Amadas hermanas en Cristo, por lo visto en todos sus comentarios y anecdotas, ustedes son solo victimas de estos hombres crueles, quienes no se merecen sus llantos, ni temores, ni preocupaciones, ni depresiones, alegrense de haber salido de ellos, ellos no se merecen mujeres buenas y de corazon noble, se merecen lo que tienen ahora, y aunque ustedes no lo crean, Dios las ha liberado de ese constante temor, dolor y pesadumbre en sus corazones y sentimientos, si piensan y analizan ustedes hicieron un mundo irreal de la familia perfecta, pero en realidad era solo del lado de ustedes. La autentica felicidad esta en la alegria de saber que nuestro Padre se opone a que vivamos infelices al lado de esos hombres infieles por herencia. Esten seguras y confiadas en que sus vidas actualmente y en el futuro seran mas hermosas y tranquilas. La tormenta ya paso, ahora sale un nuevo sol lleno de opotunidades, vivan, que Dios les ha dado la oportunidad de ser ustedes mismas, felices por estar vivas, sanas, bellas, y lo mejor, hijas del Padre y herederas de su infinita misericordia. Si les conviene, Dios les otorgara su pareja, pero por ahora, al fin: PAZ en Cristo Jesus. Todo aquel que pide, recibiraaaaaa, encontraraaaaaa. Bendiciones

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato