Hermamos reciban de mi un saludo de paz y bien y a la vez comentarle que el matrimonio es una oportunidad de vivir el amor en todo su esplendor porque comprtimos minuto a minuto con la persona que Dios nos regaló para que constriyeramos hidilios de amor. Pero llegan ciertos momentos donde nuestro amor ya no se manifiesta con la misma intensidad y cominza el corazón de alguno de los dos en una interminable agonia y desesperante tribulación porque cada vez más las cosas pasan de de castaño a oscuro y no vemos el día en que pueda llegar la calma y todo vuelva hacer como antes y manteniendonos con la esperanza que sean aun mejor que ayer, pues yo estoy atravesando por momentos bastante dificiles, al llegar al punto que nosotros no nos hablamos y no porque yo no le quiera hablar sino que el simplemente no lo permite, siento que cada día él es má y más indiferente para con mi persona y no lo niego a mi me duele profundamente todo su comportamiento, porque este no es el hombre del cual me enamoré, les ruego que por favor me ayuden a orar por mi matrimonio, yo le pido a Dios la restauración e mi matrimonio que se haga la voluntad de Dios en mí y que me cuide a mi bebé Diego Andres Brito Mojica amen

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato