Avivamiento y llamado a la ciudad

A propósito de Iglesia del Siglo 21

Parte 12 - [22 de febrero 2009] Cuando León de Judá se mudó a su nueva localidad en la ciudad de Cambridge en 1982, pasó a un elegante vecindario de clase media, tranquilo y residencial, insertado cómodamente entre los campos de tres grandes centros de educación superior—Harvard University, Boston University y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Allí permanecimos durante quince años, adquiriendo experiencia y solidez como congregación. Dios me llamó al ministerio en 1984 mientras asistía a León de Judá, entonces conocida como Iglesia Bautista Central. En ese tiempo, cursaba estudios doctorales en la Universidad de Harvard, en el departamento de lenguas y literatura romances.

Debo admitir que durante la mayor parte de mi vida como estudiante, jamás pensé que un día terminaría como pastor evangélico. Cuando nuestro pastor fundador tuvo que retirarse de la obra apenas un par de años después de fundarla, me quedé ayudando a la pequeña congregación como laico activo. Poco tiempo después, a través de una serie de intervenciones providenciales, terminé aceptando la invitación de la iglesia a convertirme en su segundo pastor.

Durante esos años de estadía en Cambridge, Dios nos llevó a través de un intenso proceso de renovación espiritual, pasando de ser una iglesia bastante tradicional en nuestra teología y estilo de adoración, a convertirnos en una comunidad abierta a los dones y manifestaciones del Espíritu. Ese proceso comenzó primeramente en mí por el año 1989, y luego fue transfiriéndose al resto de la congregación a medida que yo iba compartiendo mi propia jornada de renovación espiritual a través de mis sermones y enseñanzas. Lo que Dios ha hecho en nuestras vidas tanto al nivel colectivo como individual desde entonces no es nada menos que maravilloso, y me ha convencido más allá de cualquier duda que la búsqueda de la llenura del Espíritu Santo es la voluntad de Dios para todo creyente y toda comunidad cristiana.

Nuestra iglesia nunca fue una comunidad estéril o muerta espiritualmente. Dios siempre nos bendijo con su dulce presencia y respaldo aun antes de iniciarnos en el mover carismático. No pretendo sugerir en ningún momento que no haya buena vida espiritual fuera del pentecostalismo. Amo y respeto en extremo a congregaciones evangélicas que no se suscriben a la teología pentecostal, y que aun así Dios usa en maneras poderosas para bendecir a sus feligreses y comunidades. Muchas de esas iglesias, hay que admitir, frecuentemente son más fructíferas y duraderas que otras que se afilian con la teología pentecostal. Sería exagerado decir que pasamos de muerte a vida como congregación meramente por adoptar la teología pentecostal como plataforma para nuestro ministerio.

Habiendo aclarado esto, sin embargo, puedo decir que esa apertura a una manifestación más libre de la energía del Espíritu constituye el antes y el después de mi vida como pastor así como de la iglesia que pastoreo. La adopción de una mentalidad carismática, con los cambios radicales que introdujo a nuestra vida congregacional, nos lanzó a un nuevo nivel de poder y efectividad en el ministerio. Los dones y las capacidades que ya teníamos comenzaron a operar con mayor unción e intensidad. La vida de nuestra iglesia, bastante sana y sólida de por sí, adquirió una nueva vibración y profundidad.

Todavía recuerdo con nostalgia y entusiasmo esos primeros días en que abandonamos el hermoso órgano construido en el siglo diecinueve por un ilustre artesano, y lo reemplazamos con un teclado electrónico, guitarra eléctrica, bajo y batería. Introducimos un grupo de alabanza; dedicamos más tiempo a la adoración y a la búsqueda del Espíritu. Comenzamos a animar a la congregación a ser más expresiva, a levantar las manos y adorar espontáneamente, aun a danzar. Invitamos a la gente a pasar al frente y recibir ministración e imposición de manos.

Como resultado de esa nueva dinámica del Espíritu que iniciamos, y a la cual le permitimos entrada, nuestros cultos se tornaron más excitantes e impredecibles. Comenzaron a darse manifestaciones inesperadas del Espíritu. En ocasiones, gente cayó al piso, tocadas por el poder de Dios. Personas oprimidas por espíritus manifestaban su condición y eran liberadas. Soberanamente, Dios comenzó a traer gente a nuestra iglesia con experiencia en el mover del Espíritu, las cuales nos instruyeron y animaron a seguir adelante en ese propósito de integrar nuestro programa y estructuras de gobierno a esa nueva visión espiritual que habíamos adoptado. Algunas de estas personas eran de extracción social humilde y con no mucha educación formal, pero conocían la experiencia del bautismo del Espíritu Santo. Dios las usó para guiarme en mis primeras exploraciones en las misteriosas aguas del ministerio pentecostal.

Dios usa a veces lo humilde y poco prometedor para instruir a los doctos. De esa manera, la gloria redunda sólo para Él, y nadie puede jactarse. Recuerdo el pasaje bíblico en que Priscila y Aquila, una humilde pareja misionera, fueron usados por Dios para instruir más a fondo en el mover del Espíritu al erudito Apolos. Este era un siervo fervoroso y efectivo, altamente educado, pero alguna ausencia en su predicación y ministerio notaron estos experimentados siervos de Dios que los motivó a llamarlo aparte discretamente y exponerle “más exactamente el camino de Dios” (Hch 18:24-28). Por el texto resulta claro que lo que le faltaba al entusiasta Apolos era la llenura del Espíritu Santo, pues aquí se alude al hecho de que “sólo conocía el bautismo de Juan”, a diferencia del bautismo de fuego y del Espíritu Santo con que bautizaba Jesús (véase Hch 19:1-7).

Después de ser ministrado por estos humildes pero poderosos siervos del Señor, Apolos continuó a desarrollar un ministerio tremendamente efectivo, tanto así que tiempo después algunos discípulos lo consideraban más efectivo y ungido que el mismo apóstol Pablo (véase I Cor 1:11-12). En Lucas 11:13 el Señor pregunta retóricamente: “Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”El caso es que cuando nos humillamos y disponemos a buscar la plenitud de la vida en el Espíritu, Dios siempre nos encuentra a mitad del camino, y se asegura de que recibamos todos los recursos e instrucción necesarios para saciar nuestra sed.

El temor que sienten muchos creyentes e iglesias de entrar a explorar el mover activo del Espíritu Santo en sus vidas no tiene base en las Escrituras. Muchos temen perderse en la telaraña de los extremismos o el error teológico. Dios nos promete, sin embargo, que nos dará exactamente lo que necesitamos: poder para testificar y servir; recursos para la ardua jornada de la vida cristiana; la energía necesaria para ejecutar todo lo que el Señor nos a encomendado que hagamos.

Comentarios

 
 

por sus obras los conocereis...dice el sr. y por sus obras ,hnos. espiritu de dios mediante edifico mi vida y la vida d mis vecinos,las d mis hnos. en la congregacion y las d mis afectos d corazon buen dispuesto a recibir la cerdad q nos hace dia a dia libres...cada sermon y su discernimiento despierta nuevas esperanzas a este mundo tan vapuleado y engañado por el enemigo,gracias x su esfuerzo y la paz y fortaleza del ntro. sr. jesucristo guie y precalezca en cuestro camino...

 
 

Realmente,...es mas que una ...BENDICIÓN,
el recibir de parte de nuestro SEÑOR el material que a menudo los usa a Uds,para que nos lo envien a traves de este medio, el cual yo ya no lo llamaría así "1/2" sino que es un todo.
y lo bueno es concebir y sentir que es para la Gloria y Honra de Él,..Nuestro Papito DIOS.
Gracias por siempre estar proveyendonos de vuestras predicas y sermones Y por estos tremendos Hermanos y poderozos hombres de Dios.
Material que sin lugar a dudas son de vital importancia para afirmar nuestro conocimiento de la palabra de Dios.
Nos hace tanto bien hermanos que Uds, no se hacen una idea,
es maravilloso ver y sentir como a traves del pulpito de mi empresa que es el mostrador de la Ofina regamos de la Palabra a cuanto cliente o provedor o Empresario se allega pués el SEÑOR los manda no solo a hacer negocio, "( yo sé que los manda Mi Papito para que les hable de El").
Y vuestro material , sepanlo se multiplica exponencialmente, pues a muchos se les imprime a otros se les muestra en nuestra pantalla, mas a otros se les habla, se les explica se les dicipula y a los pocos días vienen por mas, GLORIA DIOS... y gracias SEÑOR por usarnosy gracias SEÑOR por vuestra VOLUNTAD,por vuestro esfuerzo,dedicación, Amor a vuestro Ministerio,y al projimo y también por vuestra obedediencia, la que se refleja al ejecutar esta tarea.
Hermanos Damos gracias DIOS por vuestras vidas y por permitirnos conocernos, reciban en el nombre de Jesus nuestros mas sinceros cariños y reconocimiento a vuestra tarea, la que hace que que fluya en nuestras vidas como rios de agua VIVA, alimentandonos , fortaleciendonos,bendiciendo nuestro ser y el de quienes amamos, haciendonos antorcha en el camino.
Gracias,gracias, gracias y que mi Padre Celestial les continue Bendiciendo tan rica y sobreabundantemente como prospera vuestra AMOR y Fe en el.
Hasta pronto
Hno Jorge desde Republica Oriental del URUGUAY (ROU´S)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato