Estimada Yesenia, siento un profundo amor por su matrimonio, al leer su comentario, deduzco que es doloroso querer algo y no lograrlo. Antes de orar debo aclararte que soy un hijo de Dios, que llevo largos años en su ministerio, ya llegó a mibuzón tu petición, tenlo por seguro que lo haré; además debo aconsejarte que no pares de orar, toma el ejemplo de Ana: (1 Samuel 1.9-28). Con relación a tu esposo, solo ponlo en las manos de Dios, El no solo cambia a los seres humanos, tambien los transforma y les dá vida. Que Dios te bendiga. Desde San Salvador, El Salvador.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato