Querida Hermana en Cristo, gracias por compartir estas reflexiones que te ha inspirado el Espíritu Santo.
Creo que has cumplido el mandato del Señor de Ministrarnos unos a otros como sacerdotes que somos todos los creyentes. Así el Señor nos va edificando como "piedras vivas", tal cual la iglesia de los primeros días.
Con tu permiso haré llegar estas bendiciones a otros, para que el fuego se siga desparramando,así el consuelo, la luz, las fuerzas y el conocimiento de nuestro Padre Celestial llege a todos.
GRACIAS.-

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato