Sermón 21 de diciembre 2014: Dentro del relato navideño también hay momentos de terror

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: December 21, 2014
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

¿Cuántos han sentido duda alguna vez en su vida en su carrera espiritual? ¿cuántos han experimentado cuestionamiento y no han sabido exactamente qué es lo que Dios está haciendo en su vida en un momento dado, cuando parece que todo se torna gris y como que Dios no hace sentido,y usted piensa como que se le están poniendo encima unas cargas que usted no acordó originalmente cuando firmó al final de la página de decir que iba a entrar al Evangelio. Usted no acordó meterse en esas cosas, sin embargo Dios le está metiendo, de momento usted se descubre en algo que usted no sabe cómo va a terminar y usted siente incertidumbre acerca de si usted es capaz de atravesar por ese momento por el que Dios lo está atravesando.

Y usted comienza a dudar y a hacer preguntas, y a cuestionarse, y quizá hasta cuestionar a Dios, y usted se ve en medio de un aprieto tremendo, y usted dice ¿cómo me sacará Dios de este lío en que me he metido, de dónde sacará Dios el conejo del sombrero? y le hacemos preguntas al Señor.

Y yo quiero hablar acerca de ese aspecto de las cosas en el relato navideño, porque muchas veces recordamos la Navidad y pensamos en las cosas bonitas ¿no? y los detalles tiernos, el pesebre, el Niño y esa noche de paz y noche de amor, pero no sabemos que también dentro del relato navideño hay momentos de terror y momentos de gran incertidumbre, y gente que estaba involucrada en el relato navideño estaba cambiando ante sus mismos ojos, y Dios estaba lanzándoles unos retos y metiéndolos en unas zonas tremendamente espeluznantes también, ellos no sabían lo que estaba Dios haciendo en ese momento.

Y estos tres personajes de los cuales quiero hablarles ejemplifican este elemento de la duda, del temor, del cuestionamiento de Dios, de la incertidumbre cuando Dios se mete en nuestra vida y está cambiándola, y está cambiando los muebles de la casa, y está tirando cosas por la ventana, y hasta mietiéndole fuego a algunas cosas que amamos para sustituirla por otras cosas mejores. Y en esos momentos es bueno recordar que estos personajes, como nosotros, también sintieron miedo, sintieron hasta terror, cuestionaron, pero Dios en cada uno de esos casos se mostró fiel, y estas personas, cuando terminó su experiencia, se encontraron en nivel mucho más alto de lo que estaban cuando comenzaron originalmente.

Esta pregunta de: ¿cómo Dios hará lo que dice que va a hacer en mi vida, cómo será posible que esto se dé y cómo Él lo está haciendo? Por eso es que este sermón si yo tuviera un título le pondría: "Está bien dudar, está bien dudar de vez en cuando." La cosa es: ¿cómo lo hacemos y cuál es el carácter interior de nuestro ser cuando estamos haciendo, cuando estamos pasando por esta experiencia? estamos dudando quizás o cuestionando en agonía o en angustia.

Después de años de predicar sermones navideños siempre me veo con el reto de: ok ¿qué nuevo ángulo puedo encontrar en el relato, qué nuevas lecciones puedo ofrecerle a la Congregación? En vez de predicar el mismo sermón todo el tiempo trato de pedirle al Espíritu Santo que me dé una nueva forma de interpretar, algo nuevo, un elemento nuevo que extraerle a estos relatos navideños, por ejemplo el tiempo de la resurrección y otros momentos especiales así, del calendario cristiano. Y me gusta enfocar diferentes aspectos del texto y del relato, en este caso relato navideño y por eso quiero detenerme sobre ese elemento que hay en la Navidad, de duda, de cuestionamiento y de incertidumbre.

¿Y por qué es importante en el relato navideño enfocar ese elemento? Porque cuando Dios se mueve en una manera poderosa en nuestra vida o en el ámbito humano muchas veces suceden cosas raras e inesperadas, Dios es un Dios impredecible, dice la Biblia que Sus pensamientos no son como nuestros pensamientos y Sus propósitos no son ciertamente como nuestros propósitos.

Muchas veces cuando Dios se mete en el escenario de nuestra vida nuestro mundo puede ser revolucionado y puesto patas arriba, por eso yo le digo: no le pida a Dios que se meta en su vida porque puede tener problemas. Yo le digo a mis hermanos Pastores, muchas veces dicen: Yo quiero un avivamiento en mi Iglesia, yo les digo: mira, si estás dispuesto a pagar el precio, porque hay un precio que pagar. Muchas veces cuando Dios se mete muchas veces tienes que tumbar una cantidad de cosas, cavar hoyos y al principio uno lo que ve es como un cráter por donde quiera y una explosión terrible antes que Dios comience a ordenar las cosas.

Debemos prepararnos para cualquier cosa, tenemos que formatear nuestra mente. Como hijos de Dios cuando entramos en el drama y en la jornada espiritual de nuestras vidas, tenemos que amarrarnos bien los cinturones porque a Dios no le interesa tanto que estemos cómodos como que lleguemos a una altura cada vez mayor y que Cristo sea formado en nosotros, y por eso a veces Dios nos mete en estos procesos, y será mejor que estemos preparados; nuestra actitud, nuestra expectativa y nuestra mentalidad sean las correctas, estemos abiertos a lo que Dios quiere hacer, seamos flexibles, estemos llenos de fe, dejemos que Dios sea Dios.

El anunciamiento del nacimiento de Jesús es así, es algo diferente. Está acompañado de eventos maravillosos y milagrosos, y todos conocemos el terror por ejemplo de los pastores cuando se les aparecen estos ángeles y la noche del nacimiento de Jesús es invadida por una explosión de luz y de seres misteriosos, y ellos se llenan de terror, y los ángeles les dicen: No se preocupen, tranquilos, Dios está haciendo algo maravilloso.

Y se aparecieron varios ángeles a las personas que estaban involucradas en el relato navideño. Estas tres personas experimentaron visitaciones angelicales porque Dios estaba organizando un evento de unas magnitudes increíbles y quería que sus mensajeros, y no cualquier ángel, en dos casos por lo menos se aparecen dos arcángeles, en uno de los casos el arcángel Miguel. De nuevo, cuando Dios comienza así en esos momentos espectaculares tenemos que estar preparados para que Él nos lleve en direcciones inesperadas.

El primer personaje que vemos aquí es el sacerdote Zacarías que resultaría siendo finalmente el papá, el padre de Juan el Bautista. Y Zacarías vemos que es visitado por un ángel mientras lleva a cabo sus labores sacerdotales, en Lucas capítulo 1:17 el ángel le anuncia que él y su esposa Elizabeth van a ser padres de un hombre muy misterioso, muy poderoso que estará "poseído" por así decirlo por el espíritu de Elías, el gran profeta Elías, cumpliendo una profecía que es dada en el Antiguo Testamento de que Elías vendría en los tiempos de la aparición del Mesías y haría una obra de reconciliación entre Dios y el pueblo.

En el versículo 17 el ángel le dice a Zacarías que este ser, Juan, que ha de nacer, irá delante del Mesías con el espíritu y el poder de Elías para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, y preparar al Señor un pueblo bien dispuesto. Y Zacarías que es un sacerdote ya con experiencia en las cosas de la fe y las cosas del Señor, cuando escucha este anuncio, lo interesante es que en lugar de sentirse sobrecogido por su gran bendición de finalmente tener un hijo, un hombre que ya había abandonado toda idea de tener descendencia y Dios le dice que va a tener un hijo, y sin embargo Zacarías lo que hace es que reacciona con una pregunta que vamos a ver, revela incredulidad y cuestiona el propósito de Dios.

Porque Zacarías en el versículo 18 le dice al ángel: Bueno ¿en qué conoceré esto? porque yo soy viejo y mi mujer es de edad avanzada. Ahora esto podría parecer una pregunta muy razonable, pero la diferencia a otra pregunta que vamos a ver más adelante es que el ángel discierne que Zacarías está cuestionando a Dios, Zacarías está diciendo: pero esto no es posible. Es imposible que tengamos un hijo porque mi esposa es estéril y los dos somos ya entrados en edad, no podemos concebir.

Yo decía esta mañana que si uno fuera así como un cinematógrafo y uno estuviera haciendo el score (la música para esta película) cuando el ángel Gabriel le está anunciando a Zacarías el nacimiento de Juan, la música de fondo es una música llena de promesa, llena de ánimo, muy bella, muy en un sentido como acogedora, pero de momento la pregunta de Zacarías como que mata el ambiente y es una nota discordante, ¿usted ha visto esos cambios de notas así en una música y de momento hay una nota como discordante? como que el violín se sale de clave y todo cambia, y el aire se llena mas bien de duda.

Y entonces este ángel que hasta ese momento está diciéndole esta gran promesa a este hombre también se torna severo, y su rostro si lo pudiéramos ver en una película cambiaría, se tornaría como de un brillo así metálico, como de bronce bruñido, y sus ojos se tornarían en algo muy severo, y yo creo que su tamaño crecería, y esas grandes alas que supuestamente tienen los arcángeles se abrirían completamente, y como se abalanzarían sobre Zacarías, y escucharíamos esta voz de trueno que dice: "Yo soy Gabriel que estoy delante de Dios y he sido enviado a hablarte y enviarte estas buenas nuevas, y ahora quedarás mudo, y no podrás hablar hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo." Tenga usted cuidado cómo usted reacciona a esa bendición si no aparece como usted quisiera que apareciera.

Zacarías cuestionó la Voluntad de Dios, su pregunta era una pregunta de cuestionar la integridad. Por eso le dice: "Por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo" en otras palabras, Dios tiene toda la intención de que esto se cumpla y me ha enviado a mí, yo soy Gabriel que estoy delante de Dios, no fue cualquier ángel que Dios envió a hacerle este anuncio a este hombre.

Yo creo que una de las razones por las cuales la reacción del ángel fue un poco severa también es que Zacarías, se esperaría más de él. Zacarías es un sacerdote, es un hombre de la Palabra, ha sido educado en la Palabra del Señor y Zacarías tendría que haber leído las Escrituras. Primero tendría que saber que Dios es un Dios de portentos: abrir el Mar Rojo y hacer caer fuego del cielo, y destruir a un ejército de millares con unos pocos hombres, y no solamente eso sino que Zacarías había leído los relatos donde Dios había hecho que mujeres estériles y gente avanzada de edad tuvieran hijos.

Ahí tenemos la historia de Abraham y Sara a los casi cien años de edad que tienen a Isaac. La historia de Ana que fue estéril por mucho tiempo y llegó al Trono de Dios en el templo, lloró y Dios le dió no solamente un gran profeta, el profeta Samuel, sino que le dió otros hijos después de eso, le abrió la matriz. La mamá de Sansón, la esposa de Emanoa también tuvo un hijo. Como que Dios muchas veces cuando quería levantarse hombres poderosos escogía lo imposible para mostrar Su gloria y mostrar Su Poder, y Zacarías debía entender estos relatos.

Óigame qué cosa interesante que cuando nosotros muchas veces estamos viviendo los milagros de Dios, nosotros los cristianos como que pensamos que estos relatos de la Escritura son para esos tiempos y como que a veces los grandes moveres de Dios son para otras personas, como que las intervenciones de Dios son para los especialistas de la religión. Y muchas veces Dios quiere obrar en tu vida y en mi vida, y cuando Dios se mete en nuestra vida como que no estamos preparados, no creemos como que Dios puede hacer las mismas cosas que hizo en otros tiempos y con otras personas para nosotros mismos.

Yo creo que uno de los problemas a veces con los cristianos es que no discernimos el Dios que quiere discernir los mismos dramas de la Escritura en nuestras propias vidas, y que muchas veces hay cosas que pasan, y nosotros tenemos que tener los ojos para ver nuestra vida a la luz de los esquemas y los relatos divinos para entender que lo que está aquí es simplemente un modelo, eso es todo, para que nosotros podamos entender las formas en que Él está moviéndose en nosotros, que tengamos un discernimiento espiritual.

Mis ojos siempre están atentos para cualquier movimiento en mi vida para tratar de discernir. Óigame ¿qué puede estar haciendo Dios en este momento? porque yo me veo como el protagonista de un drama espiritual al estilo bíblico. Y por lo tanto si mis ojos no están atentos a lo que Dios puede estar en mi vida yo puedo perderme la visitación de Dios. Yo creo que muchas veces el problema con muchos de nosotros es que Dios quiere preñarnos, Dios quiere fertilizarnos, Dios quiere que demos hijos y cuando Dios se aparece a nosotros y lo hace en una forma inesperada o humilde, o cotidiana, nosotros lo rechazamos y cerramos el vientre, y no nos dejamos preñar, para usar una palabra gráfica, por el Poder del Espíritu Santo.

Por ejemplo les puedo decir, con esta cuestión de nuestra nieta, perdone que vuelva otra vez al mismo tema, yo sé que hay algo allí en eso, profético, y que Dios está hablando a nuestra vida, porque Dios obra a través de Sus hijos y de sus profetas, y que los nacimientos, las muertes, las enfermedades, los eventos de la vida, Dios está hablando a través de todo, el mundo está lleno de lenguaje, Y para los que tienen ojos para ver y oídos para oír Dios les va a decir algo, les va a hablar de alguna manera.

Tenemos que estar atentos con nuestros ojos hermanos porque esos dramas se pueden estar dando en nosotros también y Dios puede estar haciendo cosas inesperadas y no podemos dudar, no podemos pensar: bueno eso fue para esos tiempos pero ahora de momento eso no es para mí. Yo creo que eso fue lo que motivó la reacción un poco severa del ángel que se levanta y le dice: mira, yo no soy cualquier mensajero de por ahí del correo de Estados Unidos, no, yo soy Gabriel que estoy delante de Dios y Dios tiene un propósito para tu vida, inmenso, y por eso ahora te vas a quedar mudo por un tiempo para que aprendas.

Yo creo que Dios discernió que en el corazón de Zacarías había una gran, Dios lo estaba visitando y como que Zacarías no estaba a la altura. Y como él cuestionó a Dios Dios le dijo: Te voy a imponer una disciplina y por lo tanto te vas a quedar mudo por un tiempo.

Yo creo que esa mudez de Zacarías fue como un tiempo de recapacitación. Y de nuevo fue como que Dios estaba reviviendo los temas de esa Escritura, porque recordemos otro caso, cuando Dios reacciona en una forma muy severa con respecto a la higuera estéril, que cuando dice la Biblia que Él metió Su Mano en la higuera, porque era muy frondosa, tenía una cantidad de hojas, una mata preciosa, y cuando el Señor estaba caminando metió Su Mano para coger un higo y encontró que era estéril, mucha rama pero poco fruto, y dice la Escritura que el Señor maldijo la higuera, le dijo: Nunca más nazca fruto de ti.

Y uno se pregunta por qué el Señor reaccionó de una forma tan severa con esa higuera: ¿es que no había desayunado y estaba de mal humor? No, yo creo que el Señor intuyó algo. El Señor se dió cuenta de que esa higuera representaba otra higuera que era estéril que veíamos que dijo: Israel es como una higuera que no da fruto, en otro caso como una viña que no da uvas, que había recibido tantos dones, había recibido tanta revelación de Dios, tenía tanto, y sin embargo no había hecho nada con lo que Dios le había dado y todos los mensajes del Señor habían caído en oídos sordos, y no había Palabra profética en Israel en ese tiempo. La religión estaba muerta completamente, no había Voz de Dios.

Y yo creo que todo eso estaba tocando en la mente y en el subconciente de Dios cuando Dios reacciona a este sacerdote que es la esencia misma del pueblo hebreo que se muestra como un hombre tosco, torpe, sin oído a las tonalidades milagrosas que Dios quería tocar, y entonces le dice: Bueno te voy a meter en disciplina un tiempo. Y yo creo que el tiempo que Zacarías pasó mudo fue un tiempo de reflexión, de Dios trabajar en su alma y de cavar hondo para que en otro momento él pudiera ser lo que Dios quería que fuera.

Y vemos que al final de la historia cuando Juan finalmente nace Dios le abre la boca de nuevo a Zacarías, y él entonces anuncia la voluntad de que el nombre de su hijo sea Juan, y Dios estaba preparado ese momento porque entonces, toda la aldea estalla en un sentido de: wow, esto es asombroso ¿quién será este ser maravilloso? Dios preparó todo el escenario para que Su gloria fuera manifestada.

Así que en un sentido sí, Dios lo disciplinó pero también lo bendijo y cumplió Su Voluntad, porque aún cuando nosotros le fallamos a Dios muchas veces en las cosas que Él quiere hacer en nuestra vida ¿sabe? Dios es el Dios de segundas oportunidades, Dios es misericordioso y Dios trata con nosotros y aprovecha aún nuestros fracasos para llevarnos a otro nivel de bendición.

Y Zacarías cumplió su propósito. Yo creo que toda esta historia nos dice: mira, a veces podemos fallarle a Dios, a veces está bien, aún cuando lo cuestionamos y aún cuando a veces Dios nos aprieta un poco el cinturón pero Él tiene Sus propósitos y Él va a hacer algo maravilloso en nuestra vida.

No seamos como Zacarías hermanos, una de las cosas que sí debemos aprender de este relato, es que mire: nosotros venimos a la Iglesia domingo tras domingo, vamos a curso de discipulado, hay tantas maneras en que la Palabra de Dios es proclamada sobre nuestras vidas, y muchos de nosotros desgraciadamente podemos ser como sacos rotos que no tomamos en serio los patrones sobrenaturales de Dios, y Dios nos dice: Tómenme en serio porque Yo estoy haciendo una gran obra y Yo puedo obrar en tu vida en la misma manera en que obré en las páginas de la Escritura. Manténte preparado, manténte alerta, manténte curioso, manténte penetrante por Mi Palabra, vive la vida cristiana al fuego vivo, no seas como esos sacerdotes indolentes así que son toscos. A veces nosotros los que conocemos los relatos de la Palabra podemos ser la gente menos sensitiva a la Palabra del Señor y Dios quiere que seamos serios en esto.

Lo último que veo acerca del relato con Zacarías es que wow, en este relato navideño donde hay tantos elementos de gracia, de misericordia, del amor de Dios, el Dios que busca reconciliación, el Dios que está enviando a Su Hijo como un humilde bebé para hablarnos y reconciliarse con nosotros, también hay un elemento de juicio y de disciplina por el que tenemos que tomar a Dios muy en serio, no podemos jugarnos con Dios.

Hoy en día yo veo tanta gente que resume el relato de la Navidad como: Todo es Dios nos ama, Jesús vino a aceptar a todo el mundo, a recibir a todo el mundo, a perdonarnos todo etc. y eso es verdad hasta cierto punto, pero dice la Biblia también que Dios es amor pero también es fuego consumidor, y tenemos que tomar en serio las obras de Dios en nuestra vida. Yo creo que Zacarías aprendió una gran lección a través de su fracaso y de su cuestionamiento.

Pero también tenemos otro personaje, muy interesantemente que le hace una pregunta muy parecida al Señor y es María. Dice en el relato ahí mismo de Lucas capítulo 1 comenzando con el versículo, sí pero vamos más adelante, el versículo 34 y voy a relatar un poquito antes de eso ¿no? Se aparece el ángel Gabriel de nuevo a esta humilde doncella y le dice: Tú vas a tener un hijo que será el Hijo del Dios Altísimo, y de paso María también se turba, dice en el versículo 29, se turbó por las palabras del ángel que viene a traerle bendición y le dice: María te has pegado la lotería, Dios está contento contigo y vas a ser la madre del Mesías ¿no?

Pero María se turba por sus palabras y dice: qué salutación, ¿con qué se come eso, qué tendrá este ángel conmigo acá? y se llena de temor también. Muchas veces cuando Dios entra a nuestra vida para bendecirnos puede parecer como que es algo negativo y puede traer como digo, traer duda a nuestra corazón.

Y entonces el ángel le dice como le dijo a Zacarías, mira: "Este ser que va a nacer de tu vientre es un ser muy poderoso y desde ahora te van a decir bendita entre todas las mujeres, darás a luz un hijo y llamarás su nombre Jesús, será grande, será llamado Hijo del Altísimo y el Señor tu Dios le dará el Trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob, Su Reino no tendrá fin." Wow, cuántas promesas.

Y entonces María se hace una pregunta en el versículo 34 y le dice al ángel: ¿cómo será esto? pues no conozco varón, otra pregunta como le hizo Zacarías. Pero fíjese que la pregunta de María cualitativamente es diferente. El corazón de María y la mente de María es diferente. A veces las palabras son muy parecidas pero el espíritu es diferente y gracias a Dios que Dios discierne los pensamientos y las intenciones del corazón, Dios no solamente se lleva de la apariencia física o de nuestras palabras físicas. A veces el corazón está diciendo otra cosa y parece lo mismo.

En el corazón de María no había un cuestionar del que Dios pudiese hacer eso o no, sino que mas bien la pregunta de María era como una pregunta práctica: wow pero yo soy doncella, yo soy virgen, Señor ¿cómo es que Tú vas a hacer esto?

Y si usted piensa, yo traté de ponerme en la mente y en la actitud de una mujer, me fue difícil pero lo hice. Usted piense que a una joven le dicen: tú vas a tener un hijo y lo vas a llevar nueve meses, y va a ser Hijo del Dios Altísimo, va a ser grande. Yo creo que las mujeres se van a preguntar: ok Señor vamos a ver ¿cómo vas a hacer esto? yo voy a llevar esa criatura nueve meses en mi vientre ¿qué Tú vas a hacer, cómo me tengo yo que preparar? Las mujeres siempre piensan en eso.

Yo les decía a los hermanos esta mañana: muchas veces yo me entusiasmo con una actividad y le digo a Meche: Meche vamos a invitar a un grupo de hermanos a la casa, o vamos a hacer una cena para Pastores o lo que sea, y yo me meto con la idea o con el proyecto pero Meche siempre me dice: bueno ok, cómo lo vamos a hacer, a cuánta gente vas a invitar y qué día va a ser, y cómo vamos a preparar la mesa, y cómo vamos a reconciliar las horas de trabajo. Las mujeres siempre están pensando en el cómo de las cosas ¿no? y están pensando en el sistema mismo, y haciéndose preguntas bien prácticas.

Yo creo que la pregunta de María era mas bien: Ok Señor ¿qué Tú vas a hacer en mí, cómo va a cambiar mi biología, cómo puedo yo prepararme para ese momento que Tú vas a traer a mi vida? Yo creo que nosotros tenemos derecho a veces a hablarle al Señor, y preguntarle acerca de las cosas que Él está haciendo en nosotros.

Yo creo que nosotros tenemos un Dios muy comunicador y que si nosotros le preguntamos Él está dispuesto a responder. Si nosotros le damos tiempo y entramos con una actitud de humildad y de mansedumbre Él respeta nuestras preguntas.

Y el ángel Gabriel en este caso le responde a María muy gentilmente porque la pregunta de María es una pregunta muy legítima, y le describe: Mira lo que va a pasar es que el Espíritu Santo vendrá sobre ti como una nube de vida, se posará sobre ti y el Espíritu Santo será como una lluvia, una nube llena de humedad, de vida que te va a impregnar. Y lo mismo que pasa con una mujer cuando es impregnada con la semilla de un hombre así tú vas a ser impregnada con la vida misma de Dios que se va a posar sobre ti, y tu biología va a experimentar un cambio, y así tú vas a ser fecundada, y entonces el ser que nacerá de ti va a ser un ser santo, y va a tener una dimensión divina porque es la naturaleza de Dios que va a ser impartida a tu cuerpo, y se va a dar una química misteriosa. Él no se tomó tanto tiempo para decirlo como yo lo estoy diciendo pero usted tiene la idea ¿no?

Se va a dar una química misteriosa y lo divino se va a unir con lo humano, y ese ser que va a nacer de tu vientre va a ser un producto de dos dimensiones y dos naturalezas así que no temas, no te preocupes, Dios tiene ya esa biología preparada y Él es un experto en química y biología y todas las demás cosas, y Él sabe exactamente cómo se va a hacer.

¿Y sabe lo que dice María cuando el ángel le dice lo que va a pasar? Ella dice: "He aquí la sierva del Señor, hágase conmigo como el Señor quiere, conforme a Tu Palabra." María da evidencia de un corazón sujeto al Señor, un corazón humilde y revela verdaderamente lo que era la pregunta, el origen de lo que era la pregunta, lo que estaba detrás de su pregunta.

Hermanos qué importante es que nosotros, primeramente. Yo le digo al Señor: Señor ayúdame siempre a, si Tú estás haciendo algo raro en mi vida, si Tú haces algo raro y diferente en mi vida, si Tú haces algo que yo no entiendo cómo va a terminar y por qué lo estás haciendo, que en mi corazón haya siempre, y en nuestros corazones, haya siempre esa disposición a bajar la cabeza y decir: Señor cúmplase Tu Voluntad, hágase como Tú quieras, aunque yo no entienda todo. Pero en última instancia aunque yo no pueda explicarlo todo después de haberte preguntado cúmplase Tu propósito porque Tú sabes bien lo que vas a hacer.

Cuántas veces tuvo María que entregar en ese momento porque ella sabía que esta joven, en una aldehuela que de momento saliera encinta óigame ¿quién le iba a creer? ¡oh María estás encinta! oh eso fue el Espíritu Santo. ¡Ah! yeah, sure. Ella sabía que por el resto de su vida ella iba a estar marcada, la gente no iba a saber lo que ella estaba haciendo de su vida e iba a hacer cuestionamiento, sin embargo ella bajó la cabeza y dijo: Señor aquí yo estoy, soy tu vasija, haz de mí lo que Tú quieras. Esa es la actitud que tenemos que tener ante el Señor, tener una actitud de aceptación preventiva.

Dite a ti mismo allí ahora mismo en tu corazón: Señor lo que Tú quieras hacer de mi vida yo estoy dispuesto, cúmplase en mi Tu Voluntad, sólo te pido: dame la fe, dame la fortaleza, dame la obediencia para acatar lo que Tú quieras en mi vida y ser siempre un instrumento dócil en Tus Manos.

En este año nosotros no sabemos lo que Dios pueda tener para nosotros por delante pero yo sé que Dios tiene un plan, tiene un propósito, tiene un relato, tiene una narrativa y cuando estemos pasando por una situación metámonos en el cuarto de la oración, hablemos con Dios, sometámosle nuestras preguntas y entonces al final bajemos la cabeza y digamos: Señor cúmplase Tu Voluntad y no la mía, y yo te aseguro que tu vida siempre será bendecida y Dios siempre te dará Sus regalos y Sus premios de consolación.

El último personaje que tenemos en el relato navideño es ¿quién se atreve a decirme quién sería? yo no creo que he predicado este sermón antes pero parece que ustedes son buenos lectores de la Biblia, ya vamos a terminar, Omar si está por ahí. Quiero hablarles de este tercer personaje porque José ejemplificaba y ejemplifica tantas cosas.

Cuando nuestro mundo se deshace, cuando se está cayendo a pedazos, cuando nuestras ilusiones se están desvaneciendo tenemos que tener la actitud de José. Porque nos dice el relato, de hecho en Mateo capítulo 1, que José descubrió que su prometida estaba encinta, estaba embarazada. Él no tuvo el beneficio de un ángel que se le apareció antes y le dijo: José tu prometida va a ser impregnada por el Espíritu Santo y no te preocupes que todo está bien, el Señor está en control y eso lo está haciendo Él, no. José simplemente descubre ¿cómo descubrió? no estamos seguros, quizá fue que María se lo dijo o quizá ya había pasado un tiempecito y ya la barriguita de María estaba comenzando a mostrarse, o no sabemos como pero José descubre que su amada prometida, su novia con la cual se va a casar.

Y yo quiero que usted entienda la seriedad de un compromiso en el mundo judío. No era como que simplemente el compromiso es algo, opcional, si se da bien si no no hay ningún problema etc., no. En la tradición hebrea un compromiso era casi como una boda y no era cuestión de: let's date and see what happens, era cuestión de que: no, una vez que se declaraba un compromiso ya públicamente, correct me if I'm wrong, Gregory es el experto en literatura hebrea y todas estas cosas, no.

Ellos ya estaban prácticamente casados, aunque todavía la boda formal y la consumación del matrimonio no se había dado todavía. Entonces de momento este hombre descubre que su esposa/prometida le ha sido infiel porque es la única explicación que él tiene, su mundo se viene abajo. Pero fíjese lo maravilloso de este hombre que yo creo que por eso él fue escogido por Dios, en cada uno de estos personajes había una razón por la cual Dios los había escogido, porque Dios quería manifestar a través de ellos para beneficio de nosotros, que íbamos a leer e interpretar el relato navideño, valores, que nosotros también tenemos que extraer de la Palabra y aplicar a nuestra propia vida.

¿Y qué nos enseña José con su carácter sencillo y noble? José dice la Biblia que cuando él supo que María estaba encinta decidió dejarla discretamente porque no quería difamarla, no quería hacerle daño. José no hizo como algunos de nosotros haríamos, que ofendidos en nuestro orgullo iríamos por ahí diciendo: mira lo que hizo esta mujer. Dice que José lo que hizo fue: ¿sabes qué? bueno, no me voy a casar con ella pero la voy a dejar secretamente.

Yo le he dicho a veces a personas que han tenido situaciones así difíciles, hace poco tuve una conversación con alguien. Esta persona no quería separarse en su matrimonio pero no le quedó otro remedio, larga la historia, y una de las cosas que yo le dije porque habían otras complejidades en la situación, yo le dije: mira tú no cedas a querer revelar estas cosas a nadie, guarda toda discreción, toma el terreno de altura y obra aquí como cristiano: respeta el honor de esa persona, no te vengues, no trates de hacerle daño de ninguna forma a su reputación, sino deja las cosas tranquilas y tú verás que Dios te va a bendecir y te va a recompensar por eso ¿no?

Qué importante hermanos que nosotros siempre ejemplifiquemos en nuestra vida los valores de la misericordia, del amor, de la generosidad, no buscar venganza, dejar al Señor el juicio porque Dios es muy fiel y nuestra parte, remitir simplemente todas las cosas al Señor. Yo cada día me convenzo más y más de la importancia de la generosidad en la vida del creyente. El apóstol Pablo dice que: "Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres."

Ese carácter de gentileza, de generosidad es tan importante y es lo que creo que hace que este mundo no sea el infierno mayor que podría ser. Yo estoy pensando ahora mismo en ese asesinato terrible de dos policías en Brooklyn, dos hombres ahí tratando de hacer su trabajo. Yo sé que hay cosas terribles que han pasado en esta nación que han acarreado la indignación de mucha gente sedienta de justicia, yo entiendo eso y se cometen muchas injusticias. Pero el asesinato de dos oficiales que en realidad no tenían nada que ver con esa situación y el suicidio de esta otra persona, y la venganza, esto lo que hace es que le hace un daño terrible a la causa tan noble de sí, protestar las injusticias de las autoridades y le quita peso, le quita altura, le quita legitimidad al clamor legítimo de justicia.

Lo que eso hace es que genera más odio, la sangre trae más sangre. Y por eso en esta mañana yo celebraba de hecho el espíritu de Martin Luther King que en medio de la opresión más terrible en esta nación y la injusticia más grande de nuestros hermanos afroamericanos en los años '60 y '50, él dijo: sí, vamos a buscar justicia, vamos a resistir la injusticia, pero él dijo lo vamos a hacer pacíficamente, no vamos a estar quemando gomas y destruyendo negocios sino vamos a dejar que la justicia de nuestra causa haga la diferencia.

Mahatma Ghandi en la India por igual dejó de rodillas al imperio Inglés con su protesta de paz y finalmente el imperio Inglés tuvo que retroceder y ceder a los reclamos de independencia de la India, porque el amor y la paz hacen cosas que ninguna otra fuerza puede hacer, la misericordia, la bondad. Yo creo que nosotros como cristianos siempre debemos entender la importancia de esas actitudes de generosidad, no podemos vivir en la ira y el rencor, y el. tú me hiciste y yo te voy a hacer, tú me dijiste, yo te voy a decir. En el matrimonio, en la amistad, en el trabajo la diferencia está en aquéllos hombres y mujeres de paz y de buena voluntad, eso es lo que hace la diferencia para que un ambiente en un trabajo sea de bendición y nosotros tenemos que imitar eso mismo en nuestras vidas.

Y José aunque parecía que su mundo se había despedazado, aunque parecía que Dios lo había abandonado, aunque sus sueños de felicidad matrimonial parecía que habían rodado por el suelo, José decidió mantener los valores del Reino de Dios. Y por eso Dios respondió a su duda, Dios respondió a su agonía y le envió un ángel también. Este ángel se le apareció en sueños y le dijo: José no te preocupes, no es que tu novia, tu prometida te ha sido infiel, sino que Dios ha decidido visitarla con Su Poder y tú únete a ella, y emprende esta carrera que Dios tiene destinada para los dos juntos, y no te preocupes que el Señor los está bendiciendo, y Él se encargará de todo lo que está por delante.

Dice la Palabra de nuevo lo mismo, que José bajó la cabeza y se unió a su esposa, y el relato continúa y José siempre será ante nosotros un ejemplo del fruto del Espíritu Santo y del Dios que cuando las cosas no funcionan como nosotros esperábamos, cuando bajamos la cabeza, usamos valores de fe y de misericordia el Señor siempre se encarga de hacer que todo resulte bien ¿amén?

Así que en esta tarde hermano yo le invito, baje su cabeza ahí un momentito, amén, amén, gloria a Dios por los valores del Reino de Dios, baje su cabeza un segundo. Piense en qué parte, qué elementos de la vida de Zacarías o de María o de José usted necesita y yo necesito incorporar a nuestra vida. Si tú estás pasando por un momento difícil, si el año ha sido difícil para ti, has tenido algunas pérdidas, Dios ha hablado en formas que tú no esperabas, has tenido algún tipo de lucha y de dificultad dale tiempo al Señor.

Si te encuentras en un aprieto y no sabes cómo Dios va a sacarte de ese lugar donde te encuentras recuerda al Dios que llama a la estéril a tener familia, el Dios que ya tiene un plan de cómo te va a fecundar, el Dios que sabe exactamente la cronología y la secuencia del milagro que él va a efectuar en tu vida, el Dios que no va a permitir que tu vida termine en un callejón sin salida, aunque ahora mismo parece que el tren va a ir y se va a estrellar contra una montaña tú vas a descubrir que en el momento mismo en que eso vaya a pasar se va a abrir un boquete y el tren pasará a través del túnel y saldrá al otro lado, porque tenemos un Dios misericordioso, un Dios de amor.

Ancha tu capacidad para experimentar milagros en tu vida, meterte a ser un protagonista de Su drama aquí en la Tierra. Dios quiere ahora mismo que seas como María, que seas como José, Él está elaborando Su propio drama navideño en tu vida. ¿Y qué drama Tú estás elaborando a través de Congregación León de Judá? en esta comunidad multi-étnica y multinacional, y multicultural, aunque no sepamos cómo va a terminar nuestro ministerio Señor, aunque no sepamos exactamente qué Tú tienes entre manos con nuestro matrimonio o con ese hijo rebelde, o con esta situación financiera por la cual estamos pasando.

Padre en esta tarde en fe declaramos que Tú no estás dormido, que Tú estás presente, que Tú estás obrando en nuestras vidas, que Tú estás elaborando un drama precioso Señor, que fecundarás y harás que la vida de Dios alumbre en nuestra vida y alrededor de nosotros. Yo bendigo esta Congregación Padre en todo su drama, en todo su dolor, yo sé que Tú te compadeces de nosotros y pienso en todos aquéllos que en este momento están sufriendo alguna lucha y están en duda.

Padre que sus corazones sean afirmados, que su fe no falte como Cristo oró por Sus discípulos cuando iban a ser tentados antes de la crucifixión, que esta comunidad sea capaz no solamente de aguantar sino inclusive de prosperar en medio de sus pruebas y sus dificultades. Gracias por Cristo Jesús, gracias porque Él venció a los principados y a las potestades, y porque quitó toda acusación de nosotros, y hoy podemos venir libremente ante el Trono de la Gracia y pedir socorro Señor de Tu parte para nuestras necesidades, bendice a Tu pueblo Señor y que la paz del relato navideño repose sobre nuestros corazones, en el Nombre de Cristo Jesús oramos, amén y amén, gracias Señor, gracias Padre, te bendecimos Señor, gracias, amén, amén. Dios les bendiga hermanos, la gracia del Señor sea con todos ustedes, amén.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato