Gracias Pastor por este sermón !!
Realmente es inagotable el mensaje que aporta esta parábola del Señor, el Espíritu Santo volvió a ilustrar a través suyo, Su palabra dándole nuevos matices de color y vida para mi.
Con cuántas algarrobas intento tantas veces llenar mi vida, privándome y desperdiciando la abundancia del amor pleno con el que Dios quiere saciarme....
Bendito sea el Señor y a El sea la gloria por siempre..., Amén

Hay un libro muy bueno que también ilustra con mucho detalle las figuras de los hijos y el corazón del padre, al que todos debiéramos aspirar llegar...(hasta que Cristo sea formado en nosotros), que se llama: El regreso del hijo pródigo: Meditaciones ante un cuadro de Rembrandt por Henri Nouwen; es más, una vez el Pastor Miranda, en uno de sus sermones lo recomendó también ...

Mis saludos y La Paz de Señor a todos los hermanos en Cristo, desde Argentina!!!

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato