Las sandalias de Jesús

A propósito de Devocional de Mujeres
[]

7 de febrero del 2011 - Por Sandra Pérez

Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. 2 Pedro 3:18

Hace ya muchos años mi esposo y yo regresábamos de visitar a unos amigos. Nuestra hija, que en ese entonces tenía 6 añitos, estaba sentada en el asiento trasero del carro, aparentemente dormida. Mi esposo y yo veníamos conversando de los acontecimientos del día cuando repentinamente nuestra hija grito: “¡Yo vi a Jesús!” Nosotros sorprendidos nos volteamos a mirarla, ella repitió: “Jesús estuvo aquí, sentado en el carro”. Mi esposo y yo nos pusimos a conversar con ella y le pedimos que nos contara los detalles del sueño que había tenido. A lo que ella nos contestó: “No, yo no me soñé. Yo lo vi. El estuvo aquí en el carro” “¿Y cómo tú sabes que era Jesús?”, le pregunté. “Porque yo vi sus pies. El tenía sandalias puestas”, contestó ella con total seguridad.

¿Podemos nosotros reconocer al Señor así con la certeza y convicción que mi hija lo reconoció a pesar de su corta edad?

Muchas veces nos pasamos tan ocupadas que se nos pasan los días y no apartamos tiempo para acercarnos a los pies del Señor, no solo para dejar nuestras cargas a sus pies, sino también para oír su voz. Cuando creemos que todo anda bien cometemos el error de descuidar la comunión con El que nos mantiene espiritualmente saludables. Y no es hasta que nos confrontamos con la prueba que caemos rendidas ante Jesús. Entonces sí deseamos ver las sandalias en sus pies.

Propongámonos de hoy en adelante conocerle mejor. Quizás al principio nos cueste forjarnos el hábito de buscarle diariamente en oración y lectura de Su Palabra, pero al hacerlo vamos a recibir una gran recompensa. Los beneficios van a ser magníficos. Imagínense hablar todos los días con el Rey de Reyes y Señor de Señores. Imagínense conocerle más cada día a través de su Palabra. ¡Qué privilegio!

En la Epístola de Santiago 4:8 dice: “Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros”
Amadas, acerquémonos a Dios para que le conozcamos mejor. El nos anhela celosamente (Santiago 4:5). Si sinceramente deseamos reconocerle y poder decir con certeza “Este es mi Señor Jesús que me está hablando, que me está guiando, que me está corrigiendo, que está sentado junto a mí, que camina conmigo” tenemos que rendirnos a Sus pies. Será entonces que cada una podrá anunciar con la misma convicción y deleite de mi hija: “Yo ví a Jesús”.

Comentarios

 
 

DIOS NOS AH ENVIANDO SU UNICO HIJO PARA SALVAR EL MUNDO, YO CREO QUE FUE MUCHO MARAVILOSO PARA TI Y TU ESPOSSO ESTA VISION DE TU HIJA, MISMO PORQUE SABEMOS EL REINO DE DIOS ES PERFECTO PARA LOS NIÑOS,CUANDO JESUS DIJE SEAN NIÑOS, POR TANTO YO LOS DIJO EN TONCES BAMOS CONTINUAR SIENDO NIÑOS EN EL CORAZON DE NUESTRO AMADO JESUCRISTO, AMÉN, DIOS LOS BENDIGAS.

 
 

AMEN! :D q lindas palabras.. Bendiciones para todos

 
 

QUE LINDO EN VERDAD ES ESTAR EN SU PRESENCIA CONOCERLO Y SABER TODO SOBRE EL TENER UNA COMUNION INTIMA CON EL DUEÑO DE NUESTRAS VIDAS ES LO MEJOR..
DIOS LOS BENDIGA..

 
 

linda enseñanza me gusta mucho tiene razón no debemos descuidar nuestra oración diariamente.
soy de ecuador . galápagos bendiciones

 
 

Bendiciones abundantes!!!la Fe es un regalo maravilloso...seguramente tu sembraste en tu hijita ese don tan grande!!!Gloria a Dios!!!
...Dichoso el que cree sin haber visto!!!que Palabra mas fortalecedora!gracias!

 
 

esto me ha llegado en el momento exacto cuando mi fe tiene que ser fortalecida

 
 

que dios vendiga anuestros pastores ya que soy unapersona que me gusta visitar esta pagina

 
 

Hi!
Dios les Bendiga amados hermanos. ustedes han sido de gran bedicion en mi diario caminar. aveces les confieso que he estado tirada en el suelo. y tenido que recordar a travez de ustedes que el dejo en mi una palabra de esperanza y he tenido literalmente que pegarme a ella para sostenerme y caminar. aleluya gloria al rey de reyes amen.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato