Gracias Dios mío porque ciertamente Tu llamas incesantemente las almas porque no quieres que ningún pecador se pierda, gracias por haberte fijado en mi pasando por alto mis bajezas y mis muchos pecados, me amaste y me llamaste, cuando vine a Ti me lavaste en Su preciosa Sangre y me vestistes con vestiduras nuevas, pusiste en mis manos el mayor tesoso, Tu palabra para conocerte y amarte y por cierto obedecerte. Gracias Señor Jesús, porque has hecho tanto bien a mi vida. Te amo mi Salvador, te necesito, lléname de Tu presencia y de Tu gracia para alumbrar en medio de las tinieblas, toma dominio de mi vida para llegar a serte fiel siempre. Amen y amen

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato