Sermón 3 de noviembre 2013: Una vida exitosa significa tener dominio sobre nuestro propio ser interior

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Fecha: November 3, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Hemos hablando acerca de cómo vivir una vida exitosa. Como ustedes saben, para mí la palabra "exitoso" es mucho más que esa interpretación superficial que le damos muchas veces a la palabra esta de "prosperidad" también.

Muchas veces cuando la gente escucha en éxito en la vida piensan en éxito material, piensan en dinero, piensan en influencia, piensan mas bien en cosas que son meramente humano, material, social y desgraciadamente como he dicho tantas veces hay Pastores que nos prestamos muchas veces a esa interpretación fácil de lo que es la prosperidad y creemos que Dios es simplemente una máquina de cash, un ATM espiritual que está allí siempre dándonos dinero y que ese es nuestro derecho.

Pero recuerde que siempre hemos dicho que la manera en que estamos enmarcando esta idea de una vida exitosa es mucho más amplia y yo creo que mucho más exitosa. Incluye una vida creativa, una vida de perpetuo crecimiento y desarrollo personal interior, una adquisición cada vez mayor de dominio propio; dominio sobre nuestros apetitos, dominio sobre nuestras limitaciones intelectuales, educacionales.

Dominio sobre todas aquéllas fuerzas que muchas veces nos controlan e impiden que tengamos esa vida abundante, esa vida próspera y fructífera que Cristo vino a darnos cuando dijo: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia ¿amén?

Entonces cuando yo hablo de una vida exitosa estoy hablando mas bien de una vida abundante para usar un lenguaje más comprensible para nosotros. Y una de las cosas que el Señor puso en mi mente esta mañana porque lo que yo pensé que iba a ser un solo sermón se ha tornado en varios sermones en torno a este tema y hay otras cosas que después trataré pero es que cuando comenzamos a tocar estos diferentes puntos las asociaciones vienen y entonces uno escucha yo creo de parte del Señor y uno entonces entiende lo que Dios quiere decirle y a veces nos enfocamos en un aspecto de ese sermón y de esa meditación.

Así que eso es lo que quiero hacer en esta mañana. Quiero tocar el punto de la libertad personal. Entonces yo quiero enfocar esta mañana que una de las áreas que Dios quiere que cultivemos y uno de los aspectos de una vida verdaderamente exitosa, poderosa, influyente en el sentido positivo de la palabra es cuando nosotros tenemos control y ni siquiera voy a usar esa palabra porque tiene asociaciones compulsivas; no, cuando tenemos dominio sobre nuestro propio ser interior.

En inglés hay una expresión preciosa que en español no es el equivalente: self mastery que se podría traducir: dominio propio pero no llega y una de las cosas que Cristo vino a darnos es precisamente dominio sobre nuestro ser ¿amén? dominio sobre nuestros apetitos, nuestras flaquezas, nuestras imperfecciones. Dominio no en el sentido de que yo aprieto los dientes y mantengo en control cada día esos demonios que quieren poseerme y controlarme sino mas bien que poco a poco a través de un proceso que llamamos el proceso de la santificación y el proceso del perfeccionamiento nosotros vamos adquiriendo harmonía interior.

Y aquéllas cosas que antes estaban dominándonos, controlándonos, determinando nuestra vida en una forma compulsiva más allá de nuestro conocimiento de ellas, esas fuerzas y de nuestra capacidad de sujetarlas a un principio más alto que es el principio de la Palabra de Dios.

Cuando un hombre, una mujer entra a los caminos del Señor y recibe a Cristo como Señor y Salvador entra en una dimensión nueva y entre otras cosas esa dimensión es la dimensión de la libertad. El Señor Jesucristo dijo: "Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres."

Y yo lo que quiero es que por unos minutos enfoquemos la vida cristiana como un proceso de emancipación personal. La palabra emancipación quizá usted nunca la ha oído pero quiere decir: libertad de la esclavitud. Cuando una persona es emancipada, emancipation quiere decir que es libertada de la esclavitud y en un sentido nosotros somos emancipados, somos liberados, somos redimidos; esa es otra palabra muy bíblica, la redención, redimidos quiere decir eso fuimos comprados por la sangre de Cristo Jesús de un esclavista que nos tenía bajo su control y ahora interesantemente dice la Palabra que pasamos al control de otro pero es un control benévolo y no un control destructivo como lo es el del enemigo de nuestras almas ¿amén?

Pero somos libres y el Evangelio tiene que concebirse como un proyecto de liberación personal continua. Cuando entramos a los caminos del Señor Cristo quiere que seamos libres y entramos como yo decía en uno de los dos servicios que ya ni me acuerdo en cual de ellos, pero que usábamos la imagen de Lázaro.

Cuando el Señor Jesucristo le comunica vida a Lázaro y dice: Lázaro sal fuera, Lázaro está muerto y Cristo le comunica vida pero cuando Lázaro sale está ¿cómo? está atado con todas las ligaduras que se le ponía a un muerto en aquéllos tiempos para preservar su cuerpo. Entonces el Señor dice: soltadlo y para mí y otros que han visto esa imagen preciosa siempre ha significado eso.

Cuando usted entra a los caminos del Señor la chispa de vida de Dios está dentro de usted, usted ahora es una nueva criatura en potencial, Dios lo ve como una nueva criatura y lo ve libre, lo ve poderoso, lo ve sabio, lo ve en dominio de sus apetitos, lo ve manifestando el fruto del Espíritu Santo: gozo, paz, bondad, benignidad, benevolencia, generosidad para con los demás; dominio de la ira, dominio sobre la ansiedad, sobre el temor, sobre la depresión y todas aquéllas cosas que nos esclavizan el Señor quiere que seamos libres de todas esas cosas. Y es de liberación de esas áreas de esas cosas que nos agarran a nosotros mismos. Y nosotros tenemos que creer eso, que Dios quiere que seamos libres y que seamos libres de todas aquéllas cosas.

Se me viene la imagen en la literatura inglesa creo que es Gulliver ¿cuántos han oído de este personaje? Gulliver creo que así se dice en español. Gulliver es un hombre que mágicamente en la literatura de este libro es transportado a un lugar donde solamente existen personas bien pequeñitas y en ese lugar donde Gulliver viene a ser transportado él es un gigante y por alguna razón se queda dormido y cuando se despierta encuentra que está atado por todas partes con unos hilitos que no puede romper.

Estos enanitos relativamente hablando lo han atado con cuerdas porque es un gigante y le tienen miedo y de momento Gulliver se despierta en esta tierra que él no conoce pero descubre que no puede moverse porque está completamente atado por todas las partes de su cuerpo con hilos, para él hilos que le impiden moverse.

Y yo sugiero que esa es una imagen de nuestra vida. Cuando nosotros entramos a los caminos de Dios como Gulliver todos nosotros, cuando despertamos a esa nueva tierra, ese nuevo territorio que está delante de nosotros descubrimos que ¡oh! de momento nos damos cuenta que estamos atados y limitados por todas partes con limitaciones invisibles pero muy fuertes. Ira, enojo, heridas del pasado, terrores, apetitos, adicciones mentales, emocionales y a veces de drogas y otras cosas, una cantidad de cosas.

Somos seres eminentemente imperfectos, eminentemente limitados y entonces comienza el proceso de la liberación porque cuando el ser humano vive una vida sin Dios, sin un punto de referencia absoluto, verdadero que es Cristo Jesús y los valores del Reino de Dios uno piensa que es libre, porque un esclavo que ha nacido en la esclavitud y que no conoce otra cosa que la esclavitud y nunca ha podido comparar su estado con una persona totalmente libre porque de alguna manera se ha mantenido siempre dentro del ámbito de la esclavitud no sabe que es esclavo.

Él cree que es una persona normal pero cuando un día de momento descubre que hay personas que pueden decidir cuándo salen y cuándo entran, cuándo comen, qué comen, cuándo se visten, qué se visten dicen: wow qué diferencia yo quiero eso, pero entonces descubren que hay unas ataduras que los limitan y muchos seres humanos son así. No entienden que hay una dimensión espiritual que se llama el Reino de Dios.

Y la Iglesia se supone que es eso. La Iglesia es una presencia, una señal en medio del mundo que le permite a la gente ver que hay algo diferente y entonces cuando esa gente entre a ese ámbito que representa el ámbito de la Iglesia de Jesucristo entonces se comienza un proceso como comenzó en cada uno de nosotros de comenzar a ver la vida de una manera totalmente diferente y nueva, ahora son diferentes valores.

Lo que pensábamos que era rojo ahora resulta que es azul, lo que pensábamos que era bueno ahora resulta que es malo, lo que pensábamos que era malo ahora resulta que es bueno, lo que pensábamos que era esclavitud ahora es libertad eminente e inminente y se comienza un proceso de auto-liberación, de toma de conciencia, de renovación de la mente. Por eso dice la Palabra: "Transformaos por medio de la revelación de vuestro entendimiento."

Cuando entramos a los caminos del Señor entramos a un proyecto de redención, a un proyecto de perfeccionamiento, a un proyecto de liberación gradual, a un proyecto de emancipación gradual hasta llegar a ser conformados a la imagen de Cristo Jesús, eso es la vida exitosa. Parte de la vida exitosa la podemos ver como un proyecto de liberación de todas aquéllas cosas que nos atan y que nos limitan en nuestro crecimiento personal.

Entonces quiero llegar a un punto donde hablamos acerca de que el cerebro se puede ir reconfigurando y transformándose por medio de ese proceso de liberación continua ¿no? Hablamos de que a veces hay destrezas en nosotros que queremos desarrollar pero no podemos porque no se nos ha enseñado cómo desarrollarlas.

Entonces todas estas cosas ¿no? que necesitamos para cambiar: honestidad, humildad, lucidez, buenas lecturas, buenas conversaciones, ambientes estimulantes todas estas cosas se toma tiempo para irlas desarrollando pero tenemos que entender que sí que es posible desarrollarlas, es posible llegar a todas esas cosas y que tenemos que alinear nuestra vida conforme a todas esas cosas que se extienden delante de nosotros.

Pero déjeme enfocar otra vez este asunto de la liberación personal por un momento. Si vamos a Proverbios capítulo 16 versículo 32 dice allí: "Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte" y aquí está la clave dice: "Y el que se enseñorea de su espíritu que el que toma una ciudad." Mejor es el que se enseñorea de su espíritu que el que toma una ciudad completa es decir más poderosa es la persona que adquiere dominio de su ser interior que el adquiere dominio de una ciudad o una nación.

A veces la gente piensa que la persona poderosa es el conquistador que entra con sus fuerzas militares y establece su dominio pero un conquistador físico puede estar bajo el poder y el dominio de una cantidad de demonios interiores y de fuerzas sobre las cuales él no tiene control. Y cuando ese hombre se quita su uniforme glorioso en la noche y se desciñe su espada y la pone a un lado, su revólver o lo que sea es un mero hombre que está luchando con terrores y con situaciones difíciles, quizás tiene un matrimonio destruido, quizás hijos que no lo aman y que ha perdido ya hace tiempo, quizás no tiene el aprecio de los que están rodeados de él sino que quieren su poder, su influencia o lo que puede hacer por ellos.

Pero ese ser que tiene control de una ciudad o de una nación es un mero ser humano. Sin embargo la Palabra dice que más fuerte y mejor es aquélla persona que tiene dominio sobre su ser interior eso sí que requiere mucha fuerza y mucho poder. La persona que ha ganado control de su ser interior y eso no lo podemos hacer nosotros, tenemos el poder del Espíritu Santo, la Gracia de Dios que quiere liberarnos.

Porque cuando tú tienes ese dominio de ti mismo entonces ese dominio de la ira por ejemplo como dice aquí en Proverbios 16, el dominio sobre la palabra ofensiva, el dominio sobre la impulsividad, el dominio sobre el rencor, el dominio sobre los complejos de inferioridad o la timidez o la baja autoestima, el dominio que tiene la opinión de los demás sobre tu vida, el dominio sea la pornografía, sea cualquier otra desviación sexual que hay tantas; la lujuria, el manipular a los demás, materialismo. Todas estas son cosas, son hilos que nos impiden movilizarnos en el poder que Dios ha declarado sobre nuestra vida.

Todas esas cosas tenemos que ir domándolas una a una y eso lo permite el Poder y la Gracia de Dios en nosotros. Entonces cuando una persona adquiere con la ayuda del Espíritu Santo y va ganando dominio sobre su tierra y uso esa imagen en forma muy deliberada, sobre su tierra, va ganando señorío sobre todas las áreas de su vida; todas aquéllas cosas que él o ella identifica como áreas que necesitan ser conquistadas ¿no?

Entonces con el paso del tiempo ese individuo llega a ser un verdadero gigante, una persona de poder y esa persona hermanos que tiene sabiduría, que tiene gracia de Dios, que tiene amor, que tiene generosidad para con los demás, que es capaz de perdonar, que es dadivosa, que sabe que Dios es su proveedor, su ayudador, su representante, esa persona que está segura en sí misma porque está plantada en Dios y no necesita la alabanza de los demás o la adoración de los demás para saber que vale porque sabe que los Ojos de su Padre celestial la valoran cuando miran sobre ella.

¿Qué lindo es eso por ejemplo no? cuando una persona sabe: yo valgo no porque alguien me asigna valor sino porque el testigo más grande de todos mi Dios me mira con aprobación desde Su Trono y dice: te amo, tú vales, te creé a Mi imagen y Mi semejanza y estoy contigo a través de todos los pasos de la vida; nunca te dejaré, nunca te desampararé, siempre estaré contigo con el Poder de Mi diestra como dice la Palabra.

Cuando una mujer, un hombre camina seguro de que de las Manos de Dios nadie me puede robar, que aunque yo falle, aunque yo fracase, aunque yo lo ofenda el amor de Dios me cubre con Su misericordia si yo me arrepiento y reconozco que yo necesito de Su Gracia.

Óigame una persona que está así con esa seguridad imagínese qué tipo de gigante espiritual es. Esa persona va a tener éxito en la vida. Esa persona va a ser feliz, esa persona va a tener influencia, la gente va a ver la luminosidad de Dios en ella o en él y van a querer acercarse a ella.

Por eso es que yo digo que muchas veces nosotros ponemos como decimos la carreta delante del caballo entonces la gente se mata por: yo quiero influencia, yo quiero amigos, yo quiero dinero, yo quiero comodidad pero no entienden que antes de adquirir esos objetos y esas cosas concretas hay cualidades que deben ser adquiridas primero que entonces capacitan a la persona para obtener esas cosas como parte de un proceso orgánico ¿entiende a qué me refiero?

El problema con mucha gente es que obtiene las cosas materiales y se desfiguran y se deforman tratando de adquirir algo. Una posición política, una fortuna, la posición principal en una corporación, el partnership en una firma de abogados cuando la Palabra del Señor dice: "Buscad primeramente el Reino de Dios y todas estas cosas os serán añadidas" y eso es parte de correr la carrera legítimamente como decíamos antes.

A Dios no le interesa simplemente darte cosas, Dios no quiere darte un dulcito así duro como a veces queremos: no Señor yo quiero un pedacito y eso es todo, Dios te dice: Yo no te voy a dar dulce, Yo te voy a dar proceso, te voy a dar santificación, te voy a preparar para que cuando llegues a lo que tú quieres estés preparado para manejarlo.

Dios es un Dios sistémico, es un Dios orgánico, Él obra desde adentro hacia afuera, Él se toma Su tiempo y nosotros tenemos que entender esto: que Dios quiere sobre todo que adquiramos las cualidades de Cristo Jesús, el carácter de Cristo. Ese carácter es poderoso, ese carácter es sublime, ese carácter es capaz de depararle a una persona la verdadera felicidad porque ¿de qué te sirve a ti tener tantas cosas y perder tu alma como dice la Biblia? La Biblia dice: "¿De qué le sirve a un hombre si granjeare todo el mundo y perdiere su alma?

Y yo creo que nosotros como cristianos tenemos que cambiar nuestros valores y decir: Señor sí yo quiero esto, yo quiero lo otro claro es legítimo pero Yo lo quiero a Tu manera en Tu tiempo y Tú llevándome a través de un proceso hasta que yo llegue. Y parte de ese proceso como digo es entonces ese dominio propio, ese control de las áreas de nuestra vida que nos impiden ser felices porque muchas veces cuando lleguemos a esas cosas que queremos y no estemos preparados lo que va a pasar es que la compulsividad dentro de nosotros va a deshacer y va a destruir todo lo que queremos.

Por eso tanta gente se pega la lotería y como no han llegado allí por un proceso orgánico y coherente muchas veces ese dinero que obtienen los destruye, se han hecho estudios sobre eso, la mayoría de esta gente después de unos cuantos años han perdido toda su fortuna y están peor que cuando la adquirieron; yo sé que usted dirá: bueno a mí me gustaría probar a ver qué pasa conmigo.

Pero la verdad es que nosotros tenemos que ser más sabios que el mundo y la Iglesia tiene que estarle enseñando a la gente: mira Dios lo que quiere sobre todo es que tú adquieras control y dominio y señorío, mastery sobre tu área interior. El interior de un hombre, una mujer es más vasto que cualquier territorio físico, es el microcosmo de la mente, del espíritu; es una tierra que no tiene dimensiones.
Hoy en día los físicos saben que el sentido de espacio y tiempo y distancia es totalmente relativo. El interior de un ser humano puede ser más vasto que todo el mundo y todo el universo en cierto sentido y por lo tanto ese interior nuestro es una tierra que hay que conquistar y la vida de cada creyente debe ser un proyecto de conquista personal de todo lo que Dios ha puesto delante de nosotros y la jornada cristiana debe ser una búsqueda de liberación de todo aquéllo que nos oprime y que nos hace menos de lo que Dios quiere que seamos.

Yo quiero que cuando la muerte me encuentre me encuentre con la espada en la mano peleando con alguno de los gigantes contra los cuales yo batallo continuamente dentro de mí. Quiero que mi vida sea una perpetua jornada hacia la emancipación personal, la liberación personal y eso le da a mi vida tremendo interés y pasión y aventura; el que se aburre en el Evangelio es por su mala cabeza porque el Evangelio es la cosa más bella y más aventurera que hay en el mundo, no es nada de aburrido.

Friedrich Nietzsche el gran filósofo, gran en un sentido alemán decía que el cristianismo era una religión para esclavos esa es la mentira más demoníaca que hay en el mundo; el cristianismo es una religión para seres poderosos porque el cristianismo demanda es la cosa más difícil que hay en el mundo y es el dominio de un ser que es exactamente como tú y conoce cada pensamiento tuyo y puede anticipar cada movida que tú vayas a hacer porque te conoce perfectamente, eres tú mismo.

Imagínese un contrincante que antes de que usted piense darle un golpe ya él sabe exactamente lo que usted va a hacer y dónde quiere dar el golpe, esa es tu vida, esa es tu lucha. El que vence a un contrincante igual a él es perfectamente poderoso. Y por eso yo digo que el cristianismo si se entiende correctamente como un proyecto de liberación y de adquirir dominio sobre todas las áreas de nuestra vida que antes nos esclavizaban en el mundo se da por sentado que es algo que solamente una persona muy poderosa puede, lo que pasa es que hemos empobrecido el cristianismo.

Nietzsche lo que vió fue una Iglesia formal, social que había como dice: "Que hablaba de la piedad pero negaba el poder de ella" la Iglesia de su tiempo y de su cultura pero una Iglesia vivida heróicamente en los valores del Reino de Dios, auténticamente conforme a los principios del Evangelio, hombres y mujeres crucificándose perpetuamente sangrando todo el camino de su vida y peleando continuamente contra gigantes como caballeros andantes y damas andantes de la antigüedad esa Iglesia es eminentemente hermosa, heróica, poderosa, envidiable, gloriosa, lo que la Biblia llama una Iglesia sin mancha y sin arruga.

Entonces recuerde ese pasaje: "Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte y el que se enseñorea de su espíritu que el que toma una ciudad." Otro pasaje que quiero señalar, vamos a Primera de Corintios capítulo 6. El apóstol Pablo continuamente hablaba de la libertad que tenemos en Cristo, ese era uno de los lemas: hemos sido hecho libres y parte de tu proyecto de vida exitosa va a ser identificar, hacer un diagnóstico honesto, lúcido de esas áreas de tu vida que tienen que ser conquistadas por el poder de Dios en ti y que tienen que ser reconfiguradas y reconformadas a la imagen de Cristo Jesús y conforme a los valores del Reino de Dios.

Y cuando tú identificas esas cosas tú las escribes, las reconoces, dejas de estar proyectando: oh el problema es mi mujer, la mujer que me diste como le dijo Adán a Dios: la mujer que me diste me hizo pecar ¿no? Oh si Dios me hubiera dado una mujer de este tipo yo sería un gran gigante espiritual, ella dice lo mismo de él. Oh si yo no hubiera nacido en tal país o en esa aldeita campestre de tal país yo sería algo diferente. Oh si no hubiera tanta gente mala en el mundo.

Entonces vivimos proyectando en vez de decir: ¿sabes qué? yo soy responsable delante de Dios de mi propia tierra personal y hay áreas de mi vida que yo voy a nombrarlas y no me voy a avergonzar de decir: sí yo soy impulsivo, sí yo soy iracundo, sí yo estoy atado a tal y tal cosa y el resto de mi vida la voy a invertir en buena parte en obtener dominio de cada una de esas dimensiones de mi ser.

Porque a veces somos demasiado espirituales, hablamos del pecado y ya hemos espiritualizado tanto el "pecado" que no entendemos que eso quiere decir todas aquéllas conductas, aquéllas cosas que son las que son las que causan tropiezo en la vida y te impiden llegar a ser feliz en la vida y déjeme tomar un pequeño desvío pero no es un desvío es una ilustración.

Yo creo que por eso es que es tan difícil muchas veces cuando uno predica y yo me deshago a veces por ser bien específico en las cosas que predico y ser concreto y no andar con espiritualidades pero descubro que muchas veces porque escucho las anécdotas de las cosas que pasan cuando la gente sale de la Iglesia y descubro que muchas veces precisamente después que yo he predicado un sermón que yo digo: Padre wow fui demasiado claro ¿sabe qué? alguien sale de aquí y hace exactamente lo contrario de lo que yo prediqué inmediatamente no habiendo salido de la Iglesia.

Hace poco prediqué un sermón sobre el amor y la ira y otras cosas un miércoles en la noche, una meditación breve, después supe que dos personas, una de esas personas abordó a otra con quien tenía una controversia de hace muchos años y ahí mismo comenzó a insultar a esta persona y a hablarle mal, es que la Iglesia no está hecha de gente perfecta usted sabe eso, la Iglesia es un hospital y a veces es un manicomio. Es así, la Iglesia no es; el que se escandaliza porque hay gente pecadora debe irse a Marte o a Pluto o algo así porque esa es la Iglesia.

Cristo hizo a la Iglesia un hospital, un refugio, un lugar de sanidad y aquí estamos todos medio locos incluyendo el psiquiatra principal. Y yo me pregunto: ¿cómo pudo esa persona después de esa? yo me deshice tratando de predicar algo bien concreto, ¿cómo pudo esa persona escuchar todo eso, someterse a esa enseñanza y después salir y un par de minutos después hacer exactamente lo contrario de lo que yo prediqué? no yo, yo espero que fuera el Espíritu Santo.

Y es saber por qué es, es porque la gente no ha aprendido a bajar el Evangelio a sus manifestaciones concretas, individuales, circunstanciales y a ponerle nombre a las cosas en su vida. Tenemos como un filtro psicológico que nos impide entender que lo que se está diciendo es para mí porque hemos desarrollado unas defensas terribles y entonces escuchamos algo pero es como si nos estuvieran hablando ahí en un idioma italiano porque hay una parte que no entendemos o portugués. Y entonces el mensaje está garbled hecho un lío por el enemigo y por nuestra propia mente y las defensas que tenemos y los juegos que jugamos con nosotros mismos.

Yo te invito en el Nombre de Jesús a pedirle al Señor introspección, autoconocimiento. Pídele al Espíritu Santo que te ilumine continuamente y que te muestre cuáles son las áreas de tu vida que necesitan ser tratadas. No tengas temor todo lo contrario, cuando tú descubras que tienes un área de tu vida que necesita, dí: gloria a Dios qué bueno te identifiqué y ahora te voy a vencer en el Nombre de Jesús. Yo, amén. Yo me gozo cada vez que descubro una nueva área que necesita ser conquistada no porque soy masoquista sino porque digo: wow un nuevo aspecto del proyecto de liberación personal que voy a lograr con el Poder de Cristo Jesús en mí y voy a ser mejor como resultado de esa experiencia.

Entonces, el pasaje Primera de Corintios 6:12 ya voy terminando no se preocupen, ya voy arropando todo esto, hoy todas las cosas que tuvimos pues nos han quitado un poquito de tiempo pero pues amén todo esto es gloria y sabiduría. Mire lo que dice Pablo en Primera de Corintios 6:12 y yo le digo que si usted aprende a ver la vida cristiana y el proyecto cristiano como un perpetuo proyecto de liberación personal y verlo en términos de libertad/esclavitud y de introspección y conocimiento personal que nos permite entonces ser como Cristo usted, hay una cantidad de pasajes que se van a ver en una manera muy diferente.

Mire lo que dice Pablo en Primera de Corintios 6:12: "Todas las cosas me son lícitas mas no todas convienen" todas las cosas me son lícitas y aquí está la clave "mas yo no me dejaré dominar de ninguna" mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Eso ha sido para mí como un mantra, un lema de mi vida. Mi lema es que Dios me ha hecho libre y que yo tengo dentro de mí la imagen del Dios viviente, yo tengo a Cristo Jesús dentro de mí; yo tengo los valores sublimes, nobles, santos, hermosos del Reino de Dios dentro de mí y ese ser que yo soy en Cristo Jesús no debe dejarse esclavizar ni dominar por ninguna cosa de este mundo.

Yo jamás voy a decir: ¿sabes qué? no me puedo liberar de esto, lo que voy a decir es que: voy a estar luchando hasta el último suspiro de mi vida y si no lo venzo completamente cuando Cristo me libere de este cuerpo seré libre totalmente pero mientras tanto yo jamás voy a decir: no, así fue que me hicieron no me puedo liberar de esto, ya yo soy así y punto o mi genética o lo que sea, yo voy a decir: no aunque yo no entienda todos los misterios pero yo voy a pagar el precio y yo voy a estar involucrado en un proceso de auto-emancipación hasta el último día de mi vida.

Pon el nombre que quieras a ese proyecto mas yo no me dejaré dominar de ninguna. Y es largo y profundo ese pasaje porque dice: todas las cosas me son lícitas. ¿Sabe qué? hay cosas que quizás no son malas en sí en un sentido absoluto de la palabra pero no son convenientes necesariamente para mi bienestar ni para el bienestar de los que están alrededor de mí y en ese caso yo tengo que ponerlas a un lado en aras de un bienestar mayor.

Y yo no puedo decir: no es que simplemente yo soy así, yo tengo que estar pensando qué es lo que conviene a la totalidad del contexto que yo habito. Por eso mucha gente no entiende esta parte, dice: no, está bien ser así hay que vivir como uno quiera, hay que ser libre pero la cosa es que tú no vives en una isla solo nosotros vivimos en un contexto. Hay un dicho que dice: "ningún hombre es una isla somos parte de un continente" nosotros estamos involucrados e inmersos en una realidad mucho mayor que nosotros y lo que yo hago afecta mi realidad alrededor contextual, afecta mi familia, afecta mi esposa.

Hay muchas cosas en el matrimonio por ejemplo que uno tiene que dejar no porque son malas en sí sino porque no son convenientes a la convivencia con otra persona digan amén si están de acuerdo ¿verdad que sí? hay muchas cosas en el matrimonio que, yo me reuno a veces con parejas para dar consejería y he descubierto que si yo me pierdo en las acusaciones de ella o de él voy a enmarañarme y no voy a dar con lo que tengo que hacer. Porque muchas veces ella viene y me dice una cantidad de cosas acerca de él y yo digo: pobre mujer hay que santificarla, hay que canonizarla ya. Se merece un condominio de cuatro dormitorios en el cielo.

Pero después viene él el monstruo, el ogro y me presenta una imagen totalmente diferente y yo digo: oh pero este hombre es un santo varón, este hombre se va a ir al cielo con todo y zapatos, pobrecito yo no entendía perdóname por haberte juzgado mal. Y que entonces mas bien lo que yo he optado por hacer es presentarles la alternativa del Reino de Dios ¿cómo vive una pareja sana, saludable y cuáles son los valores que se deben practicar? porque muchas veces cada uno tiene su versión del asunto y dice: no es que yo estoy bien y puede que sí.

Pero la cosa es que para ese ser colectivo que son ustedes dos, ese ser bicéfalo de dos cabezas que es el hombre y la mujer en el matrimonio ahora necesita otras cosas para que pueda funcionar ese sistema nuevo que se llama matrimonio. Entonces muchas veces tenemos que dejar cosas que no son lícitas, sí en un sentido absoluto de la palabra está bien, en otro universo quizá no sería ningún problema pero en este mundo en el cual nosotros vivimos, tiempo y espacio social, cultural hay que ver las cosas de una perspectiva colectiva aunque uno quiera o no.

Hoy en día se enfatiza sobre eso casi exclusivamente la libertad del hombre, la autonomía, el individualismo, la diversidad personal de cada uno, el valor pero ¿y qué de la colectividad? porque nosotros vivimos en un mundo y una sociedad y nosotros tenemos que pensar en eso también, se puede ir de un extremo al otro. De todas maneras no me quiero perder en eso.

Lo importante es lo que dice Pablo "yo no me voy a dejar dominar de nada". Cuando identifiques algo en tu vida que es contrario a la Palabra del Señor entrégalo. Y un último texto Gálatas 5, ya simplemente leyéndolo Gálatas 5 perdonen, Gálatas 5 del 16 al 24 Pablo habla de la libertad en términos de claro, la ley, la religiosidad, el ritualismo, el legalismo todas estas cosas pero hay una dimensión allí de la que él habla porque habla por ejemplo de la carne y el espíritu y todo esto y los dejo con esto ya.

Y recuerden: el núcleo de mi presentación es esto y pónganlo en el contexto de todas las demás presentaciones que he hecho que si tú quieres vivir una vida exitosa tienes que ver tu vida como un proceso de perpetua autoliberación en el Poder del Espíritu Santo y con los recursos del cielo de todas aquéllas cosas específicas que te impiden ser como Cristo, ahí está en resúmen esa es la meta de mi predicación.

Entonces Pablo, Gálatas 5:16 dice: "Digo pues: andad en el Espíritu y no satisfagais los deseos de la carne porque el deseo de la carne es contra el espíritu y el del espíritu es contra la carne y estos se oponen entre sí para que no hagais lo que quisiereis." ¿Ve ahí la lucha del ser humano? nosotros estamos a la merced de fuerzas, reinos encontrados y hay una parte de nosotros carnal, animal, diabólica, terrenal como dice Santiago que se opone a los valores de la libertad, de la bendición, de la nobleza, de la justicia, del amor, de la generosidad y entonces nos lleva a veces cautivos a hacer lo que no queremos. Sabemos que no debemos pero lo hacemos de todas maneras.

Entonces Pablo ofrece una alternativa y entonces dice: "Pero si sois guiados por el Espíritu no estais bajo la ley" en otras palabras no estás bajo esclavitud y entonces dice: "Y manifiestas son las obras de la carne" por eso digo que el Evangelio siempre es específico, el Evangelio no es cuestión de espiritualidades vagas y abstractas; hay que ponerle nombre a los demonios y a los enanitos esos que nos controlan.

Las obras de la carne que es lo que la Biblia identifica como negativo son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contienda, disensiones, herejías, envidia, homicidio, borracheras, orgías y por si acaso se escapó algo dice: "Y cosas semejantes a éstas" ahí pon nombre a todo lo demás que te faltó, ahí di: oh gracias Señor pero hay algo que te toca a ti y esas son las obras de la carne dentro de ti, ponles nombre.

"Acerca de las cuales os amonesto como ya he dicho antes que los practican tales cosas no heredarán el Reino de Dios." Los que practican, los que se someten a ello, aquéllos cuya vida ejemplifica y es caracterizada por esas cosas que han hecho de estos pecados algo sistémico que los gobierna, los controla, los posee, los domina, determina sus acciones, su imagen esa persona.

Ahora la persona que está en lucha y que está en proceso si Dios te encuentra en la mitad de tu lucha peleando todavía y batallando con muchas de esas cosas pero tú eres una persona que ha dicho: Padre yo trabé lucha con esas cosas reconozco que soy pecador, reconozco que esas cosas son negativas, que son contrarias a Tu Reino y he jurado enemistad contra todas ellas y estoy en el proceso de santificarme aunque la vida te encuentre, aunque la muerte te encuentre en medio de tu lucha estás tranquilo; Dios te adopta como Su hijo, Dios nunca se avergonzará de ti, nunca te rechazará porque tú estás en proceso, estás en lucha.

El problema es cuando usted no está en proceso, cuando usted se ha sometido a la esclavitud, cuando usted ha adoptado ciertas cosas y ha dicho simplemente: yo voy a dejar que me dominen y me controlen porque yo soy así y así soy. Ay de aquél que glorifica sus pecados, ay de aquél que los celebra y los llama por otro nombre; contra esa persona Dios sí tiene enemistad hay que decirlo pero la persona que se humilla delante de Dios y dice: Padre yo reconozco que soy pecador, yo reconozco que estoy involucrado en un proceso, un proyecto de emancipación personal y yo sé cuáles son los valores de Tu Reino y yo reconozco que ese gigante contra el cual yo lucho no es de Ti y yo estaré en enemistad contra él todos los días de mi vida.

Descansa en la gracia y en la misericordia de tu Dios porque Dios está contigo. Entonces dice el 22 y ya les prometo que aquí termino, dice: "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza" contra tales cosas así como hay cosas semejantes a estas en el mundo de la carne hay cosas semejantes a estas en el mundo del espíritu también. Hay tantos valores hermosos que nosotros tenemos que hacerlos la agenda de nuestra vida y perseguirlos con pasión y hacer de la vida nuestra una perpetua búsqueda como un colector de obras de arte excelsas, nosotros tenemos que estar colectando virtudes toda nuestra vida, no colectándolas sino integrándolas a nuestra vida ¿no?

Qué hermoso: el fruto del Espíritu. Déjenme decirles que cada día yo estoy bien claro en una cosa y es que no se predica lo suficiente en la Iglesia de Cristo la formación del carácter cristiano por eso es que hay tantas iglesias carnales, por eso es que a través de los siglos la Iglesia ha perpetrado tantas atrocidades y la gente salía de un templo a azotar a esclavos en el sur o salía de otro templo a matar judíos en campos de concentración o salía de otro templo a matar a sus hermanos en una guerra religiosa en el siglo XVI, XVII o los metía a la hoguera en el nombre de Jesucristo.

¿Sabe por qué la gente y la Iglesia ha cometido todas esas atrocidades y sigue cometiéndolas? es porque desde los púlpitos no se le da suficiente importancia a la formación de la imagen de Cristo en nosotros.

Si usted se va hoy de aquí con algo es eso. La vida cristiana es un proceso perpetuo de santificación, de parecernos más a Cristo, de libertarnos de todas esas fuerzas que nos esclavizan, nos deforman. Ahí está la frontera verdadera no es que tú des mucho dinero a la Iglesia aunque si quieres darlo amén, no es que des diez horas al día al servicio cristiano no; no es que saltes y brinques y se te caiga el moño aquí en la adoración, no es que hables en lenguas y después hables mala lengua de la gente allá afuera es que tú dejes que el carácter de Jesús y el fruto del Espíritu se forme dentro de ti.

Si tú no tienes los atributos de Cristo que son esos atributos mansos, generosos, bondadosos, amorosos te falta mucho camino que andar, no vas a sobornar a Dios con dinero ¿sabes? ni lo vas a sobornar con tiempo en la Iglesia y con buenas obras. A Dios se le aplaca con un corazón que lo adora en espíritu y en verdad conforme al corazón de Cristo. Si usted quiere vamos a ponernos a hacer el trabajo duro de la santificación personal.

Esa es la frontera, esa es la lucha, ese es el norte, esa es la meta incorporar a nosotros esos valores que nos van a hacer libres para ser lo que Cristo quiere que seamos. Dice el 24: "Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos" ¿ok? los dejo allí mis hermanos.

Yo espero que el núcleo de las enseñanzas te quede en tu corazón grabado esta mañana. Baja tu cabeza un momentito como yo lo voy a hacer en mi espíritu y vamos a pedirle al Señor en este proyecto de perfeccionamiento, en esta jornada hacia la vida exitosa en Cristo Jesús que nos liberte de todo aquéllo que nos impide ser como nuestro Maestro, nuestro Señor.

Padre: ahora mismo yo identifico tantas cosas serias en mi carácter, tantos atributos que te deshonran y desmienten todo lo que yo he predicado, estoy tan conciente de ello Señor pero no rehuiré de mi deber y mi privilegio de reconocerlos y saber primeramente que Tú me amas tal y como soy pero que también me llamas a ser más y más como Cristo Jesús, que no estoy solo, no estamos solos en esa lucha.

Tenemos Tu excelente Espíritu generoso, compasivo, tierno, poderoso y fuerte, constante, leal hasta el último momento. Tu compromiso con nosotros Padre es inquebrantable y gracias porque no nos has dejado solos has provisto Tu Espíritu Santo el Gran consolador, el Paracletos que se para al lado nuestro para acompañarnos en esa batalla, en esa lucha, esa aventura de la autosuperación. Queremos ser libres en Cristo Jesús.

Recordamos las palabras del Señor: Si el Hijo os libertare seréis verdaderamente libres. Libértanos Señor para entonces poder vivir vidas gozosas, plenas, abundantes. Gracias por Tu Palabra que nos energiza, nos capacita y nos da esperanza Señor. Yo bendigo a mis hermanos y mis hermanas esta mañana y declaro sobre ellos Tu paz, que ninguno salga de aquí Señor agonizando porque sólo ve a un Dios de juicio y de control y de crítica o condenación sino que vea a ese Padre insobornable, justo, compasivo que quiere que ganemos la carrera y que se ha comprometido con nosotros hasta el punto de mandar a Su Hijo a morir en una cruz y caer de nuevo sobre la Tierra por medio de Su Santo Espíritu para acompañarnos hasta el día final.

Te damos gracias Señor y entregamos este tiempo a Ti. Gracias por todo lo que hemos oído, experimentado, vivido y hecho en Tu Nombre. Salimos de aquí llenos de esperanzas para el futuro en el Nombre poderoso de Jesús el pueblo de Dios dice: amén, Dios les bendiga mis hermanos la Gracia del Señor sea con ustedes. Libres en Cristo Jesús.

Comentarios

 
 

gracias a dios nuestrocreador, que hadado tanta sabiduria a personas como ust, para ser luz a los que aun estamos en ese proseso; que dios lo bendiga.amen

manizales,colombia

 
 

Pastor Roberto no se imagina cuanta bendicion e recibido con sus
homilias - predicaciones o sermones como el del 3 de noviembre con
los cuales no solamente me hacen crecer sino recapacitar quien soy
y que debo hacer ante los ojos de DIOS
tratare de no perderme ninguna de sus predicaciones para mi crecimiento espiritual fisico y moral .
( soy catolico pero como quisiera que muchos de nuestros sacerdotes
fueran como usted )

Gracias por sus Bendicioines .........Eduardo

 
 

Gracias a Dios!! Por utilizar a estas personas para darnos esta enseñanza

 
 

HOY BUESCANDO EN INTERNET, PREDICACIONES QUE ME AYUDEN A CRECER ESPIRTUALMENTE, ME ENCONTRE CON SUS SERMONES PASTOR MIRANDA, Y CREAME QUE HA SIDO DE GRAN BENDICION PARA MI VIDA ESPIRITUAL PERSONAL, Y YO, COMO MUCHOS CRISTIANOS EN LA TIERRA ESTOY LUCHADO POR FORMAR CADA DIA MAS Y MAS MI CARACTER ESPIRITUAL, PARA ANDAR MAS AL LADO DE JESUS E IMITAR LOS PASOS DEL SALVADOR ( JESUS).

LE PIDO QUE ORE A DIOS POR MI Y MI FAMILIA, SOY DE LA CIUDAD DE HUATABAMPO, SONORA, MEXICO.

SALUDOS EN EL NOMBRE DE JESUCRITO.

 
 

Gloria a Dios!!! Excelente, gracias, maravillosas palabras.
Entiendo a través de ellas porque tanto sufrimiento en mi.
Nuevamente, gracias

Dios lo bendiga!!!

 
 

Amén Pastor Miranda, Dios lo bendiga a usted, a su Ministerio y a todos los que hacen posible extenderlo a través de la red Internet.

Debemos ejercitarnos en este proceso continuo hacia la santificación con esfuerzo y determinación recordando que:
"... las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,
derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, ..."
2 de Corintios 10: 4-5
Amén.

Bernal, Buenos Aires, Argentina

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato