"Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y seras llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar" Isaias 58:12. Estimado Pastor Miranda, a Dios gracias por el ministerio al que ha sido llamado, y con excelencia ha servido; Las bendiciones prometidas en el salmo 91 no son para todos los creyentes, sino para los que viven en estrecha comunión con Dios, aquellos que por medio de la gracia obtienen una comunión extraordinaria y continua con Dios, así que ellos habitan en Cristo, y Cristo en ellos, llegando a poseer raros y especiales beneficios. Cuando el corazón está enamorado del Señor, el Señor reconocerá la llama sagrada y preserverá al hombre que la lleva en su seno, es el amor puesto por Dios la marca que distingue a aquellos a quienes el Señor libra de enfermedad; el hombre descrito en este salmo llena la medida de sus días y si muere joven o viejo está plenamente satisfecho con la vida y contento de dejarla. Él se levantará del banquete de la vida como un hombre que ha tenido lo suficiente, y que no tendría más aun si pudiera. Dios lo bendiga ahora y siempre
"La vida es la infancia de nuestra inmortalidad"

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato