Sermón 13 de abril 2014: Jesús en la Cena Pascual

A propósito de Sermones
[Judíos para Jesús]
  • Presenter: Judíos para Jesús
  • Fecha: April 13, 2014
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Es mi placer introducir los que van a estar hablando, compartiendo con nosotros en el día de hoy. Tenemos aquí dos hermanos muy especiales de un grupo que se llama: Judíos para Jesús, son judíos que creen y saben que Jesús es el Mesías, y lo han conocido, y ellos han visto todo el significado de Jesús en muchas de las prácticas de los judíos que son derivadas del Antiguo Testamento.

Nos van a enseñar de la Cena Pascual y todos los de discipulado ya saben lo que es ¿no? que esta es la cena que celebró el pueblo judío cuando Dios los liberó de Egipto ¿no? cuando mataron el cordero y así comieron pan sin levadura, y Dios los rescató de la esclavitud en Egipto. Y los judíos todavía celebran esto hoy en día, y tiene mucho significado profético de nuestra salvación en Cristo. Les damos la bienvenida en el Nombre de Jesús.

¡Shalom! eso no se traduce. Buenos días hermanos y hermanas. Shalom significa hola, también adiós, aunque no estamos dispuestos a irnos todavía, y también más que todo: la paz. Les damos muchas gracias por recibirnos y por apoyarnos. Y hoy vamos a compartir una presentación que llamamos: Cristo en la Pascua.

Y si tú fueras a preguntar a algunos niños judíos: ¿qué significa la Pascua? después de todo, van a decir: Moisés ¿verdad? y eso es verdad, pero no es toda la verdad. Si tú fueras a preguntar a algunos niños y niñas judíos que son cristianos ¿quién es el héroe de la Pascua? ellos tal vez te dirían: Jesús. Y tú tal vez pudieras preguntarte: ¿qué tiene que ver Jesús con la Pascua? La Pascua es judía ¿no? pero Jesús también era judío.

No solamente Jesús celebrara la Pascua cuando Él habitaba entre nosotros en carne y hueso, pero creemos que también Jesús está representado a través de todos los símbolos de la Pascua y la historia de la Pascua misma. El mensaje de la Pascua es el mensaje de la redención, y la historia de la Pascua es la historia de nuestra liberación de la esclavitud.

Y hoy nosotros explicando esta presentación tradicional de la Pascua, espero que ustedes vean mucho más que solamente una explicación de una cena memorial, pero que lo vean como nosotros lo vemos, como una enseñanza práctica, palpable de la misión y la vida del Cordero de Dios que vino para quitar el pecado del mundo.

Viminy va a leer de Éxodo capítulo 12 y vamos a ver dónde comenzó todo esto. Y para recordarles, los israelitas están en Egipto, esclavizados por el faraón, y ya después de sufrir mucho comienzan a clamar a Dios: Señor, libéranos de este lugar. Y ustedes recuerdan la historia: Dios escuchó su clamor, y envió a Moisés y a Aarón al faraón para decir: Deja a mi pueblo ir, y faraón se niega a hacerlo, y Dios tiene que enviar plagas a Egipto. Y ahí llegamos al lugar donde vamos a leer del ambiente de esta cena. Es muy importante saber que estas plagas no afectaban al pueblo de Israel de ninguna manera porque eran israelitas, sólo por ser israelitas, aún sin creer ni hacer nada, fueron protegidos de estas plagas.

Pero la plaga décima que vamos a estudiar ahora es totalmente diferente a las otras plagas. Ahora no es suficiente solamente ser israelita, ahora se requiere un paso activo de la fe, un paso de obediencia. Y aquí el Señor está hablando a Moisés y a Aarón explicándoles lo que Israel tiene que hacer para ser cuidados de esta plaga. Y les dice que cada casa tiene que tomar un cordero, comenzamos en Éxodo 12 versículo 5.

Viminy: Versículo 5 de Éxodo 12 en adelante dice: "El animal será sin defecto, macho de un año, lo tomaréis de las ovejas o de las cabras, y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes, y en el dintel de la casa en que lo han de comer. Y aquélla noche comerán la carne asado en fuego, y panes sin levadura, y con hierbas amargas lo comerán. Ninguna cosa comeréis de él cruda ni cocida en agua, sino asada al fuego, su cabeza con sus pies y sus entrañas, ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana, y lo que quedare hasta la mañana lo quemaréis en el fuego. Y lo comeréis así, ceñidos vuestros lomos, vuestros calzados, y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová."

"Pues Yo pasaré aquélla noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así a los hombres como las bestias, y ejecutaré Mis juicios en todos los dioses de Egipto, Yo Jehová. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis, y veré la sangre, y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto."

"Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones. Por estatuto perpetuo lo celebraréis, siete días comeréis panes sin levadura y así, el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado (con levadura), desde el primer día hasta el séptimo será cortado de Israel."

Gracias. La primera noche de la Pascua inicia un feriado de siete días llamado La fiesta del pan sin levadura, y en ese tiempo no se permitía comer nada que tuviera levadura por dentro. ¿Por qué no levadura? bueno, la Escritura usa la levadura como símbolo del pecado, y en esos días sólo se requería un poquito de levadura para levantar toda una masa de pan, y la levadura causaba que la masa se hinchase, como nosotros también; un poquito de pecado nos hace a nosotros sentirnos más grandes de lo que somos ¿no? hinchados de orgullo y pecado. Por esto, en esa celebración, dejamos de comer levadura para declarar que queremos romper el ciclo de pecado en nuestras vidas.

Así que muchas casas ortodoxas judías, por seis semanas antes de la Pascua hacen toda una limpieza de primavera sacando todo el polvo de la casa, y sacamos todas las comidas sabrosas de la casa que tienen levadura también: panes como donas de Donkey Donuts, y cereales, y panes, y todas las cosas que tuvieren levadura dentro. Y sacamos todo lo que tenga levadura por dentro, y por alguna razón siempre le toca a la mujer de la casa hacer todo ese trabajo ¿no?

Pero ¿se acuerdan en el Libro de Lucas? dice que Jesús envió dos hombres para ir y preparar la Pascua, la cena pascual, y tal vez Jesús envió dos hombres porque en Judea son los hombres que tienen puesto delante de Dios, no solamente en los asuntos espirituales de oración sino también en actos ceremoniales también, así que los hombres hacen estas cosas. Así que si uno lo piensa, ¿por qué no hacen la limpieza los hombres, no? hoy en día.

Obed: No se preocupen hermanos, tenemos una manera muy interesante de solucionar ese problema, una solución excelente. Decimos que ahora está toda limpia porque una hermana, una mujer se tomó seis semanas para sacar todo pedazo de levadura de la casa, bueno, casi cada uno; porque lo que la mujer hace es que toma algunas migajas y las deja en algunos lugarcitos de la casa escondiditas ¿no? y los hombres tienen que encontrar las migajas.

Así que el hombre llega a la casa la noche antes de la ceremonia, él toma unas servilletas, unas cosas de limpieza ceremoniales, una cuchara y también una pluma, eso es para limpieza fuerte ¿verdad, no? Y él va en algo que tiene un nombre en hebreo, que es la búsqueda de la levadura.

¿Y dónde estarán esas migajas? en cualquier lado pueden estar. Pueden estar en el sótano, arriba en el ático, pueden estar detrás de la nevera, quién sabe. Pero gracias a Dios con misericordia ella los deja y las esconde exactamente donde las dejaba el año anterior, y antes, y antes, y antes, así que es una tradición.

Finalmente, el hombre siempre encuentra las migajas. Y ahí con una mano muy, muy firme él saca las migajas y las hecha en la cuchara. Esas migajas representan el pecado, así que no se le permite al hombre tocar esas migajas, y él las envuelve en la servilleta; en algunas tradiciones él las lleva ahora a una fogata grande en un lugar especial en el pueblo, y todos los hombres de la comunidad se juntan en la fogata, y cada uno hecha su servilleta de migajas a las llamas. Y él vuelve a la casa, y proclama con orgullo: yo he limpiado mi casa de toda levadura.

Ahora la casa limpia, y ahora la casa está lista para la celebración pascual, y es una celebración de verdad. Pero si ustedes se acuerdan del pasaje que acabamos de leer, mis antepasados fueron instruídos a comer esa primera cena pascual con sus lomos ceñidos, sandalias puestas y con la vara en la mano listos para salir así, rápido. Pero hoy en día nosotros podemos relajarnos y recostarnos sobre almohadas. Verán, en la sociedad antigua sólo personas libres podían recostarse así sobre almohadas, pero hoy en día podemos recostarnos ¿no? así que si alguien quiere ponerse en su silla así, encorvado, puede.

Y así en la Pascua, la cabeza del hogar se pone una vestidura especial. Y él se pone un manto blanco como ustedes ven, que se llama un kittel, porque blanco es el color de la realeza. Y muchas veces los hombres judíos se tapan la cabeza como un símbolo de reverencia y respeto ante Dios. Pero en esa noche especial, en lugar de usar la yamaka, la cosita pequeña que se usa, él usa algo mucho más elegante y especial para esta noche. Está vestido de un manto real y también un sombrero que es como corona, porque en esta noche la cabeza del hogar es un rey. No para cocinar sino para reinar (risas).

Y como rey, él guía a su familia a través de la Pascua en la ceremonia tradicional. La palabra en inglés que se usa es seder que viene de una palabra hebrea, que significa: orden, porque todo se tiene que hacer en una manera ordenada, en secuencia. Y la secuencia, el orden está ahí en este libro que se llama el Haggadah, que significa: el decir.

Ahora, listos para comenzar la cena, el servicio. Comienza con prender las velas que normalmente es el deber y el honor de la mujer de la casa. Y después de prender las velas, ella va a recitar la bendición tradicional hebra que va así:

"Baruch Atah Adonai Eloheinu Melech ha-Olam asher kid'shanu b'mitzvotav v'tzivanu l'hadlik neir shel (Shabbat v'shel), amen"

(Bendecido eres Tú, Dios nuestro, Rey del universo, que nos santifica a través de sus mandamientos y nos ha mandado a prender las velas pascuales)

Viminy: Y yo creo que es muy apropiado que una mujer prenda las velas porque nos recuerda que el Mesías, la Luz del mundo entraría a través de la semilla de la mujer, por la Voluntad de Dios. Como el profeta Isaías profetizó: "He aquí la virgen quedará encinta, y tendrá un hijo. Y se llamará Su Nombre: Emanuel, Dios con nosotros. Luz que alumbra a los gentiles y la gloria de Su pueblo Israel."

Pero la Pascua no es solamente una cena, es un banquete, y no es un servicio solamente, es toda una ceremonia elaborada. Y un servicio, una cena podría tardar una hora, dos horas. La celebración pascual para seguir todo el orden se toma unas cuatro horas pero no se preocupen, vamos a abreviarlo para ustedes.

Obed: La primera copa se llama la Copa Kiddush o Santificación, Copa de plagas y la Copa de la Redención que es el punto central de toda la celebración de la noche, y luego viene la copa de Hallel que es la Copa de la Alabanza.

Y tomamos la primera copa, la Copa de la Santificación. La cabeza del hogar da una bendición que introduce todo lo que va a seguir. Él levanta la copa en alto y da gracias a Dios Todopoderoso, el que hizo el fruto de la vid:

"Baruch Atah Adonai Eloheinu Melech ha-Olam, bore p'ri hagahafen, amen"

Y ahora comienza el servicio, el culto. Y después, la persona más joven presente se acerca y hace la pregunta: ¿qué significa esta ceremonia?

Hay cuatro preguntas tradicionales del libro Haggadah, y la primera es así:

Ma nishtana ha-laila ha-zeh mi-kol ha-lelot?

La pregunta es: ¿qué hace a esta noche diferente de cualquier otra noche? y nosotros que sabemos la historia de la Pascua nos toca responder. Y contestamos diciendo: esto es lo que Dios ha hecho para mí cuando me sacó de Egipto, de la casa de esclavitud, cuando me redimió con una mano fuerte y un brazo extendido. Porque la redención es el mismo corazón de la Pascua.

Vinimy: Pero la Pascua imparte más que el mensaje de la redención, también comunica los medios de la redención a través del sacrificio del Cordero Pascual. Nuestros antepasados judíos fueron instruídos a tomar un cordero entero, sin romper los huesos, y cocinarlo entero. Así que fueron instruídos a tomar de la sangre y ponerla en el dintel de la casa, y también ponerla en los dos postes.

Y por su fe en Dios, y su obediencia, fueron salvados de lo terrible de la plaga décima en Egipto. Cuando el Señor vió la sangre en el dintel de la casa, el ángel de la muerte pasó de la casa, y de ahí viene el nombre Passover, passing over en la Pascua.

Vamos a decir todos: Pésaj, es el momento de la fiesta en que celebramos cuando la muerte pasó de la casa, ¿por qué? por la sangre, la sangre del cordero, la sangre del cordero Pascual. ¡Qué acto poderoso de redención! y qué imagen aún más grande de la redención es el sacrificio de otro cordero pascual: nuestro Mesías Jesús.

Porque de la misma manera que ningún hueso de estos corderos pascuales, ningún hueso fuera quebrantado, lo mismo para Jesús, no se quebrantó ningún hueso de Jesús. Y de la misma manera en que mis antepasados tuvieron que poner su fe en la sangre del cordero puesta sobre el dintel de la casa, de la misma manera cada uno de nosotros somos llamados a poner nuestra fe en la sangre del Cordero Jesucristo derramada por todos nosotros.

Vinimy: Después el niño hace otra pregunta: ¿y por qué en esta noche comemos solamente pan sin levadura? Y les explicamos que nuestros antepasados, en la noche que se escaparon de Egipto, tuvieron que ir sin tiempo para cocinar el pan, y éste estaba sin levadura, sin levantarse. Una de las cosas que se encuentra en la mesa pascual es este manto que se llama Matzah Tosh. Y ahí dentro hay tres panes sin levadura, tres matzahs, cada uno separado del otro por el mantito.

La cabeza del hogar saca el que está en medio, el matzah que está en medio, y dice una bendición especial, y lo rompe en dos partes. Y él saca uno, y lo pone al lado, y le da un nombre especial al lado que está en su mano: es el afikomen (o afikoman). Eso no es una palabra hebrea sino una palabra griega que significa: lo que ha venido o lo que viene. El afikomen no se come ahora, viene después, no ha venido. Y por ahora se envuelve en un manto blanco y se esconde de la vista. Está ahí enterrado y nadie en la mesa sabe dónde se esconde el afikomen, pero después todos los niños tienen que buscarlo y encontrar el afikomen o no se termina, no se concluye la cena.

Obed: Después el niño hace dos preguntas más: en esta noche ¿por qué solamente comemos hierbas amargas? y ¿por qué en esta noche ponemos la comida dentro dos veces y normalmente no lo hacemos ni una vez?

Y déjeme explicar usando esto. Esto es un seder plate (plato del orden) y no se usa para poner huevos encima (risas). Después hay comidas simbólicas para el culto pascual, y hay un lugarcito para cada comida que está ahí.

Y el primero aquí se llama Karpas o perejil, a veces usamos perejil o apio pero antes de comerlo, lo sumergimos en agua con sal, agua salada. Y así, meterlo en el agua con sal representa lágrimas, y así al meterlo, recordamos que la vida sin la redención es la vida sumergida en lágrimas, y después comemos un poquito de esto.

Después tomamos el Chazeret, la cebolla, así esta cebolla, o a veces se usa otra hierba amarga, y nos recuerda que la vida es amarga. Y esto es el Maror, hierbas amargas, "horseradish" (rábano picante) ya como una mostaza amarga, picante, elaborada fresca, tomamos un poquito de esta hierba. Ahora ¿tú sabes lo que pasa si comes un poquito de esto? tú vas a llorar ¿no? no hay opción, entra directo al seno nasal. El Maror siempre gana ¿no? hay lágrimas.

De forma parecida a la cebolla, el Maror nos recuerda otra vez lo amarga que es la vida sin la redención. Se debe llorar un poco para que podamos empatizar con nuestros antepasados.

Vinimy: Y en contraste tenemos esto que es el Charoset, que simboliza el cemento que se elaboró para hacer los ladrillos, el pueblo judío cuando estaban en esclavitud. Se hace con manzanas y miel, y un poquito de nueces, y es sabroso y dulce. Y uno puede hacerse la pregunta: ¿por qué se usa algo dulce para representar algo, un trabajo que es de esclavitud, arduo? Pero nosotros recordamos que aún la carga más pesada que sufrimos es endulzada por la gracia de la redención en nuestras vidas hoy en día.

Y eso es el Chagigah que fue el nombre del sacrificio especial compartido en el templo de Jerusalén, nosotros hervimos el huevo y lo hace color café. Y el Hagigah es un símbolo de luto para el pueblo judío, luto o dolor por la destrucción del templo en Jerusalén. La cabeza del hogar lo rompe, lo corta y da un pedazo a cada uno en la mesa, pero antes de comerse se mete ahí en el agua salada que representa lágrimas. Así que el Hagigah es un símbolo de luto y dolor pero también de nueva vida.

Obed: Y el último que usamos en esta celebración, tal vez el más raro de todos es el Z'roa, esto es el hueso de la pierna de un cordero, así que también se conoce la Pascua como la Fiesta del cordero pascual. Pero en muchos lugares judíos en la Pascua no se sirve cordero cocinado, ¿por qué? Porque solamente los corderos que fueron comidos en la Pascua fueron los sacrificios en el templo, pero como sabemos en el año 70 D.C el templo de Jerusalén fue destruído y con este también el altar donde se hacían los sacrificios, así que desde ese tiempo hasta ahora no se han hecho sacrificios. En lugar de eso, el huevo y el hueso nos recuerdan de los sacrificios que se hacían antes.

Viminy: Ahora la presencia de esos dos elementos, el hueso y el huevo nos da una pregunta interesante ¿no? Sin templo, sin altar, sin sacrificio, ¿cómo se quitan nuestros pecados? La ley de Moisés dice claramente que: "Yo he provisto en el altar para quitar sus pecados, porque es la sangre, porque la vida está en la sangre, que hace expiación por los pecados."

Ahora, mucha gente hoy en día judía o no judía diría: bueno, eso tal vez fue importante 2.000 años atrás pero no aplica a mi vida, pero ¿no tiene que ver con nosotros hoy en día? ¿Por qué entonces el Chagigah que debemos de tomar la historia de la Pascua muy personalmente para nosotros? como si cada uno de nosotros hubiésemos sido sacados personalmente de Egipto. Yo creo que debemos cada uno tomar la historia, el mensaje de la Pascua personalmente porque cada uno de nosotros tenemos necesidad de la redención. Pero sin los sacrificios en el templo ¿cómo puede ser posible la redención?

Sabemos que hace 2.000 años atrás vivió un hombre judío que se llamaba Yôḥānān, tal vez tú lo conoces como Juan, Juan el Bautista. Y un día, bautizando personas en el río Jordán, sus ojos cayeron sobre otro hombre judío; su primo. Un hombre que se llamaba Jeshua, tú lo conoces como Jesús.

Y Juan clamó y declaró: "Mira, el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo." Así sabemos cómo es la redención. Pero no hablamos de redención a través de corderos o animales, redención a través del Cordero Pascual, el Cordero de Dios nuestro Mesías, Jesús.

Llegamos ahora a la segunda copa, la Copa de las Plagas. En esta copa recordamos todas las plagas que cayeron sobre el pueblo de Egipto y alabamos a Dios porque esas plagas no nos tocaron a nosotros, ahora yo puedo alabar a Dios no solamente porque la muerte pasó de mí y de la casa de mis antepasados, y no solamente porque nuestro pueblo fue redimido de la esclavitud de faraón, pero porque yo fui redimido de una esclavitud aún peor por mi fe en el Mesías de Israel, el Mesías, Jesús. En Él cada uno de nosotros podemos pasar de la muerte a la vida ¿amén?

Pero en este momento es cuando comemos una cena elaborada y grande, un banquete, y vamos a dejar a un lado ese detallito del servicio, pero sí queremos aprovechar mientras la gente está comiendo la cena pascual, de hablar del ministerio de Judíos para Jesús. Yo los invito a participar conmigo en una tradición muy antigua de Judíos para Jesús, se llama: el abrir la tarjeta (ríe). Cada familia tiene esas tarjetas y si no las tiene, tal vez después pueden pedir una. Se abre en la última partecita ahí, y así en 1, 2, 3 vamos a abrirla. "Eh-chott - Sh-tie-yim - Sha-losh" (uno, dos, tres).

Y esta parte es para recordarles de lo que hemos hoy día aquí, ustedes verán unas fotos y también palabras de canciones, y unas bendiciones que usamos, pero también para recordarles que oren por nosotros.

Vinimy: Si nos dan su nombre y dirección en esta parte que ustedes sacaron, si ustedes ponen su información pueden enviarles su informe gratis, y especialmente su dirección de correo electrónico, y ahora servimos al Señor en Israel así que el email es más fácil; por favor les pedimos escribir con letra de molde para que se lea más claro. Y valoramos mucho sus oraciones porque nosotros estamos viviendo un tiempo de transición.

Ya hace cuatro años que nosotros servimos en el área de Tel-Aviv y Obed ha hecho una misión en Noviembre pasado, y estamos encontrando una hambre tremenda por la Palabra del Señor en el sur del país. Así que en dos semanas nos vamos a mudar de Tel-Aviv al sur del país, donde en el pasado se ha encontrado una oposición muy fuerte al Evangelio. La gente ha sufrido ataques físicos, también quitaron el permiso local de usar un edificio para la iglesia local, y la iglesia tuvo que reunirse en el bosque, en el campo, todo el tiempo al aire libre.

Obed: Queremos enseñarles un video breve que les muestra lo que hacemos cuando realizamos misiones, y compartimos el ministerio con la gente en las calles:

(comienza el video)
(termina el video)

Gracias (aplausos). Así que, en esa semana conseguimos la información de contacto de más de 800 personas de Israel, ahí en esa campaña, dos semanas. Un ejemplo: había un joven hombre que respondió a una de nuestras propagandas, yo lo llamé y estaba tan curioso; pero había una pregunta que lo estaba inquietando. Si nosotros cometimos el pecado ¿por qué Jesús murió por nosotros?

Y yo le expliqué del sistema de sacrificios, y cómo Jesús murió como un sustituto a nosotros, y como que se le prendió una luz, y pudo entender, porque ese joven había sido abusado por años por su papá, y aún cuando sus hermanos menores tenían problemas con el padre, él se metía y se tomaba el castiga, tomando responsabilidad para que el papá lo castigara a él en lugar de a sus hermanos, para él tomar el castigo en lugar de sus hermanos, así que él pudo entender esa idea de sacrificio por otra persona, lo que Jesús hizo por nosotros. Y ahí en poco tiempo él oró conmigo para aceptar a Jesús como su Señor y Salvador.

Así que, pueden seguir orando por nosotros mientras damos seguimiento a toda esa gente, más de 800 personas, ore por nosotros en esto. Van a pasar canastas para que ustedes echen la tarjeta con su información si ustedes quieren la información de Jews for Jesus. Así que también les invitamos si ustedes quieren colaborar con el ministerio, cualquier ofrenda que se da ahora va directo al ministerio de mi esposa y yo en lo que hacemos en este ministerio, pero pedimos que si no dé en lugar de dar el diezmo, que es muy importante que dé a su Iglesia, y si usted es un visitante en el día de hoy, no es cristiano, más que todo queremos que entregue su corazón a Dios y no tanto dinero, pero le invitamos a colaborar con eso. Si hacen su cheque, Jews for Jesus. También se pueden procesar tarjetas de crédito, ahí en la tarjeta dejen sus datos, gracias. Una vez más: muchas gracias por su apoyo, su oración, su amor y por cualquier apoyo que dan, gracias por eso. Espero que hayan comido mucho, la Cena Pascual ya, y ahora seguimos con el culto.

Vinimy: Ahora, después de la cena es tiempo para la tercera copa, la Copa de la Redención. Ahí, este es el punto central de toda la ceremonia. Pero no se puede seguir con la ceremonia porque falta algo. ¿Se acuerda que algo se había quebrantado y escondido, y ahora se tiene que buscar de nuevo, se acuerda? ¿se acuerda lo que se llama? afikomen. Todos los niños andan buscando el afikomen.

Y cuando se encuentra, se devuelve a la cabeza de hogar que rompe el afikomen de nuevo, lo quebranta, y cada persona en la mesa recibe una pieza del pan del tamaño de una aceituna. Y este pedazo de afikomen se come con la copa de la redención, ¿les recuerda a algo? es el origen de nuestra Santa Cena. Y ¿dónde vamos a encontrar algo más claro de la presentación de nuestro Jesús que encontrar el afikomen y comerlo? este afikomen se rompe, se envuelve en lino blanco, se esconde y se devuelve otra vez.

Y el matzah mismo no tiene levadura, recuerde que la levadura simboliza el pecado, esto representa que Jesús no tenía pecado. Aún tiene marcas así, esas marcas, y la Biblia dice que por Sus heridas somos nosotros curados. Y los rabinos hacen pautas muy específicas y claras para preparar el matzah, para que se use con el simbolismo correcto.

Y uno de estos es que el matzah tiene que ser perforado. Jesús fue herido, marcado. El profeta Zacarías dice que: me van a mirar el que ellos han herido o perforado.

Obed: Vemos nuestro Mesías en esto, en el simbolismo de lo que se hace, no sólo en el afikomen pero también en ese manto que tiene las tres capas de matzahs. Hay desacuerdos entre los rabinos sobre qué significa ese manto, esa servilleta rara, son tres en uno. Algunos enseñan que las tres piezas de matzah representan los tres patriarcas de Israel: Abraham, Isaac y Jacob, pero entonces ¿por qué es que el matzah que está en medio es quebrantado, dividido, escondido y retornado?

Otros dicen que el Matzah Tosh representa las tres divisiones de adoración en el reinado antiguo: los sacerdotes, los levitas y el pueblo de Israel, pero entonces debemos hacer la pregunta: ¿por qué es que el matzah del medio es quebrantado, escondido y luego regresado?

Y en el pueblo de Israel, el origen de esta costumbre se ha perdido, y por eso hay una competencia de interpretaciones y hay diferencias al respecto. Pero hay una explicación más que tiene su origen en el primer siglo. Verá, las tres capas forman una unidad, una tri-unidad, y algo en hebreo que tal vez es el origen de esa unidad es la palabra 'Ehad. Esto nos trae a recuerdo la Palabra de Dios dada a Moisés cuando Él dice: "Shema Israel Adonai Elohenu Adonai echad!" Escucha oh Israel, Dios, Jehová tu Dios, Jehová es uno.

Y en la Pascua, la cabeza del hogar saca la capa del medio de esta unidad, la saca, se hace visible, mientras que las otras dos capas quedan invisibles, escondidas ahí en el manto. En el principio era el Verbo, el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios, y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros.

Nosotros los judíos que conocemos al Mesías, sabemos también que la unidad del Matzah Tosh da testimonio de la unidad de un solo Dios, revelado a nosotros en tres personas: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. ¿Y por qué se quebranta la capa del medio y se esconde? Jesús fue quebrantado, enterrado y devuelto de la tumba vivo otra vez.

Nuestro Mesías Jesús dijo: "Este es Mi Cuerpo que por vosotros es quebrantado, cada uno de ustedes, haz esto en memoria Mía."

Vinimy: Y la Copa de la Redención, el color del vino que se usa es de color tinto rojo, y el rabino dice que esto es para significar la sangre de los primeros corderos sacrificados en la primera noche de la Pascua. Pero en la misma manera, la sangre de otro cordero pascual, nuestro Mesías Jesús fue sacrificada para redimirnos a nosotros de la esclavitud al pecado y la muerte, así que es la Copa de la Redención que se toma después de la cena, en la que nuestro Señor Jesús dijo: "Esta copa es un nuevo pacto en Mi sangre."

Él habló del pacto prometido por Dios a través del profeta Jeremías que declaró: "Vendrán los días en que Yo voy a hacer un nuevo pacto con el pueblo de Israel, y después de estos días Yo escribiré Mi ley sobre sus corazones. Yo seré su Dios y serán Mi pueblo." Así que la pieza del afikomen y la Copa de la Redención se toman juntos en memoria del Cordero Pascual; nuestro Cordero Pascual es Jesús. Amén.

Y al final tenemos la copa de Hallel, la Copa de la alabanza, Hallel significa alabanza. Y con esta copa cantamos, cantamos alabanzas a Dios, tomamos tiempo de adoración ahí en la mesa. Y hay una copa más de la que no les he contado todavía: la Copa de Elías. Nadie toma de esa copa.

Y si tú fueras a entrar en la casa de una familia judía durante la celebración de la Pascua, es algo raro. Hay todo un lugar: una silla, plato, todo cubierto sin ser tocado, vacío, reservado para el profeta Elías. ¿Por qué? ¿por qué este anhelo, este esperar por Elías?

Dice en el Libro de Malaquías que antes de la Venida del Mesías, que Elías va a volver. Así que cada año al final de la cena, del culto, un niño corre a la puerta y se abre la puerta, esperando que por fin este año, tal vez será el año que entrará Elías para anunciar la Venida del Mesías. Y cantamos uno de los himnos más antiguos de los judíos:

"Eliyahu hanavi
Eliyahu hatish'bi
Eliyahu hagil'adi -

Bim'herah (beyameinu) yavo eleinu
im Mashi'ach ben David."

Que significa:

Elías el profeta
Elías el Tisbita
Elías de Galaad

Por favor, ven pronto en nuestros días
y trae contigo al Mesías, el Hijo de David

Y ustedes ven que nuestra gente todavía celebran esta celebración de la Pascua hoy en día, mañana es la Pascua. No están solamente recordando algo del pasado sino mirando, y esperando algo que va a venir en el futuro; la venida de Elías. Pero yo sé y espero que ustedes también, que Elías ya ha venido.

¿Se acuerdan cuando Jesús habló del profeta Juan? Él dice: "Si ustedes lo pueden aceptar, Juan el Bautista es Elías que había de venir" así que Elías, el que vendría antes del Mesías ya vino, y el Mesías mismo llegó. Jesús ya vino, Salvador de judíos y no judíos.

Qué bendición compartir esto con ustedes, y espero que cada uno de ustedes pueda conocer al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Espero que ustedes puedan ver esta Cena Pascual como parte de su herencia también. Gracias, muchas gracias.

Pastor Roberto: Un aplauso bien fuerte, muchas gracias. Gloria a Dios, qué bendición ¿verdad que sí? Quizás nos hemos extendido un poquito más de lo normal pero vale la pena, es una experiencia muy especial y es algo que nos enriquece muchísimo.

Señor: no queremos irnos apresuradamente de este lugar sin darte gracias por la bendición recibida a través de esta enseñanza. Bendícela en nuestros corazones. Atesoramos Señor, esta enseñanza profética que hemos recibido hoy y bendecimos a nuestros hermanos. Que el Mesías resucitado, Cristo Jesús vaya con nosotros a nuestros hogares. Gracias Señor, en el Nombre de Jesús, y el pueblo de Dios dice: amén. Aleluya.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato