Sermón 3 de diciembre 2017: Navidad - El Dios de lo Imposible

A propósito de Sermones
[Samuel Acevedo]
  • Presenter: Samuel Acevedo
  • Fecha: December 3, 2017
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Lucas, capítulo 1, versículo 46. “Entonces María dijo, “Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se regocija en Dios, mi salvador, porque ha mirado la bajeza de su sierva, pues he aquí desde ahora me dirán bienaventurada todas las naciones, todas las generaciones porque me ha hecho grandes cosas el poderoso, santo es su nombre y su misericordia es de generación en generación a los que le temen. Hizo proezas con su brazo, esparció a los soberbios en el pensamientos de sus corazones y todos los tronos a los poderosos y exaltó a los humildes, a los hambrientos colmó de bienes y a los ricos envió vacíos, socorrió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia de la cual habló a nuestros padres para con Abraham y su descendencia para siempre.” Amén.

Comencemos con el versículo 46 y 47. “Entonces María dijo, “Engrandece mi alma, digan engrandece mi alma, Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se regocija en Dios, mi salvador. Este pasaje, mis hermanos, se conoce como el magníficat, que es la palabra latina para esa primera palabra que ustedes ven en este cántico de María. También se conoce como el cántico de María. Mary’s song. Magníficat es meramente el latín para engrandece mi alma. Y este cántico de María se compara al cántico de Ana, al recibir palabra que iba a concebir a Samuel. Y también se compara al cántico de Miriam, al pasar la hermana de Moisés, al pasar el pueblo de Israel en seco el mar Rojo.

Es más, nosotros cantamos parte hoy de ese cántico de Miriam. Echó a la mar quien nos perseguía… y dice la palabra que mi hermana lo cantó con pandero en mano y con un brinquito pentecostal. Miriam cantando, echó a la mar quien nos perseguía, jinete caballo echó a la mar. Echó a la mar, los carros de faraón. Hey, hey. I could not resist.

Se compara a eso. Es un cántico, este cántico de María, este magníficat es un cántico de victoria. Es un cántico de guerra y si Dios te ha visitado, si te ha rescatado, si la mano de Dios ha estado sobre ti, ya has elevado tu propio cántico de victoria y liberación al Señor. Ustedes van a reconocer muchas frases aquí, pero eso yo se lo he dicho al Señor, pero eso es precisamente lo que ha pasado por mi vida y por mis labios. No es casualidad porque la idea es replicar el cántico de Miriam que se riegue por cada labio que exalte el nombre de Jesús.

Si no has experimentado ese advenimiento, esa venida del poder de Dios sobre tu vida, esa redención de un Dios salvador para tu vida, si no lo has experimentado quiera Dios que al salir de aquí hoy conozca tu propio cántico de victoria. Quiera Dios que no haya un alma hoy que el Señor no le entregue su propio cántico en el nombre de Jesús.

Versículo 48, porque ha mirado la bajeza de su sierva, quedemos ahí por un tiempo. Qué quiere decir María aquí? que desde su trono el Señor mira y ve y se da cuenta de nuestra bajeza. Desde su trono mira, ve, se da cuenta de nuestra bajeza, no solo como la raza humana en general, pero como ustedes y yo seres individuales. Él es capaz de ver una congregación y verla a usted sentado sea en el banco, o en los balcones, oír su voz entre la multitud.

A propósito, Dios no crea bajeza, Dios exaltado y sublime, no está en los negocios de crear bajeza. El salmista cantaba, qué es el hombre para que tengas de él memoria? Y el hijo de hombre para que los visites? Lo has hecho poco menos que los ángeles y lo coronaste de gloria y de honra. De dónde sale esta bajeza entonces? Satanás ha usurpado la tierra, es más, nuestros antepasados en el huerto del Edén entregó las llaves, le abrió la puerta, y desde ese entonces, desde ese momento, Satanás ha usurpado la tierra. No le pertenecía y ahora instituciones enteras, gobiernos, escuelas públicas, universidades, instituciones financieras, son invadidas por sus huestes y están bajo su influencia. Se atreve él a llamar con razón el príncipe de este mundo.

Dime tu, cómo puede haber paz? Cuando Satanás tiene un demonio estratégico sobre Boston, otro demonio que reporta a él estratégico sobre los cuarteles del distrito escolar de Boston, y otro demonio asignado solo a la Curly, solo a English High School, solo a la Muñiz, y bajo toda esa influencia estamos nosotros, tu y yo, nuestros hijos, cómo puede haber paz?

Yo sé que muchos de nosotros hemos sentido la influencia de esa cautividad. No requiere gran espiritualidad para que se den cuenta que las cosas que no están marchando como deberían marchar. Hay una inquietud en el alma humana que por más inconverso y secular que seamos, algo nos dice, algo está fuera de frecuencia, algo está fuera de sintonía, esto no es normal, esta injusticia no es normal, este quebranto no es normal. Lo que me está pasando no es normal, aunque me ha pasado a mí, aunque le pasó a mi papá, aunque le pasó a mi abuelo, aunque por generaciones ha sido así, algo nos dice, y ese algo es el espíritu de Dios dentro de ti, te dice, despierta, esto no es normal.

Estás viviendo una cautividad y ni cuenta te das. Pero Dios ve nuestra cautividad. Él ve nuestra invisibilidad. Él oye nuestro clamor. Dice la palabra, que el oye el clamor de los presos y sea de un shelter o al pie de la cama de su hijo o hermano o ser querido en el cuidado intensivo en el hospital, como hemos orado por el niño Jesús en el primer día de advenimiento. O desde una celda en una prisión fría, o manejando un camión o un uber o una guaua o desde su fábrica de oficina, tragando tus labios lágrimas convencido que nadie te oye, nadie te ve, Dios te promete a través del advenimiento, a través de la Navidad. El punto es este, los oigo, desde su trono él dice, te oigo y vengo por ustedes y vengo por ti, vengo a tu rescate.

La promesa del advenimiento es que viene Dios, viene el Mesías, viene su ungido a nuestro rescate. Y a través del Antiguo Testamento hay literalmente miles de escrituras señalando esta misma promesa una y otra vez, recordándole al pueblo de Israel, su redentor viene, no se desesperen. He is coming. No se ha olvidado de ti. Entre los miles de escrituras que pueden leer, ustedes conocen Isaías 9, más no habrá siempre – parece que esto será para siempre, su vida siempre será lo mismo, él promete – no habrá siempre para lo que está ahora en angustia oscuridad. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz. Los que moraban en tierra de sombra de muerte luz resplandeció sobre ellos. Porque tu quebraste su pesado yugo y la vara de su hombro y el cetro de su opresor como en el día de Madian, refiriendo a Gedeón.

Hermanos, si usted entró aquí con un yugo, si usted entró aquí con la vara del opresor sobre su espalda, no es normal y no es la vida que Dios quiere para ti, sea una adicción, sea un fallo en su carácter, sea un matrimonio que está a punto de morir, sea un hijo que está a punto de perder, ese yugo el Señor tiene el poder de quebrantar. Y el Señor te promete que eso es su prioridad porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla y todo manto revolcado en sangre serán quemados. Pasto del fuego, porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado. El principado, el gobierno, el reino, la autoridad última sobre su hombro y se llamará su nombre admirable consejero Dios fuerte, Padre eterno, príncipe de paz.

La desesperanza, la falta de esperanza es una de las armas principales de Satanás. Usted ha oído sus susurros, Dios no te, Dios no te oye, Dios se ha olvidado de ti, no vales para Dios, niega a tu Dios y muérete. Satanás lucha por llevarte a ese punto de la desesperación pero la Navidad es prueba que Dios nos ve, que Dios nos tiene en cuenta.

Al acercarse el tiempo de su venida, su advenimiento él envía sus ángeles con ese mensaje y no cualquier ángel, Gabriel. Sabe lo que quiere decir Gabriel? El fuerte de Jehová, el guerrero de Jehová. Un ángel armado hasta los dientes, dont’ mess with me, angel, fue lo que el Señor le envió a esa asignación. Porque Dios busca y se revela a aquellos, a ese puñado de héroes como Abrahán y Moisés, Gedeón, Daniel, Ester, María. Y temo nombrarlos, pero lo estoy haciendo porque los conozco, que se atreven a creer la palabra de Dios y la promesa de Dios a pesar de las circunstancias que te rodean. Y mientras Satanás te dice, se olvidó de ti, de esta no te salva nadie, niega a tu Dios y muérete, el Señor dice, vengo por ti, no me he olvidado de ti, miro tu bajeza, vengo a tu rescate.

Siguiendo en versículo 48, pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones y al venir Jesús, esto es lo que él hace, qué es lo que hace Dios al llegar? Al venir Jesús, al llegar el advenimiento esto es lo que él comienza a hacer, primeramente contigo, todo cambia. Y no solamente para ti sino para las generaciones que te seguirán.

El viernes en la noche haré mención de esto más luego, pero tuvimos una bella vigilia dirigida por nuestros hermanos de Alfa y una de las partes más bellas de esa vigilia fueron los testimonios de los hermanos que testificaban de cómo ellos llegaban aquí bajo circunstancias difíciles, y como ahora los hijos de esos hermanos y esas hermanas están estudiando y como Dios replica y extiende su gracia.

Mis hermanos, no es solamente por ti que Dios viene, él no se entera meramente en intervenir en tu situación o tu problema, él te ve a ti como madre y padre de una generación, no importando su edad o su situación. Como mi abuelo Ventura llegando al Señor, los Acevedos de Santurce, si el Alcalde de Santurce conocía a los Acevedo no era por nada bueno, abuelo oí decir, le encantaba el juego, le encantaba gambling, mi papá contaba del abuelo sacaba a papi de la escuela a la edad de 8 años para vender boletos de la lotería en las esquinas. Mi papá fue el dealer del fanguito en Santurce, en la lotería, y mi abuelo llegó un momento en que se vio tan endeudado, él diría en buen puertorriqueño, embrollado hasta las narices, que él decidió suicidarse.

Así contaba papi y el día que él decidió hacerlo él prendió el radio buscando un programa de radio llamado ‘El ayer que canta’ o algo así. Y tropezó con un evangelista, un programa de radio, por eso es que tenemos que orar por el pastor, muchos hermanos están aquí por el programa de radio de la iglesia, sí o no? abuelo oyó ese programa de radio, se arrodilló y recibió a Jesús en ese momento, en el año ’48. De ahí él llevó a papi por la oreja a la iglesia, mami le siguió. La historia es esta, los hijos de abuelo, los nietos de abuelo, los bisnietos de abuelo, yo nunca en mi vida llegué a oír al abuelo predicar o testificar, pero sus hijos fueron pastores, sus nietos, tiene una nieta que es misionera en Paraguay por los últimos 35 años, la hija de esa nieta, su bisnieta, es la que dirige los ministerios misioneros de la Asamblea de Dios en Springfield en Europa y Asia, incluyendo Kyrgyzstan.

Rachel Di Trolio que muchos de ustedes conocen tiene un nieto que es pastor y abogado y se encuentra en Boston en esta mañana predicando el Evangelio. Yo bendigo a mi abuelo Ventura. Mis hermanos, yo no sé lo difícil que usted está pasando ahora pero las promesas del Señor es que generaciones me llamarán bendecido, generaciones dirán, por él, por ella, yo vine a Jesús, por él, por ella soy yo bendecido, y ya lo estoy viendo pero fíjate, el Señor lo que le interesa hacer y lo va a hacer hoy si usted lo deja, es cancelar la maldición.

Si en su cadena ha habido maldición, lo declaro en el nombre de Jesús, nadie ha estudiado, nadie ha sido fiel a su esposa, todos han sido mal hablados y borrachones, puede decir, hasta aquí, puede decir, hasta mí y contigo como con Abrahán comienza una cadena de bendición. Esa rama se escapa del árbol, comienza una viña, comienza a brotar fruto y de esa sabia se regará fruto en todas su cadenas, los que le siguen y sus antepasados, sus padres, sus abuelos, porque Dios es el mismo, ayer, hoy y por todos los siglos. Serán bendecidos por ti. Generaciones me llamarán bendecido.

Versículo 49, porque me ha hecho grandes cosas el poderoso, santo es su nombre y su misericordia es de generación en generación a los que le temen. Qué hizo Dios para que generaciones llamen a María bendecida? En algunas maneras lo que hizo Dios con y por María fue único. Eso hay que establecerlo. Ella fue escogida para la misión sensible de traer al mundo el bebé que sería el Mesías encarnado.

El Señor no escogió a cualquiera. Leyendo este pasaje me di cuenta quién era María. Y me recuerda a muchas de ustedes, ella tal vez era una teenager, but she was one tuff lady. Fiel. El Señor no le estaba pidiendo solamente que cargara este niño y verlo nacer, el Señor le estaba pidiendo que lo viera morir. Quieres tu esa asignación? Lo que él hizo con ella fue único. Solo ella.

Pero en otras maneras lo que hizo Dios por ella él hace por todos nosotros, en otras maneras, o sea, lo hace para aquellos que se disponen, los que están dispuestos que lo haga. Miren, vamos al versículo 34 de ese mismo capítulo:

“Entonces María dijo al ángel, a Gabriel, cómo será esto pues no conozco varón?” O sea, no hay manera de que vida, no hay manera de que nada nuevo, no hay manera de que nada bueno nazca de mí. Usted ha dicho tal cosa? No hay manera de que nada bueno, no hay manera de que vida brote de mí, salga de mí, cómo será esto?

“Respondiendo el ángel le dijo, – y esto, si usted está dispuesto el Espíritu Santo puede hacer por usted – ‘El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual también el santo ser que nacerá será llamado Hijo de Dios y he aquí que tu parienta, Elizabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez, y este es el sexto mes para ella que la llamaban estéril porque nada hay imposible para Dios.’

Usted ha entrado hoy en la zona de lo imposible. Usted ha cruzado el velo mágico de un lugar invisible, cuando usted pasa por el umbral de este santuario y llega a este lugar, usted ha cruzado por el velo del templo. Ahora lo imposible se hace muy real. Lo mismo ha hecho Dios con muchos aquí. Lo mismo hará Dios por ti si lo permites. A los que le temen, dice ahí, el Espíritu Santo vendrá sobre de ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Vida resalta de las áreas estériles de nuestras vidas, corazones que hace tiempo dejaron de sentir y soñar comienzan a palpitar. Ojos que hace tiempo han sido incapaces de visión comienzan a ver. Manos decaídas se levantan, comienzan a adorar al Señor, recibir gracia, recibir unción y se extienden y crean.

Y de ti saldrá un santo ser que es creación de Dios a través de ti. Vida, bendición que Dios trae al mundo a través de ti, una asignación con tu nombre. Vida que el Señor ha apartado que si no es a través de ti no llegará a este mundo, pero él lo ha apartado para ti porque nada hay imposible para Dios.

Versículo 51, “a través de ti Dios hará proezas, lo crees? Hizo proezas con su brazo, esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones, quitó de los tronos a los poderosos, exaltó a los humildes y a los hambrientos colmó de bienes y a los ricos envió vacíos.”

Qué está pasando aquí, pastor Samuel? Lo menos que quiere Satanás es que nazca una raza de seres engendrados por el Espíritu Santo. Ese era el plan de Dios. Satanás detesta, a propósito, la Navidad. La pesadilla de Satanás es la memoria de ese bendito pesebre y lo que salió de allí. Yo estoy seguro que él despidió el demonio encargado de Belén. El Señor conocía el demonio encargado de Belén y durante la siesta del demonio que cubre a Belén, ahí nació Jesús, ahí llegaron los marineros y los paratroopers, Satan it’s over. La invasión comenzó.

Lo menos que quiere él es eso: seres en engendrados por el Espíritu Santo. El cuerpo de de Cristo es una amenaza a su reino, porque con su brazo el Espíritu Santo hará proezas a través de ti, cancelando la maldición en el mundo que te rodea, y no solamente dentro de ti, retomando para el Reino de Dios regiones enteras reclamadas por Satanás. Hablando de guerra espiritual, miren de nuevo el versículo 52, “quitó de los tronos a los poderosos, exaltó a los humildes.” Tiene sentido sí terrenal, gobiernos, legisladores, la justicia, el presidente, el gobernador, el alcalde, pero también aquí a los poderosos se refiere a príncipes espirituales.

Pablo nos advierte que nuestra lucha no es contra sangre ni carne, como dice en Efesios 6, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes, y ellos, esos poderosos, esos principados, ellos en cambio , tienen influencia sobre los soberbios en pensamiento de sus corazones, sentados en lugares de influencia: escuelas públicas, inseminando doctrina satánicas en las mentes de nuestros hijos, legisladores activando políticas y leyes, institucionalizando injusticia, sea sobre inmigración, una economía que asegura que unos pocos festejen a expensas de multitudes que pasan hambre. Aquí, tanto los republicanos como los demócratas están bajo la misma influencia, te lo prometo.

No se trata de política, se trata de guerra espiritual. Y a propósito, el que se sentará en el trono de David gobernando para siempre no permitirá que Satanás salga con la de él, en su reino. Por eso los ministerios sociales por lo menos, los de esta iglesia, se distinguen un poco de la justicia social acostumbrado. Y de esto sí yo sé. HERC, por ejemplo, es una especie de ejército clandestino. Usted ve estos jóvenes, they are the rangers, they are marines. HERC envía un ejército clandestino de consejeros jóvenes, coaches, inteligentes, dotados, con personalidades atractivas pero llenos del Espíritu Santo, invadiendo las aulas de las escuelas públicas de Boston.

Ahora HERC tiene un equipo de 7 coaches, oramos, y los ordenamos para este trabajo y son enviados a 6 escuelas públicas de la ciudad de Boston usando las armas de la oración y unción para cancelar la maldición de Satanás en las vidas de cientos, 1200 jóvenes.

El viernes en la noche Alfa comenzó su nueva campaña con una vigilia. Quién hace eso? con una vigilia marcada con alabanza, adoración, testimonios del poder transformador de Dios y su fidelidad y momentos extensos de clamor. Iglesia, esto se trata de guerra espiritual. Las almas de nuestra milicia no son de este mundo, pero son poderosos.

Versículo 54, “socorrió Israel su siervo acordándose de la misericordia de la cual habló a nuestros padres, para con Abrahán y su descendencia para siempre.”

Mis hermanos, sepan, Dios no se ha olvidado de su misericordia. Dios se acuerda de cada uno de las promesas que le hizo a Abrahán y a su descendencia y ahí nos colamos nosotros. Cada uno de esas promesas, amén.

Yo dije ahorita que Dios había escogido a María para una asignación difícil y única. Tal vez usted está aquí y lo más que usted está lamentando es la asignación que Dios le ha dado a su vida, y tal vez no es la asignación que usted le ha pedido a Dios o ha esperado. Señor, por qué esta enfermedad? Señor, por qué esta situación? Señor, por qué si yo te sirve y te soy fiel este quebranto? Y te declaro en el nombre de Jesús que si usted dice como María, he aquí tu sierva, he aquí tu siervo, haga conmigo lo que tu deseas, el Espíritu Santo vendrá sobre ti.

Hoy día al que lo desea él te cubrirá con su sombra. Vientres, vidas estériles, brotarán en vida. Mis hermanos, no hay un ser aquí que Dios no está dispuesto a activar en una vida que le va a sorprender. Esa es la navidad. Bajemos nuestros rostros.

Gracias Jesús por prometer venir o soplar sobre nosotros, por quitar nuestra vergüenza y llenar nuestro vacío de vida.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato