Seminario (Parte 2) : Reflexión sobre la excelencia pastoral

 
  • Presenter: Seminario 'Excelencia Pastoral'
  • Fecha: December 2, 2006
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Una reflexión sobre: Qué es un ministerio excelente, qué es un ministro excelente, cuáles criterios o características definen la excelencia?

TRANSCIPCION - PARTE 2 (leer PARTE 1)

Pero, mientras escuchaba a mis hermanos, se me ocurrió un primer atentado así de definición a nivel genérico, porque yo creo que el ministerio excelente, más que se define, se debe describir en término de sus características, y en eso me suscribo a la metodología del Apóstol Pablo tratando de definir qué es el amor. Más bien él termina describiéndolo: el amor es benigno, es sufrido, no se jacta, no se envanece, etc. etc. Yo creo que el ministerio más bien se describe más que se define.

Pero, pensé en la visión de nuestra iglesia que tenemos escrita a la entrada de la congregación y ahí yo creo que un sentido lo que hicimos fue verter en palabra lo que era nuestro sentido de excelencia como ministerio, lo que nosotros perseguimos como iglesia, y podría ser un primer esfuerzo en esa dirección. Y lo voy a leer, dice nuestra visión como León de Judá, dice: “ser una iglesia ejemplar que modele los mejores valores de la palabra de Dios fundamentada en los dones y el fruto del Espíritu Santo, mostrando excelencia en evangelismo, involucramiento comunitario, administración y capacitación de sus miembros para ser siervos efectivos de Jesucristo”.

Podríamos desglosar muchos de los términos claves de esa definición y ahí tendríamos yo creo, un buen esfuerzo por definir lo que es ministerio. Pero lo dejo ahí simplemente como una definición más amplia y voy a entrar así, específicamente en algunos puntos de qué define por ejemplo un ministro excelente.

Yo creo que el hermano Alvin Padilla y todos en realidad ya han tocado todas estas cosas, lo que voy a hacer más bien es como matizar y añadir mi propia perspectiva. Pero una de las cosas que yo diría de un ministro excelente es una persona que está en perpetuo estado de crecimiento, perpetuo crecimiento.

Alvin tocó sobre todo el aspecto académico, de estudio, pero yo se que él quería decir mucho más que eso y quizás hasta lo tocó. Yo veo que una persona, un ministro excelente está en continuo estado de desarrollo. Cuando yo digo eso veo una flecha viajando en el firmamento perpetuamente hacia un blanco que ni se ve de tan lejos que está, y la flecha nunca llegará a su blanco. Así debe ser el siervo, la sierva de Dios, siempre creciendo, siempre desarrollándose, siempre buscando un nivel superior de desarrollo, sea en el nivel de dominio personal y de desarrollo de su carácter, superación de defectos, crecimiento de su conocimiento ministerial, relaciones con sus feligreses, con sus colegas, hijos, familia, etc.

Es decir, es una búsqueda continua de perfeccionamiento, de superación personal, de llegar a ser cada vez más y más como Jesucristo y de nunca pensar ya llegué. En todo aquello que define excelencia, la sierva de Dios, el siervo de Dios está siempre buscando cómo puedo mejorar, cómo puedo quitarle un pedacito más a esa estatua de mármol que está siendo construida y cómo puedo llevarla a que refleje más y más la configuración precisa de Jesucristo, que es el modelo por excelencia. Así que perpetuo crecimiento.

Número dos: yo creo que un ministro excelente es una persona que posee una espiritualidad vital, una espiritualidad vital. El ministro, la sierva de Dios sirva de la abundancia de energía espiritual y de la presencia del Espíritu Santo en él o en ella. Nosotros servimos inclusive del exceso, yo creo, de energía espiritual en nosotros.

Hay una energía que necesitamos para nuestro propio consumo, para simplemente procesar los eventos de la vida, las necesidades de la vida. Y de ese exceso que Dios nos da por medio de la cercanía, de ese permaneced en mi y yo en vosotros, de Jesucristo, surge entonces un exceso que nosotros compartimos con los demás y que contagiamos a los demás.

Yo creo mucho que el ministerio se da más por contagio e impartición de vida que por explicación o enseñanza intelectual, académica. Así que se requiere una espiritualidad vital, un estar anclado en Jesús vinculado en Cristo, vinculado en la palabra, una vida devocional continua, disciplinada, que redunde entonces en una efervescencia, una vitalidad del espíritu que nos permite tocar a otros, impactar a otros, inspirar a otros, contagiar a otros, bendecir a otros. Esa espiritualidad vital es necesaria.

Uno puede ministrar por mucho tiempo basado en conocimientos o destrezas humanas, pero tarde o temprano como no es la vida de Jesús, hay sequía y hay esterilidad y generalmente hay destrucción también. Solo una vitalidad espiritual anclada en Jesucristo puede redundar en un ministerio efectivo. Así que es muy importante que el siervo de Dios, la sierva de Dios busque siempre un nivel muy alto de vitalidad espiritual. Y cuando nos sentimos secos o cansados o quemados, es tiempo de volver otra vez a beber de las aguas. Espiritualidad vital.

Número tres: competente dentro de su dotación. Digo eso porque el Apóstol Pablo dice, que conforme a la medida de la fe recibida. Competente dentro de su dotación en las áreas básicas del ministerio.

Cada persona tiene un nivel diferente de logros, mejor dicho de dotación espiritual. El Señor da a treinta, a sesenta a cien, ciento por uno, cada persona recibe un don, recibe un nivel de dotación conforme al llamado de Dios. Ahora, dentro de esa dotación el siervo de Dios, la sierva de Dios y dentro de su área de ministerio debe hacer un esfuerzo grande por adquirir competencia, un nivel básico de capacidad y desempeño dentro de las áreas que caracterizan su servicio.

En el caso del ministro, por ejemplo, la predicación, la administración la cual ya hemos señalado, el evangelismo, el cuidado de almas, y otras cosas que podríamos señalar. Esas son cosas básicas, son las herramientas del ministro o del siervo de Dios. Si usted dirige por ejemplo, en la adoración debe ser, por ejemplo, el dominio de su voz, su apariencia física, su conocimiento de los coros y los himnos que pueden bendecir a la iglesia, conocimiento de música, aunque sea teoría básica o un instrumento, cosas así, ¿no?

Cada uno tiene su área de competencia mecánica, básica. Pero nosotros tenemos que asegurarnos de que las herramientas de nuestro ministerio nosotros podamos usarlas diestramente y que dediquemos tiempo al estudio de cómo ser un buen predicador, por ejemplo, cuáles son las reglas de la hermenéutica o de la exposición bíblica, o de la historia de la iglesia, cosas que van a informar nuestra predicación.

Entonces tenemos que dedicarle tiempo a esos aspectos mecánicos de nuestros ministerios. Y no vivir, como decía Sergio, en un espiritualidad allí etérea, abstracta, en las nubes simplemente. No, hay un aspecto muy básico, muy mecánico del ministerio que no es muy romántico pero que tenemos que forzarnos por dominar. Y yo creo que ahí es donde muchos ministros fracasamos muchos siervos del Señor, nos suscribimos simplemente a una espiritualidad vana y escapista que no nos impulsa a buscar ese dominio de las cosas básicas.

El corredor corriendo milla tras milla, tras milla, monótonamente pero perfeccionando su cuerpo y elevando su capacidad de resistencia. Simplemente la monotonía, la capacidad de la monotonía... para soportar la monotonía e inclusive derivar poder de la monotonía es algo bien, bien importante en el ministerio. Así que competencia dentro de su dotación en las áreas básicas del ministerio.

Tres cosas entonces he dicho: perpetuo crecimiento, espiritualidad vital, competencia.

Una cuarta cosa muy importante, también ha sido señalada y simplemente la matizo un poquito más: integridad. Nosotros enseñamos con nuestras vidas. Los niños aprenden de la observación continua de sus padres. Y las iglesias aprenden de la observación continua de sus líderes.

No es solamente lo que predicamos abiertamente desde el púlpito, eso ayuda mucho. Pero yo cada día me convenzo más y más que el momento de la predicación con todo el poder que tiene y la necesidad de que las iglesias reciban buena predicación, en realidad es mínimo. Es en las intervenciones diarias continuas, la observación de tu pueblo de cómo tu te desempeñas en el conflicto, en las crisis, en los fracasos, en retos del ministerio y cómo tu sales de esas cosas. No necesariamente ileso pero si oliendo a Cristo.

Eso es lo que imparte un sedimento de vida a tu congregación. Es decir que tiene que haber una integridad. Integridad viene de la palabra entero, estar hecho de una sola pieza. No hay doblez como han dicho mucho de la vestidura de Cristo, tuvieron que jugársela toda, no se la podían partir porque no tenía pedazos sino que era una sola vestidura. Y así tiene que ser el hijo de Dios, el siervo de Dios, la sierva de Dios. Tenemos que ser de una sola pieza. Dentro de esa pieza va a haber inconsistencias inclusive en momentos, pero lo que hacemos es que cuando hay esas caídas, cuando hay esos defectos, cuando hay esas salidas inmediatamente se vuelve a cerrar otra vez la pieza, porque hay confesión, hay reconocimiento de pecado, hay humillarse ante los demás, dar cuentas, todo este tipo de cosas. Y aunque hay una ruptura por el momento, pero se vuelve a cerrar esa capa, digamos, que cubre la vida de la sierva de Dios. Entonces es muy importante que haya ese tipo de integridad, entereza en lo que hacemos.

Un ministerio por más excelente que sea en finanzas, en predicación, en evangelismo, si no hay integridad tarde o temprano se viene abajo. El diablo es muy observador y guarda cuentas muy largas para que se acumule mucho interés y en el momento propicio entonces destruye y arrasa con todo porque sabe que hay una entrada en la vida de el ministro que no ejerce ese elemento de integridad, de cerrar desde que se abre algo. Es una mejor manera, más dinámica de ver lo que es la integridad.

En quinto lugar, el ministro, la sierva de Dios tiene que estar bíblicamente fundamentada, tiene que haber un fundamento bíblico. Cristo dice que el que no siembra en él, el que no sirve en él no lleva fruto verdaderamente. El ministerio tiene que estar fundamentado en principios bíblicos, fundamentos bíblicos, la palabra de Dios tiene que ser el fundamento.

Y nosotros tenemos que estar mirando la tonalidad general que establece la palabra, diciendo, se parece el tono que emite mi ministerio. Y hablo de tonalidad porque cuando usted mira como un músico muchas veces se usaban antes esos forks, eran como unos tenedores, unas tenazas para.... se da un tono para escuchar el tono que emite y ver si la voz está a tono con esa emisión, esa vibración que emite ese metal que está tonado, tonificado al nivel exacto.

Y nosotros tenemos que tratar de que siempre en nuestro ministerio, nuestra vida haya afinidad con el tono que emite la palabra de Dios en todo lo posible. Tenemos que emitir el mismo tono, y de ahí viene, de estar bíblicamente fundamentados. Tenemos que siempre estar mirando la palabra, buscando, escarbando en la palabra de Dios para extraer de ella los principio que van a regir y caracterizar nuestra vida como ministros, bíblicamente fundamentado.

Tiene que ser compenetrado íntimamente con su grey. Y ahí viene el elemento de transparencia también. Compenetración íntima con nuestra grey. El ministro no se puede dar el lujo de ser un asalariado. Eso fue lo que Cristo quiso decir, yo creo, con la palabra asalariado.

Hay profesiones que permiten una distancia, inclusive que la requieren muchas veces, por ejemplo el ministerio de la consejería o la psiquiatría o psicología, se requiere para evitar contaminación tanto del ministro como de la persona a quien se le está ministrando. Y se requiere cierta distancia, pero yo creo que el pastorado, lo peligroso del pastorado y lo glorioso del pastorado es que nuestra vida, en un nivel saludable, tiene que estar compenetrada con nuestra grey.

El ministro no se puede dar el lujo de ser un ministro de 9 a 5, y de mantener una distancia pontifica de su grey. Tenemos que amar nuestro grey, llorar con ella. Nuestra grey nos contamina. Nuestra grey nos hace llorar, nuestra grey muchas veces se molesta con nosotros y nosotros con ella. Los enterramos, los bautizamos, los presentamos ante el Señor, vamos a sus cumpleaños, comemos con ellos y eso nos da material para ministrarles a ellos. Y a la misma vez también los bendecimos con nuestra humanidad redimida y también pecaminosa.

Pero tiene que haber esa compenetración y tiene que haber también esa fragilidad y transparencia de parte del ministro para que puedan ver a uno. Esa humanidad luchando con Dios y en Dios es lo que bendice. Yo añadiría ahí también, autenticidad, pudiéramos decir: compenetración, transparencia y autenticidad son tres cosas que están unidas dentro de ese aspecto de ministro excelente.

Y finalmente tiene que haber un ética de servicio, tiene que haber un ética de servicio. La palabra del Señor Jesucristo que fueron señaladas ya anteriormente creo que fue Nelson, de que estamos llamados a servir.

Las famosas imágenes que dejó el Señor Jesucristo lavando las pies de sus discípulos, corrigiendo a sus discípulos que querían sentarse uno a la derecha y otro a la izquierda, en el Reino de Dios no será así, sino que el mayor servirá al menor, el más grande será como el más pequeño.

Hoy en día la ética yo creo que ministerial ha cambiado mucho hasta cierto punto, y vemos muchos ministros que más bien son servidos por la grey y se sirven de la grey. Y muchas veces explotan la grey. Yo comparto las palabras de Sergio que también desarrolló esa dimensión de lo etéreo con lo material.

Y si creo que muchos ministros somos explotados y oprimidos por nuestras congregaciones y se nos ha creado una espiritualidad excesiva y eso es dañino para la vida del ministro, su familia, sus hijos, etc. Pero también hay un balance que tenemos que tener que yo se que él está ciento por ciento de acuerdo, de que nosotros somos siervos. La palabra ministro viene del latín que quiere decir servir y eso quiere decir que nosotros tenemos que tener un ética de servicio, de sacrificio. Las reglas que rigen la vida del siervo de Dios no son las reglas que rigen la de un hombre común y corriente, de una mujer común y corriente. Los sacerdotes no heredaban, no poseían tierra en el Antiguo Testamento, se nos olvida eso muchas veces. Su herencia era Jehová.

Ahora se velaba por ellos y se velaba por su bienestar. Había provisiones para su bienestar, pero el ministro, el siervo de Dios está en una categoría diferente. Tenemos una gloria a la que tenemos acceso que no tiene acceso muchas veces el laico, pero así también tenemos también algo que nos humilla y nos mantiene limitados también. Tenemos las dos cosas. Así que es importante.

Podríamos continuar pero yo creo que me voy a limitar solamente a ese aspecto del ministro excelente y después podemos hablar de otras cosas más adelante.

Vamos a darle un aplauso. Ya vemos que nos han traído una comida amplia y grande. La verdad del hecho es que nos podemos quedar aquí varias horas discutiendo este tema tan hermoso y tan importante. Queremos ahora tomar la oportunidad para unos 15, 20 minutos o media hora máximo de poder oír de ustedes. Me gustaría que ustedes le hagan preguntas al panel o si tienen un comentario pero recuérdense que yo voy a aguantar alguno cuando le pido comentarios, comentarios no predicación, cuando tengamos otra conferencia le invitamos a usted a hablar. Hablo por experiencia. Vamos a abrirlo así. ¿Alguna pregunta? Y puede dirigírselo a la persona particular en el panel.

Dios les bendiga a todos. Yo se que hemos hablado mucho de varias cosas en lo que respecta a la excelencia pastoral, pero a mi me gustaría escuchar individualmente ....... enriquecería al pueblo de Dios, ¿qué es, en tres palabras, un ministro de excelencia para ustedes, tres palabras nada más?

Un resumen. Vamos a darles tres segundos para pensar. Comenzamos con Sergio.

El Apóstol Pablo se presentaba como Pablo, siervo de Jesucristo, uno de los títulos, era siervo de Jesucristo y obediente.

Vamos a tomar ese tres un poquito más amplio. Ok? ¿Quién más?

Igualmente, siervo fiel.

Servir con fidelidad.

Una mímica de Jesucristo.

Al estilo de Jesús.

Siervo, y una de las palabras que oí varias veces, fidelidad y la mía, adorador.

¿Alguna otra pregunta?

.........espiritualidad y justicia decía que para vivir en el reino tenemos que vivir relaciones transformadas entre las naciones, en la misma nación y en la piedad. Y hoy escuchaba, no se de quién, creo que fue de Alvin, que decía de la piedad y de repente esa palabra me hizo ring. Y yo quiero preguntar un ejemplo práctico de la diferencia entre compasión, piedad y prudencia y misericordia. Imagino que son palabras, debe haber exactamente alguna diferencia. Yo estaba pensando cómo puedo yo realmente ejercer la piedad con mis semejantes, que diferencia.... Yo entiendo que es ser misericordioso, pero qué es ser piadoso, un ejemplo práctico. ¿Cómo ustedes han ejercido como ministros la piedad?

Yo fui el que usé la palabra piedad. Usé la palabra en su sentido clásico que significa ser igual a Dios, el anhelo de ser como Dios, que incluye ser compasivo, es una de las cosas que nos olvidamos, que uno de los credos básicos del judaísmo, que el cristianismo heredó también, Éxodo 34 que el Señor dice, Jehová, tu Dios es un Dios misericordioso, que no nos olvidemos de eso, de la atención, de compasión a otros y tener en mente a otros. También a tener en mente cuando digo que necesita la piedad, algo de la piedad también que se nos olvida es que Jehová en el Antiguo Testamento especialmente repetidamente nos dice que él cuida de los huérfanos, él cuida de los que son inmigrantes, de las viudas, de los abandonados, de los despreciados, y esa parte porque a veces nosotros pensamos especialmente en el evangelismo clásico aquí en Norteamérica que piedad es cuanto uno ora, cuanto lee la Biblia, cuanto ayuna, ¿verdad? y quizás cuanto da de ofrenda, y no incluye la extensión de compasión por el pueblo necesitado.

Mi pregunta es para cualquier de los panelistas. Escuché muy bien, con la excepción de Sergio Pérez, Alvin Padilla, y Roberto Miranda, se tocó la dimensión social y hasta sería, más bien socio política de la iglesia en cuanto al involucramiento en la comunidad y también en cuanto a nuestro papel de ser restauradores y reconciliadores, pero ¿qué relación guarda para cualquiera de los panelistas, la excelencia pastoral y ministerial con aquellos asuntos contemporáneos? Por ejemplo, en mi entender, para mi es contradictorio ver una iglesia donde el pastor supuestamente es excelente pero entonces la grey se nutre de un espíritu y una cultura de machismo increíble, en donde se subyuga a la mujer, ¿verdad? y estos temas son un poquito tabú, pero ¿qué relación guarda esta excelencia pastoral con el papel protagónico o profético del pastor de denunciar estas cosas de sexismo, de racismo dentro y fuera de la iglesia?

Pregunta bastante heavy, pero importante. Quién quiere tomarla.

Nos acordamos que Pablo dice, somos ministros de un nuevo pacto. Acabo de escribir como 300 páginas en inglés sobre un libro que trato de enfatizar en qué manera somos ministros del nuevo pacto, el nuevo pacto es unilateral, incondicional, pro activo, lleno de gracia, lleno de misericordia, que enfatiza el poder, dar poder a otros, en vez de apoderarse, es de renovación continua y llega a la intimidad. Así que hay como 10 cláusula que extraemos de Jeremías 31, Hebreos 8, Hebreos 10 y todo eso, pero que cuando uno es imitador de Dios..... sed imitadores de Dios como hijos amados.

Segunda premisa: como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella. Conclusión: esposos amad a vuestras esposas, mujeres respetad a vuestros maridos, padres criad a vuestros hijos. Todo lo que es social, toda relación interpersonal está supeditada a ser imitadores de Dios y el ministro por excelencia, persona, mujer u hombre son imitadores de Dios y hacen lo que Dios hizo con nosotros.

Ellos, como pastores, son unilaterales, incondicionales, proactivos, llenos de gracias, llenos de misericordia. Tratan, y hablando de piedad y todo eso, uno da a la gente lo que no merece y no le paga a la gente lo que merece. Gracia y misericordia y enviste con poder, entonces no hay lugar para subyugación, no hay lugar para denigración, no hay lugar para manipulación, no hay lugar para ninguna de las fechorías que hacemos en nombre de la cultura porque uno es redefinido por la gracia de Dios, de quien toda familia en la tierra deriva su nombre de Dios, quiere decir que es definido y supeditado a la exigencia divina de ser ejemplos como Jesús en esta tierra.

Juan dice, como él es, así somos nosotros en este mundo. Así que reflejamos y también ontológicamente exhalamos lo que Dios ha hecho a través del espíritu, el nuevo carácter que el que está en Cristo es nueva criatura y ahí el verso anterior, inclusive, el verso 16 del Capítulo 5 de Segunda de Corintios, “... desde ahora en adelante a nadie conocemos según la carne, si aún a Cristo conocimos así, no lo conocemos más. El que está en Cristo es una nueva criatura...” ¿qué significa? No hay cultura que no se supedite a la supra cultura del amor de Dios, el Espíritu Santo, el nuevo pacto.

Así que no estamos para enfatizar nuestra cultura, sea rusa, ucraniana o hispana o anglosajona. Estamos para decir, somos nueva creación, nueva criatura y que desde ahora en adelante a nadie conocemos culturalmente, naturalmente según la socialización primaria que recibimos, sino que somos resocializados por el Espíritu Santo en un nuevo pacto para ser nuevas criaturas y vivir una nueva vida.

Inclusive digo que muchos teólogos están tratando de pescar lo que se nos perdió en el Eden, en vez de mirar lo que estamos en la nueva Jerusalén, hacia el futuro. En la nueva Jerusalén no hay ninguna distinción, ni una discrepancia sino que somos todos en amor, en Cristo Jesús, en vez de buscar quién fue primero, quién fue segundo, si domina este, si domina otro, egalitario, jerárquico. Todas esas cosas desaparecen cuando vemos la parucia, la segunda venida. Y que ese día condiciones este día en toda relación social, si comprendemos que somos ministros de un nuevo pacto, y enfatizamos esa manera de ser y de relacionarnos, todo lo que es culturalmente opresivo, denigrante y estúpido desaparece en el nombre del Señor.

Tremenda verdades, que somos un pueblo escatológico que vivimos en ese tiempo, pero sin romper la tensión, porque estamos ya .... todavía y si ...... que tenemos que vivir.

Yo quiero abundar lo que dice el Dr Polichuk desde otra perspectiva, digamos, mirándole desde otra cara. Y es, yo pienso en dos textos bíblicos: uno es cuando el Señor dice en su gran comisión, nos llama a discipular las naciones, discipular las gentes o los pueblos; y segundo cuando Pablo habla de sometiendo todo pensamiento, llevando todo pensamiento cautivo a Cristo Jesús.

Y en esas dos aseveraciones hay un valor único y es que el Evangelio siempre, y la iglesia está llamada a sujetar toda la realidad a los valores del Reino de Dios. Yo creo que ahí dentro de eso cabe lo que es el llamado profético de la iglesia, la transformación social, el involucramiento comunitario.

Yo prefiero verlo de una perspectiva mucho más amplia, de un llamado simplemente a examinar la realidad que habitamos a la luz de los valores que propone la palabra de Dios, y dondequiera que haya una discrepancia nuestra misión es unificar y sujetar la realidad externa a la palabra de Dios.

Y en eso recordamos lo que dice Romanos 12:1, de “no os conforméis a este siglo sino más bien transformaos....” etc. Esa idea de que no es que el mundo no va a conformar a la iglesia, o a la palabra a su imagen y semejanza, sino que la iglesia va a conformar el mundo a la imagen y semejanza de Dios y de la palabra de Dios. Entonces nuestro llamado, nuestro cometido es examinar críticamente nuestro mundo circundante, determinar qué es lo que dice la palabra acerca de cualquier realidad en la cual estamos implicados y entonces salvar la distancia entre uno y otro.

Eso resuelve el problema por ejemplo, ¿cuál debe ser la postura de la iglesia acerca de la esclavitud? Si la iglesia hubiera leído a Jesús como debía ser leído, no conformándolo a su preferencia y a su carne, sino a palabra, no hay lugar para esclavizar otro ser humano, denigrarlo, explotarlo, oprimirlo, manipularlo. El mensaje de la palabra es bien claro con respecto a eso, lo violamos simplemente por pecaminosidad excesiva.

¿Qué dice la palabra acerca de la mujer y del hombre? Vamos a buscarlo, vamos a.... y en todo lo posible tratando de aislarlo de nuestras propias proyecciones y contexto social, como decía Sergio, y amar como Cristo ama a la iglesia. Eso es bien claro, ¿cómo amó Cristo a la iglesia? Se dio por ella, etc., etc. hay mucho allí que uno puede decir. Simplemente hacer un exégesis de eso.

¿Cómo se sujeta la mujer a su marido? Como Cristo se sujeta al padre, quizás. Puedo también hacer una exégesis acerca de eso. Ahí de nuevo, no se explota, el líder sirve como Cristo sirve. Ahí está toda la dinámica encerrada, yo creo, de un matrimonio sano, saludable, dinámico, interactivo, etc.

¿Qué dice la palabra acerca de la homosexualidad o el matrimonio homosexual hoy en día algo que está bien cercano? Bueno, buscamos lo que dice la palabra, ajustamos, y ahí viene el ministerio profético.

Yo creo que muchas veces la iglesia ha puesto la carreta delante del caballo y nos hemos lanzado a buscar un ministerio profético, pero en realidad lo que tenemos que buscar es un ministerio bíblico. Y cuando hay un ministerio bíblico surge un ministerio profético, porque inevitablemente vamos a ser conducidos a ir contra el mundo, contra corriente, contra cultura, porque el mundo está dominado por un espíritu demoníaco y la iglesia está dominada por un espíritu divino, benévolo. Así que ahí está el llamado profético de la iglesia, muy simplista.

Si, muy bueno. Nelson, quiere comentar algo.

Si, bien breve. Venía a mi memoria Segunda de Corintios, Capítulo 1 donde Pablo habla del trabajo del Espíritu Santo en él y en los ministros y por ende descubrimos luego en la iglesia, en cierto sentido como creando un serum, una medicina en nosotros para la comunidad, a veces llevándonos a los extremos.

Y lo que quiero decir con esto es que el cambio comienza aquí, en muchos de nosotros no nacimos aquí y hemos tenido que venir aquí de otros países y luego ajustarnos a esta cultura y nosotros mismos pasamos por ese proceso de cambio y luchas internas, etc. y tenemos que incorporar el mensaje bíblico en nosotros, y notamos que en ese proceso nosotros somos un mensaje profético.

Como dijo el Apóstol Pablo, somos cartas abiertas para toda la gente que nos ve. Y lo que quiero reiterar es que nosotros mismos somos un mensaje a la cultura que nos rodea. Al simplemente responder y dejarnos cambiar por el Espíritu Santo, y hubo un énfasis en el mover del péndulo cultural a veces hay diferentes énfasis que se tienen que enfatizar y por eso es que Dios no envió ángeles a ministrar a la humanidad, puso a gente de carne y hueso que tenemos que nosotros reaccionar también a esas exigencias.

Muy bien, gracias. Una o dos más preguntas.

Primero que todo quiero agradecerles a todos ustedes por tomarse el tiempo, y específicamente hablar de este tema. Lo que es mi trabajo, aparte de que es espíritual es secular. Yo trabajo con la comunidad y una de las cosas que a mi me llama mucho la atención es ver ..... yo vivo enamorada de ese punto que ustedes trajeron de la excelencia espiritual. Le agradezco al pastor Pérez que trajo el punto de la necesidad de también desglosar eso y expandir eso y hablar un poquito también de lo que es la excelencia que la iglesia tiene que tener en el área material. Pero también me da un poquito de tristeza, tengo que admitir, el ver de que realmente carecemos bastante de, no se si es educación, que es parte de la excelencia que ustedes hablaban, o tal vez recursos, para nosotros de verdad poder llevar a cabo y ver que la iglesia se manifieste en esa área en lo que es necesidades sociales, que para mi es esa parte que usted mencionaba, pastor Pérez, de lo que es el área material.

Y yo lamentablemente, yo quisiera, y sabe estaba pensando, es una pregunta o es un comentario personal, no se, pero hasta dónde realmente ustedes ven que la iglesia a nivel en este caso de Nueva Inglaterra está involucrándose, excelencia, yo puedo, yo he leído los libros del Dr Villafañe, he podido escuchar prédicas del pastor Polichuk, de Padilla yo tomé una clase en Cume, y obvio conozco a mi pastor Miranda, pero a lo que yo voy es, yo agradezco que ustedes han creado programas, escriben libros, ¿pero hasta dónde realmente nosotros estamos viendo que los líderes de las iglesias y los pastores están llevando a cabo el cubrir ese punto excelencia a ese nivel de la necesidad social, que si todos ustedes tienen iglesias me imagino que gran mayoría de ellos son inmigrantes. Hasta dónde entonces, ustedes ven que su iglesia o la iglesia general está luchando?

Yo se que en el área de matrimonio homosexual hemos sido muy activos en contra de todo ello, pero hay otras áreas, no es solamente eso. Entonces me gustaría escuchar de ustedes hasta dónde ustedes realmente creen, o tal vez no es ni necesario, porque cada quien tenemos diferentes puntos.

Gracias. Si me permiten, yo estoy aquí aguantado de no poder hablar. Los que me conocen saben que yo..... si me permite aunque sea un footnote como dicen, comentario al calce.

La hermana comenzó dando una expresión que cuando mira así Lucrecia, tenemos como unos 15, 20 estudiantes aquí, me miraron enseguida porque parte de este tema estamos bregando en la clase nuestra de introducción al ministerio público de la iglesia, y algo que agarramos ayer y enfatizamos cuando Fernando hizo una pregunta, era que hicieron esa dicotomía de material, espiritual que me alegra mucho que Sergio se dirigió muy bien, es de que yo no acepto esas divisiones de esto es espiritual, y esto es material.

La mente greco romano como Sergio bien describió está dominada en esa dicotomía: esto es material y esto espiritual. La mente ibérica y bíblica no conoce esa distinción. Para mi todo es espiritual, porque todo tiene un impacto, un elemento espiritual.

La pregunta que también que nosotros, que seguimos fue de que en si el problema de que cuando pensamos humanamente de que lo espiritual es superior a lo material, hacemos una dicotomía que bíblicamente no se entiende y en la vida de Cristo no se aguanta. El ser humano, si usted me empuja a mi a hablar en términos cronológicos, lógicos, uno dice, lo espiritual si lo definimos como el alma es primero y lo material es como ayudarle, esto es segundo. Pero ese es el crono humano. Nosotros vivimos no en el crono sino en el cairos de Dios. En el cairos vemos a Jesucristo caminando, que es el prototipo principal, no bregando con cosas espiritual y material y haciendo una dicotomía, era todo espiritual para el Señor, porque en término de nuestro servicio lo que usted allí ve una persona con necesidad material de comida, de hambre, de cuidado, usted no sabe que está preparando esa vida y esa alma para oír el Evangelio y por el amor que usted demostró y la compasión más tarde responde a la palabra de Señor.

Nosotros vivimos y si vivimos la vida del espíritu, tenemos vivimos y definir la situación por el Espíritu Santo para vivirla en el cairos de Dios. Aunque lógicamente, cronológicamente sabemos que esto aquí es primero que aquello. Cuando nosotros hemos caído en esa dicotomía de pensamiento estamos apartados de en si, de la relación divina.

Tenemos que, como Pablo dice en Filipenses, que me gusta hablar, tenemos que desarrollar ese fronosis, esa mente, esa renovación de mente que nos hace a nosotros pensar distinto que el mundo nos ha metido.

Nosotros hemos heredado buenos evangelistas y pastores que nos han enseñado a través de los años, pero siempre hacen esa distinción. Esto material, esto es espiritual. Lleguemos al tiempo cuando nosotros podamos ver el sentido espiritual que abarca la realidad total. Un ministerio de excelencia y aquí le doy muchas gracias a Sergio, porque esa verdad es una verdad que hemos perdido las iglesias hispanas pentecostales, y muchas iglesias que sobre enfatizan uno o lo otro. Muchas veces la liberal se enfatiza en otro lado, el otro se enfatiza en el otro lado.

Lo que tenemos que recuperar es esa mente bíblica que no nos hace hacer esas divisiones tan fácilmente. Cuando comenzamos a ver eso así, vamos a ver nosotros la mano de Dios obrando en aquellas cosas que se ven tan concretas y tan mundana que le llamamos, y en si son fundamentalmente espiritual.

Ahora, cómo la iglesia responde en su preparación, aparte como aludió, aparte de estudio, de preparación. Para mi, regresa el punto de un nuevo entendimiento, una nueva revelación de la palabra de Dios. Tenemos que regresar a la palabra y estos últimos años, a mi más que nada, la persona de Jesucristo me ha dominado más, es interesante que nos llamamos cristianos que sigue a Jesucristo, pero cuando uno viene a buscar en la vida de Jesucristo uno comienza a ver en si, el conocimiento, la estrategia, la excelencia de un ministerio que abarca un ministerio integral. Y me gusta esa palabra que se usó varias veces, es un ministerio integral que no conoce esta dicotomía que nosotros estamos muy comúnmente viendo.

Yo tenía, no voy a hablar de ello, pero yo tengo una enseñanza que yo hago la teología del diente donde hablo de cómo el diente tiene que ver tanto con la vida espiritual de uno como cualquier cosa, pero lo dejo para otro tiempo. Quizás mis compañeros tengan otro comentario.

Yo solamente quisiera, pareciera como una justificación, porque más que pregunta yo lo escucho como un clamor, como una petición a nuestros ministerios de atender esa necesidad.

Una persona por muy benevolente que sea, digo a manera de analogía, por muy benevolente que sea, si tiene un apartamento rentado es muy limitado a traer gente. Si alguien es dueño de una casa se le hace más fácil desarrollar sus iniciativas de ayudar a los pobres.

Nuestra esperanza de terminar nuestro proyecto es muy significativa, quizás más de lo que la gente se imagina, es una plataforma física para poder atender muchas necesidades de la comunidad. Esa es nuestra esperanza, nuestro anhelo. Queremos atender ese clamor que surge de la comunidad y de mucha gente como tu, tan sincera, en .... resultado de este Evangelio tan poderoso y tanta bendición pero dónde están los resultado. Y yo lo recibo más como eso. Te agradezco y lo recibo como ese clamor vigente de no olvidarnos, como Pablo decía, ojalá nunca se olviden de los pobres.

Permítame hacer una.... acerca del Instituto para la Excelencia Pastoral, respondiendo a tu pregunta o a tu observación. El instituto para la Excelencia Pastoral precisamente existe para promover ese tipo espiritualidad o sensibilidad ministerial más amplia de la cual estamos hablando aquí. Y yo uso eso como una manera de hacer una apelación a los ministros que están aquí, pastoras, pastores porque hemos visto por ejemplo, es una lástima que no hemos visto una mejor reacción - Lo digo eso, no a manera de crítica, sino más bien a manera de lamento personal – de muchos pastores hispanos que nos podríamos beneficiar muy bien de ese tipo de enseñanza.

Y es porque muchas veces la mentalidad del pastorado latino está todavía en esa área supra o súper espiritual de la cual hablaba Sergio, entonces cuando se nos habla de consejería, de administración, de involucramiento comunitario, de educación, que son algunos de los temas que discutimos en cada uno de esos retiros, a largo plazo, muchos pastores, o muchos ministros dicen, ah, eso no me interesa. No se presta tanto, como yo digo, al gloria a Dios, al ¡Aleluya! que nos eriza los pelos y nos pone a echar baba por la boca.

Ahora, si se hace una cosa sobre exorcismo, liberación o sobre profecía ...... porque queremos eso, porque es sabroso y es lo que nos ha enseñado que eso gusta. Pero como yo decía acerca de la competencia en esos niveles básicos del ministerio, es ahí donde en realidad se mide un ministerio, ahí es donde sube o baja, o decae un ministerio. No es muchas veces en la espiritualidad, en la oración.

Yo conozco mucha gente piadosa, tremendamente que no tiene ministerios fructíferos porque carecen de otras cosas. Es un sistema completo donde cada parte depende de la otra.

Yo les animo a mis hermanos a siempre pensar en ese aspecto concreto de la vida espiritual. Pensemos siempre en los específicos y no tanto en lo abstracto o lo espiritual y pensemos en esas cosas desagradables. Yo creo que la grandeza es la superación de la monotonía, es la capacidad para trabajar en lo monótono persistentemente hasta dominar algo.

Eso es lo que está detrás de una gran artista, un gran músico, lo que sea, es la ejecución monótona y persistente de los detalles a largo plazo. Y eso es lo que nosotros tenemos que aprender como ministros y como siervos. Yo les animo, mis hermanos, a no desconsiderar estas cosas porque son lo que llevan a grandeza ministerial, lo concreto, lo específico, lo personal.

Pablo tiene un comentario. Luego Omar y Ray, el ...... nuevo y yo creo que ya el tiempo ha llegado.

El Apóstol Juan era muy práctico con sus feligreses. El enseñaba y en los últimos años de su vida e inclusive cuando escribió su carta enseñaba especialmente que hay que amar. El nuevo mandamiento el amor de Dios. Pero después dice, en esto conocemos el amor de Dios, que él dio su vida por nosotros.

Primera de Juan 3:16 dice: “... y en esto nosotros tenemos que mostrar que nosotros damos nuestra vida el uno por el otro. Esto es amor”.

Y después dice, el verso 17 “... si alguno tiene posesiones materiales y ve a su hermano en necesidad y no lo ayuda, ¿cómo puede el amor de Dios estar en su corazón? Es un hipócrita”

Cuando Ray Stedman tenía su iglesia en Palo Alto con 200 personas y después Dios los bendijo y se le llenó con 2000 personas, nunca me olvido de lo que pasaba en esa iglesia en California. Ella levantó una ofrenda y se decía desde el pulpito, si tiene ponga, si no tiene saque.

....... dieron la bendición ..... Sergio que está levantando

Cuantos de ustedes han levantado una ofrenda así entre nuestros hermanos pobres, de los que vienen mojados, de México, de los que vienen sin papeles y que necesitan, no tienen dónde caerse muerto, y ustedes tienen porque ya están acá por varios años, tienen, no es que no tienen por ser hispanos. Así que si tiene ponga, si no tiene......

Vamos para el bufete de Polichuk pronto. Omar.

Hermanos de León de Judá, eso no aplica a ustedes. Me parece muy bien. Mañana vamos a estar muy vigilando a los que están....

Si, yo tengo una pregunta y fue respecto a un comentario que el pastor Gonzáles hizo y tiene que ver con como uno como pastor en su excelencia imparte también sobre otras generaciones que vienen levantándose también. Al Dr Padilla también hizo referencia a esto en el ejemplo de Pablo y Timoteo y yo me pregunto ahora, o sea, qué ustedes podrían decir a pastores y aún a líderes de ministerios existentes ahora, porque estamos hablando de aspectos generacionales, la primera generación no piensa igual que la segunda o la tercera generación. Hay una diferencia de estilos, de perspectivas, aunque la esencia pueda ser igual, la esencia de lo que es el Evangelio pero que los estilos son distintos, como ustedes podrían responder a esa pregunta de como a nivel de liderazgo, de si soy honesto, yo veo este panel y yo veo líderes de primera generación que están aquí en este panel ahora mismo, o me equivoco.

Digo, digo que son de esos primeros que han llegado aquí y todo eso, eso es a lo que me refiero, pero como ese liderazgo de excelencia y uso más esa palabra liderazgo, no tan solamente a nivel de pastores sino liderazgo en general y ministerios, como una generación informa a otra para que las generaciones emergente, y uso esa palabra que es una palabra bien común ahora en estudios, que generaciones emergentes puedan identificar, definir sus estilos, sus perspectiva sin perder una esencia, pero que pueda ser efectivo en el contexto contemporáneo en el cual nosotros estamos viviendo ahora.

Tremenda pregunta. Quién quiere....

Un comentario y luego mis colegas siguen. Y esto es increíble, impactante porque el aspecto negativo de eso es que tenemos la tendencia de no reconocer los esfuerzos de aquellos que estuvieron antes y para mi la palabra respeto resalta en todo esto, respetar.

Porque una de las cosas que noté recientemente digamos en una década, en la década pasada, era, habían expresiones como estas: todo lo que yo aprendí lo boté en un zafacón. Queriendo resaltar tal vez un mover nuevo, un nuevo énfasis en el péndulo del espíritu y por ignorancia echamos a un lado una mina de bendición que nuestros padres han dejado. Solo quería decir ese comentario y dejo que los demás recojan lo demás.

Jesús tenía 500 personas que creían en él, 70 que iban de casa en casa, dos a dos, doce que siempre estaban con él, 3 mejores amigos a los cual él les dio sobrenombres especiales y uno que era el discípulos amado. Hay círculos concéntricos donde uno irradia, impindge, impone en alguna manera o participa de lo que uno tiene.

Pablo tenía un montón de gente que creía pero él tenía grupo allegado al cual él embutió, él participó todo lo que él sabía, y él le dice a Timoteo, lo que has visto acerca de mi en presencia de muchos testigos, esto hombres fieles, aptos para enseñar.

Así que uno tiene cierta selección divina, por así decirlo, porque Jesús gastó una noche entera orando para seleccionar 12 personas que iban a ser los recipientes de todo lo que él quería y después él se fue y los dejó llenos del Espíritu Santo ellos hicieron su trabajo.

Así que para mi la generación nueva tiene que recibir de nosotros todo lo que nosotros sabemos, sentimos, hacemos y en qué forma puedo yo transmitir eso. No a todo el mundo, porque no puedo, pero a los pocos que se allegan y que el Señor pone en mi camino como un mentor, como una persona que dice lo que tengo te doy, y no escatimo nada.

Yo con discípulos míos yo les di todos mis sermones, todas mis ilustraciones para que ellos prediquen, para que ellos saquen provecho. ¿Por qué? Uno no tiene el monopolio de la verdad. Lo que uno recibió de gracia lo da de gracia. uno imparte, da, y como decíamos no solamente didáctico, es la vida como Roberto dice que a uno lo imitan porque viven cerca de uno y así que uno tiene que ser accesible, compartir y dar a los pocos que después van irradiar un círculo tras círculo lo que uno ha dado de esa persona.

Yo creo que uno de los grandes avances que ha habido en el concepto de ministerio en este tiempo, en los últimos años es el concepto este de que se ha vertido en diferentes nombres: discipulamiento, formación espiritual, mentoría, la células. Es esta idea de que el crecimiento espiritual se da sobre todo en contexto de compartir la vida con otra persona o con un grupo pequeño y la idea de que no es tanto, de nuevo, desde el púlpito, desde arriba sino que es a nivel más horizontal de compartir experiencia, confesarnos unos a otros, ser responsables unos a los otros, el impartir la unción de uno sobre otro, hay muchas imágenes hoy en día que se emplean para esta idea de que la mayor parte de crecimiento se da en ese compartir íntimo del mentor con un discípulo o una discípula, sea a nivel de grupo pequeño o a nivel de uno a uno.

Y es una intuición bien, bien poderosa, yo creo, que se ha resaltado mucho más en estos tiempos que en los siglos anteriores de la iglesia. Y yo creo que una de ..... y eso nos lleva a algo y es que todos nosotros, siervos del Señor, siervas del Señor que estamos aquí, debemos tratar de replicarnos lo más posible y de verter nuestras vidas en otros a ese nivel. La personas con quienes trabajamos, los líderes, sacar tiempo para hablar, para compartir, para ser transparentes, de nuevo usando esa palabra, todo ese tipo de cosa, tenemos que encontrar otros que nos sobrevivan, inclusive que vayan por encima de nosotros, como decía Alvin. Elwin fue profesor y ahora él lo supervisa, esa es una preciosa imagen. Tenemos que hacer todo lo posible por facilitar gente muchos mejores que nosotros en nuestros ministerios y entonces tiene que haber una ética de mentorear, si cabe la palabra, a otros y nosotros tenemos como que adoptar una postura desde... todo lo posible yo voy a tratar de verterme y verter mi vida a otros.

Ahora, del otro lado hay algo bien importante, de esa generación joven, que es algo que yo no estoy seguro que veo en la medida en que debiera verse, estuve viendo el video que tu me prestaste, el DVD sobre worshiping in a post modern generation, la adoración en una generación post moderna. Una de las cosas que me preocupa de ese video, aunque comparto el 80% de la importancia de contextualizar el mensaje.

Hoy en día la juventud, esta generación de los 30, aún 40 años para abajo ha sido formado en unos valores muy diferentes a las generaciones anteriores. Se han criado con una dieta de cuestionarlo todo, de escepticismo hacia la iglesia, no hay verdades absolutas, todo es una versión de la gente que está en el poder, la deconstrucción de todo, esa es la especialidad de esta generación.

Detrás de todo eso hay un elemento bien importante que es el elemento de autoridad. Esta es una generación en última instancia rebelde, eso se puede matizar muchísimo pero yo creo que la gran pregunta de la generación del siglo XXI es con respecto a la autoridad. Eso se ve por ejemplo en lo que es la sexualidad humana, el matrimonio homosexual, la capacidad para el hombre reinventarse a si mismo, reinventar su cultura, reinventar su cuerpo, reinventar su genética, todo es el elemento de la individualidad el hombre versus Dios, y esa es la gran controversia de Dios a través de todos los siglos, es la rebeldía.

Entonces, yo veo sin embargo, me preocupa muchas veces que en la generación, con sus buenas intenciones cristianas post modernas, y en muchos de estos grupos cristianos tan exitosos y tan necesarios, por ejemplo una de las grandes iglesias que se plantea allí, que yo la conozco, no la voy a mencionar por simplemente respeto, pero el pastor con mucho agrado, no orgullo necesariamente, dice esta iglesia el promedio de edad es de 22 años o algo así, 22, 24 años no era mucho más que eso.

Eso puede ser hermoso de una perspectiva pero me preocupa porque la mayoría de las iglesias que se señalan allí son todas iglesias de jóvenes y la juventud no es capaz de existir y de prosperar separada de la sabiduría acumulada de las generaciones anteriores. La juventud dejada a si misma lo que hace es reforzar sus defectos y sus incapacidades y simplemente se contaminan y se van fortaleciendo esos genes deficientes que es la juventud por falta de experiencia, visión, perspectiva, quebrantamiento, todas las cosas que llevan a la nobleza human. Lo que hace que simplemente se fortalece más y más en su defectos y requiere la dilución de la vejez y de la experiencia.

Entonces, a mi me preocupa porque detrás de eso hay como una idea de que nosotros sabemos más y no se lo van a plantear así concientemente pero es muy peligroso, y yo veo que los jóvenes que quieren crecer, tienen que resolver el problema de la autoridad.

Dios prospera al que se sujeta a la ancianidad y a la autoridad, entonces de parte de los que van a ser mentoreados tiene que haber una apertura, una sujeción, una disposición a aprender y a dejarse enseñar. Tienen cosas que enseñarnos evidentemente pero también la vejez tiene sus grandes ventajas, les aseguro. Así que yo creo que es bien importante que sea de ambas vías, tiene que haber deseo de impartir y compartir y también deseo de ser enseñado y respetar y sujetarse, las dos cosas son importantes.

Muy bueno, gracias.

Yo se que algunos de los panelistas son fanáticos de.... muchas gracias. una forma de decir o describir excelencia sería decir, ser excelente como ......... y pega el cascarón de la pelota, pero aún así la excelencia de él en su efectividad y eficiencia como parte del equipo no puede ser todo el crédito de él si no hay un Many que está bateando atrás o delante de él.

Y una de mis preocupaciones en cuanto a la excelencia es la excelencia colectiva. Una cosa es la excelencia individual, muchas veces oímos la crítica de que nosotros hemos estado aquí por muchos años y vienen otros grupos después de nosotros y adquieren otros niveles más altos, más excelentes que nosotros. Me preocupa la excelencia colectiva del ministerio y la iglesia.

Hay otros grupos que saben como defender la causa de su gente en un contexto colectivo, complementativo y en colaboración. Los fariseos tenían un modelo de excelencia de ser oídos y de hablar. Hablaban por las dos bocas, dos lados de la boca. Hermanos, la prueba está en los resultados. Hemos hablado cosas buenas aquí que vamos a hacer después de que salimos de aquí.

Fue más un comentario pero muy acertado en un cierto sentido. Yo creo....

..... y hacer......... cómo juntarnos y hacer lo que no podemos hacer individualmente como iglesia y como...

Si, yo estoy seguro que las respuestas que se dieron, no solo eran individual, pero implícitamente hablaban y tenían el sentido de la comunidad y de la iglesia. Quizás Ray como otros quieren oír un poquito más específicamente definir, porque esa era una buena pregunta ... yo lo veo, definir qué es una iglesia excelente porque una iglesia excelente implica que debe haber un ministerio, un liderazgo excelente y el enfoque de esta conferencia ha sido más en término de liderato más que de la iglesia per se aunque le hemos acercado a ella también y la pregunta de Ray más abarca producto o el entendimiento de esa comunidad que recibe la excelencia del liderato.

Preguntan entonces a lo mínimo que es una iglesia excelente.

Tres de las columnas de nuestro ministerio por experiencia, una revelación linda que marcó nuestro ministerio al principio, es un enfoque hacia la oración, la unidad y el aspecto de las finanzas. Esas son las tres columnas de la visión de ministerio. El tema de la unidad es un tema bien fascinante para mi que empezamos a practicarlo a nivel solamente congregacional viéndonos como cuerpo, reconociendo que tan importante era yo como la necesidad de los maestros de niños, como el hujier, o sea vernos a nivel de cuerpo, que más que una analogía que cuando Jesús, o Romanos y Corintios habla acerca de que somos el cuerpo de Cristo, más que una analogía es una realidad, somos el cuerpo de Cristo y miembros los unos de los otros.

Luego vino el tiempo cuando el Señor me llevó a otro nivel, ok, lo has hecho a nivel de congregación, ahora trasládalo que nivel de ciudad y de ahí vino el anhelo de promover la unidad, o ser parte de la unidad de lo que yo ya estaba haciendo a nivel de ciudad, creyendo precisamente, hermano Ray, que Dios no puede ser tan exclusivo como para tener preferencias de hacer algo solo con un ministerio. Yo creo que Dios ve a la iglesia como cuerpo y negar esa realidad es uno marginarse al mover de Dios en una ciudad. Y yo creo que es parte de una mentalidad de reino.

.................. para poder trabajar con todo el mundo. No entiendo la ........ tenemos que comenzar a entender nuestra propia............... que antes de unirnos con otras personas en un destino práctico, tenemos que comenzar a ..........

...................... diferentes cosas. La intención del Instituto pastoral para este foro era sencilla, era presentar una serie de líderes que iban a hablar sobre un tema más individual y tener preguntas que podrían responder a esas respuestas que ellos han dado, pero no entrar en un detalle más particular. En otras manera, aquí nos podemos quedar todo el día y lo que Ray está levantando es muy importante y necesitado para discutir quizás en otro foro, en otra clase, la verdad es que tenemos que buscar el tiempo para discutir todos esos pormenores y todos esos elementos concretos de nuestras iglesias, porque bien sabemos cada uno de nosotros, y yo que el liderato aquí bien conoce aquí que aunque hablemos muy lindo de la excelencia hay muchas cosas que no están cogiendo muy excelente en nuestras iglesias.

Y eso necesita un diferente foro. La conferencia, consulta, convenciones, todos esos diferentes foros tienen su metas particulares, esta es simplemente provocar, despertar el interés en ustedes sobre la excelencia pastoral con la idea de que esto comience una jornada para otros tiempos para discutir más en detalle.

Por eso es que yo creo que no tenemos tanto tiempo y al mismo tiempo podemos comentar que el trabajo hecho ha sido muy bien, pero no podemos entrar Ray en todos los detalles particulares, que seguramente es importante para ti pero para nosotros también. Para todos es muy importante, quizás en otro.

Algún otro comentario para darle. Antes de terminar a mi se me había pedido que diera un resumen. Dar un resumen de esto es imposible. Yo cogí notas, pero me cogería casi unos 15, 20 minutos más, pero me gustaría aunque sea darle una palabrita u otra de cada uno qué dijo, algo que me fue de atención a mi.

Por ejemplo, en término del Dr Pablo Polichuk, para mi sobre todo el énfasis de los tres elemento del sermón del monte, como base de un ministerio excelente es importante en término de carácter, de conducta y de influencia. Y por lo ilustrando el tema del lino fino del ministro, lino fino, diciendo que el ministro, el líder excelente no suda. Usted caiga en ese pensamiento por ahí.

Nelson González nos habló de una definición de la excelencia sobre todo afirmando 5 criterios que yo creo que son importantísimos: la abnegación personal en servicio, la búsqueda de conexión con otros ministros, en otras maneras de buscar, de dar cuenta de responsabilidad que es importante, el compromiso sobre todo de salud familiar, diligencia en preparación de la palabra y el enfoque y sin pluralidad, un enfoque muy particular en su ministerio.

Dr Alvin Padilla enfatizó sobre todo la fidelidad a la palabra de Dios. En ese caso usando a Timoteo, nos habló de una característica de estudiante de Escritura y en su palabra bien en puertorriqueña, empapado en las Escrituras, ¿verdad? El ministro que va a ser excelente tiene que estar empapado de la Escritura. No es otra que tiene que ver con la capacidad que se había hablado ahorita.

Evitar la influencia de falsas doctrinas, ejercitarse en la piedad, ejemplo de virtud y siervo excelente en trabajar. No se por qué cayó el último como trabajar, será porque hay algunos pastores que son un poco vagos. No se, vamos a dejarlo ahí. Dios reprenda.

El Reverendo Sergio Pérez nos presentó la necesidad de restaurar ese ministerio balanceado que abarca en si el espíritu, el alma y el cuerpo y presentó algo muy importante que hemos tocado y un servidor, subrayó la importancia de nosotros tener una mente bíblica, la mente hebraica que una mente que no conoce esa dicotomía falsa de material y espiritual, que abarca toda y el ministro excelente discierne el cuerpo de Cristo, su iglesia, su congregación, para saber cuándo enfatizar un aspecto u otro y mantener el balance, un medio aristotélico de oro. Golden means, quiere decir que es el discernimiento del cairos de Dios, cuándo una iglesia necesita un énfasis aquí u otro allá.

El Dr Roberto Mirando sobre sus criterios o características, nos dio 6 en perpetuo estilo de crecimiento, en búsqueda de perspectiva, creciendo en conocimiento en Cristo y en relaciones, una espiritualidad vital, competente dentro de su área de su llamado, integridad, bíblicamente fundamentado y una ética de servicio.

Podemos hablar y dar más comentarios sobre esto, pero pueden verlo ustedes que aquí hay un estudio fenomenal. Quizás si yo no estoy equivocado, esto se está dando el tape, y quiere decir que va a ser accesible para aquellos que quieren comprarlo, porque verdaderamente lo que se ha compartido aquí ha sido muy rico, muy importante y Dios no permita, Osmar que podamos tener un tiempo, quizás un seguimiento a esta primera jornada donde recogiendo las preocupaciones que nos levantó Ray y otras más, podemos entrar en más detalles particulares.

Yo espero que esto que hemos tenido aquí lo ha provocado un poquito, ha creado un poquito de apetito. Van a ingresarse al Instituto Pastoral en CUME,.......... promoción para todos.


Seminario 'Excelencia Pastoral' grabado 2 de diciembre 2006 en Congregación León de Judá Oir | Ver (100K) | Ver (400K)

TRANSCIPCION - PARTE 2 (leer PARTE 1)

Comentarios

 
 

QUE BENDICION,MUCHAS GRACIAS POR ESTA EXELENTE EXPOSICION PIDO A DIOS QUE CADA DIA PUEDA COMPRENDER MAS, TODA LA SUMA DE SU PALABRA,EN ESTE MOMENTO ESTOY EXPONIENDO EN LA IGLESIA SOBRE LIDERAZGO A LAS PERSONAS QUE JUNTO CON MI ESPOSO PASTOREAMOS, HE APRENDIDO DE SUS APORTES MUCHAS GRACIAS NUEVAMENTE BENDICIONES HASTA PRONTO.

 
 

Bendiciones,

Muchisimas gracias por su aportacion al ministerio de servicio. Yo soy del area de Framingham pero me encuentro en Isabela,Puerto Rico dirijiendo un programa con base de fe Pastoral comunitaria (cristiana). su conferencia me fue de gran bendicion y la compartire con el grupo de servidores del ministerio de aca.
Ministerio Impacto Vital Inc.
Servicio pastoral comunitaria/Capellania

Sinceramente,
Rev. Garcia

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato