Soy una persona que tuve la suerte de servir durante toda mi vida a mucha gente, sin embargo, ahora a mis 59 años, ya la paciencia me fallo y decidí cambiar dar a quien lo que es, me sentí hasta un juez de la gente; al escuchar esta predica, he podido ver que en mi vida, no serví nada en comparación de nuestro Señor Jesucristo y entendí lo que significa BENIGNIDAD la bondad. Y los actos regulares de bondad, cambiaran a las personas al final de sus vidas, no la rudeza, ni la maldad. Por eso hago promesa de seguir escuchando las predicas para crecer espiritualmente.

Amen, amen, amen

Reply

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options