Sandra Barbieri: Es curioso como Dios trabaja

A propósito de Testimonios
[]

Es curioso como Dios trabaja, y se mueve. Esto es algo acerca de mi Dios que nunca deja de sorprenderme.

Trabajo en la sala de emergencia de un hospital. Como es de esperarse ahí se ven muchas cosas. Cada paciente que llega trae su drama. Y cada uno de los que trabajamos allí vivimos el nuestro. Muy inteligentes fueron los que inventaron los “reality shows.” Pues pueden llevar al público por medio de la televisión el drama real, palpable que viven los seres humanos en diferentes áreas de la vida. El viernes pasado vino a la sala de Emergencia una joven que lloraba inconsolablemente. Tuve que entrar en contacto con ella, para extraerle sangre. Pero antes de hacer esto tenía que calmarla y hacerle sentirse cómoda. Sabía que para lograr esto tendría, primero que nada escuchar su drama. La joven mujer venía con riesgo de suicidio. Empezó a contarme entre sollozos que hacía poco había estado embarazada y que su novio le había pedido que se hiciera un aborto. Según el, esto les permitiría tener más tiempo para preparar la boda con más calma. Me contó que después de pensarlo una y otra vez ella accedió y se hizo el aborto. Después de hacerlo, el novio se desapareció. Desde ese momento, me siguió diciendo, se ha sentido usada y rebajada. En su interior sólo hay un inmenso vacío. Está llena de dolor, frustración y remordimiento y se siente incapaz de controlar ese mar de emociones. Fue en este estado que esta joven llegó a la sección de siquiatría buscando alivio para su tormento. Después de escucharla y de repetirle varias veces, “Te entiendo…Te comprendo…” le dije: “Te voy a contar mi historia. Creo que fue mucho más dramática y aún más cruel que la tuya.” Ella abrió los ojos y se preparó para escucharme.

“Hace aproximadamente 18 años estaba yo casada con un apuesto joven italiano. Parecía extraído de una película de Hollywood. Tenía yo mis dos niñas bien pequeñas y como es de esperarse me embaracé. Me sentía lograda como mujer, madre y esposa. Pensaba:”esta criatura va a conectarnos como matrimonio y como familia“.
Cuando le dí la noticia a mi esposo, muy contenta, a él le pareció como si le hubiera caído un balde de agua fría. “¡No! ¡No! ¡No!” exclamó. “¡Si mi abuelo se entera (quien era un señor muy rico y dueño de varios edificios en la ciudad de Nueva York) me va a desheredar!" Nos habíamos casado a ocultas de su familia. Yo por mi parte le insistía: “¡Pero amor, mira cómo va hacer de especial este bebé! Nos va a conectar. Las niñas van a estar contentas. ¡Seremos una familia!” Sólo recibí de el un “no” rotundo, Y me dijo que eso tenía que desaparecer de mi vientre. Seguimos argumentando por un par de semanas, hasta que un sábado me dijo, “Vamos a Queens que hay una clínica allí.” Me subió en su Lincoln Continental y me llevó como oveja al matadero. Recuerdo las personas afuera con letreros anti-aborto. Recuerdo que era en un segundo piso. Recuerdo que yo bajaba las escaleras huyendo y él venia y me atrapaba y me subía de vuelta casi a empujones. Me llevó a deshacerme de esa preciosa compañía que llevaba dentro.

Quedé desecha y presa de todo tipo de sentimientos que embargaron mi alma. De la misma forma como fue despegado y desgarrado ese ser dentro de mí, así se desgarró todo el apego y aprecio por ese hombre que se hacia llamar “esposo”. Desde ese momento lo aborrecí con todas las fuerzas de mí ser. Y fue así con esa destrucción de una vida como también se destruyó nuestro matrimonio".

La joven se quedó perpleja con mi historia. Sus lágrimas cesaron. Y me abrazó. Le dije: “Aquí nadie te puede ayudar. Tienes que pedir ayuda a Dios. El se encargará de recoger tus pedazos y de restaurar tu alma” Ella sonrió. Me miró y le dije “Mírame a mí. ¡Aún estoy aquí!” En ese momento pensé: Señor por eso es que tengo tanta pasión por ti. Porque cuando esto pasó en mi vida yo aún no te conocía y sin embargo tu tuviste cuidado de mí. En ese momento me di cuenta que era yo sana de esto. Y tuve la confirmación en la predicación del domingo en mi iglesia sobre el tema del aborto. Al escuchar al pastor invitado hablar de este tema tan difícil recordé la conversación en la sala de Emergencia. Corroboré mi sanidad porque pude hablarle a una joven necesitada con libertad y con un sentido de propósito. Me di cuenta de que estaba dando por gracia lo que por gracia había recibido, aun sin saberlo.

¡Qué privilegio el haber podido ministrarle a un alma desolada y dejar en ella una marca positiva aún dentro de unas circunstancias totalmente negativas!

He vivido una vida llena de dramas, intensidad e imperfecciones. Pero ahora que vivo en Cristo vivo sin vergüenza y sin auto condenación. Dios en su misericordia usa mi vida hoy día para brillar Su luz sobre otros seres humanos que están como yo estaba. Y mientras tanto yo prosigo a la meta que El tiene para mí. Por la gracia de Dios soy lo que soy hoy y su gracia no ha sido en vano.

Comentarios

 
 

Estimada Sandra, ciertamente el conocimiento y las obras de Dios son insondeables, a cabalidad ciertamente por nosotros los humanos. El salmista dijo que de la manera como estoy maravillosamente hecho me inspiras temor y cuando uno ve ejemplos como esta experiencia tuya queda por sentado que así es. Has podido remontar desde el abismo con la capacidad de dar amor, falta un peldaño más para que tus ojos y tu corazón puedan ver lo mismo. Conoce a Dios, si te paras un momento y piensas en alguien que conozcas y ames y luego piensas y haces una comparación entenderás que te falta conocer a Dios de manera "más exacta". Ten un buen día y sonríe, pues no sabes a quién puede ayudar este gesto.

 
 

que dios te bendiga

 
 

Gloria a DIOS por su misericordia, por hacernos colaboradores de su infinita gracia y amor. DIOS bendiga a estas valientes mujeres de Leon de Juda.

 
 

Muy lindo testimonio. Trabajo con Sandra en el departamento de emergencia, y me siento muy afortunada de tenerla como colega, y amiga. Siempre feliz y llena de amor y felicidad. Cualquiera en el trabajo diria que nunca a sufrido de ninguna manera por su manera de ser, siempre tan feliz, llena de gozo y sobre todo llena de paz. Poco a poco la voy conociendo mejor, y leyendo este bello testimonio, me e fijado que esa paz, felicidad y amor es Dios que vive dentro de su corazon. La ilumina de una forma que no se ve todos los dias, y le ilumina su camino para compatir su paz, felicidad y amor con sus amistades, colegas y especialmente los pacientes que llegan al hospital; desesparados, buscando salida............una solucion.
Al ver una persona tan llena de paz, amor y felicidad, se preguntan: "Que medicamento toma ella?" / "Que doctor la atienda a ella, tan llena de vida?"... y la unica respuesta que ella siempre a dado es:

"Cristo!!!"

 
 

ME DA SATISFACCION QUE PODAMO HABRIRNOS QUE PODAMOS VENTILAR NUESTRO DOLOR PERO LO MAS IMPORTANTE QUE PODAMOS ENSENARLE A OTRAS DONDE ESTA LA SOLUCION EN CRISTO JESUS ESTA LA VIDA ESTA EL PERDON EL ES QUIEN SANA LAS HERIDAS QUE LLEVAMOS EN EL CORAZON.Y DONDE QUIERA QUE LA VIDA EL DIABLO LO QUE SEA NOS QUIERA LLEVAR HAY UNA SALIDA.SOLO TENEMOS QUE VENIR A LOS PIES DEL SENOR PARA QUE EL NOS CAMBIE Y NOS RENUEVE POR SU GRACIA QUE ENCONTRAMOS EN EL. Y TODAS LAS DEBILIDADES Y TODA NUESTRA IMPERFECCION SERA NUESTRO SENOR DESVANECIENDOLAS. SOLO PIDAMOSLE AL SENOR QUE NOS CUBRA, QUE NOS RODEE Y QUE NO SE APARTE DE NOSOTRAS EN ESTE CAMINAR QUE VAMOS, NO FRUSTRARNOS PORQUE ESTO NO ES DE LA NOCHE A LA MANANA ES UN PROCESO,PEDIRLE A DIOS LA FUERZA PARA NO DESMAYAR! SI MIRAMOS DONDE NOS ENCONTRAMOS PARADAS NOS DAREMOS CUENTA QUE NO HEMOS LLEGADO TODABIA PERO NO ESTAMOS ALLA ATRAS DONDE ESTABAMOS! ALELUYA! PROSIGAMOS A LA META!CON CRISTO JESUS!EL CABALLERO DE LA CRUZ!!!

 
 

Hermana Sandra,
Gracias por tener la valentía de compartir su testimonio. Yo también pasé por una situación muy parecida a la tuya.
Yo me casé a los 17 años y me fui a vivir a la ciudad de New York con mi esposo y llena de ilusiones.
A los 19 años di a luz a mi primer hijo y al poco tiempo quedé embarazada otra vez y cuando mi esposo se enteró me llevo en contra de mi voluntad a hacerme un aborto. Por desgracia los anticonceptivos que usaba no me funcionaban y volví a quedar embarazada y el volvió y me obligó y con muchas amenazas me llevó a la clínica y me hicieron el aborto. Yo estaba en NY sola sin familia y sin dinero. Yo también le perdí el amor a mi "esposo" y como pude cogí a mi hijito que solo tenia un año y medio y lo abandoné.
Por la misericordia de Dios me encontré con mi Señor Jesús, o mejor dicho el me encontró a mi. El me perdonó, me sanó mis heridas, levantó mi cabeza y hoy día todo ha quedado atrás porque hoy soy una nueva criatura en Cristo Jesús.
Cuan grande es nuestro Dios! Su misericordia es inmensurable y son nueva cada mañana, El ha cambiado nuestro lamento en baile.
Gracias una vez más por compartir tu testimonio, tu me has dado a mi el ánimo que necesitaba para contar mi historia.

Dios te bendiga

 
 

ESTO SOLO SE PUEDE HACER POR MEDIO DE LA GRACIA Y EL FAVOR DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS,Y POR UN GRAN DESEO INTERNO DE NO PERMITIR QUE LA VIDA Y LAS CIRCUNSTANCIAS TERMINEN ARRUINANDO LO QUE QUEDA DE NOSOTRAS.TRATAR DE SACAR LA PALABRE "LIMITACION"DE NUESTRO VOCABULARIO PUES CUANDO PONEMOS LIMITACIONES DIOS NO NOS PUEDE BENDECIR CON LA INTENSIDAD QUE EL DESEA!RECORDANDOMOS SIEMPRE CADA DIA QUE JESUS HA PAGADO EL PRECIO POR NOSOTRAS COMPLETO,NO SOLO UNA PARTE ENTREGUEMOSLE TODO A EL Y VIVAMOS EN LIBERTAD TOTAL!!!!

 
 

sandra que bonito testimonio,me alegra mucho saber que ha encontrado a Dios y te felicito,escogiste el mejor de los caminos,me da gusto saber que como le da valor a otros atravez del dolor que tu pasaste,lo mejor de todo es saber como el mismo Dios nos prueba en los caminos,yo al igual que tu le entregue mi vida a Cristo y no me averguenzo y le pido todos los dias para que siga tocando el corazon de todos los seres que tanto queremos.gracias prima por ese testimonio siga adelante...que Dios te bendiga..

 
 

Precioso testimonio.
Todos tenemos la misma puerta abierta para entrar a la gracia de Dios, a sus bendiciones, perdón y a todas las maravillas inmaginables que el Señor nos tiene guardado.
Pero esta en Tí hacer la desición de entrar y recibir todo eso.-
"Todas las buenas recompensas tienen un sacrificio."

 
 

Que dios te me bendiga mi querida hermana.

Bueno mi historia es parecida y dolorosa. Cuando tenia 18 anos conocí a un hombre mas o menos de 45 anos en R.D. con hijos ya de 24 anos y no sabia nada, viva solo y había llegado del país totalmente deportado de lo USA y su familia quedo en NY, esta persona duro alrededor de 16 anos preso y de todo esto yo no sabia nada.
yo estaba estudiando en el mejor colegio de ese lugar y estaba en mis últimos anos de secundaria y en el ultimo ano quede embarazada y estaba alegre y triste, me prometio muchas cosas y a la hora de la verdad solo quería desaserse de ese hermoso ser que y un día me invito a su casa y yo estaba muy contenta porque el siempre me demostró que me amaba y yo pensaba que lo amaba.
Cuando entre a la casa allí había una caldera en la estufa con muchas cosas ligadas y me obligo a tomarlo con unas pastillas y luego vomite porque era muy desagradable y Dios no deja a sus hijos desamparado, no el no lo hace. Yo me fui corriendo indignada conmigo misma y el me alcanzo y me llevo a mi casa y me pidió perdón con lagrimas y llanto, el cual nunca fue sierro.
cuando mi madre se dio cuenta ya tenia 6 meses de embarazo y ya sentía moverse a mi bebe y ella me dijo que me daba 3 días para irme, luego ella se apareció con dos tickets para ny yo y mi hermano para donde una tía. Allí di Luz a mi hermoso Nino wow, bello y hermoso que lleno la vida de mis padres y familiares de mucho amor nuestras y felicidad es el nino que mas a viajado y el mas consentido lleno de amor.
luego de varios anos conocí a un hombre lleno de Dios y con un hermoso corazón el cual me enamoro y lleno mi vida de sentido y mucho amor, ohm y también de hijos y todos sanos a la gracia de Dios. nunca mas lo he vuelto a ver y nunca quisiera verlo y ese nino hoy en día tiene 9 anos y es un ninfo sano y hermoso para mi Dios.
Dios es bueno y sabe cuando llega y sabe porque permite cosas que pasan.
Que Dios me la bendiga.

 
 

Querida Sandra,

Tu testimonio me conmueve y una vez mas da prueba de que Dios tiene un proposito en todo lo que hace. El te uso a ti para que le hablaras a esa muchacha que necesitaba escuchar sobre el amor, el cuidado y el perdon de Dios. Que Dios siga usandote en ese hospital para mostrarle a cada pasiente que pase por tus manos cuan grande es su amor y su misericordia. No todos los que conocemos a Dios podemos mostrarle al mundo cuanto el los ama sin apuntarle con un dedo. Sigue adelante en Cristo siendo siempre portadora de su amor.

WWoman

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato