Dios instituyó la Familia y siendo así, sólo El nos ayudará a mantenerla unida. Oremos, busquemos consejo y adelante porque con Dios, la victoria es nuestra. Como cristianos no podemos dar testimonio de cobardía; sino de fortaleza que viene de nuestro Dios y Salvador. Alabemos su Nombre. Seamos forjadores del futuro de nuestros hijos, desde ahora. Ellos son responsabilidad nuestra y daremos cuenta a Dios de cada uno. Que el amor y la misericordia de Dios nos acompañe y colme nuestros corazones para vivir en paz y armonía con nuestro cónyuge e hijos. Firmes y adelante con Jesús Nuestro Capitan, demos testimonio de ser hijos del Dios Grande y Fuerte, con la seguridad de que El tiene el control de nuestras vidas. Bendiones hermanos y amigos y gracias a Dios por este espacio.

Reply

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options