Sermón 18 de mayo 2014: El clamor de Agar

[Jonatán Toledo]
  • Presenter: Jonatán Toledo
  • Date: May 18, 2014
  • Location: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos a celebrar a las mujeres, las abuelas, las tías, las hijas, todas esas personas que influyen la vida de nuestros chiquitos por doquier.

Y alguna frase famosa que compartía con la Congregación en inglés la semana pasada era que detrás de cada gran hombre hay siempre una gran mujer, esas son cosas que uno escucha y yo creo que muchos estamos de acuerdo con eso. Otra que yo encontré fue que no pueden haber grandes hombres o grandes mujeres sin grandes madres, y yo le añadí sin grandes padres también, porque yo pienso que los papás también juegan un papel muy importante en el desarrollo de los chiquitos. Y por último algo que Abraham Lincoln dijo: que todo lo que es y espera ser se lo debe a su madre angelical. Yo creo que muchos de nosotros quizás nos identificamos con esa frase en cuanto a nuestros padres.

La semana pasada hablamos de varias mujeres de la Biblia como Ruth, Débora, Ester, Ana, Rebeca, todas estas mujeres que hicieron cosas diferentes que fueron de gran significado para el mundo, yo creo que el Pastor también mencionó algunas de estas mujeres, incluyendo la mujer cananea que era la cirofenicia, que le pidió a Dios que la bendijera, que orara por su hija que estaba endemoniada, el Señor le dijo que no porque ella no era judía y que Él no había venido para ese tipo de personas, y ella dijo: pero Señor, pero aún los perros comen de lo que cae de la mesa de los maestros.

Entonces con su fe ella luchó, luchó y luchó y el Señor la bendijo, y yo pienso que eso es más o menos lo que quiero compartir el día de hoy, pero no vamos a hablar acerca de ninguna de estas mujeres. Hoy yo quiero hablar acerca de otra mujer en la Biblia que quizás no es tan famosa pero yo pienso que su vida tiene algo muy importante que enseñarnos a todos nosotros, no solamente a las madres sino a los padres, a todos y cada uno de nosotros. Yo quiero hablar acerca de Agar.

Agar, y yo pienso que Agar tiene una historia de una mujer fuerte y una mujer luchadora, yo pienso que hay varios principios que nosotros podemos aprender acerca de ella. Vayan conmigo a Génesis capítulo 16, versículos del 7 al 13. Y dice la Biblia: "Y halló el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur, y le dijo a Agar, sierva de Sarai: ¿de dónde vienes tú y a dónde vas? y ella respondió: huyo de delante de Sarai, mi señora; Y le dijo el ángel de Jehová: vuélvete a tu señora y ponte sumisa bajo su mano." Algunas traducciones dicen: "Sométete a su autoridad."

"Y le dijo también el ángelo de Jehová: multiplicaré tanto tu descendencia que no podrá ser contada a causa de la multitud; Y además le dijo el ángel de Jehová: he aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción. Y él será hombre fiero, su mano será contra todos y la mano de todos contra él, y de delante de todos sus hermanos habitará."

"Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: "Tú eres el Dios que ve, porque dijo: he visto aquí al Dios que me ve. Por lo cual llamó al pozo: Pozo del viviente que me ve, y he aquí está entre Cadesh y Berel. Y Agar dió a luz un hijo de Abram y llamó Abram el nombre del hijo que le dió Agar: Ismael, y era Agar de 86 años cuando Agar dió a luz a Ismael."

Una historia un poco interesante. Y antes de seguir adelante quiero hablarle un poquito acerca del trasfondo histórico de todo esto. Hay una leyenda que cuenta que Agar era la hija de uno de los reyes de Egipto que conoció a Sarai y Abram cuando ellos vivían en Egipto, y se acercó mucho con ellos. Y cuando Sarai y Abram decidieron partir de Egipto ella le dijo a su papá, que era el rey que ella quería irse con ellos, y el papá le dijo: pero ¿te estás volviendo loca? tú te vas a ir con esa gente y para ellos te vas a convertir en simplemente una sierva mientras que aquí tú eres mi hija, tú eres una princesa, tienes todas las comodidades.

Y dice la leyenda que ella le dijo a su papá: Yo prefiero ser una sierva en la casa de Abram y Sarai donde habita el Dios viviente que quedarme aquí en Egipto adorando los ídolos que todos nosotros hemos tenido por tantos años, y que ella decidió irse, y se fue con ellos. Pero simplemente eso es una leyenda.

Cuando yo estaba leyendo sobre eso dije: wow mira, qué interesante de ver cómo la tenacidad de Agar y decidir esto en caso que fuera así. Pero lo que nosotros sí sabemos de ella es que ella sí era egipcia, se unió a la familia de Abram mientras él y Sara estaban en Egipto, y le dió a luz un hijo a Abram que lo llamó Ismael, y así se convirtió en la fundadora de todos los ismaelitas y las naciones árabes.

Como egipcia es muy probable que ella haya venido de un trasfondo bien idólatra porque los egipcios adoraban todo tipo de dioses, y el hecho de que ella llegó a ser una esclava, una sierva en la casa de Abram y Sarai quizás la expuso a ella a los conocimientos del Dios de Irrael, el Dios de Abram, el Dios de Sara, el Dios verdadero; entonces me imagino que quizás devocionales familiares que tenía Abram con toda su familia, con toda su gente, a través de esto quizás ella escuchó la Palabra y pudo conocer a lo mejor acerca de Dios. Entonces eso es un poquito del trasfondo. Pero todavía hay más.

Si uno hace un zoom out y abrimos un poco el lente vamos a comenzar desde Génesis 16 capítulo 1 para ver todo este trasfondo de lo que está pasando con la relación de Agar y esta situación que el ángel de Dios la encontró en el desierto.

Génesis 16:1 dice que Sarai, mujer de Abram no le daba hijos y ella tenía una sierva egipcia que se llamaba Agar: "Dijo entonces Sarai a Abram: ya ves que Jehová me ha hecho estéril. Te ruego pues que te llegues a mi sierva, quizás tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai; Y Sarai, mujer de Abram tomó a su sierva egipcia al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dió por mujer a su marido."

Qué interesante esto ¿verdad? Una esposa que no puede tener hijos tiene una sierva, vamos a decir una ama de casa en nuestro tiempo, la sirvienta, la niñera, lo que sea ¿verdad? y le dice: bueno como yo no puedo tener hijos yo quiero que tú te llegues a mi sierva y que tengamos un hijo a través de ella. Algo un poco escandaloso para algunas personas. Sin embargo, en aquella cultura era algo como común entre las personas de aquél entonces, las personas que no podían tener hijos eran consideradas como maldecidas por Dios y era algo así como bien grande, como que ¿tú no puedes tener hijos? entonces lo que acostumbraba la persona era tener hijos a través de los esclavos, entonces cuando los esclavos daban a luz ese niño era adoptado en la familia como si fuera hijo de los líderes de esa familia, entonces era algo como común.

Sin embargo, aunque era algo común en aquel entonces no es algo que Dios necesariamente animaba. Si uno mira en la Biblia cada vez que habían situaciones donde había un hombre de Dios que tenía más de una esposa las cosas nunca terminaban bien, siempre habían complicaciones, y uno de los ejemplos famosos fue Jacob con Raquel y Lea ¿verdad? todos los problemas que tuvieron con las doce tribus y todas esas cosas. Así que era algo como que permisible pero no era algo que Dios como que animaba a Su pueblo a hacer.

Y esto simplemente, cuando yo estaba leyendo esto decía: esto es como una telenovela de la vida real, a ustedes que les gustan las novelas, mire que hay una novela en la Biblia. Y yo dije: porque aquí tenemos un triángulo amoroso ¿verdad? entre una esposa, Abram que era el galán, siempre hay un galán en la telenovela, y entonces aquí está la sirvienta o la criada. Yo creo que todas esas telenovelas mexicanas, venezolanas, colombianas ya uno ha visto esto, a lo mejor fue de la Biblia que adquirieron estas ideas ¿verdad? pero estas son cosas que entretienen a la gente. Y yo dije: pero esto es una novela, aquí hay un triángulo amoroso entre tres personas.

¿Y qué pasó con esto? bueno, una de las cosas fue que Abram terminó teniendo relaciones con una esposa sustituta, una persona que no era su esposa, era una práctica común de esos tiempos; fue una solución humana ante el problema que Sarai y Abram tenían que era no poder tener hijos. Dios les había prometido a ellos que ellos iban a tener un hijo de ellos dos, pero ellos se desesperaron y dijeron: ¿tú sabes qué? quizás Dios quiere tú sabes, ayúdate que Yo te ayudaré, yo tengo que poner de mi parte y entonces vamos a hacer como yo pienso.

Entonces hicieron una solución humana, dudaron de la Promesa de Dios y aquí se ve esta lucha entre la fe de Dios, contra las costumbres de aquel tiempo. Muchas veces cuando Dios nos promete cosas a nosotros y nosotros vemos que todo el mundo a nuestro alrededor se conduce de una manera diferente nosotros tratamos de acomodarnos a lo que dice la gente porque es lo que se ve normal, es lo que se ve como que tiene sentido, y a veces tomamos soluciones por nuestra propia cuenta y ponemos las promesas de Dios a un lado en nuestras vidas, y esto fue lo que pasó en esta telenovela de la vida real de Sarai, Abram y Agar.

Entonces yo me puse a estudiar los diferentes personajes en esta telenovela y tenemos a Sara la busca-pareja ¿verdad? ella está en su casa pero ella necesita hacer algo y le buscó una pareja a su esposo Abram. Fíjese que en todo este timpo Abram nunca se mostró como hesitant, como titubeante o resistente a esta idea ¿verdad? él escuchó, la Biblia dice que él escuchó lo que le dijo su esposa. Algo interesante aquí: esta idea tan loca como parece, fue su propia esposa quien la pensó.

A veces las personas más cercanas a nosotros, las personas en quienes más confiamos y con quienes tenemos más intimidad pueden darnos ideas descabelladas que a nosotros quizá nos parezcan aceptables simplemente por la confianza que le tenemos a esa persona; y bueno, si está viniendo de esa persona pues puede que esté bien.

Hay una frase que dice que: en la confianza está el peligro, y muchas veces es con nuestros amigos más íntimos que nosotros hacemos las travesuras que nosotros hacemos por ahí, porque tenemos confianza, eso se va a quedar entre nosotros, pero tenemos que tener cuidado escuchamos consejo y escuchamos la voz de las personas que están mas cercanas a nosotros.

Yo estoy seguro de que si ese consejo llega a oídos de Abram por boca de cualquier otra persona en su casa, lo que sea, quizás él no hubiera prestado tanta atención porque: ¿y este loco qué es lo que me está diciendo? pero fue su propia esposa, entonces él dijo: bueno, tiene sentido.

Agar era la víctima en este triángulo ¿verdad? ella era una esclava aparentemente con las manos atadas. ¿Cuáles eran las opciones de Agar? ella podía echarse a la fuga, que mandaran soldados a buscarla, quizás matarla o maltratarla, entonces ella no tenía como que no tenía, tú sabes, salida. Yo me puse a pensar: pero Agar quizás pudo haber dicho que no, que por qué no buscan otra sierva o algo así, y yo dije: bueno, quizás Agar le atraía a Abram ¿verdad? y había una oportunidad como que wow, este galán ahora me toca a mí; como en las novelas, las criadas siempre se enamoran del amor imposible, del dueño de la casa (risas). Esto es bíblico, así que cuando usted vea Univisión esta semana usted dice: eso fue de la Biblia que lo sacaron.

Entonces, pero ella era una víctima porque ella no tenía mucho que escoger y simplemente se abstuvo a sus consecuencias. Pero tenemos que ver los consejos de nuestros amigos en contra de la Voz de Dios. En ningún momento aquí se ve que Abram consultó con Dios. Él simplemente escuchó lo que dijo su esposa, como Agar quizás se mostró dispuesta también dijo: bueno, no hay problema ni con mi esposa ni con Agar así que, vamos pa' allá. Entonces hay que tener cuidado porque a veces nosotros malinterpretamos las circunstancias de nuestra vida y cuando todo parece alinearse uno dice: bueno, esto es de Dios, y hay que tener cuidado con las cosas así, porque a veces Dios permite que pasen cosas así simplemente para probar nuestra fe y para probar nuestra confianza en lo que Él ha prometido para con cada uno de nosotros.

Pero miren lo que dice en el versículo entonces 4, siguiendo dice: "Y él se llegó a Agar la cual concibió, y cuando vió que había concebido miraba con desprecio a su señora. Entonces Sarai dijo a Abram: mi afrenta sea sobre ti, yo te di mi sierva por mujer y viéndose encinta me mira con desprecio; juzgue Jehová entre tú y yo. Y respondió Abram a Sarai: he aquí tu sierva está en tu mano, haz con ella lo que bien te parezca. Y como Sarai la afligía, ella huyó de su presencia." Entonces aquí está Abram, ya asintió, hizo todo. Entonces miren lo que pasó con Agar.

Agar de repente pasó de ser una sierva a una esposa. Ya ella no era como todas las otras siervas de la casa, en su mente ella era una esposa porque ya yo tenía un hijo, y cuidado. Ahora quizás yo estoy más elevada que Sara porque yo le di un hijo y Sara no le dió un hijo.

Entonces su actitud cambió ¿verdad? eso fue como una promoción que le dieron. Y la Biblia dice que entonces ella después que dió a luz miraba a Sara con desprecio, o sea la menospreciaba, como que se enorgulleció. Y esto me pone a pensar a mí a veces en nuestros trabajos cuando alguien recibe alguna promoción de algún tipo. Nuestra actitud cambia y de repente uno se cree como que ya uno es la gran cosa.

Lo que pasó con Agar aquí fue que ella perdió su identidad, ella perdió su humildad. Como sierva ella era una persona bien humilde: sí señor, sí señora, pero desde que pasó esta situación ella perdió su esencia. Ya no era la sierva esclava humilde, tranquila, consentida, ahora quizás se llenó de orgullo y quizás ella pensaba que era una mejor mujer, quizás pensaba que estaba más favorecida por el mismo Dios porque ya había podido tener hijos y Sara no, estaba quizás en línea a ser mejor amada por Abram porque ahora tenemos una familia de nosotros dos, independientemente de que Sara está aquí; ya no soy esclava, ya no me voy a someter más y ya yo tengo derechos.

¿Qué pasa con nosotros cuando nosotros comenzamos a aprender sobre los diferentes derechos que nosotros tenemos en nuestros lugares de trabajo? nos entra como que no, es que no, las cosas no son así porque esto y lo otro, y yo siempre pienso en las personas que comienzan a escalar de una posición a otra en diferentes compañías. Cuando uno entra, uno es amable con todo el mundo, bien servicial con todo el mundo, pero después que uno llega a ser una persona importante ya entonces es con cita que hay que hablar conmigo, que tal cosa, que no sé qué.

Hermanos: yo pienso que nosotros no debemos perder nunca nuestra esencia independientemente de nuestra situación en nuestros trabajos o en nuestras escuelas, o donde quiera que estemos. Cuando Dios nos bendice más, más humildes tenemos que ser y reconocer que las bendiciones vienen de parte de Dios.

Esto no fue lo que pasó con Agar y esto trajo también consecuencias. Miren lo que dice en el versículo 5, la actitud de Sarai. "Sarai entonces se enojó y le dijo a Abram: mi afrenta sea sobre ti, yo te di mi sierva por mujer y viéndose encinta me mira con desprecio, juzgue Jehová entre tú y yo" entonces Sarai dijo: ah ¿tú eres mala? pero yo soy más mala que tú, espérate. Y ahí comenzó entonces la pelea.

Sin embargo pasó algo que yo le he llamado como el síndrome de Adán y Eva. Sarai comenzó a buscar un culpable ¿y a quién le echó la culpa? a Abram. Ella dijo: "Mi afrenta sea sobre ti" le echó la culpa, habiendo sido ella la que causó, la que vino con la idea, todo, todo. ¿No pasa eso a veces en nuestras vidas? nosotros fallamos en reconocer nuestros propios errores y queremos buscar otra persona a quien echarle la culpa. Eso pasa en nuestros trabajos, eso pasa en nuestros hogares, siempre hay como que buscar a alguien para nosotros evadir la responsabilidad. Y eso es lo que estamos viendo desde el principio.

Adán y Eva. Cuando metieron la pata ¿qué dijo Adán? bueno espérate, fue Eva, y Eva dijo: bueno espérate, fue la serpiente, y el Señor les dijo: Ok, es verdad pero los tres van a llevar. A cada uno de ustedes le voy a dar lo suyo. ¿Me entiende? entonces eso fue lo que hizo Sarai.

Ella entonces comenzó a culpar a Abram a raíz de que ella fue la que se impacientó ¿verdad? porque Dios le había hecho la promesa y ella no pudo esperar en Dios, dudó de la promesa de Dios y trató de hacer las cosas por su mano. Su solución humana le creó problemas.

Muchas veces cuando nosotros tratamos de resolver las cosas por nuestra propia cuenta, fuera de los parámetros que Dios ha establecido para nuestras vidas, las cosas puede que funcionen o que aparentemente funcionen pero nunca terminan bien porque no fue así que Dios diseñó las cosas. Entonces tenemos que tener cuidado con las decisiones que nosotros tomamos, siempre tratar de hacer las cosas a la luz de la Palabra de Dios para que podamos contar con la bendición de Dios que es la que enriquece como dice Su Palabra.

Después de esto Sara se convirtió en una mujer amargada y dice la Biblia que ella comenzó a abusar de su poder, y dice que ella afligía a Agar. Tenemos que tener cuidado cuando pasen situaciones en nuestras vidas que nos amarguen a nosotros, tenemos que tener cuidado de no querer descargar nuestra ira, nuestra infelicidad con las personas a nuestro alrededor. A veces son las personas más cercanas a nosotros que pagan los platos rotos por las cosas que pasan o en hogares o en nuestros trabajos.

Entonces tenemos que mantener en mente siempre a qué es que Dios nos ha llamado y cómo es que Dios nos ha llamado a reaccionar ante los problemas de la vida, y aún cuando metemos la pata. Sara no debió de tratar de buscar un culpable a su situación. Si ella hubiera reconocido su problema y aceptado la corrección de Dios para su vida, y quizás manejado la situación de una manera diferente las cosas no se hubieran tornado como se tornaron.

Ahora, vamos a ver qué fue lo que hizo Abram frente a esta situación, porque él también tenía cartas en el asunto. A Abram desde el principio le hacía sentido: mi esposa, está bien, vamos, no hay problema. No consultó con Dios nunca, nunca habló con Dios en cuanto a ninguna de esas cosas; es bueno ser Pastor ustedes ven. Abram no consultó con Dios, se vió en unas encrucijadas que bueno, decía: bueno, no sé qué voy a hacer y simplemente siguió. Sin embargo cuando Sara lo confrontó él simplemente le dijo: "He aquí tu sierva está en tus manos, haz con ella lo que bien te parezca."

Hay dos cosas importantes en esto que le dijo Abram. Lo primero que yo noto en esto es que él no tomó responsabilidad tampoco, él dijo: no, pero, haz con ella lo que tú quieras, ella es tu sierva, quizás para mantener la paz con Sara. Porque yo me imagino que Sara habrá de haber estado bien enojada y gritándole así como se ponen algunas de ustedes a veces con sus esposos, yo creo que así mismo estaba ella. Y sin embargo, dos cosas, pues él como que se lavó las manos, le echó toda la responsabilidad a Sara, quizás como para ver como que: no, mi amor yo te amo, haz lo que tú quieras.

Y el lado bueno de esto es que quizás su respuesta fue apacible ¿verdad? que en un conflicto de pareja cuando las personas comienzan a gritarse y a pelearse él mantuvo la calma, y respondió calmadamente. Algunas veces cuando nosotros, la Biblia dice que: "La blanda respuesta quita la ira." Cuando nosotros nos encontremos en situaciones donde uno quiere estar peleando, uno de los dos tiene que tratar de calmarse y mantener la paz aunque usted tenga la razón, porque Abram tenía la razón. Sara no tenía la razón para nada y era la que estaba instigando y peleando.

Abram pudo haberle dicho bien a ella: espérate un momento, espérate, espérate, espérate. Fuiste tú la que viniste con la idea, yo ni siquiera te lo propuse, fuiste tú. Él no dijo nada, él en ningún momento se defendió. Él simplemente dijo: es tu sierva, está en tus manos, haz con ella como te parezca. Entonces a veces cuando las situaciones se tornen tensas en nuestros trabajos o en nuestros hogares, o en nuestras escuelas alguien tiene que ceder aunque uno tenga la razón y dejar que Dios se encargue del resto, y con el tiempo todo saldrá a la luz.

Esperar en Dios pacientemente y buscar Su consejo es la mejor respuesta ante los problemas y las incertidumbres de nuestra vida. Cuando uno se desespera porque ve como que Dios no responde y nada pasa, que el tiempo pasa y nada pasa, esperar pacientemente y seguir consultando con Dios: Señor ¿Señor Tú estás seguro, esto es lo que Tú prometiste para mí? esa es la mejor respuesta para nuestras vidas, permaneciendo en la Palabra y orando en la Palabra de Dios.

Ahora vamos al verso 7. Después de esto Agar tuvo que darse a la fuga porque ya ella no encontraba solución en su casa, Sara la estaba oprimiendo, Abram no se metía en nada, entonces ella dijo: bueno, me voy por aquí que es más derecho. Y se fue, y dice: "Y la halló el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur." El camino de Shur era camino hacia Egipto. Ella dijo: yo me voy para mi casa otra vez, yo no tengo por qué estar en esta situación, yo me voy. Se fue.

Pero me llama la atención que Dios la encontró en el desierto y el desierto en la Biblia a veces es como un lugar vulnerable donde uno no tiene ayuda, donde uno generalmente se encuentra solo y qué bueno es saber que Dios la encontró allí, en ese desierto donde ella se encontraba.

Y mire lo que le dijo el ángel de Dios. Le dijo: "Agar sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú y a dónde vas?" Esas preguntas son muy importantes. A veces cuando nosotros estamos en desesperación y comenzamos a correr y a huir de nuestros problemas no tenemos claro lo que vamos a hacer, simplemente estamos corriendo como por inercia para salir de la situación. Pero el ángel quería que ella pensara y dijera: ¿de dónde vienes y a dónde vas? Y le dijo ¿dónde está? verso 7, le dijo: "Y ella respondió: huí de delante de Sara, mi señora. Y le dijo el ángel de Jehová: vuelve a tu señora y ponte bajo su mano; y también le dijo el ángel de Jehová: multiplicaré tanto tu descendencia que no podrá ser contada a causa de la multitud."

Y luego en el verso 11 le dijo: "He aquí que tú has concebido y darás a luz un hijo." El ángel del Señor le recordó que: estás embarazada, tú no puedes andar así en el desierto por más fuerte que tú creas que seas, regrésate a tu casa. Él le dijo dos cosas: vuélvete a tu señora y sométete ante ella.

Lo primero que yo me puse a pensar cuando yo ví que el ángel le dijo: vuélve a tu señora, yo dije: pero si yo fuera Agar yo le digo: pero ¿cómo es la cosa? ¿tú no estás viendo cómo a mí me están tratando en esa casa, que yo ahí soy una víctima, que ahí me tienen marginada, que desde el principio? ¿tú me estás que vuelva para allá? no, no, no, pero tú te estás volviendo loco.

Quizás para ella no tenía sentido, pero quizás lo que Dios quería era trabajar su humildad y volverla a ese lugar de sencillez donde ella estaba antes de convertirse en una mujer arrogante y buscapleitos por así decirlo. Y mira lo que dijo, el ángel le dijo en el verso 8: "Agar, sierva de Sarai." Él le recordó que ella todavía era una sierva de Sarai independientemente de que ella tuviera un bebé en su vientre, y al él enviarla a que volviera de regreso él estaba diciendo que: correr a tus problemas nunca soluciona los problemas. Nosotros tenemos que regresar y enfrentar nuestros problemas. Y él quería que ella regresara y enfrentara su problema, y tomara responsabilidad por lo que ella también había hecho porque ella también era parte de todo esto.

Ahora, ella no iba a estar sola, ella iba a estar con Dios porque Dios iba a estar con ella y la iba a acompañar. El ángel de Dios no se le apareció simplemente por aparecerse. El ángel de Dios se le apareció a ella para que ella supiera que Dios no estaba ajeno a los problemas que ella estaba enfrentando, que Dios la veía y estaba con ella. Y el hecho de que ella pudo tener esta conversación con el ángel ahí en el desierto muestra que ella creía en el Dios verdadero, en el Dios de Abram, en el Dios de Sarai, y por eso fue que Dios se acordó de ella y apareció. Y le dijo: regresa y sométete a tu señora.

Agar estaba totalmente justificada en su acción de correr y darse a la fuga porque cualquiera de nosotros quizás hubiera hecho lo mismo. Sin embargo, al ángel decirle que regresara quizás le estaba diciendo: yo necesito que, quizás tú vas a salir de este problema en algún momento pero ahora no es el tiempo. Ahora yo necesito que tú vuelvas, confrontes tus problemas, arregles tu relación con Sara para que cuando tú salgas, tú salgas en bien, de buena manera.

Más adelante vamos a ver que ella se fue otra vez. Pero a veces me pone a pensar que evadir los problemas no es la mejor solución, y antes de evadir los problemas nosotros debemos de confrontarlos, tratar de buscar una solución y si no aparece una solución entonces evitarlos pero amigablemente, salir y no tener como cola que le pisen como dicen por ahí ¿verdad?

En una situación del trabajo cuando uno tiene conflicto con su supervisor o cualquier otra persona lo más fácil es decir: mira yo renuncio, me voy de aquí, no soporto, no sé qué. Está bien, quizás va a haber un tiempo para que tú renuncies pero ¿cuál es la manera en que tú vas a renunciar? ¿vas simplemente a dejar todo así tirado patas para arriba y te vas a ir para hacerle un daño a la compañía, a pesar de que quizás están haciendo mal contigo, no te están tratando justamente? No, confróntalos, habla la verdad en amor y vamos a salir bien porque no hay necesidad de por qué salir mal de las situaciones.

Entonces eso era lo que el ángel le estaba diciendo: sométete a su autoridad. Y luego le dijo: "Multiplicaré tanto tu descendencia que no podrá ser contada a causa de la multitud" le estaba prometiendo que a medida que ella regresara él iba a estar con ella y que su historia no terminaba ahí, que él la iba a bendecir a pesar de que ella pasara por el fuego. Y qué bueno es saber que uno puede contar con Dios cuando uno está en el desierto de la vida, absolutamente sin nadie. Resultados de situaciones que están fuera del control de uno, que han sido impuestas en uno por fuerzas exteriores o mayores, qué bueno es saber que Dios se encuentra a uno en el desierto. Pero Dios quiere que cuando nos encontremos en el desierto nos auto-examinemos y evaluemos nuestro interior para corregir nuestras actitudes, y para hacer las cosas bien a pesar de todo.

En Primera de Pedro capítulo 2 versos 18 al 23, vamos a ir a la Biblia en Primera de Pedro capítulo 2 a ver lo que Pedro dice en cuanto al sometimiento con los demás, Pedro 2 del 18 al 23. Mira lo que dice la Biblia, aquí dice: "Criados: estad sujetos con todo respeto a vuestros amos, no solamente a los buenos y afables sino también a los difíciles de soportar." A veces es muy bonito sonreír cuando el jefe a uno le cae bien, pero ¿qué tal cuando a uno le cae mal, cuando se convierte en esa piedra en el zapato?

Mira lo que Pedro le está diciendo a los esclavos de aquél entonces, les dice: "Tienen que someterse a los difíciles de soportar porque esto merece aprobación, y si alguno a causa de la consciencia delante de Dios sufre molestias padeciendo injustamente, pues ¿qué gloria es si pecando sois abofeteados y lo soportais? Mas si haciendo lo bueno sufris y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios, pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros dejándonos ejemplo para que sigáis sus pisadas."

"El cual no hizo pecado ni se halló engaño en Su boca, que cuando le maldecían no respondía con maldición, cuando padecía no amenazaba, sino comendaba la causa al que juzga justamente." Cuando nosotros nos encontramos en situaciones en nuestra vida que sean injustas, que sean opresivas, nosotros tenemos que someternos y pelear la batalla de rodillas con Dios diciéndole a Dios que pelee por nosotros, que nos ponga en gracia y que haga justicia.

Dios obra de maneras misteriosas en nuestras vidas y tiene maneras a veces un poco fuera de lo común para bendecirnos. Pero cuando uno se encuentra en una prueba quizás Dios lo que está es fortaleciendo nuestro carácter, fortaleciendo nuestra actitud y preparándonos para otro escenario más adelante que quizás va a ser similar o peor. Entonces uno tiene que manejar las cosas a la luz de la Palabra de Dios y tratar de someterse confiando de que con Dios uno va a poder soportar la prueba y va a poder salir adelante. No es por sí solo, es acercándonos a Dios.

A veces cuando nosotros dejamos de orar, de leer como que nos enfriamos y nos convertimos simplemente en cristianos de los domingos, Dios entonces envía pruebas a nuestras vidas para que nosotros nos acerquemos a Él. Muchas personas vienen a Dios cuando están afligidos, cuando están vulnerables, porque es que se recuerdan de que no pueden por sí mismos y que necesitan a Dios.

Entonces la Biblia dice en un lugar: "Bienaventurado el varón que soporta la tentación." Dios quiere que seamos fieles a Su llamado, que soportemos, que nos mantengamos humildes y que cuando sea momento de salir de la situación opresora en la que nosotros estamos salgamos con la frente en alto y salgamos dejando las cosas bien, y dejando las cosas en paz, cuidando nuestro testimonio.

Ahora, en el versículo 11 otra vez de Génesis 16, vamos a regresar a nuestro pasaje de Génesis, vamos a ver la conversación que el ángel tuvo con Agar cuando la encontró allí. Dice la Biblia: "Además le dijo el ángel de Jehová: he aquí que has concebido y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción. Y él será hombre fiero, su mano será contra todos y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará. Entonces llamó el Nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres el Dios que ve, porque dijo: he visto aquí al Dios que me ve."

"Por lo cual llamó al pozo: el pozo del viviente que me ve, y he aquí que queda entre Cadesh y Berel. Y Agar dió a luz un hijo de Abram, y llamó el nombre del hijo que dió a Abram: Ismael, y era Abram de edad de 87 años cuando dió Agar a luz a Ismael." Fíjese una frase clave aquí: Dios ha oído tu aflicción. Ella estaba en el desierto, y en el desierto ella clamó a Dios, y Dios escuchó su aflicción.

Muchos de nosotros a veces vamos por situaciones en nuestras vidas donde nos sentimos solos a pesar de que estemos rodeados de gente, a pesar de que tengamos el apoyo de nuestra familia o de nuestros amigos, pero hay momentos en la vida en que nosotros nos sentimos solos en un desierto, sin esperanza y sin ayuda. En esos momentos la Biblia quiere que nosotros le clamemos a Dios porque dice que Dios va a escuchar nuestra aflicción, y lo bueno de Dios es que Dios cuando Él escucha nuestra aflicción es que Él responde. Y Dios le respondió a Agar y le hizo una promesa de que Él iba a estar con ella, y Agar dijo: Tú eres el Dios que ve. Ella reconoció que Dios en medio de esa aflicción la vió, se acordó de ella y trató con ella.

Ahora, vamos a ver la parte donde está la telenovela. Si uno avanza al capítulo 21 en el Libro de Génesis uno ve lo que pasó después de eso. Agar regresó a la casa de Abram y Sarai, y ella se reintegró a la familia, tuvo su bebé y yo creo que fueron algunos catorce años que pasaron desde que nació Ismael y antes de que Abram y Sara pudieran tener a Isaac, pero mire lo que pasó una vez que ellos pudieron concebir el hijo de la promesa, el hijo de la promesa que Dios había hecho.

En Génesis 21, comenzando con el versículo 9 dice: "Y vió Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta había dado a luz a Abram, se burlaba de su hijo Isaac. Por lo tanto dijo a Abram: echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac, mi hijo. Este dicho pareció grave en manera a Abram a causa de su hijo. Entonces dijo Dios a Abram."

¿Ustedes ven la diferencia de este conflicto y el conflicto exterior? en este conflicto ya Abram está buscando la Voluntad de Dios. Cuando Sara le dijo otra vez: echa a esta mujer imagínense ustedes, Ismael tenía unos catorce años. Durante esos catorce años de su vida, mientras Isaac no había nacido quizás Ismael tenía una idea en su mente de que él era el hijo de la promesa, de que él era el hijo que Dios había prometido a Abram y que a través de él era que Dios iba a hacer todas esas cosas que Él le había prometido, entonces en su mente él está operando bajo esto.

Pero inmediatamente nace Isaac y es el hijo directamente de Sara y de Abram, entonces Ismael dice: espérate, entonces no soy yo. No pero ese muchachito representa un problema para mí. Y comenzó a tratarlo mal ¿verdad? comenzó a burlarse de él, la Biblia dice que se burlaba de él, que lo denigraba, porque se puso celoso. A veces los hermanitos cuando nace un hermanito pequeño se ponen celosos y quieren tener toda la atención para ellos, y todo eso. Y esto entonces agravó las cosas otra vez entre Sara, Abram y Agar hasta el punto de que Sara decidió echarla ya definitivamente.

Y Abram entonces afligido se puso a hablar con Dios, y mira lo que le dijo Dios a Abram: "No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva. En todo lo que te dijere Sara oye su voz, porque Isaac te será llamado descendencia." Ahora Dios le está diciendo a Abram: Está bien, no te preocupes por el niño y por Agar, escucha la voz de Sara. Y también le dijo: De la sierva haré una nación porque es tu descendiente. Agar tenía una bendición particular de parte de Dios también porque ella era parte de la familia de Abram.

Muchas veces nuestros familiares independientemente de la situación en la que ellos se encuentren, son bendecidos por la gracia que nosotros tenemos delante de Dios. No importa la situación en la que se encuentren tus familiares, Dios tiene misericordia de ellos también por el amor que te tiene a ti. Y Dios no va a retardar Su promesa, Él la va a cumplir en su tiempo de acuerdo a Su plan.

Muchas veces yo sé que nosotros venimos con cargas por nuestros familiares. Todos tenemos historias, todos tenemos dramas en nuestras vidas, pero debemos dejar nuestras cargas en las Manos de Dios para que Dios trate con ellas y vea con ellas, y esto es lo que Dios le está diciendo a él.

"Entonces Abram se levantó muy de mañana, tomó su pan y un odre de agua, y lo dió a Agar, y poniendo sobre su hombro le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió, y anduvo errante por el desierto de Beerseba. Y le faltó agua en el odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto, y se fue, y se sentó enfrente a la distancia de un tiro de arco porque decía: no veré cuando el muchacho muera."

Aquí está Agar de nuevo huyendo a sus problemas, ese era su mecanismo de defensa, ella quería huír a los problemas. En vez de quizás quedarse con su hijo hasta el último aliento ella dijo: no, yo lo voy a dejar aquí, yo no puedo ver eso, yo me voy, yo me voy. Se fue y lo dejó al tiro de un arco, me imagino que un tiro de un arco, no sé qué tan lejos llega una flecha pero me imagino vamos a decir dos bloques, tres bloques, ella no quería estar ahí para presenciar eso. "Y cuando ella se sentó enfrente, cuando ella se fue, el muchacho alzó su voz y lloró. Y oyó Dios la voz del muchacho."

Esto me pone a pensar a mí que Ismael, a pesar de las circunstancias a través de las cuales él llegó al mundo llegó a conocer a Dios, y él llegó a conocer a Dios quizás porque pues, como hijo de Abram, Abram le instruyó a que conociera el Dios real, pero también Agar, Agar conocía de Dios, quizás ella le habló de Dios. Y quizás durante su tiempo en el desierto mientras ellos vagaban, ella seguro decía: no te preocupes, Dios va a proveer, Dios nos va a ayudar como lo haría cualquier madre en un momento de desesperación.

Entonces en ese momento que Ismael se vió solo, porque ya estaba muriendo, su mamá se fue, Ismael lloró y clamó a Dios, y Dios lo escuchó. No importa lo pequeñas de las cosas que nosotros hagamos para con nuestros hijos cuando les hablemos de la Palabra de Dios, eso se les queda a ellos.

A veces si usted simplemente se sienta a orar con ellos de noche en su cama o a decirles unos versículos, eso se les queda. Cuando yo era pequeño mi mamá todas las noches se sentaba conmigo y decíamos un Salmo que dice: "En paz me acostaré y así mismo dormiré, porque sólo Tú me haces vivir confiado. Yo me acosté y dormí, y desperté porque Jehová me sustentaba. El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y los defiende."

Hermanos: todas las noches nosotros recitábamos ese verso antes de acostarnos y hasta hoy, yo me recuerdo de esos momentos. Y a veces en momentos de soledad yo recuerdo esas promesas de Dios, esa Palabra de Dios que fueron instruídas por mi mamá. Quizás esta fue la situación de Ismael.

Él se acordó de las promesas de Dios que quizás su mamá le decía cuando lo ponía a dormir. Quizás ellos vivían en una tienda de campaña separada a la de Abram y ella la que lo acostaba a él. Él clamó a Dios porque él conoció a Dios a través de sus padres, entonces Dios escuchó la voz del niño.

Entonces oye lo que dijo: "Y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿qué tienes Agar? no temas porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está. Levántate, alza al muchacho y sostenlo en tu mano porque yo haré de él una gran nación. Entonces Dios le abrió los ojos y vió una fuente de agua, y fue lleno el odre de agua, y dió de beber al muchacho. Y Dios estaba con el muchacho, y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco, y habitó en el desierto de Parán, y su madre le tomó mujer de la tierra de Egipto."

Aquí vemos que Dios estuvo con Agar y con Ismael durante toda su trayectoria en el desierto. Y una de las cosas por las que yo admiro tanto a Agar es porque ella representa a las madres solteras que luchan por sus hijos en el desierto en el que se encuentran. Y no solamente madres solteras, padres solteros también que luchan con sus hijos en el desierto donde se encuentran. A las abuelitas que luchan por sus nietos en el desierto donde se encuentran. Nuestra Iglesia está llena de madres, señores de personas que son padres solteros, madres solteras, muchas abuelitas que son las que arrastran a los nietos para acá para la Iglesia, y esas personas Dios las ve en el desierto en el que se encuentran.

Muchos de nosotros tenemos responsabilidades y cargas que Dios ve en el desierto en el que nosotros nos encontramos, y la promesa de Dios es que Él va a escuchar nuestra voz cuando nosotros clamemos. No importa la situación en tu vida por la que tú estés atravesando que quizás es simplemente íntima para ti y para Dios, tú no le has contado ese problema a nadie porque nadie te va a entender, sigue depositándolo delante de Dios y Dios te va a escuchar, y va a venir a tu rescate en Su tiempo.

Y aquí esto es lo que vemos. Dios estuvo con Agar y con Ismael durante el desierto, y dice la Biblia que él creció, y se convirtió en un tirado de arco, y habitó en el desierto, se casó, todo. Dios proveyó para Agar y para Ismael durante todo su trayecto en el desierto.

No sabemos cuántos años duraron ellos en el desierto, yo no sé cuántos años tú y yo vamos a durar en los desiertos que estamos atravesando, pero el principio que la Biblia tiene para nosotros en este día es que clamemos a Dios y busquemos la bendición de Dios.

Ismael significa: Dios escucha y él llegó a ser un hombre independiente que quizás no contó con el apoyo de su padre pero tuvo su Padre celestial que era Dios y que estuvo con él. Agar y Dios mantuvieron una relación aún cuando ella se alejó de la casa de Abram, de la casa donde fluía la leche y la miel, y todo eso, ella se mantuvo aferrada a su Dios y no puso su esperanza en los hombres, y en la protección que quizás su familia le pudo dar. Agar le dijo: Tú eres el Dios que me ve. Hay muchas madres solteras que experimentan la provisión de Dios.

Yo voy a leer con ustedes un ensayo que escribió una amiga mía, ella es miembro de esta Iglesia, Shirley, quizás algunos de ustedes la conocen, ella escribió esto cuando se graduó de la universidad de Harvard con una maestría en Administración de Negocios. Ella le tituló: "Me preocupo por los pequeños detalles." Ella dijo: "Mi madre quien emigró de Colombia balanceaba varios salarios de varios trabajos para proveer para nosotras. Cuando niña, la mayoría de las horas del día las pasaba entre la escuela y la casa de alguna niñera. Cada dos semanas durante el día libre de mi madre, nos poníamos al día en cuanto a nuestras vidas y hacíamos los quehaceres de la casa juntas."

"Me fascinaba ir con ella a la lavandería, no se imaginan el orgullo que sentía mi madre al lavar la ropa. Ella estableció un estándar de oro muy alto; al colocar downie en la lavadora me recordaba que los productos de buena calidad siempre logran los mejores resultados. En otras áreas gastábamos modestamente pero mi madre nunca comprometía nuestra lavandería."

Ella agregaba un toque especial a cada prenda de vestir. Sus manos agotadas por el arduo trabajo, rojas del calor de la secadora, meticulosamente planchaban cada arruga y cuidadosamente doblaban cada prenda. El olor de downie en mi uniforme escolar me recordaba que mi madre me amaba, me valoraba y que yo debería siempre luchar por la excelencia. Todos los días lucía mi uniforme como una armadura de guerra y marchaba valientemente con la confianza de que esos pequeños detalles me proveían."

"Aunque nuestras carreras se tornaron muy diferentes, me doy cuenta que me parezco de lo que pensé posible. Mi determinación, tenacidad y creatividad son un reflejo de la ética de trabajo demostrada a través del minucioso cuidado que daba a nuestra ropa. Como ella, yo elevo cada una de mis tareas a los más altos estándares, para que aún en mi ausencia, mi trabajo emane una fragancia duradera que hable por sí misma."

"En la vida nos enseñan a enfocarnos en las grandes metas, pero para mí, son los pequeños detalles los que hacen que nuestro diario vivir tenga más dulce aroma."

La primera vez que yo leí eso me tocó mucho porque es simplemente una historia más de muchas madres solteras o padres solteros que luchan solos por sus hijos. Yo quiero animarles a que nos enfoquemos en los pequeños detalles de la vida que marcan la diferencia. Que por más insignificantes que usted crea que son sus palabras o hechos, sus hijos la están absorbiendo. Las personas a su alrededor si usted no tiene hijos la están absorbiendo, y en usted ellos van a ver un ejemplo de una persona que se aferra a Dios y que busca a Dios, y una persona que cuenta con la bendición de Dios.

Dios a veces permite pruebas en nuestras vidas para Él poder glorificarse. Cuando las personas a nuestro alrededor ven nuestras luchas y luego ven la Mano de Dios bendiciéndonos no tienen otra opción que decir: wow, bendito sea el Nombre de Dios, porque yo sé por lo que ha pasado fulano, por lo que ha pasado fulana y sin embargo ahí está Dios para ellos.

Hermanos: Dios atendió el clamor de Agar e Ismael durante su tiempo en el desierto, y Dios demostró Su Poder en hacer que todas las cosas funcionaran para bien. Este triángulo amoroso que experimentaron Sara, Abram y Agar era un desastre por donde quiera que uno lo mirara, pero sin embargo Dios usó eso para glorificarse en la vida de Sara, en la vida de Abram y en la vida de Agar a pesar de las metidas de pata de cada uno de ellos. No importa qué tan profundo tú hayas metido la pata o yo haya metido la pata, Dios puede usar eso para glorificarse y para bendecirnos.

Ningún problema es muy complicado para Dios si le permitimos a Él que nos ayude. Cuando nosotros tratamos de solucionar las cosas por nuestra fuerza no terminan bien. No importa qué tan grande se ve el problema, vamos a someterlo a la Presencia de Dios y a esperar que Dios nos guíe y nos bendiga.

Agar fue una mujer fuerte y una mujer luchadora, y esta foto que yo encontré ahí como que se me grabó y me hizo pensar en eso, una foto de una mujer en el desierto que en su soledad, en su aflicción, donde nadie la escucha, donde nadie la entendía, ella miraba a Dios y clamaba a Dios. Entonces mi exhortación para nosotros este día es que traigamos nuestros problemas tal y como son ante la Presencia de Dios, y que clamemos en Él, y que esperemos en Él, que no nos impacientemos porque a Su tiempo Dios ha de obrar.

Vamos a orar. Señor: te damos gracias Padre por Tu bondad y por Tu misericordia en nuestras vidas Padre, y porque Tú eres el Dios que nos ve Padre. Tú estás atento a nuestro clamor Señor y Tú conoces el desierto de cada una de nuestras vidas Padre. Yo te pido en esta mañana para que, a medida que se nos agotan las fuerzas Padre, a medida que se nos agotan los recursos Señor, que podamos escuchar Tu Voz diciéndonos que Tú nos miras, que Tú nos amas y que Tú estás en control Padre. Te pido para que Tú nos bendigas Señor y que nos dirijas Padre, y que en esta semana podamos meditar en esta Palabra que hemos escuchado el día de hoy Señor, y acercarnos a Ti Padre, y confiar en Ti Señor de que Tú estás en control y que nos has de bendecir Padre, en el Nombre de Jesús, amén y amén. Que el Señor les bendiga hermanos.

Comments

 
 

Solo gracias, solo eso no tengo palabras, fue hermoso

 
 

Que preciosa palabra he sido muy bendecida que Dios los siga usando para su gloria

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options