Las células en la casa de la hermana Edna fueron muy llenas de la presencia del Espíritu Santo, a más de que ella fue como una madre para mi, al estar lejos de mi familia y mi patria...
Le agradezco por todo ese amor que me mostró durante todo ese tiempo..
Bendiciones siempre..

PD:Y ánimo a todas la personas que tengan esa sed por Dios para que en conjunto busquen de su presencia y sean reconfortados...

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato