Sermón 12 de abril 2015: Dios está en control

A propósito de Sermones
[Samuel Acevedo]
  • Presenter: Samuel Acevedo
  • Fecha: April 12, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Juan capítulo 19, comenzando con el versículo 7. Qué lindo es experimentar la Presencia del Señor como la acabamos de experimentar en estos momentos, qué lindo experimentarlo en un día como el Domingo de Resurrección. Parece que en un servicio como el Domingo de Resurrección la semana pasada, parece que uno tocara el Trono de Dios y para mí fue tan especial ese servicio que aún el día siguiente y muchos días esta semana estaba yo todavía disfrutando de ese ambiente, de ese mover de Dios tan bello.

Pero yo estoy muy consciente que para muchos, el Domingo de Resurrección cuando declaramos: ¡Wow, el Señor ha resucitado de entre los muertos! nos cuesta aferrarnos de esas declaraciones como la que acabamos de declarar ahora, que Jesús es Rey, que Él es poderos, y cuando llegamos a la casa, tal vez a la tarde, yo iba a decir el lunes por la mañana, muchas veces ni siquiera esperamos al domingo por la tarde para abrir las puertas de nuestro departamento.

Tal vez eres el único que sirve a Dios en esa casa, eres un pionero de la fe en tu hogar. Hay muchos hogares que uno va y eres el pionero y esa casa está repleto de, sólo Dios sabe qué hay en la televisión, qué es lo que están escuchando en la radio, qué pelea se está armando por qué sé yo qué, uno se cubre con la sangre del Cordero, muchos de nosotros ¿verdad? ese cuartito es a la vez el tabernáculo y la fortaleza. Parece que muchos de ustedes han tenido su cuartito ¿no?

Y ahí muy lejos de este santuario ¿seguirán ustedes haciendo esas mismas declaraciones? Este día la Palabra de Dios es esto: no importando lo que usted vea, no importando lo que usted oiga, no importando lo que usted experimente, no importando lo que le llegue a su vida, Dios está en control, Él sigue en control.

Juan 19 versículo 7, los judíos le respondieron a Pilatos: "Nosotros tenemos una ley y según nuestra ley, debe morir, porque se hizo a sí mismo Jesús Hijo de Dios; Cuando Pilatos oyó decir esto tuvo más miedo y entró otra vez en el Pretorio, y dijo a Jesús: ¿de dónde eres tú?"

"Mas Jesús no le dió respuesta. Entonces le dijo Pilatos: ¿a mí no me hablas? ¿no sabes que tengo autoridad para crucificarte y que tengo autoridad para soltarte? Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dado de arriba, por tanto, el que me ha entregado mayor pecado tiene."

Misericordioso Rey: venimos delante de Tu Presencia. Señor: así declaro, como lo he declarado en Tu Presencia, como lo he declarado en momentos que sólo Tú has sido testigo, delante de Tu pueblo declaro que sólo Tú eres Rey, superior, la autoridad última y que estás en control. Ahora, vivifica esta Palabra, actívala, amárrala a nuestros corazones para la gloria de Tu Nombre, te suplico en el Nombre de Jesús.

Respondió Jesús en el versículo 11: "Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dada de arriba." Nosotros nos vamos a mantener en lo que queda de este servicio, nos vamos a concentrar en qué dice esta declaración. Decimos amén instantáneamente, algo poderoso le estaba declarando Jesús en Su juicio a Pilatos, su juez. Ninguna autoridad tendrías contra mí si no te fuese dada de arriba. ¿Qué es lo que quiere decir el Señor a través de esta Palabra, qué es lo que quiere decir esta declaración?

Primeramente sepan esto, esto es lo que la Palabra nos está declarando acerca de esto. Toda autoridad, toda autoridad es delegada por Dios y del Trono de Dios. Lo que declara esta Palabra es que Dios tiene y delega toda autoridad, y de hecho Dios está en control, eso es lo que declara esta Palabra. Esa palabra que se traduce aquí: autoridad, en griego es la palabra: exousia, que quiere decir: autoridad. Pero fíjese que esta palabra y usted lo verá en el transcurso de este mensaje, es traducida de distintas maneras. A veces se traduce como poder. En la nueva versión internacional en inglés es traducida: "You would have no power over me" "Ningún poder tendrías sobre mí".

Muchas veces es intercambiable incluso con una palabra griega que ustedes tal vez han oído en el Nuevo Testamento hablando de este mismo concepto de poder, dunamis que se traduce "en el poder de Dios para hacer cosas estruendosas", dunamis implica el levantar a los muertos, el abrir los ojos a los ciegos, el majestuoso poder de Dios. Esta palabra implica otra cosa, implica autoridad y es importante distinguirlo y entenderlo.

En el griego clásico fuera del contexto bíblico esta palabra se asociaba con la autoridad que ejerce un rey para gobernar su dominio, incluyendo autoridad sobre la voluntad o decisiones, o el destino de otros, en otras palabras: control sobre su dominio. La autoridad que tiene un rey para gobernar y extender sus intereses sobre los que él gobierna.

También implica la autoridad que un rey o un gobernante delega a sus oficiales y representantes para realizar la voluntad de un rey sobre su dominio. exousia implica que un rey tiene esta autoridad pero como rey él tiene la capacidad de delegar esta autoridad a sus oficiales y a sus representantes que él delega a través de su dominio para cumplir su agenda y su voluntad. exousia implica ambos, la autoridad que desciende sobre el rey y la autoridad que él tiene para delegárselo a otros.

¿Y qué implica esto? de cierto que por lo menos implica esto. Implica que la autoridad de aquéllos que gobiernan sobre la Tierra, aquí incluyendo Boston, Massachusets, es delegada de arriba. La Palabra es muy clara en esto.

Las Escrituras declaran esto en Romanos 13:1, es tal vez el mejor ejemplo bíblico, es el texto en el que el apóstol Pablo declara: "Sométase toda persona a las exousia, a las autoridades superiores, porque no hay autoridad, no hay exousia" aparece dos veces ahí "sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas."

Es decir: ese guardia que ví esta mañana en la esquina de la Avenue y la North Hampton dirigiendo el tráfico está ejerciendo exousia que viene a través de su chapa, pero esa chapa en última instancia es una autoridad delegada por Dios. El Señor permite que los hombres y las mujeres en autoridad lleguen, suban, bajen, inicien, deleguen, anuncien, traten con la maquinaria, aprieten huelgas, pero el que está en control de todo ese aparato es Dios, es Dios.

Ellos están ejerciendo su exousia y por eso hay que honrarlos, hay que honrarlos, hay que orar por ellos. Si Nerón llegara un domingo: "Pastor oren por nosotros" ¿qué dice Pablo? oren por Nerón, literalmente, y seguramente lo haríamos porque sabemos de dónde viene la autoridad. Es más, el mero hecho de que lleguen buscando la oración es un vestigio, aún en el 2015, de que ellos reconocen. Espérate, espérate, wait a minute. Yo necesito aunque sea buscando votos en Roxbury, yo necesito esta bendición.

Pues por cierto esta palabra implica la autoridad terrenal. Pero esta declaración no está limitada a la autoridad natural o el poder político. Toda autoridad natural y sobrenatural, toda autoridad debe su existencia a Dios, a Dios. Las Escrituras establecen a Jesús como el Creador y el Sustentador, el Señor del tiempo y el espacio con toda autoridad sobre todo ser creado. Una exousia completa, última, suprema y eso está regado por todo el Evangelio mi hermano. Todo el Evangelio de Juan, esto es un tema muy importante del evangelista Juan en particular.

¿Se acuerdan que varias semanas atrás les traje un mensaje acerca de la oración sacerdotal de Jesús en Juan 17? el versículo 2 de ese capítulo, Juan 17:2 el Señor comienza, les compartí, con varias declaraciones ¿se acuerdan? hay declaraciones y peticiones, y en una de estas declaraciones el Señor le dice al Padre: "Padre, glorifícate, el ahora ha llegado para que Tu Hijo sea glorificado" dice el versículo 6 "como le has dado potestad, le has dado exousia sobre toda carne para que dé vida eterna a todos los que les diste." Una declaración breve pero poderosa.

¿Qué es lo que está diciendo Jesús? no ven lo que dice Jesús. El Padre le ha dado autoridad, le ha dado exousia sobre toda carne, muertos, vivos, aún por nacer, celestiales y sobrenaturales, sobre toda carne y que en Él reside la exousia, la autoridad para extender la vida eterna ¿sabes lo que es eso? a ti la vida eterna y quizás a ti no, eso es lo que queremos decir con exousia, con autoridad. Una autoridad, no hay manera, eso abre y cierra el libro de autoridad, necesita, eso es una autoridad suprema sobre toda creación por toda la eternidad.

Y como Rey Jesús delega Su autoridad como declara esta Palabra, exousia es también la autoridad delegada, y como Rey Jesús delega Su autoridad a Sus siervos quienes cumplen Su Voluntad en la Tierra. Aún en las primeras declaraciones de Juan en Juan capítulo 1, es muy claro el evangelista Juan acerca de esto.

En el versículo 10, Juan capítulo 1 versículo 10 Juan declara: "En el mundo estaba y el mundo por Él fue hecho." De nuevo, la idea de Jesús como el Creador y el Sustentador, "el mundo por Él fue hecho." Él está caminando, el Creador del mundo, caminando sobre la faz de la Tierra "pero el mundo no lo conoció" como Pilatos "¿de dónde vienes, quién eres tú?" el mundo no conoció a su Creador.

"A los suyos vino" los judíos "y los suyos no le recibieron" es más, lo entregaron a Pilatos, lo entregaron a ser crucificado. Pero hay un pero aquí muy importante: "mas a todos los que le recibieron, a los que creen en el Nombre de Jesús, a los que creen en Su Nombre, les dió potestad, les dió exousia" les delegó autoridad, "les dió potestad de ser hechos hijos de Dios, los cuales son engendrados no de sangre ni de voluntad de carne, ni de varón, sino de Dios." ¿Están siguiendo?

¿Qué es lo que dice la Palabra aquí? Como César delega autoridad a Pilatos para representar los intereses de Roma en Judea así Jesús derrama Su autoridad, delega Su exousia a los hijos de Dios para extender los intereses del Reino de Dios sobre la Tierra. Los que reciben el Nombre de Jesús, los que nos inclinamos bajo Su autoridad y lo reconocemos como Rey caminamos esta Tierra revestidos del Altísimo Dios, a quien responde Él por tu vida, por mis pequeñitos, Sus representantes, Sus oficiales. No es poca cosa con lo que carga usted por ser usted hijo de Dios. Por eso, nos asegura Jesús aquí parafraseando, no importa lo que vean, nunca se olviden que tengo la autoridad, nunca se olviden que tengo la autoridad.

De nuevo en Juan, Juan capítulo 16 versículo 33, un versículo que yo visito mucho, que conocemos mucho, pero este versículo interesantemente es el último consejo que le da Jesús a Sus discípulos antes de Su oración sacerdotal, antes de dirigir Sus palabras al Padre y de ahí entrar en todo este drama de la crucifixión, este fue el último consejo que les dió, Él les dijo: Estas cosas, todo lo que ustedes han oído, no solamente hoy pero en estos últimos años, estas cosas os he hablado para que en Mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción mas no temáis; Yo he vencido al mundo.

No importa lo que ustedes vean esta noche, no importa lo que ustedes vean mañana en la mañana o mañana en la tarde, no importa lo que ustedes vean ese sábado, no importa lo que vean el domingo, esto no termina con la cruz, Yo estoy en control. Tenga autoridad y decimos eso y, yo podría ya con eso podría concluir este mensaje pero este es el detalle: a veces es difícil apreciar que Dios está en control, francamente. A veces es difícil apreciar el Poder de Dios y que Dios está en control cuando somos confrontados por el poder del mal y el poder del mundo. Es difícil.

Es difícil seguir creyendo que Dios está en control cuando vivo en un mundo muy entre comillas "real". Es difícil porque esto es una lucha de cada persona que clama al Señor como su Rey, tarde o temprano vamos a caminar este valle.

Sepan esto primeramente. Este concepto de exousia, este concepto de autoridad no se limita al Reino de Dios. La Palabra declara que fuimos, oiga esto, "Librados de la potestad" o sea, de la exousia de las tinieblas en el Libro de Colosenses, la misma Palabra, hay autoridad allá. El enemigo ejerce un nivel de autoridad que el mismo Señor le permite.

Declara la Palabra, nos advierte que "No tenemos lucha contra sangre ni carne, sino contra principados, contra potestades" exousia, "contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes de maldad en las regiones celestes" esa es la lucha, y claro que como una lucha sobrenatural es escondida a la vista pero ustedes, Pastor: esta lucha se manifiesta muy realmente para mí cuando vemos entre comillas "la realidad" ¿verdad?

¡Amén Pastor todo lo que usted acaba de declarar, esos cánticos, gloria a Dios, wooo! pero cuando confronto "la realidad" y esta confrontando a la fe, gloria a Dios. Usted declara Dios está en control ¡amén! lo voy a decir por usted. Usted declara: ¡Dios está en control, amén Pastor! pero cuando veo las noticias, hahahaaa, veo que el mundo en vez de mejorar las cosas van de mal en peor. En vez del mundo mejorar las cosas van de mal en peor.

La violencia no cesa, no confío en enviar a mis hijos a una escuela pública, temo lo que les van a enseñar ahí, están matando a cristianos con todo el mundo con impunidad y en mi propia vida, estoy a punto de perder el trabajo, vamos a perder la casa, nuestra esperanza para ser documentados se hizo viento. Esa es la realidad. Cuando confrontamos la realidad nos cuesta creer que Dios está en control, ese es el punto. Por eso no he terminado con esta declaración, porque esa es la fortaleza, ese es el reto. Gloria a Dios por Su Palabra.

Vemos aquí en esta confrontación en Juan 18, Juan 19, vemos esta lucha representada, usando el inglés legal, "hearing" que aún los que acaban de llegar de donde sea es una de las primeras palabras en inglés que nosotros aprendemos ¿verdad? "hearing" esta audiencia entre Pilatos y Jesús. Este encuentro entre el poder del mundo representado por Pilatos, y el Poder de Dios representado por Jesús, hearing.

Mis hermanos: yo creo que todos conocemos hearings, yo creo que todos conocemos comparecencias legales, te lo dice un abogado que ha sido, que se ha sentado y también se ha sentado allá, nos sentimos ¿verdad, cómo se siente usted en esos hearings, qué le da a usted cuando sabe que tiene que comparecer delante de un juez para lo que sea? nos sentimos tan frágiles y tan indefensos ¿verdad? ante estos seres humanos y sus sistemas fríos e incomprensibles sobre los cuales tantas cosas importantes dependen, tanto depende de estas audiencias; ¿me dan la visa, me deportarán, me entregarán los papeles, me perdonarán por comerme esa luz, me darán el permiso para construir el santuario o el conector? ¿quiere ver a su Pastor llorar? háblele a Roberto de BRE y tener que ir. Él ayuna y ora, y busca el Poder de Dios cuando va a esas reuniones.

Es un caso más para ellos, es tu vida la que ellos están decidiendo. Esto que está viviendo Jesús es Su hearing, y quisiéramos pensar que estos jueces son dotados con una inteligencia súper dotada, que no comen o duermen, o usan el baño como cualquier ser humano pero son humanos; lo sé porque yo he usado el baño con ellos, lo sé (risas). Y muchos son muy inteligentes y toman su responsabilidad muy enserio. Hay jueces que yo he llegado a admirar, pero otros como Poncio Pilatos deben su puesto a alguien que conocen. Es cierto hasta el sol de hoy, un favor político.

Pero por igual, de pronto aquí está Pilatos por un favor que el emperador le debía, un familiar, el premio era él ser gobernador de Judea, revestido ahora de exousia, de autoridad, juzgando el caso de Jesús. Mira cómo es la vida.

¿Ustedes ven esta escena? es importante que puedan transmitirse esta escena y transmitir ahí cómo usted se siente cuando usted está delante de los poderes de este mundo, porque al parecer es una confrontación entre unos poderes, unas autoridades patéticamente desiguales, patéticamente desiguales. Aquí tenemos a Pilatos, está Pilatos en Jerusalén para traer orden durante la Pascua, un tiempo que se conocía como uno de ataques rebeldes contra Roma y tiene a su disposición acceso a entre dos mil a tres mil soldados romanos y caballería además de acceso a Roma. Autoridad, exousia.

Y acá un acusado, el Hijo de Dios, esposado, solo, abandonado por Sus seguidores, no parecía en nada el guerrillero rebelde o violento que esperaba de acuerdo a los cargos que le habían entregado.

Por cierto, esta audiencia en inglés la llamaríamos un arrangement, una audiencia para declarar cargos criminales contra un acusado. Y por eso es que en Juan capítulo 18 versículo 29 él pregunta: "¿qué acusación traes contra este hombre?" y si no hubieran cargos su responsabilidad como gobernador de Judea, gobernador romano era botar el caso, despedirlo porque no tiene autoridad de oír el caso si no hay cargos que quepan bajo el código de ley de Roma. Al parecer todas las cartas, todas las opciones están en las manos ¿de quién? de Pilatos ¿verdad?

¿No parece siempre así con nosotros también, siempre disparejo, el poder del mundo confrontando el Poder de Dios? seamos realistas, ¿no te entra esa idea? y por cierto, Pilatos siente esta comparación tan desigual y él comienza esta audiencia con tanta arrogancia, con tanta arrogancia.

Él mira los cargos, mira los cargos, mira al acusado, mira los cargos, mira al acusado, tal vez mira a los guardias y los alguaciales, y lo mira de nuevo y le pregunta: "¿eres tú el Rey de los Judíos?" lo preguntó varias veces como diciendo: are you kidding me? ¿tú eres el Rey de los judíos? come on. Y se lo preguntó al Señor varias veces y el Señor ¿viste que no le respondió al principio? como quien dice: you don't wanna know, you really don't want to know the answer to that. Verdaderamente tú no quieres la respuesta a eso.

Pero él insistió y al insistir él no estaba preparado para la respuesta de Jesús: "Mi Reino no es de este mundo." Mi Reino no es de aquí. Pilatos por lo menos al principio no entendió esto y sepan esto: el mundo no entiende ni entenderá el Poder de Dios, no espere que entienda el Poder de Dios. El mundo no entenderá y sin entender el Poder de Dios mira al poder de Dios, a aquéllos a quienes el Poder de Dios es delegado con arrogancia y desprecio.

¿Usted se registró para este ejército de Dios? Sepa que usted se ha acercado a un bando guerrillero, que no recibe mucho respeto, que no, el mundo nunca va a reconocer el Poder de Dios, el mundo siempre verá el Poder de Dios con una arrogancia: "Iglesia, te puedo matar, Iglesia, te puedo destruir", una arrogancia.

¿Sabe? todos los que han dicho eso están seis pies bajo tierra. Pilatos ya no existe, el César ya no existe, el imperio romano ya no existe, nada de eso existe. La Iglesia de Jesucristo aquí bien feliz vivita y coleando, creciendo, creciendo, arropando al mundo, la sangre de los mártires solamente nos hace crecer más, solamente nos añade unción. ¡Ellos no entienden esto!

"Te puedo matar, te puedo destruir." Venga la semana que viene porque la Iglesia, la Congregación León de Judá tendrá su servicio la semana que viene, el mes que viene, el año que viene hasta que Cristo venga, hasta que nuestro Rey se aparezca, we are here to stay! pero ellos no van a entender esto, al principio.

Pero algo pasa aquí. Algo pasa que Pilatos que comienza tan seguro de sí, tan arrogante, termina perplejo y atemorizado en unos pocos versículos, nada sucede de acuerdo a su plan. Imagínese, es el día de la Pascua. Él le presentan, se supone que es un rebelde peligroso, él lo mira y sea lo que sea, él no es peligroso, y yo estoy muy seguro que él no me va a dar ningún problema, he's not going to be any trouble, y yo tengo demasiado, mucho que hacer hoy, déjenme salir de este caso de una vez, despedir este caso; yo conozco a Pilatos. Yo he estado frente a Pilatos (ríe).

A propósito: él sabe que no tiene autoridad bajo la ley romana pero tampoco se atreve a soltar a Jesús por temor a los líderes, está trancado. Todo lo que él hace para salir de esto, cada puerta se cierra. Primeramente le da a los judíos a escoger ¿y los judíos a quién escogen? a Barrabás, eso no se suponía que sucediera, vamos a hablar de eso luego. Después somete a Jesús a azotes que de hecho lo deberían haber matado, lo deberían haber matado, pero Jesús sobrevivió, estaba ahí fresquecito esperando Su cruz.

Al fin y al cabo después de todos sus intentos yo me imagino a Pilatos preguntando: pero ven acá, es este el que está mandando aquí. No sé cómo pero éste está en control. No me explico cómo pero todo como que él está, what's going on here? ¿con qué me estoy confrontando? y mirando a Jesús él pensará eso y por fin lo que lo hace temblar es oír que de parte de los judíos se hizo a Sí Mismo Hijo de Dios, cuando Pilatos oyó esto tuvo más miedo.

Él tal vez no era un judío pero sí era un griego-romano y esa gente por lo menos creían que sus dioses de vez en cuando aparecían entre los hombres, caminando entre los hombres, ellos creían en una forma de encarnación y él diría: pero ven acá ¿y qué si Él es... Hijo de Dios? Yo creo que el único que lo creía era él.

Y entra y le pregunta Pilatos, perdón versículo 9 de Juan 19: "Y entró otra vez en el pretorio y dijo a Jesús: ¿de dónde eres tú?" o sea ¿de qué planeta? ¿de qué región celeste eres tú?

¿Sabes? cuando tú te confrontas con un mundo muy hostil y concreto es cierto, te cuesta creer que Dios está involucrado, que Dios está en control. Bueno Pastor, entonces ¿cómo se manifiesta el Poder de Dios en este sentido? buena pregunta porque estamos hablando de un poder invisible y las maneras en que el Poder de Dios se manifestará también requerirán su fe, pero sepan esto: son concretas.

Primeramente ¿cómo se manifiesta el Poder de Dios aquí y en su vida cuando está confrontado por el mundo? Primeramente la autoridad de Dios se manifiesta en Su Presencia. La autoridad de Dios se manifiesta en Su Presencia. Sucede algo cuando estamos en la Presencia del Señor.

Mientras más estaba Pilatos expuesto a la Presencia de Jesucristo más se daba cuenta que en Jesús moraba una autoridad distinta y vastamente superior a la de él, y lo mismo ha acontecido aquí en este santuario y en el otro santuario, el santuario original. Aquí han llegado oficiales políticos, oficiales electos y aquí llegan, y como he dicho: les vamos a dar la bienvenida, los vamos a recibir, aquí se sientan, pero algo pasa, pero algo pasa.

Algunos de ellos, uno en particular me ha dicho: Pastor, ese lugar me asusta, ese lugar me asusta, ¿qué quiere decir? Esta gente mis hermanos tal vez no conozca el vocabulario de la Iglesia pero ellos conocen el poder, ellos trafican con poder. Ellos están acostumbrados al poder, ellos huelen el poder y cuando ellos llegan aquí ellos sienten que hay una Presencia, un Poder y ellos reconocen que existen, y que ellos no lo pueden identificar, no lo pueden embotellar, no lo pueden poner en su bolsillo y usarlo para su campaña pero es más, están por debajo de este poder y les asusta.

Llegan, bajan por estas naves ancianos, jóvenes, niños y danzan pero no vienen a darle la mano al concejal, al representante o al gobernador, les dan la espalda a ellos y bendicen al Rey que vive, bendicen al Señor, ministrando al Señor. Ellos no están acostumbrados a eso, no lo entienden.

Que siempre sea así aquí. Igual hermano: cultive la Presencia de Dios. En ese cuartito que es tu fortaleza, cultiva la Presencia de Dios, invoca la Presencia de Dios, proclama la Presencia de Dios. En el trabajo cuando la cosa se pone caliente pon su musiquita o sugiere una Palabra, águale la fiesta con un: gloria a Dios. Cultive la Presencia de Dios, no falten a la adoración, no falten a la alabanza, vengan y nútranse. Llenen su cabeza, llenen su corazón de declaraciones de la Presencia del Señor, llénense de la Palabra del Señor para que cuando esté usted delante de su Pilatos usted esté revestido de exousia, autoridad invisible.

Ellos no lo entienden y te van a mirar a ti tan perplejos como lo miraron a Jesús, como miraron a Esteban, como miraron a Pedro, como miraron a Pablo también te mirarán a ti, también, es la misma autoridad primero, y segundo, gloria a Dios por esos gloria a dioses porque tal vez esto no le va a gustar. La autoridad de Dios se manifiesta en Su Palabra cumpliéndose en su vida, en Sus promesas cumpliéndose en su vida a pesar de lo que usted ha vivido.

¿Y por qué no le va a gustar esto? para descubrir esto tienes que abandonar algo. Tal vez tienes que abandonar la idea de escribir tu propia historia, que termine de tu propia manera, que al final llegue un final mágico y que llegue la caballería para rescatarte, quizá esa no es la historia que Dios tiene para ti; tal vez sí. A mí me ha llegado la caballería y a veces no.

A veces los fines de la historia que le dan gloria a Dios nos sorprenden pero no son lo que nosotros esperaríamos. Tal vez para que la gloria de Dios se manifieste Dios permite que el mundo, por un momento, ejerza su poder y se salga con la suya, le pasó a Jesús.

El capítulo 19 comienza con: "Así que entonces tomó Pilatos" un ser humano, "a Jesús" el Rey de gloria "y le azotó", mediten en eso por un instante. Un ser humano azotando a Jesús, el mundo azotando al Reino de Dios. Es más, Pilatos termina entregando a Jesús a ser crucificado. Pero la historia no termina ahí mi hermano.

Jesús estaba orquestando eventos para Su Gloria, Él estaba en control. En toda esa escena Él estaba en control. La cruz no es el final, la muerte no es el final, pero para conocer esto, para descubrir esto tienes que llegar al final, tienes que llegar a la orilla de la muerte, quizás hasta morir I'm sorry, y creer que Dios está en control. Aunque veas el cuerpo de tu salvador inerte, creer aún que Dios levanta a los muertos, que Él tiene exousia, tiene autoridad sobre la muerte y la muerte no puede detenerlo a Él ni a los hijos de Dios. Eso cuesta, eso cuesta.

Como en esta mañana y esto era el momento que no estaba yo preparado para predicar, después de una docena de años uno llega más o menos a conocer a una Congregación y yo veo héroes aquí, yo veo gente que ha visto la Gloria de Dios, que la Gloria de Dios les sale por los poros. Muchos de ellos no son los que uno oye más, ellos adoran al Señor tal vez con una dignidad y reservados, pero ellos han visto batallas. Ellos le han orado: Señor por favor pasa de mí esta copa y el Señor ha dicho: No, esta vez te toca la cruz pero no te apures, Mi Gloria está detrás. No te impacientes, no tires la toalla, no te desesperes. Detrás de esa cruz sierva de Dios, siervo de Dios, detrás de esa cruz.

Tal vez deportarán a tu esposo o a tu esposa. Tal vez tu hijo sí terminará en la cárcel. Tal vez el diagnóstico es negativo y te dan cinco meses de vida, cada uno de esos casos no es un ejemplo que yo arranco del cielo; lo estoy mirando, son vivos.

Pero ¿sabes qué más he visto? en esos mismos casos y eso es lo glorioso, y lo que tú puedes perder si dejas de creer que Dios está en control. Porque acá está la cruz y aunque acá uno sufre, y aunque acá te sepultan tu esperanza, dos, tres, tal vez cuatro años después veo acá familias unidas, veo acá la misma gente, prosperada. Veo gente acá a gente que desahuciaron pero no cinco meses, cinco años después aquí están danzando delante de la Presencia de Dios en victoria porque Dios está en control, y ninguna arma forjada contra ti que eres su hijo, su hija a quien Él ha extendido Su autoridad, ninguna arma forjada contra ti prosperará, pero lo tienes que creer y aferrarte a esa verdad no importando lo que veas, lo que oigas, lo que sientas, lo que te digan, lo que te diagnostiquen, lo que te diga el abogado, lo que te diga el juez, lo que te diga el esposo, lo que te digan tus hijos, ¡tú declara en tu corazón y no dejes de declarar que Dios está en control! don't give up, don't give up.

El Reino de Dios hace fuerza y los valientes. El Señor está creando una raza ardiente, el Señor está levantando un ejército imparable. El Señor está levantando un pueblo que ve al mundo y oye las noticias, y baja su rostro y dice: ¿qué dices Tú Señor? porque Tú estás en control, eso es lo que está en juego.

Hay una eternidad en juego, hay una guerra espiritual en juego, hay universos que nosotros no hemos visto aún que el Señor está creando para que usted los gobierne, eso aún está en juego. Estos sufrimientos dijo Pablo y perdone que lo parafrasee, puedes comparar estos leves sufrimientos que nosotros pasamos con la gloria que te espera, con la gloria que te espera, es incomparable. Bajemos nuestros rostros. Aleluya Jesus.

Voy a hacer un llamado. Mis hermanos, tal vez hay alguien aquí que, todo esto se oye muy lindo pero puede que esté alejado de esto porque su vida es un abismo, usted siente que nadie está en control. Tal vez hasta usas el Nombre de Jesús, te criaste en un hogar cristiano pero esto no es tu vocabulario y tú lo sabes.

Yo sé lo que es sufrir pero para el que sufre en Cristo, la noche tendrá su llanto pero el amanecer traerá su gozo. El sufrir sin Cristo es sufrir sin Jesús, es un abismo, yo puedo verlo, es ser llevado como una hoja con el viento, sin propósito. Nos pasamos diciendo: ¿para qué fue esa cosa, para qué fue esto? y la respuesta es la misma: es Cristo, es Cristo.

Si ese eres tú y deseas conocer a este Jesús y recibir Su cobertura, y recibir Su autoridad, Su exousia en este día y no lo has hecho antes te invito a que levantes la mano, si ese eres tú te invito a levantar la mano y recibir esta autoridad. Amén, amén.

Pongámonos de pie pueblo de Dios. Ahora yo les invito, reciban la Gracia del Señor ahora, usted sabe quién es usted. Voy a ser muy económico en este llamado. Esta mañana algunos se me acercaron y me dijeron: Pastor estoy viviendo esto y esto, y esto, es como parte de mi vida, sepa: el Señor oye, el Señor sabe, el Señor está contigo, extienda su mano y reciba esta bendición, esta gracia de parte del Señor.

Señor: en Nombre de Jesús declaramos Tu autoridad sobre Tus hijos, declaramos Maestro, declaramos. Ato y neutralizo en el Nombre de Jesús cualquier voz del enemigo Señor que quiera que ellos abandonen la esperanza o abandonen Señor el hecho de que Tú estés reinando sobre su vida, en el Nombre de Jesús los cubro con la sangre del Cordero y declaro Tu victoria sobre sus vidas, en el Nombre de Jesús, amen.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato