Soy una persona que tuve la suerte de servir durante toda mi vida a mucha gente, sin embargo, ahora a mis 59 años, ya la paciencia me fallo y decidí cambiar dar a quien lo que es, me sentí hasta un juez de la gente; al escuchar esta predica, he podido ver que en mi vida, no serví nada en comparación de nuestro Señor Jesucristo y entendí lo que significa BENIGNIDAD la bondad. Y los actos regulares de bondad, cambiaran a las personas al final de sus vidas, no la rudeza, ni la maldad. Por eso hago promesa de seguir escuchando las predicas para crecer espiritualmente.

Amen, amen, amen

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato