Manual de ujieres

Posted in Doctrina

Aunque este manual en ocasiones hace referencia a condiciones que atañen más bien a la iglesia Congregación León de Judá en Boston, todos los principios que resaltamos son perfectamente aplicables a cualquier congregación. Sugerimos que cada iglesia haga los ajustes necesarios a este manual, añadiendo o quitando algunas partes, según lo considere pertinente. La inmensa mayoría del manual será útil para cualquier congregación que quiera desarrollar un ministerio de ujieres de excelencia.

IMPORTANCIA Y ORÍGENES BÍBLICOS DE LOS UJIERES

La función del ujier es de gran responsabilidad e importancia. Tiene un trasfondo bíblico en los porteros del Antiguo Testamento (ver I Cró 16: 38; Neh 7: 1; Jer 35: 4). No debemos subestimar el significado de esta función en la Iglesia.

Se trata de una función espiritual, no solamente mecánica. Requiere preparación espiritual previa como cualquier otro ministerio. Se debe orar para estar preparado personalmente antes del servicio. Se debe orar, también, por el servicio y todos los que han de oficiar. ¿Por qué otras cosas se podría orar antes de llegar al servicio? ¿Habrá razón para orar también durante el servicio?

Esa función espiritual de los ujieres es frecuentemente ignorada o subestimada. Es importante meditar sobre esto, e incluirlo en las consideraciones que atañen a este importante cargo.

Un ujier podría inclusive tener funciones de consejería en ocasiones. Es importante ser observador. A veces llegará gente a la iglesia con cargas emocionales evidentes. Necesitarán a alguien compasivo y alerta que les extienda una palabra de amor y ánimo, o que ore con ellos, o que los refiera a un pastor o anciano de la iglesia para ministración. Esto se deberá hacer con extremada delicadeza y discreción.

ACTITUD Y VESTIMENTA DE LOS UJIERES

La actitud del ujier es absolutamente importante. Algunos elementos importantes de esa actitud:

a) confianza en sí mismo y en el Señor

b) autoridad espiritual

c) simpatía

d) espíritu de servicio

e) humildad

f) paciencia

g) diligencia y dinamismo

h) mentalidad de excelencia

i) esprit de corps

Los ujieres deben ser puntuales, y estar en la iglesia con mucho tiempo de anticipación.

Los ujieres deben vestirse bien, mostrando que toman en serio su trabajo, presentando una cara elegante y positiva de la iglesia.

Idóneamente, los equipos de ujieres deberán usar un uniforme, o vestirse coordinadamente. Esto no siempre será posible o práctico, pero es muy útil.

Deben vestirse con modestia, tanto hombres como mujeres; pantalones no demasiado apretados, camisas abotonadas apropiadamente, escotes adecuados.

Deben usar de higiene apropiada. Importante oler bien, estar bien peinados, usar de un enjuague bucal si es posible, tener uñas limpias.

EL UJIER COMO EMBAJADOR

La recepción de las personas que asisten a la iglesia debe ser cortés y afable, con un balance adecuado. No se debe ser demasiado simpático, ni tampoco demasiado serio. Se debe evitar tocar a la gente. Algunos se sienten incómodos con este tipo de trato, particularmente las mujeres. El balance es importante.

Una sonrisa agradable, un tono afable al saludar, una palabra de bienvenida, una mirada directamente a los ojos—todo esto es absolutamente importante.

El ujier es la primera cara de la congregación, la fuente de la primera impresión que recibe la gente cuando llega por primera vez a la iglesia. Se trata de una gran responsabilidad. Hay que estar siempre consciente de este hecho, para mantener la actitud correcta en todo tiempo.

Muchos visitantes no tendrán ningún otro contacto con gente de la iglesia, excepto con el ujier cuando entran. Ese hecho es extremadamente importante con respecto a si vuelven a la iglesia o no. Por eso necesario que los ujieres se aseguren de saludar a la gente cuando llegan, sobre todo si no los han visto antes, y hay una posibilidad de que sean visitantes.

VISITANTES ESPECIALES

Si el ujier discierne que algún visitante es un pastor, un predicador invitado, o que amerita algún reconocimiento especial, es importante que alerte discretamente al ujier principal, o que notifique a alguno de los pastores inmediatamente, para que se determine si se le debe dar una bienvenida especial, o si se debe invitar a la persona a sentarse en un lugar preferencial por cortesía.

Nuestra iglesia recibe muchos visitantes de otras culturas y comunidades cada domingo. Representamos a veces, sin quererlo, a toda la comunidad evangélica hispana. Por eso se requiere que estemos especialmente alerta a esos visitantes que ameritan un trato especialmente cortés, pues en esas ocasiones seremos representantes de toda nuestra comunidad. El ujier juega un papel extremadamente importante en ese proceso.

Es de gran importancia asegurarse de que si se trata de un visitante de habla inglesa, o de otro lenguaje, que en todo lo posible se le provea un audífono para la traducción. A veces será fácil identificar a un visitante como extranjero, a veces no. Si tiene duda al respecto, peque del lado de exceso, y pregunte cortésmente si la persona necesita traducción.

CONCERNIENTE A LA TRADUCCIÓN

Es de gran importancia que los ujieres estén muy alertas con respecto a este elemento de la traducción. Resulta desagradable para el visitante angloparlante que vino porque se le dijo que había traducción, no recibir un audífono. Podría interpretarse como descortesía o incompetencia de parte de nuestra iglesia. Hay que estar muy alertas con respecto a esto.

Si no hay suficientes audífonos, notificar al ujier principal. En ocasiones, cuando hay muchos angloparlantes, habrá que notificar al pastor principal para que se haga algún ajuste en el proceso de traducción desde el púlpito.

Es muy importante recoger los audífonos al final del servicio. Si es posible contarlos. Sería bueno que en cada servicio haya un ujier encargado formalmente de recoger, contar y guardar los audífonos, de manera que haya un mejor control y menos pérdidas.

Es muy bueno cuando se le entrega a los visitantes una toallita empacada para limpiar los audífonos cuando los reciben. Esto inspira confianza desde el punto higiénico, ya que tienen que ponérselos en los oídos en la mayoría de las ocasiones. Eso quiere decir que alguien debe estar encargado de mantener un suplido de esas toallitas, y asegurarse de que haya consistencia en la entrega de las mismas. De nada sirve hacerlo un domingo y otro no.

LA UBICACIÓN DE LAS PERSONAS EN SUS ASIENTOS

Es de gran importancia acompañar a la gente a sus asientos en todo lo posible. Esta es una de las funciones más importantes del ujier. En este aspecto, es de suma importancia que cada ujier muestre gran dinamismo, iniciativa, energía y diligencia. El mero hecho de entregar una hoja de anuncios y saludar a la gente no es suficiente. Es necesario facilitar lo más posible su ubicación de un asiento.

Esto se hace doblemente necesario en una iglesia como la nuestra, donde estamos muy constreñidos con respecto a espacio, y donde la gente muchas veces tiene dificultad en encontrar asiento, sobre todo cuando se trata de una familia con varios miembros, o acompañados de visitantes. Abandonar a la gente a que se defiendan solos, como puedan, para encontrar asiento es una falta de responsabilidad de parte del ujier.

Con respecto a visitantes, esto es de urgente importancia. El visitante generalmente se encontrará desorientado e intimidado cuando entra a la iglesia. Si se ve obligado a moverse entre un mar de gente desconocida para tratar de encontrar espacio, y si recibe un rechazo tras otro al tratar de sentarse—como puede pasar frecuentemente cuando la iglesia está bien apretada—resulta ser extremadamente desagradable. Ese tipo de experiencia negativa se debe evitar en todo lo posible. El ujier es la línea de defensa número uno con respecto a esto.

DÍAS DE MAYOR ASISTENCIA

La función de los ujieres será especialmente útil cuando la iglesia está demasiado apretada, como suele pasar con frecuencia. Aquí se requiere estar muy alerta, anticipar necesidades, moverse continuamente, y ejercer doble paciencia. Se requiere, también, que los ujieres se comuniquen unos con otros, que mantengan contacto visual entre sí y con el pastor.

Es de extrema importancia que cuando haya pocos asientos libres, los ujieres se muevan continuamente a través de la iglesia para identificar con anticipación dónde están los espacios todavía disponibles, a fin de que puedan llevar a los feligreses a esos lugares sin detenimiento o titubeo cuando estos lleguen.

Por razones de seguridad, es importante mantener los pasillos de los balcones despejados de gente y objetos que puedan obstruir el paso o la libre circulación. Esto se hace muy importante en caso de un fuego o alguna otra emergencia. Si hay gente parada sin razón en esos lugares estratégicos, se le debe pedir con firmeza y cortesía que desalojen esos espacios, informándoles que se trata de reglamentos establecidos por el departamento de bomberos de la ciudad.

Es de gran importancia que los ujieres notifiquen a la gente que tiene abrigos o carteras ocupando asientos libres, que los quiten y ubiquen debajo del piso, o sobre la falda. Esto tiene que hacerse con delicadeza y firmeza, balanceadamente. Debe practicarse una frase adecuada previamente, a fin de que salga con naturalidad al emplearse.

Esto es muy delicado, y puede llevar a una situación de tensión y hasta conflicto, sobre todo con respecto a gente rebelde y desagradable. Se debe decir las cosas con una sonrisa en todo lo posible, y empleando un tono agradable, quizás en forma de pregunta (“Por favor, ¿podría aclarar esos asientos, para que podamos sentar a un par de personas? Gracias, hermano.”)

A veces, habrá que pedirle a la gente que se desplacen hacia los lados para consolidar espacios. Esto también puede resultar en tensión, así que hay que estar alertas al respecto, y emplear la forma más cuidadosa y balanceada. Es aquí donde la oración previa en la casa y antes del servicio entre todo el equipo, puede ser de gran utilidad para evitar y neutralizar esos momentos desagradables.

Como se puede ver, es de gran importancia que los ujieres sea gente dinámica, observadora, proactiva, y enérgica, con un alto sentido de responsabilidad, que no le tema a usar su autoridad para mantener el orden en la iglesia, y facilitar el mover del Espíritu en las reuniones.

SITUACIONES DE CONFLICTO O TENSIÓN

En ocasiones de tensión o conflicto, mejor buscar ayuda con un superior o un pastor si lo amerita la situación. En otros momentos, quizás será mejor simplemente voltear la otra mejilla, evitando así una escena desagradable que afee el ambiente, dé mal ejemplo a otros, especialmente visitantes, o que contriste al Espíritu.

El ujier debe evitar en todo lo posible crear la impresión de ser prepotente, o de estar abusando de su autoridad. En ocasiones, sin embargo, se requerirá de cierta firmeza, sobre todo cuando la seguridad de las personas pueda verse afectada.

Hay que pedirle al Señor mucha sabiduría y discernimiento sobre cuándo ser firme y cuándo ser flexible. De nuevo, es aquí donde la oración previa es de gran importancia para evitarnos conflicto, y para proveernos de sana sabiduría, así como del Fruto del Espíritu, lo cual es tan importante para la función del ujier.

CONTACTO VISUAL CON EL PASTOR A CARGO

Es muy útil que siempre haya un ujier, quizás el ujier principal, que mantenga contacto visual con el pastor que está a cargo del servicio. Esto no será posible en todo momento del servicio. Pero es de gran ayuda de vez en cuando mirar hacia el pastor para ver si necesita algo, o si desea comunicar algo a los ujieres. De vez en cuando, inclusive, un ujier se puede allegar al pastor para preguntar si todo está bien, o si requiere algo de parte de los ujieres u otra persona.

TIEMPOS DE MINISTRACIÓN

Durante tiempos de ministración regular, cuando el pastor le pide a la gente que pase al frente para recibir oración después del tiempo de adoración, es importante que algunos ujieres pasen al frente para estar disponibles en caso que se haga necesaria su intervención. Su presencia es útil, además, para guiar a la gente a la ubicación apropiada, y evitar aglomeramiento o mal uso del espacio.

Los pasillos del santuario siempre deben mantenerse despejados durante los tiempos de ministración. Si alguna persona está obstruyendo la circulación, se le debe informar cortésmente que es necesario desalojar el espacio, o guiarla suavemente a la ubicación correcta.

Durante tiempos de ministración, la función de los ujieres adquiere una importancia extraordinaria. Inmediatamente, que comienza este tiempo, los ujieres deben entrar en postura de alerta y actividad. Algunos deben desplazarse inmediatamente hacia el frente, para facilitar la ubicación de la gente al frente. Como el espacio es tan limitado, y a veces pasa mucha gente, debe haber por lo menos tres o cuatro ujieres ayudando a la gente a compactarse, y sobre todo, a dejar los pasillos libres para que otros puedan también pasar al frente.

En ocasiones, será necesario aclarar los asientos de adelante y pedirle a la gente que esté sentada en esa sección que se mueva a otro lado, para que puedan caber todos los que acudirán al frente. Aquí es bueno en todo lo posible consultar antes con el pastor, o con alguien de mayor autoridad, para asegurarse que se proceda en una forma apropiada.

Durante tiempos de ministración, es importante que los ujieres se mantengan muy alertas, y en continuo movimiento. Se deberán parar detrás de la gente si se está orando por ellos e imponiéndole manos, por si acaso son tocados por el Espíritu y caen al suelo. Aquí, mantener la seguridad y el orden será muy importante.

En el caso de hermanas que lo requieran durante tiempos de ministración, será importante tener disponibles mantas para cubrirlas y mantener la modestia. Los ujieres deberán identificar con anterioridad dónde están esas mantas, y emplearlas inmediatamente si fuere necesario. Es preferible que sean las ujieres quienes cubran a las hermanas que lo necesitan.

A veces, personas que son tocadas por el Espíritu lloran suavemente, y es muy útil proveerles discretamente un Kleenex para enjugar las lágrimas. Es bueno siempre tener un ujier encargado de desempeñar esta función recorriendo el área donde está reunida la gente, distribuyendo los Kleenex a quien los necesite. Esto se debe hacer con mucha delicadeza y discernimiento, determinando el momento y la manera más apropiados de hacerlo.

FAMILIAS CON NIÑOS

Si vienen familias nuevas con niños, se les debe informar que hay clases para diferentes edades, y darles direcciones sobre cómo llegar a los salones infantiles. Además, se les debe dejar saber a qué hora comienzan las clases para niños—generalmente después del tiempo de alabanza. En algunos casos, dados los múltiples pisos de nuestra planta física, quizás será necesario conseguir a alguien que acompañe a la mamá hasta el salón infantil.

A veces los padres no quieren llevar a sus niños a los salones infantiles, particularmente durante su primera visita, prefieren retenerlos en el santuario. Generalmente, no se debe insistir que los lleven a clase. Sin embargo, si el niño se pone inquieto y comienza a molestar o a hacer ruido, se le deberá informar delicadamente al adulto que hay clases disponibles para los niños, y que con mucho gusto podemos acompañarlos hasta el salón adecuado. En ocasiones, este trabajo idealmente lo haría una ujier, ya que es más delicado navegar ese momento potencialmente difícil de mujer a mujer.

RECOGIMIENTO DE DIEZMOS Y OFRENDAS

Cuando se acerca el tiempo de los diezmos y las ofrendas, los ujieres deben comenzar a prepararse y posicionarse para acudir al frente inmediatamente que el pastor haga el llamado. Los cestos de las ofrendas deben estar preparados con antelación, de manera que el recogimiento de los diezmos se dé con la mayor eficiencia y solemnidad posibles. En el caso de nuevos ujieres, se les debe dar un entrenamiento específico con anterioridad sobre cómo se lleva a cabo esta operación, a fin de que no haya titubeos durante este momento.

Debe determinarse con anterioridad quiénes recogen todos los cestos de las ofrendas y los llevan al salón de conteo. Nunca debe ir un solo ujier a llevar el dinero, por razones de seguridad y protocolo.

LA SANTA CENA

La Santa Cena es uno de los momentos más solemnes del calendario eclesiástico. Debe llevarse a cabo sin titubeos ni errores marcados o visibles. Por eso, siempre deberá proveerse entrenamiento específico a los ujieres sobre cómo desempeñar su función con respecto a este importante momento. Los ujieres deben saber con seguridad dónde posicionarse, y cómo trabajar en equipo de un lado a otro de los asientos para distribuir la Santa Cena con la mayor efectividad, solemnidad y rapidez posibles.

Los ujieres asignados para pararse al frente y tomar los elementos de la Santa Cena de manos del pastor deben estar bien preparados para mover la mesa con los elementos a su lugar apropiado y quitar con cuidado el mantel que la cubre. Deberán estar informados previamente del rol especial que van a jugar ese domingo, y vestirse con el mayor cuidado posible. Debe ser gente espiritualmente madura, y conocida por la congregación.

Al final del tiempo de la Santa Cena, los ujieres deben asegurarse de recoger los vasitos que queden en los asientos, y desecharlos apropiadamente.

CONTEO DE LA ASISTENCIA

El conteo de la asistencia es de gran importancia para mantener estadísticas concerniente al crecimiento y las fluctuaciones de la congregación. Se requiere, por lo tanto, que se lleve a cabo con la mayor precisión y cuidado posibles. Por esa razón, lo más aconsejable es que siempre lo haga la misma persona en cada turno, y que sea alguien detallista y cuidadoso en este tipo de operación.

De vez en cuando, por alguna razón extraordinaria, la asistencia el domingo puede reducirse dramáticamente. En invierno, por ejemplo, domingos o sábados en los cuales se dan tormentas de nieve pueden hacer estragos con la asistencia del domingo. En ese caso, la persona que toma la asistencia deberá proveer algún comentario o aclaración en el papel del reporte, dejando saber la razón por la cual hubo una asistencia más baja de lo usual. Esa información se incorporará a los récords de la iglesia para futura referencia.

SITUACIONES DE EMERGENCIA

Idealmente, los ujieres deberán estar preparados para afrontar cualquier situación de emergencia que pueda surgir durante un servicio. La directiva de los ujieres deberá proveer entrenamientos especializados con respecto a situaciones específicas, tales como fuegos, falsas alarmas de fuego, personas atrapadas en un elevador, o emergencias médicas.

Idealmente, algunos de los ujieres deberán recibir instrucción sobre primeros auxilios. Además, todos los ujieres deberán saber dónde se encuentra el maletín de primeros auxilios, y poder identificar los médicos en la congregación, y dónde estos se encuentran sentados durante los servicios, en caso de que sea necesario acudir a ellos durante una emergencia médica.

Comments

 
 

Me parece interesante este material, muy bueno y se puede adaptar a las necesidades de cada comunidad.

Felicito a los pastores que anhelan que las congregaciones que Dios les permite pastorear sean cada vez mejores, organizadas, excelentes en el servicio que se brinda al Señor,a los hermanos y amigos que nos visitan, de esta manera se llevaran una grata impresion de lo que representamos como siervos del Altisimo.
Yo fui ujier en una Iglesia Cristiana por varios años , es una labor gratificante.

 
 

Excelente, felicito al pastor y su iglesia por tan hermoso trabajo, muchas congregaciones que no cuentan con este tipo de organizaciòn, ojalá que siga dando tan valiosos aportes para tantos que lo necesitan, hasta la próxima vez.

 
 

Me es muy grato saludarles en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y decirles que Dios habla a su pueblo mediante sus instrumentos, como es la Congregación León de Judá y sus siervos. Siempre es oportuno contar con elementos de educación cristiana, especialmente los relacionados con el servicio dentro del templo, generalmente estos se llevan a cabo por costumbres o tradiciones y/o porque al pastor le gusta así. Siempre es conveniente tener una instrucción con base bíblica, esto ayuda al crecimiento de la congregación, teniendo presente que, no todo lo sabemos. Debo agradecer al Señor y a ustedes por su aporte a nuestras funciones pastorales y conocimiento en las actividades de la iglesia. Soy pastor de una pequeña congregación en la capital de Chile, humildes pero llenos de la gracia de Dios, junto a mi esposa Cecilia, activamos en misiones en localidades rurales. En definitiva, vuestro aporte es una gran ayuda, gracias, Dios los bendiga.

 
 

Muy edificador este manual, en realidad no sabia que tan importante es el Ujier en una Iglesia, siempre los miraba, pero ahora hasta les voy a saludar y darle gracias a Dios por los Ujieres de la Iglesia que yo voy.

 
 

dios les bendiga agradezco la enseñanza en este manual pues dios
a puesto carga en mi para poder tener un liderazgo en ujieres pero que sea de excelencia muchas gracias dtb

 
 

Mis felicitaciones por este manual de ujieres, es algo que siempre me ha gustado, hasta ahora no tengo ningun cargo de liderazgo, pero se, que Dios tiene algo preparado para mi,y esta es la posicion que me gusta,pues esta escrito que somos cabeza y no cola y que estaremos encima solamente y no debajo,por eso estoy esperando en el tiempo del Señor.
Gracias, muchas gracias

 
 

lES FELICITO POR ESTE MATERIAL TAN EXCELENTE SOBRE EL TRABAJO DE UN UJIER . ME GUSTO Y ALGUNOS TEMAS LO VOY A CONVERSAR CON MI PASTOR PARA PONERLO A LA PRACTICA.

 
 

Saludos cristianos desde Monterrey, Mexico

Quiero felicitar al Ministerio de Ujieres por el material publicado en su pagina, es excelente y de mucha ayuda para el ministerio.

Su servidor es pastor aqui en Monterrey y la proxima semana estaremos dando un curso de capacitacion para "SABER SER UJIER", nuestro deseo es que en la congregacion donde pastoreamos podamos llevar a cabo un servicio de excelencia, y ustedes son de mucha bendicion.

Dios los prospere abundantemente

 
 

Doy muchas gracias a nuestro buen Dios por la iglesia León de Judá de Boston.
Estoy muy agradecido hermanos por publicar este material sobre el accionar de los ujieres dentro de la iglesia del Señor.
De hecho va ser de gran utilidad para los que estamos interesados en que el trabajo para el Señor dentro del Santuario se haga con excelencia.
Hay cosas que voy a tener en cuenta en este manual para aplicarlo con mis ujieres en mi iglesia local.
Dios les siga bendiciendo ricamente y prosperando en todo. Amén.

 
 

Agradezco a la Iglesia Leon de Juda por su manual de ujieres, ya que soy ujier y es de mucha importancia el contenido que hay en el. Reciban muchas bendiciones.

 
 

doy gracias a Dios por las bendisiones esperanando manden el manual de otras areas de la iglesia como las de guerrero espiritual,etc como ejemplo Dios les bendiga hermanos

 
 

Dios les bendiga por haberme enviado este manual sera de gran Bendicion para mi y para la congregacion ya que soy ujier y es muy importante saber bien que estamos haciendo y como debemos hacerlo

 
 

es dse mucho beneficio el haber enviadp este manual de ujieres para mi personalmente es d muchautilidad. les envio una bendicion muy pero muy especial dios les guarde yles bendiga

 
 

Pastor el manual para Ujieres sera de mucha utilidad en mi congregacion, porque en ella se puso en funcion en contadas veces este precioso servicio, ahora con este manual tenemos una herramienta de gran utilidad para el servicio a Dios y a nuestros hermanos.
Gracias y que Dios le bendiga

 
 

Pastor, en mi Iglesia había olvidado la trascendencia de los Ujieres y esta labor se la
había asignado a los Diáconos, pero luego de leer sus notas, estoy orando al Señor
para ver la urgencia de coregir esto. Perdón la pregnta: ¿Cuál sería la diferencia
entre Diáconos y Ujieres?
Gracias por sus mensajes

 
 

felicidades y muchas gracias por poner a nuestro alcance este manual de operacion para los ujieres, no hay mucho material como este disponible, que el Señor siga bendiciendo el ministerio de su congregacion y de sus pastores.

 
 

buenas tardes, reciban mil y mil bendiciones,que delicioso este articulo de los ujieres.
yo apenas acabo de empezar este ministerio y hoy el SEÑOR me esta confirmando en este.

ahora aprendere mas de lo que le debo dar al Señor con los Ujieres

Esperanza

 
 

Gracias Hermanos de la Congregación León de Judá en Boston por este manual de Ujieres de vital importancia para el buen ministerio que estamos encomendados dando honra y Gloria al Señor Todo Poderoso. Pertenezco a la Iglesia de Dios en Colombia del Barrio San Fernando en Bogotá, D.C. y estoy en el ministerio de Ujieres por cierto estamos en una etapa de reestructuración por lo tanto este manual será de herramienta vital para trabajar con excelencia y servir a la Comunidad Cristiana y en especial a los inconversos invitados, que en verdad son losa invitados de honor.
Gracias Hermanos, benciciones abundantes.

 
 

AGRADESCO POR ESTA INFORMACION,PUES YO SOY UJIER Y ESTABA TOMANDO EL CARGO MUY A LA LIGERA,PERO DESPUES DE LEER ESTO ME DOY CUENTA Q ES UNA GRANDE RESPONSABILIDA Y MUY BONITA X Q ESTAMOS EN CONTACTO CON LOS DEMAS Y ESTAMOS A SU SERVICIO..GRASIAS A DIOS X ESTAS PALABRAS Y DESDE AHORA ME PONDRE A ORAR TODOS LOS DIAS X ESTE CARGO Q DIOS ME DA...DIOS LE BENDIGA

 
 

Eu moro na cidade de Uberlândia - Minas Gerais - Brasil e sou Diácono da Igreja Batista Oaken do Avivamento. Tenho recebido e lido constantemente os Boletín - "Buenas Nuevas".

Glórias a Deus pela vida de todos vocês e pela Congregación León de Judá. Que a Paz do Senhor Jesus Cristo seja com todos.

Agradeço a Deus e ao Espírito Santo por colocar no coração do Editor esta matéria sobre a importancia dos porteiros, demonstrando inclusive todos os cuidados com a Caso Do Senhor. Este é um manual que todas as igrejas deveriam ter e praticar em suas igrejas.
Que o Senhor nosso Deus e Pai continue abençoando a todos vocês, em nome de Jesus Cristo, O Nazareno.

 
 

GRACIAS DOY A DIOS POR USTEDES. ESTE TIPO DE ENSEÑANZA, NOS HACE FALTA EN NUESTRA IGLESIA Y SE QUE EN MUCHAS OTRAS IGESIAS. SOY ESPOSA DE PASTOR Y SE QUE VA A SER DE GRAN UTILIDAD Y NECESIDAD PARA NOSOTROS DAR ESTA ENSEÑANZA PARA NUESTRO UJIERES, ASI QUE ESTOY AGRADECIDA Y QUE DIOS LOS CONTINUE BENDICIENDO. DE PONCE, PUERTO RICO. CANDY

 
 

que buen manual,
no tendra un estudio sobre los libros poeticos?
para II grado de escuela biblica?
me estoy preparando para dar esta clase,
almomento estoy usando el libro de libros poeticos por pablo hoff
gracias

 
 

les agradesco por el folleto de ujier asido de gran vendision para mi les pido que me orienten sobre el ministerio de diacino les agrades co mucho Dios les bendiga

 
 

Este tipo de enseñanzas son muy útiles y necesarias en la iglesia, ya que se ven congregaciones donde los ujieres actuan a su manera tratando de hacerlo bien a su criterio, es una bendición que Dios use a personas como Uds. para instruir a la iglesia del Señor.

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options