Sermón 3 de noviembre 2013: Practicar el dominio probrio

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: November 3, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Estamos hablando en una serie de meditaciones sobre cómo vivir una vida exitosa, cómo vivir una vida plena, una vida que refleje la belleza del Reino de Dios y cómo podemos beneficiarnos de todos los recursos que el cielo nos ofrece cuando entramos en la ciudadanía espiritual para llegar a ser todo lo que Dios quiere que seamos.

Dios nos ha llamado a una vida de poder, una vida de dominio propio. Al decir eso viene a mi mente una palabra que no la he usado en este contexto pero es muy maravillosa, Pablo le dice a Timoteo: "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino que de poder, de amor y de dominio propio" y la palabra que se traduce como cobardía mas bien lo que quiere decir es: timidez, un carácter conservador, vivir del plato a la boca, una mente de escasez con ambiciones pequeñas y minúsculas sino Dios nos ha llamado a un espíritu de poder, de victoria, de poder por eso dice de amor y de dominio propio.

Y la palabra que se traduce de paso dominio propio en español es una palabra que en el griego original quiere decir mas bien una mente sana, una mente lúcida, una mente que ve la realidad en una forma correcta como debe verse eso es lo que quiere decir esa palabra que inadecuadamente yo creo la traducimos: dominio propio pero que tiene una razón por la cual se pone allí, porque una mente que tiene el Poder de Dios es una mente que tiene dominio propio, que está en control de sí misma.

Entonces yo he estado hablando en muchas diferentes maneras como un camarógrafo desde diferentes perspectivas la misma escena y yo espero que con la ayuda del Señor al nosotros terminar este recorrido a través de lo que constituye una vida de poder y una vida transformada nosotros tengamos un entendimiento cabal de ese territorio que se extiende delante de nosotros que es un territorio de plenitud.

¿Sabe qué? Dios nos ha llamado a la victoria continua y constante, a un perpetuo ascender a diferentes niveles de altura. Yo quisiera que cada hijo de Dios, cada hija de Dios se saturara de esa imagen de poder y de autoridad a la cual Dios nos llama cuando entramos a los caminos del Señor.

En muchas iglesias hay muchas cosas muy buenas, se predican muchas cosas buenas: justicia, amor muchas cosas sanas, santidad y otras cosas pero a veces no se le predica a la gente que nosotros hemos sido llamados cuando entramos a los caminos del Señor a vencer todo lo que se oponga a los buenos propósitos de Dios en nuestra vida ¿amén?

El apóstol Pablo dice que: "Llevando todo pensamiento cautivo al Señor y toda cosa altanera, todo lo que se levanta contra el señorío de Cristo nosotros tenemos que reducir a cautividad a los valores del Reino de Dios." Y yo creo que mucho de lo que tú adquieras y logres en tu vida cristiana va a depender de lo que tú creas que es posible alcanzar.

Si tú crees Dios simplemente te llamó para apretar los dientes hasta que el Señor te libere de este mundo cruel y te mueras y vayas entonces a la Patria Celestial eso es todo lo que vas a recibir. Pero si tú crees que Dios te ha llamado a vivir una vida plena de gozo, de victoria en tus luchas, de perpetuo crecimiento, de bendición, de provisión en toda necesidad entonces conforme sea grande tu visión así será lo que tú logres en tu vida.

Y por eso es que tenemos que llenar a la gente de esta idea de que la vida cristiana es una vida de llamado a plenitud. Me viene a la mente un pasaje que en algún momento voy a enfocarlo en una manera bien deliberada porque es uno de mis pasajes favoritos también en la Escritura pero me voy a adelantar un poquito ahora para dar una idea de que la Biblia siempre nos está llamando a esa vida de plenitud y de gran alcance en lo que tenemos por delante cuando entramos en los caminos del Señor y que si no nos armamos de esa gran expectativa y esa sana ambición vamos a perder y desperdiciar un gran recurso que ha sido puesto en nuestro camino y vamos a ser como príncipes que hemos heredado un Reino y que vivimos sin embargo como pordioseros porque no nos hemos alertado al nivel de nuestra herencia.

Entonces Isaías capítulo 54 es una imagen preciosa que de nuevo yo la voy a desmontar más adelante pero fíjese cómo dice Isaías 54 versículo 1 dice: "Regocíjate oh estéril, la que no daba a luz" y me voy a resistir a comenzar a exponer ese pasaje porque no me quiero perderme ahí en este momento pero mire la imagen de esterilidad, la persona que está en el mundo es así estéril pero cuando entra en los caminos del Señor es diferente. "Regocíjate oh estéril, la que no daba a luz, levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada ha dicho Jehová."

Fíjese con qué certidumbre habla el Señor, Él no está diciendo: posiblemente o serán, no, dice: "Porque más son los hijos de la desamparada." Dice la Biblia que en Dios todo es sí y amén todo depende de que nosotros creamos eso que Dios ha declarado sobre nuestra vida. Sabe que gran parte de la batalla de la plenitud de vida y de la prosperidad, del gozo y del poder en la vida cristiana depende de cuán grande es tu mente para creerle al Señor y cuán grande es tu fe para ambicionar y visualizar cosas poderosas y bellas que Dios te ha entregado en tu mano.

Si tú pasas tu vida ensayando escenarios de horror, derrota, privación, carencia, enfermedad, negatividad, pesimismo, lluvia fina todo el día cayendo sobre tu vida eso es lo que vas a recibir. Ahora si tú visualizas en el Señor y en el Poder del Espíritu Santo y Su Palabra bendición, gozo si tú irradias tu mente continuamente con expectativas de cosas buenas que vienen en tu camino, de victoria que tú vas a alcanzar, de valles que van a ser levantados y montañas que van a ser rebajadas y piedras que serán quitadas del camino por el Poder del Espíritu Santo en ti eso es lo que tú vas a recibir.

¿De cuál de los dos quieres tú saturar tu mente? cambia el programa del pasado. Quita la grabación antigua que el diablo te puso a tocar e instala un programa nuevo en tu computadora, un programa de expectativa de cosas grandes por eso es que la Palabra nos llama siempre: levanta canción, regocíjate porque Yo he dicho que los hijos de la estéril van a ser más que los hijos de la fértil dice el Señor y mire ese llamado precioso: "Ensancha el sitio de tu tienda y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa" en otras palabras: no seas conservador.

¿Recuerda lo que yo les dije el domingo pasado? creo que fue acerca de que muchas veces se requiere energía, que hay que sembrar a siete, a ocho, repartir, echar nuestro pan a las aguas, invertir continuamente. La persona de escasa energía y de escasa visión no alcanza las bendiciones que Dios tiene para nosotros. No seas escasa.

De nuevo: sé que corro el riesgo de repetirme pero yo creo que tú debes siempre estar buscando la próxima avenida de bendición que Dios quiere abrir para tu vida y tú tienes que estar viendo cada cosa que pasa en tu vida como una oportunidad para que el Señor abra un canal de gloria y bendición para ti.

Entonces por ejemplo: se anuncia digamos un evento, hay una oportunidad de venir a la Iglesia y adorar al Señor, hay un retiro de capacitación, hay un curso nuevo de algo, hay un retiro de mujeres que se abre y tú dices: mira ¿quién sabe si puede venir por ahí la bendición? es decir: tú tienes siempre que estar sembrando, no seas escasa, no seas escaso, no seas conservador con tus energías.

¿Sabe que uno a veces se cansa más quedándose en la casa que saliendo de la casa? Mucha gente se deja llevar por lo que están sintiendo en el momento y eso es lo que determina lo que hacen así que si llegan a la casa cansados, atribulados, cargados, depresivos y suicidas lo que hacen es que se tiran a la cama y cogen la frazada más gruesa y se tapan la cabeza y se ponen a cocer ahí en fuego lento su depresión.

¿Sabes lo que tienes que hacer? lo que tienes que hacer es todo lo contrario de como tú te sientes. Si te sientes mal vístete, adórnate, ponte los aretes más bonitos que encuentres por allí, el vestido más lindo y celebra y canta canción, pon una música agradable en tu casa. Si hay oportunidad de ir a la Iglesia y adorar al Señor dile al diablo: yo no voy a dejar que tú me domines, yo no voy a dejar que mi carne me controle.

Muchas veces tenemos que hacer lo contrario de lo que nuestra carne nos está pidiendo en el momento. ¿Sabe por qué mucha gente no sale de la depresión o de la ansiedad? porque dejan que la ansiedad determine lo que ellas hacen o ellos hacen y la manera en que reaccionan en vez de decir: no, la ansiedad y la depresión y la tristeza y el dolor me están diciendo: acuéstate a dormir, tómate unas píldoras y ya acaba pero yo digo: no en Cristo yo soy más que poderoso, yo me levanto, me visto por fe y declaro victoria y comienzo a caminar.

¿Y sabes qué? en el proceso de caminar esas escamas de muerte milagrosamente se van cayendo de ti y tú descubres que después de todo era una ficción, era un manto frío y húmedo que el diablo te tira sobre la cabeza pero si tú lo dejas allí se convierte en tu piel y por eso es que muchas personas a veces tienen un momento de tristeza en su vida o una tragedia y lo que fue un momento se convierte en un destino porque se convierte en una identidad, entonces se quedan aprisionadas dentro de ese instante y ese instante se convierte en una concha que los cubre y se endurece alrededor de ellos y nunca logran salir de eso.

Pero cuando tú vienes a los pies de Cristo el Señor rompe ese hechizo, el Señor rompe la costra pero tú tienes que creer eso y moverte como que ya es una realidad en tu vida, esa es la clave. No operes en lo que tú sientes en el momento opera en lo que Dios ha declarado sobre tu vida y al tú comenzar a caminar por fe en lo que Dios ha declarado no por sentimiento sino por fe lo que Dios ha declarado comienza a convertirse en una realidad actual en tus emociones, en tu mente, en tus sentimientos, en tu experiencia real.

Muchas veces yo he experimentado eso, estuve en el carro lleno de cargas y tantas cosas y lo que quiero buscar es la música más trágica que usted encuentre, Juan Sebastián Bach ahí la misa solemne en B menor o lo que sea una de esas cosas, porque lo que uno quiere es como cocerse en su propio jugo allí ¿no? seguir, usted no quiere romper ese momento de tristeza ¿sabe lo que yo hago? yo busco la música más alborotosa que puedo encontrar y la pongo como un antídoto aunque no me guste pero la pongo allí para hacer que los demonios huyan simplemente declarando lo contrario.

Y yo he aprendido que cuando yo me muevo no en lo que la vida me declara ni lo que mi sistema nervioso me declara sino lo que Dios ha declarado y si mis sentimientos no quieren ajustarse eso es problema de ellos.

¿Sabes lo que pasa? mientras tú más practicas esa verdad en tu vida más fácil te es salir de esos momentos emocionales ¿sí o no María, estoy diciendo la verdad o no? amén, amén. Yo he aprendido que ¿cuántos de nosotros? había una etapa en nuestra vida en que la depresión, y la tristeza y las cosas de la vida y como que nos metíamos en un hipnotismo, un spell de horas y días ¡qué difícil era romper eso! hasta que llega un día que uno dice: "no más" y usted entonces comienza a alabar al Señor simplemente con su boca, no se preocupe si sus sentimientos están a gusto o no simplemente declare la Verdad de Dios.

Y si su razón espiritual le dice: hay un servicio en la Iglesia, voy a ir y adorar con mis hermanos, voy a alabar al Señor, voy a contradecir con mis actos lo que mis sentimientos me están diciendo y lo que el diablo está tratando de tirar sobre mi vida entonces lo que usted hace es que profetiza sobre su mal con sus acciones.

¿Usted ha oído hablar de la expresión un acto profético? muchas veces nosotros tenemos que hacer actos proféticos en nuestra vida, es decir: hacer lo contrario de lo que nuestra carne nos dicta en un momento dado y con nuestro cuerpo ejecutar acciones que creemos que son como llaves que operan en el mundo del espíritu y que abren entonces en la realidad una dimensión nueva.

Si en ti por ejemplo hay orgullo y tú sabes que el orgullo te está matando ¿sabes lo que tienes que hacer entonces? ejercita actos de humildad continuamente. Humíllate ante a tus hermanos, confiesa que tú eres uno más simplemente de los que están luchando en los caminos del Señor.

Si el resentimiento es algo que a ti te controla haz actos de perdón y de misericordia. Perdona con tu boca. Esa persona que te ofendió y hacia la cual tú no quieres tener ninguna palabra de bendición bendícela aunque te sepa a agua tibia cuando lo estás haciendo.

Si tu problema es el amor al dinero y la tacañería suelta y bendice a otros y se generoso y comparte a siete y a ocho; hazlo como un acto de fe como un acto profético, como una piedra que tú le tiras a la frente del gigante.

Si tu problema es la depresión mira, ríete a carcajadas. Escucha buenos programas de comedia y de chistes sanos, sanos (risas) en la radio, en el internet lo que sea.

Si tu problema es impureza mental y pensamientos obsesivos de impureza mira entonces: lee cosas que te inducen a la santidad y al dominio propio y habla con alguien y saca tu problema de la clandestinidad de tu propia mente solamente y habla con alguien a quien tú le tienes confianza y saca esa cucaracha y ponle la luz fosforecente de la Verdad de Dios compartiéndola con alguien digno de escuchar que no te va a despreciar y entonces comienza a confesar: yo soy libre en el Nombre del Señor, no me dejaré dominar de ninguna cosa.

Y yo he aprendido que así hay tantas otras cosas en la vida que cuando tú quieres romper esas ataduras en tu vida tienes que hacer lo contrario de lo que te dicta tu carne en ese momento dado porque lo que Dios está esperando es una pequeña señal de parte tuya, una pequeña señal de iniciativa que es todo lo que Él necesita para entonces decir: ok me han abierto terreno aquí en el mundo del tiempo y el espacio y por ese terreno Yo voy a entrar y voy a hacer lo que Yo sé hacer entonces. A veces lo que Dios necesita es un gesto pequeño de humillación y obediencia a Su Palabra para que entonces llegue la bendición a tu vida.

A mi mente viene la ilustración de Corrie Ten Boom que fue una mujer que Dios usó bellamente. Ella y su hermana en Holanda fueron capturadas por el ejército Nazi y fueron metidas en un campo de concentración Nazi y allí sufrieron cosas indecibles. La hermana de Corrie una mujer de Dios, eran dos hermanas solteras que se amaban entrañablemente y allí pereció, en el campo de concentración pereció su amada hermana; fueron abusadas y vieron los abusos indecibles y las torturas y los asesinatos terribles de uno de los peores campos de concentración de Alemania.

Corrie Ten Boom salió libre, finalmente sobrevivió en el campo de concentración y dice ella que meses después cuando los alemanes habían sido humillados terriblemente y había una depresión terrible en Alemania porque se dieron cuenta de lo que habían hecho y Alemania fue bombardeada por los Aliados y casi destruida la mayoría de sus ciudades y padecieron de una humillación terrible, ella dice que un día en una Iglesia ella estaba testificando acerca del amor de Dios y de otras cosas y de cómo Dios las había librado a ellas y había manifestado Su amor a favor de ellas haciendo un milagro dentro del campo de concentración.

Al final dice de su charla se acercó a ella un hombre a quien ella reconoció inmediatamente como uno de los guardias del SS alemán que más crueles habían sido en la prisión y que más abusos había cometido, uno de los monstruos que más terriblemente había abusado de los prisioneros del campamento y ese hombre se acercó a ella para pedirle perdón y para humillarse delante de ella y le extendió la mano para recibir su perdón.

Dice ella que cuando ese hombre le extendió la mano todo su ser lo rechazó vivamente, había en ella tanto sufrimiento, tanto rencor, se acordó de tantos abusos que este hombre había ejecutado contra gente indefensa que no había en ella la fuerza para perdonar a este hombre aunque ella había estado hablando del amor de Dios y tantas otras cosas. Ella dice que en un instante sin embargo por obediencia comencé a simplemente hacer todo lo posible por extender mi mano hacia él aunque todo mi ser rechazaba ese gesto.

Ella dice que en el momento en que ella se activó para extender su mano hacia él dice que como una corriente del amor de Dios se metió dentro de ella y la vigorizó y entonces su mano se extendió con toda libertad y pudo extenderle amor y perdón a este hombre que necesitara que la Gracia del Señor lo cubriera y fue para ella un momento muy pero muy transformador en su vida.

Porque es que muchas veces nuestra carne, nuestra carne hermano nos va a traicionar. Esa carne que eres tú, tu sistema nervioso eso solamente se cambiará cuando te mueras y entres al Reino de Dios y el Señor te transforme; mientras tanto vas a tener que luchar con impulsos, con actitudes indebidas, con cantidad de cosas y si tú te dejas dominar, el orden del mundo es ese: dejarse dominar por los apetitos, por la carne, por el sistema nervioso, por la biología, por las circunstancias, por la manipulación del mundo, por la adoctrinación de la sociedad y de la cultura en que tú vives. Ese es el orden del mundo, es esclavitud al mundo y a la cultura.

Pero el hijo de Dios declara su emancipación, declara su libertad inherente de todas esas cosas y ya no se deja dominar de ninguna de esas cosas sino que ahora su vida es un perpetuo luchar contra esos impulsos bajos y sujetarlos uno a uno a la Verdad de Dios y a los valores del Reino de Dios.

Entonces uno aprende que ya yo no me voy a dejar dominar de ninguna cosa de este mundo, ni de mi biología, ni de mis sentimientos, ni de lo que me dice mi razón; yo voy a vivir dice: "De toda Palabra que sale de la boca de Dios." Eso es lo que dice el Señor Jesucristo: "No solamente de pan vivirá el hombre sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios."

Tú tienes que decirle cada día a tu carne, a tu mente, a tu cuerpo, a tu sistema nervioso y a tu razón: yo no voy a vivir por lo que me dice esta naturaleza caída, yo voy a vivir por lo que me dice el manual de la Palabra de Dios y cualquier cosa que no se sujete a esa Palabra de Dios tendrá que caer de bruces como cayó Goliat ante las piedras de David y nuestra vida es una vida de perpetua emancipación y crecimiento y desarrollo en el Poder de Dios.

Y entonces de nuevo aquí está esa palabra ¿no?: "Ensancha el sitio de tu tienda, las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa; alarga tus cuerdas, refuerza tus estacas porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda y tu descendencia heredará naciones y habitará las ciudades asoladas dice el Señor."

¿Por qué debemos nosotros levantar canción cuando todavía estamos estériles? porque nosotros al levantar canción la esterilidad se va a ir y porque Dios me ha llamado a una vida de éxito, de poder, de victoria y la situación que yo estoy viviendo en este momento es simplemente un punto de partida hacia la gloria que Dios tiene destinada para mi persona. Esta es simplemente la tierra desde donde yo despego en ese viaje ascendente hacia la totalidad de lo que Dios tiene para mi vida.

Recuerden esa imagen: "Porque la senda del justo es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto." Llénate de esa imagen en tu vida. Joven que estás apenas comenzando los caminos de la vida: no te conformes con ser uno más de esos muchachitos que están por ahí haciendo tonterías con la cabeza llena de alas de cucaracha haciendo todas las tonterías que hacen los jóvenes, desperdiciando tu tiempo todo el tiempo ahí con los dedos estos pulgares que se van a desarrollar. Yo creo que en dos generaciones los niños van a nacer con unos pulgares como de un pie de diámetro.

Hey: aprovecha tu tiempo, invierte. Si vas a usar el internet úsalo para tantas cosas increíbles que hay en él para conocer más, para leer noticias, para escuchar historia, para escuchar buena música. Si tú vienes de una familia que no se ha educado mira no te digas a ti misma: ¿sabes qué? yo simplemente voy a ser una continuación de esa gente ignorante, no. Di: yo soy Josué, yo soy el primero de una nueva generación, Dios me ha entregado la tierra y esa tierra fluye leche y miel y tiene unos racimos gigantes de los cuales yo voy a disfrutar y gozar y yo voy a vivir mi vida como un rey, como una princesa, como una persona que ha heredado una gran fortuna y en la medida en que yo invierta mi tiempo en cosas positivas Dios va a usar eso como leña para un fuego poderoso y maravilloso que Él va a usar para iluminar el mundo oscuro en el cual yo habito.

Llénate de una expectativa grande, levanta canción. Es interesante que en este texto la mujer que tiene que levantar canción es una mujer que todavía es estéril, ella no ha sido todavía llenada de hijos pero Dios le dice: en anticipación a los hijos que vas a tener alégrate y levanta canción. ¿Usted ve? no esperes entonces a tener hijos entonces para alabar al Señor, alábalo en medio de tu esterilidad y esa alabanza entonces va a traer tu abundancia y tu fertilidad.

Y esa es una de las claves. Ahí usted tiene un secreto para la vida abundante, es creer que a eso es que Dios le ha llamado, Dios le ha llamado a libertad no a esclavitud, Dios le ha llamado a prosperidad no a fracaso, Dios le ha llamado a plenitud no a escasez y usted tiene que vivir como uno que ya lo tiene. Y entonces como alguien que lo tiene con todo lo que eso implica usted verá que lo va a tener.

Mucha gente me dice: Pastor yo quiero recibir el bautismo del Espíritu Santo y estaba hablando con una hermana que no quiero que piense que estoy tirando indirectas eso es algo que hace rato me vino a la mente aquí ¿no? Decimos: yo quiero recibir el bautismo del Espíritu Santo, quiero hablar en lenguas y quiero experimentar milagros en mi vida.

Bueno yo creo que muchas veces la gente tiene una idea errónea de lo que es la manera en que Dios obra en la realización de los dones en nuestras vidas y lo que es el bautismo del Espíritu Santo.

Sí hay momentos en que el bautismo del Espíritu Santo vendrá sobre ti como una lluvia estruendosa y te va a sobrecoger y te va a abrumar y te va a hundir en Su gloria y en Su bendición pero muchas veces uno ve que la llenura del Espíritu Santo puede venir como una Palabra que Dios declara sobre tu vida o un don puede venir a tu vida como un germen que Dios pone sobre ti y que entonces va desarrollándose poco a poco del uso y con la práctica en fe.

¿Por qué usted cree que Pablo le dice a Timoteo: "Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por medio de la imposición de mis manos"? Mire lo que dice Pablo y lo que pasa es que muchas veces los pentecostales no somos buenos estudiosos de la Biblia, es así. Hay una relación inversa entre unción y conocimiento de la Palabra, eso es terrible pero es una realidad.

Entonces Pablo le dice a Timoteo: "Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios en ti" ya está en ti. Ahora ¿qué es eso de "avivar"? si usted va a la palabra griega que se traduce al español: avivar quiere decir que abaniques como cuando una mujer, yo sé que muchas de las hermanas acá nunca estuvieron frente a un fogón con un pedazo de cartón ahí echándole brisa al carbón para que se encendiera, mira algunas están riendo pero es incómodamente como nerviosamente para que no me vean (risas) si usted vivió eso déle gloria a Dios porque es un privilegio inmenso, qué bueno.

Y es como cuando un fuego, cuando usted coge las brasas que están allí como adormecidas y usted las sopla para que el oxígeno que esa brisa tira sobre la flama las avive y entonces se prendan en fuego. Entonces fíjese, dice: "Te aconsejo que avives" hay una parte que nosotros tenemos que hacer en nuestra vida y es avivar. La parte de Dios es poner el Dios en usted y la parte suya es avivar el don, abanicarlo hasta que se convierta en una llama.

"Que avives el don que está en ti por medio de la imposición de mis manos." Hay mucha gente que yo creo que ya ha recibido el don del bautismo del Espíritu Santo pero no saben que lo tienen porque se les ha creado una idea de que tenían que caerse al piso y revolcarse media hora y salir con toda la sombra de los ojos chorreándole pareciendo un racoon por allí (risas) no, y si no tienen esas marcas no, hay que volver otra vez vamos a hundirla otra vez ¿no?

Hay personas que creen que sí: tienes que hablar en lenguas inmediatamente y si no hablas en lenguas te vamos a dar cuatro bofetadas pa' que hables de alguna manera o te vamos a dar una grabación allí pa' que la escuches y comiences: ablbdablbaadbl hablando tonterías para que digas que estás hablando en lenguas. Y entonces la gente se deja sugestionar por toda esta mala enseñanza y entonces se crean unas expectativas.

Yo siempre he creído que lo que nosotros tenemos que hacer para recibir bautismo del Espíritu Santo es: creer que si le pedimos pan Él no nos va a dar una piedra, y tenemos que creer: lo tengo, lo he recibido, se lo he pedido al Señor, yo creo; no hay objeción, no hay entonces lo he recibido y entonces comienzas a vivir en fe como que lo tienes.

Declara cosas en el Nombre del Señor. Comienza a orar: si el gato tiene un resfriado comienza a orar por él para que se sane, ejercita el don de la sanidad. Comienza a declarar bendición a diestra y siniestra ¿no? si se murió el paciente ora por otro que quizás te va a ir mejor la segunda vez, lo que sea pero sigue declarando unción. Cree que el Señor esta noche te va a dar un sueño revelador y que vas a recibir algo poderoso.

Y comienza a hablar por fe en una lengua nueva. Cuando estés en un momento así de adoración libre no mires a tu esposa si te está mirando y a los muchachos, pon tu mano así si tú quieres y comienza a hablar, di algo. Abre tu boca en fe y cree que el Señor está en ti y entonces comienza a declarar lo que venga a tu mente por fe. Quizás vas a hacer el ridículo pero ¿sabe qué? que muchas veces hay que romper el ego para que Dios se manifieste en nosotros.

Hay mucha gente que ya Dios les está diciendo: mira abre la boca ya menso y sal de esto de una vez ábrela que ya Yo te lo di, "¡oh Señor dame el don, dame el don!" ya lo tienes abre la boca y habla simplemente en fe.

¿Cómo aprenden los niños a hablar? aprenden diciendo: gugu, dada y entonces comienzan a hablar y después dicen: mamá y ni siquiera mamá dicen: má y poco a poco comienzan entonces a decir oraciones completas y surge una gramática y todo eso se toma años y así pasa con los dones, hay que ejercitarlos por fe. Tú tienes que creer por fe: yo ya tengo, Dios me quiere bendecir con Su Espíritu, yo he confesado, he declarado, he creído, he abierto mi vida, mi mente al Señor entonces ya yo lo tengo, lo creo y ahora me voy a mover como un hombre, una mujer llena del Espíritu y ese Espíritu se va a hacer una realidad mientras yo camino en el diario vivir; mientras yo vivo como una mujer, un hombre lleno del Espíritu Santo llegaré a ser un hombre, una mujer llena del Espíritu Santo. Para mí esa es la ética que yo creo que nos dice la Palabra del Señor.

Y en ese momento tú vas a hablar en lenguas, vas a orar por los enfermos, vas a reprender demonios, vas a hacer una cantidad de cosas. Cuando yo veo nuestra Iglesia cómo comenzó hace 20 y pico de años cuando comenzamos primeramente a caminar en el camino de la llenura del Espíritu esta Iglesia era una Iglesia Bautista tradicional. Y cuando el Señor rozó mi vida hace 20 y pico de años no recuerdo cuándo fue que nosotros comenzamos yo comencé en fe. No tenía ningún modelo porque francamente a mí nunca me impresionó tanto el modelo pentecostal que había visto; respeto pero yo no sentía que eso era lo que verdaderamente Dios tenía para mi vida y no es lo que yo veía retratado en la Palabra aunque respeto eso y sé que hay tantas cosas buenas en el modelo tradicional pentecostal.

Estos están aprendiendo a ser pentecostales allá arriba de paso (risas). Pero comenzamos por fe, yo no sabía la menor cosa; era como una persona que le han dicho: tú eres mecánico y de hoy en adelante tú vas a aprender a arreglar carros y yo no sabía ni siquiera cómo meter la llave en una puerta de un carro. No tenía ninguna manera, no sabía las técnicas ni la tecnología del Espíritu Santo.

Nuestra Iglesia había sido una Iglesia relativamente tradicional aunque nunca fue una Iglesia muerta debo decir pero no tenías experiencia en reprensión de demonios, yo nunca, cuando comencé así a practicar el pastorado no había visto a alguien reprendiendo un demonio, no había visto a nadie imponiendo manos así en realidad para impartir el don del Espíritu Santo, no adorábamos al Señor así con muchos instrumentos ni muchas cosas; nuestro servicio era un servicio muy bello y muy bendecido pero no tenía ese fuego y esa identidad del mundo pentecostal.

Así que yo tuve que comenzar a inventar el mundo en el Nombre del Señor. Sólo sabía que Dios me había tocado y que nuestra Iglesia debía entrar en una jornada de aprender a manejar la tecnología del Espíritu Santo como Congregación.

Así que nos lanzamos por fe y el Señor comenzó a hablar a mi vida y una de las cosas que yo tuve que hacer fue eso declarar por fe que íbamos a ser una Iglesia llena del Espíritu. Algunos que han estado aquí a través de esa trayectoria en Cambridge saben a lo que me estoy refiriendo y se sonríen porque saben que digo la verdad, tengo testigos aquí que pueden decir si estoy diciendo la verdad o no.

Comenzamos así de nada pero yo creí que si el Señor había tocado mi vida Él iba a hacer cosas ¿no? El camino al inicio fue un poco rocoso les digo y tormentoso, pero el caso fue que una de las cosas fue que Dios comenzó a traer a gente a la Iglesia de la nada que se movían en los dones del Espíritu, gente imperfecta les digo, una cosa que uno puede decir gente con imperfecciones como cualquier otro no eran mejores en un sentido espiritualmente que otros que no tenían pero eran soldados que habían aprendido a manejar las armas pentecostales y comenzaron a llegar a la Iglesia y comenzaron a ayudarme.

Eran como Apolos siendo instruido ¿quiénes eran? Aquila y Priscila y me decían: Pastor, a veces me molestaban francamente porque decían cosas que no me gustaban está bien pero uno tiene que ser humilde y yo pensé: esta gente Dios los está trayendo para que me ayuden y me enseñen.

Comenzaron a venir músicos también que podían tocar diferentes instrumentos. Yo comencé con temor y temblor a orar por los enfermos y a hablar el lenguaje pentecostal y me sentía a veces hasta ridículo y comenzó gente a caerse sin yo ni siquiera imponerles manos en un medio de un tiempo de intercesión. Y recuerdo la primera vez que un demonio se manifestó en el servicio un miércoles en la noche creo que fue, y yo no tenía ninguna idea de cómo reprender un demonio, tenía sí algunas cosas.

El caso fue que estuvimos peleando con ese demonio como hasta las cuatro de la mañana y yo creo que se fue más porque estaba cansado que porque yo hiciera algo que lo echara fuera (risas) sinceramente, yo creo que el demonio dijo: mira este parece que no se da por vencido así que me voy a ir y lo voy a dejar tranquilo ya para que no me siga molestando. Y después aprendí que no hay que pelear tanto con los demonios, hay que declarar la Palabra del Señor, yo digo esto con suprema humildad pero muchas veces cuando ya hay una situación así yo ya me siento y simplemente no me muevo mucho ni grito mucho como una entrevista demoníaca y le declaro al demonio lo que tiene que hacer y lo que dice la Palabra del Señor acerca de su estado en Cristo Jesús que lo ha vencido y esos demonios tarde o temprano tienen que huír y tienen que irse si la persona también hace su parte porque esto no es brujería tampoco ¿no? la persona tiene que cooperar también.

Pero fuimos aprendiendo poco a poco, el Señor nos fue llevando a través de la práctica y a través de someternos al proceso porque si yo me hubiera esperado a ir a una escuela pentecostal para que me enseñaran toda esta tecnología nunca hubiera hecho nada. El Señor me dió esa revelación que cambió el destino de nuestra Iglesia cuando yo ví el León de Judá como una cara de un león sobre la ciudad de Boston y debajo de esa cara de león una manada de arañas venenosas cubriendo toda la ciudad y yo declaré el señorío del león de la tribu de Judá sobre Boston y eso cambió el destino de nuestra Iglesia y fue lo que nos llevó a venir a esta ciudad desde Cambridge donde estábamos antes, cambiar el nombre de la Iglesia y lo que iba a ser el destino de esta Congregación.

Vinieron las revelaciones a mi vida, vino la Palabra. Ahora en esa revelación no fue como que tampoco vinieron dos querubines con alas inmensas a decirme: hijo mío he aquí te dice el Señor: Palabra de Jehová sobre tu vida, Dios te dice: muévete de Cambridge a Boston, no. Yo recibí esa imagen, recibí ese sueño, lo recibí porque era Palabra de Dios y no simplemente porque había comido demasiados pasteles esa noche y dije no: esto es de Dios; es tan claro, es tan coherente, es tan bella la revelación, esto no viene de hombre y entonces le pedí al Señor que me diera sabiduría: ¿qué quería decir eso para la vida de nuestra Iglesia?

Y una de las cosas que sentí es: Dios te está diciendo que tienen que mudarse de Cambridge a Boston y dejar la comodidad de un templo que ni siquiera, nos lo regalaron, un templo precioso. Un área de la ciudad de lo más linda y decente, clase media, media-alta venir a bregar aquí con todos estos dominicanos y toda esta gente terrible de acá; soy dominicano por si acaso ¿sabe? Sí a mí me dejaron un mangoo precisamente la hermana María, perdón ¿no?

Pero venimos a esta ciudad llena de crímen y de malicia del enemigo deshecho a bregar con un edificio destartalado que tuvimos que comenzar a invertir dinero que no teníamos y comenzar esa jornada. En todo ese proceso Dios fue desarrollando el don que Él había declarado sobre esta Iglesia sobre mi vida.

Pero si yo me quedo allá esperando a que venga una comitiva del cielo para invitarnos a venir a Boston a un templo ya hecho todavía estuviéramos allá 200 gatos allí alabando en el medio de Cambridge Port. Pero cuando Dios habla sobre tu vida, cuando Dios declara algo sobre tu vida tú tienes que recibirlo, procesarlo, internalizarlo, santificarlo, reclamarlo, ponerle el sello de la aprobación divina y entonces lánzate y entonces Dios comienza a desarrollar el don porque Dios declaró un don.

A través de esa visión del león de Judá yo sentí que fue como que Dios codificó una serie de elementos en la constitución interna de esta Iglesia y los puso allí dentro de nosotros. Y entonces los últimos 17-20 años desde que yo tuve ese sueño, esa revelación han sido un ir deshilando y desmontando el fuego del don de Dios que fue implantado en nosotros.

Y esta mañana cuando vino el segundo candidato a la alcaldía aquí a Boston y había dos concejales de la ciudad de Boston y otras personas acá que son influyentes en la ciudad y que vienen a nuestra Congregación a presentarse ante nuestra Congregación y saludarla y buscar la bendición de esta Iglesia yo digo: wow qué trayectoria. Nosotros podríamos todavía estar allá en la comodidad de Cambridge Port pero Dios ha querido que esta Iglesia, porque una de las cosas que yo sentí claramente en la visión que Dios me daba eran como unos genes urbanos y de ser una Iglesia para la ciudad.

Y también en la imagen del león de Judá de ser una Iglesia militante como un león y ser una Iglesia de autoridad y no hemos llegado todavía allí totalmente, y ser una Iglesia de guerra y de conflicto espiritual; no una Iglesia que se dejara domar por el mundo sino que guerreara contra el mundo y por eso es que nosotros tenemos que mantenernos como una Iglesia de santidad que no retroceda.

Dice la Biblia que el león no retrocede. El león aunque vengan muchos cazadores se mantiene en su posición y nosotros tenemos que ser una Iglesia que nunca nos rebajemos ante las seducciones y las trampas del diablo para que seamos una Iglesia como un gatito amaestrado que le digamos a la gente lo que quieren escuchar, Dios no ha puesto ese código en nosotros. Dios ha puesto un código de guerra.

Nosotros tenemos que ser una Iglesia sí sofisticada pero áspera en última instancia, áspera en la manera del Reino de Dios como Elías; es una Iglesia que tiene una aspereza como el león y también una realeza como el león ¿no? y es una Iglesia de adoración porque Judá es la tribu de la adoración y es una Iglesia también que como Judá es una Iglesia cabeza no cola que liderea, que encabeza, que ejemplifica, que dirige para gloria del Señor solamente ¿no?

Pero todos estos elementos Dios los codificó en nosotros y nosotros tuvimos que lanzarnos en el camino de encontrar la realización de ese don y todavía estamos y todavía no hemos llegado, pero el Señor le dice a León de Judá: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente. Aviva el don que está en ti, está en ti; ahora simplemente sácalo, ponlo en manifestación, lánzate a conquistarlo y hacerlo real día a día cada domingo cuando venimos a la Casa del Señor por eso es que cuando venimos aquí a adorar al Señor no venga ahí todo aplatanado a sentarse allí para que la persona que está aquí arriba sea quien haga todo el esfuerzo: usted está llamado a ser parte de ese equipo de adoración.

Y tenemos que venir aquí cada uno de nosotros listos y preparados para ponernos de pie, levantar nuestras manos, adorar al Señor, establecer la atmósfera que se requiere para que baje la unción y la Gracia de Dios sobre el lugar, tú tienes que hacer eso también. Cada uno de nosotros tiene un llamado del Señor.

Entonces si entendemos: wow Dios nos ha llamado a ser una Iglesia adoradora entonces cuando usted venga aquí usted tiene que sentir un sentido de gran responsabilidad y compromiso de que usted no va a ser una fuerza que reste y frene sino una fuerza que empuje hacia adelante la atmósfera de alabanza que se requiere en este lugar ¿usted entiende?

Y cuando se está orando por un enfermo usted no puede estar allí simplemente: oh mira qué bien se escucha el Pastor orando, qué bonito ah sí qué lindo; usted tiene que estar allí orando también diciendo: amén gloria a Dios yo creo, respalda esa oración Padre enviamos bendición y sanidad. Cada uno de nosotros tiene que decir eso tiene que estar.

Cuando su Iglesia tiene misiones que cumplir y compromisos que atender usted es el primero que tiene que estar allí porque usted es un guerrero. Usted es un pedacito de esa espada que el Señor está usando. Usted es una partícula de esa flecha que Dios va a dirigir contra el enemigo. Usted tiene que hacer su parte no puede ser simplemente un espectador, usted tiene que ser un elemento que avive el fuego de Dios que está en nosotros la colectividad que es León de Judá.

Ese servicio de las 9 y el servicio de las 12 tienen que estar unidos en el Espíritu como si fuera una sola carne, como si fuera una sola Congregación con un solo sentir. Y tenemos que ir hacia lo que el Señor ha declarado sobre nuestra vida y tú tienes que hacer eso en tu propia vida personal. Dios te ha llamado a ser un esposo gentil, amoroso, considerado, un apoyo para tu mujer como Cristo ama a la Iglesia tienes que amarla y apoyarla y cuidarla y protegerla.

Y tú mujer de Dios tienes que ser un respaldo para tu esposo, tienes que ser como una fuente de poder porque la mujer o empobrece al hombre o le da fuerzas, una de las dos cosas. Una mujer tiene la capacidad para destruir a un hombre, su ego en muchas maneras y la mujer Dios la ha llamado para ser como un depósito de fuerza. Yo no creo en eso de la mujer como el sexo débil el Señor reprenda esa mentira del diablo, las mujeres son más fuertes que nosotros yo lo digo sinceramente.

Yo sé que Meche va a decir al final del servicio: ah ¿te acuerdas lo que dijiste? Pero tú mujer de Dios tú tienes que verte a ti misma como una princesa guerrera yo le decía eso a dos jovencitas que podrían ser mis hijas, podrían ser Sonia o Abigail ahí, ustedes son princesas guerreras. Cuando yo oro por mis hijas no pido simplemente que sean princesas porque para mí las princesas son esas princesitas ¿no? con vestiditos de tul muy bonitos y unos taquitos delicados, no. Una princesa guerrera con una espada en la mano y con una lanza de poder.

Yo siempre he dicho: una mujer de Dios llena del Espíritu Santo nadie, ningún hombre la puede abusar yo lo siento, yo creo en eso. Si tú tienes el Espíritu Santo y el poder de Dios está en ti es que no te pueden poner la mano porque el poder de Dios va a saltar de ti y ese hombre va a tener que respetarte si no te respeta ya. Pero mujer tú puedes ser de bendición, tú tienes que pedirle: Señor ayúdame a ser una mujer que ejemplifique la gloria de Tu Reino no una alfombra para que me pisen sino una columna para que se apoyen sobre mí.

Y yo le digo a nuestros jóvenes: crean que Dios los ha llamado a ustedes como una nueva generación, es la generación Josué, es la generación Samuel. Ustedes tienen ahora el privilegio de entrar en una etapa de la historia de la humanidad le digo a los jóvenes en que la humanidad está desesperadamente necesitada de las cosas del Reino de Dios, hombres y mujeres sabios y entendidos, cultos pero llenos del poder del Espíritu Santo y poseídos por una mentalidad sobrenatural, doctos en el conocimiento de la Palabra de Dios y en el uso de las armas de la guerra espiritual y también altamente educados y cultos.

Y ustedes tienen en sus manos el poder de decidir el destino de naciones y de esta nación y por lo tanto ustedes tienen que estar viviendo como gente que ha sido llamada a un momento clave de la historia jóvenes, no como un pordiosero que está perdiendo su vida por allí; son herederos del Reino de Dios y tienen que vivir como gente que un día va a heredar el Reino y entonces tienen que educarse como príncipes que van a heredar un día y van a ser reyes y sacerdotes. Tienen que aprovechar cada minuto, tienen que redimir el tiempo.

Y así tenemos que ser en todas las áreas de nuestra vida todo tenemos que alinearlo conforme a lo que Dios ha declarado, la libertad a la cual Dios nos ha llamado, tenemos que vivir a ese nivel cada día. El diablo te va a decir: no tú eres un pordiosero, tú eres un pobre diablo. Tú eres simplemente la continuación de las generaciones que han muerto en este mundo y no han dejado una huella y tú le vas a decir: mentira en la cara al diablo y vas a decir: yo sé lo que soy en Cristo Jesús, yo sé en quién he creído, yo sé lo que Dios me ha hecho en realidad.

Yo voy a vivir a la altura de lo que Dios ha declarado sobre mi vida y aunque no lo sienta lo voy a efectuar, lo voy a hacer, voy a vivir como si sí fuera para que sea en realidad. Entonces tenemos que cada área en nuestra vida ¿cómo quieres tú vivir financieramente? ¿quieres tú vivir desperdiciando el dinero en tonterías y comprando todo tipo de chucherías que después las botas y no sabes qué hacer con ellas o quieres tener dominio propio y tu dinero utilizarlo para cosas buenas y duraderas que Dios quiere para tu vida.

Ese internet que es un recurso muy bueno que hay, un arma peligrosa pero también el internet tiene cosas buenas ¿cómo tú lo vas a usar? ¿lo vas a usar para ver pornografía y para estar viendo shows tontos informándote acerca de los últimos zapatos que usa Madonna o quien sea o lo vas a usar para leer noticias, aprender sobre historia y cultura, escuchar una buena pieza de música y educarte? porque eres un rey y pronto vas a heredar el Reino, pronto te van a poner en posición de hacer cosas.

Cuando te llamen para discipular a alguien ¿vas a estar tú listo? cuando el diablo quiera robarte tu hijo, tu hija o destruir tu matrimonio vas a saber qué hacer porque has estado preparándote para la guerra. Cuando venga una enfermedad a tu vida ¿te vas a desplomar porque nunca te preparaste o vas a estar listo para hacer guerra espiritual y buscar la sanidad y buscar la salud y buscar la sabiduría y la paz en el Señor no importa lo que esté pasando en tu vida?

Es que cada minuto tienes que vivirlo a la luz de lo que tú eres y a lo que Dios te ha llamado a hacer no a la luz de lo que crees que tienes en este momento. Concluyo, Dios me ha cambiado completamente el sermón porque cada vez yo veo que Dios está hablando proféticamente en cada momento.

Lo que Dios nos dice: no vivas como eres sino vive como has sido llamado a ser ¿ok? esa es la Palabra de Dios para tu vida. Vive conforme a lo que Dios ha puesto en ti y asegúrate de que cada intervención, cada movimiento que tú hagas en tu vida sea abanicar el fuego que ya está en ti, la brasa ya está en ti, ahora simplemente abanícala hasta que se convierta en un fuego abrasador que dé valor a todo lo que está alrededor de ti y a tu propia vida también.

Levántate tú que eras estéril, da canción porque muchos más son los hijos de la desamparada que los de la casada dice el Señor. Te extenderás a la derecha y a la izquierda, al norte y al sur porque Dios te ha llamado a ser conquistador de naciones, restaurador de muros caídos, reparador de ciudades; esa es la herencia de los hijos de Dios, esa es la herencia tuya que tú tienes y a eso te ha llamado el Señor. No permitas que nada te la robe viviendo como un pordiosero cuando Dios te ha llamado a todas las riquezas que Él tiene en gloria.

Pongámonos de pie y reciba ahora esa Palabra de Dios en su vida. Pronuncio esta Palabra sobre esta Congregación: "Por esta causa también yo oído de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestro amor para con todos los santos no ceso de dar gracias por vosotros haciendo memoria de vosotros en mis oraciones para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de Gloria os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él alumbrando los ojos de vuestro entendimiento para que sepáis" escucha pueblo de Dios "para que sepáis cuál es la esperanza a la cual Él os ha llamado y cuán grandes las riquezas de la gloria de Su herencia en los santos y cuál es la super eminente grandeza de Su Poder para con nosotros que creemos según la operación del poder de Su fuerza la cual operó en Cristo resucitándole de los muertos y sentándole a Su Diestra en los lugares celestiales sobre todo principado y autoridad y poder y señorío y sobre todo nombre que se nombra no sólo en este siglo sino también en el venidero."

"Y sometió todas las cosas bajo Sus pies y le dió por cabeza sobre todas las cosas a la Iglesia, la cual es Su Cuerpo la plenitud de aquél que todo lo llena en todo." Declaro esa Palabra sobre nosotros, que Dios nos dé discernimiento. Que Dios quite la mentalidad conservadora y pequeña de nuestros entendimientos, que Dios quite las telarañas del diablo que dice que tenemos que vivir una vida pobre y triste y fracasada, anónima, derrotada y que el diablo tiene poder sobre nosotros y que la gente nos controla y nos mueve como marionetas; que el Señor quite todo eso y que nos dé espíritu de revelación y sabiduría para entender cuán grande es la herencia que hemos recibido a través de Cristo Jesús y cuán grande es el poder y la autoridad que tenemos para vencer en todas las luchas que vienen a nuestra vida y para salir brillando como el oro de toda prueba, de toda dificultad, de todo sufrimiento y fracaso para tornarlo todo en oro.

Gloria para Su Nombre, crecimiento para nuestras vidas, bendición para nuestra comunidad. El diablo no se va a salir con la suya en tu vida ni en la vida de esta Iglesia ni en esta ciudad, nosotros no vamos a cederle una pulgada de terreno porque Dios nos ha entregado la tierra y de esta tierra nadie nos va a sacar en Nombre del Señor.

"Para que sepáis cuál es la super eminente grandeza de Su poder para con nosotros los que creemos" llévate esa promesa a tu vida, eso está en Efesios capítulo 1 búscalo y márcalo ahí en tu Biblia y léelo varias veces al día, tómate una píldora de esa Palabra todos los días cuando el diablo quiera susurrarte derrota y depresión y dilo hasta que lo creas. Decláralo hasta que se convierta en parte de tu sangre y de tus venas y de tus tuétanos mismos.

Padre yo declaro esta Palabra. Señor por su grandeza y su sublimidad creemos que Tú tienes propósitos en ella y te pedimos que nos ayudes a ser esa punta de lanza Señor en este lugar donde nos has puesto, que nos lleves a nuevas alturas Padre. Nosotros creemos que Tú nos has llamado a ser una voz profética, Tú no nos has llamado a simplemente celebrar una reunión religiosa todos los domingos y que la gente regrese tal y como entró Padre; no creemos que ese es el propósito con el cual Tú nos has llamado sino todo lo contrario.

Abrazamos Tu llamado. Abrazamos el fuego del don de Dios que está en nosotros y Padre con Tu ayuda vamos a avivar ese don todos los días en todas nuestras intervenciones. Cada vez que eduquemos a un niñito, cada vez que echemos dinero en el cesto de las ofrendas y los diezmos, cada vez que sirvamos a alguien anónimamente en algún lugar, cada vez que nos pongamos nuestro abrigo para salir en el frío y la nieve de un miércoles en la noche para venir a la Iglesia.

Cada vez que nos arrodillemos a orar cuando no tengamos ganas de orar, cada vez que salga una alabanza de nuestra boca cuando lo que quiere salir son maldiciones y quejas, cada vez que tengamos que hacer algo que no queremos hacer nos acordaremos del fuego del don de Dios que está en nosotros y vamos a vivir como gente excelente, gente del Reino, gente poderosa, gente que ha sido llamada a poseer ciudades y tierras para gloria del Nombre de Jesús. Ayúdanos a vivir a esa altura Padre y ser una ventana hacia el Reino de los Cielos para que otros puedan ver y entrar en él a ser bendecidos.

Declaramos un manto de bendición sobre este pueblo ahora, un manto de provisión y de victoria y no permitas que el diablo salga ahora a gritar mentiras sobre nosotros Señor, las rechazamos en el Nombre de Jesús y habitaremos en esta cortina de bendición que Tú has puesto alrededor de nosotros. Gracias Señor lo recibo, lo vivo, lo ejecuto, lo practico y lo recibo completamente en mi ser. Gracias Padre en el Nombre poderoso de Jesús nosotros decimos: amén, Dios me les bendiga mis hermanos la Gracia del Señor sea con ustedes amén y amén. Gracias Señor Jesús.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato