Sermón 9 de agosto 2015: La importancia de la paciencia

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: August 9, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Hace unos meses atrás yo prediqué una serie de sermones sobre salud espiritual, ustedes recordarán, y hablamos acerca de que Dios quiere que vivamos vidas saludables, vidas victoriosas, vidas por encima de las circunstancias. Vidas que a pesar de las pruebas y las luchas, y de los sinsabores y las tragedias de la vida puedan reflejar esa abundancia a la cual Dios nos ha llamado. Y una vida saludable es como un cuerpo saludable que está compuesta de muchas diferentes piezas y nutrientes, no es solamente una cosa, son muchas cosas cooperando juntas.

Ustedes puede estar muy bien en 99% de su cuerpo pero si le falta un cierto ácido o una hormona, o una glándula no está funcionando bien por más pequeñita que sea, si hay un químico que le falta, ya esa falta de ese .1% o lo que sea afecta en una manera significativa ya lo demás de la salud, y así es la salud emocional y espiritual también. Está compuesta de muchas diferentes piezas y partes que todas juntas producen esencialmente una persona saludable. No quiere decir que seamos perfectos pero que podemos funcionar bien en la vida, que podemos ser felices, que podemos bendecir a otros, que sabemos que Dios nos ama y que podemos ser vencedores en medio de las pruebas y las luchas.

Estuvimos predicando por doce o más domingos acerca de eso y entonces quise darles un descanso y entrar en otras cosas, y otros temas como a veces pasa pero sentí del Señor esta mañana pues tomar uno y quién sabe si los próximos domingos se quedaron muchos temas sin tratar, y pues hoy quiero compartir con ustedes el tema acerca de la paciencia, porque la paciencia y la persistencia en la vida son tremendamente importantes para lograr nuestros sueños, nuestras metas, para mejorar en las áreas que tenemos que mejorar.

¿Cuántos de nosotros llevamos años luchando con un área de nuestra vida que nos impide, que nos hace más lento el caminar, es un obstáculo para nuestra fe y para nuestro bienestar, llevamos años y a veces la tendencia es como a tirar la toalla; ¿sabés qué? ya me cansé, yo no puedo cambiar, no puedo superar este defecto y entonces como resignarse y abandonarse a las cosas que nos agobian.

En otros casos también tenemos un sueño, una visión que queremos lograr: queremos comprar nuestra casa, queremos sacar un título que nos ayude en nuestra profesión, queremos viajar a Europa porque queremos visitar ese continente y necesitamos ahorrar para ello pero como que no nos da el dinero y nunca tenemos el dinero que necesitamos, queremos vencer alguna área de nuestro temperamento, o algún sueño que queremos lograr. Queremos rebajar de peso, ¿cuántos dicen amén? no tiene que decirlo ¿no? (risas).

Hay cosas sencillas, queremos aprender a tocar un instrumento, por ejemplo. Todas esas cosas requieren paciencia, requieren persistencia y requieren que si nos caemos de la bicicleta la recojamos y volvamos otra vez a montarnos en ella, y sigamos adelante hasta que logremos nuestras metas.

Nunca te des por vencido en nada porque si Él te ha dado la visión Él se asegurará de que tú llegues al fin, pero no te puedes dar por vencido, no te puedes "cuitear" como dicen los puertorriqueños, no puedes abandonar el campo de batalla, tienes que mantenerte. La Biblia dice que una vez que usted puso la mano sobre el arado no la quite, manténgala allí y siga adelante. Y yo he descubierto que uno de los recursos más importantes para la salud emocional y espiritual, y para lograr nuestras metas, y para vencer también en los problemas de la vida, porque eso es otra cosa también. A veces tenemos unas luchas y unas cargas, hay problemas que son como tumores que están allí impidiendo el fluir de la Gracia de Dios en nuestra vida, un matrimonio que no está funcionando bien, un hijo desobediente y pródigo, una enfermedad que no encontramos la solución, una enfermedad que no encontramos la solución, una condición de salud que requiere que simplemente nos tomemos una píldora todos los días porque hemos orado y el Señor ha decidido no obrar sobrenaturalmente, entonces tenemos que sobrellevar estas cosas. Hay cosas en la vida que son cargas también y dificultades que no hemos podido vencer que también requieren paciencia.

No solamente eso sino que en la vida cristiana también. Hay momentos en la vida cristiana en que wow, nos sentimos llenos del Poder de Dios y de la Gracia de Dios. Venimos a la Iglesia y nuestro tanque está full, y adoramos al Señor con soltura y saltamos, y sentimos que wow, Dios nos ama y que todo está bien, pero a veces venimos y nos levantamos, y como que hay una nube, el cielo está nublado y no hay sol por ninguna parte ¿verdad? y no sentimos ese gozo del Señor, esa exhuberancia, esa pasión por las cosas de Dios.

¿Quiere decir que Dios nos ama menos en esa época? ¿quiere decir que somos menos hijos de Dios? no. Simplemente hay días en que el día está nublado como hoy, pero el Señor está allí siempre amándote y tú necesitas paciencia dice la Biblia: "para caminar con ligereza la carrera de la fe."

¿Por qué la Biblia compara muchas veces con corredores de maratón? porque la vida cristiana es como un maratón: 26 millas y pico, y llega un momento en que uno se siente totalmente desprovisto de energía, y el único que llega al final y llega a la victoria es el corredor que es capaz de superar el cansancio, el agotamiento, el dolor de los músculos y el grito del cuerpo que le dice: párate y date por vencido, y que simplemente sigue adelante empujando, persistiendo, corriendo con paciencia la carrera de la fe. La fe es una carrera y para todo eso se requiere paciencia.

Si uno no desarrolla la paciencia uno nunca podrá llegar a sus metas porque toda gran meta, toda gran visión en la vida requiere paciencia, requiere que persistamos, que superemos inclusive una cosa que nos hace tropezar mucho, ¿sabe qué? las emociones, las emociones y los sentimientos. Las emociones son una cosa que nos traicionan a cada rato porque muchas veces, como dice el Señor Jesucristo: "El espíritu está dispuesto pero la carne es débil" y a veces lo que es el desaliento, la baja autoestima, el cansancio y el agotamiento emocional, el haber esperado demasiado tiempo la llegada de la visión que animamos y que almacenamos en nuestro corazón, ya como que nos hace sentir descorazonados y desanimados, y entonces la tendencia es a tirar la toalla porque nos estamos llevando de las emociones, y las emociones son como animalitos malcriados que si usted los deja que gobiernen su vida usted nunca va a llegar a nada grande.

La persona que logra sus metas es la persona que puede superar sus emociones y que a pesar que las emociones le estén diciendo: mira deja de hacer eso o haz esto que te apetece uno dice: no, porque el principio que yo he abrazado y la Verdad de Dios que está en mí me impide ceder a ese grito de mis emociones y de mi cuerpo o mis apetitos y yo voy a obedecer la Palabra de Dios, los principios del Reino de Dios y entonces usted persiste, y sigue adelante, y no se deja llevar por las emociones. Todos esos son elementos que yo creo que son necesarios para llevar una vida exitosa y una vida poderosa y saludable en el Señor.

Habacuc capítulo 2. Y lo que voy a hacer de paso es, voy a leer, ¿sabe qué? periódicamente he leído segmentos de un libro que estoy trabajando allí pero que lo he dejado por un tiempo, sin embargo Dios ha querido que de vez en cuando yo escoja un pasaje de ese libro y lo comparta con ustedes, es mi corazón hablándoles a ustedes y quiero que lo tomen como parte de la Palabra de Dios para sus vidas, aunque lo voy a leer pero está escrito de una vivencia, y yo sé que va a ser de bendición para sus vidas, y está basado en ese tema precisamente de la paciencia.

Habacuc capítulo 2 habla acerca de eso de persistir en la visión y las visiones que Dios nos da. En el versículo 2 del capítulo 2 dice: "Jehová me respondió y dijo: Escribe la visión y declárala en tablas para que corra el que leyere en ella." Una visión es algo que nosotros vemos ¿verdad? y que muchas veces Dios nos da visiones acerca del futuro que queremos y que anhelamos, es un deseo poderoso, es una meta que tenemos y Dios dice: Escríbela y declárlaa para que corra el que leyere en ella.

Pero aquí está lo que yo quiero tocar, dice el versículo 3: "Aunque la visión tardará aún por un tiempo" ahí está la cosa, cuando las cosas se tardan en llegar. Cuando Dios nos da un sueño acerca de algo bueno en la vida a veces se tarda la llegada de esa visión, la realización de ese sueño que tenemos y entonces el consejo del Señor es este, dice: "Aunque se tarde por un tiempo no te preocupes, se apresura hacia el fin" en otras palabras: la visión va a llegar a su fin, va a llegar a su realización. "No mentirá; aunque tardare espéralo, porque sin duda vendrá."

Y es interesante, dice: no tardará, dice que aunque tarde, en otras palabras aunque hayas esperado mucho tiempo no te preocupes que ya a la vuelta de la esquina eso va a llegar. Yo estaba pensando en un pasaje de la Escritura esta semana donde dice: "Espera a Jehová, esfuérzate y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová." Hay que esperar a Jehová, hay que esperar a que venga la realización de los sueños. Aunque los anhelos que hemos tenido de superación en la vida se tarden no abandones tus sueños, sigue batallando, sigue peleando. Si te caíste levántate, límpiate las rodillas y vuelve otra vez, y sigue adelante porque la visión, si tú persistes el Señor se asegurará de que no fracases y no llegues a la vergüenza. Entonces Habacuc 2:3 introduce un elemento muy importante en esta visión: aunque la visión tardará aún por un tiempo, dice Habacuc, mas se apresura hacia el fin y no tardará.

Muchas veces Dios pone sueños en nuestro corazón, anhelos y proyectos, y planes que no son para el momento actual sino para un futuro a veces distante, Dios nunca está de prisa. Eso es algo que yo he aprendido, que desgraciadamente Dios se toma Su tiempo para las cosas, él no llega ni tarde ni demasiado temprano ¿amén? Él siempre llega a tiempo, en el momento. Dios crea pacientemente, orgánicamente, desde adentro hacia afuera poniendo una pieza encima de la otra con total intencionalidad.

¿Sabe que Dios es un artesano? ¿Usted conoce esos carpinteros bien entrenados que usted les dice que hagan un trabajo chapucero y por más que usted les diga no pueden porque ellos trabajan finamente? estábamos hablando acerca de eso, yo conozco a dos o tres aquí en la Iglesia así. Usted les dice: mira apúrate porque tenemos prisa y mete un clavo ahí, no te preocupes porque eso se va a tapar, nadie lo va a ver pero ellos dicen: uh huh, uh huh y siguen haciendo exactamente como ellos saben. No pueden hacer una chapucería ni que los maten, son gente de excelencia meticulosa, minuciosa y Dios es así, Dios es un artesano que se toma Su tiempo elaborando las visiones.

Nosotros estamos de prisa muchas veces y lo que queremos es resultados rápidos, Dios se toma Su tiempo, pone una pieza encima de la otra con total intencionalidad, se toma Su tiempo en elaborar una hermosa visión. Por eso el escritor de Eclesiastés declara: "Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora" eso está en Eclesiastés capítulo 3 versículo 1. El Salmo 1 dice que: "El hombre o la mujer bendecidos por Dios dan su fruto en su tiempo." Cuando el fruto de tu vida nace en el tiempo de Dios será deleitoso y atractivo, perpetuamente renovable porque la misma vida de Dios estará latiendo dentro de ese fruto que Dios permitirá que se dé en tu vida.

Cuando Dios está obrando en una vida nada sucede por inercia o por accidente, nada sobra y nada falta, en Dios no hay excesos ni exageraciones. Todo lo que Él permite que intervenga en la elaboración de tu visión y de tu sueño, todo lo que parece un obstáculo o una intermisión, todo Él lo está permitiendo con un propósito, es justamente lo que se requiere. Aunque nuestro apresuramiento por ver esa visión realizada parezca que el momento de la victoria se está tomando demasiado tiempo en llegar; les habla alguien que sabe de lo que está hablando.

Han habido visiones en mi vida, yo se los he dicho antes, están ahí todavía después de décadas y todavía no se han realizado, y uno tiene que simplemente seguir sirviendo al Señor mientras viene la visión que Dios ha puesto en uno cada día. Muchas veces nos obsesionamos con lo que no hemos recibido que se nos olvida lo que hemos recibido, lo que tenemos a nuestro alrededor. Pensamos tanto en eso que no hemos logrado que se nos olvida que Dios nos ha bendecido con tantas cosas buenas alrededor de nosotros; tenemos esposos, hermanas, hijos que nos aman, un buen trabajo, salud, amigos buenos, la paz del Señor en nuestras vidas, reconciliación con Dios, la seguridad de nuestro destino eterno, tantas cosas que Dios nos da pero estamos obsesionados con eso que no tenemos, que no hemos logrado, que no recibimos. Nos enfocamos tanto en esa parte que hay tantas otras cosas alrededor de nosotros que son de tanta bendición a nuestras vidas.

Aunque parezca que hace demasiado tiempo que tú has pedido algo al Señor sigue adelante, no te enfoques en lo que no ha llegado todavía. Nunca abandones una visión porque se haya tomado demasiado tiempo en realizarse. Muchas veces las visiones de Dios requieren un largo viaje antes de convertirse en realidad. Como Abraham quien tuvo que recorrer proféticamente la tierra que sus descendientes habrían de ocupar muchos siglos después de su muerte, muchas veces tendremos que viajar grandes distancias en el tiempo y el espacio antes que nuestras aspiraciones se tornen en realidad.

Abraham caminó la tierra que sus descendientes trescientos y pico años después más iban a ocupar y él nunca vió esa tierra en sus manos, él nunca conoció a sus descendientes, la promesa que Dios le dió él nunca la vió realizada, él murió simplemente con una promesa. Él caminó la tierra y al caminarla la estaba marcando para lo que habría de venir después de él. Muchas veces nosotros tenemos que hacer muchos ensayos antes de que se dé lo que Dios nos ha prometido. Tendremos que experimentar y padecer muchos fracasos y vicisitudes antes de entrar en la Tierra Prometida que Dios ha declarado sobre nuestro espíritu.

Puede pasar mucho tiempo antes de que podamos acariciar en nuestros brazos el Isaac que Dios nos ha prometido. Sin embargo en esa marcha forzada pero fecunda, recogeremos una inmensa cantidad de recursos y experiencias que serán necesarias para conquistar el territorio que nos hemos propuesto y sobre todo para consolidarlo y retenerlo.

¿Sabes tú algo, que si ahora mismo Dios te diera la visión que tú tienes, el sueño que tú tienes, el deseo que tú tienes, te lo diera ahora mismo, quizás te haría algún daño? porque quizás tú no estás preparado para retener eso que Él te da y entonces quizás Dios está preparándote para que cuando llegue el momento de tú lograr tu sueño entonces tú puedas retenerlo. ¿Cuánta gente se pegan la lotería y a los seis meses ya son unos pordioseros de nuevo porque no estaban preparados para todos esos millones que les llegaron? yo sé lo que usted está diciendo: bueno me gustaría probar eso aunque sea yo (risas) y si fracaso, Señor, ayúdame, ¿verdad que sí?

Pero la verdad es que se han hecho muchos estudios, hay gente que se pega la lotería y dañan, y desperdician el dinero. Viene gente que les promete villas y castillos, que inviertan acá, que inviertan allá, vienen los familiares a pedirles dinero y comienzan a dar esto por acá y por allá, y en seis meses están peor que lo que estaban antes, ¿por qué? porque les vino el dinero pero no les vino con él la sabiduría, y Dios prefiere a veces trabajar en el interior nuestro: poner las piezas en su lugar, poner los fundamentos, los pilotes seguros para entonces darnos para que se mantenga el edificio cuando llegue el momento, por eso Dios es un pensador sistémico.

Y nosotros no sabemos a veces qué es lo que Dios está haciendo tras bastidores. Nosotros solamente vemos lo que no hay, lo que no vino, pero no estamos viendo a Dios sembrando y preparando debajo de la superficie, y trabajando en nosotros, y trabajando en nuestro hogar, nuestros hijos, defectos, emociones, preparándonos para la gloria que Él tiene destinada para nosotros.

El apóstol Pablo nos advierte que para ser coronados, en otras palabras para llegar a la plena realización de nuestros sueños tenemos que luchar dice él, legítimamente, Segunda de Timoteo 2:5. Luchar legítimamente quiere decir no tomar atajaderos, quiere decir pasar por el largo y arduo proceso que requiere una visión, tomar hasta el fondo la copa de la crucifixión personal que nos prepara y capacita para el triunfo que tanto anhelamos.

Las visiones que Dios instala en nuestros corazones frecuentemente requieren un proceso de desarrollo arduo y detallado, hay reglas y principios que tienen que ser obedecidos, hay cosas que tienen que morir en nosotros, deudas que tienen que pagarse, rasgos de carácter que tienen que ser eliminados o establecidos en nosotros. Por medio del sufrimiento, la lucha o el fracaso, nuestro ser interior tiene que ser ajustado a la magnitud y la complejidad de la visión que hemos concebido.

Piense por ejemplo en Moisés. Moisés fue preparado como libertador de Israel desde la fundación del mundo. Nació en una familia hebrea y Dios se las arregló para que Él permaneciera creciera dentro del palacio de faraón como un príncipe. Dios fue preparando su intelecto, su carácter, sus recursos de hombre de estad porque Dios tenía una misión para él, llevar un pueblo de más de un millón de personas y transportarlos de un desierto a una tierra que Él tenía preparada para ello, y ese líder iba a ser un líder político, un líder espiritual, y por eso Dios tuvo que preparar a este hombre.

40 años lo preparó intelectualmente y lo preparó como guerrero y como líder, y después 40 años más lo metió en el desierto para crear en él humildad, mansedumbre, paciencia, dependencia de Dios, allá en el desierto murieron los sueños de Moisés de ser un libertador, él pensó: me equivoqué, fracasé y Dios no tenía planes para mí, y sin embargo Dios estaba trabajando en él, en su carácter, preparándolo para que él pudiera llevar a cabo la tarea. Imagínese si un Moisés impetuoso y lleno de bríos varoniles y todo esto, diría un pueblo difícil y tan rebelde como eran los judíos; yo creo que los hubiera matado a todos el primer mes y no hubiera quedado ninguno que hubiera entrado a la Tierra Prometida.

Dios tuvo que crearse un hombre paciente y lo creó eso en el desierto allí en las noches estrelladas del desierto, en el silencio, manejando cabras y aprendiendo que él no era nada, y entonces cuando estaba allá preparado, a los ochenta años hermano lo llama para la visión que él le había puesto en su corazón, ese es el Dios que se toma tiempo para las cosas ¿no?

A veces Dios tiene que trabajar mucho en los preámbulos antes de ya darnos lo que Él quiere para nosotros, y no podemos apresurar los procesos de Dios. No debemos tratar de evadir las crucifixiones y estaciones de espera que surgirán en el camino hacia la cumbre. Cuando tengamos el premio tendremos que haber corrido la carrera sin trampas ni atajaderos.

Dios es un Dios de procesos, de etapas entrelazadas que se van cumpliendo una tras otra en un orden coherente, todo esto requiere tiempo. La hermosa sinfonía de una vida con propósito no se realiza de la noche a la mañana, requiere una capacidad para ver a largo plazo, para esperar pacientemente, como dice la Palabra, "hasta que despunte el alma." El salmista dice: "Pacientemente esperé a Jehová y se inclinó a mí, y oyó mi clamor."

Aunque la visión se tome más tiempo de lo previsto, debemos esperar pacientemente hasta que Dios se incline hacia nosotros, nos extienda Su cetro y nos otorgue el triunfo anhelado. Si la visión es auténtica y viene de Dios, Él se asegurará de que llegue el tiempo de su realización. En tiempos de sequía y espera, cuando casi desfallecemos y abandonamos la visión Dios nos susurra: "Aunque se tarde mucho tiempo no la abandones, ella se apresura hacia el fin y no mentirá."

La paciencia es uno de los prerrequisitos hermanos, más importantes para la elaboración de una vida fructífera, una vida de éxito e influencia requiere el fuego lento de la formación a largo plazo. Muchos componentes tienen que ser añadidos a nuestra personalidad, muchas experiencias acumuladas se requieren para producir el aplomo de la madurez, el carácter balanceado, la mirada observadora, la sobriedad que no se deja impresionar fácilmente.

¿Saben hermanos que hay algo que desgraciadamente no se puede apresurar, y es la sabiduría? el aplomo, la sobriedad, el discernimiento, y desgraciadamente cuando llegamos a una medida de aplomo y de sobriedad, y de autodominio ya es casi tiempo de morirse, esa es la tragedia del hombre ¿no? que se requiere ahí cocer la sabiduría a fuego lento. Uno dice: caramba yo quisiera tener la vitalidad de un joven de 25 años y la sabiduría de un hombre de 80, si uno pudiera combinar las dos cosas, pero desgraciadamente se toma tiempo adquirir ciertas cosas antes de que Dios pueda hacer Su obra en nosotros y por eso tenemos que armarnos de paciencia.

Si tú tienes un sueño grande en tu vida, algo que quieres lograr, prepárate para la espera, prepárate para la carrera y ármate de fe y de esperanza, y de paciencia, y cuando te sientas listo para tirar la toalla dite: no, todavía un paso más, dos pasos más porque el Señor tiene planes para mi vida y Él quiere trabajar en mi vida.

Calvin Coolidge era presidente de los Estados Unidos y él escribió lo siguiente con respecto a la paciencia y la persistencia como ingredientes indispensables para el éxito, un hombre muy exitoso, presidente de los Estados Unidos, escuche lo que dijo este hombre sabio. Dijo: "Nada en este mundo puede sustituir la persistencia. El mero talento no puede, no hay nada más común que gente fracasada con mucho talento", es cierto. ¿Cuánta gente conoce usted por ahí con mucho talento pero no han llegado a nada? porque lo que tienen es talento solamente. "El genio tampoco puede, genio sin recompensa es casi proverbial", en otras palabras hay gente brillantísima, genios, pero usted los ve que son unos fracasados en términos de éxito profesional y otras cosas porque su genio no está acompañado por ejemplo de dones con la gente, son excéntricos, son impacientes con los demás, no pueden tolerar otros que no sean tan inteligentes como ellos, y entonces fracasan en la vida mientras que hay por ahí un Donald Trump por ahí (risas) que es como un trompo precisamente dando vueltas a cien mil millas por hora y hace millones de dólares ¿no? y un Ronald Reagan que uno diría: wow este hombre no era un gran cerebro, sin embargo era uno de los grandes hombres de estado de esta nación, el mismo Menino, alcalde que murió con gran gloria aquí en Boston; un hombre que hablaba como si fuera un chofer de camiones y sin embargo era brillante, tenía PhDs trabajando para él porque tenía don de gentes y tenía una sabiduría mafiosa y muy útil en la política, porque es que son otras herramientas, no solamente es inteligencia ¿no?

"Genio sin recompensa es casi proverbial. Tampoco la educación, el mundo está lleno de gente educada arruinada. Sólo la persistencia y la determinación" dice Coolidge "son omnipotentes. El dicho: "sigue adelante" ha resuelto y siempre resolverá los problemas de la raza humana."

Yo quería mostrarles un video y creo que lo voy a tener que dejar porque quiero ser juicioso y, pero es un video muy elocuente y en otro momento lo podrán ver. Pero les voy a decir la historia acerca del caso; y perdona Javier que te puse a trabajar temprano por la mañana con el video pero tú eres un hombre paciente y yo sé que vas a entender (risas), mire cómo yo soborno emocionalmente a la gente muchas veces ¿no?

Hace tiempo leí acerca del caso de Tony Meléndez, un joven nicaragüense que nació sin brazos como consecuencia de una medicina tomada por su madre durante el embarazo. En su niñez, sus padres se trasladaron a Estados Unidos a fin de proveerle un mejor cuidado médico para su condición. En algún momento durante su infancia, Tony Meléndez comenzó a tratar de tocar el teclado y la guitarra con los de los pies; no tenía brazos pero cuando niño comenzó a tratar de tocar la guitarra con los dedos de los pies y lo puede buscar en YouTube, Tony Meléndez. Después de muchos años de práctica, Tony desarrolló tal destreza en la guitarra con los pies que llegó a cantar y tocar en lugares públicos impresionando a todo el mundo con su rara habilidad.

Tony redescubrió su fe católica como joven y comenzó a involucrarse activamente en el programa de su iglesia local. Se hizo tan popular en los círculos católicos de su ciudad que llegó a participar musicalmente hasta cinco veces por domingo en diferentes misas del área. Se ganó la atención de gente influyente, incluyendo una de las personas encargadas de organizar la visita del Papa Juan Pablo II a Estados Unidos en 1987. Y dice Tony: "Aunque alguien sacó mi nombre de alguna parte y me pidió que asistiera a una reunión" recuerda Tony en su apunte biográfico, "no estaba seguro de qué se trataba" y resultó ser una audición para el evento, y Tony fue aceptado.

Él dice: "me entusiasmé muchísimo cuando lo supe." La presentación de Tony cantando y acompañándose con los dedos de los pies con la guitarra impresionó tanto a Juan Pablo II que salió de su asiento ante una multitud y cámaras mundiales, salió de su asiento, bajó de la tarima y le plantó un beso al sorprendido cantante, y luego lo animó a seguir inspirando a las multitudes con su don de paciencia y de persistencia. Las palabras del Pontífice fueron de gran aliento para él y transformaron su vida y su carrera musical.

Juan Pablo II le dijo a Tony: "Tony, verdaderamente tú eres un joven valiente, nos estás dando esperanza a todos nosotros. Mi deseo para ti es que continúes dando esperanza a toda la gente." El auditorio estalló en aplausos entusiastas y desde entonces, Tony ha viajado por todas partes del mundo y ha cantado en lugares de gran distinción, y ha ganado todo tipo de premios prestigiosos que reconocen la calidad de su música y la gran inspiración que es su vida para tantas personas.

¿Saben algo hermanos? esa gente que va por el mundo alcanzando metas, logrando cosas extraordinarias en sus vidas, conquistando montañas, superándose cada día en sus defectos y en su personalidad y logrando cosas aparentemente imposibles como Tony Meléndez, generalmente tienen ese común denominador de la paciencia y la persistencia. Aunque se tarden las cosas son capaces de persistir en la visión.

Un día Dios se acuerda de la visión que ha estado latiendo dentro de ti, la llama por su nombre y la saca a la vida para que asuma su lugar entre los puntales que fortalecen el mundo, pero se requiere paciencia y fe para creer que si la visión es verdadera y viene de Dios no permanecerá escondida para siempre sino que en su momento Dios las redimirá del anonimato y le dará su lugar entre las demás visiones que adornan el mundo.

Cuántos años le habrá tomado a Tony Meléndez aprender a tocar la guitarra con los dedos de los pies. Ahora mismo en tu mente, trata de imaginarte tocando las cuerdas de una guitarra tendida sobre el piso con el dedo gordo del pie mientras presionas las demás cuerdas en el lugar apropiado, el diapasón con los otros dedos. Parecería imposible pero a través de los años de arduo aprendizaje, poco a poco el cerebro de Tony se fue acomodando para realizar esa hazaña. Dios ha dotado al hombre con una flexibilidad y un potencial impresionantes.

De paso: estaba mañana estaba meditando en esto, busqué en YouTube: hay un video impresionante de una joven bellísima mexicana, Adriana se llama, que tampoco tiene brazos, nació sin brazos y el video se titula: "Adriana la invencible", les animo a que lo busquen, es un programa como de veinte minutos acerca de su vida y su biografía, y cómo esta muchacha bellísima superó, y ella usa los dedos de sus pies y sus pies como si fueran manos; es más, a veces la cámara enfoca los dedos y uno no está seguro si son pies o son manos, porque sus dedos han adquirido tal destreza, ella escribe, dibuja, textea con los dedos de los pies, cocina, me imagino que se lavará bien los pies antes de cocinar, está casada con un hombre guapísimo y todo sin brazos, es increíble, es algo como que fuera de serie esta muchacha, Adriana se llama, Adriana la invencible. Ella es una motivadora mundial increíble.

Son gente que aprendieron a superar con paciencia, no se dieron por vencidos. Dios ha dotado al hombre con una flexibilidad y un potencial impresionantes. Cada día los psicólogos y los neurólogos nos muestran la asombrosa plasticidad del cerebro humano, nuestra cablería neurológica se adapta a las tareas que le asignamos y desarrolla nuevos circuitos en obediencia a las metas que emprendemos sostenidamente a través de la vida. Voy terminando ya.

Estoy seguro que si se hiciera un exámen de cerebro a Tony Meléndez cuando él muera se descubriría que hay una parte de su cerebro más desarrollada que el promedio de las demás personas, esa parte tendrá que ver con la coordinación de los dedos de los pies. A lo largo del tiempo, el cerebro de Tony determinó que esa parte de su estructura neurológica necesitaba más recursos porque le estaba asignando más tareas sofisticadas de lo normal. Por medio de la práctica persistente Tony logró operar sobre la estructura misma de su cerebro y desarrollar los recursos necesarios para realizar su asombrosa visión.

Déjeme darle una ilustración acerca de esto: nosotros estamos de viaje, Meche y yo, y estamos usando el carro de Meche que ella ya lo tiene programado para que, esto es algo sencillo pero fíjese cómo a veces la inercia le impide a uno desarrollar algo, y el temor. Entonces, ella tiene su celular programado en el carro de manera que cuando ella lo use el celular pues el carro, a través de BlueTooth, esa tecnología, la bocina del carro pues deja escuchar en voz alta lo que está pasando sea que uno use música o esté hablando con alguien, usted sabe cómo funciona eso, pero ella nunca aprendió porque eso lo hizo mi yerno, le programó para que su teléfono estuviera ahí dentro de la bocina del carro, pero, no su teléfono dentro de la bocina sino el sonido del teléfono (ríe).

Pero el caso es que: muchas veces cuando yo me monto en el carro de ella que quiero usar la música que está en mi celular o lo que sea ninguno de los dos sabía cómo programar el bendito carro para que incluyera el teléfono mío, y durante tantos meses hermano hemos sufrido solamente escuchando el teléfono de ella pero pensando que era difícil y que no se puede, y que nunca tiene el tiempo uno y lo deja así hasta que, viniendo ahora decimos: ¿sabes qué? mira a ver si está el manual ahí dentro del compartimento del carro, y sí estaba el manual, direcciones sencillas y le dije: mira cuando lleguemos a una estación de estas, una parada en el highway vamos a pararnos y vamos a programar el celular rebelde este, vamos a hacer algo acá.

¿Sabe qué? nos paramos hermanos y literalmente en menos de 3 minutos ya mi celular estaba hablando a través de la bocina del carro de Meche, vinimos el resto del viaje escuchando música diferente, no entro en detalles ahí (risas), yo sé que ella está escuchando, quizá después me voy a meter en problemas, pero nada, 33 años sufriendo.

El caso es hermanos, que muchas veces uno como que piensa: no, mi cerebro, ¿cuánta gente dice: no, yo no puedo bregar con tecnología? mi cerebro no funciona para computadores y para celulares, y para iPhones e iPads, y vivimos limitados en un área de la vida que es muy importante en estos tiempos, la tecnología, pero es como que hay una cosa que me dice: no puedo, mi cerebro no está. Mire: su cerebro es tan bueno como el de su vecino ¿no? no es como que Dios lo hizo a usted con una falla tecnológica allí que no puede usar la tecnología, usted puede. Ahora, es como todo: se requiere un tiempecito ¿no? se va usando un teclado primeramente y después hace otra cosa y mañana hace otra, en seis meses usted está texteando como un teenager de doce años, sinceramente.

Todo está en uno comenzar el proceso, y cuando uno comienza el proceso el cerebro mismo va enseñándole a uno el camino, es increíble. Dios nos ha hecho tan flexibles y lo que hay que hacer es comenzar el camino, persistir, no darse por vencido, creer que si Dios está contra nosotros ¿quién contra nosotros? que todo lo podemos hacer en Cristo Jesús.

¿Usted cree que cuando Pablo dijo: todo lo puedo en Cristo no estaba pensando también en la computadora, el Espíritu Santo que lo dijo? claro que sí. Voy a dejarlo hasta aquí porque no voy a, quiero que nos enfoquemos en eso y que nos vayamos con un ánimo nuevo.

Hermano: en el Nombre de Jesús baja tu cabeza y yo quiero animarte a armarte de fe. Si tus sueños todavía no se han realizado, si tú estás contemplando un camino que parece imposible de atravesar, si hay una lucha en tu vida que tú dices: no, yo no voy a poder llegar, en el Nombre de Jesús tú sí puedes, tú puedes con el poder de Cristo y con la persistencia, la fe, la esperanza, la paciencia de Job. Date tiempo, comienza la carrera y si tropiezas, levántate otra vez y vuelve, y confía que el Poder de Dios dentro de ti va a encontrar una salida.

Yo creo que Dios le está hablando a mucha gente esta mañana, siento del Señor que muchos de nosotros necesitamos ánimo esta mañana y yo quiero bendecirte con esta convicción que hay en mi Espíritu que Dios ha puesto en mi corazón, y con esta Palabra que Dios ha traído para ti esta mañana, de que tú no vas a fracasar, y no solamente no vas a fracasar sino que vas a vencer ¿amén? recíbelo en el Nombre del Señor, es la promesa de Dios para tu vida, para tus luchas, la guerra que estás peleando sean familiares, sean profesionales, sean de salud, involucren tu matrimonio o tus hijos, involucren tu trabajo o tus estudios, los defectos de tu vida, tus emociones, las cargas que tú tienes, los sueños que no se han realizado.

En el Nombre de Jesús yo quiero ponerte una inyección hoy de esperanza e invitarte a continuar la carrera, invitarte a poner otra vez la mano sobre el arado y seguir adelante porque con Cristo Jesús a tu lado tú vas a vencer, no hay lucha que tú no puedas superar mi hermano, mi hermana, créele al Señor. El problema no es Dios, el problema somos nosotros que le creamos a Dios así que en el Nombre de Jesús recibe esto como, no es Palabra de hombre, es que Dios te está hablando y te está diciendo: Yo estoy contigo, Yo no te dejaré, Yo no te desampararé, Yo estoy contigo todos los días hasta el fin del mundo, Yo tengo propósitos para tu vida, Yo te amo, te tengo esculpido en la palma de Mis Manos, los pensamientos que tengo para ti son de bien y no de mal, Yo te voy a bendecir, nadie se burlará de ti, nadie te podrá hacer frente. Yo voy contigo dice el Señor.

Yo te he entregado la tierra que pise la planta de tus pies dice el Señor, no te preocupes acerca del futuro, y cuando te sientas preocupado vuelve a recordar la Palabra del Señor: "Por nada estéis afanosos" y eso me lo quiero yo decir a mí mismo ahora mismo: Roberto Miranda por nada estéis afanoso sino sean conocidas vuestras peticiones dice el Señor, sean conocidas vuestras peticiones con toda oración y ruego, con acción de gracias celebrando por fe lo que Dios va a hacer en tu vida en el Nombre del Señor. Dios nos está animando hermanos esta mañana, Dios nos está animando. Toma nuevas fuerzas en el Nombre de Jesús, nuevas fuerzas para tu vida, aleluya.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato