Una Cita con Cristo : Proverbios 3 (Parte 2)

 

En esta ocasión continuamos con nuestro estudio del tercer Capítulo del Libro de Proverbios, un libro dedicado al tema de la sabiduría. En nuestro último mensaje meditamos sobre los primeros versículos de ese Capítulo 3, los cuales quiero leer de nuevo a manera de refrescar nuestra memoria.

Dice allí la palabra del Señor: “Hijo mío, no te olvides de mi ley y tu corazón guarde mis mandamientos, porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad. Átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres. Fíate de Jehová de todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y El enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión, teme a Jehová y apártate del mal porque será medicina a tu cuerpo y refrigerio para tus huesos.”

Qué hermosos y prácticos consejos encierra esta palabra del Señor. En nuestra última meditación hablábamos acerca del hecho de que la palabra de Dios debemos atesorarla, debemos valorarla, debemos considerarla lo que es: palabra que viene directamente de la mente y de la boca de Dios. Y por lo tanto esa palabra tiene poder para transformar nuestras vidas, si las recibimos en fe y si creemos en nuestro corazón que ha sido dejada por Dios para guiarnos en el camino de la vida y para mostrarnos cómo debemos acercarnos a El y relacionarnos con El. Se requiere fe de parte del hombre o la mujer que se acerca a la palabra de Dios, es esa fe la que activa el poder y la vida que la palabra de Dios encierra.

Usted recordará que citábamos lo que dice la Biblia que la palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir las coyunturas y los huesos y divide la carne del espíritu. Y dice la Biblia que no hay ninguna cosa creada que esté oculta ante el escrutinio de la palabra de Dios. Es algo poderosos la Biblia. Yo he tenido el privilegio de leer muchos libros a través de mi vida, he leído libros de ciencias, de literatura, de sociología, de filosofía, de historia, de política, pero con toda convicción puedo decirles que nunca he encontrado un libro que encierre más sabiduría y más conocimiento práctico que la Biblia, la palabra del Señor. La Biblia está compuesta de 66 libros escritos durante un período de varios miles de años, escritos por hombres que muchos de ellos no se conocieron entre sí, y sin embargo encierra una gran coherencia, una gran unidad. Tiene conceptos tan sublimes que es imposible que se le hubieran ocurrido a un hombre, simplemente pensando racionalmente. La Biblia ha sido escudriñada por grandes sabios, incluso muchos intelectuales que han querido desaprobar sus reclamos de ser la palabra de Dios y siempre ha salido invicta.

Muchos de los grandes descubrimientos arqueológicos que se han hecho en los últimos años con las últimas herramientas de la ciencia, lo que han hecho es comprobar que los datos y los hechos históricos que la Biblia registra son fidedignos, son verdaderos, y son fieles a la realidad histórica. La Biblia es un libro confiable, nunca he conocido a alguien que base su vida, su conducta sobre la palabra de Dios que se arrepienta de haberlo hecho. Cuando nosotros confiamos en la palabra del Señor y fundamos nuestra vida en sus consejos y en sus mandamientos, esa palabra se muestra una y otra vez fiel.

Por eso yo, si tuviera que escoger un solo libro con el cual quedarme, me quedaría con la Biblia. Si yo tuviera que estar en una isla desierta y me dijeran qué libro tu quieres tener contigo por el resto de tus días en esa isla desierta, sin titubear yo diría: consíganme una Biblia, porque con esa palabra de Dios, yo tengo allí consuelo, tengo consejo, tengo fuente de enseñanza y con esa palabra a través de un milagro de Dios, yo puedo inclusive salir de esa isla desierta y encontrar mi camino una vez más. La Biblia es un libro vivo. El espíritu de Dios palpita dentro de sus páginas y sus enseñanzas son enseñanzas que pueden ser utilizadas por la gente más sabia, así como por la gente más humilde, por el iletrado así como por la persona con un doctorado, por el hombre o por la mujer, por el niño, por el joven, por el adulto o por el anciano, por aquel que tiene mucho dinero o por aquel que no tiene un solo centavo. La Biblia es una fuente de milagros. Por medio de la Biblia, la palabra de Dios, tu te puedes poner en contacto con el mismo poder que creó el universo. La palabra del Señor dice “no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Y ciertamente esta Escritura, esta maravillosa Escritura que se llama la Biblia encierra los misterios más profundos y por medio de ella nosotros podemos venir a ser partícipes de la sabiduría misma del Señor. Pero se requiere de nuevo de esa fe, esa convicción, esa confianza de que por medio de ella , nosotros tenemos acceso a la mente del Señor.

El escritor de Proverbios en otro pasaje también dice: “Hijo mío si recibieres mis palabra y mis mandamientos guardares dentro de ti, haciendo estar atento tu oído a la sabiduría, si inclinares tu corazón a la prudencia, si clamares a la inteligencia y a la prudencia dieres tu voz, si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, entonces entenderás el temor de Jehová y hallarás el conocimiento de Dios porque Jehová da la sabiduría y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. El provee de sana sabiduría a los rectos y es escudo a los que caminan rectamente”.

Oh tu que me escuchas en este día, yo quiere llamarte a llegar a una postura de amar y respetar y estudiar y escudriñar la palabra del Señor. No subestimes la importancia de conocer la Biblia. Hoy ese libro es tan abundante que donde quiera podemos encontrar un ejemplar de la Biblia. Muchos de nosotros la hemos subestimado y como está tan accesible ya ni siquiera le ponemos atención. Hay gente que va a las iglesias todos los domingos y sin embargo no tienen un ejemplar de la Biblia en sus casas, y si lo tienen nunca lo abren. A veces supersticiosamente lo tienen abierto al salmo 23 en la sala de su casa, pero nunca se han molestado en ojear sus páginas y escudriñar sus enseñanzas. Yo digo que el que desprecia la palabra de Dios, el que subestima su profundidad y su riqueza es peor que una bestia, porque solo a través de la palabra del Señor podemos encontrar el entendimiento que necesita nuestra vida.

No es posible ser sabio a parte de la palabra del Señor, de hecho la Biblia misma dice que el principio de la sabiduría es el temor de Dios. Y cómo vamos nosotros a saber exactamente cómo temerle a Dios, cómo respetar sus mandamientos, cómo servirle, cómo agradarle sino es por medio de su revelación que la ha dejado a través de la escritura.

Yo te pido, tu que me escuchas, que comiences un idilio con la palabra del Señor, comienza a escudriñar la Biblia, comienza y pídele a Dios que te de sabiduría. La Biblia es un libro profundo que tiene sus misterios y que tenemos que aprender cómo interpretarla. Pero por medio del contacto con hombres y mujeres que la han estudiado y que la han escudriñado, tu también puedes llegar a entenderla, pues la palabra de Dios aunque es tan profunda es también accesible a la mente más sencilla. Yo conozco gente que apenas sabe leer y escribir, sin embargo tienen la sabiduría de filósofos porque han aprendido a interpretar la palabra del Señor. Nadie puede acercarse a la palabra de Dios con humildad, con sencillez de corazón y con fe, que no aprenda con el tiempo a conocer y a navegar con inteligencia esa palabra del Señor, pues Dios la ha hecho de manera que puede satisfacer las inquietudes de la persona más profunda, así como también de la persona más sencilla. Todo lo que se requiere en un deseo, un anhelo de conocer esta palabra y de buscar sus verdades.

Yo espero que el espíritu santo te inquiete de hoy en adelante a llegar a ser un conocedor de la palabra del Señor. Que Dios te bendiga y que su iluminación llegue a tu espíritu y que puedas convertirte en un estudiante de la palabra del Señor. Hasta la próxima, me despido de ti.

Comentarios

 
 

deseo que me envien a mi E MAIL EL AUDIO DE UNA CITA CON CRISTO DE PROVERBIOS TRES .BENDICIONES A TODOS .

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato