Qué facil es someterse a un lider ungido y ver como fluye la gracia de Dios a cada creyente!! El problema es que muchos pastores no han aprendido o han olvidado de ejercitar este sometimiento y por consecuente se comienza a criticar su actitud abusiva y mundana. Paralelamente crece su inseguridad y control por lo que incita cada vez mas a la rebeldía...¡qué triste! muchos se van heridos de las iglesias sin haber entendido ese principio de la autoridad. Esto me anima a orar con mas fe por los pastores y lideres que se desvían.
Bendiciones.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato