caso, o en otras palabras: obedece, obedece la Voz de Jehová que yo te hablo y te irá bien, y vivirás. Obedece y te irá bien, y vivirás.

"Pero si no quieres entregarte esta es la Palabra que me ha mostrado Jehová: he aquí que todas las mujeres que han quedado en casa del rey de Judá serán sacadas a los príncipes del rey de Babilonia y ellas" esto es una humillación, "ellas mismas dirán: te han engañado y han prevalecido contra ti, tus amigos hundieron en el cielo tus pies, se volvieron atrás; Sacarán pues a todas tus mujeres y tus hijos a los caldeos, y tú no escaparás de sus manos, sino que por manos del rey de Babilonia serás apresado y esta ciudad quemada a fuego. Y Sedequías responde a Jeremías: esto es entre nosotros. Nadie sepa estas palabras y no morirás."

¿Qué entiende usted? esto entiendo yo: Sedequías teme a estos judíos más que a Dios. Sedequías teme a la opinión de los príncipes y los oficiales más que a Dios, aunque al fin lo que él más teme es lo que le aconteció. ¿Sabe por qué mis hermanos? porque a la larga a quien o a que usted teme usted obedece. A quien usted teme usted obedece.

And this is where it gets though, es un patrón muy reconocible. Tememos o reverenciamos algo, más que a Dios, aunque nos esté destruyendo, aunque termine en nuestro propio mal, es un patrón que se encuentra en todo el relato entre el pueblo de Dios y Su Creador, es un patrón que tarde o temprano nosotros oímos. Pastor, aunque sé que Dios jamás bendecirá esta relación, sé que me está secando o destruyendo, o está destruyendo mi hogar, temo que si dejo esta persona me muero, el mundo se me hará pedazos. Dios responde: obedece y te irá bien, y vivirás.

Pastor: sé que me está llamando a dejar esta adicción sea pornografía o drogas, o alcohol, o el juego, pero temo lo que dirán de mí, temo meterme en un programa y fracasar. Dios responde: Obedece y te irá bien, y vivirás. Pastor, temo perdonar al que me hirió y m engañó, no sé cómo vivir sin estos resentimientos. Mi hermano, mi hermana Dios te responde: Obedece y te irá bien, y vivirás.

Pastor: temo llegar a esta cita de mi caso de inmigración y decir la verdad, temo que me deporten, temo perderlo todo, y yo veo héroes aquí que han vivido esto, y el Señor le ha dicho, y ellos respondieron: obedece y te irá bien, y vivirás.

Pastor: temo que si dejo esta práctica que Dios aborrece, mentir o estafar, o engañar, o usar a otros puedo perder mi trabajo, puedo perder mi puesto ¿y cómo nos defenderemos? Dios responde: Obedece y te irá bien, vivirás. ¿Ven el patrón? Por menos sentido que tenga, por más que sienta que morirá si lo llega a hacer Dios responde: Obedece y te irá bien, y vivirás.

Ahora hermano: ¿no se ha puesto pensar por qué tanto énfasis en la obediencia? y la obediencia, obediencia, obediencia, ¿por qué esta obsesión con la obediencia, por qué tanto sobre la obediencia?

Es inescapable, a propósito, desde las primeras páginas de Génesis, en todo el relato de Dios con Israel en el Antiguo Testamento y el mensaje de Cristo en todos los Evangelios y en todo el Nuevo Testamento hasta las últimas palabras de Apocalipsis veo lo mismo. Si hay un mensaje consistente en la Palabra de Dios es este: un Dios anhelando y esperando un pueblo que lo obedezca. ¿Por qué? aquí ofrezco un par de razones.

Primeramente, la obediencia es su lenguaje de amor. La obediencia es el lenguaje de amor que profiere Dios. ¿Qué quiero decir con eso? y aquí estoy haciendo una promoción, Gary Chadman (el Pastor levanta el libro, lo muestra a la Congregación), Gary Chadman en su libro "Los cinco lenguajes de amor" el cual lo recomiendo para cualquier pareja, es un libro muy accesible, "The five love languages" léelo en el original, es excelente. Gary Chadman en su libro "Los cinco lenguajes de amor" dice que cada uno de nosotros tenemos nuestro preferido lenguaje de amor.

Son cinco, palabras de afirmación es una, "te quiero, te respeto, te admiro" etc. tiene la idea. "Tiempo de calidad" o sea, apagar el partido de fútbol y salir caminando de la mano por el parque, el malecón, got the idea? Tercero, regalos: flores, traje nuevo el día del padre. Actos de servicio, varones: sacar la basura. Toque físico: tomarle la mano, un besito en el cachete, etcétera, etcétera, etcétera (ríe). La clave aquí es esta idea. El secreto de amar, aún entre nosotros, el secreto de amar no es imponer mil lenguajes de amor sobre mi cónyugue sino aprender y amarla conforme a la suya. O sea, no es (en voz grave) "amarla a mi manera".

Tal vez prefiero escribirle a Marina un poema y, I can do that, o traerle un ramo de flores, okay? las flores no faltan en casa, dándome un poquito unos puntos (risas). Pero cuando lavo los trastes o recojo las hojas de la acera o doblo la ropa de la secadora Marina entiende: "Oh baby ooh, yeah!" (risas). Ese es su lenguaje de amor.

¿O cuántos se han quejado de padres que dicen "yo los amé a mi manera" ¿cuántos se quejan? "no les faltó techo, no les faltó casa, no les faltó comida", ¡pero papá no estaba cuando necesitábamos, no amaste a mamá, no nos diste cariño! no es amar a nuestra manera, especialmente a Dios.

Amar esa Palabra, amar no es cualquier cosa que nosotros digamos que sea. La Palabra que quiere decir lo que mejor nos parezca que diga a la larga no quiere decir nada ¿oyó? Dios es amor, Él es amor. Sólo Él tiene derecho de definir el amor y qué es amar, y para el ser humano, la suprema expresión del amor es amar a Dios. La suprema expresión para un serh humano es amar a su Dios, amar a su Dios con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma, con toda vuestra fuerza, con toda vuestra mente. Antes de amar a nuestro prójimo, antes de amarnos a nosotros mismos, amad a Dios a Su manera. Y Dios ha sido claro a través de toda la Palabra, Su lenguaje de amor es obediencia.

El amarlo es obedecerlo primero y sobre todo. El que dice que ama a Dios, yo no dudo de su sinceridad pero sepamos lo que estamos diciendo. El que dice que ama a Dios, el que llama a Jesús "su Señor" o sea "su dueño, su amo" y explícitamente se compromete en obedecerlo, en obedecerlo. "Si me amáis" declara Jesús en Juan 14:15 "guardad" o en otras palabras obedeced Mis mandamientos. Y en el Antiguo Testamento en Primera de Samuel cuando Saúl intenta amar a Dios a su manera con palabras lindas, ofreciéndole a Dios una ofrenda del fruto de su desobediencia, imagínese, el profeta de Dios lo instruye en el lenguaje de amor de Dios, y le explica: "Ciertamente obedecer es mejor que los sacrificios."

Él recibe su sacrificio pero detrás de ese sacrificio, detrás de esa ofrenda el Señor está buscando obediencia. El obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Y de nuevo, Jesús al final del Sermón del Monte en el Evangelio de Mateo, habiendo predicado un mensaje que una u otra cosa garantizaba que iba a caer el mar sobre esta gente, sobre esta multitud para que sepan que él hablaba muy en serio, y donde Él estaba parado, Él concluye el sermón con estas palabras: "No todo el que me dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos sino el que hace" o sea el que obedece "la Voluntad de mi Padre que está en los cielos."

"Muchos dirán" dijo Él "en aquél día: Señor, Señor ¿no profetizamos en Tu Nombre y en Tu Nombre echamos fuera demonios, y en Tu Nombre hicimos milagros? Y entonces les declararé: no los conocí" nunca fuimos íntimos, nuestros corazones no tocaron. Nunca intercambiamos amor. No me amaste, no hablaste Mi idioma de amor, no te conozco. Apartaos de Mí hacedores de maldad." Fuerte, pero ¿qué está detrás de eso?

No os conocí, ¿por qué? Porque el pueblo de Dios se conoce por la obediencia. ¿Qué quiero decir con esto? y este es el propósito de Dios, y por esto, ah, you have to trust your dad, tienes que confiar en tu papá, Él sabe lo que Él trae detrás de esto y por qué esto es tan importante para Él y para ti, y para nuestra eternidad.

El autor C.S. Louis en su libro: "Mere cristianity" lucha con la idea de ¿por qué Dios creó, nunca se ha puesto a pensar usted en esto? ¿por qué Dios creó un ser capaz de desobedecerlo? Si a Él le importa tanto la obediencia ¿por qué Dios creó?

No sé si se han puesto a pensar en la ilustración del Pastor la semana pasada, el huerto del Edén, el Señor crea estos seres en el mero centro del huerto del Edén, el bendito árbol ahí, saludándole cada mañana diciéndole hello, what was God thinking? C.S. Louis lucha con esto, ¿por qué haría Dios esta locura?

¿Sabe por qué? porque algunos de esos seres obedecerán. Alguno de ellos lo obedecerán. Vanessa believe it or not I'm coming in for a landing, I'm more surprised than anybody else, porque alguno de esos seres lo obedecerán a pesar de la era en que ellos vivan, o en la cultura en que ellos vivan, o las costumbres en que ellos vivan, sea en Corinto o en Roma, en Nueva York o en Boston, cueste lo que les cueste; su reputación, sus trabajos, sus carreras, sus familias, o les cueste prisión o la gula, o el gladiador y las bestias del coliseo, o la espada de Isis, o la cruz, cueste lo que cueste esta gente rara elige obedecer a Dios. Siempre han habido, un pequeño remanente pero siempre surge una gente rara que va contra todo lo que ellos ven, contra leyes que les permiten otras cosas, contra una cultura liberal y libertina, ¡y eligen amarlo, eligen obedecerlo! ¡lo eligen sobre todo, cueste lo que cueste!

Y Dios declara: Esta gente me obedece, esta gente me ama y las puertas del infierno no prevalecerán contra un pueblo así. Es cierto. Ese es el registro de la historia.

El que les predica, si el Señor le hubiera permitido una vida alternativa sería un profesor de historia en algún lugar, I love history, y el registro de la historia es claro. El que obedece a Dios está en el lado correcto de la historia, porque la historia comienza y termina con Dios. Permítanme una frase o dos en inglés: to obey God is to be on the right side of history, because history begins and ends with God ruling and Lord of all in His Throne, reigning over the universe. The light of the stars extinguished and God ruling over His people, His people worshipping Him. To choose Him, to follow Him, to obey Him is to be on the right side of history.

Cuando los gobiernos de este mundo se reduzcan a polvo y sus grandes instituciones olvidadas en el viento, Jesús seguirá por la eternidad sobre Su Trono, Su ley gobernando el universo, por eso esto importa. Es más, la corte suprema de Massachussets, etc. etc. es casi una distracción, lo es, es una gigantesca distracción y por eso Jesús nos implora: obedece por Dios, obedece y te irá bien, y vivirás. Niégate a ti mismo, dice, toma tu cruz, sígueme y te irá bien, y vivirás. A propósito, yo nunca he predicado un mensaje que define más el amor de Dios que el que le estoy predicando hoy, nunca, Él conoce tu vida, Él conoce tu drama.

Tarde o temprano la obediencia te llevará al punto que la obediencia te cuesta, cada uno. ¿Cómo sabes que llegaste allí mi hermano? tal vez usted ya ha oído decir esto, ¿cómo sabes que llegaste a ese punto de crisis? ¡Señor si hago lo que pides de mí me muero! si hago lo que pides que haga, ¡me muero!

Él te escucha, y ese es el punto. Habrán partes de nosotros que al obedecer al Señor, morirán, lo vuelvo a decir. Habrán partes de nosotros que al obedecer al Señor, morirán. Y Sedequías descubrió: el que quiera salvar su vida la perderá, esta es la frontera de la fe, esta es la cuerda floja de la fe, obediencia radical. Y si has llegado allí, mi hermano, mi hermana, si usted mi hermano ha llegado allí a ese punto deje que lo que tenga que morir, deje que lo que tenga que morir se muera.

El Señor que lee los corazones, recibe esta Palabra tú que estás en esa crisis, tú que lo estás pensando, tú que lo estás luchando, te felicito porque estás tomando a Dios en serio, te felicito porque acabas de oír la invitación del Señor, sígueme, sígueme, quiero que seas Mi discípulo. Quiero que entres en otra etapa de tu existencia, de tu vda, sígueme, sígueme.

Él, el Señor que lee los corazones, que ve nuestro drama te oye diciendo: Señor esto me va a matar pero esto lo hago por Ti Jesús, no lo quiero hacer, no lo deseo hacer, es contra todo lo que entiendo, es contra todo lo que conozco pero si Tú lo dices, si Tú lo pides, si esto es lo que Tú quieres de mí esto lo hago por Ti, ¡esto lo hago por Ti Jesús! ¿Sabe? Él se te acerca, Él te echa Su brazo y te asegurará: Hija/hijo, confía en Mí, te irá bien y vivirás, y vivirás.

Derramaré de Mi Espíritu . . . y profetizarán

TRANSCRIPT

Hechos capitulo 2, comenzando con el versículo 14, del 14 al 18: "Entonces Pedro poniéndose en pie con los once alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos y todos los que habitáis en Israel, esto os sea notorio y oíd mis palabras, porque estos no están ebrios como vosotros suponéis, porque es la hora tercera del día" las 9 de la mañana, "mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos, y vuestras hijas, profetizarán" profetizarán, "vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños" y sobre mis siervos, y sobre mis siervas, en aquéllos días derramaré de mi Espíritu y profetizarán. Dios bendiga Su santa Palabra.

Hay dos maneras de leer este texto se me ocurre, dos maneras. Esto es prácticamente una encuesta que cubrirá el 100% de los que estamos aquí. O respondemos de una manera o respondemos a este texto de otra manera.

Una manera de responder a este texto es esto: esto es una linda historia Pastor, muy lindo, y yo no dudo que Dios puede hacer esto o en el pasado ha hecho esto con otros pero ¿será que Dios seguirá haciendo estas cosas? ¿todavía está Dios en el negocio de estas cosas? porque por lo menos conmigo no lo ha hecho. O sea lo estás afirmando y tal vez estás de acuerdo que es una buena idea y que tal vez estás de acuerdo en que Dios obraba de esta manera, pero no se registra en tu propia experiencia. No es algo que es real para usted.

Y la otra manera de leer este texto es así: Pastor, esto parece cabal con lo que el Espíritu Santo está haciendo en mí, el Espíritu Santo está haciendo esto en mí. Quizá nunca he predicado un sermón o he visto a miles responder a un llamado pero sé lo que es tener al Espíritu Santo habitándome, eso sí lo sé, el Espíritu Santo obrando en mí y poder lograr cosas bajo el Poder del Espíritu Santo que jamás pudiera haber hecho con tan solo mi propia astucia o capacidad, o energía. O sea, Pastor: yo sé lo que es tener a Dios dentro de mi ser, sé que es Él y yo he visto al Señor hacer cosas a través de mí que yo sé que no sería capaz de hacer solo.

Oigo amenes, amen, algunos que están respondiendo a esta encuesta. Por cierto, tratando de explicar esta experiencia a aquéllos que no lo han vivido en su propia vida es algo así: por cierto, soy yo, no es que yo deje de ser yo. Es mi mente, mis manos, mi energía, pero también yo sé que es Dios, el Espíritu Santo obrando a través de mí. O sea sí soy yo pero a la vez es Él, ¿me siguen?

Estos hermanos testifican de esta manera y es una indicación de esta obra de Dios obrando en ellos, son los hermanos que tú oyes testificando: Pastor, Dios en ese momento me reveló, Dios en ese momento me iluminó, Dios en ese momento me dió las palabras adecuadas, Dios en ese momento me usó. Yo mismo me quedé sorprendido Pastor.

Interesante esta idea de Dios obrando en nosotros. Es como si estuviéramos hablando de la encarnación, el hecho de que Jesús fue 100% hombre y 100% Dios, no que seamos Dios, aclaremos aquí, o aún dioses, pero la Palabra promete que el mismo Espíritu Santo, el mismo Espíritu Santo que levantó a Cristo de entre los muertos opera en nosotros.

Durante Su Ministerio en la Tierra Jesús, caminando con un chaleco de carne, ministraba a través de la unción del Espíritu Santo dentro de Él y de esa misma manera el Espíritu de Dios ministra a través de nosotros, y si esto es así, usted que está oyendo esto y dice: Pastor yo como que entiendo a Pedro y yo entiendo lo que él tal vez sentiría en ese momento, sentir que es él pero a la vez es otro obrando a través de él y haciendo grandes cosas a través de él inesperadamente, y si es así podemos identificar al Poder transformador obrando en este momento en Pedro.

Muchos de nosotros, tal vez ustedes que han dicho amén y han dicho: sí Pastor yo tengo idea de lo que usted está hablando, tal vez es la primera vez que eso se te ocurre, siempre me imagino a los hermanos aquí que son pioneros, los primeros tal vez en su casa o en su familia que conocen al Señor y regresan a sus casas, y tal vez eres el único, por el momento, por ahora que sirve al Señor o conoce al Señor y el primer momento en que tienes este encuentro con el Espíritu Santo ¿cómo llegas a la casa, transformado? otros dirían transtornado, con una sonrisa imborrable.

El enemigo es muy capaz de minar el espacio a nuestro alrededor con cosas que él sabe que nos fastidian ¿verdad? nos molestan. Esa noche tal vez usted llega ¡boom! explota una mina tras otra, tras otra pero usted se queda fresquecito. Las cosas que tal vez para usted eran de vida o muerte ahora ni siquiera les hace caso, y la gente te pregunta: ¿somos qué? ¿qué te entró? ¿qué te pasó? aquí dirían: o tal vez preguntarían como preguntaron acerca de Pedro y los once: ¿no estarán ebrios? pero ahora no lo dicen tan fino ¿verdad? no estarán... ¿qué tú estás tomando chico? ¿de qué party viniste tú? ¿qué te entró? hasta el sol de hoy.

Lo único es que ahora las nueve de la mañana no indica nada, Pedro nunca vivió en Roxbury (risas) pero diría lo mismo. Pedro y nosotros diríamos: no es qué me entró sino quién entró porque es como si Pedro fuera otro hombre. Siempre me imagino en esta escena a Pedro al levantar la voz y predicar con tanta unción en el Nombre de Jesús, entre esa multitud, una doncella, una jovencita que se fija en él y pregunta: ¿pero este no es el mismo que hace un mes y medio atrás negó que aún conocía a Jesús? ¿este quién será?

Otro hombre. No es que es otro hombre y este es mi punto al que me está llevando el Señor. No es que sea otro hombre, es Pedro, el mismo Pedro, pero en realidad es que había un hombre escondido dentro de él, encerrado dentro de él esperando salir a la luz, había un hombre encerrado en él que requería que el Poder del Espíritu saliera a la luz.

Tal vez usted está aquí porque como Pedro usted entiende esto demasiado bien, por eso estás aquí. Para algunos es como si viviéramos presos, a ver si me explico, es como si viviéramos presos dentro de nuestra propia vida, quienes vienen con este peso creo que lo pueden explicar mejor que yo. Dentro de tu propia mente, preso, tu propio corazón, caminas como un sonámbulo a través de tu vida. Usted ve sus decisiones, oye sus propias palabras, escucha sus pensamientos y pregunta: pero ¿qué hago yo, por qué hice eso? ¿por qué me comporto de esta manera? ¿por qué será que soy así?

Interesante esa guerra dentro de nosotros. Y oyes una voz, te oyes tú mismo diciendo, a veces cuando se te pasa la racha, tú oyes tu propia alma diciéndote: yo soy digno de más que esto. No nací para ser un alcohólico, no nací para ser un drogadicto, no nací para ser ninguna de esas cosas. Tal vez tienes tu título, tu trabajo, tu profesión, tu negocio pero aún así tenemos que admitir que nos sentimos vacíos. ¿Qué vale tu vida?

No es lo que usted logró. ¿Qué vale tu vida? ¿qué valor le das a tu vida? y ¿sabes? te dice una voz inescapable que tu vida vale mucho más, como que sabemos quiénes queremos ser. De nuevo, lucho por explicarme. Sabemos quiénes queremos ser. Lo vemos claramente en la imagen en el espejo.

Uno ve a otro en su alma, cuando se mira en el espejo uno dice: yo sé que ese no soy yo, sé que hay otro dentro de mí y oyes una voz que te dice: naciste para más.

¿Sabes? viviríamos más tranquilos si el Espíritu Santo nos dejara conformes con nuestra propia mediocridad, si el Espíritu Santo nos dejara en paz pero Él nos creó, Él sabe para qué fuiste hecho y Él sabe que fuiste hecho para más, y no tendrás paz hasta que no haya una armonía entre el hombre que eres ahora, la mujer que eres ahora y el hombre que Dios desea que fueses, el hombre que Dios desea que seamos, no sé si me explico.

Hasta que no haya una armonía, hasta que esa guerra no se resuelva entre el hombre que uno es ahora, la mujer que soy ahora y lo que Dios ve cuando nos ve a nosotros. El Señor no nos deja en paz, aún en nuestro sueño nos presenta esta imagen y por eso estamos aquí.

Jesús percibe este otro hombre en Pedro como Jesús percibe este otro hombre en ti. Tras su fallo de carácter había grandeza en Pedro y en los once, y Jesús sabía, Él sabía lo que le hacía falta, lo que le hacía falta para que, lo que estaba encerrado en Pedro y qué debía resaltar en nosotros.

Ellos conocían a Jesús. Ellos eran discípulos, eran seguidores de Cristo, ellos habían caminado con Él por tres años escuchando Su mensaje, viendo milagros, ellos tuvieron al Cristo resucitado entre ellos por cuarenta días; más convertidos no pueden estar. No estamos hablando de conversión, hay algo más que el Señor quiere que experimenten.

El Señor les dijo a ellos, les dice: Esperen este regalo que les tengo, este don, este Bautismo del Espíritu Santo. Ahí vemos Hechos capítulo 8, esa promesa: "Pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis" un sustantivo, "testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra."

Noten algo. El Señor no dijo: "Y testificarán" eso es un verbo, algo que hacemos, sino: "y me seréis testigos" seremos testigos, un sustantivo. El Señor nos está llamando a algo que somos no algo que hacemos no sé si me explico. No es algo que hacemos; este llamado es algo mucho más difícil.

Él no te está llamando a hacer algo, Él nos ha llamado a ser, somos, no es testificar sino ser un testigo, o sea un recipiente en vida del Poder del Espíritu Santo que al verte, al oírte, al estar en tu presencia, no hay manera de que la gente se confunda sobre si Cristo ha resucitado y si Su Espíritu mora en los seres humanos, y el Señor te ha llamado a ser esa persona, mucho más difícil e imposible hacerlo sin el Espíritu Santo.

Al llegar el Bautismo en el Espíritu Santo, declara la Palabra, lo que vemos en Hechos capítulo 2, el lugar se estremeció, hablaron en lenguas y me encanta esa imagen, una columna de fuego bajando y separándose en lenguas de fuego que se depositan en cada uno de ellos, muy semejante a la imagen en Segunda de Crónicas cuando la columna de fuego descendió sobre el Arca del Pacto, pero ahora en vez de descender sobre el Arca del Pacto, ahora está descendiendo y descansando sobre cada uno de nosotros, ahora tú eres el Arca del Pacto. Ahora tú eres el tabernáculo de Dios, tu cuerpo es templo del Espíritu Santo.

Ahora, el recipiente del Poder de Dios, ahora el recipiente del Poder del Espíritu Santo es usted. El Poder de Dios descansando ahora sobre usted, y aparte de señales físicas, como pueblo ¿qué podemos esperar?

¿Por qué esto es tan importante? ¿por qué es tan importante clamarlo, esperarlo? porque puedes esperar la Obra de Dios muy profundamente dentro de ti a través del Espíritu Santo. Hay algo que Dios hace dentro de nosotros y a la vez, hay algo que el Espíritu Santo hace de afuera a través de nosotros.

Aparte de las señales, aparte de la evidencia física, hay una obra dentro y hay una obra hacia afuera. Primeramente, dentro, el Espíritu Santo abre nuestras mentes y no vemos ni las Escrituras ni nuestras vidas de la misma manera. Eso es uno de los primeros y más poderosos regalos del Espíritu Santo.

Miremos bien a pedro en sí. ¿Sabe? como un buen judío Pedro oyó la Palabra. ¿Sabe? aún hasta hoy el Torah se lee en las sinagogas, la costumbre es que el Torah se lea completamente en la sinagoga durante el transcurso del año. Tienen una lectura fija y en las 52 semanas del año se lee completamente el Torah, y como un buen judío, Pedro estaba escuchando esto en la sinagoga, como muchos de nosotros la misa católica.

¿Sabes que el misial católico es igual y los anglicanos es igual? dividen las Escrituras y en el transcurso del tiempo, no sé si es en un año o dos, dividen la Escritura pero cruzan la Palabra entera. Lo bonito es que uno se sienta, se supone que uno escuche, participa de la mesa del Señor y a la casa. Por un oído entra y por el otro...

Pero no es así, eso termina en un lugar. Pedro está escuchando la Palabra y almacenándola, eso es lo que estás haciendo, en nuestro cerebro ocurre algo interesantísimo. Oímos esta Palabra y la almacenamos en el sótano de nuestra mente con él junto con miles de otros detalles: su número de seguro social, su color favorito, la receta de un buen mangoo, todo eso ocupando el mismo espacio en su cerebro, esos detalles de la Palabra del Señor.

Y de momento el Poder de Dios desciende sobre Pedro, se derrama sobre él el Poder del Espíritu Santo y lo primero, sabe: me encanta ese texto, creo que es en el Evangelio de Lucas y a la conclusión creo que el Señor acompañando a estos hombres, estos discípulos en el camino de Emaús, y dice la Palabra que Él estaba explicando la Palabra pero como que no les entraba, y dice la Palabra que Él les abrió el entendimiento para que entendiesen las Escrituras.

Pues ahora con el bautismo del Espíritu Santo eso es parte del paquete. En ese momento el Espíritu Santo abre nuestros entendimientos y lo que estaba almacenado en el sótano del cerebro de Pedro de momento el Espíritu Santo hace: fff, oh my God. Joel capítulo 2.

Pedro lo está viendo en 3D, alta definición, él no se acuerda de la Palabra, la ve, la está experimentando en carne propia, él dice: ¡yo lo estoy viviendo! Joel capítulo 2, esta promesa se está cumpliendo y entre poco de momento: ¡flash! de momento esa Palabra que estaba escondida en el fondo de su mente ahora se le hace real, te rodea. En poco tiempo empezamos a vivir la vida conforme a las Escrituras y entiendes a través de las páginas, a través de los personajes de la Biblia y ya tú no ves tu vida como un caos sin sentido.

Usted comienza a ver su vida y medir su vida conforme al drama de la Palabra y uno dice: pero el mismo autor de la Biblia es el autor de mi vida, mi vida va a terminar bien, Él está en control, y tú ves en las páginas de la Palabra: un día tú eres Moisés; no sé a quiénes les pasa esto.

Un día eres Moisés, mañana quizás tú te ves como Abraham ofreciendo tu Isaac, luego, no sé quién más vive así, luego tú eres David, un salmista, guerrero, rey, mis hermanas tal vez tú eres Ana hoy derramando lágrimas ante el Señor, tal vez el próximo día tú eres una Ruth, luego eres una reina Esther, la semana que viene una Déborah, tú mismo te conviertes en un personaje de la Palabra y mides tu vida conforme al patrón de la Palabra; ya el Espíritu Santo está entretejiendo tu vida conforme a las Escrituras, estamos viviendo la Palabra.

Es como si hubieras dado un salto y a través del Espíritu Santo estás viviendo la Palabra, sueñas la Palabra. En tus conversaciones tu oyes la Palabra, tú te oyes usando la Palabra, pensando a través de la Palabra, lo hueles, lo sientes, tu comida sabe aún a la Palabra. La Palabra se hace vida en ti y tu vida se conforma a la Palabra, eso es lo que hace el Espíritu Santo y el pecado, el yugo del pecado se pudre porque ya no cabe en esta escena, esta aventura que estás viviendo en la Palabra del Señor, tu vida se transforma en la Palabra hecha vida.

Esta dicotomía entre la Palabra y la vida del Espíritu es una dicotomía totalmente falsa. Se empalman. Se requiere el Poder del Espíritu Santo para vivir bíblicamente. Necesitamos la revelación del Espíritu Santo y necesitamos ese trasfondo de la Palabra del Señor. Eso es lo primero que hace Dios en ti, la Palabra: fffu (onomatopeia), se hace vida en ti. Y esta energía divina no solamente trabaja en ti sino que fluye de ti, interesante.

Viendo este primer mensaje de Pedro, aún en el hecho de citar Joel capítulo 2 e interpretar esta Escritura acerca del Poder profético del Espíritu Santo Pedro mismo está profetizando, ¿no es interesante? En este pasaje acerca del Poder profético del Espíritu Santo estamos viendo un ejemplo de alguien profetizando en el Poder del Espíritu Santo.

Cuando uno estudia este texto, esto es interesante. Cuando uno estudia este texto, especialmente el segundo capítulo de Hechos del 17 al 21 uno se da cuenta que no es una reproducción palabra por palabra de Joel capítulo 2 28 al 29, hay algunas diferencias que consideraremos dentro de poco.

En la declaración de Pedro hay algunas diferencias que cuando las comparamos con Joel 2 en el hebreo o aún en el griego que se leía en la sinagoga no se empalman los dos. Si uno corre a su Escritura y uno compara lo que dijo Pedro en Hechos capítulo 2 bajo la unción del Espíritu Santo y lee a Joel capítulo 2 usted verá que no es palabra por palabra.

Ahora como abogado esto me emociona, ¿sabe cómo yo lo leo? Primero, para mí esto es más evidencia de la credibilidad de las Escrituras, a mí esto no me molesta, es más, me emociona. ¿Sabe lo que me dice esto? Pedro no está citando esto de memoria. That's what we look for, ciertas imperfecciones que nos dicen que esto es auténtico. Esto lo está sacando del fondo de su corazón, esto es auténtico y yo hallo esto maravilloso.

¿Y sabe? el Espíritu Santo es maravilloso, ¿no ha hecho eso con usted? yo sé que lo ha hecho conmigo. En ese momento eso viene a la mente, esa iluminación o esa decisión, el Espíritu Santo creando algo a través de ti donde hace poco no había nada. En un momento dado uno recibe una Palabra, uno recibe una iluminación. Una decisión que era imposible por semana de momento viene una iluminación de parte del Señor.

El mismo Espíritu Santo que le confió esta Palabra a Joel aquí se la confía a Pedro. Miremos una de esas modificaciones o alteraciones proféticas que hace el Señor, comienza esta Palabra: "En los últimos días" Joel dice "Después de esto", ¿después de qué? después de venir el Mesías "Él derramará Su Espíritu sobre toda carne."

Me encantó lo que dijo el Pastor hace unas semanas acerca de esto, que tal vez los últimos días son ahora mismo, que está hablando proféticamente sobre los días en que estamos viviendo, y que no solamente sobre reyes o sobre sacerdotes o sobre profetas, sino que sobre este pescador prácticamente analfabeto y sobre ti, sobre nosotros, el Señor derramaría Su Espíritu Santo.

Miren en el versículo 17 y 18: "Y vuestros hijos e hijas profetizarán, y se derramará de mi Espíritu." ¿Sabe lo que es interesante ahí? Pedro añadió bajo la unción del Espíritu Santo "y profetizarán" dando énfasis a esta promesa, ¿por qué lo haría?

La palabra aquí es profetuo, "y profetizarán", profetuo. No es solamente pronosticar el futuro y es más que pronunciar una Palabra bajo la unción del Espíritu Santo. Profetizar en este contexto significa ser el canal de la energía de Dios, transmitir Su Voz, Sus pensamientos, Su autoridad, Su capacidad para sanar, Su capacidad para liberar. Es el Espíritu Santo usando Sus dones para avanzar los intereses del Reino de Dios.

Si a través del Espíritu Santo llegas a un ambiente perforado de violencia y contiendas, y proyectas un espíritu de mansedumbre, Dios te está usando como un instrumento profético en ese ambiente, "y profetizarán."

Si Dios te da acceso a niveles de influencia en negocios, o en el sistema escolar, o el sistema judicial, o del gobierno, como hizo con el Rey José, o con la Reina Esther, o con Daniel, si tú eres maestra en una escuela pública o tienes un negocio, o tienes acceso a poder y si en ese lugar el Espíritu Santo te trae un consejo que honra a Dios y que avanza los intereses del Reino de Dios, allí tú eres un instrumento profético y el Señor está extendiendo la influencia de Su Reino a través de ti. Tu vida está minada de dones, minada de dones escondidos dentro de ti esperando que el Espíritu Santo los despierte y los ponga en uso para a través de ti traer luz a donde ahora moran tinieblas.

"Vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños. De cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquéllos días derramaré de mi Espíritu y profetizarán."

Verás visiones, emprenderás sueños. Nos convertimos en socios del Espíritu Santo, somos Sus siervos dice ahí. Sobre Mi siervo, sobre el que ejecuta Mi Voluntad derramaré Mi Espíritu.

Ya tú no ves el mundo alrededor igual, no ves tu vida alrededor igual, ya ves tu vida como la ve Dios. Es más, el enfoque ya no es ni siquiera en nosotros. Ya ni siquiera te interesa, es más mire, para cobrar el valor de nuestra vida perdemos el interés en nuestra vida, y vemos la aventura del Reino de Dios, y vemos nuestro papel en el Reino de Dios, y de hecho mi hermano, si un día tienes un guía fuerte o una nube pasa por tu vida por una temporada, uno no pierde la esperanza porque el Señor te ha dado la visión que hay otra vida que el Señor espera para ti.

Hubo un tiempo y ¿por qué esto es tan importante? ¿Sabe? Josué un día se acercó a Moisés asustado porque en el campo de Israel se oyó ciertos hombres y mujeres profetizando bajo la unción del Espíritu Santo, se supone que Moisés era el único profeta de Israel ¿verdad? se lo contó asustado a Moisés y Moisés le respondió: ¿tienes tú celo por mí? ojalá que todo el pueblo de Jehová fuese profeta y que Jehová pusiese Su Espíritu sobre ellos. Fue como que el Señor dijo: ¿ajá? ese es justamente Mi plan, que todos fueran profetas y que derramara la dulce influencia del Espíritu de Dios sobre toda carne, sobre sus vidas.

Esa es nuestra oración para esta Congregación también. Cuando usted oye al Pastor decir: queremos una Iglesia pareja esa es su manera de decir: Padre ojalá que todos fueran profetas, que todos fuéramos igualmente operando bajo la unción del Espíritu Santo, que no haya un ser que pise este santuario que no salga de aquí conectado con el Espíritu Santo, que no resalten sus dones y sean despertados por el Poder de Dios en ellos. Ese es nuestro deseo, esa es una de las prioridades de esta Congregación.

Bajemos nuestro rostro un momento. Esta es tu vida, yo no sé cómo estás viviendo ahora pero en esta última media hora el Espíritu Santo le ha mostrado cómo puede funcionar tu vida, cómo debe ser tu vida. Su vida no tiene que ser un fastidio, una carga, un día más. Su vida puede ser la gran aventura con espacios abiertos delante de ti logrando "aún los ancianos soñarán sueños" el Señor no tiene edades aquí, "aún los ancianos soñarán sueños" "los jóvenes verán visiones" el Señor no quiere desperdiciar un momento de su vida.

Si esto es una revelación para ti yo le tengo una invitación, especialmente si hasta ahora usted no ha dicho: Jesús mi vida es tuya, haz conmigo lo que quieras, me entrego a ti. Si ese eres tú te invito a levantar la mano en este momento, si ese eres tú.

Les invito, pasen al altar. Si estás viniendo por primera vez haga este paso y esta hermana que tiene la mano en alto si alguien la puede acompañar al altar. Queremos que a la vez conozcan a este Dios de poder, que este momento por el cual usted nació, usted nació para esto, que sea realizado en ti y que a través de esto tu vida sea lo que Dios siempre quiso que fuera, Él sabe para qué naciste, Él sabe lo que hay en ti, Él sabe el tesoro escondido en ti, Él sabe que eres preciosa mi hermana, eres preciosa hermana delante del Señor.

Espíritu de Dios: yo bendigo a estas almas y yo declaro Señor Santo Tus Propósitos cumplidos en el hecho de que están delante de Tu Presencia y Tu Palabra los ha alcanzado. Ahora Espíritu de Dios vivifícalos y despierta Tus Propósitos en ellos.

Mis hermanos, yo les invito a que repitan esta oración conmigo y los hermanos que los acompañan repitan esta oración: Señor Jesús, yo vengo delante de Ti declarando que te necesito como mi Salvador y mi rescatador. Abro mi vida delante de Ti, cada rincón, cada espacio. Que Tu Espíritu Santo invada todo lo que es mi vida. Desde este momento en adelante yo soy Tu siervo y Tú eres mi Pastor. Guíame, provéeme, protégeme, y guárdame de todo mal todos los días de mi vida hasta que te vea en gloria, te suplico en el Nombre de Jesús, amén. Gloria a Dios.

Mis hermanos pongámonos de pie, bendigo en el Nombre de Jesús. Señor Jesús, derrama Tu Poder sobre Tu pueblo. Señor Jesús, cada célula, cada esquina, cada ser, que todo lo que respire en este lugar, que todo ser creado en este lugar, toda carne en este lugar, que seamos un recipiente de Tu Gloria; derrama Tu Gloria sobre Tu pueblo, derrama Tu Espíritu sobre Tu pueblo, te suplicamos en el Nombre de Jesús.

Dios está en control

TRANSCRIPT

Juan capítulo 19, comenzando con el versículo 7. Qué lindo es experimentar la Presencia del Señor como la acabamos de experimentar en estos momentos, qué lindo experimentarlo en un día como el Domingo de Resurrección. Parece que en un servicio como el Domingo de Resurrección la semana pasada, parece que uno tocara el Trono de Dios y para mí fue tan especial ese servicio que aún el día siguiente y muchos días esta semana estaba yo todavía disfrutando de ese ambiente, de ese mover de Dios tan bello.

Pero yo estoy muy consciente que para muchos, el Domingo de Resurrección cuando declaramos: ¡Wow, el Señor ha resucitado de entre los muertos! nos cuesta aferrarnos de esas declaraciones como la que acabamos de declarar ahora, que Jesús es Rey, que Él es poderos, y cuando llegamos a la casa, tal vez a la tarde, yo iba a decir el lunes por la mañana, muchas veces ni siquiera esperamos al domingo por la tarde para abrir las puertas de nuestro departamento.

Tal vez eres el único que sirve a Dios en esa casa, eres un pionero de la fe en tu hogar. Hay muchos hogares que uno va y eres el pionero y esa casa está repleto de, sólo Dios sabe qué hay en la televisión, qué es lo que están escuchando en la radio, qué pelea se está armando por qué sé yo qué, uno se cubre con la sangre del Cordero, muchos de nosotros ¿verdad? ese cuartito es a la vez el tabernáculo y la fortaleza. Parece que muchos de ustedes han tenido su cuartito ¿no?

Y ahí muy lejos de este santuario ¿seguirán ustedes haciendo esas mismas declaraciones? Este día la Palabra de Dios es esto: no importando lo que usted vea, no importando lo que usted oiga, no importando lo que usted experimente, no importando lo que le llegue a su vida, Dios está en control, Él sigue en control.

Juan 19 versículo 7, los judíos le respondieron a Pilatos: "Nosotros tenemos una ley y según nuestra ley, debe morir, porque se hizo a sí mismo Jesús Hijo de Dios; Cuando Pilatos oyó decir esto tuvo más miedo y entró otra vez en el Pretorio, y dijo a Jesús: ¿de dónde eres tú?"

"Mas Jesús no le dió respuesta. Entonces le dijo Pilatos: ¿a mí no me hablas? ¿no sabes que tengo autoridad para crucificarte y que tengo autoridad para soltarte? Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dado de arriba, por tanto, el que me ha entregado mayor pecado tiene."

Misericordioso Rey: venimos delante de Tu Presencia. Señor: así declaro, como lo he declarado en Tu Presencia, como lo he declarado en momentos que sólo Tú has sido testigo, delante de Tu pueblo declaro que sólo Tú eres Rey, superior, la autoridad última y que estás en control. Ahora, vivifica esta Palabra, actívala, amárrala a nuestros corazones para la gloria de Tu Nombre, te suplico en el Nombre de Jesús.

Respondió Jesús en el versículo 11: "Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dada de arriba." Nosotros nos vamos a mantener en lo que queda de este servicio, nos vamos a concentrar en qué dice esta declaración. Decimos amén instantáneamente, algo poderoso le estaba declarando Jesús en Su juicio a Pilatos, su juez. Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dada de arriba. ¿Qué es lo que quiere decir el Señor a través de esta Palabra, qué es lo que quiere decir esta declaración?

Primeramente sepan esto, esto es lo que la Palabra nos está declarando acerca de esto. Toda autoridad, toda autoridad es delegada por Dios y del Trono de Dios. Lo que declara esta Palabra es que Dios tiene y delega toda autoridad, y de hecho Dios está en control, eso es lo que declara esta Palabra. Esa palabra que se traduce aquí: autoridad, en griego es la palabra: exousia, que quiere decir: autoridad. Pero fíjese que esta palabra y usted lo verá en el transcurso de este mensaje, es traducida de distintas maneras. A veces se traduce como poder. En la nueva versión internacional en inglés es traducida: "You would have no power over me" "Ningún poder tendrías sobre mí".

Muchas veces es intercambiable incluso con una palabra griega que ustedes tal vez han oído en el Nuevo Testamento hablando de este mismo concepto de poder, dunamis que se traduce "en el poder de Dios para hacer cosas estruendosas", dunamis implica el levantar a los muertos, el abrir los ojos a los ciegos, el majestuoso poder de Dios. Esta palabra implica otra cosa, implica autoridad y es importante distinguirlo y entenderlo.

En el griego clásico fuera del contexto bíblico esta palabra se asociaba con la autoridad que ejerce un rey para gobernar su dominio, incluyendo autoridad sobre la voluntad o decisiones, o el destino de otros, en otras palabras: control sobre su dominio. La autoridad que tiene un rey para gobernar y extender sus intereses sobre los que él gobierna.

También implica la autoridad que un rey o un gobernante delega a sus oficiales y representantes para realizar la voluntad de un rey sobre su dominio. exousia implica que un rey tiene esta autoridad pero como rey él tiene la capacidad de delegar esta autoridad a sus oficiales y a sus representantes que él delega a través de su dominio para cumplir su agenda y su voluntad. exousia implica ambos, la autoridad que desciende sobre el rey y la autoridad que él tiene para delegárselo a otros.

¿Y qué implica esto? de cierto que por lo menos implica esto. Implica que la autoridad de aquéllos que gobiernan sobre la Tierra, aquí incluyendo Boston, Massachusets, es delegada de arriba. La Palabra es muy clara en esto.

Las Escrituras declaran esto en Romanos 13:1, es tal vez el mejor ejemplo bíblico, es el texto en el que el apóstol Pablo declara: "Sométase toda persona a las exousia, a las autoridades superiores, porque no hay autoridad, no hay exousia" aparece dos veces ahí "sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas."

Es decir: ese guardia que ví esta mañana en la esquina de la Avenue y la North Hampton dirigiendo el tráfico está ejerciendo exousia que viene a través de su chapa, pero esa chapa en última instancia es una autoridad delegada por Dios. El Señor permite que los hombres y las mujeres en autoridad lleguen, suban, bajen, inicien, deleguen, anuncien, traten con la maquinaria, aprieten huelgas, pero el que está en control de todo ese aparato es Dios, es Dios.

Ellos están ejerciendo su exousia y por eso hay que honrarlos, hay que honrarlos, hay que orar por ellos. Si Nerón llegara un domingo: "Pastor oren por nosotros" ¿qué dice Pablo? oren por Nerón, literalmente, y seguramente lo haríamos porque sabemos de dónde viene la autoridad. Es más, el mero hecho de que lleguen buscando la oración es un vestigio, aún en el 2015, de que ellos reconocen. Espérate, espérate, wait a minute. Yo necesito aunque sea buscando votos en Roxbury, yo necesito esta bendición.

Pues por cierto esta palabra implica la autoridad terrenal. Pero esta declaración no está limitada a la autoridad natural o el poder político. Toda autoridad natural y sobrenatural, toda autoridad debe su existencia a Dios, a Dios. Las Escrituras establecen a Jesús como el Creador y el Sustentador, el Señor del tiempo y el espacio con toda autoridad sobre todo ser creado. Una exousia completa, última, suprema y eso está regado por todo el Evangelio mi hermano. Todo el Evangelio de Juan, esto es un tema muy importante del evangelista Juan en particular.

¿Se acuerdan que varias semanas atrás les traje un mensaje acerca de la oración sacerdotal de Jesús en Juan 17? el versículo 2 de ese capítulo, Juan 17:2 el Señor comienza, les compartí, con varias declaraciones ¿se acuerdan? hay declaraciones y peticiones, y en una de estas declaraciones el Señor le dice al Padre: "Padre, glorifícate, el ahora ha llegado para que Tu Hijo sea glorificado" dice el versículo 6 "como le has dado potestad, le has dado exousia sobre toda carne para que dé vida eterna a todos los que les diste." Una declaración breve pero poderosa.

¿Qué es lo que está diciendo Jesús? no ven lo que dice Jesús. El Padre le ha dado autoridad, le ha dado exousia sobre toda carne, muertos, vivos, aún por nacer, celestiales y sobrenaturales, sobre toda carne y que en Él reside la exousia, la autoridad para extender la vida eterna ¿sabes lo que es eso? a ti la vida eterna y quizás a ti no, eso es lo que queremos decir con exousia, con autoridad. Una autoridad, no hay manera, eso abre y cierra el libro de autoridad, necesita, eso es una autoridad suprema sobre toda creación por toda la eternidad.

Y como Rey Jesús delega Su autoridad como declara esta Palabra, exousia es también la autoridad delegada, y como Rey Jesús delega Su autoridad a Sus siervos quienes cumplen Su Voluntad en la Tierra. Aún en las primeras declaraciones de Juan en Juan capítulo 1, es muy claro el evangelista Juan acerca de esto.

En el versículo 10, Juan capítulo 1 versículo 10 Juan declara: "En el mundo estaba y el mundo por Él fue hecho." De nuevo, la idea de Jesús como el Creador y el Sustentador, "el mundo por Él fue hecho." Él está caminando, el Creador del mundo, caminando sobre la faz de la Tierra "pero el mundo no lo conoció" como Pilatos "¿de dónde vienes, quién eres tú?" el mundo no conoció a su Creador.

"A los suyos vino" los judíos "y los suyos no le recibieron" es más, lo entregaron a Pilatos, lo entregaron a ser crucificado. Pero hay un pero aquí muy importante: "mas a todos los que le recibieron, a los que creen en el Nombre de Jesús, a los que creen en Su Nombre, les dió potestad, les dió exousia" les delegó autoridad, "les dió potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales son engendrados no de sangre ni de voluntad de carne, ni de varón, sino de Dios." ¿Están siguiendo?

¿Qué es lo que dice la Palabra aquí? Como César delega autoridad a Pilatos para representar los intereses de Roma en Judea así Jesús derrama Su autoridad, delega Su exousia a los hijos de Dios para extender los intereses del Reino de Dios sobre la Tierra. Los que reciben el Nombre de Jesús, los que nos inclinamos bajo Su autoridad y lo reconocemos como Rey caminamos esta Tierra revestidos del Altísimo Dios, a quien responde Él por tu vida, por mis pequeñitos, Sus representantes, Sus oficiales. No es poca cosa con lo que carga usted por ser usted hijo de Dios. Por eso, nos asegura Jesús aquí parafraseando, no importa lo que vean, nunca se olviden que tengo la autoridad, nunca se olviden que tengo la autoridad.

De nuevo en Juan, Juan capítulo 16 versículo 33, un versículo que yo visito mucho, que conocemos mucho, pero este versículo interesantemente es el último consejo que le da Jesús a Sus discípulos antes de Su oración sacerdotal, antes de dirigir Sus palabras al Padre y de ahí entrar en todo este drama de la crucifixión, este fue el último consejo que les dió, Él les dijo: Estas cosas, todo lo que ustedes han oído, no solamente hoy pero en estos últimos años, estas cosas os he hablado para que en Mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción mas no temáis; Yo he vencido al mundo.

No importa lo que ustedes vean esta noche, no importa lo que ustedes vean mañana en la mañana o mañana en la tarde, no importa lo que ustedes vean ese sábado, no importa lo que vean el domingo, esto no termina con la cruz, Yo estoy en control. Tenga autoridad y decimos eso y, yo podría ya con eso podría concluir este mensaje pero este es el detalle: a veces es difícil apreciar que Dios está en control, francamente. A veces es difícil apreciar el Poder de Dios y que Dios está en control cuando somos confrontados por el poder del mal y el poder del mundo. Es difícil.

Es difícil seguir creyendo que Dios está en control cuando vivo en un mundo muy entre comillas "real". Es difícil porque esto es una lucha de cada persona que clama al Señor como su Rey, tarde o temprano vamos a caminar este valle.

Sepan esto primeramente. Este concepto de exousia, este concepto de autoridad no se limita al Reino de Dios. La Palabra declara que fuimos, oiga esto, "Librados de la potestad" o sea, de la exousia de las tinieblas en el Libro de Colosenses, la misma Palabra, hay autoridad allá. El enemigo ejerce un nivel de autoridad que el mismo Señor le permite.

Declara la Palabra, nos advierte que "No tenemos lucha contra sangre ni carne, sino contra principados, contra potestades" exousia, "contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes de maldad en las regiones celestes" esa es la lucha, y claro que como una lucha sobrenatural es escondida a la vista pero ustedes, Pastor: esta lucha se manifiesta muy realmente para mí cuando vemos entre comillas "la realidad" ¿verdad?

¡Amén Pastor todo lo que usted acaba de declarar, esos cánticos, gloria a Dios, wooo! pero cuando confronto "la realidad" y esta confrontando a la fe, gloria a Dios. Usted declara Dios está en control ¡amén! lo voy a decir por usted. Usted declara: ¡Dios está en control, amén Pastor! pero cuando veo las noticias, hahahaaa, veo que el mundo en vez de mejorar las cosas van de mal en peor. En vez del mundo mejorar las cosas van de mal en peor.

La violencia no cesa, no confío en enviar a mis hijos a una escuela pública, temo lo que les van a enseñar ahí, están matando a cristianos con todo el mundo con impunidad y en mi propia vida, estoy a punto de perder el trabajo, vamos a perder la casa, nuestra esperanza para ser documentados se hizo viento. Esa es la realidad. Cuando confrontamos la realidad nos cuesta creer que Dios está en control, ese es el punto. Por eso no he terminado con esta declaración, porque esa es la fortaleza, ese es el reto. Gloria a Dios por Su Palabra.

Vemos aquí en esta confrontación en Juan 18, Juan 19, vemos esta lucha representada, usando el inglés legal, "hearing" que aún los que acaban de llegar de donde sea es una de las primeras palabras en inglés que nosotros aprendemos ¿verdad? "hearing" esta audiencia entre Pilatos y Jesús. Este encuentro entre el poder del mundo representado por Pilatos, y el Poder de Dios representado por Jesús, hearing.

Mis hermanos: yo creo que todos conocemos hearings, yo creo que todos conocemos comparecencias legales, te lo dice un abogado que ha sido, que se ha sentado y también se ha sentado allá, nos sentimos ¿verdad, cómo se siente usted en esos hearings, qué le da a usted cuando sabe que tiene que comparecer delante de un juez para lo que sea? nos sentimos tan frágiles y tan indefensos ¿verdad? ante estos seres humanos y sus sistemas fríos e incomprensibles sobre los cuales tantas cosas importantes dependen, tanto depende de estas audiencias; ¿me dan la visa, me deportarán, me entregarán los papeles, me perdonarán por comerme esa luz, me darán el permiso para construir el santuario o el conector? ¿quiere ver a su Pastor llorar? háblele a Roberto de BRE y tener que ir. Él ayuna y ora, y busca el Poder de Dios cuando va a esas reuniones.

Es un caso más para ellos, es tu vida la que ellos están decidiendo. Esto que está viviendo Jesús es Su hearing, y quisiéramos pensar que estos jueces son dotados con una inteligencia súper dotada, que no comen o duermen, o usan el baño como cualquier ser humano pero son humanos; lo sé porque yo he usado el baño con ellos, lo sé (risas). Y muchos son muy inteligentes y toman su responsabilidad muy enserio. Hay jueces que yo he llegado a admirar, pero otros como Poncio Pilatos deben su puesto a alguien que conocen. Es cierto hasta el sol de hoy, un favor político.

Pero por igual, de pronto aquí está Pilatos por un favor que el emperador le debía, un familiar, el premio era él ser gobernador de Judea, revestido ahora de exousia, de autoridad, juzgando el caso de Jesús. Mira cómo es la vida.

¿Ustedes ven esta escena? es importante que puedan transmitirse esta escena y transmitir ahí cómo usted se siente cuando usted está delante de los poderes de este mundo, porque al parecer es una confrontación entre unos poderes, unas autoridades patéticamente desiguales, patéticamente desiguales. Aquí tenemos a Pilatos, está Pilatos en Jerusalén para traer orden durante la Pascua, un tiempo que se conocía como uno de ataques rebeldes contra Roma y tiene a su disposición acceso a entre dos mil a tres mil soldados romanos y caballería además de acceso a Roma. Autoridad, exousia.

Y acá un acusado, el Hijo de Dios, esposado, solo, abandonado por Sus seguidores, no parecía en nada el guerrillero rebelde o violento que esperaba de acuerdo a los cargos que le habían entregado.

Por cierto, esta audiencia en inglés la llamaríamos un arrangement, una audiencia para declarar cargos criminales contra un acusado. Y por eso es que en Juan capítulo 18 versículo 29 él pregunta: "¿qué acusación traes contra este hombre?" y si no hubieran cargos su responsabilidad como gobernador de Judea, gobernador romano era botar el caso, despedirlo porque no tiene autoridad de oír el caso si no hay cargos que quepan bajo el código de ley de Roma. Al parecer todas las cartas, todas las opciones están en las manos ¿de quién? de Pilatos ¿verdad?

¿No parece siempre así con nosotros también, siempre disparejo, el poder del mundo confrontando el Poder de Dios? seamos realistas, ¿no te entra esa idea? y por cierto, Pilatos siente esta comparación tan desigual y él comienza esta audiencia con tanta arrogancia, con tanta arrogancia.

Él mira los cargos, mira los cargos, mira al acusado, mira los cargos, mira al acusado, tal vez mira a los guardias y los alguaciales, y lo mira de nuevo y le pregunta: "¿eres tú el Rey de los Judíos?" lo preguntó varias veces como diciendo: are you kidding me? ¿tú eres el Rey de los judíos? come on. Y se lo preguntó al Señor varias veces y el Señor ¿viste que no le respondió al principio? como quien dice: you don't wanna know, you really don't want to know the answer to that. Verdaderamente tú no quieres la respuesta a eso.

Pero él insistió y al insistir él no estaba preparado para la respuesta de Jesús: "Mi Reino no es de este mundo." Mi Reino no es de aquí. Pilatos por lo menos al principio no entendió esto y sepan esto: el mundo no entiende ni entenderá el Poder de Dios, no espere que entienda el Poder de Dios. El mundo no entenderá y sin entender el Poder de Dios mira al poder de Dios, a aquéllos a quienes el Poder de Dios es delegado con arrogancia y desprecio.

¿Usted se registró para este ejército de Dios? Sepa que usted se ha acercado a un bando guerrillero, que no recibe mucho respeto, que no, el mundo nunca va a reconocer el Poder de Dios, el mundo siempre verá el Poder de Dios con una arrogancia: "Iglesia, te puedo matar, Iglesia, te puedo destruir", una arrogancia.

¿Sabe? todos los que han dicho eso están seis pies bajo tierra. Pilatos ya no existe, el César ya no existe, el imperio romano ya no existe, nada de eso existe. La Iglesia de Jesucristo aquí bien feliz vivita y coleando, creciendo, creciendo, arropando al mundo, la sangre de los mártires solamente nos hace crecer más, solamente nos añade unción. ¡Ellos no entienden esto!

"Te puedo matar, te puedo destruir." Venga la semana que viene porque la Iglesia, la Congregación León de Judá tendrá su servicio la semana que viene, el mes que viene, el año que viene hasta que Cristo venga, hasta que nuestro Rey se aparezca, we are here to stay! pero ellos no van a entender esto, al principio.

Pero algo pasa aquí. Algo pasa que Pilatos que comienza tan seguro de sí, tan arrogante, termina perplejo y atemorizado en unos pocos versículos, nada sucede de acuerdo a su plan. Imagínese, es el día de la Pascua. Él le presentan, se supone que es un rebelde peligroso, él lo mira y sea lo que sea, él no es peligroso, y yo estoy muy seguro que él no me va a dar ningún problema, he's not going to be any trouble, y yo tengo demasiado, mucho que hacer hoy, déjenme salir de este caso de una vez, despedir este caso; yo conozco a Pilatos. Yo he estado frente a Pilatos (ríe).

A propósito: él sabe que no tiene autoridad bajo la ley romana pero tampoco se atreve a soltar a Jesús por temor a los líderes, está trancado. Todo lo que él hace para salir de esto, cada puerta se cierra. Primeramente le da a los judíos a escoger ¿y los judíos a quién escogen? a Barrabás, eso no se suponía que sucediera, vamos a hablar de eso luego. Después somete a Jesús a azotes que de hecho lo deberían haber matado, lo deberían haber matado, pero Jesús sobrevivió, estaba ahí fresquecito esperando Su cruz.

Al fin y al cabo después de todos sus intentos yo me imagino a Pilatos preguntando: pero ven acá, es este el que está mandando aquí. No sé cómo pero éste está en control. No me explico cómo pero todo como que él está, what's going on here? ¿con qué me estoy confrontando? y mirando a Jesús él pensará eso y por fin lo que lo hace temblar es oír que de parte de los judíos se hizo a Sí Mismo Hijo de Dios, cuando Pilatos oyó esto tuvo más miedo.

Él tal vez no era un judío pero sí era un griego-romano y esa gente por lo menos creían que sus dioses de vez en cuando aparecían entre los hombres, caminando entre los hombres, ellos creían en una forma de encarnación y él diría: pero ven acá ¿y qué si Él es... Hijo de Dios? Yo creo que el único que lo creía era él.

Y entra y le pregunta Pilatos, perdón versículo 9 de Juan 19: "Y entró otra vez en el pretorio y dijo a Jesús: ¿de dónde eres tú?" o sea ¿de qué planeta? ¿de qué región celeste eres tú?

¿Sabes? cuando tú te confrontas con un mundo muy hostil y concreto es cierto, te cuesta creer que Dios está involucrado, que Dios está en control. Bueno Pastor, entonces ¿cómo se manifiesta el Poder de Dios en este sentido? buena pregunta porque estamos hablando de un poder invisible y las maneras en que el Poder de Dios se manifestará también requerirán su fe, pero sepan esto: son concretas.

Primeramente ¿cómo se manifiesta el Poder de Dios aquí y en su vida cuando está confrontado por el mundo? Primeramente la autoridad de Dios se manifiesta en Su Presencia. La autoridad de Dios se manifiesta en Su Presencia. Sucede algo cuando estamos en la Presencia del Señor.

Mientras más estaba Pilatos expuesto a la Presencia de Jesucristo más se daba cuenta que en Jesús moraba una autoridad distinta y vastamente superior a la de él, y lo mismo ha acontecido aquí en este santuario y en el otro santuario, el santuario original. Aquí han llegado oficiales políticos, oficiales electos y aquí llegan, y como he dicho: les vamos a dar la bienvenida, los vamos a recibir, aquí se sientan, pero algo pasa, pero algo pasa.

Algunos de ellos, uno en particular me ha dicho: Pastor, ese lugar me asusta, ese lugar me asusta, ¿qué quiere decir? Esta gente mis hermanos tal vez no conozca el vocabulario de la Iglesia pero ellos conocen el poder, ellos trafican con poder. Ellos están acostumbrados al poder, ellos huelen el poder y cuando ellos llegan aquí ellos sienten que hay una Presencia, un Poder y ellos reconocen que existen, y que ellos no lo pueden identificar, no lo pueden embotellar, no lo pueden poner en su bolsillo y usarlo para su campaña pero es más, están por debajo de este poder y les asusta.

Llegan, bajan por estas naves ancianos, jóvenes, niños y danzan pero no vienen a darle la mano al concejal, al representante o al gobernador, les dan la espalda a ellos y bendicen al Rey que vive, bendicen al Señor, ministrando al Señor. Ellos no están acostumbrados a eso, no lo entienden.

Que siempre sea así aquí. Igual hermano: cultive la Presencia de Dios. En ese cuartito que es tu fortaleza, cultiva la Presencia de Dios, invoca la Presencia de Dios, proclama la Presencia de Dios. En el trabajo cuando la cosa se pone caliente pon su musiquita o sugiere una Palabra, águale la fiesta con un: gloria a Dios. Cultive la Presencia de Dios, no falten a la adoración, no falten a la alabanza, vengan y nútranse. Llenen su cabeza, llenen su corazón de declaraciones de la Presencia del Señor, llénense de la Palabra del Señor para que cuando esté usted delante de su Pilatos usted esté revestido de exousia, autoridad invisible.

Ellos no lo entienden y te van a mirar a ti tan perplejos como lo miraron a Jesús, como miraron a Esteban, como miraron a Pedro, como miraron a Pablo también te mirarán a ti, también, es la misma autoridad primero, y segundo, gloria a Dios por esos gloria a dioses porque tal vez esto no le va a gustar. La autoridad de Dios se manifiesta en Su Palabra cumpliéndose en su vida, en Sus promesas cumpliéndose en su vida a pesar de lo que usted ha vivido.

¿Y por qué no le va a gustar esto? para descubrir esto tienes que abandonar algo. Tal vez tienes que abandonar la idea de escribir tu propia historia, que termine de tu propia manera, que al final llegue un final mágico y que llegue la caballería para rescatarte, quizá esa no es la historia que Dios tiene para ti; tal vez sí. A mí me ha llegado la caballería y a veces no.

A veces los fines de la historia que le dan gloria a Dios nos sorprenden pero no son lo que nosotros esperaríamos. Tal vez para que la gloria de Dios se manifieste Dios permite que el mundo, por un momento, ejerza su poder y se salga con la suya, le pasó a Jesús.

El capítulo 19 comienza con: "Así que entonces tomó Pilatos" un ser humano, "a Jesús" el Rey de gloria "y le azotó", mediten en eso por un instante. Un ser humano azotando a Jesús, el mundo azotando al Reino de Dios. Es más, Pilatos termina entregando a Jesús a ser crucificado. Pero la historia no termina ahí mi hermano.

Jesús estaba orquestando eventos para Su Gloria, Él estaba en control. En toda esa escena Él estaba en control. La cruz no es el final, la muerte no es el final, pero para conocer esto, para descubrir esto tienes que llegar al final, tienes que llegar a la orilla de la muerte, quizás hasta morir I'm sorry, y creer que Dios está en control. Aunque veas el cuerpo de tu salvador inerte, creer aún que Dios levanta a los muertos, que Él tiene exousia, tiene autoridad sobre la muerte y la muerte no puede detenerlo a Él ni a los hijos de Dios. Eso cuesta, eso cuesta.

Como en esta mañana y esto era el momento que no estaba yo preparado para predicar, después de una docena de años uno llega más o menos a conocer a una Congregación y yo veo héroes aquí, yo veo gente que ha visto la Gloria de Dios, que la Gloria de Dios les sale por los poros. Muchos de ellos no son los que uno oye más, ellos adoran al Señor tal vez con una dignidad y reservados, pero ellos han visto batallas. Ellos le han orado: Señor por favor pasa de mí esta copa y el Señor ha dicho: No, esta vez te toca la cruz pero no te apures, Mi Gloria está detrás. No te impacientes, no tires la toalla, no te desesperes. Detrás de esa cruz sierva de Dios, siervo de Dios, detrás de esa cruz.

Tal vez deportarán a tu esposo o a tu esposa. Tal vez tu hijo sí terminará en la cárcel. Tal vez el diagnóstico es negativo y te dan cinco meses de vida, cada uno de esos casos no es un ejemplo que yo arranco del cielo; lo estoy mirando, son vivos.

Pero ¿sabes qué más he visto? en esos mismos casos y eso es lo glorioso, y lo que tú puedes perder si dejas de creer que Dios está en control. Porque acá está la cruz y aunque acá uno sufre, y aunque acá te sepultan tu esperanza, dos, tres, tal vez cuatro años después veo acá familias unidas, veo acá la misma gente, prosperada. Veo gente acá a gente que desahuciaron pero no cinco meses, cinco años después aquí están danzando delante de la Presencia de Dios en victoria porque Dios está en control, y ninguna arma forjada contra ti que eres su hijo, su hija a quien Él ha extendido Su autoridad, ninguna arma forjada contra ti prosperará, pero lo tienes que creer y aferrarte a esa verdad no importando lo que veas, lo que oigas, lo que sientas, lo que te digan, lo que te diagnostiquen, lo que te diga el abogado, lo que te diga el juez, lo que te diga el esposo, lo que te digan tus hijos, ¡tú declara en tu corazón y no dejes de declarar que Dios está en control! don't give up, don't give up.

El Reino de Dios hace fuerza y los valientes. El Señor está creando una raza ardiente, el Señor está levantando un ejército imparable. El Señor está levantando un pueblo que ve al mundo y oye las noticias, y baja su rostro y dice: ¿qué dices Tú Señor? porque Tú estás en control, eso es lo que está en juego.

Hay una eternidad en juego, hay una guerra espiritual en juego, hay universos que nosotros no hemos visto aún que el Señor está creando para que usted los gobierne, eso aún está en juego. Estos sufrimientos dijo Pablo y perdone que lo parafrasee, puedes comparar estos leves sufrimientos que nosotros pasamos con la gloria que te espera, con la gloria que te espera, es incomparable. Bajemos nuestros rostros. Aleluya Jesus.

Voy a hacer un llamado. Mis hermanos, tal vez hay alguien aquí que, todo esto se oye muy lindo pero puede que esté alejado de esto porque su vida es un abismo, usted siente que nadie está en control. Tal vez hasta usas el Nombre de Jesús, te criaste en un hogar cristiano pero esto no es tu vocabulario y tú lo sabes.

Yo sé lo que es sufrir pero para el que sufre en Cristo, la noche tendrá su llanto pero el amanecer traerá su gozo. El sufrir sin Cristo es sufrir sin Jesús, es un abismo, yo puedo verlo, es ser llevado como una hoja con el viento, sin propósito. Nos pasamos diciendo: ¿para qué fue esa cosa, para qué fue esto? y la respuesta es la misma: es Cristo, es Cristo.

Si ese eres tú y deseas conocer a este Jesús y recibir Su cobertura, y recibir Su autoridad, Su exousia en este día y no lo has hecho antes te invito a que levantes la mano, si ese eres tú te invito a levantar la mano y recibir esta autoridad. Amén, amén.

Pongámonos de pie pueblo de Dios. Ahora yo les invito, reciban la Gracia del Señor ahora, usted sabe quién es usted. Voy a ser muy económico en este llamado. Esta mañana algunos se me acercaron y me dijeron: Pastor estoy viviendo esto y esto, y esto, es como parte de mi vida, sepa: el Señor oye, el Señor sabe, el Señor está contigo, extienda su mano y reciba esta bendición, esta gracia de parte del Señor.

Señor: en Nombre de Jesús declaramos Tu autoridad sobre Tus hijos, declaramos Maestro, declaramos. Ato y neutralizo en el Nombre de Jesús cualquier voz del enemigo Señor que quiera que ellos abandonen la esperanza o abandonen Señor el hecho de que Tú estés reinando sobre su vida, en el Nombre de Jesús los cubro con la sangre del Cordero y declaro Tu victoria sobre sus vidas, en el Nombre de Jesús, amen.

No somos de este mundo

TRANSCRIPT
 

Juan 17. Como parte de esta serie sobre cómo vivir una vida saludable el Pastor ha hecho énfasis sobre la oración como una herramienta esencial francamente para sobrellevar cualquier cosa que el enemigo o la vida, o el mundo nos tiren encima, esencial es la oración, y él ha usado como ejemplo este par de semanas la oración de Jabes. Hoy seguimos este tema usando como ejemplo una oración levantada por nada menos que nuestro Señor Jesús.

Mis hermanos: antes que nada me imagino que el ministerio principal del cielo es intercesión. ¿Sabe que la oración es un camino de dos vías? es un diálogo. Sus oraciones suben al cielo pero la Palabra también promete que el Señor, Romanos declara, "está sentado a la diestra del Padre haciendo intercesión por nosotros." La carta de los Hebreos lo describe como el gran Sumo Sacerdote ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas.

Así como suben oraciones delante del Trono de Dios y en el cielo, oraciones son enviadas también. Es más, yo creo que la alabanza y la intercesión son intercambiables en el cielo, tonos mayores y tonos menores que salen de la hueste celestial y que se mezclan delante del Trono de Dios como una gran energía, una gran nube tocable, palpable que no podemos imaginar aquí en esta Tierra, pero allá es el idioma del cielo, la oración, la intercesión. Y ahí está Jesús sentado a la diestra del Padre, el gran intercesor.

Mi hermano ¿no se ha puesto a imaginar cómo será eso? Cuando el Señor se pone a interceder por nosotros ¿qué dirá Él? Cuando se inclina a Su Padre y le habla al oído de ti ¿qué dirá Él? ¿qué piensa Jesús de ti? ¿qué dice Él de ti? ¿nunca se ha puesto a pensar en eso? Cuando Jesús se pone a interceder ante el Padre por nosotros ¿qué dirá, qué pensará?

Esta oración nos da una idea ¿por qué examinar esta oración? dos razones. Primera, muy importante: para que sepas lo que Dios ve cuando fija Sus Ojos en ti, para que sepas la profundidad del amor y la pasión. Si fuera alguien aparte de Jesús me atrevo a llamarlo "la obsesión que Él siente por Su creación."

Los griegos tuvieron que inventar una palabra para describirlo porque ninguna otra cabía en su idioma para describir esta emoción indescribible que el Padre, que el Hijo, que el Espíritu Santo sienten por Su creación. Y una de las mentiras más dañinas de Satanás es: "Dios no te ve, Dios no te entiende, a Dios no le importa, Dios se ha desentendido de ti". Eso es lo que más nos arde en momentos de prueba.

No tanto la prueba. La prueba solamente nos debilita y abre paso, y abre camino para que Satanás en ese momento pueda introducir su daga que es: "Dios te ha abandonado", ese es su propósito, esa es su gran mentira y hoy en la Presencia del Señor lo desmiento para que ustedes oigan esa mentira y lo puedan identificar en sus momentos de prueba, y sepan, cuando llegue ese momento, que es todo lo contrario. Oiga en esta oración la profundidad del amor y la divina preocupación que Jesús siente por nosotros y reprenda al diablo en el Nombre de Jesús.

Número dos: para que aprendamos de esta oración e imitemos esta oración, para que aprendamos esta oración e imitemos esta oración. En inglés llamamos a la oración que el Señor compartió en Mateo capítulo 5 "The Lord's prayer" "La oración de Jesús" pero en muchas maneras podríamos llamar la de Juan capítulo 17 la oración de Jesús también. Se describe como la oración sacerdotal, pero sea como sea que la llame, el Señor Jesús es nuestro entrenador y maestro en la oración y la intercesión. Aprende para pedir para ti mismo y para tus seres queridos lo que Jesús pidió por ti, imitemos esta oración. Vaya a su casa y ore por sí mismo y por sus seres queridos precisamente como Jesús, diga amén a la oración de Jesús y vayamos a nuestra casa, y oremos igual.

Ahora, esta oración se compone como muchas de nuestras oraciones, la gran mayoría de nuestras oraciones se compone de eso y eso es bueno que lo sepamos, se compone de declaraciones y peticiones, declaraciones y peticiones. Declaraciones, cosas que Jesús declaró acerca de Él mismo y acerca de nosotros, y peticiones. Imitémoslo.

Primeramente ¿qué declaró Jesús acerca de Él mismo? y lo primero que vemos aquí es que Jesús tiene toda autoridad, Jesús tiene toda autoridad, recuerde eso cuando usted levante oración. Versículo 1: "Estas cosas habló Jesús y levantando los ojos al cielo dijo: Padre, la hora ha llegado. Glorifica a Tu Hijo para que Tu Hijo también te glorifique a Ti, como le has dado potestad sobre toda carne para que dé vida eterna a todo lo que le diste y esta es la vida eterna, que te conozcan a Ti el único Dios verdadero; Y Yo te he glorificado en la Tierra, he acabado la Obra que me diste para que hiciese; Ahora pues, Padre, glorifícame Tú al lado Tuyo en aquélla gloria que tuve contigo antes de que el mundo fuese." Poderoso.

Primero, primero mis hermanos: abandonemos cualquier idea de Jesús como el humilde carpintero rabino o como el filósofo benigno y neutral del primer siglo, no sé de dónde salió eso, no sé de dónde nació esa idea, no vino de Jesús, no es lo que Él dice de Él. Él declaró y nosotros deberíamos declarar a todo en el cielo y en la tierra, y debajo de la tierra quién es Él cuando nosotros oramos.

Address your prayers to the proper party, dirija su oración a la persona indicada. Por eso hacemos esas declaraciones. Y Él declara aquí que tiene autoridad "sobre toda carne" entienda eso. Él es creador y sustentador con autoridad sobre todo ser creado, vivo o muerto y aún por nacer. Nada se mueve, una estrella no brilla, una hoja no cae a menos que Él no lo ordene. Esto es una potestad plena, sépalo. Una potestad plena y eterna, eterna, compartiendo de acuerdo a esta Palabra: "Gloria con el Padre aún antes que el mundo fuese" ese es Jesús, ese es Jesús.

Ya en estos cinco versículos vemos a un Jesús con toda autoridad sobre todo ser creado desde antes que fuese el mundo y mientras el universo dure, that's Jesus. Ese es nuestro Jesús. Una Presencia temible. El Dios del universo hecho carne y sepan: la última autoridad, la última autoridad otorgando la vida eterna a quien a Él le da la gana, a quien a Él le parece bien. How's that for power?

Para entender el amor de Dios mis hermanos, para entender Su Gracia y Su misericordia primero es necesario que entendamos esa autoridad terrible. Él primero tiene que inspirar asombro, oh! como dicen en inglés, una Presencia terrible. Un Dios asombroso.

Pero es cierto, este Dios temible es un Dios de relaciones. Un Dios eternamente buscando nuestros corazones, eternamente comunicándose con Su creación e invitándonos a una relación porque eso en realidad, eso es la vida eterna, eso es la vida eterna. No es solamente vivir por días sin fin, yo hallaría eso aburrido. Se trata de una relación eterna con el Creador de todo lo que ha existido.

Él mismo lo define ¿quieres saber lo que es la vida eterna? "Esta es la vida eterna;" "que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien has enviado." La vida eterna es conocerlo a Él y ser conocido por Él.

Él toma esta relación muy en serio, muy en serio, yo diría que es una de las cosas que más toma en serio Jesús porque así como Él hace declaraciones acerca de Él prepárate para lo que Él declara acerca de nosotros. Primeramente Él declara que nosotros le pertenecemos a Él, somos de Él. Versículo 6: "He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste, tuyos eran y me los diste, y han guardado tu Palabra. Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado proceden de ti."

La escena aquí mis hermanos es: pocas horas antes de que Jesús fuese entregado a las autoridades, clavado en una cruz y crucificado, y Él lo sabía. Sin embargo su mayor preocupación no era eso ¿se fijan? Aquí, antes de que llegara esa hora Él entrega Su mayor tesoro a los pies del Padre, Él entrega Su tesoro a Sus pies, y ese tesoro, una gente que Él atesora que guardan Su Palabra y que Él considera Su pertenencia, y si eso eres tú debes saber que Jesús te atesora mi hermano y que no somos del mundo. Esa es la próxima declaración acerca de nosotros: no somos del mundo.

Versículo 8: "Porque las palabras que me diste les he dado y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de Ti, y han creído que Tú me enviaste. Yo ruego por ellos, no ruego por el mundo sino por los que me diste porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo y lo tuyo mío, y he sido glorificado en ellos" primeramente fíjense en el versículo 8 mis hermanos, "Porque las palabras que me diste les he dado y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de Ti, y han creído que Tú me enviaste."

Si el versículo 8 mi hermano, mi amigo, si el versículo 8 te describe, o sea, si alguna vez has declarado: "Te recibo como el Señor enviado del cielo para salvarme y recibo Tu Palabra no como sugerencias sino como la ley de mi vida" si has dicho eso, si has hecho eso, si has declarado eso no como meras palabras sino en tu corazón y el Señor sabe distinguirlo y usted también, sabe algo y es muy importante: una consecuencia de una declaración es que usted ha escogido un campo. Usted acaba de tomar un lado en una controversia eterna.

El Señor aquí distingue claramente: Yo ruego por ellos, no ruego por el mundo. El cosmos es la palabra griega aquí, el sistema humano anónimo, la raza humana en general; no ruego por el cosmos, no ruego por el mundo, Yo ruego por aquéllos que me diste porque Tuyos son.

Vivimos y esto quiero notar, yo sé que vivimos en un mundo pluralista al que le cae mal tal vez estos términos pero esta es la realidad, esa es la realidad espiritual inescapable. De acuerdo a esta palabra el universo está dividido en dos campos: los que reconocen el Señorío de Cristo y se someten a Su Palabra Él los reconoce como de Él y dice: He sido glorificado en ellos, explicaremos qué es lo que quiere decir eso. Y luego están los que se oponen a Él y resisten Su Señorío.

Mi hermano: newsflash, no existe un terreno neutral, no existe un terreno neutral. No se nos permite vivir en una tierra de nadie jurando lealtad a los principios del Reino y a la vez usando las reglas del Reino cuando nos conviene, ninguno de los dos campos te permitirá eso. El mundo no te va a permitir eso. El Reino del cielo no te va a permitir eso. O somos una cosa u otra o fracasaremos en ambos, that's life.

El autor Cis Louis escribió que los que escogen seguir a Cristo es como si formáramos una nueva especie de ser humano, un nuevo nivel de la evolución si cree en eso sobre los cuales Cristo derrama Su gloria y a través del cual Dios ejecuta Sus propósitos sobre la Tierra. O sea, hay esta gente que dice: cuenta conmigo, soy Tuyo, viniste a salvarme, Tu Palabra es ley para mí; esa gente llega a ser en los ojos de Jesús, especial, esa gente Él incorpora en su plan divino. Esa gente Él registra y aparta para vida eterna. Esa gente Él se mueve a través de ellos como si fuera Él mismo, se glorifica a través de ellos, "me he glorificado a través de ellos". Somos parte de Su plan divino y no somos de este mundo como declara esta Palabra.

Y si crees esto y has dicho amén debes saber que esto implica una cosa: aquéllos que sí se oponen al Señorío de Cristo y buscan destruirlo te identificarán como de él y también te tendrán en su blanco. Es un cumplido que Satanás te da, debes saber eso, un cumplido de Satanás.

Por eso mi hermano si usted vino al altar y te lo tomaste en serio, estás buscando vivir conforme a la Palabra y tu vida se ha complicado un poco más no te sorprendas, es más, te felicito: algo estás haciendo bien, algo estás haciendo bien. Es más: bienvenido a la vida, por fin evidencia de que vives, evidencia de que Dios está en tu vida, que te ha tomado en serio, de que tienes una relación con Dios, que es una amenaza a Satanás; tú Samuel, el hijo de Carlos amenazando a Satanás, imagínese, es un cumplido.

Pero no te asustes. ¿Tú crees que Jesús no pensó en eso? He thought of everything! Él pidió sobre eso. ¿Qué pidió Él por nosotros y qué deberíamos pedir también por nuestra Iglesia? tres cosas: protégelos, santifícalos, únelos y úsalos. Protégelos, santifícalos, únelos y úsalos.

Vamos al versículo 12: "Cuando estaba con ellos en el mundo" declara el Señor "Yo los guardaba en tu nombre, a los que me diste Yo los guardé y ninguno de ellos se perdió sino el hijo de perdición para que la Escritura se cumpliese, pero ahora voy a ti y hablo esto en el mundo para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. Yo les he dado tu palabra y el mundo les aborreció porque no son del mundo como tampoco Yo soy del mundo, no ruego que los quites del mundo sino que los guardes del mal."

Sepan esto ¿qué dice esta Palabra? al andar en la Tierra Jesús se mantuvo siendo "el buen Pastor" de sus discípulos. O sea en realidad se traduce esto espiritualmente, espiritualmente la Presencia de Jesús se constituía en una barrera impenetrable que el enemigo no podía cruzar. Estos discípulos todavía eran muy verdes, muy novatos, no preparados para las grandes ligas y Jesús ahí con su vara y su cayado diciendo: No te atrevas, no te metas, no te metas, trata conmigo, pick someone of your own size, you want this? no te metas.

Y Satanás lo intentó, lo intentó. Pero fíjate, por más que intentara no pudo cruzar con una excepción: uno cuyo corazón nunca perteneció a Cristo y aún él, Judas, terminó cumpliendo los propósitos de Dios en Jesús. Note mi hermano: nadie se opone al Reino de Dios y sale con la suya por si acaso. Aún Judas avanzó los intereses del Reino de Dios.

Dice Jesús: "Pero ahora voy a ti" pero ahora voy a Ti. ¿Ahora qué? Sin Jesús no hay cómo confrontar el infierno, somos carne. Declara la Palabra que no luchamos contra sangre ni carne en Efesios, las armas de nuestra milicia no son de este mundo declara Pablo en Corintios, sin Cristo somos presa fácil y por eso Jesús intercede por nuestra protección.

Este es uno de mis momentos favoritos de esta oración. Casi puedo oír la Voz del Padre, hay un espacio en el diálogo en la que yo casi oigo la Voz del Padre preguntándole: ¿quieres que los saque de allí, que los arrebate de una vez y los tenga aquí con nosotros de una vez?

Para los fanáticos de Star Trek entre ellos yo, Spot murió esta semana, praise my heart, I look forward to seeing him, y fíjate, es como que Dios le dijo: do You want Me to take them at once? No, déjalos allí por ahora. Él está, el poder frenado de Jesús, el mismo que dijo: Si Yo puedo llamar no sé cuántas legiones de ángeles a Mi disposición y en ese momento si se le hubiese ocurrido a Jesús el rapto ocurre allí, pero el Señor tenía otros planes así que no, déjalos allí, me son útiles allí por ahora. No ruego que los quites del mundo sino que los guardes del mal.

Mi hermano: aprenda a orar así por ti mismo y por tu familia como nos enseñó el Señor en el Padre Nuestro, como Jabes oró en la oración de la semana pasada, líbrame del mal para que no me dañe, sugiero que aprendamos a orar así. Señor me conoces mejor que yo mismo, conoces mis flaquezas donde yo estoy abierto al mal, protégeme del enemigo, protege a mis amados del enemigo, protege a mis hijos del enemigo, cúbreme, cúbrenos con Tu sangre, líbrame del mal. Si el Señor pidió por tu protección pida usted también.

Luego Él dijo: "Padre santifícalos" versículo 16. "No son del mundo como tampoco Yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad, tu Palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo así yo les he enviado al mundo y por ellos Yo me santifico a mí mismo para que también ellos sean santificados en la verdad."

A propósito, santifícalos y agasio en todo este pasaje es la misma palabra en griego. Pero en el griego así como en inglés la misma palabra puede tener dos sentidos dependiendo de su contenido. La misma palabra agasio cuando se refiere a Jesús se usa de la misma manera en que se usaba para una criatura, un animal escogido que se usaba como un sacrificio expiatorio, o sea el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, una oveja, un cordero, una cabrita lo que esté en ellos sacrificar se santificaba, se apartaba para el uso del sacrificio expiatorio. En este caso, el último caso era Jesús, apartado para eso.

Pero cuando se refiere a ellos o en este caso nosotros indica "separado" o "apartado", tanto apartado del mundo como apartado para Dios, en este mundo pero no del mundo, separados del mundo pero separados para los propósitos de Dios o mejor dicho como aclara el Señor aquí, separados y enviados. La santificación ¿cuándo comienza hermanos? la santificación comienza hermanos cuando levantas tu mano y dices "de este día en adelante pertenezco a Cristo y pido que el Señor me separe de vivir del mundo sin él." Desde ese momento somos apartados, somos separados.

Pero igual llegamos con nuestros baches, llegamos con nuestros líos, malas costumbres, y en la medida en que aprendamos a caminar en la verdad seremos santificados. Santifícalos en la Verdad, Tu Palabra es Verdad.

A medida que la Palabra viene siendo la verdad de tu vida, a medida que la Palabra viene siendo la verdad que vives porque usted dice: evito eso porque Dios lo condena, creo eso como Dios porque Dios lo promete. Usted practica la santificación a medida que usted camina bajo la verdad y eres apartado bajo ese sentido, santificado. En buen español "cambiado" cambiarás, no sólo tú sino tu mundo a tu alrededor, tu familia, tu trabajo, tu oficina, tus amigos, tu matrimonio, tus hijos, el Reino de Dios avanza a estas zonas a medida que tú cambias, a medida que eres santificado.

¿Quieres cambiar el mundo? santifícate y verás lo rápido que el mundo a tu alrededor cambiará. Aprendamos a orar: Señor santifícame en Tu Verdad, Tu Palabra es la Verdad, aunque el mundo no lo vea así no soy del mundo, soy Tuyo, te entrego mi mundo Señor, te entrego mi mundo.

Y luego el Señor pide: únelos, úsalos. En el versículo 11 Él declara: "Y ya no estoy en el mundo" perdón, "y ya no estoy en el mundo mas estos están en el mundo y Yo voy a ti. Padre a los que me has dado guárdalos en tu nombre para que sean" para que sean ¿qué? "como así nosotros." En el versículo 24 "como nosotros somos uno."

Esa palabra uno ¿quieres saber qué es en el griego? la palabra hen. ¿Quieres saber qué es hen? el número uno, el número básico, indivisible, sin fracciones, "para que sean uno así como nosotros somos uno o como declara Jesús en Juan 10:30 "Yo y mi Padre somos uno" implica que en una manera, en una manera somos uno en el sentido análogo al Dios Padre y Dios Hijo siendo uno, no en su deidad, no en su deidad sino uno en mente, uno en propósito, uno en visión. Nos convertimos en otras palabras en una extensión de Cristo y por eso Dios te tiene tanto en mente.

Es más, la Escritura es más radical que eso: nos convertimos en parte del Cuerpo de Cristo. No una extensión, miembros del Cuerpo de Cristo, no lo puedo describir más radical que eso.

Y digo nos, esto no es meramente esos once discípulos. Versículo 20: "Mas no ruego solamente por estos once sino también por los que han de creer en mí por la Palabra de ellos" en la Congregación León de Judá en el 2015 "para que todos sean uno" todos sean uno, "como Tú oh Padre en mí y Yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que Tú me enviaste."

En toda esta oración el Señor estuvo pensando en ti, pensando en ti, intercediendo por ti desde ya. Does that rock you? Yo no pude escribir esto sin llorar. Por nosotros.

Su petición no fue que sanáramos estadios ni que levantásemos a los muertos sino que fuéramos uno. Todo eso también sucedería si fuéramos uno. Sin embargo si no lo fuéramos difícil sería que algo que hiciéramos valiera la pena, y muy bien sabía Jesús esto. No solamente Él, cada escritor del Nuevo Testamento: Pablo, Pedro, Juan, Santiago, lea sus cartas, Primera, Segunda, Tercera de Juan, la mayoría de las cartas de Santiago, todo eso enfatizó en sus cartas, it's a big deal.

Si hubiera algo que impidiera la obra del Reino de Dios y que frustrara los propósitos del Reino de Dios para ti y en ti es si Satanás lograra apartarte del Cuerpo de Cristo o que te impida desempeñar tu papel en el Reino de Dios, entre tantos pasajes que dan eco a esto está este pasaje en Efesios capítulo 4 versículo 4 que declara: "Un solo cuerpo y un espíritu como fuisteis también llamados a una misma esperanza de vuestra vocación." Un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos el cual es sobre todos y por todos, y en todos" el versículo 11 "Él mismo constituyó a algunos en apóstoles, a otros en profetas, a otros en evangelistas, a otros en pastores y maestros a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio y para la edificación del cuerpo de Cristo hasta que todos" todos, no se pierda uno, "todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios y a un varón perfecto.

Jesús quiere nada menos que su perfección a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Samuel ¿cómo vamos a lograr eso? ¿Sabes? Jesús dejó nada al azar, Él no dejó nada al azar.

Versículo 22: "La gloria que me diste Yo les he dado para que sean uno así como nosotros somos uno; Yo en ellos y Tú en mí para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que Tú me enviaste y que los ha amado a ellos como también a mí me has amado." No dejó nada al azar Jesús.

La gloria que me diste Yo les he dado. El mismo espíritu de Dios que a través del cual Jesús ministraba sobre esta Tierra ahora mora en nosotros, ahora mora en ti. Jesús nos equipó con un recurso que aseguraría que nos mantuviéramos siendo uno no importa lo que el diablo hiciera y que a la vez cumpliría los propósitos de Dios en nosotros, el Espíritu Santo, por eso es tan importante lo que el Pastor propone hacer, invertir un mes, tal vez dos, con aquéllos que están experimentando su fe por primera vez o está floreciendo su fe para una impartición profunda del Espíritu Santo, la gloria que tuvo Jesús morando en ti ¿cómo navegarla, cómo usarla?

Porque Su propósito es que este mundo se salve a través de las cosas imposibles que Dios ha hecho en ti. Me perdonó, me sanó, me libró, me restauró, me hizo de nuevo, me usó y si todo eso fuera poca cosa usted declara: me amó.

El mundo no lo va a poder creer porque aún aquí ya el Señor añoraba una cosa sobre todas y esa es Su verdadera meta, Su verdadero propósito y si esto no es parte de su mente, si no es parte de su corazón en el Nombre de Jesús abro espacio en su mente y su corazón para esta verdad: lo que Él añoraba más que nada es verte, así de sencillo, así de sencillo. El amor es sencillo y el amor que Dios tiene para ti es así de sencillo, Él desea verte, verte abrazarte y darte la bienvenida a casa después de cumplir Su misión.

Versículo 24: "Padre, aquéllos que me has dado, quiero que donde Yo estoy también ellos estén conmigo para que vean la gloria que me has dado porque me has amado desde la fundación del mundo" desde la fundación del mundo Él está fraguando este plan, desde la fundación del mundo Él sabía que te iba a crear y Él sabía que te quería al lado, y que ese momento tuviera propósito, y que compartieras Su gloria, y que cuando los ángeles lo glorificaran Él pudiera decir: amén buen siervo fiel, parte de esta victoria la comparto contigo y contigo, y contigo, eres parte de esto hijo, somos uno.

Una cosa es oír esa Palabra de parte de Samuel Acevedo, cuando la oigas de parte de Jesús: "Hijo, te estaba esperando. Yo le he dado a conocer tu nombre y lo daré a conocer aún para que el amor con que me has amado esté en ellos Jesús en el Nombre de Jesús y Yo en ellos."

Al orar hermano nunca pierda de vista esto. Bienvenido a Marzo ¿ah? aprovechen el invierno mientras puedan, ya llega la primavera, luego el verano y el otoño, but I have news for you, si llegamos a eso viene otro invierno más, así es el ciclo.

Esto no es casa ¿sabes? esto no es casa, this isn't home. Con todo respeto a los guatemaltecos estamos esperando aquí la eterna primavera, la eterna primavera, I can't wait. No somos de este mundo, this isn't home. No se acostumbren demasiado, no es casa.

¿Tienen un momento? la hermana Anita tiene una visión que ella quiere compartir.

Anita: Ví un ejército entrando a esta Iglesia y ví cómo estaban acumulando en todas las sillas, estaban parados en toda la casa y yo decía: Señor ¿quiénes son estos, son el pueblo que viene de afuera, es el ejército tuyo, quiénes son estos Señor? Y me dijo: Este es mi ejército que está tomando su posición, Yo estoy esperando que Mi pueblo tome su posición.

Y Él me dijo: Quiero que Mi pueblo tome autoridad sobre la Tierra, es el tiempo, me dijo, que mi pueblo tome autoridad sobre la Tierra, y una de las estrategias que el enemigo usa para que no tomemos autoridad sobre la Tierra son las pruebas de la Tierra, y muchas veces nos sentimos tan cargados, tantos problemas que tenemos, que no podemos mirar más allá porque el único enfoque que tenemos es la prueba que está delante de nosotros, y el Señor me dijo: Si sabían los recursos que tenían para poder resolver esos problemas no estarían tan enfocados en esos problemas.

Estarían diciendo: es que yo tengo los recursos del cielo, y si yo tengo una prueba es mi Padre el que tiene la solución, entonces yo no voy a estar orando pidiendo: Señor ¿qué hago, Señor qué voy a hacer con esto? pidiendo de esta manera porque no puedo enfocarme en nada más, porque estoy tan hundida en mi situación que no puedo ver más allá.

Y el Señor me dijo: es tiempo, es tiempo de que esas cargas, esos problemas que cada uno tenemos que los miremos de otra forma, que digamos: los recursos del cielo están con nosotros, el Espíritu Santo está en nosotros. Si hemos recibido al Señor, si hemos sido bautizados en Su Espíritu ya no tenemos que seguir rogando: Señor, Señor, Señor, no. Él me dijo: es que quiero que Mi pueblo tome autoridad, y cuando escuché al Pastor predicando yo dije: gracias Señor porque es la confirmación.

Es tiempo que tomemos autoridad sobre nuestra situación, autoridad sobre nuestros vecindarios, autoridad sobre nuestra ciudad, esta es nuestra ciudad. El Señor nos ha dado las armas, tenemos los recursos del cielo, ya dejamos de decir que no tenemos cuando tenemos todos los recursos del cielo. Él me dice: pide y os dará. Si tu hijo te pide algo ¿tu le vas a dar algo malo, tú le vas a dar una piedra, un escorpión? no, tú le vas a dar lo mejor de ti. Imagínate tu Padre celestial queriendo darte el Reino de los cielos, queriendo darte todos los recursos que tú necesitas y no vivir como un pobre, como alguien que no tiene lo que necesita.

El Señor está hablando hoy, nos está dando un reto de que es tiempo que avancemos, no es tiempo de que nos quedemos en el kinder, es tiempo de que pongamos nuestra mirada y nuestro pensamiento más allá, ¿cómo puedo conquistar esta ciudad, cómo puedo conquistar mi vecindario? Señor Tú vas a resolver esto porque yo voy a poner mi enfoque en otra cosa. Yo no voy a estar peleando, luchando por mi esposa, mis hijos, no. Me voy a enfocar en lo que es importante, estas cosas Tú las vas a resolver Señor, de alguna manera Tú me vas a enseñar en Tu Palabra cómo resolver cosas, me voy a meter más en la brecha voy a buscar más del Señor, voy a ayunar más, voy a buscar al Señor más, porque mientras más uno busca más encuentra, busca más, encuentra más. Busca más encuentra más. ¿Cuánto quieres, quieres poquito o quieres mucho?

Si quieres poquito Él te va a dar poquito. Si quieres mucho Él te va a dar el Reino de los cielos pero sé alguien que lucha, sé alguien que dice: quiero algo más de mi vida, no solamente quiero esto pero quiero más de mi vida, quiero que el Reino de los cielos se abra a favor mío porque mi Padre es el gobernador de todos los cielos. Pide y Él te lo dará.

No temas, ni desmayes

TRANSCRIPT

Deuteronomio 1:21. Por el momento sólo este versículo pero hay tesoros encerrados a veces en los paquetes más humildes y sencillos que encontramos en las Escrituras, y hoy no es una excepción. Declara la Palabra: "Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra. Sube y toma posesión de ella como Jehová, el Dios de tus padres, te ha dicho. No temas ni desmayes."

Aquí el pueblo de Israel está llegando al Jordán después de cuarenta años en el desierto, y Moisés en este mensaje profético le está recordando a los hijos de los que perecieron en el desierto por qué se tardaron cuarenta años en llegar aquí. O sea, todo el Libro de Deuteronomio es como si fuera un recontar de las promesas del Señor y preparar esta generación de los hijos de los que perecieron para la nueva realidad de la tierra que el Señor les había prometido a sus padres, ahora para entregársela a ellos. Y ahora en una serie de mensajes proféticos que nosotros conocemos como el Libro de Deuteronomio, el Señor les explica por qué se tardaron ellos en llegar aquí.

¿Qué podemos aprender de esto? Que es importante conocer de nuestros antepasados, y no solamente de nuestros antepasados sino aún de nosotros, si es que queremos conquistar la tierra que el Señor nos ha prometido. Ahí están ellos.

Y Moisés explica por qué nos tardamos cuarenta años en llegar aquí. El Señor con mano fuerte sacó a sus padres de Egipto y los trajo hasta este lugar, la tierra que Dios les había prometido, sólo esperando que el pueblo de Dios suba y lo conquiste. Y a pesar de lo que Dios había hecho por ellos, a pesar de la promesa que Dios les había hecho, aún con Dios delante de ellos como estuvo en el desierto, sus padres no entraron. Ellos fueron detenidos y derrotados, no por los amorreos o por los cananitas pero por unos enemigos mucho más peligrosos.

Y en esta mañana nosotros nos vamos a dedicar a conocer estos enemigos. Dos mil quinientos años atrás un filósofo chino, Sun Tzu, que era un general y un filósofo del arte de la guerra escribió un libro titulado así: El arte de la guerra, un libro que aún todavía hoy día se lee en las academias militares de los Estados Unidos y otros países, todavía estudian este libro de Sun Tzu. Y uno de los primeros principios de este libro, uno de los principios fundamentales de este libro es este: conozca a su enemigo, conozca a su enemigo.

Desafortunadamente, tal vez afortunadamente, es la única razón por la que el Señor me da la credibilidad aún de compartir este mensaje esta mañana, son enemigos que yo he conocido. Es más, la ironía es que, aún preparando este mensaje esta mañana, que le estoy compartiendo, la ironía, es que tuve que tener roces con estos enemigos, peligrosos. Ellos no fueron derrotados por los amorreos, ellos no fueron derrotados por los cananitas sino por el temor y el desánimo. El temor y el desánimo.

Declara la Palabra de nuevo. "Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra; sube y toma posesión de ella como Jehová, el Dios de tus padres te ha dicho; no temas." La palabra hebrea ahí es: yare, ni desmayes, la palabra hebrea ahí es: hazad. ¿Por qué es importante? y Dios sabe: no sería muy sabio tratar de impresionarlos con mi hebreo, es suficiente luchar con el español en esta mañana que tratar de montarme sobre el hebreo, pero ahí vamos en el Nombre de Jesús (risas).

¿Por qué es importante aquí? estas palabras no temas: yare, ni desmayes: hazad ¿ustedes han visto en muchas otras ocasiones: "no temas ni desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo"? yare y hazad son interesantes. Aparecen estos dos verbos hebreos, aparecen en el mismo versículo, aparecen juntos en las Escrituras no menos de diecisiete veces ¿no es asombroso eso? aparecen juntos en la misma Escritura diecisiete veces. No siempre se traducen como temor o desmayar, pero sí aparecen muchísimas veces en el Antiguo Testamento.

Pero ojo, por primera vez aquí. La primera vez en que vemos a yare y a hazad juntos es aquí. Ahora yo no sé de usted mi hermano, pero si yo veo que las Escrituras repiten algo tantas veces, por algo será. Si una y otra vez en el Libro de Deuteronomio, en el Libro de Primera de Crónicas, en el Libro de Primera Samuel, en el Libro de Ezequiel, en el Libro de Jeremías, en el Libro de Isaías, en el Libro de Malaquías, regado por todo el Antiguo Testamento, si aparecen estas dos palabras juntas como un pensamiento tantas veces, por algo será. Algo el Espíritu Santo está tratando de comunicar a Su pueblo. Y se traduce: temor, terror, susto, aún el estado de estar atónito o perplejo. Ni desmayes.

En muchas maneras la Reina Valera traduce esa palabra muy poéticamente y muy apropiadamente. En el español no de domingo, el español común y corriente, cuando hablamos de que alguien se ha desmayado ¿qué pensamos? (sonido de desvanecimiento) ¿verdad? pierde la conciencia, pierde los sentidos y alguien lo tiene que cargar ¿verdad? muy, muy cercano. No temas ni desmayes.

En inglés cuando se traduce esa palabra hazad, al inglés es interesante la palabra que usan al traducirlo: shatter, shatter. Wow, shatter o sea, hacerse pedazos, desmoronado, deshecho, dejar pasmado. O como otra concordancia lo traduce y esto sí es interesante, es: perder la capacidad de ganar, perder las fuerzas, perder la capacidad del éxito, perder valor, perder ánimo, o en otras palabras: desánimo. En inglés la nueva versión internacional en inglés, traduce esa palabra: discouraged, desánimo y por lo tanto, en este mensaje yo creo que esa palabra comunica muy bien el mensaje que creo que el Espíritu Santo nos quiere transmitir en esta mañana.

Desánimo, un estado de desánimo o de hazad, en un estado de hazad uno se paraliza, se paraliza aún nuestra capacidad de soñar; o sea, nuestros sueños se hacen burbujas y se revientan en el aire. Se pierde nuestra capacidad de anticipar nada bueno. Nuestros sueños se hacen pedazos, se desmoronan. Temor, miedo, terror, asombro. Y luego sigue: hazad, el estado de. Y si nada de eso es suficiente, como decimos en el barrio: "frikearse" uno, congelarse uno. Primero te aterrorizas y luego te frikeas, en ese orden.

Hermano: cuando pensamos bien "no temas ni desmayes" no yare, no hazad, evítalo, no es natural, piensa bien. Es natural. Aparte de la intervención de Dios, el estado natural del ser humano es el temor y el desánimo, ese es nuestro estado natural. Interesante. La primera vez que vemos a yare, este verbo hebreo y aunque se mencione el temor en las Escrituras, la primera vez que nos encontramos con esta palabra, yare, y aún la palabra temor, es en el huerto de Edén en Génesis capítulo 3 versículo 10.

Génesis capítulo 3 versículo 10. Por primera vez se presenta el yare a la raza humana en el huerto de Edén, y él, o sea Adán, respondió: Oí tu Voz en el huerto y tuve yare, y tuve miedo, porque estaba desnudo y me escondí. Después de la caída mis hermanos, al perder la vista de Dios ¿qué podemos ver? al perder la vista de Dios Adán se encuentra desnudo, se ve desnudo por primera vez. No el estado mis hermanos de andar sin ropa, sino el estado de ser indefenso, se sintió por primera vez sin cobertura, abierto a los elementos, frágil, avergonzado.

Y Dios le pregunta interesantemente ¿y quién te dijo a ti que estabas desnudo? porque Dios es nuestra cobertura, es nuestra cobertura. Al perder la vista de Dios y lo que somos con Él y a través de Él, ¿qué queda? ¿qué podemos ver? si ya dejamos ver a Dios, lo único que falta es ver nuestra desnudez, ver nuestra fragilidad, ver nuestra pequeñez, ver nuestra historia, nuestro récord de fracaso ¿no lo ves tú de vez en cuando, especialmente en momentos que está a punto de emprender algo retante? lo primero que ves es tu historia, lo primero que ves es tu récord, fracasaste esa vez, esta otra vez, tienes un historial de fracasos. Ves un mundo hostil que nos puede devorar en un momento; de esta no salgo vivo.

Mis hermanos, hay miles de maneras de morir ¿lo sabe? hay miles de maneras de morir, hay cientos de miles de maneras de fracasar, cientos de miles de maneras de fracasar. Y nuestra naturaleza en el temor es fijarnos en eso, fijarnos en eso. En la ley de la física que te dice a ti: es imposible que un ser humano camine sobre las aguas, gracias Jesús pero yo me voy a quedar en el barco, lo que nos impide caminar por fe.

Y si permitimos que nuestro temor se torne en desánimo en ese momento te paralizas y se hace pedazos, se derrumba todo lo que Dios tenía en mente para ti, todo lo que Dios tenía en mente para ti se paraliza en ese momento de razón. ¿Sabe por qué? el temor como la fe nace de una visión del futuro, nace de una visión del futuro.

¿Sabe? meditando sobre estas Escrituras toda mi vida yo he pensado que el antónimo de la fe es la duda, pero he descubierto que no lo es. Es más, la duda se integra a la fe, se integra a la fe, es parte de la fe. Es más, yo me atrevo a decir que el verdadero opuesto a la fe, el verdadero antónimo son el temor y el desánimo. Muchas de nuestras derrotas hermanos o desastres, o atrasos se deben no a la falta de visión; muchas veces nos dicen: es que falta visión hermano, te falta visión, no, usted es muy capaz. El ser humano es un ser que por naturaleza, somos hecho a imagen y semejanza de Dios, y nuestro Dios ve las cosas que no son como si fueran, y así es usted.

El Señor ha puesto esa capacidad en su espíritu de ver cosas que no han ocurrido antes de que ocurran, eso se llama visión. Su derrota o atraso no es resultado de una falta de visión, sino una visión entenebrecida por el temor, ¿qué quiere decir Pastor? Ya te ves quemando ese exámen o luchando por conseguir el dinero para la matrícula y decides mejor no estudiar. ¡Ah, yo estudiar, estás loco! de dónde, los jovencitos me van a comer como pan, como dijeron esta gente. Te ves, te desanimas y hasta ahí llegaron tus sueños de estudiar.

Ya ves, ya ves el negocio en quiebra, lo ves como si hubiese acontecido ya, como si hubiese acontecido ya. Ya ves el negocio en quiebra y decides mejor evitar el peligro y no emprender nada, quedarte con tu trabajito de $8 dólares la hora en McDonalds, si usted trabaja en McDonalds, si eres dueño de McDonalds perdóneme, es por efecto, usted prefiere quedarse ahí seguro que emprender algo por temor. Ya ves que te rechazan, que te rechazan y prefieres no correr el riesgo de amar a nadie o hacer amistad, o llamar a esa hermana o hermano con quien no has hablado en años antes de que pasen a la eternidad, por puro temor.

Prefieres vivir con eso en tu consciencia por puro temor, increíble. La ironía mis hermanos, es que participamos en nuestra propia derrota, esta es la ironía, participamos en nuestra propia derrota. Bajo el temor y el desánimo, en lugar de pensar o planificar, o analizar, o medir con cordura nuestras palabras y acciones, se nos apodera el instinto de sobrevivir, de ahí nace el terror. De ahí nace el temor. Se nos apodera el instinto de sobrevivir y decimos, y hacemos cosas que jamás nos imaginaríamos capaces de decir o hacer, barbaridades.

Muchas veces bajo el temor, decimos o hacemos cosas que jamás nos imaginaríamos. Pero hermana ¿¡qué estabas pensando!? "¡pero Pastor, pensé que me iba a dejar, tuve miedo y le dije eso!" pero se fue de verdad. O sea pecamos, bajo el temor, hacemos cosas, decimos cosas, y realizamos a través de nuestras palabras y acciones precisamente lo que tenemos, precisamente lo que tenemos y eso fue lo que pasó con los hijos de Israel.

Vamos de nuevo a Deuteronomio capítulo 1 y miremos desde el versículo 26, por qué los padres de esta generación no entraron a la Tierra Prometida. Versículo 26, Moisés les recuenta a sus hijos: "Sin embargo, no quisiste subir" o sea sus padres, pero ¿sabes qué? nosotros, le está hablando al pueblo "no quisiste subir. Antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, vuestro Dios, de subir y conquistar la tierra, y murmurasteis en vuestras tiendas." O sea esto no fue algo que ellos siquiera dijeron en público, esto fue algo que el Señor oyó, tal vez hasta dentro de sus corazones, que Él oyó en sus momentos privados que se lo reveló a Moisés. "Y murmurasteis en vuestras tiendas diciendo: porque Jehová nos aborrece." Wow ¿de dónde salió eso? "Jehová nos aborrece y nos ha sacado de la tierra de Egipto donde éramos esclavos, para entregarnos en manos de los amorreos, para destruirnos."

¿De dónde un pueblo que ha visto al Dios de gloria manifestarse de tantas maneras, cómo se le ocurre decir algo así? tenían miedo, tuvieron temor. Son palabras fatuas que nosotros decimos bajo la influencia del temor. Versículo 34: "Y oyó Jehová la voz de vuestras palabras y se enojó; y juró diciendo: No verá hombre alguno de estos, de esta mala generación la buena tierra que juré que había de dar a vuestros padres." Estando a la puerta de la victoria, ellos mismos cerraron esa puerta. La confesión de sus labios que nacieron de su temor y su desánimo.

Yo no quiero pensar, es preferible no pensar en los momentos, voy a hablar de mí, en los momentos que estoy yo al borde del Jordán, a la puerta de la victoria, y por temor o por desánimo se cierre esa puerta. Tal vez usted tiene una historia similar. Tú que eres un siervo del Dios viviente. Tú que sirves un Dios que nunca ha sido vencido jamás. Tú que sirves un Dios que Satanás respeta y delante del cual los demonios huyen. ¿Cómo es posible que esto le pase a Israel, este pueblo tan preferido por Dios? nos olvidamos sencillamente.

Bajo la influencia del temor, bajo la parálisis del yare y hazad nos olvidamos. Y es importante hermanos, cuando usted vea que el temor y el asombro, el desánimo se le acerquen, que no se olvide: como ellos, nos olvidamos de lo que Dios ha hecho por nosotros. Tres cosas: nos olvidamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, nos olvidamos de lo que Dios nos ha prometido, y nos olvidamos que Dios está con nosotros.

Primero, nos olvidamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, segundo, nos olvidamos de lo que Dios nos ha prometido, y tercero, nos olvidamos que Dios está con nosotros. Vamos a desglosar cada uno de estos y al hacer esto, estaremos analizando estos enemigos de terror y desánimo, y les vamos a quitar ¿los qué? eso mismo (risas) eso, gloria a Dios. Amén, ese gato ya no va a arañar a nadie más, gloria a Jesús.

Primeramente: nos olvidamos de lo que Dios ha hecho por nosotros. Veamos el versículo 29 mis hermanos, versículo 29 al 33: "Entonces os dije: no temáis ni tengáis miedo" yare, no tengáis yare de ellos. Ahí él está hablando de, ellos están atemorizados por los amorreos y los hijos de Anac que los testigos vieron allí y las ciudades amuralladas que parecía que subían al cielo, esto los turbó. Y Moisés pastoralmente les dice a ellos: no temáis, no tengáis yare, no tengáis miedo de ellos. "Jehová vuestro Dios, el cual va delante de vosotros, Él peleará por vosotros conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en Egipto delante de vuestros ojos." Ven diez plagas desprenderse sobre Egipto, ven el mar abrirse y ellos pasar en seco, ven maná caer del cielo, ven agua brotar de las rocas, ven a sus enemigos caer delante del Arca de Jehová, ellos vieron esto. Todo esto Dios había hecho por ellos, "conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en Egipto delante de vuestros ojos."

¿Usted se acuerda de su desierto y lo que vistes tú allí, lo que Dios ha hecho por ti, lo que hizo Él por ti? "Y en el desierto has visto que Jehová tu Dios te ha traído como trae el hombre a su hijo." Algunas traducciones traducen: trae como "cargar", carry, como carga, mira qué precioso, "como carga el hombre a su hijo por todo el camino que habéis andado hasta llegar a este lugar" nunca te dejó, nunca te desamparó, Él te trajo, te cargó hasta aquí, hasta aquí, hasta aquí, por lo menos hasta aquí Dios nos cargó. Hasta aquí hemos visto Sus proezas. Hasta aquí Él tiene un récord perfecto de obrar a nuestro favor, hasta aquí, y aún con esto no creístes a Jehová vuestro Dios.

"Quien iba delante de vosotros donde habéis de acampar" o sea Él no estaba contento de que ellos se acuesten donde quiera, Él escogió su lugar para campamento noche tras noche, "con fuego de noche para mostraros el camino por donde anduvisteis y con fuego de día." El antídoto de olvidarnos de lo que Dios hizo por nosotros es esto.

Mi hermano, le imploro: recuerda lo que Dios ha hecho por ti. Recuerda lo que Dios ha hecho por ti de esta manera, dando acción de gracias, dando acción de gracias. ¿Ha hecho Dios algo por ti digno de ser alabado? ¿puedes nombrar una cosa que Dios ha hecho por ti digna de ser alabada? oigo muchos amenes, pero si estás aquí, si me escuchas, si me puedes aún entender, si tienes la capacidad de razonar y álito en tus pulmones eso lo hizo Dios por ti, y aún hay esperanza. Y la amplia mayoría podemos confesar que aún mucho más ha hecho Dios por nosotros, mucho más ¿verdad? El que nos sanó, el que nos sacó de una vida que no valía la pena.

Perdonen, el Pastor Samuel es medio llorón. El que dió hijos a la estéril y puso al huérfano en familia. Mucho ha hecho Dios por nosotros, mucho ha hecho Dios por nosotros. El mismo Dios que hizo proezas por ti y contigo lo sigue haciendo hoy, lo sigue haciendo hoy. "He aquí que no se ha cortado la mano de Jehová para salvar ni se ha tapado Su oído para oír, dice el Señor." Dando acción de gracias, aún en las pequeñeces como he compartido en otras ocasiones, aún en las cosas pequeñas; el pan sobre su mesa, eso no es un rito cualquiera. Haga de eso un momento de alabanza y adoración, dos, tal vez hasta tres veces al día dándole acción de gracias al Señor.

Número dos: nos olvidamos de lo que Dios nos ha prometido, nos olvidamos de lo que Dios nos ha prometido. Volvamos al versículo 21, nuestro versículo base en este momento y declara ese versículo: "Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra." Qué interesante, todavía están ellos viendo la tierra desde lejos, todavía esas ciudades están ocupadas por un enemigo hostil, todavía les queda trabajo por hacer. Pero las promesas del Señor son: Sí y amén. Y en la mente de Dios cuando Él promete algo, ya está hecho, ya está hecho. En la mente de Dios, al Él prometer algo, ya en la mente de Dios se ha cristalizado. Todo lo demás son detalles, todo lo demás son procesos, todo lo demás es una maquinaria que ya Dios se ha apoderado de esa maquinaria, cada paso será a tu favor. Algo vamos a aprender en el camino pero para Dios, lo hecho, hecho está.

Él está usando el presente para algo que todavía es futuro. "Jehová tu Dios te ha entregado la tierra" dice ahí, "sube y toma posesión de ella como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho" y para Dios eso es suficiente. Para Dios eso es suficiente. De que Él lo diga y Él lo haga para Él es igual. Y luego añade: no yare, no temas, ni desmayes, ni hazad. A esta generación que estaba a punto de entrar en la Tierra Prometida el Señor les hace estas promesas. Es más, vamos a Deuteronomio 28 por un momento.

De nuevo, todo el Libro de Deuteronomio es como si fuera este discurso a pet-talk, un pet rally. Eso es un tremendo pet rally bíblico antes de que el equipo suba a la cancha y le va a decir: tú vas a tumbar esos alemanes, no te apures, gol tras gol. Si hay brasileros aquí no te apures, el Señor todavía tiene en mente lo que va a hacer Él. Un tremendo pet rally aquí frente a la Tierra Prometida.

A esta generación que estaba a punto de entrar en la Tierra Prometida, el Señor les hace estas promesas, esto se aplica a usted mi hermano. Y declara el Señor: "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de tu Dios" mis hermanos: marquen su Biblia, graben estas promesas. En la casa antes de acostarse abra su Biblia de nuevo en Deuteronomio 28. Si tienes bebé de cuna recítaselo, él no entiende, está bien, recítaselo sobre su espíritu. Si tienes un bebé en el vientre hable al vientre y declare estas palabras a él o ella, declara estas palabras: "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que Yo te prescribo hoy" Él solamente está buscando un pueblo que le preste atención y que crea Sus promesas, y que no se olvide de Él. That's our part of the deal.

Nuestra parte del pacto es creerlo y no olvidarnos de Sus promesas. "Y poner por obra todos sus mandamientos que Yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra, y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán. Si oyeres la voz de Jehová tu Dios bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo; bendito el fruto de tu vientre, y el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas, el rebaño de tus ovejas; bendita serán tu canasta y tu artesa de amasar, tu dispensa en otras palabras, tendrá provisión. Bendito serás en tu entrar y bendito en tu salir." Te vas a la derecha, el Señor te bendice, te vas a la izquierda, el Señor te bendice. Te quedas, el Señor te bendice, te vas, el Señor te bendice. Donde quiera que vayas, el Señor te bendice.

"Jehová derrotará contra tus enemigos que se levantarán contra ti. Por un camino saldrán contra ti y por siete caminos huirán de delante de ti. Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros y sobre aquéllo en que pusiste mano, y te bendecirá la tierra que Jehová tu Dios te da. Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado cuando guardares sus mandamientos de Jehová tu Dios y anduvieres en sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti y temerán, no a ti, al Dios que está sobre ti, al Dios que te respalda, al Dios que es invocado en esta casa;" versículo 12: "Y abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos, y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado; y te pondrá Jehová" ¿por qué? "y te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola, y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios que Yo te ordeno hoy para que los guardes y los cumplas, dice el Señor."

Con eso sería suficiente. Podemos vivir toda una vida si eso es toda la Biblia que recibimos, pero mi hermano: la Palabra es un tesoro de promesas. La Palabra es un tesoro de promesas, grábalas, graba estas promesas, confiésalas. Le dijo Moisés a este pueblo en el capítulo 6: "Escríbelas sobre su frente" o sea en su cerebro, "sobre las puertas de su hogar." Yo no sé de los demás habitantes en Central Street en Summerville, pero estas promesas se aplican aquí. "Grábalas sobre los corazones de sus hijos", tantas promesas. "Mil caerán a tu lado, diez mil a tu diestra. Ninguna arma forjada contra ti prosperará."

"En el mundo tendréis aflicción" dice el Señor "pero confiad, Yo he vencido al mundo" ¡promesas! No deje que el enemigo borre estas promesas, abra la Palabra, conozca la Palabra, personaliza la Palabra, hazla tuya. Confiésalo, decláralo y verás algo interesante. Cuando comienzas a confesar la Palabra del Señor y cuando comienzas como parte de su, ya no es meramente una confesión, ya su cerebro mismo, la cablería de su mente se ajusta a la realidad de la Palabra y la Palabra se hace más realidad que su circunstancia. La Palabra se hará más real que el cuco que te aterroriza y te atemoriza, se hace algo más real y verás algo increíble. En vez de el mundo amenazarte, el Señor comienza a forjar el mundo a tu alrededor. La naturaleza obedece a la Palabra. Grabe estas promesas.

Y número 3: nos olvidamos que Dios está con nosotros. En Deuteronomio capítulo 31 versículo 8 de nuevo ahí aparece yare y hazad. "Y Jehová va delante de ti" Deuteronomio versículo 31:8, "Él estará contigo. No te dejará ni te desamparará" no yare, no temas ni hazad, ni te intimides. Jehová va delante de ti, Él estará contigo, no te dejará ni te desamparará, no temas ni te intimides. Salmo 23 declara que el Señor habita en la alabanza de Su pueblo. Les recomiendo mis hermanos: hágase un adorador, cultive la Presencia del Señor. Cree el hábito de cultivar la Presencia del Señor.

¿Y qué es lo que quiero decir con esto? Por la mañana antes de su primera conversación, antes de tomar su primera decisión, con su tacita de café en la mano y la Palabra del Señor en su falda, cultive la Presencia del Señor. Luego en el transcurso del día adóralo. En el transcurso del día que tu alma busque al Señor, búscalo, si es posible escuchando música cristiana.

Yo sé que trabajamos en distintos lugares y a veces se nos hace difícil, pero si es posible enchufar música cristiana o aún un mensaje grabado si es permisible. Viva y no se quede ahí en lo exterior, viva examinando su corazón. Viva examinando su corazón y su mente, y su espacio alrededor preguntándose ¿será este un ambiente que atrae la Presencia del Señor? ¿será este un ambiente en el que el Espíritu Santo se sentirá en su hogar? uno evita chismes y pleitos, uno mide sus palabras y actitudes, piensa bien antes de enviar ese email caliente ¿por qué? para no ofender al Señor y alejar Su Presencia de ti. Ver al Señor y Su Presencia como un recurso sin el cual tú no puedes vivir y haces lo posible para atraer Su Presencia.

Hermanos, yo les advierto que habrán momentos, tal vez hasta temporadas enteras de su vida en que no sentirán, entre comillas, no sentirán la Presencia del Señor por más que la cultiven. No porque haya pecado en su vida por cierto, y su corazón le dirá si es así, pero habrán momentos en que no sentirán la Presencia del Señor; not a problem, no temas, no te desanimes. Es suficiente saber como declara Deuteronomio 31:8, es suficiente saber, siéntalo o no, que Él va delante de ti. Es suficiente saber que Él está contigo, que no te dejará, que no te desamparará.

Ahora mis hermanos, eso es una buena transición a este último consejo, este último pensamiento. El Presidente Franklin Roosevelt una vez declaró, yo no sé si ustedes han oído este dicho en inglés: "We have nothing to fear but fear itself" "No tenemos nada que temer aparte del mismo temor" y con esas palabras le dió aliento al país americano durante una época de gran crisis, la depresión, la Segunda Guerra mundial, pero sólo dijo parte de la verdad. Sí tenemos algo aparte del temor que temer, y si vamos a temer a algo o a alguien, teme a Dios, teme a Dios.

¿Sabe? todo se creó por una razón. El temor es parte de la alabanza y la adoración que le debe un pueblo santo a un Dios santo. La ironía es que tememos cosas que no valen la pena, y lo que merece temor muchas veces nos falta temer a un Dios santo. Y esto sí es interesante, hay tesoros en la Palabra cuando uno comienza a indagar.

Yo les dije que en Deuteronomio 1:21 es la primera vez que se ve en la Palabra yare y hazad. La última vez que se ven estas dos palabras juntas es en Malaquías capítulo 2 versículo 5, el último Libro del Antiguo Testamento. Interesante porque completamente cambia. Cuando el temor se dirige a Dios cambia todo el contexto, las mismas palabras: yare y hazad, la única diferencia es la Presencia de Dios.

Mira esto: "Mi pacto con Israel fue de vida y de paz" shareh y shalom "las cuales yo les di para que me temiera" yare, "y tuvo temor" hazad "de Mí, y delante de Mi nombre estuvo humillado" hazad. Cuando usted ve esa palabra humillado, es la misma palabra: hazad. Precioso. "Para que me temiera", o mejor, temerme en reverencia.

Mis hermanos: al ver la gloria del Señor, al reconocer quién es Él y quién somos nosotros a la luz de Su gloria nos amanece la realidad de que Dios es temible, ¿han oído esa palabra? que Dios es temible, o sea digno de temor en español. Pero en inglés la palabra: temible es mejor traducida: awesome, awesome, esa misma palabra yare, awesome, worthy of awe, temible. Es la idea de que los ángeles esconden su rostro de Él, los ángeles esconden su rostro de Él porque Él es temible.

Los demonios huyen de delante de Él porque Él es temible. La muerte y el infierno están sujetos a Él porque Él es temible, He is awesome, our God is awesome, digno, digno de temor. "Y delante de Mi nombre estuvo humillado" hazad.

Mis hermanos: nuestro instinto como hizo Adán es escondernos de Él. Sin la misericordia de Dios es mejor escondernos de la Presencia del Señor ¿sabe por qué? El confrontarnos Su gloria siendo nosotros polvo provoca apropiadamente hazad, uno se desmaya delante de la Presencia de un Dios santo, o muere, o muere. Como Isaías exclamó al encontrarse con la gloria de Dios.

"Entonces dije: ay de mí que soy muerto, porque siendo hombre inmundo de labios y habitando en medio del pueblo que tiene labios inmundos han visto mis ojos al Rey, Jehová de los Ejércitos." Pero aquí en este pasaje el Señor declara: "Mi pacto con él fue de vida y de paz." Mi pacto contigo es de vida y paz. Esa palabra paz es la palabra que muchos conocemos: shalom, shalom.

Shalom involucra mucho más que meramente paz como nosotros entendemos o meramente tranquilidad, o la ausencia de ansiedad. Es más, el shalom muchas veces acapara la ansiedad, pero representa esto: un estado de balance, un estado de bendición, con Dios en perfecto control. Para el hebreo, el estado que describe a Dios: en perfecto control. Como declaramos en el Padre Nuestro: "Venga a nosotros Tu Reino en la tierra como en el cielo." Lo que le estamos pidiendo al Señor es: shalom. Estamos pidiendo que Él gobierne nuestras vidas.

Cuando Dios asume Su lugar en nuestras vidas cualquier otro temor parece una tontera, cualquier otro temor parece una tontera ¿temer qué? Con Dios en el trono de su vida delante de ti ¿qué vas a temer mi hermano, la derrota, las opiniones de la gente, la muerte que el Señor venció sobre la cruz del calvario? Si vas a temer algo teme a esto, aprende a temer a esto, haga de esto su temor y con esto concluimos, si vas a temer algo teme esto: el terror de que Él esconda Su Rostro de nosotros. Que la idea del Señor esconder Su Rostro de nosotros sea algo inconcebible.

Si debemos temer algo es vivir aunque sea un momento sin Él, vivir aunque sea un segundo sin Él. Señor: como declaraba David, haz conmigo lo que Tú quieras hacer, redúceme a cenizas pero Señor: no apartes de mí Tu santo Espíritu ni alejes de mí Tu Presencia. Si vas a temer algo teme a eso.

Pero aparte de eso mi hermano no hay lugar para temor. Si logras eso, Señor, God, where are You? does my heart please You? are you near me Lord? can you look at my face in glory? Señor ¿dónde estás? ¿te complace mi corazón? ¿estás cerca de mí? estamos en diálogo Espíritu de Dios, que esa sea su constante conversación con el Señor. Concéntrese en eso y usted verá cómo el temor no tiene poder sobre ti.

Ahora esto sí digo: sin Dios, sin el Espíritu de Dios, sin esa relación con Dios somos Adanes todos. Lo único que queda es nuestra relación con una naturaleza hostil, lo único que queda es el terror y el desánimo. Todo esto depende de una relación viva con el Señor. Pongámonos de pie.

El corazon del Padre

TRANSCRIPT

Antes de entrar a la Palabra les dejo este consejo: Si llegaste buscando bienes, bendición, iluminación, sanidad, el calor de una comunidad de fe, le aplaudo y le digo mis hermanos: si llegaste buscando esos bienes encontrarás lo que estás buscando. Pero si llegaste buscando el corazón del Padre, si llegaste buscando el corazón del Padre encontrarás eso y mucho más.

Y esta parábola que encontramos en el Evangelio de Lucas capítulo 15 comenzando con el versículo 11, una parábola muy conocida, nos mostrará de una forma muy clave la diferencia. Para muchos de nosotros es difícil discernir la diferencia. Pastor: estoy aquí en la Casa de Dios, tengo necesidades legítimas, por cierto: estoy buscando bienes de parte de mi Dios; ¿cómo se distingue entre eso y una búsqueda del corazón del Padre? Y yo creo que esta parábola, de una forma muy efectiva, nos describe eso, nos desglosa eso.

Compartamos un abrazo mis hermanos, venimos delante de la Presencia del Señor. Jesús: como hemos cantado ya esta mañana, simplemente te pido que llenes este lugar de Tu Gloria. Pero algo más: revélanos en esta mañana el corazón del Padre. God I ask that You fill this place with Your Glory and that You bestow on me the anointing, the capacity to reveal the heart of Your Father, en el Nombre de Jesús.

Comenzando con el versículo 11 mis hermanos: "También dijo: Un hombre tenía dos hijos. Y el menor de ellos dijo a su padre: padre, dame la parte de los bienes que me corresponde, y les repartió los bienes. No muchos días después juntándolo todo, el hijo menor se fue lejos, a una provincia apartada, y ahí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

Y cuando todo lo hubo malgastado vino gran hambre en aquella provincia y comenzó a faltarle. Y fue, y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos, y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos pero nadie le daba. Y volviendo en sí, dijo: ¿cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan y yo aquí perezco de hambre?

Me levantaré e iré a mi padre y le diré: padre, he pecado contra el cielo y contra ti, ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Hazme como a uno de mis jornaleros.

Y levantándose vino a su padre, y cuando aún estaba lejos lo vió su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y lo besó. Y el hijo le dijo: padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Pero el padre dijo a uno de sus siervos: sacad el mejor vestido y vestidle, y poned un anillo en su mano y calzado en sus pies, y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos, y hagamos fiesta porque este mi hijo muerto era y ha revivido, se había perdido y es hallado; y comenzaron a regocijarse.

Y su hijo mayor estaba en el campo. Y cuando vino, y oyó el revuelo, llegó cerca de la casa, y la música, y la danza, y llamando a uno de los criados le pregunto ¿qué era aquéllo? y le dijo: tu hermano ha venido, y tu padre ha hecho matar el becerro gordo por haberle recibido bueno y sano. Entonces se enojó y no quería entrar, salió por tanto su padre y le rogaba que entrase."

Mis hermanos: un padre con dos hijos y los dos están en peligro. A propósito, tal vez su versión de esta parábola lleva el título: El hijo pródigo, ¿verdad? es un título que no es parte del texto en sí y que alude al hijo menor pródigo, queriendo decir extravagante en la manera en que invierte o gasta, o malgasta lo de él.

El Pastor Tim Keller escribió un libro hace poco titulado "El padre pródigo" ¿cuántos lo han leído? todavía, tampoco yo lo he leído (risas) pero yo sí sé, pero he oído a Tim Keller, en persona tuve ese privilegio y él habló acerca de esto. Y él afirma que el verdadero pródigo aquí, el que da y regala, y ama extravagantemente aquí es el padre, y yo estoy de acuerdo con él.

Al abrir esta parábola estos dos hermanos viven en un hogar que se distingue por dos cosas mis hermanos. Primero: es un hogar con muchos bienes representando ingreso, bienes, comodidad, sirvientes, ganado y fincas. Y dos, este hogar es gobernado, esta casa es gobernada y estos bienes administrados por un padre, por su padre. Están los bienes y está el padre.

Hablemos de los bienes, porque esta parábola abre haciendo tanto énfasis sobre estos bienes y la relación de estos hijos, y la herencia, y su padre. El versículo 11 comienza: "Un hombre tenía dos hijos y el menor de ellos dijo a su padre: padre, dame la parte de los bienes que me corresponde, y les" plural "les repartió los bienes."

Primeramente, la palabra que aquí traducimos bienes en el griego original es un término con implicación legal. Esta palabra: ton bion literalmente quiere decir: la vida. La implicación aquí es que, estos bienes literalmente lo que están tratando de comunicar, en el griego original es que, estos bienes proceden de la vida, del Padre.

Como un abogado esto me interesa mucho porque fíjate, la ley testamentaria no ha cambiado en 2.000 años, así sigue siendo, es cierto. Tiene todo sentido aún hoy como un concepto legal. Bienes que recibimos a través de una herencia son el producto del sudor, la labor, la invención y el genio de otro, o sea producto de la savia, de la vida de otro, del donador; en este caso el padre.

En otras palabras no fue que lo ganamos. Si su tio Saturn, ¿nadie aquí tiene un tío Saturnino aparte de mí? Saturnino (risas). Si tu tío Saturn pasa a la eternidad y te deja una herencia, usted no hizo nada para ganar esa herencia aparte del hecho de que tu tío Saturn te amó y se acordó de ti en su testamento, pero fue el sudor de él, la labor de él, la vida de él. Esa herencia representa la vida del donador que él traslada a quien se lo da, y así es con el Padre Celestial.

La Palabra declara: "Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende" ¿de dónde? "desciende de lo alto, del Padre de las luces de lo cual no hay mudanza ni sombra de evaluación." Todos los bienes vienen de nuestro Padre, toda nuestra herencia viene del ton bion del Padre Celestial.

Todos hemos recibido una herencia del Padre. Un cerebro que funciona, el aliento de vida, la capacidad de soñar y planificar, y a otros nos ha dado mucho más. Tal vez una familia, un trabajo, una casa, y si eso no fuera suficiente el ton bion del Padre incluye dones. Nos ha dado dones.

Algunos somos muy diestros. Carpinteros, mecánicos etc. fueron gentes diestras que crearon este espacio que ahora dedicamos al Señor. Otros más artísticos como mi hermana somos músicos o poetas; danzan, cantan, declaman, escriben. Pero a todos nos ha dado una herencia, a todos nos ha entregado bienes, de la savia del Padre nos ha llegado un ton bion a cada uno de nosotros que tiene sentido. Una herencia que tiene sentido en la Presencia dentro del contexto de la casa de nuestro Padre.

Esa herencia solamente funciona como debería funcionar dentro del contexto de la casa de papá. Y el hijo menor, ya conocemos la historia, pide su herencia, su parte de los bienes, su ton bion que él recibió de su padre estando vivo, otro detalle de la ley judía testamentaria. Era extremadamente raro en la costumbre judía que le pidan una herencia estando el donador vivo.

Sin embargo, este padre de una vez se lo da, se lo da. Repartiendo tanto lo que le corresponde a él, una tercera parte de la herencia, porque al hijo mayor le corresponde dos terceras partes, o sea: la doble porción. Y a los dos, sin una palabra, sólo al pedirlo les reparte estos dones.

Versículo 13: "No muchos días después el hijo menor se fue lejos" y allí desperdició su ton bion. Ahí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. Interesantemente, viviendo perdidamente se traduce, bueno como la nueva versión internacional en inglés lo traduce: wild living o como Ricky Martin cantaba unos cuantos años atrás: la vida loca. Es literalmente lo que dice el griego, no se lo inventó Ricky, lo inventó el Evangelio según San Lucas; viviendo la vida loca por allá malgastando el ton bion, los bienes de su padre.

Ahora mis hermanos, y el padre se lo deja a propósito, el padre lo deja ir ¿por qué? Hay dos cosas que podemos aprender, aún en este versículo, acerca de estos bienes. Por favor no salga de este lugar sin atar estas verdades a su corazón.

Primeramente: ninguno, diga ninguno, ninguno de sus bienes permanecerá. Ninguno de sus bienes permanecerán. Todo lo que tenemos de valor, sea salud, bienes materiales, aún su juicio común y su aliento de vida lo puedes perder en un momento, en un abrir y cerrar de ojos. Lo que tienes lo puedes perder.

Número dos: libre albedrío mi hermano. ¿Quieres entender lo que es libre albedrío? miren las Escrituras. Esto es lo que es el libre albedrío hecho ilustración. El padre lo deja, el Padre nos deja usar, administrar, malgastar su ton bion, malgastar esos bienes como mejor nos parezca ¿por qué? porque nos respeta. Respeta Su creación. Eres hecho a Su imagen y semejanza con una capacidad de planificar tu vida. Él no quiere autónomos, no quiere robots; Él te respeta. Y número dos: el padre es muy sabio. Él sabe adorar lo que es lo que Él quiere hacer en nosotros, Él sabe adorar lo que Él quiere hacer en Su Reino y Él espera, y quiere que aprendamos. Que cobremos una lección de la manera en que nosotros administramos nuestros dones, nuestra salud, nuestro tiempo, nuestro ton bion.

Y justamente, versículo 14: "Y cuando todo lo hubo malgastado vino un gran hambre en aquella provincia y comenzó a faltarle. Y fue, y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos." Para un joven judío un animal intocablemente inmundo. "Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían sus cerdos, pero nadie le daba."

Mi hermano: el hijo está lejos de la casa y fuera de la protección del padre. Ahora ¿acaso has estado allí? ¿has estado allí? ¿cómo te fue? Soy el primero que levanto mi mano si usted no se atreve, yo sé lo que es eso. Yo he estado allí, I know that place, yo conozco ese lugar. Yo lo conozco. Y de ese lugar no sale ninguna cosa buena. Es un lugar tremendamente atemorizante.

Ahí no iba a llegar a nada ese joven, era poco más que un esclavo y Satanás nos quiere llevar a eso, desperdiciar la belleza que hemos recibido de la vida, de la savia, del ton bion del Padre y no llegar a nada. Llenar tu estómago de algarrobas que no nutren. En el Medio Oriente las algarrobas sólo las consumían los humanos en tiempo de gran hambre porque no había nada más porque no nutren, es vacío.

¿Usted se ha alimentado de algarrobas alguna vez en su vida, sabe lo que estoy diciendo? ¿puedes terminar esta frase? Hoy esta fiesta, mañana esta experiencia, mañana esta relación, perpetuamente insatisfecho, ¿conoces gente así? Gente que pasan días, meses, años, décadas, toda una vida hambriento no importando cuántos títulos tenga, no importando cuántas experiencias tenga, no importando cuántos países conozca, no importando cuántas cenas han consumido, no importando cuántas relaciones han tenido, pasan sus vidas hambrientos y vacíos comiendo algarrobas. Y haciendo cosas, despiertan haciendo cosas que jamás se imaginaban que iban a hacer jamás, inimaginables cosas. ¿Cuándo pensaba este joven que se iba a ver? un joven judío apacentando cerdos, imagínate, ¡y los cerdos comían mejor que él! y él lo veía, haciendo lo inmundo para sobrevivir.

Si ese eres tú no te largues de aquí, no te vayas. Haciendo lo inmundo para sobrevivir. Tienes que entender, no me siento orgulloso de lo que he hecho, lo que he pensado, lo que he degustado, pero Pastor: tengo que sobrevivir. Mientras tanto el padre desvelado, amándolo, quebrantado y esperándolo.

Ahora mis hermanos hablemos del padre un tiempo aquí. Porque esta parábola tiene más que ver con el corazón del padre que cualquier otra cosa. Esta parábola tiene más que ver con el corazón del padre que cualquier otra cosa y ese es el punto hoy. Al abrir este capítulo, el capítulo 15, una gente, los líderes religiosos comentaron con desdén, en el versículo 2, "Este Jesús" ¿quién es es éste? "a los pecadores recibe y con ellos come."

En el capítulo 5 esta misma gente le pregunta: "Por qué comes y bebes con pecadores y publicanos?" o sea: ¿por qué comes y bebes con esa gente? esto es un tema del Evangelio de Lucas. Lucas le escribe esto tanto a judíos como a creyentes gentiles, gentiles ¿quienes son esos? Publicanos, estafadores, mentirosos, homosexuales, idólatras, homicidas; gente que habían hecho lo inimaginable. ¿Por qué comes Jesús con esa gente?

¿Sabe lo que es una parábola? Una parábola es un instrumento que usa Jesús para tratar de explicar verdades inefables del Reino de Dios e intentar hacerlas accesibles, sencillas, como si se las explicáramos a un niño. ¿Cómo le contestas a un niño de cuatro años que te pregunta: papi, por qué amas a mami? o si llegara un marciano ¿sabe? a donde no se celebra el día del cariño, y te pregunta: se habla tanto de amor ¿qué es el amor?

¿Y cómo usted le va a traducir a este ser qué es el amor? aún usted como ser humano. ¿Qué es lo que usted ve en esa mujer, su esposa? el torrente de emociones, su cuerpo, su intelecto, su buena familia, lo bien que cocina, etc., etc. ¿cómo usted se lo va a traducir a este ser? how do you do it?

Imagínese Jesús tratando de traducir a estos legalistas qué es lo que Él ve en esa gente, ¿qué haría usted? Como un buen padre usted se pone sobre las cuatro, le va a hablar al rostro de este niño y tratar de explicarle a este niño en palabras que entienda este niño por qué papi ama a mami, sabiendo bien que si el muchacho capta 10% de lo que le está diciendo es mucho, pero lo va a intentar, lo va a intentar.

Imagínese: cientos de miles de canciones y poemas de amor en el idioma humano y ninguno de ellos son capaces de captar lo que queremos decir con ello. Imagínate el dilema de Jesús. ¿Por qué comes y bebes con esa gente?

Are you nuts? what? are you kidding me? ¿por qué como y bebo con esta gente? Bueno, ¿cómo te lo explico? Ok, y el Señor le dice tres historias, tres parábolas. El Señor responde: Puedes tener 99 ovejas pero anhelas encontrar esa oveja perdida. No es suficiente ¿será suficiente como un pastor responsable quedarte con las 99, verdad? Uno anhela encontrar esa oveja perdida y se desvela hasta volver con ella sana y salva. Puedes tener 9 dracmas una moneda de plata pero no quiere perder esa última, no quieres perder ni una, porque ni una es extinguible, ni una es demás.

Mi hermano: tú no eres demás para el Señor. Nosotros no somos demás para el Señor. No eres uno más entre muchos, Él te ve, como tu Padre él te busca, se desvela por ti, se quebranta por ti, anhela tenerte cerca, te ama. Espíritu Santo pido que reveles el corazón del Padre ahora en el Nombre de Jesús. Se desvela por ti y mejor que nadie Él comprende que el mundo fuera de la casa del Padre no es neutral, no es seguro pero no te puede obligar, no te puede obligar a volver.

Yo no me puedo imaginar un día, trata de imaginarte un día en la vida del Padre Celestial viendo lo que está sucediendo en el mundo, viendo el drama de la humanidad queriendo meterse, podría, atado por el drama que Él mismo autorizó, confiando en ti y dejando que el proceso siga. Gracias a Dios por el Espíritu Santo. Gracias a Dios por Jesús intercediendo a la diestra del Padre, gracias a Dios que eso es parte del drama.

Pero Él permite que pases lo que tengas que pasar: hambre, humillación, quebranto, pérdida no porque te ha dejado de amar, no porque te odia. Él permite que pases lo que tienes que pasar esperando que vuelvas en sí.

La versión Reina Valera traduce esto literalmente: "come to himself" vuelva en sí. La nueva versión internacional dice: "came to his senses" volvió a su juicio cabal, pero yo creo que la versión Reina Valera ¡boom! lo clavó, porque el concepto judío de arrepentimiento representa el momento en que se nos amanece quienes somos verdaderamente en relación a Dios, en relación a nuestro Padre y lo frágil, lo muertos, lo perdidos que estamos sin Él.

El Señor espera ese momento mágico en que a través de la inspiración del Espíritu Santo este ser que está apacentando cerdos, que está a punto de olvidarse que es un hijo, y no un esclavo, de momento vuelva en sí: yo sé lo que soy ¿qué hago yo aquí si tengo un padre, tengo un padre bueno, tengo un padre que me ama, un padre rico y yo aquí pasando hambre apacentando cerdos, what the heck am I doing, qué hago aquí?

El momento en que nosotros entramos a entender quienes somos nosotros y quien es Él, el corazón enfocándolo en Él, nuestra relación con Él, lo vacía que es nuestra vida sin Él. Y el hijo menor vuelve en sí "Y volviendo en sí, dijo" versículo 17 "¿cuántos jornaleros tienen abundancia de pan y yo aquí padezco de hambre? me levantaré, iré a mi padre y le diré: padre, he pecado contra el cielo y contra ti" y aquí está la clave "ya no soy digno de ser llamado tu hijo" volvió en sí. Esta es nuestra relación con el Padre "ya no soy digno de ser llamado tu hijo, hazme como uno de tus jornaleros." Mejor me iría como un siervo común en la casa de mi padre que ahora.

Mis hermanos, hace unas semanas atrás el Pastor traía un mensaje basado en el capítulo anterior, Lucas capítulo 14 ¿se acuerdan? acerca del costo de ser un discípulo, qué es el precio de ser un discípulo. Lucas 15 en muchas maneras ilustra lo que es un discípulo y lo que es el Señor. Esta es la idea.

La idea es esta: que nosotros lleguemos al Señor, al Padre con las manos vacías, sin pretensiones, sin expectativas, sin importar cómo terminas en la casa y dónde. Padre: nunca fui digno de ser Tu hijo, yo estaría contento donde quiera, sirviéndote como quiera, labrar la tierra, lavar los trastes, sacar la basura; sólo no me apartes de Tu Presencia. Yo quiero estar donde Tú estás, yo quiero estar Contigo comiendo de Tu Mesa, rodeado de Tu Gloria. I wanna be with You Lord.

El título no importa, que me llamen hijo. Un jornalero es alguien que trabaja de día y le recompensan con una comidita en la noche y un lugar donde dormir, y yo me contento con eso Señor, que me cubras así pero quiero estar cerca de Ti. Y ¿sabes qué? el padre tenía por ciertos otras ideas, no lo dejó terminar su discurso, su speech. Versículo 20: "Levantándose, vino a su padre y cuando aún estaba lejos" este detalle ¿por qué tú dices que el padre se desvelaba?

Muchos comentaristas dicen lo mismo, yo estoy de acuerdo. Él se pasaba los días mirando ese camino día tras día, any minute now; ¿será hoy? ¿será esta tarde cuando vuelve? el que ha perdido un hijo sabe lo que estoy diciendo. Y cuando lo vió, cuando lo vió fue movido a misericordia. Un padre judío hecho y derecho se supone no hace esto, pero este padre, nuestro Padre Celestial es tan humilde hermanos, nuestro Dios puede ser otra cosa pero Él es tan humilde.

"Él corrió, se echó sobre su cuello, le besó y el hijo le dice: padre, he pecado contra el cielo y contra ti, ya no soy digno de ser llamado tu hijo pero el padre dijo a sus siervos: sacad el mejor vestido" vamos, vestidle. "Poned un anillo en su mano y calzado en sus pies, traed el becerro gordo y matadlo, comamos; hagamos fiesta. Fiesta porque este hijo mío muerto era y ha revivido, se había perdido y es hallado, y comenzaron a regocijarse." Mucha fiesta aquí.

De acuerdo a la ley testamentaria judía al recibir la herencia de su padre en vida, este hijo había perdido su estado legal. Legalmente era como si estuviera muerto al padre; él no tenía derecho en esa casa y él lo sabía. Legalmente estaba muerto al padre, pero hay abundancia de gracia en la casa del padre ¿oyó? hay abundancia en la casa del padre. Él recibe un manto, o sea cubriendo su desnudez, cubriendo su vergüenza y restaurando su dignidad, es decir un anillo queriendo decir: autoridad.

Para el que no entendía, para el que lo dudaba el padre estaba declarando: este es mi hijo y él tiene autoridad, lo que dice él es como si lo dijera yo, es decir: unción. Calzados en sus pies, sandalias, distinguiéndolo de los esclavos y los siervos que andaban descalzos, pero sobre todo él recibe el apretón del padre, el beso del padre, el amor del padre, el corazón.

¿Sabe? el Señor no puede, dice la Palabra del Señor que Él no resiste un corazón contrito y humillado, Él no resiste un corazón contrito y humillado. He's addicted, he's addicted. Él ve un corazón contrito y humillado, este gran Dios creador del universo se vuelve una melena, se vuelve loco. Su instinto es amar, su instinto es fiesta. Es un Dios exagerado en ese sentido, gloria a Dios.

La palabra que traducimos música en griego ¿sabe lo que quiere decir? la palabra en griego literalmente es sinfonía, de donde derivamos la palabra sinfonía. ¿Sabe? no era una flautita o alguien tocando una pandereta, he hired a band, él llamó ¿sabe? a Los Panchos, ¡vengan, canten! ¡otra, otra más, otra, vamos! Praise the Lord, tremenda bulla, todo perfecto. Regocijémonos Omar, les put on some glory Omar. Perfecto ¿verdad?

Sólo que son dos hijos. Presten atención, versículo 5: "Y su hijo mayor estaba en el campo, y cuando vino, y llegó cerca de la casa oyó la bulla, oyó la música y la danza, y llamando a uno de los criados le preguntó: ¿qué era aquéllo? Y le dijo: tu hermano ha venido, y tu padre ha hecho matar el becerro gordo por haberlo recibido bueno y sano. Entonces ¿qué hizo? se enojó y no quería entrar."

"Salió por tanto su padre" ¿ves lo humilde que es este padre? "y le rogaba que entrase, mas él respondiendo dijo al padre: he aquí tantos años te sirvo" esa palabra que la Reina Valera traduce: te sirvo quiere decir: me he esclavizado por ti papi, no habiéndote desobedecido jamás y nunca me has dado ni siquiera un cabrito para gozarme con mis amigos. "Pero cuando viene este sinvergüenza, tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras has hecho matar el becerro gordo. Entonces le dijo: hijo."

Esta palabra que traducimos hijo no es meramente juiós, hijo neutral sino tekno, o sea: nene, nene, lo trató de nene. Isn't it tender? reciban esa ternura del Padre. Este es tu Dios a propósito: nene. "Tú siempre estás conmigo y todas mis cosas son tuyas, mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos porque este tu hermano era muerto, y ha revivido, se había perdido y es hallado."

Solo un momento más hermanos porque esto es importante que lo captemos, porque muchos aquí hemos sido este hijo, incluyéndome también ¿por qué lo puedo imitar tan bien, por qué el Pastor Samuel lo puede imitar tan bien?

¿Sabe? yo he usado estas palabras. El hijo mayor también ha estado en peligro. Algunos de nosotros hemos sido él: religioso, cumplidor, fiel, tantos años me he esclavizado por ti y no te he desobedecido jamás. Nunca se va de la casa, oye, nunca se va de la casa pero tampoco es parte de ella. Sin gozo, sin verdadero amor, sin verdadera intimidad con el padre a pesar de mantenerse a su lado ¿entendieron eso?

Al lado del padre rociando la presencia del padre día tras día, acostumbrado a ver al padre, sirviendo al padre pero sin amar, sin intimidad con el padre. Igualito mi hermanito, igualito, igualito a su hermano menor. Igualito a su hermano menor. A este hermano mayor lo que le importa es el ton bion, a este hermano mayor le importan los bienes, la herencia pero la diferencia es esto: él se cree que se lo ha ganado, que le corresponde a él por derecho, por su conducto o por cuestión de justicia y no por gracia como un don que fluye de la vida del padre a él. Por gracia, por el ton bion del padre hacia él. En la casa pero sin gozo, en la casa sirviendo pero sin gozo. En la casa pero porque no has conocido la Gracia del Señor hacia ti. Todas mis cosas son tuyas nene, todas mis cosas son tuyas como nunca, nunca te ha amanecido la Gracia del Señor eres incapaz de gracia hacia otros, that's a hard word.

Concluyo con esto, pongámonos de pie. El viernes yo luché con el Señor: Señor, quiero estar seguro de si eso sea la Palabra que quieres para este pueblo. El viernes tuvimos un círculo de oración como me encanta, un círculo de oración inesperado, un círculo de oración al azar. Un grupo de nosotros, una gente de Vale Esperar, de Alfa, de Herc, Carolina, mi hermana Vanessa, un grupo nos rodeamos para partirle una torta, partirle un pastel a alguien del equipo de Vale que se iba, eso era, una fiestita. ¿Sabe que a Jesús le encantan las fiestas, las bodas, los banquetes? Él llega a esos lugares cuando vamos a aperturar.

Y de momento, de una manera inesperada el viernes en la tarde, llegó Jesús, a ese grupito. Sopló sobre ese lugar el Espíritu de Dios. Unimos las manos, dejamos el pastel por un momento, olvidamos por qué estábamos allí, nos unimos y comenzamos a adorar al Señor. La Presencia del Señor llenó ese saloncito y un hermano que estaba con nosotros declaró esta Palabra que dice: We must come to the Lord as His children and not merely as his servants. Our service must be a joy, not a ritual. Él dice traduciéndolo: tenemos que llegar, acercarnos a nuestro Padre como hijos y no como siervos nada más, nuestro servicio debe ser un gozo y no un rito.

¿Sabe? aquí hay mucha gente en esta mañana que necesitan un apretón de su Papi, que necesitan un buen apretón de su Padre Celestial, que necesitan que el Señor te nenen, te nena, te diga lo mucho que Él te ama. Mira, llegaste con necesidades, te declaro, en el Nombre de Jesús usando esta misma Palabra, Mi hija, Mi hijo, Mi nene: Todo lo Mío es tuyo, despreocúpate, despreocúpate. Es más: más de lo que tú necesitas, más de lo que tú te atreves a pedirle, más de lo que tú te atreves a pedirme, si hubiera más Mi Corazón es un océano, es un universo y de allí brota vida, llénate de la vida del Señor en el Nombre de Jesús.

Y ahora en el Nombre de Jesús pida esto: Padre, quiero jugar delante de Ti. Quiero abrazarte. Quiero saber lo que es fiestar contigo Señor, llena mi ser, llena mi corazón de Tu gozo. Señor: revélame Tu Corazón, pídeselo al Señor. Me he hecho un ocho en este mensaje tratando de revelarle el corazón del Padre. Ahora yo te suplico hermano, pregúntale: Señor, revélamelo Tú, revélamelo Tú, revélame Tu Corazón. Lo que oyes cuando me ves, lo que oyes cuando te oro, lo que oyes cuando te canto, lo que sientes cuando te obedezco, lo que te pasa por la mente cuando me acerco a Ti ¿qué sientes Tú Señor, qué oyes Tú Señor, qué represento yo para Ti? revélame Tu Corazón, porque mi hermano, eso es suficiente.

Queremos un pueblo así Señor. Declaro en el Nombre de Jesús sobre este pueblo, declaro proféticamente Señor, eso es nuestro deseo, ese es el pueblo que desea ser la Congregación León de Judá. Un pueblo atento a Tu Corazón, un pueblo que conoce Tu Corazón, un pueblo con la autoridad de transmitir Tu Corazón.

Una vida digna del Señor

TRANSCRIPT

Colosenses 1 comenzando con el versículo 9 al 14. Mientras buscamos ese texto si fuéramos a tomar una encuesta esta mañana y le pregunto: ¿por qué llegaste a la Iglesia esta mañana, por qué llegaste a este culto? Bueno Pastor porque el culto de las 9 me conviene, así puedo llegar al trabajo, almorzar o tal vez ustedes tienen razones más sublimes; Pastor: estoy enfermo y quiero que el Señor me sane, o Pastor: tengo un problemita legal y necesito que el Señor me ilumine o que el Señor me revele cómo navegar la ola. Pastor: mi hogar está pasando por una crisis y quiero que el Señor intervenga. Estas son razones.

Si usted ha llegado con esas razones, son válidas, bienvenidos. Pero muchos otros tal vez contestarían de esta manera: Pastor, estoy aquí porque quiero que Dios cambie mi vida. Quiero cambiar mi vida. Y francamente mis hermanos, en estos días de consolidación creo que podemos hablar con mucha autoridad que ese es el deseo de nuestro corazón, de que esta Congregación se llene de gente que vengan con ese deseo a la Casa de Dios.

Pastor: quiero cambiar mi vida, sé que, no estoy seguro qué es lo que tiene Dios para mí pero sé que tiene que ser algo distinto a lo que yo he estado viviendo, y yo digo: gloria a Dios. Quiero cambiar mi vida; bien. Entonces mi pregunta sería: cambiarla ¿para qué, o en qué, o hacia qué? Y esta mañana esta Palabra se dirige a ese deseo, a usted que ha llegado con ese deseo y le sugiero esto: si quieres cambiar tu vida cámbiala por una vida que se asemeje a la vida que Dios intentó que vivieras cuando Él te creó, una vida digna del Señor. El Señor que te creó, el Señor que te entregó esa vida, el que te rescató para que la vivieras en victoria.

Este texto nos provee mis hermanos un esquema de una vida que vale la pena vivir, ¿a qué se parece esta vida digna del Señor? Versículo 9: "Por lo cual también nosotros desde el día" a propósito: Padre, Señor te bendigo, te bendigo. Señor: declaro que Tu Presencia es tan dulce y tan obvia, tan manifiesta. Ahora Señor vivifica esta Palabra con la misma frescura con la que me la entregaste, Señor que así los corazones la reciban y que haga cambios, en el Nombre de Jesús.

"Por lo cual nosotros desde el día que lo oímos no cesamos de orar por vosotros y de pedir que seáis llenos del conocimiento de Su Voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios, fortalecidos con todo poder conforme a la potencia de Su gloria para toda paciencia y longanimidad, con gozo, dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de los santos en luz."

Y mis hermanos me detengo en los versículos 13 y 14 porque para entender, para nosotros entender por qué vale la pena vivir una vida digna del Señor primero tenemos que entender lo que Cristo hizo por nosotros. En el versículo 13 y 14 nos encapsula un milagro gigantesco, la razón por la que nosotros estamos aquí y por qué podemos esperar vivir una vida digna del Señor.

El versículo 13 declara que Él, el Señor: "Nos ha librado de la potestad de las tinieblas y trasladado al Reino de Su amado Hijo en quien tenemos redención por Su sangre, el perdón de pecados. El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas." Aquí hay una verdad mis hermanos que si no la captamos nada de lo demás de este pasaje tendrá sentido.

Esta vida digna del Señor no sería posible, sería mas bien imposible sin la obra redentora que hizo Jesús por nosotros, el cual nos ha librado dice ahí; en otras palabras nos ha rescatado de la potestad de las tinieblas. Algunas versiones bíblicas traducen esa palabra "potestad" en: dominio de las tinieblas. O sea, no es meramente un poder vago, están hablando como de un reino o un estado. Son unas tinieblas organizadas, estructuradas bajo el mando de aquél quien la Escritura llama "el príncipe de este mundo" que el Señor lo reprenda. Es un estado organizado.

Imagínense mis hermanos un laberinto oscuro tanto vertical como horizontal y éramos rehenes de ese dominio. Estábamos perdidos en ese laberinto de tinieblas. Dentro de este laberinto uno se puede mover de un nivel de tinieblas a otro aún, tal vez un poco menos opresivo pero no te das cuenta que todavía estás en tinieblas; ¿conoce gente así? Te mejoras un poco, las cosas te van tal vez un poco mejor, asistes a una conferencia o tal vez oyes un mensaje y tal vez de mueves pero lo opresivo de este lugar es que uno no puede escaparse de este lugar por nuestra propia cuenta a menos que alguien nos rescate, a menos que alguien entre como hizo Jesús.

Dice que el Señor nos libró. La palabra allí es "nos agarró." Imagínese al Señor extendiendo Su Mano y agarrándote por el cuello o por el moño como dice el profeta Zacarías: "Como tizón sacado de entre las llamas, el Señor extendió Su Mano y te agarró, te libró de ese lugar y nos trasladó." La palabra que usan aquí es la palabra que usaban cuando te daban un pasaporte para entrar en otro país.

En otras palabras, nos entregó los papeles de una realidad totalmente distinta. Nos trasladó los papeles al Reino de Su Hijo amado. Claro, muchacho. Yo conozco algunas iglesias que al oír eso, my goodness. El Señor nos rescató del infierno a través de la redención de Su sangre preciosa, redención. En otras palabras Él pagó el precio a través de Su sangre, pagando una deuda del pecado, el pecado que nos separaba de nuestro Dios, nos separaba de Su Gracia, nos separaba de Su luz, nos separaba de Su Voluntad, nos separaba de la vida, de la fuente de vida.

Él pagó el precio dándole valor, esto es lo que quiere decir redención, dándole valor a algo que no valía nada. That's what He did. Y por eso ahora estamos en este Reino de luz, por eso usted puede aún oír esta Palabra porque el Señor nos rescató del dominio de las tinieblas ¿para qué? para que vivamos una vida digna del Señor. Gloria a Dios.

Pastor: esto se oye muy bien ¿cómo es esto Pastor? dígame ahora ¿cómo es esto, qué es esta vida digna del Señor? Volvamos al pasaje del versículo 9. ¿Sabe? ninguno llega al Reino de Dios conociendo instintivamente cómo vivir una vida digna del Señor, no se preocupe.

Cuando el apóstol Pablo se enteró que el Señor estaba haciendo esta obra redentora entre los Colosenses él elevó esta oración y mis hermanos, deberíamos también elevar unos por otros esta oración, ore esto por usted y por los hermanos de esta Congregación; yo creo que sería la oración más noble que usted puede ofrecer al Señor, nosotros podemos ofrecer al Señor unos por otros: que seamos ¿qué? "Llenos del conocimiento de Su Voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual."

Bienvenido al Reino de Dios y ¿sabes qué? todos somos nuevos al Reino de Dios. No sabemos vivir una vida digna del Señor, llegamos con nuestras malas mañas al Reino de Dios. Yo lo comparo a rescatar a Tarzán de la selva y lo sientan en la mesa y lo tiene que entrenar a usar cuchara y cuchillo, y qué se hace en la mesa y qué no se hace en la mesa. Algo así nosotros llegamos al Reino de Dios, totalmente no preparados, nacidos de nuevo. Y llegamos con nuestras malas mañas, con los hábitos que adquirimos navegando el dominio de las tinieblas.

Las cosas que usabas en el dominio de las tinieblas eso usas aquí en el principio. El problema es éste: tal vez en ese dominio era necesario mentir y estafar, y engañar para poder salir con la tuya pero descubres dentro de poco que eso no funciona en el Reino de la luz. Tal vez acá llegaste con un carácter iracundo, una piel demasiado tierna, te ofendes fácil, ofendes a otros con demasiada irregularidad; también aprendes que eso no funciona en el Reino de la luz y que tienes que cambiar.

Oremos nosotros que seamos llenos, llenos del conocimiento de Su Voluntad. O sea, del conocimiento de la Voluntad de Dios para nosotros, el patrón de vida que Dios quiere que adoptemos ahora como parte de Su Reino reflejando sobre Él, no se quede meramente en nuestras emociones, no se quede meramente en nuestros corazoncitos; no se quede meramente en las lágrimas que brotamos cuando al principio el Evangelio llega a nosotros.

Queremos ser llenos del conocimiento de la Voluntad de Dios. Queremos que esta Voluntad penetre nuestra mente y que cambie nuestra cablería, nuestra manera de pensar y aún nuestra manera de soñar o de planificar, o envisionar. Una de las cosas que me encantó a propósito de la conferencia de matrimonio que tuvimos hace semanas atrás es una conferencia que tuvieron acerca de cómo la mente es capaz de cambiar. Dios nos dió un cerebro plástico, maleable. No digas: así me hizo el Señor, no puedo cambiar porque el Señor no te hizo así primeramente y dos: sí puedes cambiar.

Y ora para que el Señor te llene del conocimiento de Su Voluntad, y que esto llegue aún a los recintos inconscientes de tu mente y tu cerebro. Y esto no es magia. Para poder hacer esta obra y yo sé que es difícil, y es duro, y será lo más arduo que vas a hacer en tu vida, pero esto requiere las herramientas de Dios, todas las herramientas de Dios. Como dice aquí: "Toda sabiduría e inteligencia espiritual."

Espiritual porque Dios se convierte en nuestro entrenador, en nuestro couch. Nos sometemos a Su sistema y Él nos dará Su inteligencia, inteligencia. Nuestra capacidad de manejar datos, nuestra capacidad de manejar información; un sermón que usted oye, la clase de discipulado o tal vez lo que lees en la Palabra, que esto no sea meramente información pero el Señor lo convierta en inteligencia y sabiduría que es otra cosa todavía.

Sabiduría mis hermanos se adquiere por dura experiencia bajando nuestros rostros y sometiéndonos al trato de Dios, viendo aún nuestras luchas, nuestros quebrantos y sinsabores como una oportunidad para indagar ¿qué me estará mostrando Dios acerca de Su Voluntad? ¿qué me muestra el Señor acerca de Su visión para mí?

Y a la larga la Voluntad del Señor para nosotros es esta: "Que andéis agradándole en todo." La versión Reina Valera traduce el griego de una forma literal, andéis, la palabra prelepatesae quiere decir literalmente esto: que caminemos la Tierra y que nuestra vivencia sea digna del Señor; no solamente nuestras palabras o ideas pero aún como nosotros caminemos sea digno del Señor.

Mis hermanos entonces ¿cómo es eso? se puede reducir a esto, agradándole, complaciéndole. Aquí la imagen en el griego clásico es muy humillante, es más, en el griego no escritural, en el griego clásico era un insulto esta palabra. Indicaba una persona que se pasaba de servil. Un siervo, una persona tan servil que no se conforma con esperar que su amo lo mande pero anticipa los deseos y los gustos de su patrón y su amo. En inglés se llamaba un brown-nose, en mi vecindario se llamaba un lambe ojo.

Había una mesera, a propósito, mi favorita en sello, cuando leí esta Palabra pensé en ella, yo entraba a este lugar, un restaurante de sushi. Al yo entrar ya tenía mi té preparado, no era parte de la costumbre del lugar, ella siempre sabía que yo siempre pedía eso. Me sentaba, abría el menú y ella hasta me asustaba a veces; let me see, you want bento box with samen or chicken? you feel like samen today don't you? Chery: how do you do that? ¿cómo haces eso? pero anticipaba de antemano mis deseos y sí ¿a quién no le gusta eso? y a Dios más.

Mis hermanos, piensen esto, tomen un momento y piensen en lo maravilloso que es esto. El Señor nos ha hecho, es posible que nuestras vidas puedan agradar o complacer a Dios ¿no te maravilla eso? que Él toma placer, se agrada de nosotros. Es más por eso Él te creó, Él nos ha creado para darle placer a Él, we were created for His pleasure; Él nos hizo, nos creó porque le dió placer a Él crearnos.

¿Quiere vivir una vida digna del Señor mi hermano, una vida que valga la pena? le pregunto esto. ¿Cuál es su mayor preocupación en la vida, cuál es su mayor preocupación? ¿que se den cuenta de mí? ¿que me asciendan en mi profesión? ¿que esté rodeado de familia y amigos? ¿que me pueda retirar cómodamente y que me llamen "usted"? por lo cual usted se preocupe, sus metas en su vida es lo que su vida será.

Yo sugiero esto. Si quieres encontrar el secreto de todo gozo, de una vida y saludable cambie su preocupación por esta: Señor, te quiero complacer. Señor quiero que mi vida te agrade, pasando tu vida preguntándote: ¿te complace mi vida Señor? permítame en inglés un momentito porque esto es más mi diálogo con el Señor. God does my life please You, does it please You? God at the end of the day that this day pleases You. God whatever I came through today, Father did that give You pleasure? when You look at my heart does it give You pleasure, does my life please You?

Señor: al mirar mi corazón, al leer mi vida, al leer mis pensamientos, al mirar los pasos que tomo ¿te da placer mi vida? haga eso su preocupación. Haga eso su meta. Si es así dentro de poco su vida debe tomar estas características de una vida que complace a Dios, una vida digna del Señor; primeramente llevando fruto en toda buena obra.

Si usted se dedica a vivir una vida digna del Señor, una vida que complace al Señor usted verá que el Señor no creó ni una sola alma incapaz de llevársela. Encerrada en ti hay una semilla de fruto que Dios enterró en ti antes de nacer y ahora eres parte de Su jardín, eres parte de Su Reino y tal vez requieres que el Señor nos trate como el buen jardinero, como ha estado predicando el Pastor Roberto, que nos pode como ha estado predicando el Pastor, pero la promesa aquí es que llevarás fruto en toda buena obra, osea que su buena obra en el Reino de Dios llevará fruto. ¿Quieres llevar fruto? comienza a obrar, comienza a labrar.

Aquí el énfasis no es tanto en lo que haces sino por qué, no es lo que haces sino por qué sea servir de ujier o cuidado de niños, o enseñar en una clase de inglés, o pintar una pared, o palear la nieve, o sacar la basura; si lo haces para agradar a Dios, si lo haces para complacer al Padre dará fruto. A Él le dará gozo y sobre todo como esto es un Reino y como esto es un equipo juntos avanzaremos el Reino de Dios contra el dominio de las tinieblas y ese es el punto, y así el propósito de Dios para su vida se cumplirá.

Una vida digna del Señor es una vida constantemente creciendo en el conocimiento de Dios. Esto me emociona: la palabra aquí no es meramente gnosis que es simplemente entendimiento o ciencia sino epignosis que representa un conocimiento profundo, pleno. No estamos hablando aquí de un conocimiento académico, de libros, aún un conocimiento de la Palabra así por así o lo que oímos de segunda mano acerca de Dios.

La esperanza es esta: al vivir una vida digna del Señor, luchando para complacerlo creceremos en nuestro conocimiento de Dios o entras palabras, como Pablo escribió en otro lugar: "Yo quiero conocerlo a Él, a Jesús, quiero conocerlo y el poder de Su resurrección."

Me encantó en la conferencia de matrimonios que usaran esta frase: "There is no lit to God." No hay tapa para el Señor, no hay cumbre, no hay cima, no hay límite a Dios. Nosotros viviremos eternamente descubriendo aspectos de Él y de nosotros en Él, esto es parte de nuestro privilegio como hijos de Dios, es conocerlo a Él en persona. Descubriremos y esta es la parte que tal vez no le guste a usted, pero descubriremos lucha tras lucha, tentación tras tentación, reto tras reto que hay tanto más a este Dios que nos rescató, primeramente Él es nuestra salvación, El que nos rescató.

A través de nuestras vidas, a través de complacerlo, a través de una vida dedicada a ser digna del Señor descubriremos que el Señor que nos rescató también es el Dios que nos unge; por eso es que los hebreos tenían tantos nombres para Dios. Él es el Dios que nos unge, Él es el Dios que nos sana, Él es el Dios que nos provee, Él es el Dios que tuvo misericordia de nosotros, Él es el Dios que pelea por nosotros, Él es el Dios que nos ama y como capa tras capa, como tratar de abrir una cebolla estamos viendo que no hay fondo para este Dios ni capa para este Dios. Cada día descubriremos que Dios es inmenso y bello, y cada vez como un astrónomo explorando el universo y no se cansa porque siempre hay una maravilla en una esquina del cielo, usted descubrirá maravillas explorando el corazón de su Dios.

Cueste lo que cueste como Job declaró. Después de haber pasado un infierno de pruebas, de huídas que había huído este hombre justo, pero ahora que mis ojos te ven, creceremos. Una vida digna del Señor crece en su conocimiento de Dios.

Hablando de pruebas, las pruebas sí mis hermanos son un aspecto imborrable de una vida digna de Dios, tienen su lugar, tienen su lugar. Porque el Señor promete que seremos, mire en el versículo 11: "Fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de Su Gloria para toda paciencia y longanimidad." Claro, a través de nuestras luchas creceremos en nuestro conocimiento de Dios, así es nuestro entrenamiento pero también descubriremos otras cosas, sí es emocionante.

El Señor nos cubre con una fuerza que jamás imaginaríamos que teníamos, una fuerza que viene de lo alto, que viene de otro lugar. La idea aquí, el idioma lo que está describiendo es que el Señor literalmente nos cubra, la idea del Señor cubriéndonos en la potencia de Su Gloria, in the majesty of His Glory, o en otras traducciones: en la plenitud de Su Majestad, in the fullness of His Glory, literalmente Él viene y te cubre como un chaleco de balas; te fortalece en Su Gloria.

Interesantemente en el Antiguo Testamento se habla de cuando vino el Espíritu de Dios sobre Gedeón, Gedeón se vistió de Dios como si fuera un manto que él se puso, se puso un manto del Espíritu de Dios, un manto de la unción de Dios y en estos momentos en una vida digna del Señor, una vida dirigida por un corazón dedicado a complacerlo, que su blanco es complacer, agradar a este Dios el Señor reconoce los que son de Él y Él te cubrirá como dice el Salmo 91, me encanta el Salmo 91 ¿qué es lo que declara? "Con Sus plumas te cubrirá y debajo de Sus alas estarás seguro, escudo y adarga es Su Verdad."

"No temerás al terror nocturno" perdonen (quebrantado) (aplausos). No temerás al terror nocturno ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad ni mortandad que en medio del día destruya." Te cubre, te cubre y en esos momentos mis hermanos ¿sabe? al ser probado usted tiene todo el derecho de orar de esta manera: Señor sáname, Señor provéeme, Señor pasa de mí esta copa, usted tiene todo el derecho de orar de esta manera y tal vez el Señor te contestará sanándote en el momento, eso creemos en el Nombre de Jesús o proveyendo por ti de una forma maravillosa, gloria a Dios si el Señor llegara a hacer eso.

O tal vez te quitará la copa antes de beberla. Pero mis hermanos, no duden que el Señor pueda decidir que hay una gloria encerrada en esa prueba. Hay una gloria encerrada en esa prueba que perderás de vista si deja de pasar por esas pruebas, un aspecto de la gloria de Dios, una imagen de Dios que no descubrirás a menos que no permitas que el Señor te deje pasar por esas pruebas.

"Te revestirá con el poder de Su fuerza y crecerás cada vez más en paciencia" la palabra: microtimea ¿aquí qué dice literalmente? larga mecha, antes de que explote, paciencia. ¿Quién está pidiendo paciencia? este es el método por el que el Señor nos infunde paciencia. A través de estas pruebas sabemos que el Señor; mira cuando uno se pone la capa de Superman ¿qué te molesta? la gente es la gente pero el Señor te da más paciencia con la gente, más paciencia contigo mismo, Señor pero ¡qué cosas! aquí estoy otra vez y vamos todavía, tenemos trabajo que hacer. Los hombres no lloran Samuel, este... levántate, come on hay trabajo que hacer.

Paciencia con Dios, verdaderamente hermanos ¿qué nos toca si no tener paciencia con Dios? ¿a dónde vamos a ir si no tenemos paciencia? ¿a dónde vamos a ir si sólo Tú tienes Palabra de vida Señor? paciencia y longanimidad, me encanta esta palabra. Quiere decir la capacidad de tolerar, la capacidad de aguantar, la capacidad de ir la distancia.

Esta es la misma palabra que Pablo usa en Filipenses capítulo 4 cuando él declara: "Todo lo hipomunim" "Todo lo puedo tolerar, todo lo puedo resistir." Yo sé lo que es tener la abundancia y yo sé lo que es tener escasez. Yo sé lo que es oír aplausos, yo sé lo que es caminar solo. Yo sé lo que es tener amigos, yo sé lo que es que me den la espalda. Yo sé lo que es la victoria, yo sé lo que es cuando las cosas no me andan bien. Yo sé lo que es tener lana, yo sé lo que es no tenerla; todo lo puedo, hipomunim, todo lo puedo en Cristo que me fortalece, que me forra, que me protege. Es precisamente la misma idea.

Usted no se va a creer que es usted, esto es lo precioso. Usted mismo se va a maravillar, usted se va a oír y usted mismo no se va a creer diciendo: yo sé que vivo con este cáncer, yo sé que estoy criando estos muchachos solo, yo sé que me van a quitar la casa pero nunca he amado a Dios más que ahora, nunca he sentido la Presencia de Dios más que ahora, nunca me he sentido más respaldado por Dios que ahora; todo lo puedo en Cristo que me cubre, que me protege, que me guarda, que me fortalece.

Esas palabras hermano al usted vivir una vida digna del Señor, lo que a Él le importa es que usted llegue a conocerlo, conocer Su capacidad de salvarte, conocer Su capacidad de obrar a tu favor, conocer lo que Dios es capaz de hacer en sociedad contigo y con tu fe, eso es una vida digna del Señor.

Y en medio de esas llamas la persona que vive una vida digna del Señor descubre: gozo, gozo, "Con gozo" versículo 12 "dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz." Una vida digna del Señor mis hermanos y si, tal vez yo me dirijo a muchos hermanos que aman al Señor, lo aman sinceramente y hasta aquí están chequeando todo lo demás, Pastor: yo quiero que mi vida complazca al Señor igualito que usted acaba de predicar, quiero que mi vida agrade al Señor. Pastor: yo quiero crecer en el conocimiento de mi Dios.

Pastor: acaba de predicar mi vida y tú no sabes por lo cual yo he pasado, y es cierto, yo he sentido la fortaleza del Señor, he sentido que el Señor ha hecho una obra en mi vida, yo soy más paciente y tengo una mecha más larga, me sorprendo a mí mismo pero Pastor ¿qué hay del gozo? ¿y qué de la acción de gracias?

Mi hermano: that's the whole point, ese es el punto, ese es el blanco. Una vida digna del Señor se conoce por su gozo, se conoce por su acción de gracias. Esta es la idea que a la manera que llevamos fruto en toda buena obra, que conozcamos a Dios, que resistamos todo lo que el infierno envíe contra nosotros experimentemos un gozo que nos sale del corazón.

¿No lo ha experimentado hermano? le quiero sugerir algo. Comience a celebrar, diga: celebrar, comience a celebrar a su Dios dándole acción de gracias aún por las tonteras más mínimas. Celebre a su Dios.

En contraste un parqueo cerca de su cita en un día de nieve: gloria a Dios, Dios está conmigo, son su siervo. Comience a remolinear ¡wow! ¿viste cómo intervino el Señor conmigo? Dale gracias a Dios. Mira si el Señor proveyó sal para su huevo y una mesa la cual servirlo dale gracias a Dios, dale gracias a Dios.

Si el Señor te proveyó un carro que prende, un Toyota de 12 años que nadie lo mata con 165.000 millas pero te prende ¡gloria a Dios! Ando a pie, ¿tienes cambio para la guagua? gloria a Dios, si no yo tengo aquí pesetas juntas aquí para, ya, dale gloria a Dios. Y ¿sabes qué? eso se va a convertir en un diálogo.

Tú le das gloria a Dios, tú marca, tú crea un altar marcando esos momentos y el Señor te va a hablar y te va a decir: Ando contigo, no estás solo y ¿sabes qué hijo, sabes qué hija? me siento orgulloso de ti. Me siento orgulloso de ti, I'm proud of you; tu vida, tu lucha, ese gesto sencillo de agradarme con una cosa tan pequeña ¿sabes lo que me hace a Mi Corazón? dice el Señor, eso me complace, me llena de placer, te voy a dar una sorpresa: tu vida me complace.

Quiero oír algo fabuloso: tu vida me complace por sí misma. Y si eso no te llena de gozo, si eso no te llena de gozo yo no sé qué más lo podría hacer, el saber que los ojos de tu Creador están sobre ti, se dan cuenta de tus movimientos, tiene cada compás de tu corazón contado y se complace de haberte creado.

Y descubrimos algo más, que nuestra victoria no depende de nosotros sino de Él. Qué lindo, aquí terminamos como comenzamos. Praise the Lord. Descubrimos otra cosa mis hermanos. Un día de estos Él te va a recibir y va a sonreír porque Él ya nos calificó, qué cosa. El punto, hay una enseñanza en esto, era un entrenamiento, esto es como un papá entrenando a un muchacho a jugar fútbol y le viene la bola y tal vez se le va una, se le viene la otra; ese no es el punto, ese no era el objeto porque ya de antemano Dios nos calificó. Dios nos hizo aptos, Dios ya de antemano, ya de antemano tú descubres: pero Señor ¿qué pasó? ganaste, congratulations. Ven acá aquí está tu premio, pero ¿cómo fue esto? ganaste, pero ¿qué, si yo era un fracaso Señor, nada me salía bien? ganaste. Bien hecho, bien buen siervo y fiel ven acá y mira lo que te tengo ya.

Ya de antemano nos calificó, ya de antemano nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. Quiero decir algo, comenzando conmigo ninguno de nosotros somos, ninguno de nosotros jamás seremos verdaderamente dignos del Señor, jamás seremos verdaderamente dignos del Señor. Como tuvo que hacer con todos los santos entre comillas y todos ellos eran imperfectos, Él nos hace aptos para morar en Su Presencia, Él nos hace aptos para que nosotros lo llamemos Padre y si tú estás dispuesto esta es la Obra que Él hará en ti.

Bajemos nuestros rostros un momento. Padre: no hay quién se compare a Ti. Señor yo te doy gracias, no sé cómo llegamos a este lugar pero sé que llegamos Señor y fue por Tu Gracia y Tu Misericordia. La obra eterna, Señor no hay una alma aquí que no es precioso, que no es preciosa para Ti. Te complaces en crearnos a todos, propósito tienes para cada uno de Dios. Te suplico Maestro, cualquier cosa que esté entre Tú y ellos, cualquier cosa que sirva de obstáculo de tu Obra redentora y poderosa en sus vidas, Señor en el Nombre de Jesús remuevo esa piedra.

Declaro que el día del Señor ha llegado a sus vidas y por Tu Gracia y Tu Poder y el poder de Tu sangre los hará dignos de servir a un Dios tan bueno, tan valioso, tan generoso, tan presente.

Dios te escogió

TRANSCRIPT

Vamos a la palabra del Señor. Es un privilegio estar aquí compartiendo con nuestros hermanos en este día de triunfo y pensando en el hecho de que en 8 días vamos a estar celebrando la navidad. Y estaba meditando sobre esta palabra. Es un texto muy navideño pero al examinarla más y más, mis hermanos, yo creo que tiene más que ver con su jornada de discipulado, nuestra jornada como discípulos de Jesucristo, que como la navidad. Es más, la navidad se encarna, mis hermanos, en nuestra jornada como discípulos.

Vamos a la palabra del Señor, Lucas, capítulo 1, versículo 34. Y mientras tanto permítame ir delante de la presencia del Señor, bendecirlos, bendecir este momento que hemos experimentado y mirar de una vez que es lo que tiene Dios delante de nosotros, qué tiene Dios preparado para nosotros. No solamente en esta noche pero lo que tiene él mientras vivamos. Padre, te damos gracias, gracias Señor por cada hermano que ha escogido seguirte, y gracias Señor por la belleza de esta noche, y gracias, Padre, por la belleza de esta palabra que vamos a compartir. Cúbrenos con tu nube, espíritu de Dios, vivifica esta palabra. Y Señor, mi petición es que cada uno de nosotros, cada hermano que oiga esta palabra al salir de aquí, Señor, a nuestras vidas, a la jornada, a la aventura que tu has escogido para nosotros, que sea, Señor, con un compromiso aún más fuerte de vivir en santidad y abrazar, Señor, los propósitos por los cuales tu nos has llamado en el nombre de Jesús.

“Entonces María dijo al ángel que le acaba de anunciar que iba a dar a luz como virgen al Mesías, y ella le pregunta cómo será esto pues no conozco varón.”

Mis hermanos, el Señor le ha hecho una promesa tal vez, ustedes en su jornada como cristianos o en su jornada como discípulos, habrá alguien aquí que dice siento que Dios ha prometido algo para mí y siento que Dios tiene algo especial que me va a regalar, que tiene en mente para mí, pero jamás, pastor, puedo yo entender cómo será esto, cómo va a Dios usar mi vida, cómo será que el Señor me visitará y aquí tenemos la respuesta, mis hermanos.

“Respondió el ángel, el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra por el cual también el ser santo que nacerá llamado Hijo de Dios. He aquí tu pariente Elizabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez y este es el sexto mes para ella, la que llamaba estéril.”

Porque, mis hermanos, nada hay imposible para Dios. Nada. Pero la clave está en esto.

“Entonces María dijo, he aquí la sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.”

Mis hermanos, primero, cuál es el milagro de la navidad? Sabe lo que es el milagro de la navidad? La clave, yo creo. La razón porque nosotros hacemos tanta buya de la navidad, por qué la encarnación es tan imborrable para nuestra experiencia. Yo creo que la razón porque a lo largo usted está aquí.

Esa noche en Belén fue el principio de su jornada, mi hermano, no fue el día que usted se registró para la clase de discipulado, no fue el día en que alguien te entregó un tratado, no fue el día en que oíste un mensaje en el radio que te conmovió, no fue el día que leíste algo en el internet que tocó tu corazón. Dos mil años atrás en un pesebre en Belén el Señor comenzó su relación contigo, esta jornada comenzó esa noche. El milagro de la navidad comienza con esto. Tiene que ver con esto y por eso me encanta la navidad, y por eso no hay mejor manera que celebrar la navidad que una graduación de discipulado. Estoy convencido.

Porque desde ya estamos viendo esto. Dios escoge vasos ordinarios, Dios escoge gente frágil, tal vez que no prometen mucho, comunes, fácil de pasar por alto. María y José eran gente… ella era una jovencita teenager anónima en un pueblo pequeñísimo, en una nación pequeñísima, Nazaret.

Uy el Señor se fija en este vaso frágil para cumplir propósitos extraordinarios a través de vasos que nosotros pasaríamos por alto. Y mi hermano, si usted es un discípulo en esta noche, eso es usted. Un vaso, todos lo somos, vasos imperfectos, vasos incompletos, vasos que si no tenemos dinga, mandinga tenemos, tenemos unos u otro. Todos tenemos algo, pero Dios nos escoge para hacer milagros a través de nosotros.

El discípulo es discípulo porque el Maestro divino te escogió. Eres discípulo por invitación. Somos discípulos porque un Maestro fijó sus ojos sobre nosotros, nos invitó un día y nos dijo, sígueme. Y por eso usted está aquí.

Ahora, mis hermanos, un poco acerca de la navidad. Yo amo la navidad, eso yo lo he dicho una y otra vez. Me encanta esta época del año. Me encanta lo que representa y te diré por qué, y tiene que ver con lo que estamos celebrando en esta noche. La navidad no tiene que ver, mis hermanos, con la manera en que usted se sienta en este año o lo que ha pasado en el transcurso de este año. A la verdad, nosotros hemos tenido todo tipo de año ¿verdad? algunos de nosotros hemos llegado a este punto del año después de haber visto años prósperos, años de bendición, grandes logros, el Señor moverse en maneras extraordinarias.

Otros no estamos teniendo una navidad tan fácil, ¿verdad? tal vez su navidad, usted diría, pastor, esto va a ser para nosotros una navidad difícil. Qué quiere decir con eso, mi hermano? Quizás es porque su hogar ha sido tocado por pérdida o por enfermedad o por un aprieto financiero. Y usted ha permitido que sus circunstancias en el transcurso del año definan qué tipo de navidad tiene o deja de tener.

Y sabe, eso es un error. Y la razón por la cual celebro la navidad, mis hermanos, es porque precisamente no tiene que ver con lo que ha pasado por su hogar en este año. Sabe lo que se tiene que ver? Lo majestuoso de la navidad está en esto, desde el cielo, entre la muchedumbre del planeta tierra, Dios fijó sus ojos en ti. Extendió su dedo y te escogió. Para qué? Eso lo sabrá él. Él lo sabe para qué él te escogió, para qué propósito, qué misión, qué tiene él para ti, para qué te ha creado.

Pero de la misma manera en que el Señor se fijó en María y de la misma manera en que el Señor se fijó sobre Elizabeth, de la misma manera en que el Señor se fijó en Zacarías, de la misma manera en que el Señor se fijó sobre José, de la misma manera en que el Señor encontró ese puñado de pastores anónimos, al cual él mostró su gloria, el Señor se fijó sobre ti. Te escogió diciendo, tu, tengo negocios contigo. Tengo algo especial para ti. Te he escogido para bendecirte y para cumplir propósitos a través de ti. Dame tu vientre, te dice. Dame tu vida así estéril como tu lo encuentres.

Muchos de nosotros, pastor, nada positivo ha pasado en toda una generación de los fulanos que somos nosotros de familia. Lo que hemos conocido ha sido esterilidad, de generación a generación y el Señor dice, precisamente por eso te he escogido, porque soy especialista en crear vida a donde hay esterilidad y bendición a donde no ha habido bendición, para romper cadenas de maldición y para que el nombre del Hijo del hombre sea bendecido y extendido sobre ti, brotar una nueva generación, un nuevo futuro, brotar vida a donde ha habido esterilidad. Dame tu vida, dice él, dame tu vientre, dame lo estéril y yo te llenaré, te bendeciré, haré contigo precisamente lo que yo he escogido hacer contigo.

Y cómo es esto? El patrón del milagro de la navidad y yo diría el patrón del milagro del discipulado siempre es igual. Y se encierra este patrón en el versículo 35, “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.”

El patrón es igual., Dios tiene un propósito de antemano y escoge un canal, un conducto. Él sabe lo que él va a hacer. Él ya de antemano sabe el impacto que él quiere hacer sobre este planeta, sobre el mundo para avanzar los propósitos del reino. Ya la mente de Dios ha concebido lo que él va a hacer. En ese momento las puertas del infierno no puede prevalecer contra él. Él va a cumplir este propósito. Lo único que él busca es un canal, lo único que él busca es una conducta a través de la cual canalizar el poder del Altísimo y cumplir sus propósitos a través de este vaso.

Y encuentra un ser humano imperfecto e incompleto y el espíritu viene sobre ti, somos templos del Espíritu Santo, hechura de su gloria, para éste propósito es tu cuerpo, es para que el Espíritu Santo te cubra y que cubra lo que tienes disponibles con la sombra de su poder. Usted es una máquina de bendición. El Señor al crearte ha creado toda una maquinaria de bendición. Todo lo que el Señor ha hecho en ti y no solamente lo que ha hecho en ti, lo que ha permitido en ti, es todo que para junto sea gloria sea mostrada sobre ti, para que sea de bendición.

Tu mente, tu cuerpo, su preparación, mis hermanos, pero no solamente eso, sus quebrantos, sus malos ratos, las cosas que usted prefiere ni siquiera mencionar, tal vez algunos capítulos de su vida que usted prefiere ni siquiera revisitar. Todo eso es terreno fértil solo esperando una cosa, que el poder del Altísimo te cubra con su sombra, que cubra esa mente, que cubra esa preparación, que cubra esa capacidad, que cubra esas experiencias, cubra sus memorias, que cubra lo que has hecho, lo que piensas hacer y todo lo que viene por delante, que el poder del espíritu de Dios cubra un vaso disponible.

Y a través de eso, el Señor hará una obra que es específicamente y exclusivamente de él. Yo no sé cuántos de ustedes han tenido ya esta experiencia. Algo viene sobre ti, un pensamiento en el momento que usted comience a seguir el Señor, un pensamiento viene a su mente que jamás usted ha pensado eso antes, una idea nace en su mente, en su corazón, un gemir, un deseo. El Señor ya fecundándote, mis hermanos, con vida, y con ideas y cosas, y semillas de esperanza y de gloria que él ha sembrado en usted. Y usted reconocer, bueno, pastor, pero eso no soy yo, yo no tengo la costumbre de pensar de esta manera o hablar de esta manera.

Saben qué? Porque ya el Espíritu Santo está comenzando una obra a través de ti. Un Dios poderoso usando vasos frágiles produce algo glorioso. Y a lo largo, la gloria es de él. A lo largo, lo que nace de ti, lo que nace de su jornada como discipulado es un santo ser que Dios ha creado en ti. Eso es lo que Dios está haciendo en ti. Por eso es que nosotros somos discípulos. Y saben, en el momento que el Señor decide hacer esto, a través de ti, y encuentra un vaso disponible, no hay nada que lo pare, nada es imposible, el Señor tiene un propósito, lo va a cumplir. Nada es imposible.

Si Dios con nosotros, quién contra nosotros. Con una excepción, lo único que puede limitar el fluir del poder de Dios, o el propósito de Dios en su vida es esto, y es disposición. Y por eso estamos aquí en esta noche. María le contesta al ángel, oh, sí ese es el propósito de Dios? Amén. “He aquí la sierva del Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra.”

Mis hermanos, mi costumbre como maestro en el primer día de discipulado era esto, explicarle a mi clase que esto no es clase bíblica en sí. Un estudio dominical es fabuloso, es lindo, lo deberíamos tener más frecuentemente, pero eso no es el propósito del discipulado. El propósito del discipulado es entrenamiento en una vida fuera de lo común y corriente, en que somos entrenados a cómo pensar, hablar y conducir nuestros negocios como discípulos de Jesucristo. Eso requiere entrenamiento.

Y esto requiere, mis hermanos, saben qué? Que rindamos nuestra capacidad de mandarnos como quisiéramos. Eso es lo que está haciendo María. Sabes, tu siervo soy, tu sierva soy. Señor, hágase conmigo conforme a tu palabra. Y eso está escrito, mis hermanos, en los valores y la misión de nuestra iglesia. Lo que queremos crear, lo que queremos producir en ambientes como este, son discípulos, no discípulos cualquiera, sino discípulos radicalmente entregados a los principios del Reino.

Que quiere decir eso? Radicalmente entregados a los propósitos del Reino. Lo que hace a María una María es su entrega radical. El Señor esperó este momento en la historia para ver una María nacer y caminar y estar lista. Él ya conocía su corazón y en ver este ser decir, “lo que tu quieras, Señor, conmigo, pero lo que tu quieras.” O sea, conforme dice ella, a tu palabra, por esto, y esto es lo difícil mis hermanos.

El discipulado no termina en el nivel 4, a propósito. El verdadero examen del discipulado es su trabajo el lunes por la mañana, es como usted se conduce con ese esposo o esposa que no cree en el Señor, es como usted confronta su próximo conflicto con la cajera en Western Union, es como usted maneja en la 93 bajo una nevada. El verdadero examen del discipulado está en 1200 decisiones que nosotros hacemos, en que nosotros sintonizamos nuestras vidas conforme a los principios del Señor.

Saben por qué, mis hermanos? Esto no se trato de emociones, lo que el discipulado les está dando, mis hermanos, es principio, tras principio, tras principio. Esto es lo que es vivir en santidad. Esto es lo que es perdonar aún cuando menos deseamos perdonar. Esto es lo que es neutralizar un conflicto antes que se te queme la casa. Esto es lo que es. Usar sus dones de una manera que añada bendición al cuerpo de Cristo, porque no somos llaneros solitarios, principios. Y mis hermanos, si ya estos principios, y si ya la clase de discipulado no te ha pisado los callos, entre poco lo va a hacer. Y esa es la idea, que crezcamos.

Qué vas a hacer entonces? El Señor mira, hermanos… pongámonos de pie. Invito a mi hermano Omar y los adoradores que nos acompañen. Hay una oración que quisiera ensayara con usted como discípulo. De nuevo, yo espero que esta reflexión no solo cambie su manera de pensar de la navidad, pero su manera de pensar de lo que es ser un seguidor de Cristo y lo que vamos hacer de aquí en adelante.

Incline su rostro un momento, Dios te ha escogido, hermano, Dios está contigo. Ahora, si crees esto ora esto conmigo. Señor, tu siervo soy. Pido que tu espíritu venga sobre mí, pido que el poder del Altísimo me cubra con su sombra, pido que mi vida sea fértil para cualquier propósito que tengas para mí. Tu siervo soy, hágase conmigo conforme a tu palabra, te suplico en el nombre de Jesús.

El proceso de la conquista

TRANSCRIPT

Apocalipsis capítulo 12 mis hermanos y nos enfocaremos en los versículos 6 al 11. Estaré siguiendo el hilo que comenzó nuestro Pastor en el mensaje de la semana pasada, si se acuerdan mis hermanos el Pastor compartió que nuestra meta no es ser una Iglesia necesariamente grande sino una Iglesia influyente. Nuestra meta como cristianos, el verdadero éxito no se halla en nosotros adquirir fama o dinero sino que vivamos vidas que verdaderamente valgan la pena, que vivamos vidas de influencia y yo sé que aquí entre nosotros que estuvimos, que llegamos a ver la Iglesia Bautista Central ¿dónde es eso, a dónde se halla la Iglesia?

Bienvenido a la Iglesia Bautista Central ahora la Congregación León de Judá, pero hay un puñado de nosotros que quedamos que nos recordamos de esos días en Cambridge y mis hermanos desde esos días me di cuenta aún allí en esa Iglesia Bautista fíjate que Dios tenía un propósito, esto iba a ser una Iglesia de influencia. Yo era un estudiante, el Señor me trajo a esta Iglesia en esos días de mi vida, en esa trayectoria yo pensando: yo estoy aquí el tiempo que el Señor me tenga aquí y de ahí hago otras cosas en otro lugar y el Señor me dijo: No hay otras cosas en otro lugar es aquí, acostúmbrate Samuel aquí te quedas tú this is home.

Y con un propósito porque el Señor me mostró: caramba, el Señor tiene un propósito tal vez ha marcado Nueva Inglaterra para avivamiento, esto es veinte años atrás, el Señor ha marcado para avivamiento y esta Iglesia parece que esta iglesita bautista y ese Pastor tienen un papel que jugar en el propósito de Dios para traer avivamiento a Nueva Inglaterra y le rogué al Señor: Señor yo no quiero perder ese show, yo quiero ser parte de eso. Cuando se desprenda avivamiento de nuevo en América y cuando use a Nueva Inglaterra para eso yo quiero ser parte de eso, quiero participar de alguna manera y justamente en los últimos veinte años el Señor ha llevado a esta Iglesia por una trayectoria eso mismo, transformadora.

Una trayectoria de influencia y mis hermanos como el Pastor ha venido diciendo y como compartió de nuevo el Pastor Jonatán esta tarde ese nuevo templo que estamos edificando tiene un gran papel en esa trayectoria y en los propósitos de Dios para traer no solamente más espacio en nuestros cultos pero juega un papel estoy convencido en una estrategia mucho más amplia de traer avivamiento a Nueva Inglaterra.

Me explico: este edificio la 68 de la North Hampton, sixty eight North Hampton Street en los cuales nosotros estamos acostumbrados ahorita a adorar al Señor están edificados, construídos literalmente sobre escombros, sobre los escombros de este vecindario y lo sé no porque me lo contaron: yo lo ví, lo llegué a ver. En la primavera del 1993 el Pastor trajo un puñado de hermanos de la Iglesia, todavía no se había anunciado que estábamos tal vez en trámites de trasladarnos desde Cambridge, un lugar comodísimo sin; bueno para nosotros ahurita sería un poco apretado, sería imposible tendríamos que tener cinco servicios, pero cómodo, no pagábamos renta era una situación cómoda para nosotros, para esa Congregación.

Y llegar aquí y ver: oh este es el 68 de la North Hampton, este edificio era un edificio abandonado; el 62 de la North Hampton Street que ahora es la sede del Centro de recursos académicos y de Agencia Alpha y de Vale Esperar era otro edificio abandonado, esto era un vecindario totalmente atemorizante. Al frente de nosotros había una taberna vivita y coleando muy activa con mucha clientela y al cruzar la calle una licorería del tamaño de un VJs que ahora mis hermanos ¿es qué? un CBS ¿y qué es lo que ha hecho Dios?

Cuando una Iglesia ungida que se atreve a creer a Dios a donde el Espíritu Santo se activa y la Palabra de Dios se predica sin disculpas y hay un pueblo dispuesto a llegar y experimentar el poder de Dios en su integridad con nuestras fallas pero queremos serle fieles a Dios, predicar un Evangelio tan filtrado de nuestra humanidad y de nuestra pecuniaridad tanto como sea posible para hacerle la vida imposible a Satanás y así ha sido y se ha estirado la influencia del Reino de Dios sobre este lugar.

Un concejal hace poco me dijo en confianza, por cierto no uno de los muchos concejales que está ahora postulándose para la alcaldía pero uno de ellos se me acerca y me dice: ¿sabe? si ahora hay condominios de medio millón de dólares en ese vecindario Boston, la gloria sea para el Señor, Boston se lo debe a su Iglesia. El Señor ha transformado esta área, la influencia de Jesucristo es palpable, es palpable en este vecindario, tiene que ser así. Si hay vida en un lugar y si el Evangelio se está predicando con unción y como debe ser debe ser respaldado por vida, por unción.

Ahora añaden ese edificio y el impacto de este edificio sobre esta trayectoria. La idea es esta: que ese edificio se convierta en una base de operaciones para una invasión divina sobre esta ciudad y sobre esta región, esa es la idea. Una base de invasión donde los poderes, potestades y principados que se oponen a Jesucristo en Nueva Inglaterra caigan. La luz resplandecerá en medio de las tinieblas a nuestro alrededor y políticos.

A propósito entre comillas tuvimos una visita, hay unas elecciones el martes como dijo el Pastor la semana pasada cuando otros candidatos llegaron hermanos: eso es parte de ser una Iglesia de influencia. Y no porque como dijo el Pastor cuando un político llegue, un candidato llegue es acompañado por nuestro respaldo, nuestro endorso a menos que el candidato sea Jesucristo y está corriendo para Rey. Si es así lo respaldamos cien por ciento.

Pero en nuestro papel profético nosotros recibimos y los recibiremos, vamos a ver más y más de eso, oramos por eso, nos da una oportunidad de orar por la ciudad. Pero mis hermanos en el nombre de Jesús declaramos que un día de estos llegarán políticos sin candidatura, sin agenda, sin nada sino la Mano de Dios en sí los traerá humillados, bajando su rostro delante del Señor, arrodillándose delante de la Presencia del Señor pidiendo la unción de Jesucristo y declarando con su corazón y sinceramente que Jesucristo es el Señor, ese día se aproxima.

Declaramos en el nombre de Jesús que nuestra meta es nada menos que ver el nombre de Jesús exaltado y Su influencia ser sentida en las aulas de las escuelas públicas de esta ciudad, la influencia de Jesucristo. Porque hay una Iglesia, no es León de Judá; una red de iglesias, el cuerpo de Cristo levantando la influencia de Jesucristo se siente Su influencia en las leyes, en las aulas de las escuelas públicas, en la casa estatal y la alcaldía, que algo esté aconteciendo que mueve la Mano de Dios y que este pueblo llegue a reconocerlo como Rey.

Y el proceso que describe ese plan de ataque, esa estrategia está aquí, lo describe la Escritura Apocalipsis capítulo 12 que abre a propósito con una escena un poco deprimente pero termina en victoria comenzando con el versículo 6: "Y la mujer huyó al desierto donde tiene lugar preparado por Dios para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran batalla en el cielo, Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón y luchaban el dragón y sus ángeles pero no prevalecieron ni se halló ya lugar para ellos en el cielo."

"Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás el cual engaña al mundo entero, fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran Voz en el cielo que decía: ¡ahora ha venido la salvación, el poder y el Reino de nuestro Dios y la autoridad de Jesucristo porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche!" ahora este próximo versículo márquenlo, subráyenlo, memoricen este versículo, llévenselo en sus corazones; en la ducha decláralo sobre tu vida, al caminar.

Maestro, maestra consejero declara su aula por las mañanas. Empresario: declare esta Palabra sobre su mostrador en el Nombre de Jesús. Los farmacéuticos, los médicos, los dentistas, esa silla donde descansarán sus clientes, declare esta Palabra sobre su alrededor, declara el versículo 11: "Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos y menospreciaron sus vidas hasta la muerte."

Mis hermanos, como les dije este proceso de conquista, yo creo que esta Palabra en parte describe mucho de lo que nosotros estamos viviendo lo que la Iglesia está viviendo ahora. Abre con una escena un poco deprimente: la mujer que representa a la Iglesia de Jesucristo la encontramos huyendo de Satanás, huyendo de Satanás y ¿sabes qué? como decían en el barrio en New York: en guerra avisada no muere nadie. El Señor nos avisa aquí que esto viene, no se amedrenten. Cuando vean estas señales no se descorazonen.

Aquí como hemos hecho hemos declarado que Jesucristo es Rey, aquí hemos declarado Su Reinado y Su Señorío en los alrededores pero enviamos nuestros hijos a las escuelas públicas con temor y temblor ¿qué le estarán enseñando aquí? leemos el periódico y vemos otra ley más, qué locura ¿dónde está el temor de Dios? Vemos escenas de violencia y quebranto y decimos nosotros: ¿dónde está la Iglesia? y aún vemos un púlpito tras otro perdiendo la luz, perdiendo la esperanza y muchas veces lo que ni siquiera pasa por el Evangelio predicado en los púlpitos de Nueva Inglaterra. Por eso es que nuestro Pastor es muy firme en que lo que se predique aquí concuerde con la Palabra del Señor por más popular que sea o cómo lo reciban a nuestro alrededor.

Huyendo, la Iglesia de Jesucristo huyendo y Satanás acaparando más y más influencia al parecer como dice nuestro Pastor sirviéndose con la cuchara grande quedándose con la de él. Pero algo más está pasando, mientras esto se está llevando a cabo hay guerra en el cielo. Miguel luchando con jueces diabólicos como en el Libro de Daniel ¿se acuerdan Miguel en el Libro de Daniel? a donde la respuesta de la oración Daniel se detuvo durante la batalla que se libra en los aires en el cielo.

Ahora cuando usted vea una referencia a batalla en los cielos, en los aires no lo imagine tanto como acá y allá. Francamente esto se está llevando a cabo a nuestros alrededores invisiblemente y esto no es alegoría, esto se está llevando a cabo. Pero es invisible, se está llevando a cabo tras un velo que nuestros ojos no pueden traspasar.

Pero de alguna manera lo que se está llevando a cabo aquí en el lado visible, lo que nosotros sí podemos palpar y compartir influye lo que está pasando allá en el otro lado del velo, en el lado invisible, esa influencia está allí y aquí eso es precisamente lo que pasa. La respuesta de Daniel se detuvo durante la batalla que se libra en los aires y Daniel siguió mientras tanto ayunando y orando insistentemente y de momento poder se desprende y Miguel prevaleció. Ahora aquí en Apocalipsis algo semejante acontece.

Algo en la Tierra o sea aquí entre el pueblo de Dios influye la batalla en los aires y a la larga Miguel prevaleció y Satanás es arrojado de su lugar de influencia maligna. ¿Qué pasó aquí? Hay varias películas de ciencia ficción en el cine estos días, algunas valen la pena otras menos pero fíjense ustedes que son aficionados, no tienen que levantar la mano de películas de ciencia ficción. Hay una fórmula muy común que se usa en esas películas: los extraterrestres ¿se recuerdan esa gente? los extraterrestres llegan con su nave madre haciendo órbita sobre la Tierra y enviando ellos sus secuaces y robots que hacen maldades aquí en la Tierra.

Y de repente algo acontece, se explota su nave madre, queman su computadora y de momento ¿qué pasa? los robots que están haciendo maldades aquí sobre la Tierra ¿qué hacen? wooh como que pierden su poder, pierden su influencia y dice el Señor: llegará un día en que Satanás será arrojado de su lugar de influencia, arrojado de los aires y es como si la Tierra fuera un lugar encantado y de momento ¡pum! somos libres; se desata libertad sobre toda la Tierra y uno se da cuenta: wow Jesucristo sí es Señor y la Tierra entera declara, se arrodilla delante del Señor y declara: Tú eres nuestro Señor y ese día llega.

¿Y cómo es que eso acontece, qué pasa? ¿qué pasa para arrojarlo del cielo y cancelar su influencia? Pues fíjese, precisamente la gente que Satanás ha marcado para destrucción, precisamente la gente que Satanás ha marcado para derrota descubren la clave para prevalecer contra él. La gente que él echaba a correr de momento descubren cómo batallar contra él y se levantan y de momento hay victoria a través de estas vidas transformadas que el Señor está levantando en nuestros medios ¿y cuál es la forma, cuál es la estrategia?

No es una fórmula ninguna, es simplemente y sencillamente el Evangelio de Jesús. Y en el versículo 11, el versículo 11 desglosa lo que yo llamaría tres pasos para una vida de influencia. Pero mis hermanos esto es sencillamente el Evangelio tres pasos para una vida de influencia y el primer paso es la sangre del Cordero. La sangre del Cordero.

Declara la Palabra: "Y ellos le han vencido" ¿primeramente? "por medio de la sangre del Cordero." Satanás que es en hebreo, se traduce en hebreo Acusador literalmente acusador, Satanás acusa porque tiene de qué acusarnos. Él tiene de qué acusarnos, él tiene un caso contra nosotros. Y dice la Palabra que podemos encontrar a Satanás día y noche delante del Trono de Dios acusándonos.

¿Por qué este papel de fiscal? francamente porque el trabajo de él es desconectarte, desconectar su vida de la Gracia y el favor del Trono de Dios. Él bien sabe que toda buena dádiva y todo don perfecto fluye del Trono de Dios y el propósito de él es desconectarte de esa gracia, desconectarte de esa influencia divina, desconectarte del canal sobre el cual su alma y su eternidad depende, eso es lo de él. Y tal vez nosotros no nos damos cuenta de eso pero sí nos damos cuenta que algo mal andaba en nuestras vidas antes de nosotros encontrarnos con la sangre del Cordero.

Declara la Palabra que nosotros estábamos muertos en nuestros delitos y pecados en otras palabras, espiritualmente totalmente indefensos, usted no se podía defender usted mismo delante del Trono de Dios, no había manera. El impacto de eso tal vez, esa realidad espiritual se le escapaba pero muchos de nosotros conocemos muy bien el impacto de eso.

Yo no sé de usted pero muchos de nosotros venimos, llegamos a la Congregación León de Judá o a otra Iglesia o a otra Iglesia de Jesucristo, usted ahora ni siquiera se acuerda cómo usted llegó. No se acuerda, no sabe ni siquiera cómo llegó. Tal vez te estoy describiendo hoy pudiste estar en dos o tres otros lugares: alguien te invitó, viste un mensaje en el internet, oíste un mensaje de radio; pudiste estar fácilmente en el día de hoy en treinta o cuarenta distintos lugares, llegaste como si fuera como en un sueño como si alguien te tomara de la mano y te encaminó a este lugar.

¿Por qué? ese alguien es el Espíritu Santo de Dios que te encaminó hasta aquí porque te ama. Te ama y a Él le importa tu condición. Él conoce tu condición, Él conoce el peligro de tu condición tal vez más que usted mismo ¿cuántos de nosotros no llegamos aquí encadenados por un vicio o llegamos aquí con un matrimonio arruinado a punto de deshacerse o llegamos aquí a punto de perder nuestros hijos? De alguna manera pero éramos muertos en vida, una vida infructífera.

O tal vez has logrado algo con su vida, tiene su matrimonio, tiene su trabajo pero reconoce el gran vacío, la bancarrota espiritual dentro de usted y usted lo sabe. Pastor no sé cómo describirlo pero sé que no soy feliz, nunca he sido feliz y te tengo noticias: sin la sangre de Jesucristo nunca serás feliz por más títulos que logre o que almacene, por más metas que alcances nunca serás feliz porque sin la sangre de Jesucristo eres un blanco caminando. Eres presa fácil para Satanás que tiene acceso a tu mente y a tus emociones y puede jugar contigo, jugar con tu vida.

Y la cosa es ésta: dentro de ti usted se da cuenta que algo anda mal que no debe ser así, es como una vocesita en un sueño que en medio de la pesadilla, te alcanza una voz diciendo: despierta este es un sueño nada más tratando de sacarte de ese encanto y esa es la Voz del Espíritu Santo diciéndote: te hice para otra cosa. Esto no es tu realidad, esto no es lo que yo programé para tu vida tú vales mucho más que esto para Mí; sal de esto y sígueme, ruega Mi Nombre y aquí estás, gloria a Dios aquí estás.

Ahora lo que te falta es la sangre del Cordero. El momento en que te alcanza la sangre del Cordero ya vienes siendo propiedad de Jesucristo. Ya Satanás pierde el título de tu vida, ya hay mucho trabajo que hacer, hay mucha tela que cortar pero en ese momento legalmente delante del Trono de Dios eres libres, eres libre, you are free al instante y eso mis hermanos, a propósito yo estoy convencido mis hermanos que cada alma que llega al Señor es un milagro porque yo no te puedo convencer con mis palabras, esto se experimenta es como tratar de explicar colores a alguien que solamente es capaz de ver en blanco y negro o a un ciego.

Y pido en el Nombre de Jesús que la sangre de Cristo caiga como colirio sobre sus ojos, la escama caiga y vea los colores, vea las posibilidades, vea lo que Dios quiere hacer, anhela hacer, te ha hecho para que hagas a través de Él para eso el Señor te ha creado. Entonces en ese momento bello muchos de nosotros queremos correr en cuatro distintas direcciones en el momento en que la sangre de Cristo nos alcanza porque en ese momento la Palabra declara que tenemos la mente de Cristo y ahora llega una etapa, un paso emocionante: el poder de Su Presencia, el poder de su testimonio.

Satanás no tiene acceso a su carácter a su mente, puede oprimirlo, puede influenciarlo pero es propiedad de Cristo y ahora el discipulado vale la pena y no pierdas un momento. Recibiste al Señor, regístrese en discipulado aunque sea tarde, conozca la Palabra de Dios pero no solamente conozca la Palabra de Dios. La idea del discipulado es un entrenamiento en vida en que uno se sintoniza con una vida de propósito, la vida de éxito que es la vida del Señor y por más y más que se asemeje su vida a la vida de la Escritura la vida del Señor más y más fluirá el Señor en tu vida, más éxito tendrá y más puede hacer el Señor en ti y usted se va a dar cuenta cuántos de nuestros hermanos después de un tiempo aquí toman riesgos.

El Pastor hablaba de riesgos la semana pasada yo prefiero decir: tomar pasos de fe. Y ahora usted que no se atrevía a llamar pidiendo una pizza por el inglés que tiene usted se inscribe en esa clase de inglés en el Nombre de Jesús; y el Señor le dice: bueno si puedes con la clase de inglés tal vez la clase de computación vamos a ver, el Señor le da éxito y esto funciona ¿y por qué no lgid? caramba soy hijo del Rey y vas y tomas tu Gid y usted será el primero que se sorprenda de lo que Dios ha hecho en su vida. Pastor: ¿y de dónde salió esta casa y mis hijos graduándose de la universidad y este bachillerato, esta maestría?

Esta mañana yo hablaba de una hermana y entre los servicios ella me dió permiso de usar su nombre, la hermana Margarita Brito y su esposo Oscar, estos son testimonios mis hermanos muy comunes aquí la estoy tomando como punto pero yo sé y si yo tuviera el tiempo y si tomáramos las manos y si tuviéramos tres horas, deberíamos hacer esto un día solamente para testimonios. Esta pareja llegó al Señor años atrás al poco nosotros llegar al 68 de la North Hampton con una vida quebrantada, un vicio que se apoderó de ella y sufriendo de opresión diabólica y en un momento así como yo les describo la sangre del Señor los alcanza, son libres de estas ataduras; se casan por lo que entiendo en la sala de casamiento de la Marina.

Y no se quedan ahí van avanzando, van avanzando y Margarita usted tiene su maestría ya de: oh sí Señor, yo tengo mi maestría. Maestría, de en cadenas de vicios a maestría y ese es el punto: el Señor usando esa vida ahora en el sistema público de Boston para que otras almas sean alcanzadas. El poder de su testimonio, el poder de su testimonio porque de eso vale mis hermanos. Con cada testimonio así y con cada vida transformada y con cada familia transformada y con cada vecindario transformado Satanás pierde más y más y más influencia y el Nombre de Jesucristo es exaltado y Su Reinado se extiende; esa es la idea por el poder de su testimonio.

Gloria a Dios la sangre de Cristo nos lleva a un lugar a donde ahora podemos edificar un testimonio, un jardín que el Señor nos entrega para poder labrarla y dar fruto y con esto un peligro. En esta etapa sí hay un peligro que me permito compartirlo y es éste: si una vez usted tuvo nada ahora sí usted tuvo algo ¿verdad? ahora tiene algo. El Señor le promete un hijo a Abraham y él no tenía nada hasta que en ese momento esa promesa se encarna en Isaac. Job era un hombre recto y el Señor lo bendijo, lo bendijo con casas, lo bendijo con ganado, lo bendijo con hijos, lo bendijo con una esposa, lo bendijo con un buen nombre en su comunidad y Satanás le dijo al Señor acerca de Job como le dice al Señor acerca de usted: yo tengo que callar a esta persona, yo tengo que frenar esto.

Y lo primero que él pregunta es esto: ¿qué le puedo quitar? Ya perdí una alma, esa alma al cielo it's one less soul pero ¿qué hago de ahí para acá? borrarle la sonrisa a este ser, ¿qué le puedo quitar para callarlo? Y eso nos trae a este próximo paso como le dije a la Congregación esta mañana: el próximo paso o te destruye o te hace indestructible, o te hace indestructible. Lo que finalmente mis hermanos, yo creo que lo que finalmente le fregó la computadora a la nave madre era una generación que menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

¿Cómo funciona eso? ahora como le acabo de decir mis hermanos tal vez Satanás puede amenazarlo con quitar cosas que te harán falta. No estoy hablando de sus casas o su carro o lo que tienes ahorrado en la bolsa de valores, eso sería fácil, muchos de nosotros no tenemos eso. Pero cuando Satanás comienza a pensar en su salud o su nombre, su reputación, sus seres queridos ¿qué hacemos? en esta etapa ¿qué hacemos?

Les doy un consejo mis hermanos: si es así piérdelo desde ya. Si es así entrega todo lo que le acabo de mencionar, no salgas de aquí sin entregárselo a Cristo, si es así piérdelo de una vez. Dijo el Señor y Él lo dijo muy claro, el Evangelio no ha cambiado: El que quiera seguirme niéguese a sí mismo, tome su cruz ¿para qué es una cruz mis hermanos? tome su cruz y sígame. También dijo el Señor: mira el que quiera venir en pos de Mí, nadie que viene en pos de Mí es digno a menos que primero mira lo que es familia, casa, ahorros, madre, padre; el que quiera venir en pos de Mí entrega todo eso, no hay quien es digno de Mí a menos que entregue casas, padres, familia, hijos, hijas y también declara la Palabra: si te atreves a hacerlo el Señor te añadiría cien veces más los hijos, los esposos, la casa, las propiedades con sus aflicciones ¿y cómo hace el Señor eso, cómo funciona esto?

Yo les recomiendo mis hermanos que la clave de esto es vivir como el escritor de Eclesiastés nos sugiere que vivamos, el Pastor la semana pasada predicó sobre Eclesiastés y yo he estado meditando mucho sobre Eclesiastés capítulo 3 que declara esto, nos sugiere esto: vivir con la eternidad en los ojos. Vivir con la eternidad en los ojos ¿y cómo es eso? la única manera de explicárselo bien tal vez es a través de un testimonio y permítame.

¿Saben? ya van a ser casi como tres años en este día de Acción de Gracias que mi papá falleció y enterré a mi papá y al regresar el Señor me comenzó a trabajar. Muchas veces la clave de esto viene con una pérdida así. Tal vez ustedes que están aquí conocen muy bien y pueden escoger: o esta pérdida me destruye o ¿qué hago yo con esto? y el Señor me mostró esto. Si es así vivo para dos cosas: primeramente para llegar al cielo y ya eso llega a ser, ya eso llega a ser su meta en la vida.

Ahora quiero aclarar: no tengo prisa, no temas de montarte en el carro, Marina y yo tenemos cita de cena esta noche tengo un día cargado mañana, tengo cita hasta noviembre, no tengo prisa pero si fuera mañana sería fabuloso, si fuera mañana yo diría: gloria a Dios porque yo sé lo que me espera y la idea es ésta: yo he aprendido qué es eso de vivir con la eternidad en los ojos. Cada mañana yo hago otra rayita, no en la pared pero yo hago otra rayita en mi diario o algo bum, un día más cerca al cielo, un día más cerca amén y paso por mi día como un sonámbulo.

Hago mis tareas, llego a mis reuniones, hago mis decisiones bueno, ustedes saben cómo es esto ¿cuántos de ustedes llegan al trabajo y cómo es esa última semana antes de sus vacaciones antes de ir a Punta Cana cómo es? en la computadora usted tiene, oh sí yes no problem usted hace su trabajito pero ahí está el retrato de la playa esperándole y algo mucho mejor que Punta Cana el Señor nos tiene preparado, algo mucho mejor y vivimos con esa idea, vivimos con ese lugar that is home. Hermano hágase ya a la idea métase en la cabeza, esa es tu verdadera casa, sobre esta tierra somos peregrinos nada más, extranjeros.

Si usted se siente errado es como que: Pastor ya no me siento bien ni en Guatemala ni en la República Dominicana ni en Boston ni en Florida porque tú no eres de aquí mi hermano, no somos de este mundo; this isn't home, esto no es casa Dios tiene algo mejor para nosotros. Vivir para eso, vivir para ese día, vivir sabiendo lo que Dios te tiene preparado y ya mira es la sangre del Cordero, al instante es tu pasaje para allá, todo lo demás es preparación y ese es el próximo punto.

Primeramente vivir para el cielo y segundo: los días que estoy aquí si mañana despierto puedo salir de la cama sin ayuda y hasta ahurita todavía lo puedo hacer, tengo mi mente funcionando, mis diez dedos de la mano y de los pies este es el día que hizo Jehová ¿qué puedo hacer hoy para ser de influencia al Señor? ¿qué puedo hacer hoy para extender los intereses del Reino? ¿qué puedo hacer hoy para hacerle la vida imposible a Satanás? ¿cómo puede usar el Señor lo que me ha dado, mis talentos, mis dones, mi mente, mi influencia lo que sea?

Dios úsalo para el bien de Tu Gloria ya que mi día no es hoy entonces úsame Señor para la gloria de Tu Nombre e interesantemente mis hermanos, aunque esté yo pensando en el cielo y esto está en las Escrituras; Pablo, Pedro, Juan, ellos escribían a una Iglesia y ellos estaban concientes del drama de su día, they were present ellos estaban conectados con lo presente. Lo único es que ya nos desprendemos de si te nombran o te dejan de nombrar o si te toca esto o a otro y a ti no, no somos de aquí. Caminamos la Tierra como sonámbulos pero desprendidos de aquí y qué interesante.

Por lo menos que me aguanto a esta vida o me apego a este mundo mira qué interesante y aquí está la clave ¿quieres vivir una vida de influencia? no lo desees, ¿quieres vivir una vida de influencia? por lo menos que me agarro a este mundo más influencia me da el Señor. Por lo menos que me acaparo a las cosas de este mundo más gracia el Señor te da a ti y más efectivo eres, más efectivo eres. El secreto es desprendernos y esa es la cosa mis hermanos invito a que los músicos me acompañen en este momento.

Nosotros cantamos "Hoy me rindo a Él" o "Yo te entrego mi ser, te doy mi corazón, sólo vivo para Ti. En cada canción al latir mi corazón, el Señor habita en mí." Sabe es tan fácil confesar esas palabras pero pídele al Señor: Señor que esto se registre en mi corazón ¿sabes por qué? tanto Dios como Satanás se dan cuenta cuando no es de corazón. Tanto Dios como Satanás, usted declara eso y estoy seguro que lo declara con toda su intención pero tanto Dios como Satanás saben que: ok él declara eso, ella declara eso y Satanás bien listo como en su plan de ataque de Job.

Mira déjame tocarle eso y mira cómo te va a maldecir, déjame pasar por ahí tocarle eso, su reputación nada más que aparezca en el periódico un día o ese hijo cabezón o esa inversión que tiene por allá; just once sólo una vez déjame tocárselo porque ellos saben. "Oh yo te entrego mi ser" "mientras que no me toque esto."

¿Sabes qué, tú quieres proteger esto? entrégalo. Acércate al mostrador y entrégaselo al Señor. Invita a que la Congregación se ponga de pie. Yo quisiera hacer un llamado este primer llamado parece media hora desde que lo compartí, si usted es uno de ellos que así como yo y muchos otros llegaron a la Casa del Señor y tal vez ni siquiera sabes por qué pero sabes que necesitas esa cobertura, sabes que eres presa fácil sin el Señor. Yo he dicho: Pastor lo único que yo quiero es ser feliz.

Te entiendo mi hermano y lo único que te puedo decir es que lo único que te puede garantizar la felicidad es la sangre de Cristo y si jamás públicamente nunca has dicho: cúbreme con la sangre de Cristo, quiero asegurarme que soy tuyo, que soy de Tu propiedad, si ese eres tú quisiéramos la oportunidad de interceder por ti. Si quieres recibir al Señor y asegurarte que eres cubierto por la sangre de Cristo quisiéramos orar por ti. Pues te invito. ¿Habrá alguien más que quiere? gloria a Dios. Gloria a Dios.

Cúbrelos con la sangre del Cordero. Jesus we love You, Señor te amamos porque eres igual ayer, hoy y por todos los siglos. Padre te entregamos estas almas como Tu Iglesia Señor, este pueblo de sacerdotes y reyes, sacerdotalmente nosotros declaramos la sangre del Cordero frente a cada una de las vidas que pasan al altar en este momento. Declaramos Tu protección divina sobre cada uno de ellos, declaramos Señor bendición y no maldición. Declaramos Padre nuevos comienzos emocionantes, declaramos Señor que Tu sueño para ellos será su realidad.

Nosotros reprendemos y atamos toda estrategia que Satanás pueda levantar para desviarlos mi Dios, para acusarlos. Cesamos toda acusación del enemigo contra ellos y en su lugar declaramos Tu Gracia, declaramos Tu favor. Declaramos que hoy es el día de su salvación Señor y que ellos tienen intereses en el cielo.

Si hoy usted está haciendo esta oración por primera vez por favor le invito a compartir esta oración conmigo: Señor Jesús yo vengo ante Ti entregando mi vida. Declaro que mis pecados y mis iniquidades son cubiertas por la sangre de Jesucristo y que ahora vivo para Él. Señor te invito a usarme, mi mente, mi corazón, mi cuerpo, todo mi ser, mis sueños, todo lo que Tú has creado en mí, mi cuerpo es templo del Espíritu Santo, sólo pido que me tomes de la mano y que encamines todos los días de mi vida hasta que te vea cara a cara frente al Trono de Dios en el Nombre de Jesús, amén y amén. Bendito sea el Nombre de Jesús.

Ahora mis hermanos gloria a Dios. Ahora sí vamos a cantar este himno pero antes de eso y tal vez esto no es todos, no todos los que estamos aquí pero yo sé que Dios está operando en algunos corazones y usted se encuentra frente al mostrador en este momento, un mostrador espiritual y el Señor te dice a ti: dámelo, dámelo. Tú no eres capaz de proteger nada: tus hijos, tus bienes ni siquiera tu propia salud. Yo soy la única solución. Tu sueño será profundo y sin ansiedad en el momento que usted se desprenda de corazón y dile: Señor.

Tal vez es una lucha para usted, eso es bueno pero en esa luche dile al Señor: ayúdame es más dile: quítame de las manos para yo entregártelo a Ti Señor, haga eso y será una vida. Padre así declaramos en el Nombre de Jesús. Señor no queremos nada que no venga de Ti y declaramos que a la verdad no tenemos Tú eres nuestra única, Tu salvación es nuestra única propiedad y a Tus pies lo dejamos todo Señor. Declaramos la sangre del Cordero sobre los dinteles de nuestro hogar, declaramos la sangre del Cordero Señor sobre el lugar a donde nuestros niños duermen Señor.

Declaramos la sangre del Cordero sobre todo lo que Tú has confiado en nosotros, no es nuestro Señor, no es nuestro sólo pedimos Tu Gloria y pedimos que Tú ensanches el sitio de nuestra tienda pero Tú eres nuestro Señor, amén.

El Dios que nos guarda sin caída

TRANSCRIPT

El libro de Judas es una carta súper interesante, muy recta, muy directa en muchas cosas. Me encanta la claridad y la transparencia con que escribe este apóstol. Y esta carta lee así ¿saben? Cuando yo leo esta carta, yo leo como un signo de exclamación. Ustedes conocen el signo de exclamación, cuando hay un palito largo y un puntito. Y vamos a leer el puntito.

Es como que llega, llega, llega, pum, hasta el punto. Y el punto es como si esta carta terminara con fuegos artificiales por donde quiera, en esta doxología. Estos son, para mí, dos de los versículos tal vez más preciosos que se encuentran en el Nuevo Testamento. Beautiful. Versículo 24 y 25. Y solamente hay un Capítulo. Si quieren, capítulo 1, no hay un Capítulo 2. Versículo 24 y 25.

Es más, hermanos, les recomiendo si nada más esta noche cuando lleguen a la casa, antes de acostarse, usted no sé cuál sea su rito, se da su bañito, tal vez se toma su cafecito, su tecito. No prenda la televisioncita para que no se le vaya la uncioncita tampoco. Y antes de acostarse, recite este texto y léaselo al Señor. Léaselo al Señor. Haga lo suyo y dígale: “Aquel que es poderoso para guardados sin caída”. Diga “sin caída”. Y presentaros sin marcha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro salvador, sea gloria y majestad. Imperio y potencia. Ahora y por todos los siglos. Dos versículos. Y uno puede estar predicando por semanas estos dos versículos, pero nos vamos a concentrar en algo que a mí me agarró el Señor, me bendijo tanto a través de eso y he estado yo meditando, ha sido de tanta bendición para mí.

Se me ocurre que en la primera línea de esta, lo que se llama una doxología. Doxología, que quiere decir una alabanza al Señor, escrita, como un poema a Dios. En esta doxología, un canto de alabanza al Señor, comienza él con esta declaración “Aquel que es poderoso para guardados sin caída” y se me ocurrió esto. Fíjate, el Señor me dijo ¿Sabes Samuel? El autor aquí está celebrando a Dios en otras razones, por cosas que aún no le han sucedido. Cosas que aún no le han sucedido ¿Se dan cuenta? El que me ha librado de caídas y tropezones de las cuales Dios los libró y sólo Dios sabe cuáles son. Él lo adora por guardarlo de cosas desconocidas que Dios no permitió que le sucedieran.

O sea, él está adorando al Señor por una protección encubierta, una bendición oculta aún a él. Cosas que aún no le han sucedido, que Dios no permitió que le sucedieran. El Señor en su misericordia fue un escudo y lo guardó. Hermanos, en esta noche, nosotros tuvimos un tiempo muy deliberado. Yo creo que la manifestación del Espíritu Santo que nosotros recibimos es la liviandad de algo así. Dar lectura al Espíritu de Dios. Liviana su corazón para que como un corazón que ya ha entregado sus caldas al Señor, usted queda libre para disfrutar de la plena belleza del Espíritu del Señor. Por eso nosotros traemos nuestras peticiones al Señor. Por eso nosotros, por eso él nos invita a traer nuestras intenciones delante del Señor.

Pero sabe, usted tal vez en esta noche está muy al tanto de sus luchas y de sus pruebas y de las cosas que le han afligido, supongo. Puede ser del tamaño del dolor de cabeza a las cosas mucho más serias. Nosotros traemos al Señor quebrantos que no se van de una noche a la mañana, quebrantos crónicos que se quedan con su vida. Hay de todos tamaños, aflige al pueblo de Dios. Y no le tengo que recordar a usted, es muy experto en eso. Pero eso es solo parte de su historia. Esa es la parte de la historia la cual usted puede contar. Esa es la parte, si nosotros nos sentáramos en Iaho, o en Flower, o en Merengue a tomar un café y te digo: “Dime tu historia”.

Tal vez podamos llenar las horas en que usted me puede contar sus tropezones, sus luchas, sus pruebas, las cosas que… sus cargas. Pero es sólo parte de la historia. Es mitad de la historia. Mitad de su historia. Fíjate. Es su historia, y le digo en esta noche que usted solamente conoce una parte. Pero un día, cuando veamos a Dios, me encantó. Where are you? Thank you. Thank you. I love that song. I don’t know where it came from but you know. By popular claim, bringing it back. Porque un día cuando veamos a Dios, él correrá el velo. Él correrá el velo. Y nos mostrará la otra parte de la historia. La palabra dice que en ese día, nosotros ahora vemos como si fuera a través de un espejo oscuro, un vidrio, digamos, empañado, es lo que quiere decir esa palabra.

Pero un día, dice la palabra, que lo conoceremos interesantemente. Dice con Dios, lo conoceremos como hemos sido, como hemos sido. Conocido. O sea, el Señor te va a mostrar a ti mismo la otra mitad de tu jornada. Cosas que ahorita son un misterio para ti. Todas las cosas de las cuales él nos protegió sin nosotros darnos cuenta. La manera en que él luchó por nosotros, protegiéndonos de un enemigo vengativo. Hermano, te aseguro, si el diablo hubiese salido con la de él, por más ardua que ha sido su vida, por más agonizante y crónica que ha sido su prueba, si sale el diablo con la de él, no queda nada de ti. Si sale el diablo con la de él, no queda nada de ti. Sin ese pare divino, sin ese escudo eterno, no quedaría nada. Es su blanco, su carne es su vida ahorita.

Eso, para Satanás, va y viene. Él está detrás de tu alma, detrás de tu bienestar, te quiere destruir. Pero Dios estuvo allí. Estuvo allí protegiéndonos, estuvo allí cubriéndonos. Declara la palabra que nosotros descansamos bajo las alas del Altísimo, bajo su sombra. Desconocidamente mil caen a nuestro lado. Desconocidamente, diez mil caen a nuestra izquierda. Ni siquiera nos damos cuenta. ¿Te das cuenta tú de la pestilencia que anda en la oscuridad o de los dardos que vuelan de día? Usted no se da cuenta. Un día de estos, el Señor correrá el velo y usted se dará cuenta lo fiel que el Señor ha sido su protector. Que comparado, hermanos, comparado a las cosas que sí usted llegó a experimentar, usted se va a dar cuenta si eso fue una mera molestia comparado a lo que me hubiese acontecido si no hubiese sido por el Señor. Si no hubiese sido por él.

Si no hubiese sido por su filtro, por su escudo. La palabra habla de muros de fuego a nuestro alrededor. La palabra promete que ninguna alma forjada contra ti prosperará. Por algo lo dice el Señor. Y un día de estos, el Señor te lo va a revelar, conocerá como ha sido conocido, la manera que hoy, ahora, Dios ha sido tu protector y te ha guardado de caídas. Ahora, ¿por qué importa esto? Yo le entrego dos razones, porque es [inaudible] esta noche. Aparte de una linda meditación que usted vaya a su casa esta noche imaginando ángeles a su alrededor. Con su espada desvainada, sus dientes rugientes, contra todas esas almas y los jueces que quisieran entrarte, fíjate. Pero el Señor no lo permite. El Señor no lo deja, te ama demasiado. Te vigila, te guarda ferozmente.

You’re gonna know. You’re gonna know. Te vas a dar cuenta. ¿Por qué importa esto, mis hermanos? Por dos razones. Primero. Hay cosas que sí Dios ha permitido llegar a su vida. Esas pruebas, esas aflicciones, esas tribulaciones. Si el Señor es nuestro filtro, lean el libro de Job. ¿Por qué se escapa una o dos? ¿Sabes por qué? Usted puede confiar que este Dios que te ha guardado de caídas, si permite Dios lo que permitió, es con un propósito redentor. Será para bien y no para mal. Allá lo conoceremos. Hoy caminas por Fe. Allá conoceremos toda la historia, el por qué de esa aflicción, el por qué de esa tribulación, la confianza que el Señor te ha dado ¿Sabes? El Señor declara que él, la palabra te promete que usted no será tentado más allá de lo que usted podrá sobrellevar.

O sea, es un… Mire sus aflicciones como un cumplido de Dios. Wow, God thinks I can handle this. El Señor cree… porque yo no creo que puedo con esto. Pero Dios por alguna razón cree que tengo el stuff, tengo la madera para lidiar con esto. Bueno, Señor, por algún bien será porque yo confío en ti y tú eres el que me guarda de caídas. Y yo sé también ¿Sabes Señor? Tu palabra también prometa que todo obra para bien para aquellos que aman a Dios y son llamados por su propósito. Algún bien, alguna obra redentora, algo, alguna bendición, algo en mi carácter será puesto en orden. Algo, algún lado, una faceta del rostro de Dios yo veré a través de esto. Saldré de este proceso. Este es el lavacarros de Dios, que el Señor está haciendo una obra eterna en mí.

Está formando en el hombre, en la mujer que en mi corazón yo sé que soy, que él me revela que soy. Esa es la fragua, el horno que separa el oro de la basura. Y lo que saldrá de esto brillará. Si tu Dios te guarda de caídas, y permite X que llegue a tu vida, para alguna bendición será. La segunda razón, mis hermanos, en esta noche que yo les insto que piensen cuando lleguen estas cosas, declaren al Señor. Usted tiene su garantía que tu Dios te guardará de caer. Hermano, cuando venga lo que venga, lo inesperado, lo intolerable, lo que te desilusiona, lo que reprograma tu vida, sosténgase, deje que esas aguas pasen por un momento. Pero sobre sus pies declara “mi Dios me guardará de toda caída”.

En el nombre de Jesús, no importa lo que venga, él no me va a permitir caer. Él no me va a permitir caer. Venga lo que venga, el Señor me sostendrá. Yo puedo confiar que mi Dios fielmente, me guardará de toda caída. Pongámonos de pie, hermanos. Pasemos, demos la ofrenda antes de ser despedidos.

Ahora mi hermano, te invito, bajen sus rostros por un momento, vamos a ser despedidos. Hermanos, si usted, una palabra sencilla pero una palabra bastante importante, y si usted prestó atención y lo pone por obra, usted será indestructible. Indestructible. Indestructible, mi hermano. No hay un ejército que Satanás pueda o el mal contraer. ¿Sabe? Las puertas del mismo infierno no [inaudible] contra ti. Contra un alma que conoce a su Dios, que conoce a la obra de su Dios por él.

En nombre de Jesús, Padre, yo declaro bendición sobre tu pueblo. Señor, yo declaro que sus vidas tienen razón, que sus vidas tienen orden, que sus pruebas es para algo, Señor, ennoblecerlos, purificarlos, maestro, hacerlos más como tú. Señor, todo lo que viene de tu mano es bendición. Te recibimos. Venga lo que venga, Padre, tu pueblo te bendice porque seguimos un Dios que nos guarda de toda caída. Nos protege sin mancha, sin mancha, hasta el día de su gloria, y yo declaro que eso será el fin de cada hombre, de cada mujer, de cada niño, de cada anciano, de cada joven que aquí se encuentra. Yo declaro que su fin será un fin de victoria. Yo declaro que tú eres su escudo, mi dios, y podemos confrontar el día seguros que nuevas son tus misericordias cada mañana.

Y tu pueblo puede salir de este lugar a lo que venga en victoria para la gloria de tu nombre, hasta que te veamos en gloria y te demos las gracias en persona, mi dios. Hasta ese día que el velo será corrido y conoceremos tu gloria en persona. Guárdanos maestro, bendice a tu pueblo, en el nombre de Jesús.

Un corazón de gratitud

TRANSCRIPT

Vamos delante de la presencia del Señor y una de las cosas que yo he pedido delante del Señor para mi vida y para nosotros en esta noche es que nosotros aprendamos a disfrutar una vida con el Señor que sea más que meramente superficial. Tal vez usted está aquí y puede confesar “el Señor me sacó de donde yo estaba por muchos años de unas cadenas, preso en vida” pero tal vez Dios quiere algo más para ti, aún después de eso, el Señor te ha sanado de grandes cosas pero hay más que el Señor quiere para ti ¿Y sabe qué? Usted mismo se da cuenta que ha estado viviendo de una forma superficial y no encuentras qué es lo que le hace falta.

Hay una llave tal vez que el Señor te quiere entregar en esta noche y quiero explorarles un poco. La idea de un corazón de gratitud y el secreto de vivir celebrando la presencia del Señor en esta noche. Y les invito a Lucas capítulo 17, versículo 11. Una historia que tal vez muchos de nosotros hemos leído. Lucas capítulo 17, versículo 11. Les doy un poco de trasfondo acerca de esto. Un par de semanas atrás tuvimos un servicio especial, extraordinario, hecho de que no era parte de nuestro orden de servicio como un hermano quiso traerle, ofrecerle al Señor un servicio dedicado a celebrar al Señor un milagro que el Señor hizo en su vida, en la vida de su hijo.

Sucede que su hija fue víctima de un accidente. Una bala que terminó en su cerebro, y uno diría, “bueno, eso debería ser fatal”. Pero el hecho es que esa joven llegó esa noche, se paró aquí, ella testificó, le habló al grupo que estuvo ahí a las seis de la tarde, ese domingo en la tarde, muy especial, pero notamos algo. Hubieron tal vez, hubo un buen grupo, y era un ambiente lindísimo pero tal vez éramos unos 40, unas 40 almas que estuvimos aquí. Un poco más, un poco menos, algo así. Y pensé y le hice el comentario al pastor: “fíjate, si lo opuesto hubiese acontecido, Dios libre”. Y ha pasado aquí, ustedes lo saben, entre nosotros, jóvenes, que por tonteras, en plena juventud, pierden sus vidas.

Y hemos visto a esta congregación, hemos visto este santuario repleto. Contamos en un funeral, así, casi mil personas en toda la noche, entrando y saliendo por las puertas de este lugar en un funeral. ¿Por qué? Porque alguien fue víctima, se sabe, de una tragedia, murió y celebramos su funeral aquí. Aquí estamos celebrando lo que prácticamente es una resurrección, un milagro que hizo el Señor y ahí tal vez 40 personas aquí. Y le hice el comentario al pastor “fíjate, ese es el promedio más o menos, bíblico, de celebración”. Sí, fíjate. Bueno, sí, dice la Biblia que el 90% de la gente sanada no se le ocurre venir al Señor y bendecirlo y agradecerlo.

¿Dónde dice eso en la Biblia? Aquí, en esta porción que lo vamos a leer. Diez leprosos, ustedes lo conocen, los diez son sanados. Nueve brincan, salta, celebran el hecho de que el Señor los sanó. Uno hace algo muy diferente. Hizo toda la diferencia para su vida. Ese hombre vivió bajo unas lluvias de bendición que quiero que le alcance a usted. Quiero que le alcance a su hogar. Quiero que cubra esa lluvia a la congregación León de Judá y todo nuestro vecindario. Quiero que el Señor crea un pueblo como este hombre porque cuando eso suceda, mis hermanos, va a haber una revolución en el aire, y el Señor va a transformar un pueblo en un pueblo imparable. ¿Qué aconteció?

Yendo Jesús, esto es Lucas, capítulo 17, versículo 11. Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Entre Samaria, que era un pueblo cuasi judío. Los judíos no consideraban los samaritanos judíos puros, y Galilea que era un pueblo judío pero con mucha influencia griega, y ese lugar era entre los dos, era una tierra de nadie, ni judío ni griego ni samaritano. Perfecto para gente que no tienen dónde ir, como estos leprosos. El lugar perfecto para que ellos habiten. Y al entrar en una aldea, en esa zona, les salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz diciendo: “Jesús, maestro, ten misericordia de nosotros”. Hemos ahí un momento.

El leproso estaba destituido de participar en todo lo que es representado una vida normal. Se consideraba una impureza que el leproso aparezca en la sociedad plena y menos, en el tempo. El templo era donde todo se llevaba a cabo. Todo el comercio, todo el intercambio social, la vida religiosa, acceso a la presencia de Dios. ¿Y sabe? son muchos que se acercan al Señor así también “éramos muchos destituidos así”, lejos de acceso a una vida normal, a la plena bendición del Señor. La economía, la vida social, era prohibido que ellos se acercaran a Jesús por la ley mosaica pero reconocían su autoridad. Y esto es bueno. La gente, en un aprieto, sin recursos, sin otra alternativa ni esperanza, instintivamente claman a Jesús.

Instintivamente claman a Jesús. Mis hermanos, ayúdanos a orar por esto. Que esto siga siendo lo que el Señor haga en la congregación León de Judá, que la gente se vea en un aprieto, que el Señor ilumine la condición de la gente, que la escama caigan en sus ojos y se vean como son y vean, reconozcan que Jesús es su respuesta, que es su necesidad, y que veamos aquí, semana tras semana, noche tras noche, experiencia tras experiencia almas clamando, Señor, ten misericordia de mí. Señor, haz algo conmigo. No tengo otra alternativa, no tengo a dónde más recurrir. Tú eres mi única respuesta.

Que el Señor a cada nivel siga haciendo ese milagro en este lugar ¿no es esa la casa de iglesias donde quieres ir? Un lugar a donde se ve que Jesús es exaltado y la gente quebrantada se sienten seguros y saben, reconocen que su poder y su autoridad está allí y se acercan allí. Bueno, eso es lo que hicieron esta gente. Y Jesús, y cuando él, Jesús, los vio y les dijo “mostráos a los sacerdotes”, y aconteció que mientras iban, ¿qué pasó? Fueron limpiados. Interesante. A veces nuestra sanidad llega al instante, y Gloria a Dios por eso. Eso sí debe ser de primera plana, eso lo debemos celebrar, pero la verdad es mi hermano, por lo general somos sanados sobre la marcha.

Yo creo que la manera favorita que Dios usa para sanarnos es la manera que él empleó con estos leprosos. Tal vez si fuéramos a hacer una encuesta aquí, cada uno de nosotros nos podemos identificar con uno de estos leprosos, que vemos al Señor, nos acercamos al Señor con un aprieto. Tengo esta necesidad, mi vida, ya no puedo con ella, Señor, mi hogar, mi hijo, mi matrimonio, mi economía, etc, etc. Y lo que recibes no es una impartición en manos o algo dramático. Lo que recibes es una palabra. Una palabra. Recibes una palabra de Fe, recibes una promesa. Y luego nos toca caminar bajo esa promesa, caminar en obediencia bajo esa palabra. Por Fe.

El Señor te declara sano, declara tu hogar, sano, declara tu matrimonio sano, declara tu situación sana, declara tu mente clara, en orden, declara tu vida como debe ser, como Dios te creó. Él declara sanidad e integridad sobre ti. Aunque en ese momento tú no lo sientas. Aunque aparentemente nada ha cambiado, aunque es el mismo cacharro, si es que viniste en un cacharro. Yo sé lo que es un cacharro, look what I drive. Aunque viniste en un cacharro, es el mismo cacharro, el mismo trabajo, el mismo apartamento, todo. Pero estás caminando bajo una palabra de liberación y sanidad, creyendo que sobre la marcha, en obediencia, su clase discipulado. Trayendo al Señor este deforme de carácter, esta memoria, esta situación, este hábito.

Trayéndolo al Señor y viendo al Señor una escama a la vez cayendo en el camino, una escama a la vez. Una escama a la vez. Las manos limpias, la frente limpia, el rostro. Tráeme un espejo y ya ves que eres otro sobre la marcha. El Señor sanándote. Es la manera favorita que usa el Señor para sanarnos. Ahora, ellos se dieron cuenta. Ellos dicen “y aconteció que mientras iban, fueron limpiados”. El versículo 15, entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado ¿qué hizo él? ¿Qué hizo él? Él volvió, glorificando a Dios a gran voz. Como decimos los boricua, a todo que da. A toda voz, a gran voz, y se postró, esto ha sido un privilegio que él no tuvo antes. Él se postró, rostro en tierra a sus pies, dándole gracias. Y este era samaritano.

Respondiendo Jesús dijo: “no son Dios los que fueron limpiados” ¿Y los nueve, dónde están? Recuerda, los otros nueve se supone que eran judíos, y no hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino ese extranjero ahora, mis hermanos. Yo les garantizo esto: la bendición, una vida poderosa no tiene que ver con su trasfondo religioso, no tiene que ver con cuántas veces usted se ha resbalado o rebelado o zigzagueado. Tiene que ver con una actitud de su corazón. Hay un corazón, por más que usted sepa, por más que usted ha enseñado, hay un corazón que busca el Señor, y este hombre, ¿y sabes qué? El Señor no hace acepción de personas. Es el punto aquí. Podemos ir más a fondo acerca de eso pero con eso es suficiente.

Sepa esto. Todos nosotros aquí somos samaritanos. Ninguno de nosotros tenemos derecho a nada con Dios. Jesús en su misericordia, busca y ve la condición del corazón, y hay algo en este hombre que desprende gracia de parte del Señor. El Señor lo bendice y le dijo “levántate, vete”. Tu Fe te ha salvado. Otras tradiciones en el King James, en inglés, famosamente declara: Your faith has made the hole. Te ha hecho entero. Y me gusta esto. ¿Sabes lo que dice esto? Esto es lo que esto dice para mí, es la bendición que se lleva este hombre. Y aquí yo quiero llegar. Tal vez usted le pide al Señor, por favor no tratemos al Señor como una máquina de Coca-Cola. Por nuestro propio bien, un intercambio, un comercio. Tenemos una necesidad, metemos un vellón de oración, sale una respuesta.

Hay necesidad, metemos un vellón de oración, un ayunito tal vez. Eso requiere tal vez un dólar. Y si sale una bendición. Y el Señor Gloria a Dios, resuelve ese aprieto, resuelve esa necesidad, pero hay áreas en nuestras vidas que el Señor quiere explorar. El Señor quiere ser Señor y quiere bendecir todo lo que es tuyo, hacerlo de una pieza, hacernos entero. Y este hombre logró una actitud, él logro, esto es algo que nosotros mismos podemos hacer ¿y sabes qué? Créelo o no, lo que él hizo, es difícil. No que es tan difícil que uno venga y reconozca ese postre a los pies de Jesús, pero la cosa es esto. Si fuera tan común, los otros nueve lo hubiesen hecho también. Lo difícil no es eso, lo difícil es que no es nuestra naturaleza humana. No es nuestro hábito hacerlo.

Es más, una encuesta, no respondan. ¿Cuántas veces el Señor no ha hecho precisamente lo que tú le has pedido al Señor? Él ha intervenido de una forma, fue Dios. Fue un milagro. Ahora le pregunto a usted ¿qué hiciste con eso? ¿Cómo respondiste? ¿Lo celebraste? ¿Lo celebraste? ¿Lo sigues celebrando? No. Usted se acuerda ahora y se da cuenta, usted le ha sacado, por así decir, en cara al Señor, en tu adoración y alabanza, esa intervención que el Señor hizo por usted. No se sientan mal, mis hermanos. Esto es para que nosotros comencemos a celebrar al Señor, recordar las cosas que él ha hecho por nosotros, agradecer las cosas que él ha hecho por nosotros y publicar las cosas que él ha hecho por nosotros ¿y saben lo que hizo esto por este hombre?

Primeramente, cuando usted descubre el poder, así como descubrió a este hombre, primeramente, cuando usted descubre el poder de la celebración, usted descubre primeramente, la celebración fortalece a nuestra fe ¿Qué quiero decir con eso? Usted comienza a ver todo en su vida, todo, todo en su vida como un trasfondo de Dios obrando a tu favor. Tu vida, ya no es el Dios de la Biblia, sino tu Dios. Usted comienza a escribir sus propios salmos de adoración y alabanza.

Así como el Salmo 103 que leímos en la intersección, usted mismo estará diciendo “Bendice, alma mía, a Jehová. Gracias. Señor, tú eres el que perdonaste mis pecados. Señor tú eres el que me sacaste del hoyo. Señor, tú eres el que me volviste mi familia a mí. Tú eres el que abriste esas puertas. Tú eres el que hoy proveíste por mi mesa cuando no había dónde o cómo. Tú eres el que me ha traído hasta aquí cuando yo mismo sé que es imposible que he llegado al nivel que yo he estado. Bendice, Alma mía, a Jehová”. Usted comience, y cada vez que sus labios, usa sus labios, confiésalo, cada vez que usted confiesa eso, algo pasa. Es una transacción en su mente, su corazón, todo se une a creer, si Dios hizo eso, ¿qué más no puede hacer Dios por mí?

Segundo, la celebración incrementa el gozo en tu vida. El gozo en tu vida. Tal vez este es el antídoto a la depresión en su vida. Tal vez este es el antídoto al bajo autoestima o si usted tiende a lamentarse o usted es como uno de esos dibujos, esos muñequitos que caminan con una nubecita sobre usted, siempre lloviendo sobre usted ¿sabe? Si usted deja, el enemigo siempre va a dibujar una nube sobre usted ¿por qué? Esto es como lo opuesto al primer tema. El enemigo quiere que usted se olvide de lo que hizo Dios. Ahora yo les tengo noticias, no se asusten. Van a haber nubes, van a haber nubes. Dios obró por ti, les sanó, les sanó, les libró, les proveyó. Pero mañana confrontarás otra prueba, mañana confrontarás otra situación, te garantizo.

Es que Dios lo quiere así, porque él quiere seguir obrando por ti, porque él quiere seguir oyendo esas alabanzas. Y que sigas creciendo en su Fe. Trust God, he is a good guy, he know what he’s doing. Pero mi hermano, viene eso, y el enemigo te dice “ahora sí. En apuros. Vamos a ver quién te saca de eso”. Y en esos momentos tú le puedes decir “no, no, no. Tú estás equivocado, Dios me ama. Yo no sé de esta situación pero sé que hace poco yo estaba en apuros y el Señor me sacó de eso. Y yo sé que yo estaba quebrantado, yo me acuerdo arrodillarme, y el único que me oyó fue Dios. Y yo me acuerdo que no había nada sobre la mesa, y fue Dios, Satanás, te reprendo en el nombre de Cristo, fue Dios quien proveyó por mí.

Pues tú estás equivocado, Satanás, mi Dios me ama. Mi Dios me tiene en cuenta. You’re wrong, my God. De momento esa depresión ¿Para dónde fue? ¿Sabes algo mágico? Esto me encanta. La celebración anima a Dios. ¿Can you believe that? Anima a Dios. Believe me. Anima a Dios. Lo invita a hacer milagros y proezas a su favor. Al Señor le encanta hacer cosas por gente que lo van a adorar. Es como un imán, esa gente atraen la unción del Señor. Eso exalta al nombre del Señor. Usted verá que es como un círculo positivo. Por más que usted adora al Señor y por más que usted celebre al Señor, más el Señor aparecerá por ti y más su nombre es exaltado. Y por más que su nombre será exaltado, más te adorará el Señor.

Un círculo positivo hasta que veamos al Señor en el cielo. Y ahí le puedes dar las gracias en persona. Porque toda la eternidad es para eso, es para eso. Finalmente, hablando de eso. Mis hermanos, hemos entrado en un año emocionante evangelístico. Y la celebración exalta el nombre de Jesús. Hermanos, yo les invito, tomen sus clases de discipulados. Tomemos cualquier, aprovechemos cualquier oportunidad de aprender la palabra y vivir en ella. ¿Pero saben? Aunque usted llegó hoy y si hoy llegase, y si hoy esta noche, el señor hizo algo por ti, te contestó, te quitó una preocupación de encima, te sanó físicamente, ya usted tiene algo con qué exaltar al Señor a un mundo que no lo conoce. Ellos también pueden debatir Biblia contigo. Pero no pueden debatir vida contigo.

No pueden quitar la autoridad real, poderosa, incontrovertible, de una vida tocada por Dios, y eso exalta al Señor. Bajemos nuestros rostros. Padre, tú eres bueno. Cada uno, es más, ahora, tome un momento y oblíguese, oblíguese. Si usted está aquí, si usted, un ser viviente, algo hizo Dios por ti para que estés aquí, no hay nadie aquí, no hay un ser, no hay nadie aquí que Dios no ha amado. No hay uno. No. Él te ha amado. Él te ha guardado. Él ha sido tu provisión. Él ha sido tu protección. Él ha sido tu sanidad. Él ha sido el que te contestó. Él ha sido el que te regeneró. Él ha sido el que hizo lo posible imposible. Tu asignación en este momento es recuérdate de una, sólo una. Y dale gracias. Y dale gracias.

¿Lo tienes? ¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas, mi hermano? Gracias, Jesús. That’s all. Eso es lo único que él espera. Gracias, gracias Jesús. Lo mereces. Mereces eso y mucho más. Es un círculo. Cuando comienzas a contemplar esas cosas, será difícil. Usted va a encontrar que usted se va a poner adicto en adorar al Señor pero no me despeguen de mi Dios todavía, porque tengo demasiado de mucho que agradecerle a Dios. No me despeguen de este momento un segundo porque hay tanto que agradecerle a Dios. Tal vez no todos pero algunos de ustedes están en ese dilema en escoger alguna cosa y simplemente darle gracias. Pero ¿sabes? El Señor te va a dar el “you’re welcome” más grande, el “de nada” más grande de su vida. Así lo declaramos. Señor, así lo declaro, sobre tu pueblo, Jesús.

No dejes pasar la gracia por alto

TRANSCRIPT

En el Nombre de Jesús declara la Palabra: "Le dijo uno de la multitud: Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia, mas Él, Jesús le dijo: hombre ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?. Y les dijo: mirad y guardaos de toda avaricia porque la vida del hombre no consiste en las abundancias de los bienes que posee."

"También le refirió una parábola diciendo: la heredad de un hombre rico había producido mucho y él pensaba dentro de sí diciendo: ¿qué haré? porque no tengo dónde guardar mis frutos." ¿Qué problema más bueno verdad? a muchos nos encantaría tener ese mismo conflicto. ¿Qué haré porque no tengo dónde guardar mis frutos? "Y dijo: esto haré. Derribaré mis graneros y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes y diré a mi alma: alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años, repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo" ¿qué le dijo Dios? oops, pero Dios le dijo: "necio, esta noche vienen a pedirte tu alma y lo que has provisto ¿de quién será?."

"Así es el que hace para sí tesoros y no es rico para con Dios." Un hombre interrumpe un mensaje del Señor y uno diría bad move pero el Señor a cada rato usted ve que le interrumpen Su mensaje de vez en cuando, eso en sí no molesta al Señor tanto que como por qué. Este hombre interrumpe el mensaje del Señor con una petición y le pide que el Señor sirva como un árbitro en una disputa que él tiene con su hermano acerca de la herencia que él desea que su hermano comparta con él.

Ahora la Biblia no indica sus derechos. Puede ser que la Biblia no indica sus derechos, puede ser que el hombre tenía un buen caso, un derecho, quién sabe su posición en esto. Y el Señor, el Señor lo para en seco porque este hombre con esto en sí comete dos errores. Primeramente la ley de Moisés indica que en estos casos un rabino sí puede servir como juez o como un árbitro en el pueblo y ese fue el primer error que comete este hombre. Jesús fue más, es más que un sencillo rabino.

Y este es el principio del problema que vemos con este hombre. A este hombre no le ha nacido quién es éste que está delante de él. A propósito hermanos muchos de nosotros llegamos así. Llegamos precisamente porque tenemos problemas, llegamos precisamente porque tenemos nuestros líos y venimos a ver si el Señor o si la Iglesia o si alguien nos puede aconsejar con este problema, con este problema financiero que tenemos, con este problema matrimonial que tenemos, con este lío que tenemos, tal vez un caso que tenemos en la Corte y queremos que alguien nos acompañe, todas estas cosas y si el Señor nos arregla el lío tal vez seguiremos y tal vez seguiremos en este asunto de la religión. Y ese es el segundo error que comete este hombre, en enfocarse en este pleito con su hermano sobre algo que a lo largo perecerá.

Hermanos es increíble las cosas por las cuales nosotros estamos dispuestos de dejar de hablar con nuestro hermano. Sea dinero, sea un pleito que surge, un argumento sobre una propiedad, una herencia así como esta, sea algo que alguien dijo que reta nuestra reputación y nuestro prestigio y dejamos de hablar con ellos por años, esto es algo trágico. Pero este hombre se enfoca tanto en esto que él está a punto y esto es el peligro, él está a punto de desperdiciar la oportunidad de obtener el verdadero tesoro más precioso de todo el universo. Está delante de él.

La fuente de la resurrección y la vida está al frente de él y él no se da cuenta, él no lo vé. Ni cuenta se da y él está a punto de perder la oportunidad de una vida por enfocarse en esta tontería. Y el Señor en Su misericordia para que este hombre caiga en cuenta de su error el Señor comparte esta parábola, la parábola del rico insensato o el rico necio.

Ahora mis hermanos yo les confieso, yo siempre he sentido un poco de pena por este hombre hasta que el Señor me dió este mensaje siempre he leído este pasaje, esta parábola con en verdad, le tengo que confesar que muchas veces he leído este pasaje y he dicho poor guy, pobre hombre. Él no es lo que nosotros llamaríamos un hombre malo. En los Estados Unidos o en el mundo occidental nosotros admiraríamos a alguien así. Parece un buen administrador de su empresa y de sus bienes, logró una ganancia, un profit, esto es América ¿verdad? ¿no es esa la idea?.

Él logró una ganancia de sus inversiones y piensa invertirlo en expandir su granja, en expandir su empresa y piensa tal vez en guardar algo para un retiro que es bien merecido. Hasta ahora este hombre se está pareciendo mucho con muchos de nosotros, Pastor ¿qué hay de malo en eso? y ese es el punto. Nosotros admiraríamos un hombre así. Francamente nosotros quisiéramos ser un hombre así, un Steve Jobs de Apple, un Bill Gates de Microsoft, ¿no fue por eso que nosotros vinimos a este país, la tierra de la oportunidad? ¿por eso usted se montó en lo que sea para llegar aquí? ¿verdad? (risas).

Pastor ¿qué está malo en eso? trabajar duro, se trabaja aquí, trabajar duro, ahorrar y un día tal vez lograr disfrutar el fruto de nuestra labor. Una finquita en Puerto Plata con una vista del mar tal vez o al lado del lago allá en Antigua, o en un monte por allá en San Sebastián y tener algo ¿verdad? y regresar a tu aldea donde te conocían una vez pero esta vez tú estás manejando una jeepeta y esta vez te tratan de usted ¿what's wrong with that? ¿qué está malo con eso?. Y mis hermanos esa es la idea, no es malo o por lo menos nosotros no pensaría que fuéramos malos, es más nosotros celebramos gente así.

No es un hombre que llamaríamos un hombre malo y tal vez ese es el punto. Pastor yo no soy un hombre malo. Yo sé que viene por allí un mensaje evangelístico, lo anunciaste gracias pero mírame aquí estoy, llego a la Iglesia. Voy de la Iglesia a la casa, de la casa al trabajo, del trabajo a la Iglesia, no le grito a mi mujer, pago mis impuestos, recojo la nieve y la de mi vecino de vez en cuando, hasta le echo un poco de sal demás para que sepa el buen hombre que soy. Ofrendo, tal vez no diezmo pero ofrendo y aquí estoy, ¡no soy malo!.

Y mi hermano este es el punto, Dios no distingue entre los buenos y los malos en sí. Pastor hello, estamos hablando de un Dios bueno ¿estás seguro?. Mira esto. Cuando nos toque comparecer delante de Dios como a este hombre le tocó Él no estará juzgando de por sí entre los buenos y los malos y gracias a Dios ¿sabe? porque si Él estuviera juzgando entre los buenos y los malos ninguno de nosotros tendríamos esperanza en ese momento. Declara el Salmo 14 "No hay quién haga el bien". ¿Ustedes han oído ese versículo?.

Pablo también cita ese versículo en el Libro de los Romanos: "No hay quien haga el bien" luego dice: "Todos se desviaron y aún se han corrompido, no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno." Dios no distingue por más bueno o por lo menos no tan malo que sea este hombre, Él no está distinguiendo entre los buenos y los malos en sí porque no hay uno bueno delante de Dios, ni uno comenzando con el que le está predicando por si acaso, no hay uno bueno.

Pero Dios sí juzgará las almas delante de Él y la medida que Él usará es esto: Él juzgará entre el necio y el sabio o entre el necio y el justo, y esto está regado mis hermanos por toda la Escritura. La palabra que Jesús usa aquí es arfon, hasta en griego se oye fuerte y feo, arfon que es la traducción griega de la misma palabra que usa el Libro de los Salmos, el Libro de Proverbios y el Libro de Eclesiastés aparece más de sesenta veces solamente entre el Libro de Salmos y Proverbios. Yo comienzo cada año leyendo el Libro de Proverbios y mis hermanos francamente me choca cada vez que tropiezo con la palabra necio ¿no le pasa igual?.

El Señor dice: el sabio es así pero el necio olvídate, el sabio es así pero el necio recibe fuetes, el sabio es así pero el necio nunca aprende, el sabio es así pero el necio olvídate, es un desastre. Y es la misma palabra euil en hebreo traducido arfon en griego, la misma palabra que el Señor usa. Y esta palabra es la que aparece en Salmos 14, el Salmo que acabo de citar.

Interesante. Salmo 14 versículo 1 comienza con esto: "Dice el necio en su corazón: no hay Dios." Dice el necio en su corazón "no hay Dios". Mis hermanos no es que sea ateo porque en estos días hasta los paganos no eran, habían muy pocos ateos en sí, a lo que se refiere la Palabra es que esta gente vive como si no hubiera un Dios a quien rendirle cuentas. Tal vez ellos sí admiten que oh sí hay un Dios, habrá un diosito en el cielo sobre el Trono pero eso no tiene nada que ver conmigo, y no tiene nada que ver con mi vida, y no tiene nada que ver con mis decisiones y no tiene nada que ver con mi propiedad, allá Dios y allá yo.

Dice el necio en su corazón "no hay Dios" y esta palabra arfon se define, esta palabra indica uno que rechaza el conocimiento de Dios y Sus preceptos como la base de la vida, "y como resultado se han corrompido y hacen obras abominables." ¿Ustedes ven ahora por qué esto es tan importante? ahora quiero aclarar.

Después que usted conozca a Cristo, después que usted es de Cristo, después que usted sea un instrumento de Cristo todo lo bueno que tú haces cuenta, claro que sí pero el punto es éste: sin Dios aún las obras, aún intente usted ser bueno e intente usted ser justo, usted está despegado de la máquina de la justicia, del que define, lo bueno brota de Dios, nace de Él. Y el que se despega de esa fuente es imposible que haga, aún sus obras buenas son abominables delante del Señor, y sigue el Señor diciendo "no hay quién haga el bien" por eso mismo, porque estás desconectado de éste Dios.

En otras palabras mis hermanos ¿quién es el necio?. Yo diría esto al leer esta Palabra, necio es alguien, cualquiera que teniendo la oportunidad de la gracia, teniendo la oportunidad de vivir eternamente, y verdaderamente y abundantemente lo rechaza. Alguien a quien se le ofrece la oportunidad de vivir una vida de victoria y hace la decisión de rechazarlo. Ahora tal vez eso es por lo que nos sentimos de vez en cuando insatisfechos y un poco inseguros porque como este hombre la parábola nos pasamos labrando la tierra de nuestras vidas y edificando granjas.

Tal vez pensamos que hay un nivel indefinido que si lo lográramos seríamos verdaderamente felices. Increíble. Muchos de nosotros llegamos a este país precisamente porque en el acta de nacimiento de este país la Constitución declara que uno de los propósitos por los cuáles fue creado es la búsqueda de la felicidad. Y aquí estamos nosotros buscando la felicidad y si sólo tuviéramos un poco más ¿verdad? si un salario más grande, unacasamás grande, un carro más moderno, un puesto más importante, tal vez nuestro propio negocio, un supermercado y así va por el estilo.

Hermanos yo les puedo decir y con autoridad que eso es un círculo vicioso. El peligro no es queusted no logre ese nivel de éxito, es que al lograrlo usted va a llegar a este lugar, eso es como llegar a Disney World y todo mundo te dice lo lindo que es Disney World y qué bello que es y lo es, qué bello sería llegar y tener unas vacaciones allí y tú llegas y tienes tus vacaciones y regresas y tú dices: ¿huh?. Wow sí fuí y compartí pero no era ¿sabes? no era gran cosa. Ahora tal vez si estoy por una semana, un mes que sea pero ustedes ven, cada vez que usted logra cierto nivel no te vas a quedar satisfecho con eso y vas a pedir más y no lo hallamos, por el título que usted tenga o lo que tenemos ahorrado, lo que sea y mis hermanos por favor no me malentiendan. Yo dirijo un ministerio que precisamente anima a la gente a soñar, a equiparse, a estudiar, a educarse, a aprender inglés, a manejar una computadora, a ir a la universidad, a lograr lo que Dios propuso que usted lograra cuando te creó. Ser la persona que Dios quiso que usted fuera cuando nació y te trajo a esta tierra pero hermanos ese es mi punto, ese es mi punto.

Mis hermanos el que pierde la oportunidad, el que como este hombre rechaza la oportunidad de vivir la vida como Jesús indica que la viva ni siquiera sabe vivir, no ha aprendido a vivir. No aprendes verdaderamente vivir, y vivir de verdad ¿y sabes por qué? Jesús es el life coach, el entrenador, el mentor pr excelencia. La vida comienza con Él, Él es el autor de la vida, Él es el que programó esta máquina mis hermanos. Él la programó esta máquina de la vida, Él sabe cómo sacarle el mayor provecho. Si usted quiere sacarle el jugo a la vida usted necesita a Jesús.

Si usted quiere saber qué es amar verdaderamente qué es amar y ser amado necesitas a Jesús. Vivir como si su vida valiera la pena necesitas a Jesús y solamente a través de Él se puede lograr. ¿Sabes por qué? hay un secreto tras esto. La vida es gobernada por principios antiguos eternos inviolables y su vida está bajo, bajo esos principios y solamente bajo esos principios usted puede lograr que su vida cuente, y esos principios comienzan con Jesús. Esos principios requieren que Jesús nos guíe, que Jesús nos tome de la mano, que Jesús borre nuestros errores, que Jesús nos encamine, que Jesús nos instruya.

Y Jesús nos invita. Él dice: ¿sabes? tú has intentado vivir como mejor sabes vivir pero estás equivocado, confía en Mí no en lo que tú estás acostumbrado a hacer, no en la manera en que tú estás acostumbrado a vivir pero déjame guiarte, déjame borrar tus errores, déjame ungirte, déjame protegerte e iluminarte y Él te invita: sígueme, sígueme. ¿Y sabes lo que te espera si tomas esa invitación? hermanos, te espera una vida heróica.

Hermano tras cada vida que hay aquí hay una aventura esperándole. Usted fue hecho para grandeza. Yo pienso en estos hermanos de lazos de amor, la biografía tal vez de estos hermanos de lazos de amor. Muchos de ellos yo estoy seguro, quién diría que a ellos, si a ellos les preguntaban que iban a ir a la frontera de Haití en una obra misionera y lograr lo que ellos están logrando ¿quién lo iba a creer, quién lo iba a creer?. Y yo estoy seguro que así hay muchos testimonios aquí logrando cosas, viendo cosas no solamente el deseo de su corazón pero cosas que ni siquiera caben dentro de su soñar y su imaginación, y el Señor lográndolo a través de ti.

Tú y el Espíritu Santo serían imparables. Hay una vida heróica que te espera y lo perderás si estás perdiendo esta oportunidad. ¿Sabes? el Pastor Roberto la semana pasada usó la ilustración de la serpiente de bronce, este instumento que usó Moisés, que levantó él en el desierto cuando unas serpientes estaban mordiendo al pueblo de Israel y al momento en que ellos fueron mordidos por estas serpientes el Señor creó un instrumento para sanarlos, esta serpiente de bronze. Mandó que Moisés levantara la serpiente de bronze sobre una vara y todo aquél que se fijare en la serpiente sería sanado.

Y el Pastor usó esta ilustración, usted creería que todo el mundo en una situación así se fijaría en esa serpiente ¿pero me cree que no es así? que tal vez hubieron algunos que dijeron: bueno yo prefiero ver una puesta de sol y morir tranquilo. Parece una locura pero es así, que gente recibiendo la oportunidad de vivir una vida plena, de vivir una vida heróica, de vivir una vida eterna lo rechace y el Señor tiene un nombre para la gente a quien se le ofrece la oportunidad de la vida y lo rechaza, y ese nombre es: you fool. Are you crazy? necio.

Ahora Pastor si es así ¿cuándo sabemos que se nos ofrece esta oportunidad? buena pregunta me alegro que la hizo. A veces Dios nos hace el favor de darnos un gustito de lo breve y lo frágil que esta vida es y el poco control que nosotros tenemos sobre esta vida. Anoche yo estuve en el baby shower de mi hermana Mildre y mi hermano Mario y ellos son muy especiales para mí, Mario en particular y le pedí permiso de compartir esto porque la mejor manera de explicar esto es explicar su testimonio un poco. Yo he usado el testimonio de Mario en otras ocasiones pero nunca públicamente y le doy gracias por su humildad en permitirme compartirlo con ustedes.

Fue un momento precioso, están esperando su primer bebé un varón, Mario bless you, van a cumplir cuatro años de matrimonio, yo tuve el privilegio de casarlos. Pero cuatro años atrás él cometió una indiscreción juvenil suficientemente seria para que nos encontráramos en la corte y casi en la cárcel pero nada fue serio, fue una cosa así de jóvenes. Pero suficiente para que en ese momento algo pasó en el corazón de Mario y él dijo: ¿sabes? esto es una alarma. ¿Sabes? Dios Tú ganas, you win, yo sé cuándo me venciste, ahora Señor encamíname, enséñame a vivir. Tómame de la mano, mi vida es Tuya. Tú eres el que está en control de esto, no yo.

En un momento todas mis granjas y mi fruto todo eso se puede echar a perder. ¿Sabes lo que hizo Dios? Mario por la gloria del Señor tiene una vida fenomenal, un matrimonio fijo, bello, su propia casa, uno de sus jefes fue uno de los caballeros en su boda, it's amazing, amazing. Y entre él y yo nos recordamos de ese momento once años atrás, y cuando el Señor nos hace estos favores, el Señor también me hizo un favor a mí hace unos veinti pico años atrás. Y hay muchos aquí que pueden recorrer en sus mentes un momento así en que el Señor les hizo un semejante favor, y para los que hemos vivido eso nuestra vida comienza allí.

Tuvimos una intervención divina en que el Señor se presentó de una forma dramática y nos invitó: "ríndete". Esta es la oferta, llegó la guagua, móntate o te quedas aquí. ¿Qué vas a hacer Samuel? I'm no fool, no seré bueno pero necio no soy, no way. Cuando llega la oportunidad de gracia lo agarré con las dos manos y le metí los dientes y las uñas el sol de hoy. Pero mis hermanos el punto es éste, no todo el mundo reacciona a esos momentos como reaccionó Mario, aún muchos de los jóvenes con quien yo he tratado.

Uno podría decir bien fácil "qué Dios ni Dios" aún en esa situación, lo que pasó fue que tuve un abogado bueno y una buena situación y todo, qué Dios ni Dios. No, ese cáncer no era tan serio, qué Dios ni Dios. Este no, yo me salí de ese lío por esto como Chapulín Colorado no contaron con mi astucia, qué Dios ni Dios. Y aún en esa oportunidad usted puede rechazar la gracia, no salir de ese apuro, ese no es el punto, la vida que te espera de ese momento.

A veces son oportunidades dramáticas, tienes cáncer o vas a caer en bancarrota, o vas a perder el trabajo o la casa, o vas a perder tu matrimonio o vas a caer preso. A veces son cosas dramáticas y estos son favores divinos que Dios usa para persuadirnos, para usar nuestro libre albedrío de rendirnos a Él y vivir de verdad. Y sí usted tiene el derecho pero Dios no te puede, fíjate Dios no te va a obligar a vivir una vida plena, usted lo tiene que reconocer y pedir.

A veces son oportunidades dramáticas pero a veces no tanto fíjate. A veces estas oportunidades pueden llegar de una forma mucho más humilde. Hoy estamos celebrando el Domingo de Ramos y yo creo que lo que la Palabra registra como la entrada triunfal de Jesús, la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Mis hermanos yo muchas veces me he puesto a pensar que lo que la Palabra registra como la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén no duró ni quince minutos. Tal vez ni siquiera salió en el periódico, ni en la semana, ni en el mundo ni en el vocero, nadie se dió cuenta.

Oyeron una bulla a las puertas de la ciudad, un rabino montado sobre la pollina de un asno, la pollina de un asno prestado, la gente de la calle haciendo bulla: hosanna, hosanna. Si usted viera en el mercado en ese momento. Yo me imagino una escena: dos personas en el mercado haciendo preparaciones para la Pascua y esa revolución ¿qué es eso?, ¿qué es eso que estoy oyendo? es un rabino de esos locos que tú sabes, Jerusalén se llena de locos en Pascua, on to the next thing.

El Rey de Gloria entrando por las puertas de Jerusalén para ser levantado en gloria y ni cuenta se dan ¿sabes por qué hermano? porque puede ser que su momento de gloria no llegará de una forma tan dramática si eso es lo que usted está esperando, a veces su momento de gloria viene en un atuendo muy pero que muy humilde, muy humilde. Tu corazón te dice este es el momento pero no aparece así. ¿Cómo? por ejemplo este sermón predicado por alguien que no es el Pastor, muy humilde. ¿Y si éste es tu momento de gloria hermano?, ¿y si esta es tu oportunidad?.

El Rey de Gloria entrando a tu vida, el Rey de Gloria pidiendo entrada por las puertas de tu vida. El Rey de Gloria pidiendo permiso de sentarse en el trono de tu vida. Enderezar lo que tiene que ser enderezado, sanar lo que tiene que ser sanado, bendecirte de maneras que ni siquiera te puedes imaginar y vivir una vida, la vida por la cual Él quiso que usted, la vida que usted estaba buscando cuando usted vino aquí.

Concluyo con esto, invito a Omar y a los músicos que nos acompañen en este momento. Yo me crié en un ambiente en que yo oí muchos sermones que terminaron con este reto y yo les puedo confesar, yo en ese momento siendo hasta el hijo del Pastor yo reaccionaba a veces hasta negativamente de esto, pero tal vez ahora, tal vez después de viejo me doy cuenta lo bíblico que era esta indicación y era algo así. El predicador y a veces papi decía: mi hermano nadie puede garantizar que usted amanezca mañana. Pero ¿por qué manipular, meterle miedo a la gente, decirle algo así?.

Pero sabes yo estaba meditando sobre esto, después de un poco de kilometraje le puedo decir esto, en este lugar, en lugares como éstos, como Pastor yo he tenido el privilegio de participar en varios funerales y han corrido desde ancianas de noventa años y ahí le están acompañando sus nietos y sus bisnietos a la eternidad como también he atendido al lecho de un bebé de dos años con toda la vida delante de él, y su momento llegó. Hemos despedido ancianos, hemos despedido padres de familia, en sus cuarenta años con toda la vida delante de ellos, con esposa y niños. Hemos despedido a jóvenes de veintidos años que por una tontera un día que no esperaba morir le tocó morir.

La verdad es que el necio es el que cree que alguien le ha prometido la vida, que alguien te ha prometido mañana, pasado, la franca verdad que no es así pero esto sí te puedo garantizar, ahora las buenas noticias. Si eso aconteciera, si eso fuera así yo no conozco sus logros, no conozco sus retos, no conozco las cosas de las cuáles se siente orgulloso, no conozco las cosas de las cuáles se siente avergonzado. Si usted se aprovecha de la oportunidad y hermanos yo estoy hablando con gente que tal vez llegan aquí domingo tras domingo, cuando me vino mi oportunidad y la oportunidad de muchos otros I was a good kid, iba a la Iglesia, diezmaba pero reconocí el momento de gracia cuando llegó y si ese momento es hoy, y si no te puedo garantizar que veas el sol de mañana, mañana cuando te presentes delante del Señor esto sí le digo: tu vida será un éxito.

Todo cobró sentido, toda su vida será marcada por ese momento en que usted dice: invito Tu Gracia a mi vida. Señor sea veinte años o veinte minutos yo quiero vivir la vida como Tú deseas que la viva, Señor recibo Tu Gracia en el Nombre de Jesús. Puede ser que el Señor y yo diría que la mayoría mis hermanos el Señor nos dará el día de mañana, y nos dará la semana que viene, el mes que viene y en el Nombre de Jesús ojalá que años si el Señor no nos interrumpe con Su Venida.

Tal vez el Señor te regalará años de vida después de hoy, usted gana. Es más usted gana la lotería porque eso será, lo que le espera es una vida irreconociblemente gloriosa. Usted ni siquiera va a creer lo que Dios tiene en mente para ti y para tu futuro y eso también comienza con abrazar la gracia en este día. Vamos delante de la Presencia del Señor.