Una Cita con Cristo : La Parabola del Sembrador (Mateo 13:1) Parte 2

 

Yo quiero que esta palabra caiga en tu corazón y que entre en lo más profundo de tu ser. La palabra de Dios es viva, es eficaz. La palabra de Dios llega a nuestros corazones para llenar nuestra vida de bendición, de prosperidad, de salud, de esperanza, de gozo, y yo deseo mi hermano, mi hermana, que me escuchas, m amigo que estas interesado en las cosas de Dios, que esta palabra bendiga en una forma muy poderosa tu vida. Los que nos escucharon en la sesión anterior recordarán que hablamos acerca de la parábola del sembrador. Apenas comenzamos a exponer esta maravillosa palabra y vimos que el Señor Jesucristo relató en una especie de simbolismo la historia de un sembrador que sale y que lanza su semilla, como hacen los sembradores.

Decíamos que sembrador es todo creyente, todo cristiano que tiene un testimonio de haber conocido a Jesucristo en su corazón y que quiere compartir esa palabra de vida con otros que no conocen a Jesús. Nosotros todos somos llamados a ser sembradores, y dice la Palabra aquí que el sembrador sale a sembrar y mientras sembraba tiró su semilla.

Hablamos de la semilla como el mensaje de salvación, el mensaje de buenas nuevas que Cristo Jesús vino al mundo, murió por nosotros en una cruz, para pagar el precio de nuestros pecados y que al nosotros abrir nuestro corazón a Jesucristo, creer en El como el hijo de Dios, creer en El como el puente entre nosotros y Dios, creer en El como el reconciliador por excelencia, creer en El como aquel que hace posible que nosotros tengamos paz con Dios y que El es como El mismo dijo, el camino, la verdad y la vida y que nadie viene al Padre si no es por El. Al nosotros creer esto, recibirlo en nuestro corazón, tenemos paz para con Dios.

Esta es la semilla, la preciosa semilla del Evangelio y esta es la semilla que lanzan continuamente a diferentes tierras humanas los pastores, los predicadores, los hombres y mujeres que aman a Jesucristo y que comparten el Evangelio diariamente en los diferentes ámbitos de su vida.

Dice aquí que al tirar su semilla el sembrador parte de esta semilla cayó junto al camino y vinieron las aves y la comieron. Este es el primer tipo de persona que el Señor señala que recibe el Evangelio. Entendamos que cada una de estas tierras en las cuales caen las semillas representan un tipo de persona, un tipo de corazón podríamos decir, o un tipo de actitud hacia el Evangelio o un tipo de comportamiento que sigue a la recepción, al recibir la predicación del Evangelio. Y aquí el Señor dice que parte de la semilla cayó junto al camino y vinieron las aves y la comieron.

Más adelante el Señor explica que este tipo de tierra es equivalente a cuando alguno oye la palabra del Reino y no la entiende, sino que viene el malo, es decir Satanás y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este, dice el Señor, es el que fue sembrado junto al camino. Qué tipo de persona representa, la persona que cuando le predica el evangelio es como si la semilla se tirara junto al camino? Personalmente yo creo que esta persona equivale al individuo que cuando recibe la palabra del Evangelio la recibe en una forma superficial y llana y no le da la atención ni la importancia que esta maravillosa palabra del Evangelio merece.

Muchas veces yo he encontrado cuando predico el Evangelio, que hay personas que como que nunca les amanece en la mente, la importancia de lo que están escuchando. Para ellos el Evangelio es una cuestión totalmente secundaria o de tercera importancia. Están tan metidos en las cosas de la vida y están tan desinteresados en las cosas espirituales, porque simplemente no tienen profundidad espiritual, que la palabra del Evangelio les rebota del corazón y de la mente. Para ellos la religión es simplemente algo puramente casual. Simplemente es una cuestión social. Muchas de estas personas a veces, inclusive, hasta tienen apariencia de ser religiosos, pero en realidad en lo profundo de su corazón no le dan la importancia a la vida cristiana que se merece.

El Señor dice que esa semilla cayó junto al camino, y es interesante esta comparación del Señor que es una semilla que cae junto al camino y que vienen las aves y se la comen enseguida. Es decir, el camino para mi representa el lugar donde la gente va y viene y es el lugar donde está el mundo, donde hay comercio, donde hay entrar y salir. El camino no se hizo para que la semilla fuera plantada. En general la semilla tiene que ser plantada donde la gente no trafica, donde no hay pasos que van a pisotear las semillas, sino que las semillas van a tener tiempo para ir hondo en la tierra y tener toda la libertad que necesita para que se de el proceso natural de crecimiento.

Yo creo que esa imagen del camino es muy importante porque hay personas que tienen una mente tan acelerada, tienen tantas cosas pasando por su cabeza, que cuando el Evangelio viene, no se detienen a considerar su importancia. Simplemente lo ven como una tontería, como algo para gente fanática, para gente religiosa y beata, pero no le dan la importancia que el Evangelio merece.

Yo quiero decirte, mi hermano, que me escuchas, mi amigo que me escuchas, no hay nada más importante que la palabra de Dios. No hay nada de este mundo que merezca tu atención como la palabra de Dios. Cuando tu escuches la palabra de Dios como lo estás haciendo ahora mismo la conducta correcta, la actitud correcta es de tomar esa palabra, recibirla con entusiasmo, recibirla con celo, con atención, entendiendo la gran importancia de los que estás recibiendo.

El Evangelio es un asunto de vida o muerte. El Evangelio es el mensaje más importante que tu puedas escuchar. De hecho tiene que ver con asuntos de eternidad. No es ni siquiera algo de este mundo, es mucho mas importante que: con quien te vas a casar? O que casa vas a comprar? O qué profesión has escogido? O en qué ciudad vas a vivir? Qué amistades vas a tener? El asunto de Cristo Jesús tiene que ver con tu destino eterno. Es la cosa más importante que tu puedas considerar, y por lo tanto tienes que detenerte a escuchar la palabra del Evangelio. Tienes que pedirle al Señor que te de sabiduría para considerar en lo profundo de tu corazón las cosas espirituales.

No seas como esa tierra superficial que la semilla del Evangelio cae en ella y simplemente está a la deriva, está expuesta completamente para que vengan otras cosas, otras preocupaciones, otros asuntos y las rebaten y que el Evangelio se convierta simplemente en una voz más, una cosa más, una mercancía más en el camino de la vida. Si tu tienes la actitud correcta cuando tu recibas el llamado de Dios, tu vas a poner tus ojos fijos, vas a abrir tus oídos, te vas a poner en condición de alerta, vas a asegurarte que esa semilla de Dios caiga en lo profundo de tu corazón, vas a asegurarte de que ninguna otra voz, ninguna otras preocupación del mundo y sobre todo Satanás, puedan venir y arrancarte esa semilla. Porque el diablo va a querer que tu hagas eso, que tu dejes la semilla allí en la superficie de tu mente para el poder venir y arrancarla con facilidad. Cuando recibas la palabra del Evangelio éntrala en lo profundo de tu corazón.

Dile al Señor: Señor, yo entiendo que esta palabra es importante, yo entiendo que se trata de un asunto de vida o muerte. Yo le voy a dar atención a las cosas espirituales, yo voy a fijar la mirada en Jesucristo. Tu has dicho que si el hijo del hombre fuere levantado, todos los que miraren hacia El con atención serán salvos.

Yo te animo en el nombre de Jesús a no ser un camino donde la semilla caiga y sea fácil para el diablo arrebatarla, porque el quiere que tu te pierdas y que te vayas al infierno por toda la eternidad. Se un oidor cuidadoso, se un oidor atento y entra esa palabra en lo hondo de tu corazón y dale tu vida a Cristo Jesús. Solo así te asegurarás de que tengas una vida eterna en paz con Dios, disfrutando de la presencia de tu Padre celestial en el Reino de los Cielos. Que el Señor te bendiga y ojalá que tu seas hoy un receptor cuidadoso de la preciosa semilla del Evangelio.

Comentarios

 
 

hola ..hermano roberto..mi nombre es ..myriam carrion misionera del senor,me converti en el ano 1988 iglesia cristo es el rey..pastor luis aponte..estoy en santo domingo..la razon de este mensaje..es para saber si ud es el mismo q hiba muchos domingos a predicarnos a nosotros como invitado, que dios lo bendiga....

 
 

Gracias mi hermano por esa preciosa palabra tenia una tarea que responder pero con este mensaje quedo claramente en mi mente y en mi corazon lo que nececitaba, aveces son tantas las circunstancias que vivimos que dejamos la palabra de Dios solo en nuestro pensamiento pero no dejamosque penetre y se haga rema en nuestro corazon, cuan importante es la palabra de Dios........y aveces no la aprovechamos.
que Dios lo siga bendiciendo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato