Las Escrituras claramente dicen: A los suyos vino y los suyos no lo recibieron, pero a los que le recibieron les dio la potestad de ser llamados Hijos de Dios. La diferencia básica, fundamental, doctrinal, teológica es que los judíos no aceptaron, ni han aceptado a Jesucristo como Hijo de Dios, ni como su Salvador.
No hay otro mediador entre Dios y los hombres que Jesús, eso tampoco lo han aceptado los judíos.
No nos enrredemos

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato