gracias al Señor, podemos dar gracias, porque aún dentro del horno de fuego su mano y su presencia está en nosotros, hoy en medio de mi dolor, me ha confirmado que su voluntad es agradable y perfecta y que stoy contemplada en sus propósitos, la lucha no termina y la victoria es del Señor y en lo que el enemigo usa como piedra de tropiezo, el Señor ahí se glorifica. Amén. Dios bendiga su congregación que ha dado bendción a mi vida

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato