Hermano, sigue adelante, no desmayes, yo estuve como tù, caido, desalentado, pero en Cristo encontrè el camino, la guìa necesaria para superar mis errores y mi adicciòn al alcohol. Al principio te serà un tanto difìcil, pero en esos momentos de tentaciòn, ora mucho, pídele a Dios que fortalezca tu caràcter, que se acerque màs a ti. Si desmayas, vuelve a intentarlo, pero nunca te desalientes. Cuando menos lo pienses, diràs como yo: SOY LIBRE EN CRISTO JESÙS QUE ME REDIMIÒ.

Esfuèrzate, y declaro que eres más que vencedor

Carlos Navarro

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato