Gracias porque su testimonio grabado el año pasado (30-octubre-2011) fortalece mi vida de manera sobrenatural. Para el tiempo que Usted predicó yo estaba pasando uno de los desiertos más grandes de mi vida... La presencia del Espíritu Santo se había retirado debido a mi rebeldía y adoraba al Señor con mucho dolor, porque anhelaba algo por fuera de la voluntad de mi Dios, y Él me guardó de manera providencial aunque dolió mucho. Actualmente el Señor me está restaurando y quitando lo que no le agrada, pidiéndole mucha fortaleza y amparo bajo la sombra de sus alas.

No sé como estará su situación actualmente, pero si le puedo ASEGURAR que lo que ha transmitido no ha sido en vano, porque hoy veo el respaldo de DIOS, y me conforta y es un honor contar con siervas como Usted dentro del gremio pastoral.

DIOS LA GUARDE Y VEA MUY PRONTO EL ANHELO DE SU CORAZON, PUESTO QUE SE HA DELEITADO EN EL TODOPODEROSO.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato