Sermón 6 de octubre 2013: Tres etapas en la realización de cada visión - edificar, afirmar y enriquecer

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda (derecho) con Gregory Bishop]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: October 6, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

El Señor ha puesto en mi corazón en estos días lo que llamo "sermones horizontales" es decir que son espirituales basados en la Palabra pero tratan de la vida práctica, la vida cotidiana horizontal, las implicaciones del Evangelio para la vida normal de día a día.

Así que no están obviamente fundamentados en un pasaje específico de la Escritura, un personaje pero la Presencia de Dios está en todo el sermón mismo.

¿Sabes qué? hay algunos Libros por ejemplo creo que fue el Libro de Esther que nunca menciona la palabra Dios si no me equivoco, you are the expert here. Y hay otros Libros como el Libro de Nehemías que en realidad no es un Libro de grandes señales y prodigios o Moisés haciendo cosas grandes y poderosas sin embargo el Libro de Nehemías es un Libro en donde Dios está presente en todas partes en una manera muy obvia.

Es interesante el Libro de Esther y Nehemías ninguno de los dos habla de señales y prodigios sobrenaturales como partir el Mar Rojo pero es más el milagro general de Dios obrando a través de los eventos históricos.

Yo creo que los hijos de Dios tenemos que mantener esa mentalidad doble; por una parte nuestra vida tiene que estar penetrada con los principios de Dios pero también tenemos que ser gente práctica y cotidiana que sepa moverse en una forma ejecutiva por así decirlo en la vida diaria.

Entonces yo comencé a hablar el domingo pasado acerca de: cómo convertir nuestros sueños en realidad, cómo pasar de una visión o un proyecto que nosotros concebimos en nuestra mente a ejecutarlo y sacarlo a la vida y a ejecutarlo en formas prácticas y visibles y actuales.

Y decíamos que pasa toda su vida soñando pero no ejecuta y no se pone a trabajar y a hacer las cosas una realidad por eso leíamos en el Libro de Proverbios 13:4 que dice que: "El alma del perezoso desea y nada alcanza mas el alma de los diligentes es el alma que es prosperada." Y ahí mismo ví otro versículo esta mañana en el versículo 23 del capítulo 13 dice que: "En el barbecho de los pobres hay mucho pan mas se pierde por falta de juicio."

La palabra barbecho quiere decir un campo que no es cultivado, no está cultivado. En este campo que no está cultivado que no está allí pero hay potencial allí que está latente y sin cultivarse. Eso es lo que yo creo que pasa con mucha gente que su mente y su sensibilidad no han sido cultivadas, no han sido tratadas por los principios de la Palabra, entonces tienen gran potencial pero no saben cómo desatarlo y cómo desarrollarlo.

Yo creo que en cada uno de nosotros hay una potencialidad que Dios ha puesto pero sólo pocos de nosotros llegamos a desarrollarla y a convertirla en cosas concretas, proyectos específicos que vemos realizarse en nuestras vidas y eso es porque hay una desconexión entre lo que nuestra mente y nuestro corazón conciben y desean y las destrezas que necesitamos y los hábitos que necesitamos para convertir esos sueños en realidad. Hay una inconsistencia entre lo que confesamos con nuestra boca en nuestros servicios "cuan grande es mi Dios" por ejemplo y lo que vivimos, nuestra realidad es en realidad un Dios pequeñito y que no es suficiente para bendecir nuestras vidas en diferentes maneras.

Si vamos a ser honestos se requiere más que fe y buenas intenciones para vivir una vida poderosa y exitosa, hay que tener siempre esta ética de bajar lo sublime y lo abstracto a lo real y a lo cotidiano.

Por ejemplo: yo decía antes de dar los diezmos que nosotros somos instrumentos para que Dios avance Su Reino aquí en la Tierra y todo el mundo a eso puede decir: ¡gloria a Dios, aleluya! sí porque esa es una expresión abstracta pero cuando se dice: ahora tenemos que dar dinero para construir nuestro nuevo santuario y de momento como que ya no es tan fácil decir: gloria a Dios, aleluya porque ya eso requiere; hay que entonces bajar de lo abstracto a lo real ¿no? de la mente al bolsillo en otras palabras.

Y yo encuentro que así pasa con gente, por ejemplo dicen: bueno yo quiero terminar la universidad y quiero obtener un título universitario, quiero adquirir una profesión o quiero terminar mi GiD por ejemplo. Pero cuando llega el momento de: ok eso quiere decir que tengo que ir a la universidad y buscar materiales de admisiones, ver cuáles son los requisitos de admisión, obtener algún, aprender inglés o lo que sea; cuando hay entonces que empezar a bregar con lo concreto ahí es donde nos frenamos y nos desalentamos y dejamos eso simplemente con un sueño. Vamos a la Iglesia el domingo y decimos: oh gloria a Dios aleluya tengo un Dios poderoso pero no es poderoso lo suficiente para ayudarme a aprender a manejar un carro o aprender inglés u obtener un título universitario, hay una desconexión entre las dos dimensiones ¿no?

Hay mucho más que podríamos decir acerca de ese punto pero no quiero detenerme allí ¿no? lo único que quiero decir es esto: la gente exitosa y la gente que vive una vida poderosa tiene una capacidad y es la capacidad para ejecutar y convertir sus visiones y sus proyectos en acción una y otra y otra vez.

Un ejemplo de cosas pequeñas que pueden hacer una gran diferencia: hoy mismo en la mañana sentí que Dios me dió este mensaje yo tenía todo listo y se me ocurrió: bueno debo enviar una copia a Gregory para que pueda revisarlo, envié el mensaje; estas cositas de preparación pueden hacer una gran diferencia no solamente escuchar de Dios, es hacer las cosas pequeñas que hacen falta para prepararse y hacer las cosas con excelencia.

Por eso si tú quieres vivir una vida exitosa y poderosa tú tienes que aprender a siempre convertir tus sueños y tus propósitos en acciones concretas y visuales, visibles. Le voy a decir algo más, otro punto que aquí quiero señalar: siempre es intimidante comenzar a poner una visión en práctica y bajarlo de lo abstracto a lo real y cotidiano al terreno de la acción. Ese momento en que comenzamos a traducir nuestras visiones en acciones generalmente es un momento que inspira temor a veces y como que de momento: oh oh ya no solamente se quedó en mi mente sino que ahora tengo que ponerlo en práctica.

Así que siempre acostúmbrate a esa sensación de temor y casi como de: no lo voy a comenzar a hacer porque si comienzo y fallo entonces voy a sentirme mal. Acostúmbrate a que eso viene con una vida normal y poderosa que tú tienes que vencer el miedo y el temor porque eso va a venir y el desaliento y de todas maneras obligarte a hacer las cosas en frío para poder llegar a la realización de tus visiones.

Y lo otro es esto y es que las cosas en tres dimensiones siempre se ven menos bonitas que lo que se ven en nuestra mente y uno tiene que acostumbrarse a eso desde el principio. Los filósofos a través de los años han hablado de eso, los ideales son perfectos pero una vez que estamos en la realidad de carne y hueso hay imperfección, hay problemas, hay contratiempos y nosotros tenemos que empujar para seguir adelante en este momento de potencial desánimo.

Por ejemplo mucha gente dice: bueno yo quiero aprender acerca de la Biblia y hay muchas clases de discipulados que la Iglesia ofrece así que voy a tomar las clases pero cuando llegamos allí o no nos gusta el maestro o la gente con que estamos no son de nuestra altura intelectual o lo que sea nos desalentamos y dejamos de ir a la clase y abandonamos el proyecto porque la realidad era muy diferente a lo que nosotros esperábamos en nuestra mente. Ahora la persona activa y poderosa dice: no, yo voy a leer todo lo que yo pueda, voy a buscar otra pero me propuse esto, lo voy a completar y Dios se va a glorificar en eso de alguna manera y termina el proyecto que comenzó.

Yo he aprendido que muchas veces Dios lo que usa es mi energía, mi inversión y mi fe y mis acciones son meramente como un andamio para que el poder de Dios se manifieste y muchas veces aunque yo no llego a donde yo quería llegar originalmente la inversión de mi esfuerzo y mi sacrificio hace que la gracia de Dios baje sobre mi vida y que yo inclusive saque más de lo que iba a sacar al inicio porque simplemente estaba dispuesto a pagar el precio y mi sacrificio desató la bendición de Dios.

Por eso es que hay que amarrarse disciplinadamente a las visiones durante ese comienzo descorazonador y ese tiempo de dificultad en que estamos traduciendo la visión a la realidad, hay que amarrarse a ello y decir: yo no voy a, no voy a soltar la mano del arado una vez que la puse sobre el arado.

Porque una de las cosas acerca de la gente poderosa en la vida es eso y es que tienen esa capacidad para superar sus emociones cualquiera que sean y vivir por principios y propósitos y no por emociones de desaliento, temor, baja autoestima o lo que sea, la persona poderosa se impone por encima de sus emociones porque la visión lo mantiene comprometido con el trabajo.

Si a pesar del temor de los inconvenientes, de las imperfecciones nos mantenemos atados a la visión y a su ejecución poco a poco la visión irá cobrando vida propia y densidad. Porque la visión mientras nos mantenemos allá nos irá atrayendo y va a estar comprometiéndonos más y más con ella y otros se van a unir a nosotros, vamos a conseguir aliados que se van a unir para llevar la visión a su realización plena.

Por ejemplo yo les he dicho que Dios me dió la visión de ese santuario allá afuera de exactamente cuatro pisos, un nivel de estacionamiento, dos auditorios, otro piso arriba de oficinas y clases hace yo diría desde el '98 o '99 estamos hablando de hace 14 años más o menos.

Y entonces cuando la visión estaba allí yo comencé y me dije: ¿sabes qué? lo primero que vamos a necesitar es un arquitecto que me ayude porque eso va a ser el diseño, tengo que conseguir a alguien que se atreva a creer en la visión y que me ayude en ese propósito. Necesitaba un aliado, alguien que le diera un poquito más de fuerza a la visión; yo comencé a hablarla y a declararla pero entonces se necesitaba gente que se uniera y yo ya necesitaba poner piernas y concreción al asunto.

Entonces yo un día les he dicho quizás la historia antes ¿no? me encontré con Glenn Knowles y le sometí la visión él es arquitecto, cristiano, quería trabajar, tenía su propia visión de diseñar Iglesias, se unieron dos visiones es lo interesante. Cuando yo la comencé a efectuar yo le dije: Glenn tengo este proyecto ¿te gustaría ayudarme en ello? Glenn dijo que sí y ya yo estaba comprometido con él y él conmigo ¿ve? y ya la visión entonces va cobrando fuerza y nos va amarrando porque ahora tengo un profesional que se ha comprometido conmigo y yo no puedo decir simplemente: ah ¿sabes qué? cambié de opinión, eso me obliga, me mantiene atado.

Entonces las visiones cuando comenzamos a ejecutarlas ellas mismas comienzan a cobrar vida y nos comprometen y nos obligan a continuar con ellas si nos mantenemos cerca de ellas.

Entonces otro punto bien importante es este: que las visiones tienen que ser acometidas y emprendidas una pieza a la vez, un día a la vez, una intervención a la vez, muy importante. Hay como una progresión natural y biológica y estructural que yo veo en el desarrollo de una visión.

Yo diría que el primer punto es: la visión, lo que tú concibes inspirado por el Espíritu Santo esperamos en tu mente y en tu espíritu. Entonces esa visión se tiene que convertir luego en un proyecto es decir algo que tenga nombre y que tenga cierta configuración básica, tú tienes que comenzar a ordenar la visión y a separarla en sus diferentes partes constituyentes. Entonces vemos visión y proyecto y de un proyecto que tú tienes en tu mente ya más claramente formado tú tienes que pasar ya a escribirla y desarrollarla; ya no puede ser simplemente un proyecto así general sino que ya tiene que convertirse en algo bien específico, un edificio y el blueprint de un edificio.

Entonces de ese diseño tú comienzas a meter componentes del diseño pieza por pieza porque tú no puedes tirarte todo de una vez, entonces tú tienes que desarrollar como: ok ¿qué es lo primero que tengo que hacer y después de eso qué es lo segundo? ¿qué es lo más importante, lo fundamental? y entonces ¿qué es lo que va encima de eso y qué es lo que está unido al lado de eso? tú tienes que empezar entonces a acometer piezas de la visión día a día, intervención a intervención.

Y finalmente entonces tienes la ejecución ¿no? cada día tú estás ejecutando hasta que conviertes eso en una realidad ejecutada, terminada. Tú puedes sentarte y contemplar tu visión y muchas veces ni siquiera vas a poder contemplarla completamente porque la visión será un proceso que te durará toda la vida. Tú ves esto: visión, proyecto, diseño, componentes y finalmente ejecución.

Alguien preguntó una vez ¿cómo se come un elefante? una mordida a la vez porque si tú te dejas llevar por la grandeza del elefante nunca te lo vas a comer ¿no? tienes que comenzar en alguna parte y comenzar a morderlo poquito a poquito. Tienes que desmontar la visión que tienes cualquiera que sea en sus partes componentes y entonces tienes que ejecutarlas una a la vez comenzando con lo más fácil y accesible a lo más difícil y ambicioso.

San Francisco de Asís dijo lo siguiente: "Comienza haciendo lo necesario, luego haz lo que es posible y de momento te encontrarás haciendo lo imposible." Déjeme darle expresión a esto porque quiero ser bien concreto de nuevo, yo creo que una de las cosas a veces con las charlas motivacionales es que no son lo suficientemente realistas y no se identifican con nuestra propia vida así que quiero darle un ejemplo. Voy a poner a Gregory en aprietos aquí porque se me ocurrió esta mañana cuando le escribí el material que él era un buen ejemplo con respecto a las clases de discipulado que él diseñó.

Durante mucho tiempo yo sé que Gregory tenía la idea de diseñar una serie de clases instructivas sobre la vida cristiana y de entrenar gente en los elementos básicos de la formación de un cristiano saludable. Ok entonces ahí está la visión ¿no? pero entonces él no se podía quedar solamente con la visión hablándola: oh sí qué lindo sería eso, él comenzó en su mente a ver un proyecto. Ok sí quizás lo primero que tenemos que hacer es una clase para gente más madura y otra clase para gente que está comenzando.

La idea general tuvo que convertirse ya en un proyecto que él dijo: ya ¿sabes qué? algún día yo lo voy a hacer y voy a comenzar a leer y a prepararme, ya pasó de una visión general a un proyecto más específico con cierto grado de especificidad. Ahora después de eso él tuvo que realmente sentarse y comenzar a diseñar: ok voy a dividirlo en cuatro cursos con nombres y cada curso tiene que tener clases que estén adecuadas para la etapa que esa gente esté viviendo, lo primero: un líder, la formación del carácter y una serie de cosas y entonces él tuvo que comenzar a diseñar eso y a ponerlo en condiciones.

Y ahora entonces vino lidiar con los componentes, él comenzó a escribir cada sección y a acometer cada proyecto; qué escrituras voy a usar, qué ilustraciones, cuál va a ser el lenguaje, cuál va a ser la progresión, cuál va a ser el nivel de complejidad que voy a usar para cada grupo, qué cosas voy a asumir que ellos saben y que no saben, tuvo que comenzar eso a romperse en diferentes piezas.

Lo que estoy diciendo es que las primeras versiones de los materiales no eran muy fáciles de enseñar, algunos maestros enojados conmigo. Yo recuerdo una señora diciéndome a mí: pero eso es muy complicado ¿cómo puede ser, quién escribió estos materiales? y yo estaba enseñando en la clase y pensé: yo lo hice y ellos: bueno pues, no lo sé. Fue un proceso de prueba y error pero bueno, una cosa lleva a otra y no ha terminado.

Ahora hay muchas partes del mundo, iglesias en Latinoamérica y Europa que están siendo bendecidos por ese trabajo que nuestro hermano hizo y me escriben a cada rato de todas partes. Nos necesitamos ¿no? está disponible alrededor del mundo porque hay personas que manejan el ministerio de internet que han hecho lo que hacemos aquí que sea disponible lo cual no sería posible si no hubieran personas con esa entrega, esa visión de poner en grande lo que hacemos aquí en pequeño.

De paso no puedo suprimir al costo del tiempo una palabra de alabanza que ustedes siempre me escuchan hablar del Doctor Ernst Diehl y ojalá que él esté escuchando esto porque él es un héroe en mi libro, este hombre donde quiera que él viaja si él viaja tiene que llevarse su computadora porque donde quiera que él está él tiene que estar atento a todo lo que está pasando en el internet en la página nuestra. Él vive esclavizado por así decirlo en un sentido a su computadora y a su trabajo y lo que yo admiro de él es su capacidad para ejecutar día a día en lo aburrido, en lo cotidiano para producir lo sublime de almas siendo edificadas, iglesias siendo bendecidas y eso es lo que yo aprecio; la gente poderosa tiene esa capacidad para bregar con lo cotidiano y lo aburrido día a día.

Y de lo que estamos hablando hermanos es que detrás de esas acciones poderosas hay siempre ciertas cualidades de carácter y de personalidad que nosotros debemos aprender e incorporar a lo largo de nuestra vida. Hay elementos de carácter que son plataforma para las acciones poderosas que la gente admira y celebra en el mundo.

Y parte de nuestra visión en la vida debe ser llegar a incorporar esas cualidades en mi vida y llegar a ser ese hombre, esa mujer que pueda ir cambiando y transformándose y evolucionando hasta llegar a ser esa persona que encarne esos atributos y esas virtudes.

¿Y cuáles son algunas de esas cualidades? si quiere apúntela allí y si usted tiene un lápiz y ha estado tomando nota le felicito porque eso es precisamente lo que hace una persona de poder precisamente, toma acción y escribe las cosas y toma notas, eso es importante. Y no tenemos tiempo para discutir cada una de ellas pero por ejemplo para mí: determinación es importante, energía y capacidad para hacer las cosas, persistencia, disciplina, pensamiento sistémico la capacidad para pensar sistémicamente 360 grados alrededor, el buscar aliados en la vida, un equipo; armarte de un grupo de personas que te apoye y te respalde y te estimule en tus visiones.

Y finalmente una capacidad analítica, cultivar una capacidad analítica que te permite que es parte de esto de pensamiento sistémico, poder desmontar las cosas, ver sus relaciones, ir por debajo de la superficie de la realidad y ver las tuberías secretas que conectan una cosa con la otra es muy importante.

Una mentalidad estructural que tú puedes parar la realidad que está fluyendo como río como si fuera una foto y después mirar la situación y analizarla y ver lo que está involucrado en esto, es una mentalidad estructural ver la estructura de las cosas y situaciones.

Y yo veo eso en todas partes de la Escritura. Uno de mis pasajes favoritos es Proverbios 24:3 y yo creo que el Señor apretó, codificó una cantidad de cosas que yo espero un día dedicar un sermón solamente a esos dos versículos porque tiene una sabiduría increíble metida en esos dos versículos. Dice Proverbios 24:3: "Con sabiduría se edificará la casa y con prudencia se afirmará y con ciencia se llenarán las cámaras de todo bien preciado y agradable."

Lo que Dios nos da allí es una, la casa es eso: es las visiones, los sueños, una Iglesia, una familia, las finanzas, una carrera. Lo que está diciendo es que hay ciertos atributos y capacidades mentales que posibilitan la realización de una visión en cada una de las diferentes etapas en que esa visión fluye. El escritor señala tres facultades: sabiduría, prudencia y ciencia.

Tres facultades que se necesita ¿no? para la completación de cualquier proyecto, cualquier visión: sabiduría, prudencia y ciencia y entonces hay tres etapas en la realización de cada visión: edificar, afirmar y llenar o enriquecer.

Lo que quiero decirles hermanos es que es maravilloso la Palabra de Dios tiene todos esos conocimientos. Nosotros le pedimos al Señor esos atributos: Señor dame la capacidad para enriquecer mi vida y mi personalidad porque no es suficiente simplemente llegar aquí, levantar mucho polvo: ¡oh gloria a Dios! Dios nos ha dado la Tierra, nos ha dado la ciudad es el Señor de todo y después lo dejamos allí simplemente.

Queremos que las declaraciones proféticas se hagan realidad, que nuestra proclamación de que Jesús es el Señor sea una realidad en las escuelas, en los gobiernos, en las calles, en las familias de esta ciudad pero no va a pasar si solamente gritamos aquí aunque gritar por fe es importante ¿amén? pero después también tener un plan, tener acciones cotidianas; acciones que quizás pueden ser aburridas, no tan espectaculares pero efectivas porque la visión, la profecía se hace realidad en la sociedad alrededor.

Yo sé que les he dado mucho material pero denme un par de minutitos más ¿está bien? porque de hecho una de las cualidades de las personas es la cualidad para mantenerse atentos a algo aunque estén cansados pero continuar con paso de maratón. Así que deme un par de minutos porque ya no quiero entonces, quiero terminar esto y el domingo que viene emprender otra cosa pero deme un par de minutos más.

Ahora ¿sabe cuál es el problema? yo sé que le hablo a hermanos y a hermanas que muchas veces no poseen estas cualidades porque su formación familiar o cultural no les ayudó a adquirir esas cualidades. Porque el problema es que a veces a pesar de que escuchamos mucha enseñanza en la Iglesia y damos muchos principios de la vida exitosa de la vida abundante es como decirle a un paralítico: hey ¡muévete! sólo tienes que poner un pie delante del otro y levantar tus brazos y él dice: ok pero mi cerebro me dice, pero los brazos no obedecen. Se necesita un ejercicio que le permita que haya esa fluidez entre el cerebro y los órganos.

¿Cómo puedes tú convertirte en una persona determinada, persistente, disciplinada que piensa analíticamente y sistémicamente cómo puedes tú adquirir eso? en otras palabras: ¿cómo convertirnos en tierra fértil para las semillas de la motivación y la sana ambición y el buen propósito de Dios?

Una de las cosas que tenemos que hacer es concebir el proyecto de la transformación personal como una de esas visiones de las cuales yo he hablado. Decir: yo quiero llegar a ser esa persona poderosa de esos diferentes atributos y concebirlo como una visión para el resto de tu vida, un proyecto que tú vas a acometer día a día.

A menos que nosotros no pensemos así concretamente y que digamos: ¿sabes qué? hoy en el Nombre de Jesús yo abrazo esa visión, la nombro y quiero llegar a ser una persona poderosa, efectiva con dominio propio y en el nombre del Señor ese es mi gigante y yo lo voy a derribar y voy a llegar a ser un poseedor de la Tierra. Hay mucho ahí que cortar pero no voy a entrar en eso la importancia de eso, un momento de convicción en la vida.

Una segunda cosa es esto: creer y entender una cosa y es esto, es que el cerebro humano es la cosa más maleable y práctica que hay y que tu cerebro se irá reconfigurando a través del tiempo si tú lo sometes a los ejercicios correctos. Es importante.

Ese versículo que Gregory menciona Romanos 12:2 es uno de mis versículos favoritos: "Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento." Esa mentalidad, esa sensibilidad es la pantalla sobre la cual la imagen de Dios es proyectada para nosotros.

Entonces número uno: concebir la visión de una personalidad creativa. Y en segundo lugar: creer que tú puedes pasar de lo limitado de tu visión y de tu actitud actual a una actitud poderosa, se puede hacer si tú sometes tu sensibilidad a los estímulos correctos a lo largo del tiempo.

Ahora ¿cuáles son algunos de esos ejercicios que nos van a ayudar a llegar a eso? y atributos, necesitamos honestidad para admitir cuáles son las cosas. Humildad, lucidez.

Necesitas buenas lecturas, necesitas leer buenas cosas. Deja de leer esos pasquines tontos y esas novelas que te llenan la cabeza de cucarachas y lee cosas instructivas. Es como este fin de semana que me invitaron a una actividad de líderes y de gente muy exitosa y todo eso había una persona que no está acostumbrada a eso y que lo invitaron por razones muy interesantes pero de todas maneras, verlo allí incómodo en ese ambiente porque no está acostumbrado a ese ambiente pero una persona de gran potencial y gran dotación sometiéndose a ese ambiente aspirando los olores de un ambiente de gente altamente funcional, profesional, líderes de la ciudad y todo esto ya es un proceso para él someterse y estar dispuesto a pasar por la incomodidad de ese proceso ya está comenzando, está formateando su mente, está cambiando sensibilidad.

Él podría haber estado en la casa viendo un programa de televisión pero estaba allí y dijo: esto vale la pena que yo lo haga y se sometió al proceso y es lo que tú tienes que hacer. Por eso yo digo ambientes estimulantes es bien importante.

Y finalmente ejercicio intelectual continuo. Ejercita tu mente, esfuerza tu mente y úsala porque la mente absorbe y se desarrolla es así en todo momento ¿no?

Entonces buenas películas, documentales, cultivo de buenas relaciones humanas, buenos ambientes. Tú tienes que poner tu parte y Dios hace la Suya, Dios te ha hecho orgánico, Dios te ha hecho plástico, Dios te ha hecho que cuando cosas buenas vienen a tu vida cosas buenas suceden en tu espíritu y si tú te sometes a los estímulos correctos a lo largo de la vida y tú concibes una mentalidad: yo voy a vivir así, eso es lo que yo quiero ser, voy a aprovechar mi tiempo vas a llegar a ser esa persona que tú quieres ser en el Nombre de Jesús.

So lo último es que tú tienes que entonces, en muchos ambientes está lo que se llama alineamiento. Tú tienes que alinear tu vida a tu visión. Tiene que haber alineamiento entre esa visión de llegar a ser un hombre, una mujer poderosa con los atributos de Cristo Jesús y entonces cada cosa que tú haces, cada día, cada práctica, la hora a la que te acuestas, las conversaciones telefónicas que tienes, las lecturas que haces, lo que haces y no haces, lo que piensas y no piensas, todo el trabajo que escoges si no escoges todo tiene que estar reflejando la visión de tu vida, el tronco de tu vida tiene que ser: quiero llegar a ser una persona poderosa, creativa, con dominio propio que use el poder de Dios efectivamente y entonces voy a comprometer mi vida día a día, paso a paso cada cosa que yo hago, lo que siento, lo que pienso, lo que sueño, lo que como tiene que estar alineado y si no está alineado yo lo voy a amarrar y lo voy a halar y lo voy a meter en el embudo de mi visión.

Y entonces al tú hacer día tras día tras día tú vas a descubrir que el poder de Cristo se hace una realidad en tu vida y las visiones de Dios y lo que tú has confesado se convierte en una realidad. Se toma años y años. ¿Amén? entonces ese es el llamado de Dios, es el deseo; Dios quiere hombres y mujeres que reflejemos la imagen y semejanza de Dios y Dios es el constructor por excelencia y es el ejecutor de visiones por excelencia. Se ha tomado miles de años para ejecutar Su visión en el mundo.

Dios se mantiene alineado con Sus principios y por eso se toma tanto tiempo la visión pero Él la realiza y nosotros podemos hacer lo mismo también. Póngase de pie, vamos a aspirar la Palabra de Dios y recibirla en nuestro espíritu y dejarla que ella eche raíces. Esto es una plantita muy frágil todavía pero con la ayuda del Espíritu Santo esa plantita se puede convertir en un árbol frondoso.

Recibimos Tu Palabra Señor. Oh conviértela en realidad, conviértela en realidad Señor, llénanos con Tu visión Padre préñanos con Tu visión, gracias Padre recibimos Tu Palabra en esta mañana Señor es vida y así lo confesamos y así lo creemos, te damos a Ti toda la gloria y toda la honra. En el Nombre de Jesús decimos: amén y amén, gloria al Señor, amén.

Comentarios

 
 

Cuan preciosos son los pies de los que anuncian la paz, las buenas nuevas de Jesús. Dios bendiga mucho esta palabra, que quede en cada uno de nosotros en el nombre de Jesús, y que no regrese vacía sino que lleve fruto al ciento por uno. Amo esta pagina, amo esta congregacion y algún día el Señor me va a dar ese regalo de poder visitar esta congregacion que tanto me ha bendecido. Ojalá yo pueda bendecirlos también. Saludos desde Panamá. Los amo en el Señor.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato