Me alegro hermana que aprendiera esta lección y que la comparta con los demás. Y que haya aprendido a que fluyan rios de agua viva en su vida.

Me gustaría aprender esto también, a lo mejor la prueba por la que estoy pasando el Señor la usa para enseñarme, si no lo mismo que a Vd. algo que seguro necesito en mi vida.

Un versiculo que desde el principio me llamó la atención, es "que el Señor no hace acepción de personas", por lo que si el Señor lo ha hecho con Vd. también quiere enseñañrme a mí lo que necesito.

Desde hace bastante tiempo que estoy pasando por una prueba, y muchas veces tengo que animarme y recordar promesas como "Él no nos dará más de lo que podemos llevar", en poner los "ojos en Jesús", "el Señor mandará a los angeles para que no pise nuestro pie en piedra".

También creo, aunque no lo sienta que Él está por mí, que después de la noche viene la mañana, que después de la lluvia sale el sol.

Espero que cuando el Señor lo permita, termine esta prueba y poder explicar lo que Él me ha enseñado.

Reciba un fuerte abrazo en el Señor.

Marta

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato