Sermón 29 de diciembre 2013: En este edificio cada piedra es importante

Posted in Sermones
[Gregory Bishop]
  • Presenter: Gregory Bishop
  • Date: December 29, 2013
  • Location: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos a buscar en el Libro Primera de Pedro capítulo 2 que habla de la edificación de un edificio porque estamos edificando un edificio pero es mucho más que eso, Dios está edificando un pueblo y estamos viviendo un momento histórico, un momento de transición en la vida de esta Congregación.

Hay momentos, el comienzo de esta Iglesia en el South End, un grupito de personas allí en Villa Victoria allí adorando a Dios, cuando el Pastor Roberto entró aquí eso fue algo nuevo ¿no? un momento nuevo en la historia de esta Iglesia cuando él llegó a ser Pastor muy al principio.

Después cuando estaba en Cambridge y después cuando se mudó de Cambridge cuando cruzamos un río para acá ¿no? cruzar el río como Josué, abriendo las aguas y aquí estamos en otro momento clave de transición.

Todos los que han venido antes, algunos que tal vez no están aquí porque Dios los ha llevado a otros lugares son parte de este pueblo, son parte de este proceso y cada uno que es el más recién llegado, hay muchos aquí que es su primer día aquí en esta Iglesia; es tu primer día: tú eres parte de lo que Dios está haciendo. La Palabra de Dios dice que los últimos serán los primeros así que algunos que son los más recién llegados son los más importantes en este proceso.

Pero Dios está edificando algo y sí, hay una estructura física y esto es importante pero también hay una estructura humana, humana emocional que Dios está haciendo y tú y yo somos parte de eso pero es algo que nosotros tenemos que aceptar ser parte, no es automático. Dios pide que digamos sí a Su propósito en este momento de la vida de esta Congregación.

Así que leamos juntos o voy a leer Primera de Pedro capítulo 2 versículo 4 en adelante que dice: "Acercándoos a Él, piedra viva deshechada ciertamente por los hombres mas para Dios escogida y preciosa. Vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo."

Por lo cual también contiene la Escritura: "He aquí pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa y el que creyere en Él no será avergonzado. Para vosotros pues los que creéis Él es precioso, pero para los que no creen la piedra que los edificadores deshecharon ha venido a ser la cabeza del ángulo y piedra de tropiezo y roca que hace caer, porque tropiezan en la Palabra siendo desobedientes a lo cual fueron también destinados. Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios para que anunciéis las virtudes que os llamó de las tinieblas a Su luz admirable."

"Vosotros que en otro tiempo no érais pueblo pero que ahora sois pueblo de Dios, que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia pero ahora habéis alcanzado misericordia." Y Señor esto es lo que afirmamos el día de hoy: no merecemos nada ninguno de nosotros, esta Congregación, no podemos reclamar nada delante de Ti por nuestras propias fuerzas o bondad o fidelidad, nosotros reclamamos lugar de un derecho de ser escogido, reclamamos Tu misericordia Señor, que Tú nos escogiste a pesar de todo y Señor recibimos Tu misericordia en este día. Somos un pueblo edificado por Ti Señor, lo recibimos en Tu Nombre y te pido que nos hables a través de Tu Palabra en el día de hoy amén, amén.

Yo quiero comenzar con el final de este texto. Mire que al final dice: "Vosotros que en otro tiempo no érais pueblo pero que ahora sois pueblo de Dios, que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia pero que ahora habéis alcanzado misericordia" tu tarjeta de entrada en esta Iglesia no es ser una persona decente sino ser una persona perdonada por el Señor, ser una persona que sabe que necesita ser perdonada por Dios.

Si tú no necesitas no necesitas. Esta Iglesia es para personas que vienen sabiendo: yo necesito Tu misericordia y este texto sale de una imagen preciosa del Antiguo Testamento. ¿Cuántos sabemos la historia de Oseas? un profeta que fue llamado a casarse con una prostituta, imagínate. Por favor no cojan ideas de salir a la no sé qué: "Bueno Dios me llamó" bueno whatever. Oseas fue llamado a casarse con una prostituta, tuvieron dos hijos e imagínate esos nombres.

El primer nombre: lo-ruhama que significa: "no amado" ¿qué nombre no? pobrecito. El segundo niño se llamaba: lo-ammi que significa "no Mi pueblo" mensajes que Dios había deshechado al pueblo de Israel por su pecado, su idolatría, así que estos niños eran símbolos del castigo profético de Dios sobre el pueblo.

Pero después esta mujer que se llamaba Gomer, ella se portó mal y le fue infiel a su esposo y cometió adulterio, Dios le dice a Oseas: ahora tú sabes cómo Yo me siento, mi pueblo me ha sido infiel pero ahora Yo quiero que tú vayas y que tú la recibas otra vez, que tú la perdones y que tú te cases con ella de nuevo. Y la Palabra dice algo precioso, que en el lugar donde él dice: que Yo me voy a casar con ustedes otra vez Dios dice, yo quiero leer esto: perdóneme.

Oseas capítulo 2 versículo 20 dice: "Te desposaré conmigo en fidelidad y conocerás a Jehová." Había un re-casarse, un casarse de nuevo, un renovar los votos y Dios dice: así estamos haciendo tú y Yo Israel y Él dice al final: "Tendré misericordia lo-ruhama y diré a lo-ammi, a no mi pueblo que tú eres ahora Mi pueblo y él dirá: Tú eres mi Dios." Los que antes no eran pueblo ahora son el pueblo de Dios, los que antes eran deshechados y no amados ahora son escogidos y amados y preciosos para Dios y eso es el pueblo de Dios.

Somos nosotros un grupo de personas con defectos, debilidades y pecados pero somos un pueblo que ha recibido misericordia de Jehová, que Dios ha dicho: ahora sí tú eres Mi pueblo, ahora sí tú eres amado; no importa lo que se te ha llamado antes, eres Mío. Misericordia, es la base de todo.

Y así comienza este texto hablando de una estructura espiritual. Dice que venimos a Jesús y se compara a Jesús a una piedra, una piedra que se llama una piedra del ángulo, yo no soy constructor pero tengo entendido que en esta piedra se basa todo el edificio, si esta piedra está mal todo el edificio está mal. Jesús se compara a nuestra piedra del ángulo, piedra principal en el fundamento.

Y dice que esta piedra fue deshechada por los hombres que estaban edificando pero escogida por Dios y preciosa para Él y nosotros somos piedras vivas que venimos a Él. Se edificó un edificio nuevo, se está edificando todavía mejor dicho, todavía hay mucho más por hacer así que no dejen de luchar en eso pero Dios está edificando otra clase de templo, Él está edificando un edificio que usa ladrillos peculiares, que usa piedras raras que somos tú y yo, que somos piedras vivas. Ustedes son el edificio de Dios, edificación de Dios.

Y en este edificio cada piedra es importante, es fácil en un grupo grande uno sentirse insignificante, que yo vengo, yo voy y nadie se da cuenta pero ¿sabes qué? hay uno que se da cuenta, no hay nadie que no tenga una importancia aquí. Tengo entendido que la mayoría de los sistemas importantes no son visibles, como en un cuerpo ¿no? los órganos más importantes no son los que se ven sino los interiores, tal vez está dentro, tal vez es feo pero tú mueres sin ese órgano ¿no? así es en el edificio.

Tal vez algunos pueden pensar: ay yo no valgo si yo voy o no voy, a ver lo que hago pero no, tú eres una parte que Dios quiere poner en esta estructura espiritual y tú eres una piedra viva que significa que tienes la opción de resistir ser edificado o aceptar que el constructor te ponga donde Él quiere que tú estés ¿amén?

Así que hay partes diferentes. El sistema de calefacción, yo le doy gracias a Dios por el sistema de calefacción en el día de hoy ¿no? está funcionando. ¿Alguien quiere ser un tubo que se usa para la calefacción? ¿alguien quiere ser parte de eso? ¿quiere ser un wire, qué se llama, un alambre para la electricidad? tal vez el tubo de, how about plomería ¿quién quiere ser parte de la plomería y los tubos del edificio? pero si no estás nos mojamos todos. Si el techo que está arriba expuesto a la lluvia, la nieve, no se ve pero está allí y si no está nos mojamos todos aquí dentro.

Tú eres importante, más de lo que piensas, no estás aquí por casualidad o porque escogiste estar aquí, estás aquí porque hay un constructor que te ha escogido como una piedra viva y tiene un lugar donde ponerte y hay que aceptar eso. Algunos dicen: pero yo no quiero ser un tubo, yo no quiero ser un techo, yo quiero ser, en la mañana se me ocurrió: yo quiero ser una conga ¿amén? (risas) yo quiero hacer conga con micrófono, hacer bulla, que me escuchen. Uno va donde el constructor te pone y es importante, es importante y si tú no estás el edificio sufre.

Necesitamos que cada uno en este tiempo más que nunca se ponga ahí a la disposición de Dios y decir: Señor yo quiero ser parte de este edificio que tú estás haciendo. Ahora tengo entendido que para preparar piedras y rocas no se ajustan naturalmente, se les tiene que preparar. Me imagino que se tiene que usar un martillo, unos buenos martillazos y machacar no sé si se usa para piedras, machacar, usar la sierra, jackhammer tal vez Dios tiene que usar un jackhammer para prepararte a ti para que quepas ¿estás dispuesto?

Tú verías si tiene que deshacer las cosas metálicas con un calor terrible para apuntarlos con otros. Si de verdad queremos ser unidos al cuerpo de Dios tenemos que someternos a un proceso de preparación y formación por Dios y tal vez no va a ser cómodo, es más: te aseguro que no va a ser cómodo pero va a ser glorioso porque después tú eres una parte hermosa de un edificio hermoso. Si tú te crees un ladrillo tan bello que no necesitas la estructura bueno, vas a ser un ladrillo muy lindo ahí en el campo o no sé qué, en la calle. Yo quiero ser parte de algo, nos necesitamos en eso ¿amén? edificados.

Pero ¿qué estamos edificando aquí, qué clase de edificio se está edificando? Yo estaba pensando que es importante que pensemos en este momento más que nunca en nuestra misión, nuestra función, nuestra identidad como un templo, como una Iglesia. Uno puede llegar y ver todas las clases que damos: ¡ah pero esto es una escuela! ¿no? y yo creo mucho en la educación. Jesús enseñaba mucho, mucha enseñanza en Su vida pero ¿somos una escuela? no, algunos dicen que no, no somos una escuela.

Nosotros hablamos mucho de la sanidad ¿no? que personas vienen a la Iglesia, conocen a Cristo y Dios los sana de sus dolencias. Yo creo en eso, somos un hospital. Yo puse esto en el discipulado: somos como un hospital pero no somos un hospital. How about tenemos misiones que van a la sociedad y hacen grandes cosas.

El ministerio de recursos académicos va a las escuelas públicas y tiene influencias allí. Tenemos otro ministerio que ayuda a los inmigrantes, Agencia Alfa. Tenemos otro ministerio que ayuda a los jóvenes a tomar buenas decisiones, Vale Esperar. ¿Somos una agencia social? bueno yo amo a los trabajadores sociales, gracias a Dios por ellos pero no somos una agencia social.

Algunos digan: bueno ¿somos manicomio? bueno a veces parece, se da dinero ¿somos un negocio? espero que no. Jesús tumbó las mesas y dijo: has cambiado la casa de Mi Padre en cueva de ladrones ¿no?

Hay buena música aquí ¿somos un teatro para conciertos? nada que ver. Entonces ¿qué somos? La Biblia dice en versículo 5 de Primera de Pedro capítulo 2, dice: "Vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. No somos un hospital ni una escuela ni agencia social ni teatro de películas, somos una casa espiritual. Somos una casa donde vive el Dios del universo.

Somos una casa que podamos ser anfitriones para el Rey del universo, buscar este lugar, este pueblo y decir que Mi Presencia pondré allí en ellos y serán sacerdotes que ofrecen sacrificios ante la Presencia de Dios y esta Presencia va a correr a través de ellos y van a enseñar mucho, para esto hay clases, van a enseñar niños y adultos cómo ser adoradores del Dios vive y cómo servirle a Él y cómo vivir para Él, para esto hay clases. Hay sanidad pero no es porque nos creemos un hospital para nada, no. La Presencia de Dios es lo que sana.

La Presencia no es negociable. Moisés dijo: Oh Dios Jehová si Tú no vas con nosotros no nos envíes de este lugar porque ¿qué nos va a distinguir de los otros pueblos de la Tierra si Tú no vas con nosotros, si no tenemos la Presencia de Dios entre nosotros somos iguales a cualquier organización; pero no somos una organización, somos un organismo vivo con la Presencia de un Dios vivo entre nosotros y esta Presencia sana, esta Presencia liberta, esta Presencia de Jehová transforma la sociedad y por esto salimos de aquí y hacemos misiones en las escuelas y con los jóvenes y con la comunidad inmigrante, hacemos eso porque el poder de Dios fluye a través de nosotros para transformar el mundo. Somos un templo para el Espíritu Santo y somos sacerdotes en este templo gracias a Dios.

Y nosotros ofrecemos nuestros cuerpos como sacrificios vivos para que este sacrificio cuando sale al mundo va a llevar la Presencia de Dios en él. Si yo trabajo en un hospital ahí se verá la luz de Cristo a través de mí, si uno trabaja cuidando niños se va a ver la faz de Cristo en estos niños, si yo trabajo en una fábrica, ahí entre toda la gente se va a ver que hay algo diferente en esta persona, viene representando un Dios vivo; hay algo diferente de nosotros, debería haber algo diferente de nosotros.

Y todo esto es porque nosotros nos basamos en una piedra especial. Jesús es nuestro, lo que dije antes: piedra del ángulo. Yo tengo entendido que si esta piedra no está todo el edificio cae para abajo. Jesucristo es nuestra piedra del ángulo en este templo particular, Jesucristo no es negociable para nosotros ¿amén?

Algunos dirán: bueno eso es obvio somos una Iglesia cristiana, claro que Jesús es importante. Es importante decirlo hermanos porque es posible llegar a la Iglesia y hacer cosas religiones, cantar canciones, hasta leer la Biblia y Jesús no está en la cosa. Jesús en medio, Jesús dirigiendo, Jesús a cargo de todo lo que se hace, todo el edificio basado en Él.

El Pastor no tiene derecho de hacer lo que le da la gana ¿quién? discipulado nivel 1 ¿quién es el líder de Congregación León de Judá? es el Rey Jesucristo, Rey de reyes, Señor de señores, cabeza del cuerpo y el Pastor busca discernir lo que Él quiere que se haga, el Pastor busca qué hay que predicar y él predica esto, no tenemos el lujo de cortar las páginas de la Biblia que no nos gustan ¿amén?

Esta piedra, Jesús era una piedra deshechada y una piedra de escándalo ¿no? que hizo tropezar a la gente. Si nosotros queremos ser una Iglesia aceptable, una Iglesia normal, decente que no escandaliza a nadie dejamos de ser una Iglesia y volvemos a ser algo diferente. Vamos a escandalizar, vamos a ofender. Jesús ofendió a mucha gente por Sus declaraciones, Su enseñanza, Su Persona.

Ahora: debemos estar seguros de ofender por las razones correctas ¿no? no debemos ofender a la gente por ser gente ofensiva espero ¿no? por ser maleducado, por ser brusco, por ser arrogante ¿no? pero no debemos tener miedo de ofender porque la Palabra de Dios enseña ciertas cosas que no son populares en la sociedad, vamos a ser fieles a la Palabra sea lo que sea; nuestra meta no es ser politically correct pero biblically correct y así hay una unción que fluye. Él es nuestra piedra y Jesús no es negociable.

Así que ¿qué clase de personas vamos a ser? ¿cómo vamos a hacer esta nueva comunidad que Dios está edificando? yo quiero que pienses un poco conmigo en tu identidad espiritual. Ayer yo estaba en la calle con los hermanos que van a la calle cada sábado y ministran allí y el predicador, un predicador excelente de nuestra Iglesia, se llama Danny, hablaba con la gente de su identidad y él dijo: mira, si tú tuvieras una tarjeta de identificación ¿no? ¿qué dice esta tarjeta de ID? Y esto es como que te identificas ante la sociedad. Pues Dios quiere tomar tu tarjeta de identificación y quiere rehacer esta tarjeta, y hacer que se lean cosas nuevas que tal vez tú no hubieras puesto ahí.

Así que vamos a ver nuestra tarjeta de identificación en Primera de Pedro 2 versículo 9: "Mas vosotros ¿quiénes sois? linaje escogido" ¿y qué hacen, qué es tu trabajo, qué es tu ocupación? real sacerdocio ¿y tu nacionalidad, qué es tu nacionalidad? ciudadano de nación santa ¿y qué clase de persona eres? oh yo soy un pueblo adquirido por Dios ¿y qué es la pasión de tu vida? proclamar las virtudes de aquél que me llamó de las tinieblas a Su luz admirable. Nuestra tarjeta de identificación, esto es quien somos.

En el Libro de Éxodo Dios dió estas palabras al pueblo cuando Él dijo: "Vosotros visteis lo que hice con los egipcios y cómo os tomé sobre alas de águila, y os he traído a Mí; ahora pues, si diéreis oído a Mi Voz y guardáis Mi pacto vosotros seréis Mi especial tesoro sobre todos los pueblos, porque Mía es la tierra. Vosotros me seréis un reino de sacerdotes y gente santa, especial tesoro."

Yo no sé si tú ves a la persona al lado como un tesoro especial, espero que sí. La persona que te molesta, que te fastidia, que ojalá que no estuviera aquí ¿qué clase de persona es ésta? especial tesoro. Linaje escogido, eso es bien traducido.

¿Sabes que la traducción Reina Valera es excelente como traducción del original? linaje escogido. Esto habla de tu linaje, de tu descendencia, de quién es tu mamá y papá y abuelo y bisabuelo. Yo soy descendido de italianos, por eso me gusta la buena comida y alemanes, se supone que me gusta el orden ¿no? y tener las cosas ordenadas pero bueno, soy mal alemán. Italiano y alemán ¿no? esto es mi linaje natural, es mi linaje natural.

Mi etnicidad. Por lo general linaje o etnicidad o raza viene con cierto ADN, rasgos fisiológicos que te muestran de quién tú descendiste, esto es lindo. Debemos amar a nuestra raza, nuestra cultura, nuestra apariencia, no ser avergonzados de nada; mira, soy un gringo, está bien soy quien soy ¿ok? amar a nuestro linaje natural pero saber que yo llegué a ser quien soy, mi linaje natural por nacer. Pero hay otro nacimiento para el pueblo de Dios.

Se llama el nacimiento espiritual. Cuando aceptas a Cristo en tu corazón el Espíritu entra y naces de nuevo y eres una nueva criatura en Cristo, las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas, soy una nueva persona y tengo un nuevo papá espiritual. Todavía amo a mi mami, mi papi pero tengo otro Padre espiritual, soy una nueva persona y ahora cualquier persona que es hijo o hija de este mismo Padre llega a ser mi hermano o mi hermana, no importa cómo se ve o qué idioma habla, no importa de qué país viene o qué comida come si tú amas a Cristo y eres nacido de nuevo somos de la misma familia ¿amén?

Es por esto que Dios, Jesús dijo ¿te acuerdas del versículo? que Jesús dijo: "Si alguien no odia a su mamá y papá y no me sigue no puede ser mi discípulo" ¿has leído este versículo, te confundiste con este versículo? no espero que lo marcaste con una interrogante y hablaste con alguien, no, está bien. Jesús lo dijo yo creo que no es porque debemos odiar a nadie, especialmente a mamá y papá: por favor, no los odies pero Jesús estaba hablando de mi identidad, que ahora yo deshecho mi identidad natural a favor de una nueva identidad espiritual. Ahora el pueblo de Dios llega a ser mi familia.

Ahora ustedes sabrán, muchos de ustedes que estoy ministrando mucho con el culto en inglés ahora y con jóvenes en la tarde así que no me ven, algunos piensan que estoy descarriado o en indisciplina, Gregory ¿dónde estás, no? y yo me siento amado bueno está bien todo, pero algunos dicen: Gregory yo entiendo que quieres estar con tu gente, ¿qué es eso? el pueblo mío es el pueblo de Dios ¿no?

Si alguien ha decidido: soy nacido de Dios, soy linaje escogido entonces tengo una nueva raza, mi raza es el pueblo de Dios. No es que no amo a mi descendencia natural pero mi identidad principal es mi descendencia espiritual ¿amén? por esto somos una Iglesia multiétnica, no sé si me explico.

Hay algunas iglesias donde todos son de la misma raza, donde todos son lo mismo y esto es lindo, no estamos juzgando a estas iglesias, son iglesias buenas, Dios los ha llamado a ser así especialmente con comunidades inmigrantes porque siempre están en otro país y respirar libre ¿no? porque estás con gente más conocida así que son iglesias donde todos son chinos o todos son coreanos, o todos son guatemaltecos o todos son griegos, lo que sea; es una Iglesia mono étnica. Hace poco yo prediqué en una Iglesia dominicana, ahora: esto no lo dice la Constitución pero se notaba una música merengue, alabanzas, merengues ahí y todo el mundo danzando merengue y la fragancia de so frito y ajo subiendo desde el sótano y en toda la ropa, mi ropa hasta olia a ajo, llegué a casa y me dicen: ¿qué pasó?

Una Iglesia dominicana y sirve para mucho Evangelismo ¿no? yo voy porque gente dominicana va a llegar y va a sentir: ay aquí yo estoy en casa, ay muy bien. Y tal vez son más abiertos a recibir a Cristo, así que lindo; no criticamos a ninguna Iglesia, cada Iglesia tiene su llamado especial ¿no? y nosotros no somos mejores que nadie y lo digo creyéndolo en serio.

Pero nosotros somos llamados a ser una Iglesia mixta, una Iglesia donde hay un poquito de todo ¿no? somos llamados a ser una Iglesia con toda clase de persona hispana ¿no? Ustedes sabrán, yo vagaba por Latinoamérica, yo conozco las diferencias. Pedir una taza de café en Puerto Rico es un poquito diferente a pedir una taza de café en Guatemala ¿no?

Yo entro a MacDonalds en Puerto Rico y la muchacha dice: dime y yo digo: dame café con leche y yo voy a Guatemala y me tomó 15 minutos, si serías tan amable de. Todas las culturas son diferentes ¿no? hay diferencias, hay diferencias de comida, de estilo, de ritmos que son diferentes pero prepárense León de Judá porque lo que ya es complicado se vuelve más complicado.

En el culto en inglés ahora tenemos de todo, hay familias coreanas que vienen y no son coreano-americanos, son coreanos de Corea, tenemos gente de ascendencia asiática, tenemos unos gringos europeos como yo, afroamericanos, haitianos, del Caribe, de todo. Es un sancocho loco, es una mezcla terrible que se está dando ahí. Cuando se mezclan culturas parece lindo ¿no? no, somos todos juntos una familia feliz, no es fácil. Hay diferencias.

La gente no entiende tu sentido del humor, tal vez a la gente no le gusta tu comida, no entiende cómo tú saludas o cómo te vistes y se ofenden y te juzgan, esto viene con una situación multiétnica ¿no? Yo conté en la mañana una historia que ilustra muy bien las complicaciones que vienen cuando mezclamos culturas.

Yo envié a mi hijo cuando tenía un año a un daycare dominicano en Mattapan, tenía un año y ese niño nunca había comido las habichuelas de verdad ¿no? y había una abuelito allí que le daba, le daba, le daba habichuela, habichuela, habichuela y mi hijo feliz de la vida, nunca había comido tanta grasa en un solo, comiendo, comiendo feliz, feliz y llegó a la casa con un año inflado como un globo y llamamos al doctor y dice: no te preocupes se va a procesar y esa noche, esa noche, tenemos alarmas de carbon monoxyde en la casa, sonó la alarma y habíamos tenido problemas con la estufa, llamamos a los bomberos y se dieron cuenta que no era la estufa, era el niño procesando las habichuelas dominicanas ¡qué cosa ésta! (risas)

Eso es por mezclar culturas hermanos, cuando mezclamos culturas cosas raras surgen. Hay olores, humos, no va a ser bello, no va a ser bonito, no va a ser fácil pero va a ser glorioso porque juntos ¿amén? porque juntos una nueva familia, declaramos al mundo que hay una nueva raza en el mundo nacidos de un nuevo Padre celestial, es una declaración profética y vale la pena, vale la pena. Así que vamos a ser una Iglesia multiétnica, multilingüe y esto sólo va a seguir complicándose.

También ¿qué es tu trabajo? yo pregunté al principio, ocupación ahora tú puedes escribir: real sacerdote. Tal vez tú trabajas en el mundo como doctor o como abogado, tal vez cuidas niños, tal vez maestro o maestra, tal vez ingeniero y trabajas con computación, tal vez no tienes trabajo pero ¿sabes qué? ahora tienes un trabajo más importante: eres un sacerdote del Dios vivo. Esto significa que tu llamado más alto es venir delante de Dios y adorar.

Cuando estás aquí en la Iglesia adorando a Dios estás haciendo el trabajo para el cual Dios te hizo, un sacerdote. Por esto fue hecho yo para adorar a Dios, para levantar Su Nombre en alto y después el sacerdote proclamaba a Dios al pueblo y después yo hablo con la gente de Jesús porque soy un sacerdote, esa es mi ocupación y porque soy un sacerdote de un Dios que es el Rey del universo, hay algo de Su nobleza real que se me pega y yo llego a ser no un sacerdote cualquiera sino un sacerdote real.

Así que tal vez hay personas que vienen con varios niveles de status mundano. Tal vez por tener un trabajo grande, mucho dinero, tal vez algunos en la sociedad se sienten con status alto, tal vez algunos que están luchando en la vida y no tienen trabajo se sienten con status bajo; pues ahora hay una clase nueva en el mundo. Es una clase de personas que se identifican no por lo que hacen en el mundo sino lo que hacen para Dios, que son un pueblo adquirido por Dios, un especial tesoro, un real sacerdocio.

Esto significa que vamos a ser una Iglesia donde un abogado millonario, espero que vengan más de esos para terminar el edificio, que un abogado millonario tal vez va a estar sentado al lado de una persona que tal vez no tiene trabajo ni tiene casa y van a ser los dos iguales, sacerdotes sentados juntos, parte de la misma casta de trabajadores porque son colegas en el Espíritu y yo he visto eso hermanos, esto se da aquí.

Yo recuerdo cuando yo enseño discipulado en los materiales, a veces en nivel 1 hay personas que vienen sumamente educados, con mucha escuela, tal vez masters o doctorados y otros vienen que están luchando por aprender a escribir y son iguales, y hay una harmonía entre ellos porque todos están aprendiendo a ser un sacerdote y el gozo es contagioso.

Vamos a ser no solamente una Iglesia multiétnica sino una Iglesia variada con personas de toda situación de vida en la sociedad. Por fin somos una nueva nación ¿no? una nación santa, cada uno de nosotros vamos a saber que soy ciudadano del país más importante del mundo porque no es un país que se basa en geografía o política o un presidente, es un país que se identifica por todos tener el mismo Rey. Y por esto personas que son coreanos o son de las Filipinas o son de Guatemala o son de Argentina o son de Chile o son de Japón son paisanos ahora, una nación santa.

Una nación apartada de toda otra nación en el mundo para ser santa para Jehová, para que la gente cuando te conoce y ven que tú estás creciendo para ser más como Jesús ellos ven: pero esta es una nación diferente, esta es una nación santa.

Después dice que es pueblo adquirido por Dios. No sé si has escuchado a un niño clamar la palabra "¡mío!" cuando tiene un juguete y el hermanito quiere tomar el juguete y tú le dices: tienes que compartir y lo hace, pues la palabra mío es una palabra linda cuando Dios la usa para nosotros ¿no?

Yo creo que la santidad es sencillamente saber que somos suyos. Dios escribe "mío" sobre mi frente. Una nación y tu pasaporte va a ser esta inscripción que fue inscrita sobre la frente de los sacerdotes que decía: santo a Jehová, santo a Jehová; tú eres ciudadano del Reino de Dios, que venga Tu Reino, que se haga Tu Voluntad aquí en la tierra como en el cielo, nosotros lo vivimos aquí.

Por eso tenemos que ser una Iglesia multinacional. Yo no estoy conforme con las 30 naciones que tenemos, yo quiero más, soy avaricioso en eso. Quiero toda nación representada en Boston aquí adorando a Dios en inglés, español, swahili, coreano, no me importa y que este templo se llene de personas adorando a Dios en muchos idiomas, con muchos colores, en muchos estilos y muchos ritmos porque el Reino de Dios se está expresando aquí en este lugar.

En el mundo tratan de unificar a la gente usando ideales liberales, qué lindo que todos estemos juntos pero no creemos en eso, creemos en una unidad que viene porque es el mismo Espíritu, el mismo Rey, el mismo Padre que nos hace una nación santa, un real sacerdocio y una raza escogida por Dios, un linaje escogido.

Hermanos: somos llamados a eso, esto debe llenarnos a cada uno con un sentido de dignidad. Yo no sé cómo has vivido en la vida, cómo te han tratado, cómo te han hecho sentir como persona. Tú puedes andar con esta nueva identidad y saber que no soy un linaje cualquiera, yo soy un linaje escogido, tesoro especial para Dios; no soy cualquier nación sino una nación santa, no soy cualquier, qué fue la otra cosa no recuerdo, perdón pero lindo, real, santo y escogido por Dios.

Hermanos: yo quiero que todos nosotros andemos con la cabeza en alto no porque somos orgullosos, al contrario, Dios lo dijo claramente al pueblo de Israel: ustedes son un pueblo especial más que todos los pueblos que están sobre la Tierra pero no por ser ustedes más numeroso de todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido pues vosotros érais el más insignificante de todos los pueblos, sino porque Jehová os amó y quiso guardar el juramento que hizo a vuestros padres.

Somos especiales no por quiénes somos sino por el Dios que nos escogió, por el Dios que representamos, por eso podemos tener un orgullo sano, una humildad profunda sabiendo: no soy digno, soy una piedra deshechada pero escogida por Dios y preciosa para Él.

Hermanos, se está edificando un nuevo templo aquí, un templo espiritual y es un momento para cada uno de nosotros como piedra viva si queremos ser parte de esa estructura. Yo te invito: ponte en manos del Constructor, Él sabe cómo moldearte y cómo ponerte en esta estructura, Él sabe lo que está haciendo; si nos dejamos ser edificados Él edificará y Él sabe hacerlo.

Así que oramos juntos y yo invito al Pastor Roberto, joven Pastor Roberto (ríe), es un momento aquí en la nueva casa. Vamos a orar, yo los invito a ponerse de pie: Padre en el Nombre de Jesús Señor, venimos delante de Ti en este momento, en este momento sagrado, en este momento histórico Señor y renovamos nuestro pacto Contigo Señor, de de verdad ser la Iglesia que Tú quieres que seamos, de ser las personas que Tú quieres que nosotros, cada uno seamos.

Padre: yo te pido que este Tu pueblo refleje Tu gloria en una manera hermosa, que el mundo tenga que reconocer que hay un nuevo Padre, hay un nuevo Espíritu, hay un nuevo Rey sobre la Tierra porque se ve en este pueblo. Padre yo te pido por un mover de Tu Espíritu Santo aquí en este lugar y que el pueblo Tuyo sea edificado como Tú has determinado Señor, guíanos en este proceso. Nos rendimos a Ti Señor cada uno como piedra viva y decimos: Señor, edifícame, moldéame aún si tienes que usar el martillo, hazlo Señor para que yo sea ajustado a esta estructura hermosa que Tú quieres hacer. Me pongo en Tus Manos y sé que Tú eres un carpintero excelente aquí en esta Tierra pero más que todo en el Espíritu. Confiamos en Ti en el Nombre de Jesús, amén.

Comments

 
 

Doy las gracias a Dios, a la Congregación León de Judá y al Pastor Gregory Bishop por este sermón que trae luz a mi vida y a nuestra congregación que esta en pleno desarrollo y construcción y los invito para que juntos oremos por esta nueva casa de oración que se seta construyendo (Iglesia PC Juan 3:16 en México).

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options