Sermón 25 de septiembre 2013: La fiesta de los tabernáculos

A propósito de Sermones
[Dr. Richard Booker]
  • Presenter: Dr. Richard Booker
  • Fecha: September 25, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

La fiesta de los tabernáculos. Está en la Biblia en el libro de Levítico. Dios le dijo al pueblo de Israel que celebrara estas fiestas y les dijo que lo hicieran durante la fiesta de los tabernáculos para que sacrificaran 70 toros. Y por qué le pidió que sacrificaran 70 toros? Porque había 70 naciones en Génesis capítulo 10 y entonces las personas judías de aquellos tiempos, entendieron que los 70 toros representaban las 70 naciones. Entonces la fiesta de los tabernáculos es conocida como la fiesta para todas las naciones y un día todos irán a Jerusalén y celebrarán.

Y celebremos cuando llegue el Mesías, y en Jerusalén lo han estado haciendo desde 1980 y en esta noche queremos compartir con ustedes un poco acerca de eso. Porque Jesús, él celebró la fiesta de los tabernáculos y si él lo hizo nosotros también podemos hacerlo. Amén.

Es la fiesta del gozo. ¡Aleluya! alguien necesita gozo en esta noche? Amén. Y es la fiesta del descanso, descansar de todos los problemas y permitir que Dios se tome cuidado de eso. Y esa canción que decía que nunca nos dejará y que porque nunca nos dejará nos ha cubierto con la palma de su mano. No solamente estamos aferrados a él, somos parte de él. Él está en ti y tu estás en él, así que ¡Aleluya!

Vamos a leer Levítico 23 del 42 al 43: “… En tabernáculos habitaréis siete días. Todo natural de Israel habitará en tabernáculos, para sepan vuestros descendientes que en los tabernáculos hice habitar a los hijos de Israel, cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo soy Jehová, vuestro Dios…”

Entonces Dios le dijo a los hebreos que yo quiero que ustedes hagan una pequeña tienda y esto les recordará a ustedes que yo cuidé de ustedes por 40 años en el desierto. Nunca tuvieron hambre, nunca tuvieron sed, señoritas, sus zapatos nunca se gastaron. No había centros comerciales en el desierto.

Dios quería recordarles cada año en la fiesta de tabernáculos, que hicieran un pequeño lugar de refugio y que se quedaran allí durante esa semana. Y que hicieran el techo bien flojo para que pudieran ver a través del techo y ver los cielos y siempre ser recordados que esto es temporal. Estamos mirando más allá de una ciudad que el constructor es Dios. ¡Aleluya! estamos buscando la nueva Jerusalén. Amén.

Entonces era un tiempo de celebración y gozo y esta semana en Jerusalén estaban celebrando, todas las casas harían sus pequeños lugares de refugio y saldrían durante la semana y compartirían un almuerzo y celebrarían. Y como ustedes pueden ver en esta foto todos los hoteles hacen los restaurantes como si fuera un booth, como un tabernáculo, para que todos podamos ir a comer en el tabernáculo.

Esto es lo que está aconteciendo toda esta semana en Israel. Y 50 de mis estudiantes regresaron hoy de su tour de la celebración cristiana de la fiesta de tabernáculos. Vamos a ver la siguiente línea, un poquito más de Levítico, 23:39.

“… para los 15 días del mes séptimo, cuando halláis recogido el fruto de la tierra, haréis fiesta.”

Fiesta. Fiesta. Fiesta a Jehová por 7 días. No les gustaría tener una fiesta para 7 días?

El primer día será de reposo y el octavo día será también de reposo. Versículo 40. Y tomaréis el primer día ramas con frutos de árbol hermoso, ramas de palmeras, y ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y se regocijarán delante de Jehová, vuestro Dios, por siete días. Amén.

Dios es bueno todo el tiempo y ustedes se ven muy bien esta noche. Yo los veo a ustedes como ustedes se ven a sí mismos. No están felices? Yo los veo a través de los ojos de Jesús y él los vea todos perfeccionados ante él.

Recuerdo que hace unos años atrás que una persona estaba enferma y vino al frente para orar, y en el ambiente natural ella no era una persona que alguien consideraría hermosa, pero el Señor me iba a enseñar una lección. Porque cuando oré por ella yo la vi en su cuerpo glorificado, que era la forma en la que Dios me dejaba saber que ella estaba siendo sanada. Amo a mi esposa de 47 años pero esto era algo maravilloso. Era la criatura más hermosa que yo había visto en toda mi vida porque había sido conformada a la imagen de Dios. Y ese es su futuro y ese es su destino.

Y entonces el Señor me dijo que siempre mire a las personas así como vi a esa persona. Dígale a alguien que usted es hermoso. Eres hermoso.

Jesús estaba en Jerusalén celebrando la fiesta de tabernáculos. Y hubiera sido una semana como esta hace 2000 años. Y tenían 2 rituales principales que las personas realizaron, y el primero se llama el ritual del derramamiento de agua y esto es lo que se trata.

En Israel hay una temporada bien larga de sequía donde no llueve, y entonces durante la fiesta de los tabernáculos, y es en el otoño del año, en septiembre u octubre, el verano ha pasado y es tiempo de lluvia. Y si no llueve ellos no podrán sembrar y sería un año desastroso para ellos. Entonces en el último día de la fiesta de tabernáculos, en el día séptimo, que era quizás hoy en su calendario, este día hace 2000 años, Jesús estaba en Jerusalén para la fiesta de tabernáculos y cientos de miles personas judías estaban allí, de todos países cercanos, y están adorando al Señor, están bailando en las calles, y cantando los cantos de David, están tocando los shofares, y están tocando los instrumentos, con los panderos, y bailando en las calles. ¡Aleluya! celebrando al Señor, cientos de miles de personas.

Todos celebrando al Señor. y entonces ellos iban a tener este baile de la lluvia pidiéndole al Señor que mandara lluvia sobre la tierra. Y entonces un sacerdote especial del templo descendería hacia el templo en las montañas iría al estanque de Siloam en la Biblia y tendría una jarra y esta jarra era dorada, de oro, que es un símbolo para Dios y él tomaría esa jarra dorada y la sumergiría en el agua en el estanque de Siloam, y él dirigiría la procesión hacia la cima del templo y todos estarían cantando y bailando, y adorando al Señor y haciendo un ruido alto para Dios.

Y él va a derramar el agua sobre el altar en el templo, y a medida que él hace esto las personas están adorando a Dios, como en Isaías 26:3. Cuando con gozo sacarás aguas de los pozos de salvación y ellos orarían Isaías 44, versículo 3 que dice, “Señor envía lluvia a nuestra tierra árida y tu lluvia sobre nuestro terreno y que las aguas vivas de tu lluvia sobre nosotros y nuestros descendientes,” entonces ellos conectaban la lluvia natural con la lluvia espiritual.

Así como la tierra estaba sedienta, estaban sus almas también, estaban sedientos de Dios. Y cientos de miles de personas están haciendo esto. Jesús está allí y vamos a ver lo que él hace. Juan 7:37, a medida que todo esto está pasando, que están derramando el agua, Jesús viene al centro donde ellos están el último día de la fiesta del tabernáculo, donde se derraman las aguas, “En el último día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, ‘Si alguno tiene sed que venga a mí y beba.”

Y en el verso 38, “El que cree en mí como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Dios estaba diciendo que eso era solamente un ritual, pero que él era el asunto verdadero. Venid a mí y yo saciaré tu sed, tu alma sedienta que necesita beber del Espíritu Santo para renovarte y refrescarte. Y entonces Jesús estaba diciendo que él era la consumación, venid a mí todos los que están trabajados y cargados y yo les haré descansar. Tomar mi yugo y aprended de mí, porque mi yugo es fácil y ligera mi carga. Amén.

Este ritual del derramamiento de aguas, hicieron todo esto a medida que ellos derramaban el agua. Y al día siguiente tuvieron otro ritual que se llama el encender del templo. Ellos no solamente necesitaban el agua para el terreno, ellos necesitaban el sol para que nutriera las semillas que estaban en la tierra. Y también necesitaban clamar al Señor y decir que él era mi luz, que eres mi gloria y el que levanta mi cabeza, eres la luz de mi salvación y a quién he de temer.

Y entonces ellos conectaban la luz natural con la luz espiritual y la manera como hacían esto era llamado como el encender de la luz del templo. Y como pueden ver esa lámpara que sube bien alto aquí en la foto, ellos tenían 4 de estas que eran 75 pies de alto, que estaban iluminadas, y todas las personas tenían antorchas y en cada esquina oscura de Jerusalén había una lámpara. Y toda la ciudad de Jerusalén era iluminada con la luz de la gloria de Dios y las personas podían verlo desde millas de distancia.

Sin embargo, había un hombre allí que había nacido ciego y no podía ver toda esta celebración, él no podía ver todas estas luces. Estas luces representaban la gloria y la hermosura de Dios. Él no podía verlas porque él había nacido ciego. Pero él conoció a Jesús.

En el Nuevo Testamento dice que el hombre había nacido ciego. Por qué diría que nació ciego? Había algunos rabinos que hacían milagros durante el tiempo de Jesús que podían hacer milagros pequeños, pero nunca en la historia nadie había podido sanar a una persona que había nacido ciega. Los rabinos podían sanar algunas enfermedades de la vista, pero nadie había sanado a una persona que había nacido ciega. Y entonces los judíos entendían que había 4 tipos de milagros, que cuando el Mesías vino, él haría estos milagros porque eran muy difíciles para nosotros.

No vamos a hablar acerca de los 4, porque tendría que regresar en otro tiempo, pero les diré uno. Uno de los 4 fue sanar a una persona que había nacido ciega. Por eso es que está escrito en la Biblia de esa manera. Las palabras no simplemente fueron tiradas allí, el Espíritu Santo inspiró esas palabras para que llegaran a la Biblia. Entonces, está ahí por un propósito nació ciego. Él encontró a Jesús y Jesús escupió en la tierra e hizo un poco de barro con su saliva y lo puso sobre los ojos del hombre que estaba ciego.

Por qué él hizo esto? Porque en el tiempo de Jesús las personas creían que el primogénito de cada familia – y el primogénito no significaba necesariamente el que nacía primero sino el que era el heredero de la familia, el que recibe la doble porción de la heredad de su padre, porque iba a ser el sacerdote de ese hogar. No tenían sinagogas o iglesias o cosas así, su hogar era el lugar básico para la adoración.

Entonces el padre cuando moría le daba a uno de sus hijos el título de primogénito y ese sería el sacerdote espiritual de esa casa y él sería el heredero de todo lo que el padre le había dado.

Esto es lo que las personas creían. Que el primogénito, como el sacerdote del hogar, tenía autoridad espiritual y poder y parte de ese autoridad espiritual y poder era el poder sanar. Entonces ellos creían en que la saliva del primogénito tenía poder de sanidad.

Cuando Jesús escupió en el piso, hizo el barro y lo puso sobre los ojos del hombre, él le estaba diciendo a todos los que estaban allí, yo soy el heredero del Padre. Yo les daré las naciones como heredad y hasta los confines de la tierra.

Todos entendieron el significado de lo que él había hecho. Nosotros no lo entendemos tan bien, pero eso es lo que todos entendieron que él había querido decir. Y luego le dijo que se fuera a lavar en el estanque de Siloam y sus ojos serían abiertos. Y luego él le dijo, yo soy la luz del mundo, y el que cree en mí no andará en tinieblas pero tendrá la luz de la vida.

Por qué Jesús le dijo que fuera y se lavara en el estanque de Siloam? El estanque de Siloam aún está ahí hoy y hay una fuente afuera de Jerusalén, llamados Gihon. Las ciudades en la antigüedad construirían sus ciudades a las orillas de donde había fuentes de agua, porque necesitaban tener agua para las personas, y una corriente de agua era conocida como agua viva porque tenía vida fluyendo. Y la fuente de Gihon está ahí hoy día, bien bajo la tierra. En 701 AC el rey Ezequías era el rey de Judá y los sirios estaban atacándoles y la forma en que ellos lo derrotaron fue cuando encontraron su fuente de agua y la taparon.

Esto es lo que hizo Ezequías. Él construyó un túnel que se llama, el túnel de Ezequías, y está allí todavía hoy bajo la tierra, pero él trajo toda el agua que salía de la fuente de Gihon a través del túnel a la ciudad y esa agua desembocaba en el estanque de Siloam. Y todo eso está allí el día de hoy. usted puede llevar un grupo a través el túnel de Ezequías. Es muy angosto y no muy alto y el agua es fría y sube por encima de las rodillas y es bien oscuro. Hay que tener una pequeña luz, y sostener la persona que está junto a usted para uno poder atravesar seguro.

Una vez que llevamos un grupo a través de ese túnel, mi esposa tenía un par de zapatos nuevos. Y ella dijo que ella no iba arruinar sus zapatos. Y es la única persona que caminó por el túnel de Ezequías sin zapatos. Y todo eso está allí el día de hoy, es algo real.

Entonces, regresemos a Jesús. La fuente de Gihon, en hebreo significa la fuente de la virgen o el lugar de nacimiento, donde las aguas de vida fueron nacidas. Eso es lo que esta palabra significa, la fuente virgen donde las aguas de vida van a nacer.

Desemboca en el estanque de Siloam. En la Biblia el estanque de Siloam significa ‘el estanque del Mesías’, el estanque de aquel que había de ser enviado. Cuando Jesús dijo que fuera y se lavara en el estanque de Siloam, les estaba diciendo que Yo soy el enviado, que trae nueva vida de la fuente virgen para dar aguas de vida y hacer que los ciegos puedan ver, y que los cojos puedan caminar, y que los sordos puedan escuchar, y salvar al pecador, y lavar sus pecados, y hacerlo nuevo, y darte una nueva vida, y darte un propósito en la vida, y significado en tu vida, y hacerte un conquistador, y hacer un cambiador de mundo. ¡Aleluya!

Y él es el que es suficiente para todas nuestras necesidades, el gran Yo soy que vino en carne humana, así como les dijo a los líderes religiosos antes de que Abraham fuese Yo soy.

Ahora, a los líderes religiosos no les gustó que Jesús hubiera sanado al hombre que había nacido ciego. Saben por qué no les gustó? Porque ellos no lo podían hacer. A menudo los líderes religiosos resistieron el mover de Dios. Yo dije eso de una manera muy buena. Ellos cuestionaron a este hombre, y le interrogaron. Él dijo, “Qué? Ustedes quieren ser uno de los que le siguen también?” “No, nosotros seguimos a Moisés, nosotros no sabemos quién es este hombre.” Alguien acaba de sanar a alguien que había nacido ciego y ustedes no saben quién es esta persona? Y finalmente dijo, “Yo no conozco toda su teología, no conozco sus doctrinas, no conozco todas sus denominaciones, no conozco todas sus tradiciones, no se esto, ni lo otro, todo lo que sé es que nací ciego y ahora puedo ver.”

Yo tengo un doctorado en teología, yo soy un teólogo. No me importa nada de eso, a mí me importa Jesús. Y conocerlo, y amarlo, y servirle, y adorarle, y hacerle sonreír en el cielo, así mira al Padre y le diga, “Mira, bien hecho, buen siervo fiel.” ¡Aleluya!

Finalmente, habrá una celebración de la fiesta del tabernáculo mundial donde todas las naciones estarán presentes. Hoy solamente había cientos de naciones presentes, pero cuando el Mesías venga en persona todas las naciones irán a Jerusalén.

Dice en Ezequiel, capítulo 37:27 y 28, “Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios y ellos serán por pueblo, y sabrán las naciones que yo, Jehová, santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.”

Y luego en Apocalipsis 21:3 Juan dice, “Oí una gran voz del cielo que decía, “He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres y él morará con ellos y ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios.”

Ustedes reconocerán el siguiente. “He aquí el tabernáculo de Dios, va a venir para morar entre nosotros, el Rey Mesías, no el bebé en el pesebre, pero el Rey de Reyes y Señor de Señores, que salvará a su heredad.

Dios es bueno. Tenemos una imagen más, esto es del profeta Zacarías y esta es una Escritura que dice que todas las naciones vendrán a Jerusalén y celebrarán los tabernáculos. Zacarías 14:16, “Todos los que sobrevinieran de las naciones que vinieron contra Jerusalén subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los Ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.”

Este es nuestro futuro donde celebraremos en el reino mesiánico, en un Reino de Dios danzando y celebrando por mil años. Si se cansan se tienen que sentar y no nos cansaremos porque tendremos un nuevo cuerpo y solo necesitará un par de zapatos.

Este es nuestro futuro, este es el destino. Las naciones del mundo están en problemas pero el Reino de Dios va más allá y nosotros estamos en el Reino de Dios y que Dios los bendiga.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato